SlideShare una empresa de Scribd logo
lección 8
17 al 23 de noviembre


                            la iglesia
y el servicio a la sociedad
     «Aunque espero ir pronto a verte, escribo estas instrucciones
       para que, si me retraso, sepas cómo hay que portarse
      en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente,
              columna y fundamento de la verdad».
                       1 Timoteo 3: 14, 15
sábado
                                                                          17 de noviembre
            Salmo 133;
    Eclesiastés 4: 7-12;
                                       Introducción
        Juan 17: 21-23                 Es mejor que haya dos
     Hace unos meses nuestro director de jóvenes organizó una actividad que reque-
ría que dos personas se sentaran en el piso, de espaldas, y que se pusieran en pie
utilizando únicamente sus piernas. Esa es una tarea difícil, aunque no imposible;
aunque con la ayuda de una tercera persona ambos podrán pararse con facilidad.
Realizamos esta actividad con tres y luego con cuatro personas, y la misma se hizo
más fácil al añadir otros participantes.

                       No te aísles tratando de obrar a solas.
     El mensaje fue claro: alguien que esté caído, necesita ayuda para levantarse. La
idea de darle una mano a alguien que haya caído en cualquier sentido de la pala-
bra, es de vital importancia sin importar la razón por la que la persona haya trope-
zado. Dios valora altamente la unidad y esta necesaria para que ayudemos a los demás
a levantarse. De hecho, Dios mismo trabaja en unión con la Trinidad. El Padre, el
Hijo y el Espíritu Santo trabajan juntos con un mismo propósito. Jesús mientras
estuvo en la tierra oró para que la unidad que él tenía con su Padre se manifestara
entre sus seguidores (Juan 17: 21-23). Debido a que hemos sido formados a la ima-
gen de Dios (Gén. 1: 26), debemos reflejar este concepto de unidad en la forma en
que nos relacionamos con los demás en la iglesia, especialmente al trabajar espar-
ciendo el mensaje del evangelio y para ser una luz ante el mundo.
     Salomón reconoció la inutilidad de alguien que trabaja aisladamente, mientras
que alabó las ventajas del compañerismo. Lee Eclesiastés 4: 7-12. Existen ventajas
en cooperar con los demás. La vida ha sido diseñada para el compañerismo, no
para el aislamiento; para la intimidad, no para la soledad. Algunas personas pre-
fieren vivir aislados, pensando que no pueden confiar en nadie. No estamos aquí
en la tierra para servirnos a nosotros mismos; sin embargo, estamos aquí para ser-
vir a Dios y a los demás. No te aísles tratando de obrar a solas. Busca compañeros;
trabaja en equipo.*
     Como hermanos y hermanas en Cristo, se nos anima a que ayudemos a los
demás miembros de iglesia y a todo aquel que necesite de nosotros. Al estudiar la
lección de esta semana, mantén presente la importancia de servir a los demás tanto
dentro de la iglesia como fuera de ella; recordando que al servir a los demás esta-
remos reflejando el carácter de Cristo.
______________
*Life Application Study Bible, (Wheaton: Tyndale House, 1991), p. 1140.




                             Thompson Franklin Robin, Jr., Calgary, Canadá            77
domingo                                                           Mateo 10: 5-8;
                                                                  1 Corintios 1: 2;
18 de noviembre                              Logos                Efesios 1: 18-23;
                                                                  Santiago 1: 27;
            Nuestro propósito,                                    1 Pedro 2: 9;
               nuestra misión                                     Apocalipsis 14: 16, 17

 Algo más que un edificio (1 Cor. 1: 2; 1 Ped. 2: 9)
      La mayor parte de la gente cuando escucha la palabra iglesia piensa de inme-
 diato en un edificio con una cruz en el techo y a donde acuden la gente bien ves-
 tida a escuchar la prédica de alguien. Pero, ¿acaso eso es todo? Existen varias defi-
 niciones del término iglesia:
      1. Un edificio donde adoran los cristianos en forma pública.
      2. La adoración pública de Dios, o un servicio religioso celebrado en determi-
         nado lugar.
      Estas dos definiciones resumen lo que la mayor parte de la gente piensa, pero
 existe una tercera definición:
      3. El conjunto de los creyentes cristianos. En este sentido, la iglesia se define
 como un conglomerado de personas y no como un edificio. Esa definición debe-
 ría ayudarnos a comprender el propósito de la iglesia.
      En 1 Corintias 1: 2, Pablo saluda a sus electores diciendo: «a la iglesia de Dios
 que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a
 ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de
 nuestro Señor Jesucristo». Aquí Pablo no hace referencia a un edificio o estructura,
 o a un servicio sabático. Más bien, se refiere a la iglesia como un grupo de perso-
 nas santificadas, hechas santas, en Jesús. En la Biblia, la palabra iglesia es siempre
 una traducción del término griego ekklesia, que significa «los llamados».
       Jesús, Pablo, Pedro, Santiago y los demás no se refieren a un lugar de adora-
 ción; sino a un pueblo que es llamado. Tú podrías preguntar: ¿llamados de dónde?
 «Llamados de las tinieblas a su luz admirable» (1 Ped. 2: 9).
 Ordene usted, mi capitán (Mat. 10: 5-8; Sant. 1: 27;
 Efe. 1: 19-23; Apoc. 14: 6, 7)
      Es importante saber que la iglesia es verdaderamente el pueblo y no sencilla-
 mente una estructura o edificio. También es importante conocer cuál es nuestra tarea
 y quién es nuestro Guía. «Cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de
 los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz que Dios ejerció en Cristo
 cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celes-
 tiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier
 otro nombre que se invoque, no solo en este mundo sino también en el venidero.
 Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la
 iglesia. Esta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por comple-
 to» (Efe. 1: 19-23). Sí, Jesucristo es nuestro Maestro y Capitán. Debemos entregar
 nuestras vidas a él. Observemos que Pablo, después de llamar a Cristo la cabeza de la
 iglesia, llama a la iglesia el cuerpo de Cristo. Esta es una analogía recurrente en las
 Cartas de Pablo (Rom. 12; 1 Cor. 12; Efe. 4.) ¿Por qué utilizará esta ilustración? En
 realidad, a menos que exista un grave problema en el cuerpo este siempre seguirá


 78
y ejecutará las órdenes del cerebro. De la misma forma, nosotros los miembros del
cuerpo de Cristo debemos hacer su voluntad. Debemos tenerlo como nuestro ejem-
plo y nuestro objetivo.

         Jesús entendió la necesidad de ayudar a la gente.
     Una gran parte del ministerio de Cristo en la tierra consistía en «proclamar liber-
tad a los, cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos» (Luc.
4: 18). Él entendió la importancia de ayudar a la gente con sus necesidades tempo-
rales. Dios se agrada en suplir las necesidades de sus hijos (Mat. 6: 31-33). Por tanto,
debemos ser sus agentes al suplir las necesidades de quienes nos rodean. Jesús envió
a sus discípulos al mundo para qué sanarán a los enfermos, levantaran muertos y
echaron fuera demonios. . ¡Todo gratuitamente (Mat. 10: 5-8)! Después de todo, Dios
les había concedido su gracia por lo que ellos debían compartirla con los demás.
     Santiago 1: 27 resume apropiadamente nuestra misión: «La religión pura y sin
mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas
en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo».

PARA COMENTAR
1. Cuando consideres a la iglesia como el cuerpo de Cristo, ¿qué cambios desearías
   realizar en la forma en que te relacionas con dicho cuerpo?
2. Como miembro de la ekklesia de Dios has sido llamado o llamada. ¿En qué senti-
   do se te aplicaría esto en forma personal? ¿Con qué pecados específicos luchas tú?
   Pide la ayuda de Dios, no en sentido general sino en forma específica. Encuentra
   algunos textos bíblicos para memorizarlos, que se apliquen a tu situación.




                       Kofi Opoku Amoah, Ottawa, Ontario, Canadá                     79
lunes
 19 de noviembre                                  Testimonio               Mateo 11: 29
                      «Aprendan de mí»

       En un mundo donde se nos enseña a ser autosuficientes, nuestra primera reac-
  ción al enfrentar cualquier dificultad no necesariamente implica acudir a Dios. Sen-
  cillamente no sabemos cómo soltarlo todo y dejárselo a Dios. Hay algunas solucio-
  nes que pueden ayudarnos cuando enfrentamos la tentación de la autosuficiencia.

                            «¿Por qué son tantos entre nosotros
                                los débiles e incapaces?»
       «¿Por qué son tantos entre nosotros los débiles e incapaces? Es porque miramos
  a nosotros mismos, estudiamos nuestro temperamento y nos preguntamos cómo
  podremos hacernos un sitio a nosotros mismos, a nuestra individualidad, a nuestras
  ideas particulares, en lugar de estudiar a Cristo y su carácter».1
       En ocasiones olvidamos mirar al proveedor de todas las cosas: a Jesucristo. A tra-
  vés de él podremos verlo todo más claramente. Al observar nuestros caracteres, nues-
  tra atención se desviará de él.
       «Cristo dijo: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis
  descanso para vuestras almas” (Mat. 11: 29). ¿Por qué no aprendemos diariamente
  del Salvador? ¿Por qué no vivimos en constante comunión con él, para que en nues-
  tro trato unos con otros podamos hablar y actuar bondadosa y cortésmente? ¿Por
  qué no honramos al Señor manifestando ternura y amor unos por otros? Si habla-
  mos y obramos en armonía con los principios del cielo, los incrédulos serán atraí-
  dos hacia Cristo mediante su asociación con nosotros».2
       «No tenemos derecho a fijar nuestra atención en nosotros mismos, ni en nues-
  tras preferencias y fantasías. No debemos tratar de conservar una identidad particu-
  lar, una personalidad y una individualidad que nos mantendrían alejados de nues-
  tros colaboradores. Hay un carácter que debemos mantener, pero es el de Cristo. Si
  tenemos el carácter de Cristo, podemos trabajar juntos en su obra. El Cristo que esté
  en nosotros responderá al Cristo que esté en nuestros hermanos, y el Espíritu Santo
  consagrará esa unión de sentimientos y de acción que atestigua al mundo que somos
  hijos de Dios. Que el Señor nos dé poder para crucificar el yo y nacer de nuevo, a
  fin de que Cristo pueda vivir en nosotros como principio vivo, activo, capaz de man-
  tenemos en la santidad».3
       Todos nosotros debemos morir al yo para que las palabras y las acciones de Dios
  se manifiesten en nuestras vidas.
  ______________
  1. Testimonios para la iglesia, t. 9, p. 150.
  2. Ibíd., p. 153.
  3. Ibíd., p. 150.




                                    Nyamal Pal Chang, Calgary, Alberta, Canadá
  80
martes
                                                                   20 de noviembre
                               Evidencia
       1 Corintios 1: 10       Una cadena de relaciones
    A través de las Escrituras Dios propone la unidad de la iglesia y de los miembros
de ella. «Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos
vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan uni-
dos en un mismo pensar y en un mismo propósito» (1 Cor. 1: 10).

             Dios nos proporciona todo lo que necesitamos.
     Como discípulos de Jesucristo debemos estar comprometidos a entregarle todo
Dios, a estar en perfecta armonía con el Señor. Una unidad puede describirse como
un cuerpo o un todo que está compuesto de diferentes partes. La unidad es uno de
los principios fundamentales que como iglesia debemos atesorar. En Juan 17: 21-23,
Jesús enfatiza la unidad que él, el Padre y el Espíritu Santo comparten.
     En Juan 2: 19-22, Jesús les explica el poder y la influencia que el Espíritu Santo
tendrá cuando él regrese al Padre. La unión de la Trinidad guiará a los discípulos, e
influirá sobre el mundo a través del ministerio de ellos.
     Como iglesia, ¿cómo podremos ser más unidos y obrar juntos por la causa de
Dios? Los discípulos venían de diferentes medios sociales, pero ellos se unieron con
el fin de trabajar hacia un objetivo. ¿Cómo pudieron trabajar como un solo cuerpo
con el fin de llevar a cabo la tarea que Dios les había encomendado?
     Dios les envió el Espíritu Santo para que los guiara. (Juan 16: 7-16). Podemos
mantenernos unidos porque Jesús nos ha concedido el gran don de la salvación. No
importa de dónde vengamos, porque Jesús ha venido a nuestras vidas y nos ha mos-
trado su amor. Es más, Dios nos proporciona todo lo que necesitamos. Unidos en
Cristo permanecemos en pie no por nuestros propios medios sino por los medios
divinos. Cuando coloquemos a Dios en primer lugar y atesoraremos su Palabra en
lo más profundo de nuestros corazones, disfrutaremos de unidad. «Pues así como
cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos
miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, for-
mamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás»
(Rom. 12: 4-5).

PARA COMENTAR
1. ¿Cómo puede tu iglesia o congregación trabajar a favor de la causa de Dios?
2. ¿Cómo puedes personalmente colocar a Dios en el primer lugar de tu vida?




                           Alex Angellakis, Calgary, Alberta, Canadá                81
miércoles
21 de noviembre               Cómo actuar                           Romanos 15: 5, 6
                             Adventistas
                            de siete días
     Hace algunos años el pastor de nuestra iglesia aceptó una invitación para tras-
 ladarse a otro distrito. Durante su último sábado, celebramos una reunión de des-
 pedida. Al final de la misma el maestro de ceremonias hizo algunas preguntas res-
 pecto a nuestro pastor. Preguntó: «¿Qué cosas siempre dice nuestro pastor y sus ser-
 mones?» Recuerdo la expresión de sorpresa en algunos rostros. «¿Recuerdan uste-
 des qué frase utiliza él siempre?» Ante la confusión del pastor, ¡nadie podía recor-
 darlo!

      Nos hemos acostumbrado a ser adventistas del séptimo día.
      Aunque no es necesario recordar cada detalle de un sermón, uno debe pregun-
 tarse si vale la pena despertar el sábado en la mañana para sentarse en un culto de
 la iglesia, utilizando nuestro tiempo y el tiempo de Dios; si es que eso tendrá algún
 impacto en nuestras vidas y las vidas de los demás. La iglesia en los días de Pablo
 no era una reunión que se celebraba una vez a la semana en santuarios cómodos.
 Más bien en grupos de creyentes, amigos, y familiares que iban de una casa a otra
 y por los vecindarios intentando crecer juntos en el conocimiento de Cristo. No
 nos beneficiamos al limitar nuestra experiencia cristiana a un día de la semana. Una
 vez que comencemos a cumplir la misión que Cristo nos encomendó en nuestras
 vidas cotidianas (Mat. 28: 18-20), alcanzaremos la unidad que se nos ha prometido
 (Rom. 15: 5, 6). Para citar a un amigo: «nos hemos acostumbrado a ser adventistas
 del séptimo día al punto de que hemos olvidado ser adventistas los siete días».
      A continuación algunas sugerencias que pueden ayudarte a recordar durante
 la semana los mensajes que escuchas los sábados:
      • Simplifica el mensaje. Lleva un cuaderno de apuntes a la iglesia y toma nota de
         las frases clave que el orador mencione, así como los textos bíblicos utiliza-
         dos. Divide el sermón en dos o tres oraciones que reasuman el mensaje.
      • Consigna por escrito sus sentimientos. Lo más importante en un culto no
         son las palabras pronunciadas, sino más bien conocer la forma en que las
         mismas impactarán tu vida diaria. Escribe algunas deducciones respecto a los
         puntos expresados en el mensaje, imaginando que es el mismo Dios quien
         te habla directamente.
      • Repasa tus anotaciones durante la semana. Léelas en tu trabajo, en la escue-
         la y durante tus devociones. Si lo que has escuchado en la iglesia no se aplica el
         lunes en la mañana, probablemente no valdrá la pena haberlo escuchado.
      • Discute tus ideas con algunos amigos. Después del servicio, o durante la se -
         mana, pregúntense como ha impactado el mensaje las vidas de ustedes.




                                Jeremy Grant, Ottawa, Canadá
 82
jueves
                                Opinión                              22 de noviembre
       Romanos 12: 5;
          Hechos 1: 8
                               Pies y manos

     Muy temprano en mi vida me di cuenta de que todo en el mundo tenía una razón
de ser. Poco tiempo después reconocí que esa razón de ser era la naturaleza. El diccio-
nario define la palabra naturaleza como «el carácter inherente o las características bási-
cas de una persona o cosa; su esencia» Esa definición hacen que me pregunte respecto
a la naturaleza de la iglesia de Dios. ¿Cómo era la iglesia primitiva? ¿Cuál era su esencia?
Con el fin de encontrar las respuestas acudí a las Escrituras.

                                 Somos sus manos.
     Jesús les dijo a los primeros creyentes: «Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre
ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y
Samaria, y hasta los confines de la tierra» (Hech. 1: 8). Por tanto, en primer lugar la igle-
sia es un conjunto de creyentes que testifican por Cristo. Entonces, ¿será que mi testi-
monio como cristiano está de alguna forma relacionado con la naturaleza de la iglesia?
La respuesta que ofrece la Biblia es un sí categórico.
     Piensa por un momento que la iglesia es el cuerpo de Cristo. Los miembros que
componen la iglesia poseen diferentes habilidades, talentos y experiencia vital. El Es-
píritu Santo le concede dones a cada miembro con el fin de ayudar a que la iglesia lleve
a cabo su misión. Todos tienen dones y habilidades únicas. Sin embargo, aunque al-
guien crea que esto podría ser motivo de confusión es más bien parte del plan de Dios:
algo que contribuye a la armonía y a la eficiencia y al logro de los objetivos divinos. De
hecho, Romanos 12: 5 nos dice que somos el cuerpo de Cristo: «También nosotros, sien-
do muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los
demás». Somos diferentes, pero es el mismo Espíritu Santo el que obra a través de noso-
tros, permitiéndonos formar parte del cuerpo de Cristo para que podamos ayudar a los
demás así como Cristo lo hizo. Somos sus manos. Del mismo modo que sus manos se
extienden hacia los demás, las muestras deben también hacerlo. Somos su boca.
Del mismo modo que Cristo habló palabras de ánimo mencionando el tierno amor del
Padre, nuestras bocas deben hablar del amor de Cristo por la humanidad caída y de su
pronto regreso. Esa es la naturaleza de la iglesia.

PARA COMENTAR
1. Tomando en cuenta la naturaleza de la iglesia, ¿cuál es nuestro papel como cristianos
   individuales?
2. ¿En qué forma el Espíritu Santo ayuda a definir la naturaleza de la iglesia?
3. Como miembro de la iglesia, ¿cómo te integras al cuerpo de Cristo?




                                 Yual Chiek, Kingston, Canadá                             83
viernes
 23 de noviembre                 Exploración                      1 Corintios 12: 12
   Permanecemos unidos

  PARA CONCLUIR
       ¿Cómo es que una iglesia repleta de individuos puede llegar a cualquier con-
  clusión, e incluso trabajar a favor de una misma causa? Únicamente es posible cuan-
  do los miembros comparten un mismo enfoque. Como cristianos nuestra mirada
  debe estar fija en Jesús; en lo que él ha hecho por nosotros y en lo que nos ha orde-
  nado que hagamos por él. Morir al yo no es un acontecimiento único, sino una deci-
  sión continua de hacer las cosas a la manera de Dios. Quienes mueren al yo y viven
  por Dios estarán listos para recibir el derramamiento del Espíritu Santo. Entonces
  la iglesia llevará a cabo su misión final proclamando la invitación final de Dios a un
  mundo que perece.

  CONSIDERA
    • Diseñar un afiche que ilustre la idea de la unidad.
    • Hacer una lista de los beneficios que implica pertenecer a la familia de la igle-
      sia. Luego decidir cómo los ordenarías de mayor a menor, de acuerdo a tus pro-
      pias necesidades.
    • Parafrasear 1 Corintios 13 pensando cómo se puede amar, tanto a los miem-
      bros de iglesia como los que no son parte de ella.
    • Seleccionar algunos himnos del Himnario Adventista que mejor ilustren la mi-
      sión de la iglesia contemporánea. Leer o cantar dichos himnos, meditando en
      la forma en que puedes involucrarte en la obra que ellos describen.
    • Pensar en las personas de tu iglesia que necesitan ser animadas. Llamar, escri-
      bir o visitar algunas de ellas durante la próxima semana.
    • Llevar un registro de las actividades que realizas en tu iglesia. Si has sido úni-
      camente un espectador, escribe la forma en que podrías involucrarte activa-
      mente y luego realízalo.
    • Hacer una caminata tratando de identificar ejemplos en la naturaleza que ilus-
      tren el concepto de la unidad en la diversidad.

  PARA CONECTAR
    A Life To Die For, W. Clarence & Stephen Schilt (Pacific Press).




                          Renee Coffee, Gobles, Michigan, EE. UU.
  84
Leccion joven 08: la iglesia y el servicio a la sociedad

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Discipulado General 1
Discipulado General 1Discipulado General 1
Discipulado General 1
Luis Alberto Figueroa Caceres
 
Manual Escuela Ministerial Antioquia
Manual Escuela Ministerial AntioquiaManual Escuela Ministerial Antioquia
Manual Escuela Ministerial Antioquia
Red Ministerial Ekklesia Ministerio Mundial, INC
 
El sabado y la adoracion powerpoint pastor nic garza
El sabado y la adoracion  powerpoint pastor nic garzaEl sabado y la adoracion  powerpoint pastor nic garza
El sabado y la adoracion powerpoint pastor nic garza
Pt. Nic Garza
 
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
lacasadetodos2014
 
Viviendo Libre en Cristo 3
Viviendo Libre en Cristo 3Viviendo Libre en Cristo 3
Viviendo Libre en Cristo 3
VI.A // Visionarios en Acción
 
25 estudios bíblicos básicos francis schaeffer
25 estudios bíblicos básicos   francis schaeffer25 estudios bíblicos básicos   francis schaeffer
25 estudios bíblicos básicos francis schaeffer
Carlos Quiroz
 
Vida cristiana original
Vida cristiana  originalVida cristiana  original
Vida cristiana original
Josue Gallegos
 
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac MrLeccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
Samy
 
La doctrina-biblica-i
La doctrina-biblica-iLa doctrina-biblica-i
La doctrina-biblica-i
Gabriel Alonso Vazquez
 
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomíaCiclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión: De qué modo vivir el evangelio
Sesión: De qué modo vivir el evangelioSesión: De qué modo vivir el evangelio
Sesión: De qué modo vivir el evangelio
https://gramadal.wordpress.com/
 
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática MenoresLección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
jespadill
 
Keller que%20es%20el%20evangelico
Keller que%20es%20el%20evangelicoKeller que%20es%20el%20evangelico
Keller que%20es%20el%20evangelico
Orgalatin
 
Leccion universitarios: Pedro y la Roca
Leccion universitarios: Pedro y la RocaLeccion universitarios: Pedro y la Roca
Leccion universitarios: Pedro y la Roca
https://gramadal.wordpress.com/
 
Manual escuela de formacion y restauracion familiar
Manual escuela de formacion y restauracion familiarManual escuela de formacion y restauracion familiar
Manual escuela de formacion y restauracion familiar
Red Ministerial Ekklesia Ministerio Mundial, INC
 
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
Jorge A. Navidad
 
Libro escuela restauracion y formacion familiar
Libro escuela restauracion y formacion familiarLibro escuela restauracion y formacion familiar
Libro escuela restauracion y formacion familiar
Red Ministerial Ekklesia Ministerio Mundial, INC
 
Yo soy tu...
Yo soy tu...Yo soy tu...
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de David
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de DavidCiclo aprendizaje adultos: Hijo de David
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de David
https://gramadal.wordpress.com/
 
La Obra de Dios
La Obra de DiosLa Obra de Dios
La Obra de Dios
Howard Cabrera
 

La actualidad más candente (20)

Discipulado General 1
Discipulado General 1Discipulado General 1
Discipulado General 1
 
Manual Escuela Ministerial Antioquia
Manual Escuela Ministerial AntioquiaManual Escuela Ministerial Antioquia
Manual Escuela Ministerial Antioquia
 
El sabado y la adoracion powerpoint pastor nic garza
El sabado y la adoracion  powerpoint pastor nic garzaEl sabado y la adoracion  powerpoint pastor nic garza
El sabado y la adoracion powerpoint pastor nic garza
 
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 10-5 El Conquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
 
Viviendo Libre en Cristo 3
Viviendo Libre en Cristo 3Viviendo Libre en Cristo 3
Viviendo Libre en Cristo 3
 
25 estudios bíblicos básicos francis schaeffer
25 estudios bíblicos básicos   francis schaeffer25 estudios bíblicos básicos   francis schaeffer
25 estudios bíblicos básicos francis schaeffer
 
Vida cristiana original
Vida cristiana  originalVida cristiana  original
Vida cristiana original
 
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac MrLeccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
Leccion 12 La Comunidad 2 Q Jac Mr
 
La doctrina-biblica-i
La doctrina-biblica-iLa doctrina-biblica-i
La doctrina-biblica-i
 
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomíaCiclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
Ciclo aprendizaje: El papel de la mayordomía
 
Sesión: De qué modo vivir el evangelio
Sesión: De qué modo vivir el evangelioSesión: De qué modo vivir el evangelio
Sesión: De qué modo vivir el evangelio
 
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática MenoresLección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
Lección 10 | Juveniles | La X marca tu lugar | Escuela Sabática Menores
 
Keller que%20es%20el%20evangelico
Keller que%20es%20el%20evangelicoKeller que%20es%20el%20evangelico
Keller que%20es%20el%20evangelico
 
Leccion universitarios: Pedro y la Roca
Leccion universitarios: Pedro y la RocaLeccion universitarios: Pedro y la Roca
Leccion universitarios: Pedro y la Roca
 
Manual escuela de formacion y restauracion familiar
Manual escuela de formacion y restauracion familiarManual escuela de formacion y restauracion familiar
Manual escuela de formacion y restauracion familiar
 
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
El credo de la iglesia bíblica - Lección 12
 
Libro escuela restauracion y formacion familiar
Libro escuela restauracion y formacion familiarLibro escuela restauracion y formacion familiar
Libro escuela restauracion y formacion familiar
 
Yo soy tu...
Yo soy tu...Yo soy tu...
Yo soy tu...
 
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de David
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de DavidCiclo aprendizaje adultos: Hijo de David
Ciclo aprendizaje adultos: Hijo de David
 
La Obra de Dios
La Obra de DiosLa Obra de Dios
La Obra de Dios
 

Destacado

Indicadores economicos
Indicadores economicosIndicadores economicos
Indicadores economicos
Daniel Rosero Moreno
 
Sociedades Anónimas
Sociedades AnónimasSociedades Anónimas
Sociedades Anónimas
paola0920
 
PRODUCTO INTERNO Vectores Ortogonales
PRODUCTO INTERNO  Vectores OrtogonalesPRODUCTO INTERNO  Vectores Ortogonales
PRODUCTO INTERNO Vectores Ortogonales
algebra
 
PIB Y PNB -MACROECONOMÍA
PIB Y PNB -MACROECONOMÍAPIB Y PNB -MACROECONOMÍA
PIB Y PNB -MACROECONOMÍA
Manuel Bedoya D
 
PRODUCTO INTERNO Norma de un vector
PRODUCTO INTERNO  Norma de un vectorPRODUCTO INTERNO  Norma de un vector
PRODUCTO INTERNO Norma de un vector
algebra
 
Producto interno
Producto internoProducto interno
Producto interno
Carlita Vaca
 
Sociedades anonimas
Sociedades anonimasSociedades anonimas
Sociedades anonimas
Alberth ibañez Fauched
 
Ensayo desarrollo comunitario
Ensayo desarrollo comunitarioEnsayo desarrollo comunitario
Ensayo desarrollo comunitario
Universidad Inace
 
Producto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
Producto Interno Bruto (PIB) República DominicanaProducto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
Producto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
Ledy Cabrera
 
PIB (producto interno bruto)
PIB (producto interno bruto)PIB (producto interno bruto)
PIB (producto interno bruto)
cjamado
 
Producto Interno Bruto
Producto Interno BrutoProducto Interno Bruto
Producto Interno Bruto
Ricardo Hernández Polanco
 
Producto Interno Bruto
Producto Interno BrutoProducto Interno Bruto
Producto Interno Bruto
Salvador Almuina
 
Sociedades anónimas
Sociedades anónimasSociedades anónimas
Sociedades anónimas
eldaev
 

Destacado (13)

Indicadores economicos
Indicadores economicosIndicadores economicos
Indicadores economicos
 
Sociedades Anónimas
Sociedades AnónimasSociedades Anónimas
Sociedades Anónimas
 
PRODUCTO INTERNO Vectores Ortogonales
PRODUCTO INTERNO  Vectores OrtogonalesPRODUCTO INTERNO  Vectores Ortogonales
PRODUCTO INTERNO Vectores Ortogonales
 
PIB Y PNB -MACROECONOMÍA
PIB Y PNB -MACROECONOMÍAPIB Y PNB -MACROECONOMÍA
PIB Y PNB -MACROECONOMÍA
 
PRODUCTO INTERNO Norma de un vector
PRODUCTO INTERNO  Norma de un vectorPRODUCTO INTERNO  Norma de un vector
PRODUCTO INTERNO Norma de un vector
 
Producto interno
Producto internoProducto interno
Producto interno
 
Sociedades anonimas
Sociedades anonimasSociedades anonimas
Sociedades anonimas
 
Ensayo desarrollo comunitario
Ensayo desarrollo comunitarioEnsayo desarrollo comunitario
Ensayo desarrollo comunitario
 
Producto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
Producto Interno Bruto (PIB) República DominicanaProducto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
Producto Interno Bruto (PIB) República Dominicana
 
PIB (producto interno bruto)
PIB (producto interno bruto)PIB (producto interno bruto)
PIB (producto interno bruto)
 
Producto Interno Bruto
Producto Interno BrutoProducto Interno Bruto
Producto Interno Bruto
 
Producto Interno Bruto
Producto Interno BrutoProducto Interno Bruto
Producto Interno Bruto
 
Sociedades anónimas
Sociedades anónimasSociedades anónimas
Sociedades anónimas
 

Similar a Leccion joven 08: la iglesia y el servicio a la sociedad

Saq412 08
Saq412 08Saq412 08
Saq412 08
adarmejear
 
jovenes1 2012: Cada miembro un ministro
jovenes1 2012: Cada miembro un ministrojovenes1 2012: Cada miembro un ministro
jovenes1 2012: Cada miembro un ministro
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión: En medio de los candeleros
Sesión: En medio de los candelerosSesión: En medio de los candeleros
Sesión: En medio de los candeleros
https://gramadal.wordpress.com/
 
Consolidacion
ConsolidacionConsolidacion
Consolidacion
hadassahrocha
 
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
https://gramadal.wordpress.com/
 
13 ministerio perpetuo
13 ministerio perpetuo13 ministerio perpetuo
13 ministerio perpetuo
chucho1943
 
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
CPV
 
Saq412 11
Saq412 11Saq412 11
Saq412 11
adarmejear
 
El gran andamiento y la gran comision imprimir
El gran andamiento y la gran comision   imprimirEl gran andamiento y la gran comision   imprimir
El gran andamiento y la gran comision imprimir
asociacion
 
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
Eliud Gamez Gomez
 
Sesión: Una comunidad de siervos
Sesión: Una comunidad de siervosSesión: Una comunidad de siervos
Sesión: Una comunidad de siervos
https://gramadal.wordpress.com/
 
Siete secretos para edificar la iglesia.
Siete secretos para edificar la iglesia.Siete secretos para edificar la iglesia.
Siete secretos para edificar la iglesia.
Carlos Martínez Conejero
 
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
https://gramadal.wordpress.com/
 
Los hábitos de Jesús
Los hábitos de JesúsLos hábitos de Jesús
Los hábitos de Jesús
alexhega
 
El liderazgo-cristiano
El liderazgo-cristianoEl liderazgo-cristiano
El liderazgo-cristiano
Arquitecto
 
El libro de efesios - Grupos Pequeños
El libro de efesios - Grupos PequeñosEl libro de efesios - Grupos Pequeños
El libro de efesios - Grupos Pequeños
Igreja Adventista do Sétimo Dia
 
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincente
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincenteCiclo aprendizaje: La prueba más convincente
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincente
https://gramadal.wordpress.com/
 
2012 02-02 leccionadultos
2012 02-02 leccionadultos2012 02-02 leccionadultos
2012 02-02 leccionadultos
RADIORION
 
El liderazgo-cristianoqqq
El liderazgo-cristianoqqqEl liderazgo-cristianoqqq
El liderazgo-cristianoqqq
TecnoEmmanuel
 
Leccion 2 Cada miembro, un ministro
Leccion 2 Cada miembro, un ministroLeccion 2 Cada miembro, un ministro
Leccion 2 Cada miembro, un ministro
CMN :PPT
 

Similar a Leccion joven 08: la iglesia y el servicio a la sociedad (20)

Saq412 08
Saq412 08Saq412 08
Saq412 08
 
jovenes1 2012: Cada miembro un ministro
jovenes1 2012: Cada miembro un ministrojovenes1 2012: Cada miembro un ministro
jovenes1 2012: Cada miembro un ministro
 
Sesión: En medio de los candeleros
Sesión: En medio de los candelerosSesión: En medio de los candeleros
Sesión: En medio de los candeleros
 
Consolidacion
ConsolidacionConsolidacion
Consolidacion
 
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
Lección adultos: ¿Cómo esperaremos?
 
13 ministerio perpetuo
13 ministerio perpetuo13 ministerio perpetuo
13 ministerio perpetuo
 
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
LA EVANGELIZACIÓN PERSONAL (No. II. Cap. 4). Tomo I. LIBRO: COMO ALCANZAR A O...
 
Saq412 11
Saq412 11Saq412 11
Saq412 11
 
El gran andamiento y la gran comision imprimir
El gran andamiento y la gran comision   imprimirEl gran andamiento y la gran comision   imprimir
El gran andamiento y la gran comision imprimir
 
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
Qué puedo hacer para ayudar a la iglesia local o congregacion de cristo donde...
 
Sesión: Una comunidad de siervos
Sesión: Una comunidad de siervosSesión: Una comunidad de siervos
Sesión: Una comunidad de siervos
 
Siete secretos para edificar la iglesia.
Siete secretos para edificar la iglesia.Siete secretos para edificar la iglesia.
Siete secretos para edificar la iglesia.
 
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
Ciclo aprendizaje adultos: ¿Cómo esperaremos?
 
Los hábitos de Jesús
Los hábitos de JesúsLos hábitos de Jesús
Los hábitos de Jesús
 
El liderazgo-cristiano
El liderazgo-cristianoEl liderazgo-cristiano
El liderazgo-cristiano
 
El libro de efesios - Grupos Pequeños
El libro de efesios - Grupos PequeñosEl libro de efesios - Grupos Pequeños
El libro de efesios - Grupos Pequeños
 
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincente
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincenteCiclo aprendizaje: La prueba más convincente
Ciclo aprendizaje: La prueba más convincente
 
2012 02-02 leccionadultos
2012 02-02 leccionadultos2012 02-02 leccionadultos
2012 02-02 leccionadultos
 
El liderazgo-cristianoqqq
El liderazgo-cristianoqqqEl liderazgo-cristianoqqq
El liderazgo-cristianoqqq
 
Leccion 2 Cada miembro, un ministro
Leccion 2 Cada miembro, un ministroLeccion 2 Cada miembro, un ministro
Leccion 2 Cada miembro, un ministro
 

Más de https://gramadal.wordpress.com/

PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdfSesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point: El comienzo del evangelio.ppt
Power Point: El comienzo del evangelio.pptPower Point: El comienzo del evangelio.ppt
Power Point: El comienzo del evangelio.ppt
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase: El comienzo del evangelio
Sesión de clase: El comienzo del evangelioSesión de clase: El comienzo del evangelio
Sesión de clase: El comienzo del evangelio
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point: El triunfo del amor de Dios
Power Point: El triunfo del amor de DiosPower Point: El triunfo del amor de Dios
Power Point: El triunfo del amor de Dios
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase: El triunfo del amor de Dios
Sesión de clase: El triunfo del amor de DiosSesión de clase: El triunfo del amor de Dios
Sesión de clase: El triunfo del amor de Dios
https://gramadal.wordpress.com/
 
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierraPPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierraSesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascaradoPower Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascarado
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdfSesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdfSesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdfSesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdfSesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptx
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptxPower Point E. S.: Los dos testigos.pptx
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptx
https://gramadal.wordpress.com/
 
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdfSesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 

Más de https://gramadal.wordpress.com/ (20)

PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
 
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdfSesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Sesión Un día en el ministerio de Jesús.pdf
 
Power Point: El comienzo del evangelio.ppt
Power Point: El comienzo del evangelio.pptPower Point: El comienzo del evangelio.ppt
Power Point: El comienzo del evangelio.ppt
 
Sesión de clase: El comienzo del evangelio
Sesión de clase: El comienzo del evangelioSesión de clase: El comienzo del evangelio
Sesión de clase: El comienzo del evangelio
 
Power Point: El triunfo del amor de Dios
Power Point: El triunfo del amor de DiosPower Point: El triunfo del amor de Dios
Power Point: El triunfo del amor de Dios
 
Sesión de clase: El triunfo del amor de Dios
Sesión de clase: El triunfo del amor de DiosSesión de clase: El triunfo del amor de Dios
Sesión de clase: El triunfo del amor de Dios
 
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierraPPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
 
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierraSesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
 
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
 
Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.
 
Power Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascaradoPower Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascarado
 
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdfSesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
 
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
PPT: El fundamento del gobierno de Dios.
 
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdfSesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
Sesión: El fundamento del gobierno de Dios.pdf
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdfSesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
 
Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
 
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdfSesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
 
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptx
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptxPower Point E. S.: Los dos testigos.pptx
Power Point E. S.: Los dos testigos.pptx
 
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdfSesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
Sesión de clase APC: Los dos testigos.pdf
 

Último

Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Jordi Pascual Palatsi
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
agungwahyudianto1
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
JOSE GARCIA PERALTA
 
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
herrerocdmx
 
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Opus Dei
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MateoCarvajalBedoya1
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
ChristianOrozaZyball
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
Wilberth Thomas Castro
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
jenune
 

Último (11)

Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
 
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
 
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
 

Leccion joven 08: la iglesia y el servicio a la sociedad

  • 1. lección 8 17 al 23 de noviembre la iglesia y el servicio a la sociedad «Aunque espero ir pronto a verte, escribo estas instrucciones para que, si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad». 1 Timoteo 3: 14, 15
  • 2. sábado 17 de noviembre Salmo 133; Eclesiastés 4: 7-12; Introducción Juan 17: 21-23 Es mejor que haya dos Hace unos meses nuestro director de jóvenes organizó una actividad que reque- ría que dos personas se sentaran en el piso, de espaldas, y que se pusieran en pie utilizando únicamente sus piernas. Esa es una tarea difícil, aunque no imposible; aunque con la ayuda de una tercera persona ambos podrán pararse con facilidad. Realizamos esta actividad con tres y luego con cuatro personas, y la misma se hizo más fácil al añadir otros participantes. No te aísles tratando de obrar a solas. El mensaje fue claro: alguien que esté caído, necesita ayuda para levantarse. La idea de darle una mano a alguien que haya caído en cualquier sentido de la pala- bra, es de vital importancia sin importar la razón por la que la persona haya trope- zado. Dios valora altamente la unidad y esta necesaria para que ayudemos a los demás a levantarse. De hecho, Dios mismo trabaja en unión con la Trinidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo trabajan juntos con un mismo propósito. Jesús mientras estuvo en la tierra oró para que la unidad que él tenía con su Padre se manifestara entre sus seguidores (Juan 17: 21-23). Debido a que hemos sido formados a la ima- gen de Dios (Gén. 1: 26), debemos reflejar este concepto de unidad en la forma en que nos relacionamos con los demás en la iglesia, especialmente al trabajar espar- ciendo el mensaje del evangelio y para ser una luz ante el mundo. Salomón reconoció la inutilidad de alguien que trabaja aisladamente, mientras que alabó las ventajas del compañerismo. Lee Eclesiastés 4: 7-12. Existen ventajas en cooperar con los demás. La vida ha sido diseñada para el compañerismo, no para el aislamiento; para la intimidad, no para la soledad. Algunas personas pre- fieren vivir aislados, pensando que no pueden confiar en nadie. No estamos aquí en la tierra para servirnos a nosotros mismos; sin embargo, estamos aquí para ser- vir a Dios y a los demás. No te aísles tratando de obrar a solas. Busca compañeros; trabaja en equipo.* Como hermanos y hermanas en Cristo, se nos anima a que ayudemos a los demás miembros de iglesia y a todo aquel que necesite de nosotros. Al estudiar la lección de esta semana, mantén presente la importancia de servir a los demás tanto dentro de la iglesia como fuera de ella; recordando que al servir a los demás esta- remos reflejando el carácter de Cristo. ______________ *Life Application Study Bible, (Wheaton: Tyndale House, 1991), p. 1140. Thompson Franklin Robin, Jr., Calgary, Canadá 77
  • 3. domingo Mateo 10: 5-8; 1 Corintios 1: 2; 18 de noviembre Logos Efesios 1: 18-23; Santiago 1: 27; Nuestro propósito, 1 Pedro 2: 9; nuestra misión Apocalipsis 14: 16, 17 Algo más que un edificio (1 Cor. 1: 2; 1 Ped. 2: 9) La mayor parte de la gente cuando escucha la palabra iglesia piensa de inme- diato en un edificio con una cruz en el techo y a donde acuden la gente bien ves- tida a escuchar la prédica de alguien. Pero, ¿acaso eso es todo? Existen varias defi- niciones del término iglesia: 1. Un edificio donde adoran los cristianos en forma pública. 2. La adoración pública de Dios, o un servicio religioso celebrado en determi- nado lugar. Estas dos definiciones resumen lo que la mayor parte de la gente piensa, pero existe una tercera definición: 3. El conjunto de los creyentes cristianos. En este sentido, la iglesia se define como un conglomerado de personas y no como un edificio. Esa definición debe- ría ayudarnos a comprender el propósito de la iglesia. En 1 Corintias 1: 2, Pablo saluda a sus electores diciendo: «a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo». Aquí Pablo no hace referencia a un edificio o estructura, o a un servicio sabático. Más bien, se refiere a la iglesia como un grupo de perso- nas santificadas, hechas santas, en Jesús. En la Biblia, la palabra iglesia es siempre una traducción del término griego ekklesia, que significa «los llamados». Jesús, Pablo, Pedro, Santiago y los demás no se refieren a un lugar de adora- ción; sino a un pueblo que es llamado. Tú podrías preguntar: ¿llamados de dónde? «Llamados de las tinieblas a su luz admirable» (1 Ped. 2: 9). Ordene usted, mi capitán (Mat. 10: 5-8; Sant. 1: 27; Efe. 1: 19-23; Apoc. 14: 6, 7) Es importante saber que la iglesia es verdaderamente el pueblo y no sencilla- mente una estructura o edificio. También es importante conocer cuál es nuestra tarea y quién es nuestro Guía. «Cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celes- tiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no solo en este mundo sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. Esta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por comple- to» (Efe. 1: 19-23). Sí, Jesucristo es nuestro Maestro y Capitán. Debemos entregar nuestras vidas a él. Observemos que Pablo, después de llamar a Cristo la cabeza de la iglesia, llama a la iglesia el cuerpo de Cristo. Esta es una analogía recurrente en las Cartas de Pablo (Rom. 12; 1 Cor. 12; Efe. 4.) ¿Por qué utilizará esta ilustración? En realidad, a menos que exista un grave problema en el cuerpo este siempre seguirá 78
  • 4. y ejecutará las órdenes del cerebro. De la misma forma, nosotros los miembros del cuerpo de Cristo debemos hacer su voluntad. Debemos tenerlo como nuestro ejem- plo y nuestro objetivo. Jesús entendió la necesidad de ayudar a la gente. Una gran parte del ministerio de Cristo en la tierra consistía en «proclamar liber- tad a los, cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos» (Luc. 4: 18). Él entendió la importancia de ayudar a la gente con sus necesidades tempo- rales. Dios se agrada en suplir las necesidades de sus hijos (Mat. 6: 31-33). Por tanto, debemos ser sus agentes al suplir las necesidades de quienes nos rodean. Jesús envió a sus discípulos al mundo para qué sanarán a los enfermos, levantaran muertos y echaron fuera demonios. . ¡Todo gratuitamente (Mat. 10: 5-8)! Después de todo, Dios les había concedido su gracia por lo que ellos debían compartirla con los demás. Santiago 1: 27 resume apropiadamente nuestra misión: «La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo». PARA COMENTAR 1. Cuando consideres a la iglesia como el cuerpo de Cristo, ¿qué cambios desearías realizar en la forma en que te relacionas con dicho cuerpo? 2. Como miembro de la ekklesia de Dios has sido llamado o llamada. ¿En qué senti- do se te aplicaría esto en forma personal? ¿Con qué pecados específicos luchas tú? Pide la ayuda de Dios, no en sentido general sino en forma específica. Encuentra algunos textos bíblicos para memorizarlos, que se apliquen a tu situación. Kofi Opoku Amoah, Ottawa, Ontario, Canadá 79
  • 5. lunes 19 de noviembre Testimonio Mateo 11: 29 «Aprendan de mí» En un mundo donde se nos enseña a ser autosuficientes, nuestra primera reac- ción al enfrentar cualquier dificultad no necesariamente implica acudir a Dios. Sen- cillamente no sabemos cómo soltarlo todo y dejárselo a Dios. Hay algunas solucio- nes que pueden ayudarnos cuando enfrentamos la tentación de la autosuficiencia. «¿Por qué son tantos entre nosotros los débiles e incapaces?» «¿Por qué son tantos entre nosotros los débiles e incapaces? Es porque miramos a nosotros mismos, estudiamos nuestro temperamento y nos preguntamos cómo podremos hacernos un sitio a nosotros mismos, a nuestra individualidad, a nuestras ideas particulares, en lugar de estudiar a Cristo y su carácter».1 En ocasiones olvidamos mirar al proveedor de todas las cosas: a Jesucristo. A tra- vés de él podremos verlo todo más claramente. Al observar nuestros caracteres, nues- tra atención se desviará de él. «Cristo dijo: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mat. 11: 29). ¿Por qué no aprendemos diariamente del Salvador? ¿Por qué no vivimos en constante comunión con él, para que en nues- tro trato unos con otros podamos hablar y actuar bondadosa y cortésmente? ¿Por qué no honramos al Señor manifestando ternura y amor unos por otros? Si habla- mos y obramos en armonía con los principios del cielo, los incrédulos serán atraí- dos hacia Cristo mediante su asociación con nosotros».2 «No tenemos derecho a fijar nuestra atención en nosotros mismos, ni en nues- tras preferencias y fantasías. No debemos tratar de conservar una identidad particu- lar, una personalidad y una individualidad que nos mantendrían alejados de nues- tros colaboradores. Hay un carácter que debemos mantener, pero es el de Cristo. Si tenemos el carácter de Cristo, podemos trabajar juntos en su obra. El Cristo que esté en nosotros responderá al Cristo que esté en nuestros hermanos, y el Espíritu Santo consagrará esa unión de sentimientos y de acción que atestigua al mundo que somos hijos de Dios. Que el Señor nos dé poder para crucificar el yo y nacer de nuevo, a fin de que Cristo pueda vivir en nosotros como principio vivo, activo, capaz de man- tenemos en la santidad».3 Todos nosotros debemos morir al yo para que las palabras y las acciones de Dios se manifiesten en nuestras vidas. ______________ 1. Testimonios para la iglesia, t. 9, p. 150. 2. Ibíd., p. 153. 3. Ibíd., p. 150. Nyamal Pal Chang, Calgary, Alberta, Canadá 80
  • 6. martes 20 de noviembre Evidencia 1 Corintios 1: 10 Una cadena de relaciones A través de las Escrituras Dios propone la unidad de la iglesia y de los miembros de ella. «Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan uni- dos en un mismo pensar y en un mismo propósito» (1 Cor. 1: 10). Dios nos proporciona todo lo que necesitamos. Como discípulos de Jesucristo debemos estar comprometidos a entregarle todo Dios, a estar en perfecta armonía con el Señor. Una unidad puede describirse como un cuerpo o un todo que está compuesto de diferentes partes. La unidad es uno de los principios fundamentales que como iglesia debemos atesorar. En Juan 17: 21-23, Jesús enfatiza la unidad que él, el Padre y el Espíritu Santo comparten. En Juan 2: 19-22, Jesús les explica el poder y la influencia que el Espíritu Santo tendrá cuando él regrese al Padre. La unión de la Trinidad guiará a los discípulos, e influirá sobre el mundo a través del ministerio de ellos. Como iglesia, ¿cómo podremos ser más unidos y obrar juntos por la causa de Dios? Los discípulos venían de diferentes medios sociales, pero ellos se unieron con el fin de trabajar hacia un objetivo. ¿Cómo pudieron trabajar como un solo cuerpo con el fin de llevar a cabo la tarea que Dios les había encomendado? Dios les envió el Espíritu Santo para que los guiara. (Juan 16: 7-16). Podemos mantenernos unidos porque Jesús nos ha concedido el gran don de la salvación. No importa de dónde vengamos, porque Jesús ha venido a nuestras vidas y nos ha mos- trado su amor. Es más, Dios nos proporciona todo lo que necesitamos. Unidos en Cristo permanecemos en pie no por nuestros propios medios sino por los medios divinos. Cuando coloquemos a Dios en primer lugar y atesoraremos su Palabra en lo más profundo de nuestros corazones, disfrutaremos de unidad. «Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, for- mamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás» (Rom. 12: 4-5). PARA COMENTAR 1. ¿Cómo puede tu iglesia o congregación trabajar a favor de la causa de Dios? 2. ¿Cómo puedes personalmente colocar a Dios en el primer lugar de tu vida? Alex Angellakis, Calgary, Alberta, Canadá 81
  • 7. miércoles 21 de noviembre Cómo actuar Romanos 15: 5, 6 Adventistas de siete días Hace algunos años el pastor de nuestra iglesia aceptó una invitación para tras- ladarse a otro distrito. Durante su último sábado, celebramos una reunión de des- pedida. Al final de la misma el maestro de ceremonias hizo algunas preguntas res- pecto a nuestro pastor. Preguntó: «¿Qué cosas siempre dice nuestro pastor y sus ser- mones?» Recuerdo la expresión de sorpresa en algunos rostros. «¿Recuerdan uste- des qué frase utiliza él siempre?» Ante la confusión del pastor, ¡nadie podía recor- darlo! Nos hemos acostumbrado a ser adventistas del séptimo día. Aunque no es necesario recordar cada detalle de un sermón, uno debe pregun- tarse si vale la pena despertar el sábado en la mañana para sentarse en un culto de la iglesia, utilizando nuestro tiempo y el tiempo de Dios; si es que eso tendrá algún impacto en nuestras vidas y las vidas de los demás. La iglesia en los días de Pablo no era una reunión que se celebraba una vez a la semana en santuarios cómodos. Más bien en grupos de creyentes, amigos, y familiares que iban de una casa a otra y por los vecindarios intentando crecer juntos en el conocimiento de Cristo. No nos beneficiamos al limitar nuestra experiencia cristiana a un día de la semana. Una vez que comencemos a cumplir la misión que Cristo nos encomendó en nuestras vidas cotidianas (Mat. 28: 18-20), alcanzaremos la unidad que se nos ha prometido (Rom. 15: 5, 6). Para citar a un amigo: «nos hemos acostumbrado a ser adventistas del séptimo día al punto de que hemos olvidado ser adventistas los siete días». A continuación algunas sugerencias que pueden ayudarte a recordar durante la semana los mensajes que escuchas los sábados: • Simplifica el mensaje. Lleva un cuaderno de apuntes a la iglesia y toma nota de las frases clave que el orador mencione, así como los textos bíblicos utiliza- dos. Divide el sermón en dos o tres oraciones que reasuman el mensaje. • Consigna por escrito sus sentimientos. Lo más importante en un culto no son las palabras pronunciadas, sino más bien conocer la forma en que las mismas impactarán tu vida diaria. Escribe algunas deducciones respecto a los puntos expresados en el mensaje, imaginando que es el mismo Dios quien te habla directamente. • Repasa tus anotaciones durante la semana. Léelas en tu trabajo, en la escue- la y durante tus devociones. Si lo que has escuchado en la iglesia no se aplica el lunes en la mañana, probablemente no valdrá la pena haberlo escuchado. • Discute tus ideas con algunos amigos. Después del servicio, o durante la se - mana, pregúntense como ha impactado el mensaje las vidas de ustedes. Jeremy Grant, Ottawa, Canadá 82
  • 8. jueves Opinión 22 de noviembre Romanos 12: 5; Hechos 1: 8 Pies y manos Muy temprano en mi vida me di cuenta de que todo en el mundo tenía una razón de ser. Poco tiempo después reconocí que esa razón de ser era la naturaleza. El diccio- nario define la palabra naturaleza como «el carácter inherente o las características bási- cas de una persona o cosa; su esencia» Esa definición hacen que me pregunte respecto a la naturaleza de la iglesia de Dios. ¿Cómo era la iglesia primitiva? ¿Cuál era su esencia? Con el fin de encontrar las respuestas acudí a las Escrituras. Somos sus manos. Jesús les dijo a los primeros creyentes: «Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra» (Hech. 1: 8). Por tanto, en primer lugar la igle- sia es un conjunto de creyentes que testifican por Cristo. Entonces, ¿será que mi testi- monio como cristiano está de alguna forma relacionado con la naturaleza de la iglesia? La respuesta que ofrece la Biblia es un sí categórico. Piensa por un momento que la iglesia es el cuerpo de Cristo. Los miembros que componen la iglesia poseen diferentes habilidades, talentos y experiencia vital. El Es- píritu Santo le concede dones a cada miembro con el fin de ayudar a que la iglesia lleve a cabo su misión. Todos tienen dones y habilidades únicas. Sin embargo, aunque al- guien crea que esto podría ser motivo de confusión es más bien parte del plan de Dios: algo que contribuye a la armonía y a la eficiencia y al logro de los objetivos divinos. De hecho, Romanos 12: 5 nos dice que somos el cuerpo de Cristo: «También nosotros, sien- do muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás». Somos diferentes, pero es el mismo Espíritu Santo el que obra a través de noso- tros, permitiéndonos formar parte del cuerpo de Cristo para que podamos ayudar a los demás así como Cristo lo hizo. Somos sus manos. Del mismo modo que sus manos se extienden hacia los demás, las muestras deben también hacerlo. Somos su boca. Del mismo modo que Cristo habló palabras de ánimo mencionando el tierno amor del Padre, nuestras bocas deben hablar del amor de Cristo por la humanidad caída y de su pronto regreso. Esa es la naturaleza de la iglesia. PARA COMENTAR 1. Tomando en cuenta la naturaleza de la iglesia, ¿cuál es nuestro papel como cristianos individuales? 2. ¿En qué forma el Espíritu Santo ayuda a definir la naturaleza de la iglesia? 3. Como miembro de la iglesia, ¿cómo te integras al cuerpo de Cristo? Yual Chiek, Kingston, Canadá 83
  • 9. viernes 23 de noviembre Exploración 1 Corintios 12: 12 Permanecemos unidos PARA CONCLUIR ¿Cómo es que una iglesia repleta de individuos puede llegar a cualquier con- clusión, e incluso trabajar a favor de una misma causa? Únicamente es posible cuan- do los miembros comparten un mismo enfoque. Como cristianos nuestra mirada debe estar fija en Jesús; en lo que él ha hecho por nosotros y en lo que nos ha orde- nado que hagamos por él. Morir al yo no es un acontecimiento único, sino una deci- sión continua de hacer las cosas a la manera de Dios. Quienes mueren al yo y viven por Dios estarán listos para recibir el derramamiento del Espíritu Santo. Entonces la iglesia llevará a cabo su misión final proclamando la invitación final de Dios a un mundo que perece. CONSIDERA • Diseñar un afiche que ilustre la idea de la unidad. • Hacer una lista de los beneficios que implica pertenecer a la familia de la igle- sia. Luego decidir cómo los ordenarías de mayor a menor, de acuerdo a tus pro- pias necesidades. • Parafrasear 1 Corintios 13 pensando cómo se puede amar, tanto a los miem- bros de iglesia como los que no son parte de ella. • Seleccionar algunos himnos del Himnario Adventista que mejor ilustren la mi- sión de la iglesia contemporánea. Leer o cantar dichos himnos, meditando en la forma en que puedes involucrarte en la obra que ellos describen. • Pensar en las personas de tu iglesia que necesitan ser animadas. Llamar, escri- bir o visitar algunas de ellas durante la próxima semana. • Llevar un registro de las actividades que realizas en tu iglesia. Si has sido úni- camente un espectador, escribe la forma en que podrías involucrarte activa- mente y luego realízalo. • Hacer una caminata tratando de identificar ejemplos en la naturaleza que ilus- tren el concepto de la unidad en la diversidad. PARA CONECTAR A Life To Die For, W. Clarence & Stephen Schilt (Pacific Press). Renee Coffee, Gobles, Michigan, EE. UU. 84