SlideShare una empresa de Scribd logo
 
 
E ste  poema -como los demás “Cantos de Sión” (Sal 46; 48; 87)- expresa el amor y la admiración de los israelitas por su Ciudad santa.  ►   Al elegir a Jerusalén como Morada (v. 3), el Señor la convirtió en escenario de sus victorias (vs. 4-7).  ►   Estos resonantes triunfos confirman el renombre del Señor como guerrero invencible (vs. 2, 8) y son, a la vez, la manifestación de su justicia en favor de los humildes (vs. 9-11).
Aunque en Cristo ha aparecido la bondad de Dios, aunque los cristianos lo invocamos como Padre, esto no justifica el fabricarse una especie de ídolo doméstico, un Dios cómodo e inofensivo, bonachón y manejable. Dios ha de conservar para nosotros también su aspecto impresionante: luz deslumbrante, poder temible, fuerza irresistible;  sobre todo si nos han confiado algo de poder.
Dios se manifiesta en Judá, su fama es grande en Israel; su tabernáculo está en Jerusalén, su morada en Sión: allí quebró los relámpagos del arco, el escudo, la espada y la guerra.
Tú eres deslumbrante, magnífico, con montones de botín conquistados. Los valientes duermen su sueño, y a los guerreros no les responden sus brazos. Con un bramido, oh Dios de Jacob, inmovilizaste carros y caballos.
Tú eres terrible: ¿quién resiste frente a tí al ímpetu de tu ira? Desde el cielo proclamas la sentencia: la tierra teme sobrecogida, cuando Dios se pone en pie para juzgar, para salvar a los humildes de la tierra.
La cólera humana tendrá que alabarte, los que sobrevivan al castigo de rodearán. Haced votos al Señor y cumplidlos, y traigan los vasallos tributo al Temible: El deja sin aliento a los príncipes, y es temible para los reyes del orbe.
►  Al comenzar la oración me viene a la memoria, Señor, que en este mismo momento hay guerras en curso, unas lejos, otras cerca, en esta tierra en que vivo. Guerras crueles, inhumanas, absurdas. Tú solo, Señor, puedes parar y evitar guerras. ►   Vuelve a hacer que la tierra enmudezca, Señor. Que la tierra reconozca tu dominio con su silencio. Que el silencio de la paz cubra la tierra. Que se vuelvan a oír los cantos de los pájaros en vez del tableteo de las ametralladoras.  ►   Y, sobre todo, que se haga silencio en mi propio corazón, Señor, porque ahí es donde están las raíces de la guerra. Las pasiones que llevan a los hombres a buscar el poder, a odiarse unos a otros, a destruir y a matar, se hallan todas ellas en mi corazón. Por eso te pido que acalles la violencia en mi, el orgullo y el odio.  ►   Acalla las tormentas que llevo dentro, para que sus truenos no salgan afuera; y establece la paz en mi alma para que sea signo y plegaria de la paz que deseo para todos los hombres en todos los lugares y en todos los tiempos. ¡Que el clamor de la batalla dé paso a la alegría de la danza, Señor, Dios de la paz! EL AZOTE DE LA GUERRA
D ios nuestro, Señor lleno de poder, fuerza y majestad: deja confundidos a quienes abusan de los hombres y salva a los humildes de la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

El ministerio angelical
El ministerio angelicalEl ministerio angelical
El ministerio angelical
johnnydubon
 
10 09 el cristo del apocalipsis
10 09 el cristo del apocalipsis10 09 el cristo del apocalipsis
10 09 el cristo del apocalipsis
sindicatocormup
 
Q uien es como dios miguel
Q uien es como dios  miguelQ uien es como dios  miguel
Q uien es como dios miguel
Jose Rodriguez
 
Salmo 067
Salmo 067Salmo 067
Salmo 067
Securizame
 
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de ApocalipsisJesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
Mission Israel Mehanaim
 
Cristo Viene Pronto 2 Sabado
Cristo Viene Pronto 2 SabadoCristo Viene Pronto 2 Sabado
Cristo Viene Pronto 2 Sabado
Pt. Nic Garza
 
Daniel 11 y apocalipsis 13
Daniel 11 y apocalipsis 13Daniel 11 y apocalipsis 13
Daniel 11 y apocalipsis 13
Ismael Antonio Serrano España
 
Salmo 019
Salmo 019Salmo 019
Los siete sellos del apocalipsis
Los siete sellos del apocalipsisLos siete sellos del apocalipsis
Los siete sellos del apocalipsis
JosueVazquez41
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Salmo 092
AranchaBelzunce
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Capitulo 21 3
Capitulo 21 3Capitulo 21 3
Capitulo 21 3
walfra
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Salmo 092
Securizame
 
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo bXxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
Martin Artero
 
Capitulo 9 3
Capitulo 9 3Capitulo 9 3
Capitulo 9 3
walfra
 
Origen de los reinos
Origen de los reinosOrigen de los reinos
Origen de los reinos
Nielim Uzcategui
 
Salmo 067
Salmo 067Salmo 067
Caida satanas
Caida satanasCaida satanas
Caida satanas
jorgefer1000
 
3155las bienaventuranzas
3155las bienaventuranzas3155las bienaventuranzas
3155las bienaventuranzas
Valeria Otarola
 
Salmo 096
Salmo 096Salmo 096
Salmo 096
Securizame
 

La actualidad más candente (20)

El ministerio angelical
El ministerio angelicalEl ministerio angelical
El ministerio angelical
 
10 09 el cristo del apocalipsis
10 09 el cristo del apocalipsis10 09 el cristo del apocalipsis
10 09 el cristo del apocalipsis
 
Q uien es como dios miguel
Q uien es como dios  miguelQ uien es como dios  miguel
Q uien es como dios miguel
 
Salmo 067
Salmo 067Salmo 067
Salmo 067
 
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de ApocalipsisJesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
Jesucristo el Jinete del Caballo Blanco de Apocalipsis
 
Cristo Viene Pronto 2 Sabado
Cristo Viene Pronto 2 SabadoCristo Viene Pronto 2 Sabado
Cristo Viene Pronto 2 Sabado
 
Daniel 11 y apocalipsis 13
Daniel 11 y apocalipsis 13Daniel 11 y apocalipsis 13
Daniel 11 y apocalipsis 13
 
Salmo 019
Salmo 019Salmo 019
Salmo 019
 
Los siete sellos del apocalipsis
Los siete sellos del apocalipsisLos siete sellos del apocalipsis
Los siete sellos del apocalipsis
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Salmo 092
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Salmo 092
 
Capitulo 21 3
Capitulo 21 3Capitulo 21 3
Capitulo 21 3
 
Salmo 092
Salmo 092Salmo 092
Salmo 092
 
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo bXxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
Xxxi domingo tiempo ordinario ciclo b
 
Capitulo 9 3
Capitulo 9 3Capitulo 9 3
Capitulo 9 3
 
Origen de los reinos
Origen de los reinosOrigen de los reinos
Origen de los reinos
 
Salmo 067
Salmo 067Salmo 067
Salmo 067
 
Caida satanas
Caida satanasCaida satanas
Caida satanas
 
3155las bienaventuranzas
3155las bienaventuranzas3155las bienaventuranzas
3155las bienaventuranzas
 
Salmo 096
Salmo 096Salmo 096
Salmo 096
 

Similar a Salmo 075

John milton el paraíso pérdido
John milton   el paraíso pérdidoJohn milton   el paraíso pérdido
John milton el paraíso pérdido
Dra Nancy Luz Marroquin Rodriguez
 
Liturgia de las horas martes
Liturgia de las horas  martesLiturgia de las horas  martes
Liturgia de las horas martes
Gladysmorayma Creamer Berrios
 
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptxHora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
Carlos Erto
 
Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Exorcismo del papa león xiii completo
Exorcismo del papa león xiii   completoExorcismo del papa león xiii   completo
Exorcismo del papa león xiii completo
EduardoSebGut
 
Salmo 073
Salmo 073Salmo 073
Salmo 073
AranchaBelzunce
 
83. salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
83.  salmo 83 cómo luchar ante la adversidad83.  salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
83. salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
Comparte la Biblia
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Oracion de clamor
Oracion  de clamorOracion  de clamor
Oracion de clamor
ruth1964
 
Salmo 58
Salmo 58Salmo 58
Salmo 58
Rafael Sanz
 
Salmo 058
Salmo 058Salmo 058
Salmo101 091222030529-phpapp01
Salmo101 091222030529-phpapp01Salmo101 091222030529-phpapp01
Salmo101 091222030529-phpapp01
Guillermo Montenegro
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Salmo 101
AranchaBelzunce
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Salmo 101
Securizame
 
San Miguel Arcangel Oracion
San Miguel Arcangel OracionSan Miguel Arcangel Oracion
San Miguel Arcangel Oracion
Carlos Estrada
 
Declaracion profetica contra el gigante .
Declaracion profetica contra el gigante .Declaracion profetica contra el gigante .
Declaracion profetica contra el gigante .
Marta Gutierrez
 
Salmo 058
Salmo 058Salmo 058
Salmo 058
Securizame
 
Salmo 34
Salmo 34Salmo 34
Salmo 34
Rafael Sanz
 
Salmo 034
Salmo 034Salmo 034
Salmo 017
Salmo 017Salmo 017
Salmo 017
AranchaBelzunce
 

Similar a Salmo 075 (20)

John milton el paraíso pérdido
John milton   el paraíso pérdidoJohn milton   el paraíso pérdido
John milton el paraíso pérdido
 
Liturgia de las horas martes
Liturgia de las horas  martesLiturgia de las horas  martes
Liturgia de las horas martes
 
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptxHora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
Hora Santa Cuxxxxaresma, Proyectadaccc.pptx
 
Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013
 
Exorcismo del papa león xiii completo
Exorcismo del papa león xiii   completoExorcismo del papa león xiii   completo
Exorcismo del papa león xiii completo
 
Salmo 073
Salmo 073Salmo 073
Salmo 073
 
83. salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
83.  salmo 83 cómo luchar ante la adversidad83.  salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
83. salmo 83 cómo luchar ante la adversidad
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Salmo 101
 
Oracion de clamor
Oracion  de clamorOracion  de clamor
Oracion de clamor
 
Salmo 58
Salmo 58Salmo 58
Salmo 58
 
Salmo 058
Salmo 058Salmo 058
Salmo 058
 
Salmo101 091222030529-phpapp01
Salmo101 091222030529-phpapp01Salmo101 091222030529-phpapp01
Salmo101 091222030529-phpapp01
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Salmo 101
 
Salmo 101
Salmo 101Salmo 101
Salmo 101
 
San Miguel Arcangel Oracion
San Miguel Arcangel OracionSan Miguel Arcangel Oracion
San Miguel Arcangel Oracion
 
Declaracion profetica contra el gigante .
Declaracion profetica contra el gigante .Declaracion profetica contra el gigante .
Declaracion profetica contra el gigante .
 
Salmo 058
Salmo 058Salmo 058
Salmo 058
 
Salmo 34
Salmo 34Salmo 34
Salmo 34
 
Salmo 034
Salmo 034Salmo 034
Salmo 034
 
Salmo 017
Salmo 017Salmo 017
Salmo 017
 

Más de Securizame

Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 138
Securizame
 
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 137
Securizame
 
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 136
Securizame
 
Salmo 135
Salmo 135Salmo 135
Salmo 135
Securizame
 
Salmo 133
Salmo 133Salmo 133
Salmo 133
Securizame
 
Salmo 134
Salmo 134Salmo 134
Salmo 134
Securizame
 
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 131
Securizame
 
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 130
Securizame
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
Securizame
 
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 128
Securizame
 
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127
Salmo 127
Securizame
 
Salmo 125
Salmo 125Salmo 125
Salmo 125
Securizame
 
Salmo 126
Salmo 126Salmo 126
Salmo 126
Securizame
 
Salmo 124
Salmo 124Salmo 124
Salmo 124
Securizame
 
Salmo 122
Salmo 122Salmo 122
Salmo 122
Securizame
 
Salmo 121
Salmo 121Salmo 121
Salmo 121
Securizame
 
Salmo 123
Salmo 123Salmo 123
Salmo 123
Securizame
 
Salmo 120
Salmo 120Salmo 120
Salmo 120
Securizame
 
Salmo 119
Salmo 119Salmo 119
Salmo 119
Securizame
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 118
Securizame
 

Más de Securizame (20)

Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 138
 
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 137
 
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 136
 
Salmo 135
Salmo 135Salmo 135
Salmo 135
 
Salmo 133
Salmo 133Salmo 133
Salmo 133
 
Salmo 134
Salmo 134Salmo 134
Salmo 134
 
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 131
 
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 130
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
 
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 128
 
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127
Salmo 127
 
Salmo 125
Salmo 125Salmo 125
Salmo 125
 
Salmo 126
Salmo 126Salmo 126
Salmo 126
 
Salmo 124
Salmo 124Salmo 124
Salmo 124
 
Salmo 122
Salmo 122Salmo 122
Salmo 122
 
Salmo 121
Salmo 121Salmo 121
Salmo 121
 
Salmo 123
Salmo 123Salmo 123
Salmo 123
 
Salmo 120
Salmo 120Salmo 120
Salmo 120
 
Salmo 119
Salmo 119Salmo 119
Salmo 119
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 118
 

Último

Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Definicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar FamiliarDefinicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar Familiar
miluskamendoza7
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
adyesp
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
FranciscoJoseFloresG1
 
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTESANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
CENTI
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
CRISTINAULLOA12
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
jenune
 

Último (8)

Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
 
Definicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar FamiliarDefinicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar Familiar
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
 
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTESANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
 

Salmo 075

  • 1.  
  • 2.  
  • 3. E ste poema -como los demás “Cantos de Sión” (Sal 46; 48; 87)- expresa el amor y la admiración de los israelitas por su Ciudad santa. ► Al elegir a Jerusalén como Morada (v. 3), el Señor la convirtió en escenario de sus victorias (vs. 4-7). ► Estos resonantes triunfos confirman el renombre del Señor como guerrero invencible (vs. 2, 8) y son, a la vez, la manifestación de su justicia en favor de los humildes (vs. 9-11).
  • 4. Aunque en Cristo ha aparecido la bondad de Dios, aunque los cristianos lo invocamos como Padre, esto no justifica el fabricarse una especie de ídolo doméstico, un Dios cómodo e inofensivo, bonachón y manejable. Dios ha de conservar para nosotros también su aspecto impresionante: luz deslumbrante, poder temible, fuerza irresistible; sobre todo si nos han confiado algo de poder.
  • 5. Dios se manifiesta en Judá, su fama es grande en Israel; su tabernáculo está en Jerusalén, su morada en Sión: allí quebró los relámpagos del arco, el escudo, la espada y la guerra.
  • 6. Tú eres deslumbrante, magnífico, con montones de botín conquistados. Los valientes duermen su sueño, y a los guerreros no les responden sus brazos. Con un bramido, oh Dios de Jacob, inmovilizaste carros y caballos.
  • 7. Tú eres terrible: ¿quién resiste frente a tí al ímpetu de tu ira? Desde el cielo proclamas la sentencia: la tierra teme sobrecogida, cuando Dios se pone en pie para juzgar, para salvar a los humildes de la tierra.
  • 8. La cólera humana tendrá que alabarte, los que sobrevivan al castigo de rodearán. Haced votos al Señor y cumplidlos, y traigan los vasallos tributo al Temible: El deja sin aliento a los príncipes, y es temible para los reyes del orbe.
  • 9. ► Al comenzar la oración me viene a la memoria, Señor, que en este mismo momento hay guerras en curso, unas lejos, otras cerca, en esta tierra en que vivo. Guerras crueles, inhumanas, absurdas. Tú solo, Señor, puedes parar y evitar guerras. ► Vuelve a hacer que la tierra enmudezca, Señor. Que la tierra reconozca tu dominio con su silencio. Que el silencio de la paz cubra la tierra. Que se vuelvan a oír los cantos de los pájaros en vez del tableteo de las ametralladoras. ► Y, sobre todo, que se haga silencio en mi propio corazón, Señor, porque ahí es donde están las raíces de la guerra. Las pasiones que llevan a los hombres a buscar el poder, a odiarse unos a otros, a destruir y a matar, se hallan todas ellas en mi corazón. Por eso te pido que acalles la violencia en mi, el orgullo y el odio. ► Acalla las tormentas que llevo dentro, para que sus truenos no salgan afuera; y establece la paz en mi alma para que sea signo y plegaria de la paz que deseo para todos los hombres en todos los lugares y en todos los tiempos. ¡Que el clamor de la batalla dé paso a la alegría de la danza, Señor, Dios de la paz! EL AZOTE DE LA GUERRA
  • 10. D ios nuestro, Señor lleno de poder, fuerza y majestad: deja confundidos a quienes abusan de los hombres y salva a los humildes de la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor.