SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 70
Descargar para leer sin conexión
Ciclo A
Hoy el evangelio nos habla de la corrección fraterna;
pero vamos a comenzar comentando la 2ª lectura en la
que el apóstol san Pablo nos habla de lo principal en
nuestra religión que es el amor.
Nos dirá que
en nuestra
religión el
que ama de
verdad
cumple toda
la ley. Dice
así:
Hermanos: A nadie le debáis nada, más que
amor; porque el que ama a su prójimo tiene
cumplido el resto de la ley. De hecho, el "no
cometerás adulterio, no matarás, no robarás,
no envidiarás" y los demás mandamientos que
haya, se resumen es esta frase: "Amarás a tu
prójimo como a ti mismo." Uno que ama a su
prójimo no le hace daño; por eso amar es
cumplir la ley entera.
Romanos 13,8-10
Estaba hablando
el apóstol sobre
las deudas que
tenemos,
especialmente
respecto a las
autoridades.
Debemos
impuestos,
contribuciones,
respeto. Si
cumplimos y
hacemos el bien,
no hay porqué
temer.
Como se dice en un refrán: “Quien paga descansa”.
De aquí pasa el apóstol
a decir que tenemos
una deuda que nunca
podemos pagar del
todo, que es la del
amor. Y no podemos,
porque cumplir la ley
del amor es cumplir
toda la ley. En esta vida
no lo podemos cumplir
del todo, porque somos
pecadores; pero hacia
ello debemos tender.
Debe quedar claro que
quien ama de verdad
cumple toda la ley. Se
cuenta de santo Tomás
de Aquino, hombre sabio
de verdad, que tenía una
hermana deseosa de
conseguir la perfección.
Un día ella preguntó a su
sabio hermano qué debía
hacer para conseguir la
santidad. A lo que santo
Tomás respondió: “Ama y
haz lo que quieras”.
Es muy fácil decirlo, pero más difícil hacerlo. Es hacer lo
que se quiera, pero amando de verdad, siempre y a
todos, buscando el bien de los demás y no el egoísmo.
Cuando el
amor es
sincero,
poniendo a
Dios como
meta
primera y
última, ¡Qué
bueno es
amar! Si es
así, haz lo
que
quieras.
Automático
Cuanto
más
amas,
más alto
subes.
¡Qué
bueno
es
amar!
Ama y haz lo que quieras.
El amor
consiste
en no
medir lo
que
ofrece,
Cuando
alguien lo
da,
aumenta
en él
Y
cuanto
más
da
más
gana.
¡Qué bueno es amar!
Cuanto
más
amas,
más alto
subes.
¡Qué bueno es amar!
Ama y haz lo que quieras.
Hacer CLIC
Pero toda la
doctrina de
Jesús se
expone no sólo
en un pequeño
libro, que es el
evangelio, y ni
siquiera en una
frase, sino en
una palabra,
que es: AMOR.
Suele ser muy difícil, ni siquiera en un pequeño libro,
resumir toda la doctrina de un gran pensador o filósofo.
Sobre el amor se puede hablar mucho y hay muchas
facetas o realidades diversas de la vida en que entra a
considerarse el amor. Hoy el evangelio nos va a hablar
sobre la corrección fraterna, que es una faceta o un signo
del amor. Mateo 18,15-20
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si tu
hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te
hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace
caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el
asunto quede confirmado por boca de dos o tres
testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y
si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo
como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo
que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo
lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el
cielo.
Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen
de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi
Padre del cielo. Porque donde dos o tres están
reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de
ellos."
Debe ser para hacer un bien al otro. Un bien, no tanto en
lo material, cuando en lo más importante, en lo que se
refiere a la salvación del alma. Se trata de corregir lo
malo que tiene el otro.
Hoy la Iglesia
nos invita a
la corrección
fraterna. Hay
que
considerarlo,
porque así
debe ser,
como un
acto de amor
hacia los
demás.
Corregir lo malo del otro es una obra de caridad y
de misericordia. No sólo es una obra de caridad,
sino que tenemos obligación de mirar por el bien
de los demás.
Y para
hacerle un
bien,
tendremos
que
corregirle
las cosas
malas que
tenga.
No podemos hacer
como Caín cuando,
habiendo matado a su
hermano Abel, oyó que
Dios le preguntaba por
su hermano. Y Caín
respondió: «¿Soy acaso
el guardián de mi
hermano?» Pues resulta
que todos somos
guardianes de nuestros
hermanos. Claro que
ser guardianes no
significa que debamos
ser espías o policías del
otro.
Por eso debemos saber que no sólo somos jueces sino
reos. Es decir, que para poder corregir bien, debemos
estar dispuestos a ser corregidos, porque todos tenemos
males.
Tampoco
caigamos en lo
que nos dice
Jesús: de que
estemos
viendo la paja
en el ojo ajeno
y no veamos la
viga en el
nuestro.
Pero la caridad nos dice que tenemos que hacer algo
para procurar quitar el mal del otro. Y esto porque todo
hombre es mi hermano de cualquier raza o color.
Todo
hombre es
mi hermano
de
cualquier
raza o
color.
Automático
Todo
hombre es
mi hermano
de
cualquier
raza o
color.
Compañero de camino, no pases
nunca de largo, insensible a su dolor.
Todo hombre es mi hermano
de cualquier raza o color.
Hacer clic
Jesús nos dice que tratemos al otro como hermano. Por
eso debemos buscar su bien total. Mucho más si el otro
está en gran peligro de salvación. Por eso es buena la
corrección fraterna. La gran dificultad está en el cómo.
Suele ser
muy
difícil. Por
de pronto
no se trata
de criticar
o apartar,
sino de
unidad y
de amor.
Hoy Jesús en el evangelio nos da unas normas. La
primera es que sea “a solas entre los dos”. Y esto
después de la condición esencial: “Si tu hermano peca”.
Porque hay que averiguar si verdaderamente hay culpa y
qué clase de culpa.
Y esto
porque
alguno ve
culpa en el
otro por no
tener las
mismas
ideas o
porque no
me es
simpático.
Debe estar uno cierto de que hay culpa verdadera. Y,
como todo lo bueno debemos hacerlo en clima de
oración, debes estar cierto en la oración de que debes
corregir. Si es así, “repréndele”.
Esta
palabra del
evangelio
no quiere
decir que
deba ser
con acritud
o aspereza,
sino con
amor, que
es deseo
del bien.
No se trata de hacer un proceso como si fuese un juicio.
Más que insistir en lo malo, habría que insistir en que
sigue siendo amado a pesar de la equivocación. Lo
importante es la caridad, la paciencia, la misericordia y el
respeto.
Debemos
pedir luz
para saber
actuar con
quien se ha
desviado.
No se trata de criticarle, sino de tenderle la mano, de
mostrarle la mano extendida de una manera delicada
para que, quien está dispuesto a alejarse, vuelva al buen
camino.
Es como si
alguien le
dijera:
Amigo,
tiéndeme la
mano y
buscaremos
juntos
alguna
solución.
Automático
y
buscaremos
juntos
alguna
solución.
Ya sé que tienes hambre, por
eso te ofrezco mi pan.
por
eso
canto
para
ti.
Amigo,
tiéndeme
la mano
y
buscaremos
juntos
alguna
solución.
Hacer CLIC
Más que llamar al otro al orden, es llamarlo a dejarse
amar. La corrección fraterna no es ponerse en plan de
superioridad, porque quien amonesta es también
pecador, que comparte la misma fragilidad y miseria.
Más que decir
“mira lo que
has hecho”,
sería decir
“mira lo que
somos capaces
de hacer”.
Hay veces que no se consigue nada a solas. Entonces
dice Jesús que se llame a alguno con el fin de que la
corrección sea más eficaz. Pero no se trata de llamar a
cualquiera. Se
entiende
que sea
alguien
que tenga
cierta
autoridad
con el otro,
sobre todo
si es joven.
Pueden ser
los padres
o algún
educador.
Y si, ni aun así quiere cambiar, puede recibir la
amonestación de un grupo o de la comunidad. Y en
última instancia se le tendrá por excluido o pagano.
Es lo que en
ocasiones
hace la
Iglesia con la
excomunión:
declarar que
no está en
comunión
con la
Iglesia.
Esto de la corrección fraterna lo dice Jesús para todos;
pero algunos tienen una obligación más especial. En el
Antiguo Testamento se llamaban los centinelas o como
atalayas, como eran los profetas.
Ez 33,7-9
Hoy en la 1ª
lectura el
profeta
Ezequiel
nos habla
sobre este
tema.
Así dice el Señor: "A ti, hijo de Adán, te he puesto
de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches
palabra de mi boca, les darás la alarma de mi
parte. Si yo digo al malvado: "¡Malvado, eres reo
de muerte!", y tú no hablas, poniendo en guardia
al malvado para que cambie de conducta, el
malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré
cuenta de su sangre; pero si tú pones en guardia
al malvado para que cambie de conducta, si no
cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero
tú has salvado la vida."
Especialmente en tiempo de
guerra, alguien debía quedarse
toda la noche vigilando por si
venía el enemigo. ¡Ay de él si se
dormía y no avisaba cuando
llegaba el enemigo! Las
consecuencias eran suyas.
Esto pasa en
la vida real,
donde los
centinelas por
oficio son los
padres y
madres para
sus hijos, los
educadores y
en cierto
sentido otras
autoridades.
En la Iglesia son
centinelas todos
los constituidos
en autoridad
como el papa y
los obispos.
En una congregación
religiosa es el superior.
Muchas veces pasa con respecto a la corrección
fraterna que uno dice: ¿Y quién me manda meterme en
estos líos? Y se queda sin hacer nada. Entonces se le
puede aplicar lo del centinela: Si tu no dices nada y el
otro peca, tu eres culpable.
Pero si tu has
avisado y el
otro no hace
caso, “tu al
menos has
salvado tu
vida”.
Otras muchas veces se desalienta uno y dice: “Yo sé que
no voy a sacar nada de provecho”. ¿Quién sabe? Lo que
sí todos podemos hacer al menos algo, es por medio de
la oración. Muchas veces el estar a solas con el otro será
muy difícil, aunque lo queramos.
Entonces
oremos.
porque Dios
quiere la
salvación de
todos.
A veces criticamos, pero no oramos. La corrección
fraterna es muy difícil. Expongámoselo al Señor. Sólo
con eso nos hemos hecho un bien a nosotros y muy
posiblemente también al otro. Dios puede poner las
circunstancias propicias para un cambio.
A veces no
se puede
hacer una
advertencia,
pero mucho
puede hacer
una sonrisa.
Y terminamos con el final del evangelio. Algo
importante, como la conversión de una persona, se
puede poner como intención especial de oración para
un grupo.
Hoy nos
recuerda
Jesús que,
si es buena
la oración,
mejor es
cuando lo
hacen dos
o tres.
“Os aseguro además, que si dos de vosotros se ponen de
acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del
cielo”.
“Porque donde dos o tres están reunidos en mi
nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.
Muchas veces el
estar a solas con el
otro será muy difícil,
aunque lo queramos.
Entonces oremos y
estemos atentos a la
voz del Señor, como
hoy se nos dice en el
salmo responsorial,
que siempre es como
un complemento a la
primera lectura. Ojalá
escuchemos hoy la
voz del Señor.
Si hoy escucháis
su
voz
Automático
no endurezcáis el corazón.
Si hoy
escucháis
su voz,
no endurezcáis el corazón.
Venid,
aclame-
mos al
Señor,
a la
Roca
que nos
salva.
Entremos a su presencia
aclamando con cantos
y salmos.
Si
hoy
escucháis su voz,
Que María
nos ayude a
guardar en el
corazón la
palabra del
Señor.
AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (18)

Guion misa ciclo-a_domingo-7
Guion misa ciclo-a_domingo-7Guion misa ciclo-a_domingo-7
Guion misa ciclo-a_domingo-7
 
Una Sola Carne Por Cmi
Una Sola Carne Por CmiUna Sola Carne Por Cmi
Una Sola Carne Por Cmi
 
Con quien me_casare
Con quien me_casareCon quien me_casare
Con quien me_casare
 
27 domingo ordinario - B
27 domingo ordinario - B27 domingo ordinario - B
27 domingo ordinario - B
 
Sin confirmar 907801.crdownload
Sin confirmar 907801.crdownloadSin confirmar 907801.crdownload
Sin confirmar 907801.crdownload
 
Presentacion de fidelidad y libertas
Presentacion de fidelidad y libertasPresentacion de fidelidad y libertas
Presentacion de fidelidad y libertas
 
Enseñanza nº1
Enseñanza nº1Enseñanza nº1
Enseñanza nº1
 
La Gracia de Dios y la masturbación
La Gracia de Dios y la masturbaciónLa Gracia de Dios y la masturbación
La Gracia de Dios y la masturbación
 
El perdon
El perdonEl perdon
El perdon
 
Con quien me casaré Luis Palau
Con quien me casaré Luis PalauCon quien me casaré Luis Palau
Con quien me casaré Luis Palau
 
Boletín electrónico Vol 1 Nº 3
Boletín electrónico Vol 1 Nº 3Boletín electrónico Vol 1 Nº 3
Boletín electrónico Vol 1 Nº 3
 
Esposo
EsposoEsposo
Esposo
 
Te casaras con la persona incorrecta
Te casaras con la persona incorrectaTe casaras con la persona incorrecta
Te casaras con la persona incorrecta
 
El significado biblico del AMOR
El significado biblico del AMOREl significado biblico del AMOR
El significado biblico del AMOR
 
El amor preside la buena
El amor preside la buenaEl amor preside la buena
El amor preside la buena
 
Lectio Divina Domingo XXXI
Lectio Divina Domingo XXXILectio Divina Domingo XXXI
Lectio Divina Domingo XXXI
 
Aplicación pastoral - esposos
Aplicación pastoral - espososAplicación pastoral - esposos
Aplicación pastoral - esposos
 
Familia cristiana libro
Familia cristiana libroFamilia cristiana libro
Familia cristiana libro
 

Similar a XXIII Domingo ordinario ciclo a

2daunidad.2do2
2daunidad.2do22daunidad.2do2
2daunidad.2do2John Casso
 
1raunidad.2do2
1raunidad.2do21raunidad.2do2
1raunidad.2do2John Casso
 
Dios es Luz.pptx
Dios es Luz.pptxDios es Luz.pptx
Dios es Luz.pptxpepco21
 
Etica y las Relaciones Personales
Etica y las Relaciones PersonalesEtica y las Relaciones Personales
Etica y las Relaciones PersonalesTim Archer
 
Misericordia ghirardi lorenzon
Misericordia ghirardi lorenzonMisericordia ghirardi lorenzon
Misericordia ghirardi lorenzonJuani Lorenzon
 
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-376ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37P Sabana Grande
 
Año de la misericordia comba gutierrez
Año de la misericordia comba gutierrezAño de la misericordia comba gutierrez
Año de la misericordia comba gutierreztobias comba
 
Ay de mí, si no evangelizare josé rodríguez peláez
Ay de mí, si no evangelizare   josé rodríguez peláezAy de mí, si no evangelizare   josé rodríguez peláez
Ay de mí, si no evangelizare josé rodríguez peláezJosé Peláez
 
Pastores efectivos
Pastores efectivosPastores efectivos
Pastores efectivosPaulo Arieu
 
Confirmación.4docx
Confirmación.4docxConfirmación.4docx
Confirmación.4docxPuri Murua
 
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)Jose Maria Busquets
 

Similar a XXIII Domingo ordinario ciclo a (20)

2daunidad.2do2
2daunidad.2do22daunidad.2do2
2daunidad.2do2
 
1raunidad.2do2
1raunidad.2do21raunidad.2do2
1raunidad.2do2
 
Dios es Luz.pptx
Dios es Luz.pptxDios es Luz.pptx
Dios es Luz.pptx
 
091017 Ser El Primero Es Servir
091017 Ser El Primero Es Servir091017 Ser El Primero Es Servir
091017 Ser El Primero Es Servir
 
Etica y las Relaciones Personales
Etica y las Relaciones PersonalesEtica y las Relaciones Personales
Etica y las Relaciones Personales
 
VII domingo
VII domingoVII domingo
VII domingo
 
Trabajo de prejornada
Trabajo de prejornadaTrabajo de prejornada
Trabajo de prejornada
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
Grupo Pequeño Pastoral - GPP
Grupo Pequeño Pastoral - GPPGrupo Pequeño Pastoral - GPP
Grupo Pequeño Pastoral - GPP
 
Dom ord 6 b
Dom ord 6 bDom ord 6 b
Dom ord 6 b
 
Misericordia ghirardi lorenzon
Misericordia ghirardi lorenzonMisericordia ghirardi lorenzon
Misericordia ghirardi lorenzon
 
Que es-legalismo
Que es-legalismoQue es-legalismo
Que es-legalismo
 
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-376ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37
6ª Semana del Tiempo Ordinario. Domingo A: Mt 5, 17-37
 
el amor cura
el amor curael amor cura
el amor cura
 
Año de la misericordia comba gutierrez
Año de la misericordia comba gutierrezAño de la misericordia comba gutierrez
Año de la misericordia comba gutierrez
 
Ay de mí, si no evangelizare josé rodríguez peláez
Ay de mí, si no evangelizare   josé rodríguez peláezAy de mí, si no evangelizare   josé rodríguez peláez
Ay de mí, si no evangelizare josé rodríguez peláez
 
Tema 4 acompañar discernir_e_integrar_la_fragilidad
Tema 4 acompañar  discernir_e_integrar_la_fragilidadTema 4 acompañar  discernir_e_integrar_la_fragilidad
Tema 4 acompañar discernir_e_integrar_la_fragilidad
 
Pastores efectivos
Pastores efectivosPastores efectivos
Pastores efectivos
 
Confirmación.4docx
Confirmación.4docxConfirmación.4docx
Confirmación.4docx
 
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)
5. 5b la regla de oro (para llevarse bien con los demas)
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Diócesis de Mayagüez
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)Diócesis de Mayagüez
 

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo aXVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
 
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo aDomingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
 
IV Domingo Pascua ciclo a
IV Domingo Pascua ciclo aIV Domingo Pascua ciclo a
IV Domingo Pascua ciclo a
 

Último

IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfasociacion
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmBritneynicoleMoriano
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxjenune
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfSAC
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesIglesia Pentecostal Nazaret
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfasociacion
 
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfSermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfhugocuella1
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfasociacion
 

Último (9)

IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
 
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfSermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
 

XXIII Domingo ordinario ciclo a

  • 2. Hoy el evangelio nos habla de la corrección fraterna; pero vamos a comenzar comentando la 2ª lectura en la que el apóstol san Pablo nos habla de lo principal en nuestra religión que es el amor. Nos dirá que en nuestra religión el que ama de verdad cumple toda la ley. Dice así:
  • 3. Hermanos: A nadie le debáis nada, más que amor; porque el que ama a su prójimo tiene cumplido el resto de la ley. De hecho, el "no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no envidiarás" y los demás mandamientos que haya, se resumen es esta frase: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Uno que ama a su prójimo no le hace daño; por eso amar es cumplir la ley entera. Romanos 13,8-10
  • 4. Estaba hablando el apóstol sobre las deudas que tenemos, especialmente respecto a las autoridades. Debemos impuestos, contribuciones, respeto. Si cumplimos y hacemos el bien, no hay porqué temer. Como se dice en un refrán: “Quien paga descansa”.
  • 5. De aquí pasa el apóstol a decir que tenemos una deuda que nunca podemos pagar del todo, que es la del amor. Y no podemos, porque cumplir la ley del amor es cumplir toda la ley. En esta vida no lo podemos cumplir del todo, porque somos pecadores; pero hacia ello debemos tender.
  • 6. Debe quedar claro que quien ama de verdad cumple toda la ley. Se cuenta de santo Tomás de Aquino, hombre sabio de verdad, que tenía una hermana deseosa de conseguir la perfección. Un día ella preguntó a su sabio hermano qué debía hacer para conseguir la santidad. A lo que santo Tomás respondió: “Ama y haz lo que quieras”.
  • 7. Es muy fácil decirlo, pero más difícil hacerlo. Es hacer lo que se quiera, pero amando de verdad, siempre y a todos, buscando el bien de los demás y no el egoísmo. Cuando el amor es sincero, poniendo a Dios como meta primera y última, ¡Qué bueno es amar! Si es así, haz lo que quieras.
  • 11. Ama y haz lo que quieras.
  • 13.
  • 14.
  • 20. Ama y haz lo que quieras. Hacer CLIC
  • 21. Pero toda la doctrina de Jesús se expone no sólo en un pequeño libro, que es el evangelio, y ni siquiera en una frase, sino en una palabra, que es: AMOR. Suele ser muy difícil, ni siquiera en un pequeño libro, resumir toda la doctrina de un gran pensador o filósofo.
  • 22. Sobre el amor se puede hablar mucho y hay muchas facetas o realidades diversas de la vida en que entra a considerarse el amor. Hoy el evangelio nos va a hablar sobre la corrección fraterna, que es una faceta o un signo del amor. Mateo 18,15-20
  • 23. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos."
  • 24. Debe ser para hacer un bien al otro. Un bien, no tanto en lo material, cuando en lo más importante, en lo que se refiere a la salvación del alma. Se trata de corregir lo malo que tiene el otro. Hoy la Iglesia nos invita a la corrección fraterna. Hay que considerarlo, porque así debe ser, como un acto de amor hacia los demás.
  • 25. Corregir lo malo del otro es una obra de caridad y de misericordia. No sólo es una obra de caridad, sino que tenemos obligación de mirar por el bien de los demás. Y para hacerle un bien, tendremos que corregirle las cosas malas que tenga.
  • 26. No podemos hacer como Caín cuando, habiendo matado a su hermano Abel, oyó que Dios le preguntaba por su hermano. Y Caín respondió: «¿Soy acaso el guardián de mi hermano?» Pues resulta que todos somos guardianes de nuestros hermanos. Claro que ser guardianes no significa que debamos ser espías o policías del otro.
  • 27. Por eso debemos saber que no sólo somos jueces sino reos. Es decir, que para poder corregir bien, debemos estar dispuestos a ser corregidos, porque todos tenemos males. Tampoco caigamos en lo que nos dice Jesús: de que estemos viendo la paja en el ojo ajeno y no veamos la viga en el nuestro.
  • 28. Pero la caridad nos dice que tenemos que hacer algo para procurar quitar el mal del otro. Y esto porque todo hombre es mi hermano de cualquier raza o color.
  • 31. Compañero de camino, no pases nunca de largo, insensible a su dolor.
  • 32. Todo hombre es mi hermano de cualquier raza o color. Hacer clic
  • 33. Jesús nos dice que tratemos al otro como hermano. Por eso debemos buscar su bien total. Mucho más si el otro está en gran peligro de salvación. Por eso es buena la corrección fraterna. La gran dificultad está en el cómo. Suele ser muy difícil. Por de pronto no se trata de criticar o apartar, sino de unidad y de amor.
  • 34. Hoy Jesús en el evangelio nos da unas normas. La primera es que sea “a solas entre los dos”. Y esto después de la condición esencial: “Si tu hermano peca”. Porque hay que averiguar si verdaderamente hay culpa y qué clase de culpa. Y esto porque alguno ve culpa en el otro por no tener las mismas ideas o porque no me es simpático.
  • 35. Debe estar uno cierto de que hay culpa verdadera. Y, como todo lo bueno debemos hacerlo en clima de oración, debes estar cierto en la oración de que debes corregir. Si es así, “repréndele”. Esta palabra del evangelio no quiere decir que deba ser con acritud o aspereza, sino con amor, que es deseo del bien.
  • 36. No se trata de hacer un proceso como si fuese un juicio. Más que insistir en lo malo, habría que insistir en que sigue siendo amado a pesar de la equivocación. Lo importante es la caridad, la paciencia, la misericordia y el respeto. Debemos pedir luz para saber actuar con quien se ha desviado.
  • 37. No se trata de criticarle, sino de tenderle la mano, de mostrarle la mano extendida de una manera delicada para que, quien está dispuesto a alejarse, vuelva al buen camino. Es como si alguien le dijera: Amigo, tiéndeme la mano y buscaremos juntos alguna solución.
  • 40.
  • 41. Ya sé que tienes hambre, por eso te ofrezco mi pan.
  • 42.
  • 46. Más que llamar al otro al orden, es llamarlo a dejarse amar. La corrección fraterna no es ponerse en plan de superioridad, porque quien amonesta es también pecador, que comparte la misma fragilidad y miseria. Más que decir “mira lo que has hecho”, sería decir “mira lo que somos capaces de hacer”.
  • 47. Hay veces que no se consigue nada a solas. Entonces dice Jesús que se llame a alguno con el fin de que la corrección sea más eficaz. Pero no se trata de llamar a cualquiera. Se entiende que sea alguien que tenga cierta autoridad con el otro, sobre todo si es joven. Pueden ser los padres o algún educador.
  • 48. Y si, ni aun así quiere cambiar, puede recibir la amonestación de un grupo o de la comunidad. Y en última instancia se le tendrá por excluido o pagano. Es lo que en ocasiones hace la Iglesia con la excomunión: declarar que no está en comunión con la Iglesia.
  • 49. Esto de la corrección fraterna lo dice Jesús para todos; pero algunos tienen una obligación más especial. En el Antiguo Testamento se llamaban los centinelas o como atalayas, como eran los profetas. Ez 33,7-9 Hoy en la 1ª lectura el profeta Ezequiel nos habla sobre este tema.
  • 50. Así dice el Señor: "A ti, hijo de Adán, te he puesto de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches palabra de mi boca, les darás la alarma de mi parte. Si yo digo al malvado: "¡Malvado, eres reo de muerte!", y tú no hablas, poniendo en guardia al malvado para que cambie de conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre; pero si tú pones en guardia al malvado para que cambie de conducta, si no cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero tú has salvado la vida."
  • 51. Especialmente en tiempo de guerra, alguien debía quedarse toda la noche vigilando por si venía el enemigo. ¡Ay de él si se dormía y no avisaba cuando llegaba el enemigo! Las consecuencias eran suyas.
  • 52. Esto pasa en la vida real, donde los centinelas por oficio son los padres y madres para sus hijos, los educadores y en cierto sentido otras autoridades.
  • 53. En la Iglesia son centinelas todos los constituidos en autoridad como el papa y los obispos. En una congregación religiosa es el superior.
  • 54. Muchas veces pasa con respecto a la corrección fraterna que uno dice: ¿Y quién me manda meterme en estos líos? Y se queda sin hacer nada. Entonces se le puede aplicar lo del centinela: Si tu no dices nada y el otro peca, tu eres culpable. Pero si tu has avisado y el otro no hace caso, “tu al menos has salvado tu vida”.
  • 55. Otras muchas veces se desalienta uno y dice: “Yo sé que no voy a sacar nada de provecho”. ¿Quién sabe? Lo que sí todos podemos hacer al menos algo, es por medio de la oración. Muchas veces el estar a solas con el otro será muy difícil, aunque lo queramos. Entonces oremos. porque Dios quiere la salvación de todos.
  • 56. A veces criticamos, pero no oramos. La corrección fraterna es muy difícil. Expongámoselo al Señor. Sólo con eso nos hemos hecho un bien a nosotros y muy posiblemente también al otro. Dios puede poner las circunstancias propicias para un cambio. A veces no se puede hacer una advertencia, pero mucho puede hacer una sonrisa.
  • 57. Y terminamos con el final del evangelio. Algo importante, como la conversión de una persona, se puede poner como intención especial de oración para un grupo. Hoy nos recuerda Jesús que, si es buena la oración, mejor es cuando lo hacen dos o tres.
  • 58. “Os aseguro además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo”.
  • 59. “Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.
  • 60. Muchas veces el estar a solas con el otro será muy difícil, aunque lo queramos. Entonces oremos y estemos atentos a la voz del Señor, como hoy se nos dice en el salmo responsorial, que siempre es como un complemento a la primera lectura. Ojalá escuchemos hoy la voz del Señor.
  • 62. no endurezcáis el corazón.
  • 64. no endurezcáis el corazón.
  • 67. Entremos a su presencia
  • 70. Que María nos ayude a guardar en el corazón la palabra del Señor. AMÉN