SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 79
Domingo 12º del tiempo ordinario
Ciclo A
Jesús predicaba a veces a grandes masas de gente y
rodeado de una multitud de personas.
Pero otras veces estaba a solas con los 12 apóstoles y
varias veces junto con unos pocos discípulos y
discípulas que solían seguirle.
Con los 12 apóstoles estaba de una manera más especial,
pues les tenía que orientar para cuando comenzasen a
predicar: en algunas ocasiones de manera como ensayo y
después de subir al cielo y después de Pentecostés de
forma definitiva.
No se trataba de ponerles como de color de rosa todo lo
relativo al apostolado. Les hablaba de persecuciones
que iban a tener como las tenía ya el mismo Jesús y
más que iba a tener. También iban a ser insultados sin
razón. Y todo esto hacía que se llenasen de temores.
Más
cuando les
dijo que
ellos, que
eran como
mansas
ovejas,
iban a
estar como
entre
lobos.
Ante esto ya les había consolado Jesús diciéndoles que
iban a tener un don especial, don del Espíritu Santo, para
saberse defender de modo que pareciera como si Dios
hablase por medio de ellos mismos.
Automático
entre los
lobos
rugientes;
sed
sencillos
cual
palomas
.
Mas guardaos de los hombres,
presos a la asamblea
y allí os azotarán.
Cuando
estéis
ante los
jueces,
testimonio
habréis de
dar;
que
tengáis
que
pronun-
ciar.
Pues
no será
vuestra
boca
la que de
suyo
clamará,
el que tu lengua
hará hablar.
Hacer CLIC
Así que Jesús varias veces y hasta la «Última Cena» no
dejó de consolarles. Hoy comienza el evangelio con estas
palabras: «No tengáis miedo». Esta frase la repetía varias
veces el papa san Juan Pablo II, desde el comienzo de su
apostolado.
Dice así el evangelio de este día:
Es algo muy
importante
para la vida
cristiana y
sobre todo
para la
evangeliza-
ción.
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «No tengáis
miedo a los hombres, porque nada hay cubierto que no
llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a
saberse. Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y
lo que escuchéis al oído pregonadlo desde la azotea. No
tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden
matar el alma. No, temed al que puede destruir con el
fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones
por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo
sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta
los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no
tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los
gorriones.
Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también
me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me
niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi
Padre del cielo». Mateo 10,26-33
Hoy también se nos dice a nosotros, porque en este
mundo, a pesar de saber que hay muchos adelantos, hay
también muchos miedos. Y una señal de estos miedos
es que todo se procura dejar bien cerrado: la casa, el
coche o auto (recuerdo los años en que yo dejaba por la
noche el coche abierto en la calle y con la llave puesta).
Hay miedo de
perder el
empleo, hasta
de tener el
dinero en el
banco, miedo
a los
desastres, al
terrorismo,
etc.
Y en el terreno religioso hay miedo a los cambios en la
Iglesia, miedo al qué dirán en el apostolado, miedo al
fracaso, a las críticas. La gente que vive atemorizada,
suele pensar sólo en las fuerzas humanas y materiales.
Y hasta los cristianos creemos poco en la ayuda de
Dios.
Hoy Jesús nos dice como a los apóstoles: «No tengáis
miedo»- Y nos da tres razones: La primera es porque
todo llegará a descubrirse.
No hace falta
esperar quizá al
Juicio final,
donde todas las
acciones
quedarán
patentes. En el
trascurso de la
vida se van
descubriendo
muchas cosas.
Pero sobre todo: Dios lo ve todo y a Dios no se le puede
ocultar nada. Había un dicho: «Dios ve una hormiga negra
sobre una piedra negra en una noche totalmente oscura».
Además la opinión de la gente cambia con
mucha facilidad. Así que la verdad hasta
humanamente es que va descubriéndose
poco a poco.
¡Que miedo suele haber al qué dirá la gente! Lo
primero que debemos pensar, porque es lo más
importante (o totalmente importante) es lo que
diga Dios, no lo que diga la gente.
Y resulta que iba a ser madre sin esperar a
completar la ceremonia del matrimonio y sin saberlo José.
Como ejemplo plenamente
ilustrador del no tener
miedo por estar en las
manos de Dios, podíamos
poner a la Virgen María.
Cuando el ángel la ofreció
de parte de Dios ser la
madre del Redentor y
comprendió que era esa la
voluntad del Creador, se
puso en Sus manos sin
mirar qué podría decir la
gente. Quizá algunos
familiares sabrían de su
entrega plena a Dios y
todos sabían de su vida
leal.
Tienes un
hijo en el
vientre y
ni siquiera
te quejas.
Automático
Tanto llena
tu amor
que hasta
el dolor te
lo ciega.
Tienes dolor en la carne, tal cualquier mujer que espera
y el
dolor
que trae
la duda
de José,
aunque
no
quiera.
¿Y qué piensan tus parientes de
aquella niña de antaño
que
prometió
vivir virgen
a lo largo
de sus
años?
¡Cómo me
mira la
gente! ¡Qué
nueve
meses más
largos!
¡Cuántas
miradas
hirientes!
¡Cuán
pesado es
mi
cansancio!
¡Cómo me
mira la
gente! ¡Qué
nueve meses
más largos!
¡Cuántas
miradas
hirientes!
¡Cuán
pesado es
mi
cansancio!
Sólo sosiega mi vida las palabras de
Gabriel:
No temas,
mujer
sencilla,
tienes la
gracia de
Él.
Serena has de soportar pues quien de ti va a
nacer,
al mundo
traerá la
paz, tú has
de ser
quien se la
dé.
¿Y qué
piensan tus
parientes de
aquella niña
de antaño
que prometió vivir virgen a lo largo de sus años?
¡Cómo me
mira la
gente! ¡Qué
nueve
meses más
largos!
¡Cuántas
miradas
hirientes!
¡Cuán
pesado es
mi
cansancio!
¡Cómo me
mira la
gente! ¡Qué
nueve
meses más
largos!
¡Cuántas
miradas
hirientes!
¡Cuán
pesado es mi
cansancio!
Hacer CLIC
La 2ª razón
que da
Jesús para
vivir sin
temor es
porque no
hay que
temer a los
hombres
sino a
Dios.
No es que sea lo
principal el temor
de Dios.
Normalmente
debemos actuar
por amor; pero si
el amor no nos
mantiene en la
gracia, que al
menos el temor
de caer en el
castigo eterno
nos pueda
preservar del
pecado.
Este temor de Dios
es muy diferente
del que estamos
acostumbrados a
pensar en relación
a la vida material.
El temor a Dios es
tan bueno y
sublime que es un
don del Espíritu
Santo. Es el temor
de perder a Dios o
temor a nosotros
mismos, a nuestra
debilidad.
Jesús nos da
confianza y
nos dice que
no tenemos
por qué temer
a los hombres.
Lo más que
nos pueden
hacer es
quitarnos la
vida material,
pero no la vida
eterna.
Hasta de esto
peor que nos
pueda hacer la
maldad
humana, que
sería el
quitarnos la
vida material,
Dios puede
sacar gran
provecho:
para nosotros,
para el bien de
otras personas
y de toda la
Iglesia.
Por eso se necesita fe para estar bien persuadido de
que el mayor mal no es la muerte temporal sino la
condenación y el pecado que la prepara.
La 3ª razón que da
Jesús para vivir
sin miedo es que
contamos con el
cariño y la
protección de
Dios. Si Dios
cuida hasta de los
pajarillos ¿cómo
no va a cuidar de
nosotros? Hasta
sabe el número de
nuestros cabellos.
Es la ley de la
Providencia
Divina en nuestra
vida
Es difícil
comprender la
Providencia de Dios
en nuestra vida
cuando vemos
tantas cosas que
nos disgustan,
cuando hay tantos
desastres y vemos
que muchas veces
triunfa el mal y la
injusticia.
Sabemos que esta vida es
de paso hacia “la nueva
tierra y nuevos cielos”.
Pero hay demasiada gente
que vive como si
viviéramos en una vida
final y no hubiera nada
más. Hoy una vez más
debemos reavivar nuestra
fe en la presencia
amorosa de Dios a
nuestro lado o
profundamente inmersa
en nuestro interior. Pero
Dios no nos doblega, sino
que nos llama y nos invita.
Dios siempre respeta
nuestra libertad.
“Todas las cosas las
ordena Dios para bien de
los que le aman”. Esto que
ya proclamaba san Pablo,
debemos tenerlo en cuenta
al proclamar la Providencia
Divina en nuestra vida.
Qué difícil es comprender
que todo lo hace Dios para
nuestro bien. Claro que a
veces chocamos con la
mala voluntad de otras
personas. Pero hasta de
eso podemos sacar bienes.
Por eso entreguémonos en
las manos de Dios y
hagamos el bien.
Termina hoy el evangelio con
una especie de fórmula
sapiencial: «Si uno se pone de
mi parte ante los hombres, yo
también me pondré de su parte
ante mi Padre del cielo. Y si
uno me niega ante los
hombres, yo también lo negaré
ante mi Padre del cielo». Hay
muchas maneras de ponernos
de parte de Dios. Lo más
sencillo será cumplir cada uno
con sus deberes dentro de la
sociedad y de la Iglesia. Será
siempre practicar el bien y la
misericordia siguiendo el ser
de Dios.
Pero hoy se nos insiste
especialmente en confiar
en Dios. Por eso en la 1ª
lectura, que siempre está
muy unida con el
evangelio nos habla el
profeta Jeremías. Sufrió
mucho por defender los
derechos de Dios, estaba
perseguido; pero sentía
que Dios estaba con él y
seguía poniendo su
confianza en el Señor.
Así dice esta lectura.
Dijo Jeremías: "Oía el cuchicheo de la gente: "Pavor en
torno; delatadlo, vamos a delatarlo." Mis amigos
acechaban mi traspié: "a ver si se deja seducir, y lo
abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él."
Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis
enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se
avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no
se olvidará.
Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas
lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que
tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa.
Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del
pobre de manos de los impíos."
Jeremías 20,10-13
Hay que saber
fiarse más de Dios,
que siempre está a
nuestro lado y que
con su providencia
gobierna todo el
universo para
nuestro bien. No
sólo vela por todos
en general, sino
por cada uno de
nosotros en
particular.
En la misa, cuando estamos en la presencia del Señor de
una manera más tierna y eficaz por estar en la Eucaristía
y en la comunidad reunida, le pidamos que nos llene de
su amor y que luego sintamos su Providencia en el
quehacer de nuestra vida.
Terminamos
dirigiendo
nuestra
súplica al
Señor, como
el salmo
responsorial
que dice:
«Señor, que
me escuche
tu gran
bondad».
Automático
Con
dulce
voz a ti
yo
clamaré.
Escucha,
buen
Señor,
mi
oración
En Ti me gozaré,
Señor Jesús.
A ti mi
vida
entera
rendiré.
Oh
Señor
Jesús,
úngeme
y hazme
dócil
como tu
quieras.
Tómame
y dame
fuerzas
para
seguir
tu
camino.
Oh
Señor
Jesús,
úngeme
Que María presente nuestra oración
ante su hijo Jesús.
AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Viviendo Como Nueva Creatura Vii
Viviendo Como Nueva Creatura ViiViviendo Como Nueva Creatura Vii
Viviendo Como Nueva Creatura ViiMundo de Fe Este
 
El espiritu de sodoma al descubierto
El espiritu de sodoma al descubiertoEl espiritu de sodoma al descubierto
El espiritu de sodoma al descubiertoabcdelabiblia
 
3 maldito por quien Pt nic Garza
3 maldito por quien Pt nic Garza3 maldito por quien Pt nic Garza
3 maldito por quien Pt nic GarzaPt. Nic Garza
 
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...CPV
 
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...CPV
 
Las siete palabras de jesús, antes de morir.
Las siete palabras de jesús, antes de morir.Las siete palabras de jesús, antes de morir.
Las siete palabras de jesús, antes de morir.16698808
 
Las 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLas 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLuis Zimeri
 
Tomando la siesta con jesús
Tomando la siesta con jesúsTomando la siesta con jesús
Tomando la siesta con jesúsPedro Santos
 
Estás siendo probado
Estás siendo probadoEstás siendo probado
Estás siendo probadoJImpacto
 
Leyes del reino la perseverancia
Leyes del reino la perseveranciaLeyes del reino la perseverancia
Leyes del reino la perseveranciaLuis Tk
 
Lo que debes hacer para ser salvo
Lo que debes hacer para ser salvoLo que debes hacer para ser salvo
Lo que debes hacer para ser salvoDanny Totocayo
 

La actualidad más candente (20)

Adelante
AdelanteAdelante
Adelante
 
016 1 juan 5
016 1 juan 5016 1 juan 5
016 1 juan 5
 
Domingo 34º xto, rey
Domingo 34º xto, reyDomingo 34º xto, rey
Domingo 34º xto, rey
 
Viviendo Como Nueva Creatura Vii
Viviendo Como Nueva Creatura ViiViviendo Como Nueva Creatura Vii
Viviendo Como Nueva Creatura Vii
 
El espiritu de sodoma al descubierto
El espiritu de sodoma al descubiertoEl espiritu de sodoma al descubierto
El espiritu de sodoma al descubierto
 
3 maldito por quien Pt nic Garza
3 maldito por quien Pt nic Garza3 maldito por quien Pt nic Garza
3 maldito por quien Pt nic Garza
 
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
 
El toque de dios - David Wilkerson
El toque de dios - David WilkersonEl toque de dios - David Wilkerson
El toque de dios - David Wilkerson
 
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
ESCRITO ESTA EN ACCIÓN. LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE. ROMANOS 5:1-11. (RO. No. ...
 
Las siete palabras de jesús, antes de morir.
Las siete palabras de jesús, antes de morir.Las siete palabras de jesús, antes de morir.
Las siete palabras de jesús, antes de morir.
 
Las 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLas 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruz
 
Tomando la siesta con jesús
Tomando la siesta con jesúsTomando la siesta con jesús
Tomando la siesta con jesús
 
Estás siendo probado
Estás siendo probadoEstás siendo probado
Estás siendo probado
 
Leyes del reino la perseverancia
Leyes del reino la perseveranciaLeyes del reino la perseverancia
Leyes del reino la perseverancia
 
El corazon
El corazonEl corazon
El corazon
 
015 1 juan 5
015 1 juan 5015 1 juan 5
015 1 juan 5
 
7 palabras jesus
7 palabras jesus7 palabras jesus
7 palabras jesus
 
013 1 juan 4
013 1 juan 4013 1 juan 4
013 1 juan 4
 
Lo que debes hacer para ser salvo
Lo que debes hacer para ser salvoLo que debes hacer para ser salvo
Lo que debes hacer para ser salvo
 
Oficio de lectura viernes 1ª semana
Oficio de lectura viernes 1ª semanaOficio de lectura viernes 1ª semana
Oficio de lectura viernes 1ª semana
 

Similar a XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)

Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamez
Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamezPandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamez
Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamezEliud Gamez Gomez
 
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de Balaguer
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de BalaguerHomilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de Balaguer
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de BalaguerEdwardCrumpp
 
Guion misa-ciclo-a-domingo-19
Guion misa-ciclo-a-domingo-19Guion misa-ciclo-a-domingo-19
Guion misa-ciclo-a-domingo-19cristinamoreubi
 
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 a
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 aEscrito esta. gal. no. 4:1-20 a
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 ajose montero
 
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.jose montero
 
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todoslacasadetodos2014
 
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.federico almenara ramirez
 
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18jose montero
 
Enemigos de Dios.docx
Enemigos de Dios.docxEnemigos de Dios.docx
Enemigos de Dios.docxJarethSuarez1
 
El día de la misericordia
El día de la misericordiaEl día de la misericordia
El día de la misericordiarazaactiva
 

Similar a XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A) (20)

Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamez
Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamezPandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamez
Pandemias y reflexiones cuando nos agobia rl temor by eliud gamez
 
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de Balaguer
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de BalaguerHomilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de Balaguer
Homilias. Año de la fe - Josemaría Escrivá de Balaguer
 
Guion misa-ciclo-a-domingo-19
Guion misa-ciclo-a-domingo-19Guion misa-ciclo-a-domingo-19
Guion misa-ciclo-a-domingo-19
 
Porque vino jesús al mundo
Porque vino jesús al mundoPorque vino jesús al mundo
Porque vino jesús al mundo
 
Dia11 agt12
Dia11 agt12Dia11 agt12
Dia11 agt12
 
Carta a juan, un apostol cansado
Carta a juan, un apostol cansadoCarta a juan, un apostol cansado
Carta a juan, un apostol cansado
 
H umildad
H umildadH umildad
H umildad
 
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 a
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 aEscrito esta. gal. no. 4:1-20 a
Escrito esta. gal. no. 4:1-20 a
 
MUCHOS DIAS PARA VER EL BIEN
MUCHOS DIAS PARA VER EL BIENMUCHOS DIAS PARA VER EL BIEN
MUCHOS DIAS PARA VER EL BIEN
 
Dom ord 26 b
Dom ord 26 bDom ord 26 b
Dom ord 26 b
 
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.
Escrito esta. 2 co. no. 11:1-15 a.
 
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos
2014 10-19 "El Conquistador Boletín Semanal" de La Casa de Todos
 
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.
DOMINGO 4º DEL TO. CICLO C. DIA 31 DE ENERO DEL 2016. PPS.
 
R2 2008 11
R2 2008 11R2 2008 11
R2 2008 11
 
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18
Escrito esta. 2 co. no. 4:1-18
 
Por qué orar
Por qué orarPor qué orar
Por qué orar
 
Por qué orar
Por qué orarPor qué orar
Por qué orar
 
Enemigos de Dios.docx
Enemigos de Dios.docxEnemigos de Dios.docx
Enemigos de Dios.docx
 
El día de la misericordia
El día de la misericordiaEl día de la misericordia
El día de la misericordia
 
Contra satanás
Contra satanásContra satanás
Contra satanás
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Diócesis de Mayagüez
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)Diócesis de Mayagüez
 

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
XXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo aXXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo a
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo aXVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
 
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo aDomingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
 

Último

Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesIglesia Pentecostal Nazaret
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxjenune
 
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfSermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfhugocuella1
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfasociacion
 
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfasociacion
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfasociacion
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfSAC
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmBritneynicoleMoriano
 

Último (9)

Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
 
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfSermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
 
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
 

XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)

  • 1. Domingo 12º del tiempo ordinario Ciclo A
  • 2. Jesús predicaba a veces a grandes masas de gente y rodeado de una multitud de personas.
  • 3. Pero otras veces estaba a solas con los 12 apóstoles y varias veces junto con unos pocos discípulos y discípulas que solían seguirle.
  • 4. Con los 12 apóstoles estaba de una manera más especial, pues les tenía que orientar para cuando comenzasen a predicar: en algunas ocasiones de manera como ensayo y después de subir al cielo y después de Pentecostés de forma definitiva.
  • 5. No se trataba de ponerles como de color de rosa todo lo relativo al apostolado. Les hablaba de persecuciones que iban a tener como las tenía ya el mismo Jesús y más que iba a tener. También iban a ser insultados sin razón. Y todo esto hacía que se llenasen de temores. Más cuando les dijo que ellos, que eran como mansas ovejas, iban a estar como entre lobos.
  • 6. Ante esto ya les había consolado Jesús diciéndoles que iban a tener un don especial, don del Espíritu Santo, para saberse defender de modo que pareciera como si Dios hablase por medio de ellos mismos.
  • 10. .
  • 11. Mas guardaos de los hombres,
  • 12.
  • 13. presos a la asamblea
  • 14. y allí os azotarán.
  • 17.
  • 21.
  • 22. el que tu lengua hará hablar. Hacer CLIC
  • 23. Así que Jesús varias veces y hasta la «Última Cena» no dejó de consolarles. Hoy comienza el evangelio con estas palabras: «No tengáis miedo». Esta frase la repetía varias veces el papa san Juan Pablo II, desde el comienzo de su apostolado. Dice así el evangelio de este día: Es algo muy importante para la vida cristiana y sobre todo para la evangeliza- ción.
  • 24. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo». Mateo 10,26-33
  • 25. Hoy también se nos dice a nosotros, porque en este mundo, a pesar de saber que hay muchos adelantos, hay también muchos miedos. Y una señal de estos miedos es que todo se procura dejar bien cerrado: la casa, el coche o auto (recuerdo los años en que yo dejaba por la noche el coche abierto en la calle y con la llave puesta). Hay miedo de perder el empleo, hasta de tener el dinero en el banco, miedo a los desastres, al terrorismo, etc.
  • 26. Y en el terreno religioso hay miedo a los cambios en la Iglesia, miedo al qué dirán en el apostolado, miedo al fracaso, a las críticas. La gente que vive atemorizada, suele pensar sólo en las fuerzas humanas y materiales. Y hasta los cristianos creemos poco en la ayuda de Dios.
  • 27. Hoy Jesús nos dice como a los apóstoles: «No tengáis miedo»- Y nos da tres razones: La primera es porque todo llegará a descubrirse. No hace falta esperar quizá al Juicio final, donde todas las acciones quedarán patentes. En el trascurso de la vida se van descubriendo muchas cosas.
  • 28. Pero sobre todo: Dios lo ve todo y a Dios no se le puede ocultar nada. Había un dicho: «Dios ve una hormiga negra sobre una piedra negra en una noche totalmente oscura».
  • 29. Además la opinión de la gente cambia con mucha facilidad. Así que la verdad hasta humanamente es que va descubriéndose poco a poco. ¡Que miedo suele haber al qué dirá la gente! Lo primero que debemos pensar, porque es lo más importante (o totalmente importante) es lo que diga Dios, no lo que diga la gente.
  • 30. Y resulta que iba a ser madre sin esperar a completar la ceremonia del matrimonio y sin saberlo José. Como ejemplo plenamente ilustrador del no tener miedo por estar en las manos de Dios, podíamos poner a la Virgen María. Cuando el ángel la ofreció de parte de Dios ser la madre del Redentor y comprendió que era esa la voluntad del Creador, se puso en Sus manos sin mirar qué podría decir la gente. Quizá algunos familiares sabrían de su entrega plena a Dios y todos sabían de su vida leal.
  • 31. Tienes un hijo en el vientre y ni siquiera te quejas. Automático
  • 32. Tanto llena tu amor que hasta el dolor te lo ciega.
  • 33. Tienes dolor en la carne, tal cualquier mujer que espera
  • 34. y el dolor que trae la duda de José, aunque no quiera.
  • 35. ¿Y qué piensan tus parientes de aquella niña de antaño
  • 36. que prometió vivir virgen a lo largo de sus años?
  • 37. ¡Cómo me mira la gente! ¡Qué nueve meses más largos!
  • 39. ¡Cómo me mira la gente! ¡Qué nueve meses más largos!
  • 41. Sólo sosiega mi vida las palabras de Gabriel:
  • 43. Serena has de soportar pues quien de ti va a nacer, al mundo traerá la paz, tú has de ser quien se la dé.
  • 44. ¿Y qué piensan tus parientes de aquella niña de antaño
  • 45. que prometió vivir virgen a lo largo de sus años?
  • 46. ¡Cómo me mira la gente! ¡Qué nueve meses más largos!
  • 48. ¡Cómo me mira la gente! ¡Qué nueve meses más largos!
  • 50. La 2ª razón que da Jesús para vivir sin temor es porque no hay que temer a los hombres sino a Dios.
  • 51. No es que sea lo principal el temor de Dios. Normalmente debemos actuar por amor; pero si el amor no nos mantiene en la gracia, que al menos el temor de caer en el castigo eterno nos pueda preservar del pecado.
  • 52. Este temor de Dios es muy diferente del que estamos acostumbrados a pensar en relación a la vida material. El temor a Dios es tan bueno y sublime que es un don del Espíritu Santo. Es el temor de perder a Dios o temor a nosotros mismos, a nuestra debilidad.
  • 53. Jesús nos da confianza y nos dice que no tenemos por qué temer a los hombres. Lo más que nos pueden hacer es quitarnos la vida material, pero no la vida eterna.
  • 54. Hasta de esto peor que nos pueda hacer la maldad humana, que sería el quitarnos la vida material, Dios puede sacar gran provecho: para nosotros, para el bien de otras personas y de toda la Iglesia.
  • 55. Por eso se necesita fe para estar bien persuadido de que el mayor mal no es la muerte temporal sino la condenación y el pecado que la prepara.
  • 56. La 3ª razón que da Jesús para vivir sin miedo es que contamos con el cariño y la protección de Dios. Si Dios cuida hasta de los pajarillos ¿cómo no va a cuidar de nosotros? Hasta sabe el número de nuestros cabellos. Es la ley de la Providencia Divina en nuestra vida
  • 57. Es difícil comprender la Providencia de Dios en nuestra vida cuando vemos tantas cosas que nos disgustan, cuando hay tantos desastres y vemos que muchas veces triunfa el mal y la injusticia.
  • 58. Sabemos que esta vida es de paso hacia “la nueva tierra y nuevos cielos”. Pero hay demasiada gente que vive como si viviéramos en una vida final y no hubiera nada más. Hoy una vez más debemos reavivar nuestra fe en la presencia amorosa de Dios a nuestro lado o profundamente inmersa en nuestro interior. Pero Dios no nos doblega, sino que nos llama y nos invita. Dios siempre respeta nuestra libertad.
  • 59. “Todas las cosas las ordena Dios para bien de los que le aman”. Esto que ya proclamaba san Pablo, debemos tenerlo en cuenta al proclamar la Providencia Divina en nuestra vida. Qué difícil es comprender que todo lo hace Dios para nuestro bien. Claro que a veces chocamos con la mala voluntad de otras personas. Pero hasta de eso podemos sacar bienes. Por eso entreguémonos en las manos de Dios y hagamos el bien.
  • 60. Termina hoy el evangelio con una especie de fórmula sapiencial: «Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo». Hay muchas maneras de ponernos de parte de Dios. Lo más sencillo será cumplir cada uno con sus deberes dentro de la sociedad y de la Iglesia. Será siempre practicar el bien y la misericordia siguiendo el ser de Dios.
  • 61. Pero hoy se nos insiste especialmente en confiar en Dios. Por eso en la 1ª lectura, que siempre está muy unida con el evangelio nos habla el profeta Jeremías. Sufrió mucho por defender los derechos de Dios, estaba perseguido; pero sentía que Dios estaba con él y seguía poniendo su confianza en el Señor. Así dice esta lectura.
  • 62. Dijo Jeremías: "Oía el cuchicheo de la gente: "Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo." Mis amigos acechaban mi traspié: "a ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él." Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos." Jeremías 20,10-13
  • 63. Hay que saber fiarse más de Dios, que siempre está a nuestro lado y que con su providencia gobierna todo el universo para nuestro bien. No sólo vela por todos en general, sino por cada uno de nosotros en particular.
  • 64. En la misa, cuando estamos en la presencia del Señor de una manera más tierna y eficaz por estar en la Eucaristía y en la comunidad reunida, le pidamos que nos llene de su amor y que luego sintamos su Providencia en el quehacer de nuestra vida. Terminamos dirigiendo nuestra súplica al Señor, como el salmo responsorial que dice: «Señor, que me escuche tu gran bondad».
  • 68.
  • 69. En Ti me gozaré, Señor Jesús.
  • 71.
  • 72.
  • 78.
  • 79. Que María presente nuestra oración ante su hijo Jesús. AMÉN