Universidad Fermín Toro
Escuela de Ciencias Jurídica y Política
Barquisimeto Edo - Lara
Hugolino Andrade / C.I: 13.268.829...
INTRODUCCION
En la rama de la medicina legal objeto es el estudio de los estados
patológicos producidos en el cuerpo human...
Definiciones y Clasificación de las lesiones según el agente vulnerante
La medicina clínica define a las Lesiones como alt...
exterior. Se trata de una lesión física no penetrante por la acción de un objeto duro
que actúa sobre el organismo con fue...
Características de Vitalidad en Heridas Externas y Lesiones Internas
Las heridas Externas se caracterizan por generar una ...
Las heridas por arma de fuego son cuidadosamente estudiadas, cuando
existe orificio de entrada y trayecto hablamos de heri...
Los Profesores Gisbert y Castellano expertos en Medicina Legal y
Toxicología han clasificado estas modificaciones bajo el ...
atravesar el cuerpo, quede retenido entre las prensa de vestir que podremos
recuperar en las primeras manipulaciones sobre...
Las lesiones de quemaduras por calor intenso son lesiones producidas por
acción local del calor bajo sus diferentes formas...
de la lesión, la afectación de la función respiratoria (por llama directa o inhalación
de humos o gases tóxicos en incendi...
o perlado, y es posible que requiera un proceso conocido como
desbridamiento y tratamientos de injertos de piel adicionale...
En primer lugar valorar y tratar las urgencias vitales, asegurando la
permeabilidad de la vía aérea, control respiratorio ...
CONCLUSION
En términos del Código Penal, toda lesión es un delito en contra de la vida y
la salud personal que se comete p...
BIBLIOGRAFIA
.- VILLALAIN, J.D. 2000. Lesiones originadas por armas de fuego. En:
“Manual de Medicina Legal y Forense” de ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Trabajo monografico medicina legal

400 visualizaciones

Publicado el

TRABAJO MEDICINA LEGAL HUGOLINO ANDRADE

Publicado en: Derecho
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
400
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Trabajo monografico medicina legal

  1. 1. Universidad Fermín Toro Escuela de Ciencias Jurídica y Política Barquisimeto Edo - Lara Hugolino Andrade / C.I: 13.268.829 Catedra: Medicina Legal
  2. 2. INTRODUCCION En la rama de la medicina legal objeto es el estudio de los estados patológicos producidos en el cuerpo humano por efecto de la violencia ejercida sobre el mismo. El estado patológico casi siempre se traduce, anatómicamente, en un daño de la integridad corporal, ya sea en forma inmediata o mediata. Dentro de este trabajo monográfico, abordaremos definiciones, clasificaciones, características, analizaremos y estudiaremos la parte de la lesividad médico legal que se ocupa de las lesiones traumáticas o de los traumatismos, de sus causas lesivas y de sus consecuencias. En Derecho y Medicina legal, las lesiones comprenden cualquier daño en el cuerpo que pueda objetivarse y debido a una causa externa en la que esté implicada una tercera persona.
  3. 3. Definiciones y Clasificación de las lesiones según el agente vulnerante La medicina clínica define a las Lesiones como alteraciones anormales que se detectan y observan en la estructura o morfología de una cierta parte o área de la estructura corporal representada por daños internos o externos. Las lesiones alteran las funciones de los órganos, aparatos y sistemas corporales, generando problemas en la salud. En el ámbito de Derecho, el significado de lesión tiene múltiples usos, ya que puede tratarse de un delito basado en la provocación de un daño físico o psíquico a otro sujeto, del perjuicio sufrido en ocasión de otros contratos o del daño causado en las ventas por no concretarlas en su justo precio. Cuando hablamos de Herida, nos referimos a un corte o una lastimadura en alguna parte de un cuerpo vivo. Las heridas se dan por golpes que se realiza con un arma blanca (cuchillo, navaja, palo, entre otros) y que causa un daño. Una herida supone una pérdida de continuidad en la piel, que es secundaria a un traumatismo, una agresión al tejido puede generar un riesgo de infección o la posibilidad de lesiones en los tejidos y órganos adyacentes. Podemos nombrar varios tipos de heridas vinculados a la Medicina Legal, tal es el caso de la que se conoce como herida punzante, un término que se utiliza para definir a toda aquella lesión que se ha producido como consecuencia de un objeto delgado y agudo. Herida contusa que, como su propio nombre indica, es aquella que se produce a raíz de una contusión. Y todo ello sin olvidar tampoco a la herida penetrante que es la que consigue llegar a la parte interior de una zona concreta del cuerpo. Teniendo en cuenta dichas acepciones, y otras muchas más existentes, se pueden establecer tipos de heridas y clasificar en base a criterios y a niveles de los mismos. De esta manera, podemos establecer una tipología atendiendo a los signos de infección, la profundidad de las mismas, al lugar donde se encuentran localizadas y a la extensión que tengan. Una herida también puede estar asociada a la parte emocional o psicológica. Cuando alguien sufre una ofensa, un agravio o humillación, se siente herido. Las Contusiones a diferencia de las Lesiones y Heridas son daños que se produce en alguna parte del cuerpo a causa de un golpe que no genera una herida
  4. 4. exterior. Se trata de una lesión física no penetrante por la acción de un objeto duro que actúa sobre el organismo con fuerza considerable. Si bien las contusiones pueden tener distinta gravedad de acuerdo a la energía que se haya aplicado sobre el organismo, en materia Legal están asociadas al agravio físico si va de una persona a otra generando este tipo de daño. Las contusiones superficiales se conocen como equimosis, mientras que las lesiones sobre los huesos pueden ser fracturas (la pérdida de continuidad normal de la sustancia ósea). Sus síntomas más comunes, el aumento de como la contusión no altera la integridad de la piel, no afecta la epidermis. La piel, en cambio, puede cambiar de color por la sangre derramada dependerá del tipo de contusión; leve, moderada o fuerte. LESION HERIDA CONTUSION Para la Clasificación de las Lesiones según los diversos tipos de agentes vulnerables encontramos: *Agentes Físicos: Aquellos relacionados al Calor, la Electricidad, Calor Radiante y Radiaciones. *Agentes Químicos: Dirigidos a Sustancias Cáusticas y Corrosivas (tóxicos o venenos). *Agentes Biológicos: Corresponden a los agentes infecciosos, ya sean virus, bacterias o parásitos, algún ser vivo (insectos, medusas, peces, batracios) o ciertas plantas. *Agentes Mecánicos: Los Instrumentos contundentes, Las armas blancas y armas de fuego.
  5. 5. Características de Vitalidad en Heridas Externas y Lesiones Internas Las heridas Externas se caracterizan por generar una lesión en los tejidos blandos (piel, músculo, tejido subcutáneo, órganos blandos, tendones, nervios, entre otros) donde se pierde sangre de los vasos sanguíneos; se llama externa cuando la herida es visible y la sangre surge en la superficie y al exterior del cuerpo por lo general acompañada de hemorragia externa que puede ser arterial o venosa. Muchas se producen por agentes externos como anteriormente explicábamos (cuchillos, vidrios, latas) pudiendo así clasificarlas según tipos; heridas abiertas y cerradas, simples y complicadas. Sea cual fuese su tipo, estas acarrean dos riesgos que es necesario evitar para que no pasen a mayores: la hemorragia (conlleva al estado de choque) y la infección. En el caso de las lesiones Internas producidas por mecanismos nocivos o dañinos que alteran el equilibrio celular, encontramos diversas características que nos dan alerta de estas, los Trastornos inmunológicos por ejemplo, como las enfermedades autoinmunes y las reacciones de hipersensibilidad (Lupus, Diabetes, artritis). Comunes son las Enfermedades hereditarias aquellas con las que nacemos, estas pueden ser anemia, fibrosis quística, hemofilia o las Malformaciones congénitas o del desarrollo. También los trastornos metabólicos como la diabetes mellitus y deficiencia nutricional como la malnutrición y las avitaminosis. Características de orificios de entradas y de salida de las heridas por arma de fuego El estudio de las lesiones por arma de fuego forma parte de uno de los temas clásicos y fundamentales en todos los tratados de Medicina Legal a lo largo de su historia por razones básicas, los médicos deben conocer sus manifestaciones para su correcta interpretación, desde la quirúrgica hasta la patología forense y por la investigación judicial, por lo que la participación especializada desde la Medicina Legal es imprescindible para la resolución del caso.
  6. 6. Las heridas por arma de fuego son cuidadosamente estudiadas, cuando existe orificio de entrada y trayecto hablamos de heridas penetrantes y si hay orificio de salida, de heridas perforantes. Cada una cuenta con características peculiares. -Orificio de Entrada: Normalmente su forma es puntiforme circular u oval, dependiendo del ángulo de choque del proyectil sobre la superficie corporal. Un disparo perpendicular al plano del cuerpo producirá una herida en forma circular, de otro modo, la herida será discretamente ovalada. Naturalmente que la morfología apreciada en sus aspectos macroscópicos difiere si el análisis se realiza cuando ha comenzado la putrefacción de las partes blandas. El diámetro del orificio de entrada depende de múltiples factores, si el proyectil es de punta ojival, puede producir un orificio de menor tamaño que su calibre en forma puntiforme. Además, tras penetrar, se produce una característica retracción de la piel que origina una disminución del diámetro de la herida de forma típica. Microscópicamente, en las lesiones de entrada (heridas) se distinguen tres espacios: - Zona central o zona del conducto primario, que corresponde al trayecto primario. - Zona media o zona de necrosis traumática directa, tejidos alterados por la compresión lateral. Contiene residuos del disparo. - Zona externa o de disgregación o conmoción celular, debida a las fuerzas laterales. Los capilares están lesionados y hay infiltración hemorrágica. La excepción a lo señalado se produce cuando: El proyectil posee una gran energía cinética, y ocasionalmente produce una entrada de forma estrellada (proyectiles de alta velocidad que se desestabilizan fácilmente) o si el disparo es en contacto, que produce un desgarro con tamaño superior al calibre del proyectil y se asemeja a las heridas contusas. Lo fundamental del orificio de entrada es que posee unas características específicas de gran valor identificativo que hay que conocer detalladamente.
  7. 7. Los Profesores Gisbert y Castellano expertos en Medicina Legal y Toxicología han clasificado estas modificaciones bajo el rótulo general de “tatuaje” que estaría constituido por: a) Cintilla de contusión-erosión. b) Taraceo o tatuaje propiamente dicho. Es necesario comprender que la penetración del proyectil se produce por empuje y frotación, es decir que desencadena heridas contusas, con depresión y distensión de la piel hasta que supera y rompe la capacidad de elasticidad del tejido. La cintilla de contusión, es el resultado de la excoriación epidérmica inmediatamente contigua alrededor del orificio de entrada. Posee no más de 1mm de anchura y es de color rojo brillante y aspecto apergaminado. Esto último resulta ser lo más determinante del orificio de entrada. El taraceo se define por la existencia y constatación de pólvora quemada y sin quemar y otros residuos del disparo que se incrustan y se adhieren alrededor del orificio de entrada y que puede incluir los efectos de la propia quemadura. -Orificio de Salida: Se produce en aquellos casos en los que la velocidad del proyectil tiene aún suficiente impulso o inercia para salir del organismo atravesando nuevamente la piel. De este modo nos encontraremos con heridas perforantes. El orificio de salida, que a los efectos descriptivos posee las características de una herida penetrante, se caracteriza por lo siguiente: - Generalmente, su diámetro es superior al de entrada. Particularmente es grande cuando el proyectil experimenta alguna deformación por choque con estructuras óseas y arrastra esquirlas de hueso. - El orificio tiene forma de hendidura y sus bordes suelen estar revertidos con aspecto desgarrado. - Presenta grasa procedente del tejido celular subcutáneo y carece de los collaretes erosivo y de limpieza. Como norma general en lo que respecta a las heridas perforantes, con orificios de entrada y de salida, se puede decir que el proyectil penetra en el organismo “empujando” y sale del mismo “rasgando” la piel. No es infrecuente que tras la salida, el proyectil que ha perdido buena parte de su energía cinética al
  8. 8. atravesar el cuerpo, quede retenido entre las prensa de vestir que podremos recuperar en las primeras manipulaciones sobre el cadáver. Diferencias entre lesiones de quemaduras por calor intenso y fuego directo de la electrocución Las quemaduras, son lesiones producidas en un tejido vivo, por la acción de diversos agentes, físicos, químicos o eventualmente biológicos, que provocan alteraciones que varían desde el simple cambio de coloración, hasta la destrucción de las estructuras afectadas. En la denominación general de quemaduras se distinguen con nombre específico cierto tipo de lesiones que, según el agente causante, adquiere características particulares: escaldaduras provocadas por líquidos calientes, las quemaduras ígneas por la acción directa del fuego, las quemaduras provocadas por la electricidad, las corrosivas como consecuencia de ácidos o álcalis y las congeladuras producidas por el frío.
  9. 9. Las lesiones de quemaduras por calor intenso son lesiones producidas por acción local del calor bajo sus diferentes formas. Las lesiones pueden ocurrir por la acción de la llama o por contacto directo con un cuerpo candente, líquido, sólido o gaseoso. La variada y compleja patología que produce la electricidad es diferente de la patología derivada de las quemaduras por llamas o por calor intenso ya que la gravedad de las lesiones depende de tres factores principales: - Amperaje y voltaje de la fuente eléctrica. - resistencia de los tejidos. - Duración de la exposición. Las quemaduras eléctricas son quemaduras no térmicas causadas por un agente exógeno, la electricidad, capaz de producir daño de la dermis y especialmente de los tejidos profundos. La fuente de energía eléctrica carece de energía térmica importante antes de su interacción con los tejidos, pero se transforma en energía térmica al interactuar con la materia biológica. Las quemaduras se deben a la generación de calor por la resistencia que ofrecen los diversos tejidos y órganos del cuerpo. Las quemaduras eléctricas, aunque comparten características con las térmicas, exhiben notorias diferencias. Típicamente causan efectos tardíos y lesiones profundas graves que no corresponden a la apariencia relativamente sana de la piel y los tejidos superficiales, los cuales pueden verse mínimamente afectados. Además, la electricidad de por sí puede lesionar órganos vitales como el corazón o el cerebro, con o sin quemadura. Gravedad de las lesiones por quemaduras, extensión y espesor de tejido comprometido Las quemaduras producen alteraciones orgánicas de intensidad variable, van desde alteraciones a nivel general o sistémico que generan muerte y disfunción celular, hasta alteraciones locales, que están determinadas por el tipo de herida que provocan y la forma en que el proceso de cicatrización responde a la injuria. La gravedad de una quemadura viene determinada por la extensión de la misma, la profundidad, la edad del afectado, el riesgo de infección, la localización
  10. 10. de la lesión, la afectación de la función respiratoria (por llama directa o inhalación de humos o gases tóxicos en incendios) y las enfermedades previas (crónicas como cardiópatas o diabéticos, se descompensan con más facilidad y tienen más riesgo de complicaciones). La extensión es el primer factor a considerar en la valoración de la severidad de una quemadura. Cuanto más extensa sea la quemadura mayor será el estado de gravedad, debido a la pérdida de líquidos (plasma sanguíneo) que acompaña a las quemaduras y que dispone al paciente al estado de “shock” y a mayor riesgo de infección (la quemadura supone la pérdida de la barrera protectora natural del organismo que es la piel). La cara, las manos, los pies, los genitales, la piel que rodea los orificios naturales y la piel de la flexura de codos, axilas y rodillas, son zonas corporales que plantean más complicaciones frente a las quemaduras. Estas áreas poseen una piel más fina y delicada, por lo que cicatrizan mal y ocasionan un gran perjuicio estético, si no se tratan adecuadamente. La profundidad de la injuria cutánea se clasifica como primero, segundo o tercer grados. La evaluación clínica de la profundidad de las quemaduras en ocasiones puede ser difícil, pero existen algunas guías para evaluar el grado de quemadura: Quemadura de Primer Grado: Una quemadura superficial, se limita a la epidermis. Se caracteriza por calor, dolor, humedecimiento y enrojecimiento de la superficie quemada, pero rara vez presenta ampollas o tejido carbonizado. Las quemaduras superficiales con frecuencia cicatrizan en 3 a 7 días y, en general, no dejan marcas. Entre las quemaduras superficiales típicas se incluyen las quemaduras por el sol y las escaldaduras leves. Quemadura de Segundo Grado: Las quemaduras de segundo grado, a veces llamadas quemaduras de espesor parcial, se clasifican en “superficiales” o “profundas”. Ambos tipos penetran más profundo que la quemadura de primer grado y destruyen capas epidérmicas, hasta llegar a la capa de la dermis. Pueden dañar las glándulas sudoríparas y los folículos pilosos, y son extremadamente dolorosas; habitualmente se caracterizan por inflamación intensa. La piel que sufrió una quemadura superficial de segundo grado está húmeda, enrojecida y dolorida. La mayoría de las quemaduras superficiales de segundo grado cicatrizan en 10 a 21 días, pero dejan un cambio en el color y la pigmentación de la piel. Una quemadura de segundo grado profunda puede ser de color marfil
  11. 11. o perlado, y es posible que requiera un proceso conocido como desbridamiento y tratamientos de injertos de piel adicionales. Quemadura de Tercer Grado: También llamada quemadura de espesor completo, destruye todas las capas epidérmicas y dérmicas de la piel. El daño tisular se extiende por debajo de los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas, hasta el tejido subcutáneo (grasa). Con este grado de quemadura, la piel se carboniza y se vuelve correosa, y en general la zona queda como hundida con respecto al tejido circundante. La piel puede tornarse de color rojo brillante, blanco ceroso, café o marrón; no se observan ampollas. Una quemadura de tercer grado puede causar inflamación masiva. Lo curioso es que las quemaduras de tercer grado no son dolorosas, ya que la lesión destruyó las terminaciones nerviosas. Se deberá realizar un injerto de piel o recurrir a otras opciones de reemplazo para el tratamiento de una quemadura de tercer grado. Cuando la quemadura, por su profundidad, compromete a un músculo, un hueso, un tendón y/o un ligamento, suele clasificarse como quemadura de cuarto grado. Estas quemaduras con frecuencia ponen en riesgo la vida y es posible que requieran amputación. CORTE TRANSVERSAL A TRAVEZ DE LA PIEL El politrauma: mecanismos de producción y la evaluación forense del politraumatizado en vida Un Politrauma corresponde al paciente que ha sufrido un traumatismo violento, con compromiso de más de un sistema o aparato orgánico y a consecuencia de ello tiene riesgo de vida. Esta definición que implica violencia, graves lesiones y especialmente riesgo de vida, diferencia al politraumatizado del policontundido y del polifracturado que, aun con lesiones graves, no lleva implícito un riesgo de vida. El tiempo de demora en la asistencia es un factor determinante en la evolución del enfermo, se debe contar con asistencia inmediata a estos pacientes que permita una adecuada valoración y correcto tratamiento de urgencia.
  12. 12. En primer lugar valorar y tratar las urgencias vitales, asegurando la permeabilidad de la vía aérea, control respiratorio y circulatorio. Tras resolver los problemas vitales, se pasa a la valoración secundaria en la que se deben realizar análisis profundos de la cabeza a los pies en busca de posibles lesiones para su tratamiento. Algunas valoraciones serian: *El punto de palpación habitual de la frecuencia cardíaca es la arteria Radial, pero si no lo encontramos, debemos recurrir a las grandes arterias Carótida y Femoral. *Debemos fijarnos en la calidad o amplitud del pulso, frecuencia respiratoria, la inspección de la caja torácica y de los movimientos respiratorios servirán para conocer la frecuencia, presencia de taquipnea o bradipnea, regularidad, así como la profundidad de las respiraciones y el trabajo respiratorio. *Tomar la tensión arterial según la técnica habitual, sistólica y diastólica, si esto no fuera posible, intentaremos tomarla mediante el pulso radial. * Para la temperatura se valora el hipo o hipertermia. *El color de la piel que depende fundamentalmente de la mayor o menor presencia de sangre circulante en el lecho capilar de la piel. Tanto el enrojecimiento, la palidez, como la cianosis o la ictericia, tienen importancia clínica. * El tamaño pupilar y respuesta a la luz y el nivel de conciencia como la movilidad y respuesta al dolor forman parte también de la evaluación forense del politraumatismo en vida. Para tener presente, en la actualidad los traumatismos son la principal causa de muerte dentro de las primeras cuatro décadas de la vida. Como causa global de muerte en todas las edades, el trauma es superado únicamente por el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Estadísticamente el paciente politraumatizado ha sido una persona sano y en edad activa de la vida que, de manera brusca sufre un traumatismo capaz en ocasiones de alterar sus constantes vitales y comprometer su vida.
  13. 13. CONCLUSION En términos del Código Penal, toda lesión es un delito en contra de la vida y la salud personal que se comete por el que cause a otro un daño que deje en su cuerpo un vestigio o altere su salud física o mental salvo que estos actos sean dados de manera involuntaria sin incluir a terceros. La medicina forense va de la mano con el Derecho en dos aspectos fundamentales, por las manifestaciones teóricas y doctrinales, básicas cuando el jurista necesita de los conocimientos médicos y biológicos, si se enfrenta a la formulación de alguna norma que se relaciona con estos conocimientos. Segundo es aplicativo a la labor cotidiana del médico forense, y se comprende fácilmente en sus aplicaciones al derecho penal a través de algunas cifras. Gracias a estos contenido se puede llegar a concluir hechos que de otra manera seria imposible resolver.
  14. 14. BIBLIOGRAFIA .- VILLALAIN, J.D. 2000. Lesiones originadas por armas de fuego. En: “Manual de Medicina Legal y Forense” de CASAS SANCHEZ, J. De D. & RODRIGUEZ ALBARRAN, M.S. .- GISBERT, J.A. & CASTELLANO, M. 1998. Lesiones por arma de fuego. “Medicina Legal y Toxicología” de GISBERT CALABUIG, J.A.

×