Intentos

272 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación, Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
272
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Intentos

  1. 1. Intentos Ahi esta mirando sin mirar, pensando en algo seguramente, delimitado y detrás de la ventana un patio fondo muy pequeño, estrecho y largo, al final una pared, y detrás el terreno del vecino, y detrás, otro terreno de otro vecino, y detrás, otra casa, y detrás, otra, y detrás de la otra, otra, y detrás un terraplén, y detrás del terraplén, una villa de casas humildes, y detrás un campo.... y detrás otro terraplén con una vía del ferrocarril, y detrás... ya no sabe y sabe que detrás hay muchísimo mas, mas y mas. Una palabra escuchada en comerciales de televisión abre su imaginación, Kalahari, donde es, El desierto de Kalahari con sus más de 700.000 km² ocupando parte de varios países del sur africano. Lugar de leones, elefantes, jirafas... es lejano sin duda piensa ese niño, pero entre el muy lejano y la pared del fondo de su patio que hay... Ulises es su nombre, unico hijo hasta los once, luego hermano hasta ser novio de Soraya, Soraya hermana de Dario, Dario esposo de Gabriela, Ulises ya siendo novio de Soraya era también amigo de Fabian, quien era novio de Andrea. Pero todo en la vida cambia y así fue todo hasta que Ulises fue el esposo de Mabel quien es hermana de Eliana esposa de Ricardo, padres de German. Ulises otro ser urbano, cotidiano como tantos otros. De niño sin saberlo vivía en Rosario de Santa Fe corrían los años 70, entre simbolismos dos torres nacen gemelas, micro y súper computadoras comienzan a dominar el mundo, los bolsillos de Msoft aun están vacíos, entre dictaduras y Watergate, entre rusos y yankis, entre el 'yo' y el 'otro', vivía igualmente en su paz. Largas charlas de sobremesa con su padre alimentaba su imaginación lleno de relatos de sus viajes. Relatos aspirantes a memorables cuentos. Como característica común, lugares lejanos, climas y momentos contados en la emoción del relato, se hacían ante sus ojos casi presentes. Que ha de ser lo que lo mueve, lo empuja inconscientemente a esa necesidad de descubrir, de sentir, de reconocer o tal vez de volver a lo natural, un instinto primitivo quizás, sin duda Ulises en sus privadas soledades ni se lo pregunta, solo lo siente, casi lo disfruta libre en su
  2. 2. imaginación presintiendo su tiempo, su momento, su oportunidad de ser naturaleza y hombre. En una como en otras tantas salidas Ulises decide compartirla con Fabian acompañados por sus respectivas parejas. Abusando de la juventud y la buena fortuna en la misma noche los vieron a los cuatro en cuatro lugares. Entre habanos, champaña, musica, risas, gente, luces, velocidad y tonterías se detienen en su derrotero en un bar distinguido por el estilo de sus clientes. Haciendo gala en el arte del contraste a las tres de la madrugada ordenan una cena, no se si habrá sido el alcohol o la libertad, Ulises suelta en la mesa la propuesta de un viaje a lo natural, lejos de todo lo que a ellos les aprieta. Así de pronto el destino La Falda, en la Cordoba mediterránea, lugar de cierras, cascadas, vegetación y ríos. En carpa seria la estadía. Un lista interminable de elementos para llevar desafía el limite de una servilleta de papel. La impaciencia es la mas mesurada en esa mesa, y así el día de la salida es fijado en la semana siguiente aprovechando un fin de semana largo y una paciencia corta. Nada en todo esto es casual para Ulises, no es solo un viaje mas, es dejarse llevar por algo que lo gobierna sobre su existencia misma. Todo lo que ha de ser lo llena de expectativas. Alejarse tanto mas pueda de los limites urbanos es lo mas pretendido, consiente que no es Kalahari, ni que las circunstancias probables lo llevaran a la supervivencia. Sabe bien que le dará un beso en la mano a la naturaleza para así presentar sus ganas a ella. Verlo pensativo en su privacidad y en pleno preparativos, primitivo, expuesto ante todos queda. Solitario desafío en viaje compartido, un alma sin escudos busca amigos duros. De sus acompañantes que mas decir, son lo mejor, ya que así lo han sido. Menos seis días a la partida Fabian, corteza del mismo árbol, da los pasos mas firmes, apronta su transporte y se adueña de la logística. De temple noble, en oportunidades dubitativo. Lleva el plan cual jinete y caballo en
  3. 3. arreo, junto a su amigo. Pocos días hacen a todo plan inestable. Imparable juventud los guía. Se equiparon en tan solo cinco días lo mejor que pudieron, cien por ciento amor y felicidad, cero por ciento experiencia y racionalidad, tal vez es el coctel necesario para emprender ya que en la ruta se los ve. Las soledades vivientes supieron de sus existencias, Ulises ya comenzó a dejar urbanidades sin temor a limites distantes. Fabian devora distancias acompañado a Ulises, junto con sus mujeres ven paisajes que solo hasta el momento solo imaginaban. A traición la falta de tiempo hizo notar muy pronto las consecuencias, equipamiento faltante en una mala previsión incomodo a Andrea provocándole un mal estar ya en la primer día de campamento, condicionando el viaje. Fabian obedeciendo su caballerosidad junto a su pareja se quedo en el campamento, mientras Ulises y Soraya exploraron todo lugar lindero. En el segundo dia Soraya sufre un malestar debido a la altura y condiciona aun mas el viaje. Ya Ulises y Fabian deben limitar las excursiones. La falta de plan de viaje les hace pagar bien caro la estadía. Pampas, cascadas, cerros, lagos, arroyos y ríos igualmente ellos recorren, no tanto a como Ulises quería, pero los sentidos quedan satisfechos. Sin duda no están desanimados, la juventud brota de ellos como vertiente de sus almas, solo rien y se justifican de sus momentos amargos. Ulises en su interior acusa los golpes muy en privado, sabe que pago en oferta los errores, y que a la naturaleza solo un beso le dejo en su mano. Se recrimina los tiempos cortos, la falta de planeamiento, la carencia de equipo necesario, pero no opaca esto la felicidad de la experiencia por lo vivido, por lo visto y sentido, y antes de llegar de este viaje ya comienza el plan con Fabian del nuevo periplo.
  4. 4. El nuevo viaje ya de entrada no se asemeja casi en nada al anterior en su manera de programarse. Ulises, como con el sabor del primer beso, quedo invadido por la necesidad, ahora, de una nueva experiencia con la firmeza de haber dado un buen primer paso. Termina nunca de cerrar la evaluación de lo vivido, y a pesar de esto junto a Fabian ponen en marcha el nuevo plan. En esta oportunidad solo ellos se hacen cargo de todas las decisiones, implícita mezquindad compartida, lo que antes había sido un plan de dos parejas, ahora era la intención de dos jóvenes de hacer revelidas de un tecnourbanismodependiente, creyendo ser al menos en momentos una aventura ecológica, sentida, disfrutada, vivida y casi para luego ser de vil recuerdo en el olvido, así es que Fabian acompaña a Ulises en estas vivencias que seducen aventureros. Modificaciones en la lista del equipamiento hace notar un perfil mas serio a esta empresa. Varias cosas dejan de ser provisoras, al aceptarse definitivas, varias cosas dejan de ser por las dudas, para ser consideradas necesarias. El destino fijado no propondría esta vez una exigencia física, así es que Parana es escogido, sobre sus costas es la consigna. Las estrellas de la primer noche los vio acampar muy serca del destino final, en cercanías de la costa de Santa Fe. Problemas de logística hizo que el cronograma tenga un retraso de horas, que no hizo mas que alimentar sucesos que maduran en suaves anécdotas. Preocuparse por disfrutar, para ellos es la preocupación mas obstinada. A gusto de hacer lo que se pretende, a conciencia de lo que se hace, distiende todo lo seguro, y hace olvido de los detalles. Ya armado el campamento, Ulises y Fabian deciden explorar los alrededores, mientras sus mujeres como en otro viaje, mantienen charlas mudas a estas letras. Un clima agobiante los encuentra ante un desafío buscar alimento de la naturaleza.
  5. 5. Ahí fue que juntos a sus mujeres deciden dejar el campamento para llegar a la costa. Entre el río y ellos un barranca vertiginosa, improvisan con una soga, y tras un gran esfuerzo se establecen en la playa. Tras la buena faena y un merecido almuerzo, las charlas agotan segundos moribundos de interés. Ulises y Fabian notan la saturación de sus mujeres por compartir solo sus compañías. El romanticismo de la libertar echa canción en estos viajes se disolvían como nubes en vientos inevitables. Fabian reconoce el ocaso al regresar a Rosario, confesándole a Ulises que las circunstancias separan tal vez caminos, pero nunca separaran la naturaleza que en ellos existe. Ulises comprende que el momento de comenzar fue bien aceptado, como el momento de recorrer distintos caminos, y tras un fuerte apronten de manos, Ulises aprende a reconocer el lado lleno del vaso. En los ojos de Ulises no hay imágenes sino un brillo que se hace faro en un mar de sueños. Sube la apuesta, ya no contaría mas con la logística y el transporte de Fabian, sabe también que solo a su novia no podría emprender el próximo viaje. Meses después de la ultima experiencia ya tenia su medio de transporte y luego de estudiar las experiencias vividas, decide compartir los nuevos desafíos con Dario. En esta oportunidad el compromiso que tiene Ulises con la nueva compañía es mas que de amistad. Dario con mas experiencia que Ulises se auto proclama líder implícitamente, y como el fin es el viaje no hay oposición alguna. Dario se hace notar como aquel viajero que todo lo vivieron, que ponerlo en practica es un disfrute. Lleva la practicidad del solitario y la paciencia del
  6. 6. maestro. Junto a Gabriela conforman tal vez la mejor pareja para una aventura grupal, ella no comparte tales experiencias, pero es tan disponible como el mismo Ulises en emprender los desafíos. Dario determina el nuevo destino la laguna de Melincue, Ulises ahora ya suma en esta oportunidad esta nueva característica de ser quien conduzca al grupo en el viaje. El equipamiento ya casi conformado ahora le debería sumar todo lo referente al transporte, sumado al trabajo de la logística, lo abstrae un poco de su intención principal, para enfocarse directamente en las responsabilidades. Claro que el motivo principal no pasa por la irracionalidad, pero como así el amor racional es obsceno a la pasión, la atenta preocupación hace herida en el disfrute por excelencia. Al llegar a destino tras un viaje dificultoso, mientras el resto de las personas recorre por las inmediaciones, Ulises releva el vehículo, comienza a evaluar los inconvenientes surgidos en el transporte, y planea como sera el retorno. Así es Ulises aun no comenzó a disfrutar esta nueva experiencia ni aun llegado al destino. Establecen el campamento en el lugar indicado por Dario, se nota bien la seguridad del conocimiento, desde el descartar lo rutinario por lo necesario y así sorprende fácilmente a Ulises, quien de apoco comienza a ser un integrante mas del grupo a la hora de distenderse en el paisaje que invada los sentidos junto a ese característico lago. Debajo de pinos imponentes Dario toma la decisión de establecerse. Ulises ve mucha soltura en como toma decisiones, como que debe ser así porque así debe ser. Alertado por tanta soltura Ulises quiebra la situación de liderazgo de Dario. Se rompe unas de las reglas principales de grupo, decisiones distintas, para un mismo grupo, consecuencia de la falta de imposición de Ulises a la
  7. 7. hora de organizar el viaje. Sin duda en todo no se puede estar, y tampoco alcanza con ceder decisiones. Consensuar las mismas, es la mejor desicion en estas experiencias. A pesar de todo y de una tormenta que desvelo a Dario y Gabriela, fueron jornadas muy divertidas. Ulises se complemente perfectamente con Dario el perfil de ellos en momentos los caracteriza por tener mil palabras cargadas de anécdotas, de vivencias, de experiencias de necesidades de vida.

×