TITULO: La alimentación como factor determinante en la artrosis de rodilla en
los adultos mayores y sus soluciones prevent...
La alimentación como factor determinante en la artrosis de rodilla en
adultos mayores y sus soluciones preventivas
Todo pr...
cambiar los hábitos posturales. En reposo, el adulto mayor que padece de
artrosis de rodilla procurará dormir en una cama ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Alarcon cancela-dávila-nuñez

48 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
48
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Alarcon cancela-dávila-nuñez

  1. 1. TITULO: La alimentación como factor determinante en la artrosis de rodilla en los adultos mayores y sus soluciones preventivas 1. Introducción 1.1 Contextualización 1.2 Anticipación de los subtemas 2. Desórdenes de la alimentación: causantes de artrosis de rodilla 2.1. La obesidad: consecuencia de malos hábitos alimenticios 2.1.1. Sintomatología: deformaciones 2.1.2. Influencia del sobrepeso en las rodillas 2.2. La desnutrición 2.2.1. Sintomatología: dolor y crujidos 2.2.2. Atrofia muscular 2.3. Déficit de vitaminas, calico y cinc 2.3.1. Sintomatología: Debilitamiento óseo 2.3.2. Tipos: congénito y no congénito 3. Soluciones preventivas 3.1. Incremento de actividades cardiovasculares 3.1.1. Caminatas 3.1.2. Natación 3.2. Mejora de hábitos alimenticios 3.2.1. Dieta equilibrada 3.2.2. Consumo de suplementos alimenticios 3.3. Cambio de hábitos posturales 3.3.1. Hábitos posturales en reposo 3.3.2. Hábitos posturales en movimiento 4. Cierres 4.1. Resumen de ideas principals 4.2. Opinión
  2. 2. La alimentación como factor determinante en la artrosis de rodilla en adultos mayores y sus soluciones preventivas Todo profesional de salud debe fomentar la promoción y prevención de la misma, a fin de evitar futuras posibles enfermedades y mantener informada a la población. Esto se debe tener en cuenta sobretodo en los adultos mayores, ya que su organismo está más deteriorado y sufren una mayor cantidad de dolencias. Por ello, necesitan estar mejor informados y practicar una cultura de autocuidado. Este deterioro puede conducir a la aparición de distintas enfermedades físicas y, dentro de las más comunes, está la artrosis de rodilla. Esta es un desgaste progresivo del cartílago de las articulaciones que genera dolor durante la actividad física, incapacidad variable para caminar y permanecer de pie, así como la deformidad de rodilla. A continuación, se presentará cómo es que los hábitos alimenticios son determinantes de la evolución de esta enfermedad y algunas soluciones preventivas a la misma. La alimentación, así como la edad, son factores determinantes en la salud. Esto significa que si el adulto mayor tiene desórdenes alimenticios será propenso a padecer de artrosis de rodilla. En primer lugar, como trastorno de alimentación se encuentra la obesidad. Una persona obesa puede darse cuenta de que sufre osteoartritis cuando sus rodillas empiezan a deformarse. Este problema es muy grave debido a que cada kilogramo de sobrepeso, significa tres kilogramos de presión en cada rodilla. Por esto, el avance de la enfermedad es más veloz. En Segundo lugar, se encuentra la desnutrición. Esto se observa en crujidos al moverse, así como al dolor. Debido a la languidez de los ancianos con desnutrición, ellos tienen dificultad para mantenerse de pie y carecen de fuerza para moverse, porque sus músculos entran en desuso y se atrofian, lo que debilita la zona rotular. En tercer lugar, se encuentra el déficit de nutrientes como las vitaminas, el calico y el cinc. Esto causa debilitamiento en el sistema óseo del paciente. Existen dos tipos como el congénito en el que el organismo no asimila correctamente los nutrientes, y el no congénito es en el que por malos hábitos alimenticios su cuerpo no los asimila. Con base en estos problemas mencionados se proponen posibles soluciones para mejorar la calidad de vida del enfermo, ya que, como otros males del sistema locomotor, su tratamiento es no curative. Primero, se recomienda aumentar las actividades cardiovasculares. Una de ellas puede ser las caminatas que, siendo actividades de no mucha exigencia física, pueden ayudar en el fortalecimiento de la articulación. La natación, de igual forma que la anterior, que evita la sobrecarga de las articulaciones y hace más efectivo el tratamiento. También, se recomienda mejorar los hábitos alimenticios. El anciano debe llevar una dieta equilibrada, rica en nutrientes. Asímismo, debe complementarla con suplementos vitamínicos de cinc y de calico. Por último, se recomienda
  3. 3. cambiar los hábitos posturales. En reposo, el adulto mayor que padece de artrosis de rodilla procurará dormir en una cama plana y no sentarse en asientos hundidos. En movimiento, debe hacer uso de bastón, y de zapatos con suela gruesa que amortiguen el impacto del pie con el piso. En síntesis, los desórdenes alimenticios como la obesidad, desnutrición y el déficit de vitaminas, causantes de múltiples enfermedades, dentro de llas la artrosis de rodilla serán bien llevados al tener buenos hábitos alimenticios. Al poner en práctica las soluciones planteadas en párrafos anteriores, traerá como consecuencia una mejor convivencia con la enfermedad.

×