SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 14
Lección 5 para el 29 de octubre de 2022
La resurrección de Jesús es la garantía de nuestra futura
resurrección (1Co. 15:20 NVI), por eso es considerado el
primero de la resurrección de los muertos (Hch. 26:23).
Sin embargo, hubo otras resurrecciones antes de la suya,
mencionadas tanto en el Antiguo Testamento como en el
Nuevo. Pero todos ellos (a excepción de Moisés)
resucitaron para volver a morir.
Tenía 120 años
cuando murió,
mientras que el resto
de resurrecciones
fueron de niños o
jóvenes (Dt. 34:7).
Nadie le vio
resucitado, solo se
supo de su
resurrección por
revelación profética
(Judas 9).
Moisés resucitó
como resucitaremos
nosotros, con un
cuerpo incorruptible
(1Co. 15:52).
No volvió a morir,
pues se apareció a
Jesús durante su
ministerio
(Lc. 9:28-36).
“Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés,
no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda” (Judas 1:9)
La resurrección de Moisés fue peculiar en varios aspectos:
Siendo que Jesús aún no había muerto en la cruz, Satanás se sentía dueño del cuerpo de
Moisés y disputó por él. Observa que no fue el espíritu o el alma de Moisés lo que sobrevivió a
la muerte. Fue con un cuerpo físico transformado que subió al Cielo, y no como un ser etéreo.
«En el monte de la transfiguración, Moisés
atestiguaba la victoria de Cristo sobre el pecado y
la muerte. Representaba a aquellos que saldrán del
sepulcro en la resurrección de los justos. Elías, que
había sido trasladado al cielo sin ver la muerte,
representaba a aquellos que estarán viviendo en la
tierra cuando venga Cristo por segunda vez,
aquellos que serán “transformados, en un
momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta;”
cuando “esto mortal sea vestido de inmortalidad,”
y “esto corruptible fuere vestido de incorrupción”»
E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 390)
DOS CASOS SIMILARES: EN SAREPTA Y EN SUNEM
“Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección” (Hebreos 11:35)
Sarepta (en fenicia) y Sunem (en Israel) fueron testigos de la
resurrección de dos niños. El primero fue resucitado por Elías y
el segundo por Eliseo. Fue la fe de sus madres lo que permitió
ambos milagros.
•Hospedaron al profeta por ser profeta (1R. 17:9; 2R. 4:9-10;
Mt. 10:41)
•Ante la muerte, buscaron anhelosamente al profeta (1R. 17:17-18;
2R. 4:27-28)
•El profeta se involucró personalmente, realizando el milagro en la
habitación que habían preparado para él (1R. 17:19-22; 2R. 4:32-35)
•Finalmente, recibieron vivos a sus hijos (1R. 17:23; 2R. 4:36)
Una era viuda y pobre, la otra estaba casada y era rica. Al igual que
la muerte no hace distinción de personas, tampoco la gracia divina.
No importa nuestra condición, Dios escucha el clamor hecho con fe.
“Así fue recompensada la fe de esta mujer
[la sunamita]. Cristo, el gran Dador de la
vida le devolvió a su hijo. Así también
serán recompensados sus fieles cuando,
en ocasión de su venida, la muerte pierda
su aguijón, y el sepulcro sea despojado de
su victoria. Entonces devolverá el Señor a
sus siervos los hijos que les fueron
arrebatados por la muerte”
E. G. W. (Profetas y reyes, pg. 180)
La presencia de la muerte era incompatible con la
presencia de la Vida (Jn. 14:6). Jesús detuvo el llanto y lo
cambió en gozo.
La reacción de los presentes fue de asombro: “Todos se
llenaron de temor y alababan a Dios. —Ha surgido entre
nosotros un gran profeta —decían—. Dios ha venido en
ayuda de su pueblo” (Lucas 7:16 NVI).
Dios hace milagros incluso a favor de aquellos que no le
piden ayuda, o se sienten indignos de hacerlo. Solo hay
una razón para ello: Dios nos ama.
Nadie le pidió ayuda. La madre del joven no manifestó
fe. No esperaban un milagro. Pero Jesús lo hizo. Resucitó
al joven y lo dio a su madre (Lc. 7:11-15).
“El que estuvo al lado de la
apesadumbrada madre cerca de la
puerta de Naín, vela con toda persona
que llora junto a un ataúd. Se conmueve
de simpatía por nuestro pesar. Su
corazón, que amó y se compadeció, es un
corazón de invariable ternura. Su
palabra, que resucitó a los muertos, no
es menos eficaz ahora que cuando se
dirigió al joven de Naín”
E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 286)
“Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis?
La niña no está muerta, sino duerme” (Marcos 5:39)
Todos estaban seguros de que la niña estaba muerta (Mr. 5:35, 38).
Pero Jesús aseguraba que tan solo dormía (Mr. 5:39). Así que,
simplemente, le pidió que se levantara: “Y tomando la mano de la
niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate”
(Mr. 5:41).
Para nosotros, la muerte es el final. No podemos
hacer nada para salir de ese estado irreversible.
Para Dios, la muerte es solo un sueño. Solo
necesita despertarnos para que volvamos a vivir.
Jesús tiene las llaves del sepulcro (Ap. 1:18). Para
Él todos viven, pues todos serán resucitados (Lc.
20:38). Y si lo aceptamos como nuestro Salvador
ahora, Él nos conservará vivos eternamente.
“Instantáneamente, un temblor pasó
por el cuerpo inconsciente. El pulso de
la vida volvió a latir. Los labios se
entreabrieron con una sonrisa. Los ojos
se abrieron como si ella despertase del
sueño, y la niña miró con asombro al
grupo que la rodeaba. Se levantó, y sus
padres la estrecharon en sus brazos
llorando de alegría”
E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 311)
“Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había
muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”
(Juan 11:39)
Todas las resurrecciones anteriores a la de Lázaro habían
ocurrido algunas horas después del fallecimiento. Sin embargo,
Lázaro había comenzado ya a descomponerse.
A pesar de su estado, Jesús seguía considerando que Lázaro
dormía, y que iba a despertarlo (Jn. 11:11-14).
La resurrección de Lázaro era una prueba indubitable del poder
de Jesús para dar vida: “Yo soy la resurrección y la vida; el que
cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25).
Enfrentada ante la pregunta sobre la resurrección,
Marta expresó su fe en la resurrección futura (Jn.
11:23-24). No esperaba ver a su hermano hasta
entonces, ni pensaba que estuviese ya en el Cielo.
“Si Cristo hubiera estado en la pieza del enfermo, Lázaro
no habría muerto; porque Satanás no hubiera tenido poder
sobre él. En presencia del Dador de la vida, la muerte no
hubiera lanzado su dardo contra Lázaro... Cristo permitió
que Lázaro pasara al dominio de la muerte, y las doloridas
hermanas vieron cómo su hermano yacía en la tumba.
Cristo sabía que al contemplar el rostro de su querido
hermano, su fe en el Redentor sería duramente probada.
De este modo estaba podando las ramas, para que dieran
más fruto. Sabía que debido a la lucha por la cual estaban
pasando, su fe resplandecería con un mayor poder”
E. G. W. (Hijos e hijas de Dios, 26 de marzo)
“Los escogidos del Señor pueden
caer en sus puestos de guardia, pero
sólo han quedado dormidos, para
descansar hasta que Jesús los
despierte para compartir con Él un
eterno peso de gloria”
E. G. W. (Alza tus ojos, 15 de septiembre)

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (20)

Plan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlcPlan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlc
 
Sermones RENACER, decisiones de vida
Sermones RENACER, decisiones de vidaSermones RENACER, decisiones de vida
Sermones RENACER, decisiones de vida
 
Parábola de los Viñadores
Parábola de los ViñadoresParábola de los Viñadores
Parábola de los Viñadores
 
Los milagros de Jesús 3ra parte
Los milagros de Jesús 3ra parteLos milagros de Jesús 3ra parte
Los milagros de Jesús 3ra parte
 
JesúS Verdadero Dios
JesúS Verdadero DiosJesúS Verdadero Dios
JesúS Verdadero Dios
 
2401 Uncion De Los Enfermos
2401 Uncion De Los Enfermos2401 Uncion De Los Enfermos
2401 Uncion De Los Enfermos
 
El padrenuestro
El padrenuestroEl padrenuestro
El padrenuestro
 
Platicas Pre-bautismales
Platicas Pre-bautismalesPlaticas Pre-bautismales
Platicas Pre-bautismales
 
Sacramento de la Eucaristía
Sacramento de la EucaristíaSacramento de la Eucaristía
Sacramento de la Eucaristía
 
¿Cómo asegurar la vida eterna?
¿Cómo asegurar la vida eterna?¿Cómo asegurar la vida eterna?
¿Cómo asegurar la vida eterna?
 
Catequista al Estilo de Jesús
Catequista al Estilo de JesúsCatequista al Estilo de Jesús
Catequista al Estilo de Jesús
 
¿ES NECESARIO NACER DE NUEVO?
¿ES NECESARIO NACER DE NUEVO?¿ES NECESARIO NACER DE NUEVO?
¿ES NECESARIO NACER DE NUEVO?
 
Las Diez Virgenes - para Adventistas
Las Diez Virgenes - para AdventistasLas Diez Virgenes - para Adventistas
Las Diez Virgenes - para Adventistas
 
La Biblia
La BibliaLa Biblia
La Biblia
 
El rapto de la Iglesia
El rapto de la IglesiaEl rapto de la Iglesia
El rapto de la Iglesia
 
CONOCIENDO EL PAN DE VIDA
CONOCIENDO EL PAN DE VIDACONOCIENDO EL PAN DE VIDA
CONOCIENDO EL PAN DE VIDA
 
Cursillo Pre Bautismal
Cursillo Pre BautismalCursillo Pre Bautismal
Cursillo Pre Bautismal
 
Dios Creador
Dios CreadorDios Creador
Dios Creador
 
Pneumatología en general
Pneumatología en generalPneumatología en general
Pneumatología en general
 
Jesús, el buen Pastor
Jesús, el buen PastorJesús, el buen Pastor
Jesús, el buen Pastor
 

Similar a Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint

Lección 12 | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...
Lección 12  | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...Lección 12  | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...
Lección 12 | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...jespadill
 
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptx
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptxLección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptx
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptxMiguelAlvaroGarcaTej
 
La gran Señal realizada en Betania
La gran Señal realizada en BetaniaLa gran Señal realizada en Betania
La gran Señal realizada en BetaniaLuis Kun
 
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela SabáticaLección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabáticajespadill
 
07 una esperanza más fuerte que la muerte
07 una esperanza más fuerte que la muerte07 una esperanza más fuerte que la muerte
07 una esperanza más fuerte que la muerteGrupo Pequeño Ebenezer
 
12 muerte y resurreccion
12 muerte y resurreccion12 muerte y resurreccion
12 muerte y resurreccionchucho1943
 
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Point
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power PointLección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Point
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Pointjespadill
 
7. jesús resucitó por tí
7. jesús resucitó por tí7. jesús resucitó por tí
7. jesús resucitó por tíA L
 
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLAjespadill
 
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbejeslo
 

Similar a Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint (20)

Lección 12 | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...
Lección 12  | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...Lección 12  | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...
Lección 12 | Joven | Muerte y resurrección | Escuela Sabática Tercer trimest...
 
Leccion joven: La muerte y la resurrección
Leccion joven: La muerte y la resurrecciónLeccion joven: La muerte y la resurrección
Leccion joven: La muerte y la resurrección
 
Creencias fundamentales Adventistas N° 26
Creencias fundamentales Adventistas N° 26Creencias fundamentales Adventistas N° 26
Creencias fundamentales Adventistas N° 26
 
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptx
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptxLección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptx
Lección 5T4 - Resurrecciones antes de la cruz .pptx
 
La resurreccion de los muertos
La resurreccion de los muertosLa resurreccion de los muertos
La resurreccion de los muertos
 
La gran Señal realizada en Betania
La gran Señal realizada en BetaniaLa gran Señal realizada en Betania
La gran Señal realizada en Betania
 
Leccion la muerte y la resurrección
Leccion  la muerte y la resurrecciónLeccion  la muerte y la resurrección
Leccion la muerte y la resurrección
 
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela SabáticaLección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática
 
07 una esperanza más fuerte que la muerte
07 una esperanza más fuerte que la muerte07 una esperanza más fuerte que la muerte
07 una esperanza más fuerte que la muerte
 
12 muerte y resurreccion
12 muerte y resurreccion12 muerte y resurreccion
12 muerte y resurreccion
 
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Point
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power PointLección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Point
Lección 12 - Muerte y Resurrección - Escuela Sabática Power Point
 
Jovenes 08: Los muertos en Cristo
Jovenes 08: Los muertos en CristoJovenes 08: Los muertos en Cristo
Jovenes 08: Los muertos en Cristo
 
7. jesús resucitó por tí
7. jesús resucitó por tí7. jesús resucitó por tí
7. jesús resucitó por tí
 
2022t407.pptx
2022t407.pptx2022t407.pptx
2022t407.pptx
 
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA
16/23 - Esperanza segura ante la muerte – CURSO BÍBLICO – LA BIBLIA HABLA
 
05. la resurreccion y la vida
05. la resurreccion y la vida05. la resurreccion y la vida
05. la resurreccion y la vida
 
Resurrecciones antes de la cruz.pptx
Resurrecciones antes de la cruz.pptxResurrecciones antes de la cruz.pptx
Resurrecciones antes de la cruz.pptx
 
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
 
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdfAIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
 
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdfAIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
AIN - SOBRE LA RESURECCION - 2023.pptx.pdf
 

Más de jespadill

Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022jespadill
 
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminosoNotas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminosojespadill
 
Lección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfectoLección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfectojespadill
 
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPointLección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPointLección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela SabáticaPDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPointLección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela SabáticaPDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPointLección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela SabáticaPDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...jespadill
 
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...jespadill
 
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPointLección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela SabáticaPDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabáticajespadill
 
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPointjespadill
 

Más de jespadill (20)

Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
 
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminosoNotas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
 
Lección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfectoLección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfecto
 
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
 
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPointLección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
 
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPointLección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela SabáticaPDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
 
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
 
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPointLección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela SabáticaPDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
 
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPointLección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela SabáticaPDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
 
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
 
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
 
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPointLección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela SabáticaPDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
 
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 4 | El costo del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
 

Último

Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil Ecuador
Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil EcuadorPlantilla de Bitácora Participación Estudiantil Ecuador
Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil EcuadorJose Santos
 
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónTEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónVasallo1
 
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdfEl Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...Agrela Elvixeo
 
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...Pere Miquel Rosselló Espases
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de NavarraSanta Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de NavarraJavier Andreu
 
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menoresFICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menoresSantosprez2
 
Estudios Sociales libro 8vo grado Básico
Estudios Sociales libro 8vo grado BásicoEstudios Sociales libro 8vo grado Básico
Estudios Sociales libro 8vo grado Básicomaxgamesofficial15
 
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdf
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdfBotiquin del amor - Plantillas digitales.pdf
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdfefmenaes
 
Lineamientos de la Escuela de la Confianza SJA Ccesa.pptx
Lineamientos de la Escuela de la Confianza  SJA  Ccesa.pptxLineamientos de la Escuela de la Confianza  SJA  Ccesa.pptx
Lineamientos de la Escuela de la Confianza SJA Ccesa.pptxDemetrio Ccesa Rayme
 
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17 MAYO 2024 comunicación.pdf
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17  MAYO  2024 comunicación.pdfsesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17  MAYO  2024 comunicación.pdf
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17 MAYO 2024 comunicación.pdfmaria luisa pahuara allcca
 
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdfLibros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdfGalletitas default
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaAlejandrino Halire Ccahuana
 
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.Evaluación de los Factores Externos de la Organización.
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.JonathanCovena1
 

Último (20)

Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil Ecuador
Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil EcuadorPlantilla de Bitácora Participación Estudiantil Ecuador
Plantilla de Bitácora Participación Estudiantil Ecuador
 
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en JesúsMotivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
 
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónTEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
 
Salud mental y bullying en adolescentes.
Salud mental y bullying en adolescentes.Salud mental y bullying en adolescentes.
Salud mental y bullying en adolescentes.
 
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdfEl Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdf
 
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
 
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - Modificacions dels pat...
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
 
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
 
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de NavarraSanta Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
 
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menoresFICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
 
Estudios Sociales libro 8vo grado Básico
Estudios Sociales libro 8vo grado BásicoEstudios Sociales libro 8vo grado Básico
Estudios Sociales libro 8vo grado Básico
 
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdf
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdfBotiquin del amor - Plantillas digitales.pdf
Botiquin del amor - Plantillas digitales.pdf
 
Lineamientos de la Escuela de la Confianza SJA Ccesa.pptx
Lineamientos de la Escuela de la Confianza  SJA  Ccesa.pptxLineamientos de la Escuela de la Confianza  SJA  Ccesa.pptx
Lineamientos de la Escuela de la Confianza SJA Ccesa.pptx
 
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17 MAYO 2024 comunicación.pdf
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17  MAYO  2024 comunicación.pdfsesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17  MAYO  2024 comunicación.pdf
sesion de aprendizaje 1 SEC. 13- 17 MAYO 2024 comunicación.pdf
 
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdfLibros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
 
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.Evaluación de los Factores Externos de la Organización.
Evaluación de los Factores Externos de la Organización.
 

Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint

  • 1. Lección 5 para el 29 de octubre de 2022
  • 2.
  • 3. La resurrección de Jesús es la garantía de nuestra futura resurrección (1Co. 15:20 NVI), por eso es considerado el primero de la resurrección de los muertos (Hch. 26:23). Sin embargo, hubo otras resurrecciones antes de la suya, mencionadas tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo. Pero todos ellos (a excepción de Moisés) resucitaron para volver a morir.
  • 4. Tenía 120 años cuando murió, mientras que el resto de resurrecciones fueron de niños o jóvenes (Dt. 34:7). Nadie le vio resucitado, solo se supo de su resurrección por revelación profética (Judas 9). Moisés resucitó como resucitaremos nosotros, con un cuerpo incorruptible (1Co. 15:52). No volvió a morir, pues se apareció a Jesús durante su ministerio (Lc. 9:28-36). “Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda” (Judas 1:9) La resurrección de Moisés fue peculiar en varios aspectos: Siendo que Jesús aún no había muerto en la cruz, Satanás se sentía dueño del cuerpo de Moisés y disputó por él. Observa que no fue el espíritu o el alma de Moisés lo que sobrevivió a la muerte. Fue con un cuerpo físico transformado que subió al Cielo, y no como un ser etéreo.
  • 5. «En el monte de la transfiguración, Moisés atestiguaba la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte. Representaba a aquellos que saldrán del sepulcro en la resurrección de los justos. Elías, que había sido trasladado al cielo sin ver la muerte, representaba a aquellos que estarán viviendo en la tierra cuando venga Cristo por segunda vez, aquellos que serán “transformados, en un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta;” cuando “esto mortal sea vestido de inmortalidad,” y “esto corruptible fuere vestido de incorrupción”» E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 390)
  • 6. DOS CASOS SIMILARES: EN SAREPTA Y EN SUNEM “Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección” (Hebreos 11:35) Sarepta (en fenicia) y Sunem (en Israel) fueron testigos de la resurrección de dos niños. El primero fue resucitado por Elías y el segundo por Eliseo. Fue la fe de sus madres lo que permitió ambos milagros. •Hospedaron al profeta por ser profeta (1R. 17:9; 2R. 4:9-10; Mt. 10:41) •Ante la muerte, buscaron anhelosamente al profeta (1R. 17:17-18; 2R. 4:27-28) •El profeta se involucró personalmente, realizando el milagro en la habitación que habían preparado para él (1R. 17:19-22; 2R. 4:32-35) •Finalmente, recibieron vivos a sus hijos (1R. 17:23; 2R. 4:36) Una era viuda y pobre, la otra estaba casada y era rica. Al igual que la muerte no hace distinción de personas, tampoco la gracia divina. No importa nuestra condición, Dios escucha el clamor hecho con fe.
  • 7. “Así fue recompensada la fe de esta mujer [la sunamita]. Cristo, el gran Dador de la vida le devolvió a su hijo. Así también serán recompensados sus fieles cuando, en ocasión de su venida, la muerte pierda su aguijón, y el sepulcro sea despojado de su victoria. Entonces devolverá el Señor a sus siervos los hijos que les fueron arrebatados por la muerte” E. G. W. (Profetas y reyes, pg. 180)
  • 8. La presencia de la muerte era incompatible con la presencia de la Vida (Jn. 14:6). Jesús detuvo el llanto y lo cambió en gozo. La reacción de los presentes fue de asombro: “Todos se llenaron de temor y alababan a Dios. —Ha surgido entre nosotros un gran profeta —decían—. Dios ha venido en ayuda de su pueblo” (Lucas 7:16 NVI). Dios hace milagros incluso a favor de aquellos que no le piden ayuda, o se sienten indignos de hacerlo. Solo hay una razón para ello: Dios nos ama. Nadie le pidió ayuda. La madre del joven no manifestó fe. No esperaban un milagro. Pero Jesús lo hizo. Resucitó al joven y lo dio a su madre (Lc. 7:11-15).
  • 9. “El que estuvo al lado de la apesadumbrada madre cerca de la puerta de Naín, vela con toda persona que llora junto a un ataúd. Se conmueve de simpatía por nuestro pesar. Su corazón, que amó y se compadeció, es un corazón de invariable ternura. Su palabra, que resucitó a los muertos, no es menos eficaz ahora que cuando se dirigió al joven de Naín” E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 286)
  • 10. “Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme” (Marcos 5:39) Todos estaban seguros de que la niña estaba muerta (Mr. 5:35, 38). Pero Jesús aseguraba que tan solo dormía (Mr. 5:39). Así que, simplemente, le pidió que se levantara: “Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate” (Mr. 5:41). Para nosotros, la muerte es el final. No podemos hacer nada para salir de ese estado irreversible. Para Dios, la muerte es solo un sueño. Solo necesita despertarnos para que volvamos a vivir. Jesús tiene las llaves del sepulcro (Ap. 1:18). Para Él todos viven, pues todos serán resucitados (Lc. 20:38). Y si lo aceptamos como nuestro Salvador ahora, Él nos conservará vivos eternamente.
  • 11. “Instantáneamente, un temblor pasó por el cuerpo inconsciente. El pulso de la vida volvió a latir. Los labios se entreabrieron con una sonrisa. Los ojos se abrieron como si ella despertase del sueño, y la niña miró con asombro al grupo que la rodeaba. Se levantó, y sus padres la estrecharon en sus brazos llorando de alegría” E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 311)
  • 12. “Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días” (Juan 11:39) Todas las resurrecciones anteriores a la de Lázaro habían ocurrido algunas horas después del fallecimiento. Sin embargo, Lázaro había comenzado ya a descomponerse. A pesar de su estado, Jesús seguía considerando que Lázaro dormía, y que iba a despertarlo (Jn. 11:11-14). La resurrección de Lázaro era una prueba indubitable del poder de Jesús para dar vida: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25). Enfrentada ante la pregunta sobre la resurrección, Marta expresó su fe en la resurrección futura (Jn. 11:23-24). No esperaba ver a su hermano hasta entonces, ni pensaba que estuviese ya en el Cielo.
  • 13. “Si Cristo hubiera estado en la pieza del enfermo, Lázaro no habría muerto; porque Satanás no hubiera tenido poder sobre él. En presencia del Dador de la vida, la muerte no hubiera lanzado su dardo contra Lázaro... Cristo permitió que Lázaro pasara al dominio de la muerte, y las doloridas hermanas vieron cómo su hermano yacía en la tumba. Cristo sabía que al contemplar el rostro de su querido hermano, su fe en el Redentor sería duramente probada. De este modo estaba podando las ramas, para que dieran más fruto. Sabía que debido a la lucha por la cual estaban pasando, su fe resplandecería con un mayor poder” E. G. W. (Hijos e hijas de Dios, 26 de marzo)
  • 14. “Los escogidos del Señor pueden caer en sus puestos de guardia, pero sólo han quedado dormidos, para descansar hasta que Jesús los despierte para compartir con Él un eterno peso de gloria” E. G. W. (Alza tus ojos, 15 de septiembre)