SlideShare una empresa de Scribd logo
Texto evangélico: Juan 11, 1-45. Quinto domingo de Cuaresma –A- Comentarios y presentación: Asun Gutiérrez. En el proyecto creador de Dios las personas no están destinadas a la muerte,  sino a la vida plena y definitiva.  Tal es el proyecto del Padre y la obra mesiánica de Jesús. El grupo de Jesús es una comunidad de hermanos y amigos en la que rigen relaciones de afecto y amor, que está dispuesta a afrontar el máximo riesgo por ayudar a los que lo necesitan. La comunidad cristina que aún ve en la muerte la interrupción de la vida no ha alcanzado la plenitud de la fe, por no haber comprendido la calidad  de la vida que Jesús comunica. No estamos amenazados de muerte. Estamos “amenazados de vida”. Florentino Ulibarri
1 Había un hombre enfermo, Lázaro de Betania, del pueblo de María y de su hermana Marta.  2 María era la misma que derramó perfume sobre el Señor y le secó los pies con sus cabellos. Su hermano Lázaro era el que estaba enfermo.  3 Las hermanas enviaron a decir a Jesús: “Señor, el que tú amas, está enfermo”. 4 Al oír esto, Jesús dijo: “Esta enfermedad no es mortal; es para gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. El cuarto evangelio es el único que presenta a Lázaro, Marta y María como hermanos y vecinos de Betania, aldea próxima a Jerusalén. La resurrección de Lázaro es el último de los siete signos narrados en la primera parte del cuarto evangelio. La Vida se anticipa como primicia y primavera con la resurrección de Lázaro.  Jesús, desde el principio, se muestra vencedor de su muerte y de la nuestra. Nos hace partícipes de su vida resucitada, nos contagia eternidad. Betania
5 Jesús quería mucho a Marta, a su hermana y a Lázaro.  6 Sin embargo, cuando oyó que éste se encontraba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Jesús tuvo amigos. Conoció la alegría, los lazos dulces, fuertes, seguros y entrañables de la amistad. Jesús cultiva y cuida la amistad. A nosotros nos llama amigos porque nos da a conocer todo lo que ha oído del Padre  (Jn 15,15).
7  Después dijo a sus discípulos: “Volvamos a Judea”. 8 Los discípulos le dijeron: “Maestro, hace poco los judíos querían apedrearte, ¿y quieres volver allá?” 9 Jesús les respondió: “¿Acaso no son doce las horas del día?  El que camina de día no tropieza,  porque ve la luz de este mundo;  10  en cambio, el que camina de noche tropieza, porque la luz no está en él”. Jesús vuelve a Judea arriesgando su vida. Está dispuesto a asumir el mayor riesgo para ayudar a quien lo necesita. Ante el temor de los discípulos, les recuerda que su misión se ejerce a plena luz.  Las tinieblas, en las que viven quienes lo persiguen y rechazan, no lo hacen vacilar.  El miedo mata. Sus seguidores deberán continuar su tarea a plena luz y sin temores. El peligro de ir a Judea, las dificultades de la vida, pueden afrontarse porque  la Luz las ilumina y les da sentido.
11 Y añadió: “Nuestro amigo Lázaro duerme, pero yo voy a despertarlo”. 12 Sus discípulos le dijeron: “Señor, si duerme, se curará”. 13 Ellos pensaban que hablaba del sueño, pero Jesús se refería a la muerte. 14 Entonces les dijo abiertamente: “Lázaro ha muerto,  15  y me alegro por ustedes de no haber estado allí, a fin de que crean. Vayamos a verlo”. 16 Tomás, llamado el Mellizo, dijo a los otros discípulos: “Vamos también nosotros a morir con él”. La enfermedad y la muerte no tienen la última palabra.  Son superadas por el autor de la Vida, que es capaz de despertar y curar. La vida que Jesús comunica vence la muerte.  La muerte es un sueño.  Nuestro destino es la Vida.  “La muerte para un cristiano es el último  amén  de su vida  y el primer  aleluya  de su vida nueva“  (Pedro Arrupe)
17 Cuando Jesús llegó, se encontró con que Lázaro estaba  sepultado desde hacía cuatro días.  18 Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros.  19  Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano.  20 Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa.  21 Marta dijo a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.  22 Pero yo sé que aún ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas”. Marta creía en Jesús, conocía sus milagros y curaciones. Por eso lamenta que haya llegado “tarde”. Esperaba que Jesús curase a su hermano, no que le devolviera la vida. Tiene una fe que aún debe crecer. Su fe se tambalea ante el “incomprensible” proceder de Jesús, que había esperado más allá de todo límite para intervenir.  Aunque nos parezca ausente, Jesús viene a nuestra vida también en los momentos difíciles y aparentemente irremediables, para devolvernos el ánimo, la fe y la esperanza y llenarnos de auténtica vida. Más que esperar de Dios lo que le pedimos y cuando lo pedimos, debemos aceptar su plan, aunque no lo entendamos ni coincida con el nuestro.
23 Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará”. 24 Marta le respondió: “Sé que resucitará en la resurrección del último día”. 25 Jesús le dijo: “Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá;  26 y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?”. 27 Ella le respondió: “Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo”. Jesús nos hace la misma pregunta que a Marta. ¿Crees esto?  ¿Crees en la resurrección? ¿Crees en tu resurrección personal? Con Jesús estamos destinados, ya desde ahora, a la vida que no acaba. Es la transición de la fe tradicional a la novedad de Jesús.  La vida eterna no es sólo una esperanza para el futuro, sino una realidad que ya ha comenzado. Jesús  arranca de la boca de una mujer, Marta, una confesión de fe semejante a la de Pedro en los evangelios sinópticos:  «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios» .
28 Después fue a llamar a María, su hermana,  y le dijo en voz baja: “El Maestro está aquí y te llama”. 29 Al oír esto, ella se levantó rápidamente y fue a su encuentro.  30 Jesús no había llegado todavía al pueblo, sino que estaba en el mismo sitio donde Marta lo había encontrado.  31 Los judíos que estaban en la casa consolando a María, al ver que ésta se levantaba de repente y salía, la siguieron, pensando que iba al sepulcro para llorar allí.  32 María llegó adonde estaba Jesús y, al verlo, se postró a sus pies y le dijo: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”. María responde con prontitud a la llamada que le transmite Marta. A todos sus seguidores Jesús nos llama a escuchar, acoger, gozar... su Palabra liberadora y ponerla en práctica. A comunicar, como Marta, a los demás que Jesús los está llamando.  A acudir, como Él, para que tengan más y mejor vida tantas personas, hermanos nuestros, que malviven, sufren y mueren,
33 Jesús, al verla llorar a ella, y también a los judíos que la acompañaban, conmovido y turbado,   34   preguntó: “¿Dónde lo pusieron?” Le respondieron: “Ven, Señor, y lo verás”. 35 Y Jesús lloró. 36 Los judíos dijeron: “¡Cómo lo amaba!” Jesús, ante el dolor de los demás, llora y se conmueve, se acerca, acompaña,  se compadece. Manifiesta claramente sus sentimientos. Jesús actúa en toda circunstancia desde lo más profundo de la realidad humana. Entiende y vive todos los sentimientos humanos: alegría y tristeza, caricia y rechazo, amor y traición.
37 Pero algunos decían: “Éste, que abrió los ojos del ciego de nacimiento, ¿no podía impedir que Lázaro muriera? 38 Jesús, conmoviéndose nuevamente, llegó al sepulcro, que era una cueva con una piedra encima,  39 y dijo: “Quiten la piedra”. Marta, la hermana del difunto, le respondió: “Señor, huele mal; ya hace cuatro días que está muerto”. 40 Jesús le dijo: “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” Jesús pone en pie lo que está  tendido, desata lo que está ligado, da vida a lo que está muerto. Nos repite la misma pregunta que a Marta. Ella  creyó y vio a su hermano resucitado y su fe robustecida. Se trata de creer, de confiar en Jesús, de fiarnos de su Palabra, de asumirla en la vida.  Sepulcro de Lázaro
41 Entonces quitaron la piedra, y Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: “Padre, te doy gracias porque me oíste.  42 Yo sé que siempre me oyes, pero lo he dicho por esta gente que me rodea, para que crean que Tú me has enviado”. Jesús está en comunicación continua con el Padre.  Su oración no es de petición sino de acción de gracias; sabe que es escuchado. La escucha constante del Hijo al Padre es el fundamento  de la oración de los creyentes.
43 Después de decir esto, gritó con voz fuerte: “¡Lázaro, ven afuera!”  Quien cree en Jesús resucitado no puede vivir sin alegría y sin esperanza.  ¿En qué se nota que somos personas resucitadas? ¿Transmitimos, a nivel personal y como comunidad de creyentes, la energía,  la novedad, la libertad, la alegría, la vida...  que comunica el Espíritu de Jesús Resucitado?  ¿O estamos instalados en la pereza, en el derrotismo, en la estéril mediocridad?  ¿Estamos encerrados en nuestro sepulcro sin darnos cuenta  de que estamos muertos? Tendremos que escuchar la voz imperiosa de Jesús: "sal fuera".
44 El muerto salió con los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: “Desátenlo para que pueda caminar”. 45 Al ver lo que hizo Jesús, muchos de los judíos que habían ido a casa de María creyeron en él. Necesitamos como Lázaro salir de nuestros sepulcros y desprendernos de las vendas y ataduras que nos impiden andar en el camino de la plenitud que Jesús ha alcanzado para todos nosotros. Jesús nos libera de ataduras, nos hace salir de todos nuestros sepulcros:  de nuestras dudas, miedos, egoísmos, tristezas, rutinas, cobardías... Y nos recomienda quitar las vendas y las losas de los lázaros que encontramos por el camino. Resucitando a Lázaro, Jesús confirmó la fe de Marta, la de muchos de los presentes y la nuestra.
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Enseñanzas del papa francisco no. 29
Enseñanzas del papa francisco no. 29Enseñanzas del papa francisco no. 29
Enseñanzas del papa francisco no. 29
monica eljuri
 
Retiro de cuaresma para adultos
Retiro de cuaresma para adultosRetiro de cuaresma para adultos
Retiro de cuaresma para adultos
PJúvenil El Carmen
 
Via crucis del_enfermo 1
Via crucis del_enfermo 1Via crucis del_enfermo 1
Via crucis del_enfermo 1
Pastoral Salud
 
Dom rampasc13cas
Dom rampasc13casDom rampasc13cas
Dom rampasc13cas
escmauxi
 
2015 III Domingo de pascua
2015 III Domingo de pascua2015 III Domingo de pascua
2015 III Domingo de pascua
Voluntariado A IC
 
Via crucis del enfermo
Via crucis del enfermoVia crucis del enfermo
Via crucis del enfermo
Nostalgia de Dios
 
Material para los acompañantes
Material para los acompañantesMaterial para los acompañantes
Material para los acompañantes
Parroquialainmaculada
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Mark2d
 
Enseñanzas del papa francisco no. 97
Enseñanzas del papa francisco no. 97Enseñanzas del papa francisco no. 97
Enseñanzas del papa francisco no. 97
monica eljuri
 
130324 domingo de ramos c
130324   domingo de ramos c130324   domingo de ramos c
130324 domingo de ramos c
pastoraljuvenilvicentina
 
Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74
monica eljuri
 
61 0414 no temáis, yo soy
61 0414 no temáis, yo soy61 0414 no temáis, yo soy
61 0414 no temáis, yo soy
Miguel Angel Huayta Seminario
 
Nuestra iglesia nº70
Nuestra iglesia nº70Nuestra iglesia nº70
Nuestra iglesia nº70
EvaGP
 
Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultosMateriales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
Parroquialainmaculada
 
Dia sexto en tierra santa
Dia sexto en tierra santaDia sexto en tierra santa
Dia sexto en tierra santa
Jose Luis Gonzalez
 

La actualidad más candente (15)

Enseñanzas del papa francisco no. 29
Enseñanzas del papa francisco no. 29Enseñanzas del papa francisco no. 29
Enseñanzas del papa francisco no. 29
 
Retiro de cuaresma para adultos
Retiro de cuaresma para adultosRetiro de cuaresma para adultos
Retiro de cuaresma para adultos
 
Via crucis del_enfermo 1
Via crucis del_enfermo 1Via crucis del_enfermo 1
Via crucis del_enfermo 1
 
Dom rampasc13cas
Dom rampasc13casDom rampasc13cas
Dom rampasc13cas
 
2015 III Domingo de pascua
2015 III Domingo de pascua2015 III Domingo de pascua
2015 III Domingo de pascua
 
Via crucis del enfermo
Via crucis del enfermoVia crucis del enfermo
Via crucis del enfermo
 
Material para los acompañantes
Material para los acompañantesMaterial para los acompañantes
Material para los acompañantes
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
 
Enseñanzas del papa francisco no. 97
Enseñanzas del papa francisco no. 97Enseñanzas del papa francisco no. 97
Enseñanzas del papa francisco no. 97
 
130324 domingo de ramos c
130324   domingo de ramos c130324   domingo de ramos c
130324 domingo de ramos c
 
Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74
 
61 0414 no temáis, yo soy
61 0414 no temáis, yo soy61 0414 no temáis, yo soy
61 0414 no temáis, yo soy
 
Nuestra iglesia nº70
Nuestra iglesia nº70Nuestra iglesia nº70
Nuestra iglesia nº70
 
Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultosMateriales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
 
Dia sexto en tierra santa
Dia sexto en tierra santaDia sexto en tierra santa
Dia sexto en tierra santa
 

Destacado

V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
V Domingo Cuaresma (Ciclo A)V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
odrexnuevos
 
Tu gran amigo el libro
Tu gran amigo el libroTu gran amigo el libro
Tu gran amigo el libro
María del Carmen Iglesias
 
I Domingo de Cuaresma 2013
I Domingo de Cuaresma 2013I Domingo de Cuaresma 2013
I Domingo de Cuaresma 2013
Carina Giles
 
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo bEvangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
Carina Giles
 
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
Carina Giles
 
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo cEvangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
Carina Giles
 
28 de julio 2013
28 de julio 201328 de julio 2013
28 de julio 2013
Carina Giles
 
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo cEvangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
Carina Giles
 
Evangelio del Domingo XXIX durante el año
Evangelio del Domingo XXIX durante el añoEvangelio del Domingo XXIX durante el año
Evangelio del Domingo XXIX durante el año
Carina Giles
 
Miércoles de Ceniza
Miércoles de Ceniza Miércoles de Ceniza
Miércoles de Ceniza
Carina Giles
 
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo cEvangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
Carina Giles
 
Evangelio del Domingo V de Cuaresma
Evangelio del Domingo V de CuaresmaEvangelio del Domingo V de Cuaresma
Evangelio del Domingo V de Cuaresma
Carina Giles
 
Evangelio II Domingo de Cuaresma
Evangelio II Domingo de Cuaresma Evangelio II Domingo de Cuaresma
Evangelio II Domingo de Cuaresma
Carina Giles
 
II Domingo de Pascua 2011
II Domingo de Pascua 2011II Domingo de Pascua 2011
II Domingo de Pascua 2011
Carina Giles
 
Domingo 17 de junio 2012
Domingo 17 de junio 2012Domingo 17 de junio 2012
Domingo 17 de junio 2012
Carina Giles
 
Adviento
AdvientoAdviento
Adviento
Carina Giles
 
Adviento
AdvientoAdviento
Adviento
Carina Giles
 
Evangelio 1° de Julio de 2012
Evangelio 1° de Julio de 2012Evangelio 1° de Julio de 2012
Evangelio 1° de Julio de 2012
Carina Giles
 
I Domingo de Adviento - ciclo c
I Domingo de Adviento - ciclo cI Domingo de Adviento - ciclo c
I Domingo de Adviento - ciclo c
Carina Giles
 
Domingo 28 de abril 2013
Domingo 28 de abril 2013Domingo 28 de abril 2013
Domingo 28 de abril 2013
Carina Giles
 

Destacado (20)

V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
V Domingo Cuaresma (Ciclo A)V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
V Domingo Cuaresma (Ciclo A)
 
Tu gran amigo el libro
Tu gran amigo el libroTu gran amigo el libro
Tu gran amigo el libro
 
I Domingo de Cuaresma 2013
I Domingo de Cuaresma 2013I Domingo de Cuaresma 2013
I Domingo de Cuaresma 2013
 
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo bEvangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
Evangelio del XIV Domingo d.a. - ciclo b
 
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
24 de Junio: Nacimiento de San Juan Bautista
 
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo cEvangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio IV Domingo de Adviento - ciclo c
 
28 de julio 2013
28 de julio 201328 de julio 2013
28 de julio 2013
 
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo cEvangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
Evangelio II Domingo de Adviento - ciclo c
 
Evangelio del Domingo XXIX durante el año
Evangelio del Domingo XXIX durante el añoEvangelio del Domingo XXIX durante el año
Evangelio del Domingo XXIX durante el año
 
Miércoles de Ceniza
Miércoles de Ceniza Miércoles de Ceniza
Miércoles de Ceniza
 
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo cEvangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
Evangelio III Domingo de Adviento -ciclo c
 
Evangelio del Domingo V de Cuaresma
Evangelio del Domingo V de CuaresmaEvangelio del Domingo V de Cuaresma
Evangelio del Domingo V de Cuaresma
 
Evangelio II Domingo de Cuaresma
Evangelio II Domingo de Cuaresma Evangelio II Domingo de Cuaresma
Evangelio II Domingo de Cuaresma
 
II Domingo de Pascua 2011
II Domingo de Pascua 2011II Domingo de Pascua 2011
II Domingo de Pascua 2011
 
Domingo 17 de junio 2012
Domingo 17 de junio 2012Domingo 17 de junio 2012
Domingo 17 de junio 2012
 
Adviento
AdvientoAdviento
Adviento
 
Adviento
AdvientoAdviento
Adviento
 
Evangelio 1° de Julio de 2012
Evangelio 1° de Julio de 2012Evangelio 1° de Julio de 2012
Evangelio 1° de Julio de 2012
 
I Domingo de Adviento - ciclo c
I Domingo de Adviento - ciclo cI Domingo de Adviento - ciclo c
I Domingo de Adviento - ciclo c
 
Domingo 28 de abril 2013
Domingo 28 de abril 2013Domingo 28 de abril 2013
Domingo 28 de abril 2013
 

Similar a V Domingo de Cuaresma - Ciclo A

V domingo de cuaresma
V domingo de cuaresmaV domingo de cuaresma
V domingo de cuaresma
pacomaestro
 
V Domingo Cuaresma ciclo A
V Domingo Cuaresma ciclo AV Domingo Cuaresma ciclo A
V Domingo Cuaresma ciclo A
Diócesis de Mayagüez
 
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo ALectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
Cristonautas
 
1 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 20131 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 2013
pastoral penintenciaria
 
2-4-17
2-4-172-4-17
5º Domingo Cuaresma - A
5º Domingo Cuaresma - A5º Domingo Cuaresma - A
5º Domingo Cuaresma - A
JoaquinIglesias
 
Santa marta de betania
Santa marta de betaniaSanta marta de betania
Santa marta de betania
monica eljuri
 
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
federico almenara ramirez
 
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
federico almenara ramirez
 
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
federico almenara ramirez
 
Santa marta de betania
Santa marta de betaniaSanta marta de betania
Santa marta de betania
monica eljuri
 
Cuar5 a
Cuar5 aCuar5 a
Cuar5 a
MARTIN ARTERO
 
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓNDOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
Jazmin Esquiaqui
 
DAR VIDA. V CUARESMA
DAR VIDA. V CUARESMADAR VIDA. V CUARESMA
DAR VIDA. V CUARESMA
Miguel Sanz
 
Iii Domingo Pascua (Ciclo A) ReflexióN
Iii Domingo Pascua (Ciclo A)   ReflexióNIii Domingo Pascua (Ciclo A)   ReflexióN
Iii Domingo Pascua (Ciclo A) ReflexióN
Víctor Hugo Salazar
 
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélicaDomingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
sanpablobaeza
 
V cuaresma ciclo A.pdf
V cuaresma ciclo A.pdfV cuaresma ciclo A.pdf
V cuaresma ciclo A.pdf
MARTIN ARTERO
 
Palabra de Vida abril 2017
Palabra de Vida abril 2017 Palabra de Vida abril 2017
Palabra de Vida abril 2017
Padre Enrique Camargo
 
V cuaresma hojita para niños
V cuaresma hojita para niñosV cuaresma hojita para niños
V cuaresma hojita para niños
Franciscanos Valladolid
 

Similar a V Domingo de Cuaresma - Ciclo A (20)

V domingo de cuaresma
V domingo de cuaresmaV domingo de cuaresma
V domingo de cuaresma
 
V Domingo Cuaresma ciclo A
V Domingo Cuaresma ciclo AV Domingo Cuaresma ciclo A
V Domingo Cuaresma ciclo A
 
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo ALectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
Lectio Divina Dominical V de Cuaresma Ciclo A
 
1 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 20131 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 2013
 
2-4-17
2-4-172-4-17
2-4-17
 
5º Domingo Cuaresma - A
5º Domingo Cuaresma - A5º Domingo Cuaresma - A
5º Domingo Cuaresma - A
 
Santa marta de betania
Santa marta de betaniaSanta marta de betania
Santa marta de betania
 
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
HOJA DOMINICAL PARROQUIAL. V DE CUARESMA. CICLO A DIA 6 DE ABRIL DEL 2014
 
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
GUIÓN DEL DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRIL DEL 2017
 
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 22 DE ABRIL DEL 2017
 
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 5º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 2 DE ABRI...
 
Santa marta de betania
Santa marta de betaniaSanta marta de betania
Santa marta de betania
 
Cuar5 a
Cuar5 aCuar5 a
Cuar5 a
 
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓNDOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
 
DAR VIDA. V CUARESMA
DAR VIDA. V CUARESMADAR VIDA. V CUARESMA
DAR VIDA. V CUARESMA
 
Iii Domingo Pascua (Ciclo A) ReflexióN
Iii Domingo Pascua (Ciclo A)   ReflexióNIii Domingo Pascua (Ciclo A)   ReflexióN
Iii Domingo Pascua (Ciclo A) ReflexióN
 
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélicaDomingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
Domingo de resurrección c 2013 reflexión evangélica
 
V cuaresma ciclo A.pdf
V cuaresma ciclo A.pdfV cuaresma ciclo A.pdf
V cuaresma ciclo A.pdf
 
Palabra de Vida abril 2017
Palabra de Vida abril 2017 Palabra de Vida abril 2017
Palabra de Vida abril 2017
 
V cuaresma hojita para niños
V cuaresma hojita para niñosV cuaresma hojita para niños
V cuaresma hojita para niños
 

Más de Carina Giles

Tiempo de Adviento
Tiempo de AdvientoTiempo de Adviento
Tiempo de Adviento
Carina Giles
 
Evangelio del Domingo XXX durante el año
Evangelio del Domingo XXX durante el añoEvangelio del Domingo XXX durante el año
Evangelio del Domingo XXX durante el año
Carina Giles
 
Pedro, ¿dónde vas?
Pedro, ¿dónde vas?Pedro, ¿dónde vas?
Pedro, ¿dónde vas?
Carina Giles
 
En este día
En este díaEn este día
En este día
Carina Giles
 
Evangelio del Domingo 26/2/12
Evangelio del Domingo 26/2/12Evangelio del Domingo 26/2/12
Evangelio del Domingo 26/2/12
Carina Giles
 
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
Carina Giles
 
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
Carina Giles
 
Domingo V d.a. - ciclo
Domingo V d.a. - ciclo Domingo V d.a. - ciclo
Domingo V d.a. - ciclo
Carina Giles
 
Evangelio de Navidad
Evangelio de Navidad Evangelio de Navidad
Evangelio de Navidad
Carina Giles
 
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año b
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año bEvangelio del IV Domingo de Adviento - año b
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año b
Carina Giles
 
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo bEvangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
Carina Giles
 
Evangelio II Domingo de Adviento 2011
Evangelio II Domingo de Adviento 2011Evangelio II Domingo de Adviento 2011
Evangelio II Domingo de Adviento 2011
Carina Giles
 
Evangelio I Domingo de Adviento
Evangelio I Domingo de AdvientoEvangelio I Domingo de Adviento
Evangelio I Domingo de Adviento
Carina Giles
 

Más de Carina Giles (13)

Tiempo de Adviento
Tiempo de AdvientoTiempo de Adviento
Tiempo de Adviento
 
Evangelio del Domingo XXX durante el año
Evangelio del Domingo XXX durante el añoEvangelio del Domingo XXX durante el año
Evangelio del Domingo XXX durante el año
 
Pedro, ¿dónde vas?
Pedro, ¿dónde vas?Pedro, ¿dónde vas?
Pedro, ¿dónde vas?
 
En este día
En este díaEn este día
En este día
 
Evangelio del Domingo 26/2/12
Evangelio del Domingo 26/2/12Evangelio del Domingo 26/2/12
Evangelio del Domingo 26/2/12
 
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
Evangelio del Domingo 19 de febrero 2012
 
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
Evangelio Domingo 12 de febrero 2012
 
Domingo V d.a. - ciclo
Domingo V d.a. - ciclo Domingo V d.a. - ciclo
Domingo V d.a. - ciclo
 
Evangelio de Navidad
Evangelio de Navidad Evangelio de Navidad
Evangelio de Navidad
 
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año b
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año bEvangelio del IV Domingo de Adviento - año b
Evangelio del IV Domingo de Adviento - año b
 
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo bEvangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
Evangelio del III Domingo de Adviento - ciclo b
 
Evangelio II Domingo de Adviento 2011
Evangelio II Domingo de Adviento 2011Evangelio II Domingo de Adviento 2011
Evangelio II Domingo de Adviento 2011
 
Evangelio I Domingo de Adviento
Evangelio I Domingo de AdvientoEvangelio I Domingo de Adviento
Evangelio I Domingo de Adviento
 

Último

Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Jordi Pascual Palatsi
 
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdfEjercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
GiovannyPrezGandaril
 
cuando esta cansado o deprimido REFLEXION BIBLICA
cuando esta cansado o deprimido  REFLEXION  BIBLICAcuando esta cansado o deprimido  REFLEXION  BIBLICA
cuando esta cansado o deprimido REFLEXION BIBLICA
sandraedithcarrerato
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
JOSE GARCIA PERALTA
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
jenune
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
agungwahyudianto1
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
ChristianOrozaZyball
 

Último (8)

Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
 
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdfEjercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
Ejercicio de Exégesis Hermeneutica .-R-Ramsay-2.pdf
 
cuando esta cansado o deprimido REFLEXION BIBLICA
cuando esta cansado o deprimido  REFLEXION  BIBLICAcuando esta cansado o deprimido  REFLEXION  BIBLICA
cuando esta cansado o deprimido REFLEXION BIBLICA
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
 

V Domingo de Cuaresma - Ciclo A

  • 1. Texto evangélico: Juan 11, 1-45. Quinto domingo de Cuaresma –A- Comentarios y presentación: Asun Gutiérrez. En el proyecto creador de Dios las personas no están destinadas a la muerte, sino a la vida plena y definitiva. Tal es el proyecto del Padre y la obra mesiánica de Jesús. El grupo de Jesús es una comunidad de hermanos y amigos en la que rigen relaciones de afecto y amor, que está dispuesta a afrontar el máximo riesgo por ayudar a los que lo necesitan. La comunidad cristina que aún ve en la muerte la interrupción de la vida no ha alcanzado la plenitud de la fe, por no haber comprendido la calidad de la vida que Jesús comunica. No estamos amenazados de muerte. Estamos “amenazados de vida”. Florentino Ulibarri
  • 2. 1 Había un hombre enfermo, Lázaro de Betania, del pueblo de María y de su hermana Marta. 2 María era la misma que derramó perfume sobre el Señor y le secó los pies con sus cabellos. Su hermano Lázaro era el que estaba enfermo. 3 Las hermanas enviaron a decir a Jesús: “Señor, el que tú amas, está enfermo”. 4 Al oír esto, Jesús dijo: “Esta enfermedad no es mortal; es para gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. El cuarto evangelio es el único que presenta a Lázaro, Marta y María como hermanos y vecinos de Betania, aldea próxima a Jerusalén. La resurrección de Lázaro es el último de los siete signos narrados en la primera parte del cuarto evangelio. La Vida se anticipa como primicia y primavera con la resurrección de Lázaro. Jesús, desde el principio, se muestra vencedor de su muerte y de la nuestra. Nos hace partícipes de su vida resucitada, nos contagia eternidad. Betania
  • 3. 5 Jesús quería mucho a Marta, a su hermana y a Lázaro. 6 Sin embargo, cuando oyó que éste se encontraba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Jesús tuvo amigos. Conoció la alegría, los lazos dulces, fuertes, seguros y entrañables de la amistad. Jesús cultiva y cuida la amistad. A nosotros nos llama amigos porque nos da a conocer todo lo que ha oído del Padre (Jn 15,15).
  • 4. 7 Después dijo a sus discípulos: “Volvamos a Judea”. 8 Los discípulos le dijeron: “Maestro, hace poco los judíos querían apedrearte, ¿y quieres volver allá?” 9 Jesús les respondió: “¿Acaso no son doce las horas del día? El que camina de día no tropieza, porque ve la luz de este mundo; 10 en cambio, el que camina de noche tropieza, porque la luz no está en él”. Jesús vuelve a Judea arriesgando su vida. Está dispuesto a asumir el mayor riesgo para ayudar a quien lo necesita. Ante el temor de los discípulos, les recuerda que su misión se ejerce a plena luz. Las tinieblas, en las que viven quienes lo persiguen y rechazan, no lo hacen vacilar. El miedo mata. Sus seguidores deberán continuar su tarea a plena luz y sin temores. El peligro de ir a Judea, las dificultades de la vida, pueden afrontarse porque la Luz las ilumina y les da sentido.
  • 5. 11 Y añadió: “Nuestro amigo Lázaro duerme, pero yo voy a despertarlo”. 12 Sus discípulos le dijeron: “Señor, si duerme, se curará”. 13 Ellos pensaban que hablaba del sueño, pero Jesús se refería a la muerte. 14 Entonces les dijo abiertamente: “Lázaro ha muerto, 15 y me alegro por ustedes de no haber estado allí, a fin de que crean. Vayamos a verlo”. 16 Tomás, llamado el Mellizo, dijo a los otros discípulos: “Vamos también nosotros a morir con él”. La enfermedad y la muerte no tienen la última palabra. Son superadas por el autor de la Vida, que es capaz de despertar y curar. La vida que Jesús comunica vence la muerte. La muerte es un sueño. Nuestro destino es la Vida. “La muerte para un cristiano es el último amén de su vida y el primer aleluya de su vida nueva“ (Pedro Arrupe)
  • 6. 17 Cuando Jesús llegó, se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro días. 18 Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros. 19 Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano. 20 Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. 21 Marta dijo a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22 Pero yo sé que aún ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas”. Marta creía en Jesús, conocía sus milagros y curaciones. Por eso lamenta que haya llegado “tarde”. Esperaba que Jesús curase a su hermano, no que le devolviera la vida. Tiene una fe que aún debe crecer. Su fe se tambalea ante el “incomprensible” proceder de Jesús, que había esperado más allá de todo límite para intervenir. Aunque nos parezca ausente, Jesús viene a nuestra vida también en los momentos difíciles y aparentemente irremediables, para devolvernos el ánimo, la fe y la esperanza y llenarnos de auténtica vida. Más que esperar de Dios lo que le pedimos y cuando lo pedimos, debemos aceptar su plan, aunque no lo entendamos ni coincida con el nuestro.
  • 7. 23 Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará”. 24 Marta le respondió: “Sé que resucitará en la resurrección del último día”. 25 Jesús le dijo: “Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; 26 y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?”. 27 Ella le respondió: “Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo”. Jesús nos hace la misma pregunta que a Marta. ¿Crees esto? ¿Crees en la resurrección? ¿Crees en tu resurrección personal? Con Jesús estamos destinados, ya desde ahora, a la vida que no acaba. Es la transición de la fe tradicional a la novedad de Jesús. La vida eterna no es sólo una esperanza para el futuro, sino una realidad que ya ha comenzado. Jesús arranca de la boca de una mujer, Marta, una confesión de fe semejante a la de Pedro en los evangelios sinópticos: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios» .
  • 8. 28 Después fue a llamar a María, su hermana, y le dijo en voz baja: “El Maestro está aquí y te llama”. 29 Al oír esto, ella se levantó rápidamente y fue a su encuentro. 30 Jesús no había llegado todavía al pueblo, sino que estaba en el mismo sitio donde Marta lo había encontrado. 31 Los judíos que estaban en la casa consolando a María, al ver que ésta se levantaba de repente y salía, la siguieron, pensando que iba al sepulcro para llorar allí. 32 María llegó adonde estaba Jesús y, al verlo, se postró a sus pies y le dijo: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”. María responde con prontitud a la llamada que le transmite Marta. A todos sus seguidores Jesús nos llama a escuchar, acoger, gozar... su Palabra liberadora y ponerla en práctica. A comunicar, como Marta, a los demás que Jesús los está llamando. A acudir, como Él, para que tengan más y mejor vida tantas personas, hermanos nuestros, que malviven, sufren y mueren,
  • 9. 33 Jesús, al verla llorar a ella, y también a los judíos que la acompañaban, conmovido y turbado, 34 preguntó: “¿Dónde lo pusieron?” Le respondieron: “Ven, Señor, y lo verás”. 35 Y Jesús lloró. 36 Los judíos dijeron: “¡Cómo lo amaba!” Jesús, ante el dolor de los demás, llora y se conmueve, se acerca, acompaña, se compadece. Manifiesta claramente sus sentimientos. Jesús actúa en toda circunstancia desde lo más profundo de la realidad humana. Entiende y vive todos los sentimientos humanos: alegría y tristeza, caricia y rechazo, amor y traición.
  • 10. 37 Pero algunos decían: “Éste, que abrió los ojos del ciego de nacimiento, ¿no podía impedir que Lázaro muriera? 38 Jesús, conmoviéndose nuevamente, llegó al sepulcro, que era una cueva con una piedra encima, 39 y dijo: “Quiten la piedra”. Marta, la hermana del difunto, le respondió: “Señor, huele mal; ya hace cuatro días que está muerto”. 40 Jesús le dijo: “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” Jesús pone en pie lo que está tendido, desata lo que está ligado, da vida a lo que está muerto. Nos repite la misma pregunta que a Marta. Ella creyó y vio a su hermano resucitado y su fe robustecida. Se trata de creer, de confiar en Jesús, de fiarnos de su Palabra, de asumirla en la vida. Sepulcro de Lázaro
  • 11. 41 Entonces quitaron la piedra, y Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: “Padre, te doy gracias porque me oíste. 42 Yo sé que siempre me oyes, pero lo he dicho por esta gente que me rodea, para que crean que Tú me has enviado”. Jesús está en comunicación continua con el Padre. Su oración no es de petición sino de acción de gracias; sabe que es escuchado. La escucha constante del Hijo al Padre es el fundamento de la oración de los creyentes.
  • 12. 43 Después de decir esto, gritó con voz fuerte: “¡Lázaro, ven afuera!” Quien cree en Jesús resucitado no puede vivir sin alegría y sin esperanza. ¿En qué se nota que somos personas resucitadas? ¿Transmitimos, a nivel personal y como comunidad de creyentes, la energía, la novedad, la libertad, la alegría, la vida... que comunica el Espíritu de Jesús Resucitado? ¿O estamos instalados en la pereza, en el derrotismo, en la estéril mediocridad? ¿Estamos encerrados en nuestro sepulcro sin darnos cuenta de que estamos muertos? Tendremos que escuchar la voz imperiosa de Jesús: "sal fuera".
  • 13. 44 El muerto salió con los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: “Desátenlo para que pueda caminar”. 45 Al ver lo que hizo Jesús, muchos de los judíos que habían ido a casa de María creyeron en él. Necesitamos como Lázaro salir de nuestros sepulcros y desprendernos de las vendas y ataduras que nos impiden andar en el camino de la plenitud que Jesús ha alcanzado para todos nosotros. Jesús nos libera de ataduras, nos hace salir de todos nuestros sepulcros: de nuestras dudas, miedos, egoísmos, tristezas, rutinas, cobardías... Y nos recomienda quitar las vendas y las losas de los lázaros que encontramos por el camino. Resucitando a Lázaro, Jesús confirmó la fe de Marta, la de muchos de los presentes y la nuestra.
  • 14.