Clase 4
LECCIÓN 1 
Reconocer que en el mundo existen diversidad de visiones e intereses y la 
política surge por la necesidad de c...
LECCIÓN 2 
La política no tiene por qué ser sinónimo de “juego sucio”, deslealtad y 
traición. 
Necesitamos de la buena po...
LECCIÓN 3.1 
En la política, la ética es de la esencia. 
Importa el fin, que es la motivación de los buenos políticos, qui...
LECCIÓN 3.2 
No es en el fin donde parece estar el problema de desprestigio de la 
política, sino en los medios. 
Todo par...
LECCIÓN 3.3 
La buena política sabe ponerse límites, porque el cuidado de la 
institucionalidad y del sistema es la respon...
LECCIÓN 4 
La prensa es un aliado indispensable para hacer efectiva la actividad 
política. Pero tiene un gran riesgo: Que...
LECCIÓN 5 
El poder en si mismo no es lo importante, sino el fin que se persigue, la 
forma de alcanzarlo y los valores qu...
Clase 4
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Clase 4 - Modelo político de organizaciones

399 visualizaciones

Publicado el

Modelo político de organizaciones

Publicado en: Empresariales
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
399
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
235
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Clase 4 - Modelo político de organizaciones

  1. 1. Clase 4
  2. 2. LECCIÓN 1 Reconocer que en el mundo existen diversidad de visiones e intereses y la política surge por la necesidad de conciliar una pluralidad de aspiraciones, proyectos y sueños. De allí la importancia de “aprender a ver”, es decir, a ponerse en la posición del otro, entender sus motivaciones y restricciones. Si alguien es economista, entender que no todo se reduce a la racionalidad económica, y si es abogado, que las leyes y el derecho no agotan las dimensiones de la realidad. También entender que hay cuestiones que son de la esfera pública y otras de la privada. Si una pretende tener la primacía, no ayuda a construir un mejor país.
  3. 3. LECCIÓN 2 La política no tiene por qué ser sinónimo de “juego sucio”, deslealtad y traición. Necesitamos de la buena política para promover ideales, representar los intereses de la gente, acercar posiciones entre distintos grupos de la sociedad, seducir, convencer, transar. El mundo no está formado por seres unidimensionales. Somos diversos y es bueno que así sea. Esto enriquece la vida en sociedad, porque aprendemos unos de otros. Pero debemos saber confrontar nuestras diferencias en forma paciente, pacífica y constructiva. Ya lo decíamos hace algún tiempo, dejemos atrás en nuestras relaciones el “avanzar sin transar” y abracemos el “negociar sin desmayar”
  4. 4. LECCIÓN 3.1 En la política, la ética es de la esencia. Importa el fin, que es la motivación de los buenos políticos, quienes se han comprometido con lo público por su vocación de servicio, de entrega a los demás. Y necesitamos mucho de estos políticos, que por lo demás son mayoría en el país. Los que quieren “servirse en vez de servir”, van en retirada.
  5. 5. LECCIÓN 3.2 No es en el fin donde parece estar el problema de desprestigio de la política, sino en los medios. Todo parece valer para alcanzar los fines que se persiguen, que pueden ser muy loables, pero que pierden legitimidad si no se aplican las reglas del “juego limpio”. A veces se dice, de un modo no muy feliz, que el político que no tiene un “instinto asesino” no sirve. El historiador y profesor de la Universidad de Harvard, Robert Caro lo expresa con claridad al citar al gran político que fue el presidente Lyndon Jonson en su estudio sobre las lecciones del poder: “Soy como un zorro. Puedo ver la yugular en cualquier persona, e ir por ella”.
  6. 6. LECCIÓN 3.3 La buena política sabe ponerse límites, porque el cuidado de la institucionalidad y del sistema es la responsabilidad principal de todo político. Hay un gran riesgo en transformar la política en un enfrentamiento y es que lo más importante de todo, que es permitir el desarrollo material y espiritual de cada persona y de la sociedad en su conjunto, en un ambiente de seguridad y respeto, se ponga en riesgo por ganar un punto en la lucha ideológica.
  7. 7. LECCIÓN 4 La prensa es un aliado indispensable para hacer efectiva la actividad política. Pero tiene un gran riesgo: Que la forma derrote a la sustancia. Lo que se busca es aparecer, ser reconocido, ser “un rostro público”. Hay que decir una frase ingeniosa que sea captada por la prensa y provoque muchos comentarios. Más que político, hay que ser un actor que domina el arte de la representación y que conoce los códigos con los que es posible entretener seducir y conmover al público. Hay que inventar historias bien hilvanadas, con personajes, trama y desenlace. Pero los riesgos son que se imponga la ficción por sobre la realidad y la farándula por sobre el trabajo bien hecho.
  8. 8. LECCIÓN 5 El poder en si mismo no es lo importante, sino el fin que se persigue, la forma de alcanzarlo y los valores que lo inspiran. La política no es una técnica jurídico-económica o un método de gestión eficaz sino el arte de lo posible y es una de las actividades más nobles del ser humano. Se requieren virtudes para ejercerla, principalmente la prudencia para que sea el tiento y la moderación lo que guíe nuestros actos, pero también importan el sentido de justicia y el amor a la verdad. Debería convocar a los mejores, a los más generosos, a los que ponen el bien de los demás sobre su propio bienestar, a los que saben auto-imponerse las reglas del “juego limpio”.
  9. 9. Clase 4

×