Los Factores Teratogénicos

319 visualizaciones

Publicado el

Los Factores Teratogénicos

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
319
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los Factores Teratogénicos

  1. 1. Factores teratogénicos Un factor teratogénico es cualquier agente o elemento (biológico, químico, físico, etc) capaz de producir en el embrión o feto una alteración en su desarrollo normal, conocida como anomalía congénita. El estudio de la producción, desarrollo, anatomía y clasificación de los fetos con malformaciones congénitas corresponde a la teratología, la que también estudia las causas que producen dichas malformaciones congénitas. Desde el punto de vista de la anatomía y patología del desarrollo, las malformaciones congénitas pueden clasificarse en:
  2. 2. a) agenesia: no se produjo el desarrollo de un órgano. Ejemplos: agenesia renal, sin riñones; anoftalmía, sin ojos. b) hipoplasia: detención en el desarrollo. Ejemplo: labio y/o paladar hendido. c) hiperplasia: exceso en el desarrollo. Ejemplo: polidactilia: más de 5 dedos. D) Persistencia de estructuras vestigiales: falla en la involución de una estructura transitoria. Ejemplos, el ano imperforado, debido a la persistencia de la membrana anal ; el conducto arterioso persistente, que se debe a la persistencia del 6ºarco aórtico izquierdo.
  3. 3. Antecedentes Durante la década de 1920 se identificó a la radiación ionizante como un agente potencialmente nocivo y dos décadas después se reconocieron los efectos teratogénicos del virus de la rubéola. Sin embargo la llamada epidemia de talidomida al inicio de la década de 1960 marcó un hito en la teratología. Esta droga fue introducida al mercado como un medicamento contra la gripe y su uso se difundió en diferentes países. En 1961 en Alemania, fueron reconocidos los primeros casos de un nuevo síndrome que se caracterizaba por presentar principalmente, defectos en la formación de los miembros. Estas anomalías se tornaron epidémicas no sólo en Alemania, sino también en varios otros países. Esta droga había sido aprobada para su venta, luego de haber pasado por las pruebas de experimentación en animales, no habiéndose identificado su capacidad de producir DC. A pesar de que esta sustancia provoca ciertas malformaciones en uno de cada tres fetos expuestos en el primer trimestre del embarazo, se tardó cuatro años en identificar este riesgo.
  4. 4. A partir de estos hechos se comenzó a desarrollar la teratología tanto desde un punto de vista de la investigación básica, clínica y epidemiológica; se modificaron las pruebas sobre teratogenicidad necesarias para la aprobación de los medicamentos y se crearon programas de farmacovigilancia y registros de defectos congénitos. En nuestra región se creó el Estudio Colaborativo Latinoamericano de Malformaciones Congénitas (ECLAMC). A pesar de que esta sustancia provoca ciertas malformaciones en uno de cada tres fetos expuestos en el primer trimestre del embarazo, se tardó cuatro años en identificar este riesgo.
  5. 5. Desde el punto de vista etiológico, las malformaciones congénitas pueden clasificarse en: a) las causadas por factores genéticos. b) las causadas por factores ambientales. c) las causadas por factores genéticos que interactúan con factores ambientales (herencia multifactorial). Etiología de las malformaciones congénitas
  6. 6. A. Factores Genéticos Todas las células que componen el cuerpo humano, cromosómicamente son diploides, es decir, poseen ambos miembros de cada par de cromosomas homólogos; por tanto, poseen 23 cromosomas de origen paterno y 23 cromosomas de origen materno, con un total de 46 cromosomas (2n=46). Las células reproductoras masculinas (espermatozoides) y las femeninas (ovocito secundario) son haploides, es decir, sólo pose en 23 cromosomas (n=23). Las alteraciones o aberraciones cromosómicas relacionadas con el número de cromosomas, comprenden dos grandes grupos: euploidías y aneuploidias Las aberraciones euploides corresponden a variaciones en el número haploide de cromosomas (n=23), tales como: monoploidias (n=23) en células somáticas, no viables; triploidías (3n=69) en abortos, raros neonatos; tetraploidías (4n=92) en abortos espontáneos; y pentaploidías (5n=115) no viables.
  7. 7. Las mejores estudiadas por su frecuencia son las triploidías, que llegan a ser incompatibles con la vida. Sus posibles mecanismos de producción son la poliandria o la poliginia. La poliandria se explica por la fecundación de un ovocito secundario normal (n=23) con dos espermatozoides (dispermia), produciendo un cigoto con 69 cromosomas (23+23+23=69). También puede explicarse por la fecundación de un ovocito secundario normal con un espermatozoide que sufrió una falla en la reducción cromosómica de la meiosis llegando a tener 46 cromosomas. La poliginia se explica por la fecundación de un espermatozoide normal (n=23) con un ovocito secundario (n=23) que retuvo su cuerpo polar (n=23) durante la meiosis, resultando un cigoto con 69 cromosomas (23+23+23=69) ó con un ovocito secundario a normal (n=46) que sufrió un error en el proceso reducción al meiótico (23+46=69).
  8. 8. Las aberraciones a neuploides corresponden a variaciones en el número de alguno de los pares homólogos. Esto se debe a un error en la segregación de los cromosomas durante la anafase de las divisiones meióticas. Este error llamado no-disyunción producirá una célula hija con un cromosoma demás y otra con uno de menos. Si estas células fueran fecundadas con gametos normales, la primera produciría una trisomía y la segunda una monosomía. Si la alteración ocurre en los autosomas, la aberración será una aneuploidía autosómica y si ocurre en los cromosomas sexuales será una aneuploidía gonosómica.
  9. 9. Algunas de las características clínicas de este síndrome son:  cariotipo 45, X O  sexo femenino, estériles  membrana cervical  deformidades esqueléticas  retardo mental  estatura corta Trisomías: las células embrionarias poseen 3 cromosomas de un grupo en particular. Existen trisomías de los autosomas y de los cromosomas sexuales. Monosomías: las células embrionarias poseen un solo miembro de uno de los cromosomas. La monosomía de los autosomas y de los cromosomas sexuales es generalmente letal, sin embargo, en estos últimos puede presentarse la monosomía del cromosoma X o síndrome de Turner.
  10. 10. Las más conocidas trisomías de los gonosomas son:  47,XXX: sexo femenino, generalmente fértiles y un 15 a 25% tienen un leve retardo mental.  47,XXY: es el llamado síndrome de Klinefelter, de sexo masculino, con testículos pequeños, estériles miembros superiores desproporcionadamente largo se inteligencia por de bajo de normal.  47,XYY: sexo masculino, altos con comportamiento agresivo. Las más conocidas trisomías de los autosomas son:  Trisomía del cromosoma 21 o síndrome de Down (mongolismo)  Trisomía del cromosoma 18 o síndrome de Edwards  Trisomía del cromosoma 13 o síndrome de Patau
  11. 11. Anomalías cromosómicas estructurales. Resultan del rompimiento de sectores de un cromosoma, provocado por factores ambientales (drogas, virus, radiaciones, etc). Los tipos más importantes son: Delección: es la pérdida de una parte de un cromosoma. El caso más conocido es el síndrome del aullido del gato (criduchat) ,en el cual se perdió la porción distal del brazo corto del cromosoma No5. El nombre peculiar del síndrome proviene de una de las características de diagnóstico: niños cuyo llanto recuerda el maullido de un gato.
  12. 12. Inversión: un segmento dentro de un cromosoma está invertido en suposición original. Si ocurre en un brazo se denomina paracéntrica (junto al centrómero) y si ocurre en ambos brazos incluyendo al centrómero es pericéntrica (alrededor del centrómero). Translocación: es la transferencia de una parte de un cromosoma a otro cromosoma no homólogo. Este fenómeno implica la ruptura de ambos cromosomas, que al repararse puede ocurrir una acomodación anormal de genes. Duplicación: es la presencia de un fragmento adicional de un cromosoma en otro cromosoma. Son más comunes que las delecciones y resultan menos nocivas que ellas, pues no hay pérdida de material genético.
  13. 13. Isocromosomas: cromosomas a normales con 2 brazos de la misma longitud, con los mismos loci dispuestos en una secuencia invertida; se originan por la división transversal del centrómero, en lugar de la normal división longitudinal. Es una anormalidad cromosómica común en el cromosoma X.
  14. 14. B. Factores Ambientales A pesar de la protección que el tejido uterino le proporciona al embrión humano, ciertos agenes denominados teratógenos pueden inducir malformaciones congénitas en el tiempo en que se están desarrollando los primordios de los tejidos y órganos. La diferenciación bioquímica es previa a la diferenciación morfológica, es decir, el período en el cual los tejidos son sensibles a la influencia física o química de los teratógenos es anterior al desarrollo visible de las malformaciones. El período más crítico de sensibilidad a los teratógenos en el desarrollo de un embrión, tejido u órgano es durante el tiempo en que está ocurriendo un rápido crecimiento celular.
  15. 15. Existen muchos productos químicos que pueden producir malformaciones congénitas, entre ellos pueden mencionarse: a) Alcohol: puede producir el síndrome del feto alcohólico, caracterizado por retardo en el crecimiento intrauterino, retardo mental, microcefalia, anomalías oculares, anomalías articulares. (b) Antibióticos: se sabe que la tetraciclina atraviesa la membrana placentaria y se deposita en los sitios de activa calcificación fetal (huesos y dientes). La sordera se ha identificado en niños nacidos de madres tratadas con altas dosis de estreptomicina.
  16. 16. (c) Atineoplásicos: sustancias químicas que inhiben los tumores son altamente teratógenos, debido a que su función es inhibirla división celular. Por ejemplo, la aminopterina produce muerte intrauterina durante el período embrionario y los pocos nacidos vivos presentan malformaciones, especialmente en el sistema nervioso central. (d) Tranquilizantes: un numeroso grupo de nacidos con deformaciones en los miembros demostró dramáticamente en los años '60, la acción teratogénica de la talidomida. Las malformaciones frecuentes incluyeron meromelia (aunque habían casos de amelia y micromelia); también causó malformaciones en el corazón y sistemas urinario y digestivo.
  17. 17. (a) Virus de rubéola: se ha establecido que alrededor del 20% de los niños nacidos de madres que contrajeron la rubéola durante el primer trimestre presentaron malformaciones (cataratas, sordera, corazón). (b) Toxoplasma gondii: es un protozoo parásito intracelular, capaz de cruzar la membrana placentaria, causando destrucción en el cerebro y ojos, que resultan en microcefalia, microftalmia e hidrocefalia. (c) Sífilis: el causante de esta enfermedad (Treponema pallidum) puede atravesarla membrana placentaria después de la 20ªsemana de gestación, produciendo sordera, dientes y huesos anormales, hidrocefalia y retardo mental. Existen varios agentes infecciosos que pueden causar malformaciones congénitas , entre los pueden mencionarse:
  18. 18. Existen una serie de radiaciones que pueden causar malformaciones, incluyendo a las producidas en exámenes médicos: rayos X, radioisótopos, ecosonografía, etc. Debe considerarse que el organismo humano (madre y feto) manifiestan una tolerancia limitada a la exposición acumulativa, de aquí la precaución que toda mujer embarazada debe tomar frente al número de exposiciones en dichos exámenes. La severidad del daño embrionario está relacionado con la dosis administrada y el momento del desarrollo embrionario o fetal en que ocurrió la exposición. Las radiaciones pueden causar daño a células embrionarias, alteraciones en los cromosomas y retardo en el desarrollo mental y físico.
  19. 19. La variabilidad en la acción de los teratógenos es producto de los siguientes factores:  Dosis: en general se considera que a medida que es mayor la dosis de un agente aumenta su poder teratogénico. Como ejemplo podemos citar las radiaciones ionizantes o la vitamina A. Ambos agentes a dosis bajas no incrementan la frecuencia de defectos congénitos, sin embargo al sobrepasar cierta dosis umbral pueden producir ciertos DC.  Tiempo de gestación: es un factor crítico, en general el período de mayor sensibilidad para que ocurran defectos congénitos es durante el primer trimestre del embarazo, ya que es el momento donde se diferencian los órganos y tejidos del embrión. Sin embargo durante el resto del embarazo y aún después del nacimiento algunos tejidos u órganos continúan con su desarrollo, como por ejemplo el sistema nervioso y las gónadas (testículo y ovario). Los agentes teratogénicos provocan sus efectos nocivos durante un tiempo específico de la gestación (ver esquema).
  20. 20.  Susceptibilidad: se refiere a la predisposición genética para que ocurra un defecto congénito. En algunos casos, el mayor o menor riesgo de producir DC está asociado, por ejemplo, a la capacidad del organismo de eliminar a diferente velocidad un agente nocivo. La diferente susceptibilidad entre distintas especies es lo que lleva a no poder descartar los potenciales riesgos aún después de la experimentación en diferentes animales.  Interacción con otros agentes: al estar expuesto el embrión o feto a más de un agente el riesgo puede ser diferente ya sea por inhibición o potenciación de los efectos.
  21. 21. Posibilidades Terapéuticas Prevención de defectos congénitos mediante medidas preconcepciones: identificación y corrección, en la medida de lo posible, de factores de riesgo. Consejo genético. Asesoramiento de riesgos y planificación de cuidados gestacionales. A modo de ejemplo de actuaciones preconcepciones cabe citar:  Control metabólico en diabéticas, control hormonal en pacientes con patología tiroidea, cambio de medicaciones crónicas para evitar riesgos teratógenos, vacunación anti rubéola, administración de folatos (reducen el riesgo de defectos del tubo neural) y suplementos de yodo (mejoran el funcionamiento tiroideo, siendo éste importante para el desarrollo intelectual).
  22. 22.  Tratamiento intrauterino: En ocasiones puede realizarse un tratamiento prenatal, bien médico (ejemplo: administración intraamniotica de tiroxina para tratar el bocio fetal) o quirúrgico (ejemplo colocación de una derivación vesico-amniotica para tratar una obstruccion de válvulas uretrales posteriores; punción de un quiste abdominal fetal).  Tratamiento postnatal: siempre que sea posible, bien medico o quirúrgico (ejemplo corrección quirúrgica de una gastroquisis al nacimiento).  Interrupción del embarazo: es una opción legal hasta la semana 22 en caso de anomalía fetal.  Terapia genética: es el futuro. Transferencia de material genético mediante retrovirus.

×