El conocimiento: Insumo para los Estados y el Poder.
Por, Emil Segundo Pérez Chica1
.
La evolución de las civilizaciones e...
¿Dista lo anterior de los actuales sistemas de gobierno que ostentan el poder
económico?
Es cierto que no. Los Estados dis...
las realidades, los mitos y la relación de los Estados con la religión y sus comarcas
en varios momentos de la humanidad; ...
La estela radiactiva ha diseminado su accionar a lo largo de más de dos de
décadas por lo que Estados europeos diseñaron e...
bienestar del hombre en procura de mantener un equilibrio con el planeta, como
por el contrario, promover su destrucción."...
Bibliografía
BBC. (17 de agosto de 2013). Días que marcaron al mundo. Recuperado el 17 de Agosto de 2013,
de SelaLineaProd...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El conocimiento, insumo para los Estado y el Poder

157 visualizaciones

Publicado el

Trabajo para sustentar la unidad 1 de un curso sobre CT&C,

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
157
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El conocimiento, insumo para los Estado y el Poder

  1. 1. El conocimiento: Insumo para los Estados y el Poder. Por, Emil Segundo Pérez Chica1 . La evolución de las civilizaciones está fundamentada en el descubrimiento o configuración de nuevos saberes que consolidaron ciertos tipos de conocimiento en distintas disciplinas, que poco a poco fueron ampliando fronteras, edificando imperios y manipulación de regiones, pueblos, ciudades; en cada uno de los episodios se lograron inventos que han ido mejorando las técnicas en varios campos del desarrollo socioeconómico del hombre, en cada espacio geográfico y contexto de interacción. Esta situación supone que el saber estructurado, en primeros momentos, se asocia con el poder, con las personas líderes o individuos específicos que gobernaban y buscaban el conocimiento para mantener los sistemas construidos políticamente y ejercer soberanías, por eso la educabilidad era, de alguna manera, un ostentación jerarquizada y derecho exclusivo de los mandatarios y sus cercanos, de las realezas o monarquías: los sabios se convierten en insumo de los reyes y gobernantes y deben hacer parte de la estructura sistematizada de aquellos imperios. 1 Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad de Córdoba, Colombia. Especialista en Lúdica de La Fundación Los Libertadores, Colombia.
  2. 2. ¿Dista lo anterior de los actuales sistemas de gobierno que ostentan el poder económico? Es cierto que no. Los Estados disponen sistemáticamente del conocimiento para sí. El poder, ciertamente, es el poder del saber, el conocimiento se ha convertido en el aliado para el dominio total, sea cual fuere la tendencia ideológica de la nación, de las democracias, de las dictaduras. Es el saber, es el conocimiento, un insumo natural para ejercer el poder, vale la pena, entonces, hacernos las preguntas en torno a lo que se dirige el presente escrito: ¿de quién es el conocimiento? ¿Cómo se administra? ¿Quiénes lo distribuyen?. Algunos Estados en la actualidad han diseñado programas de gobierno vinculando a sus sabios, de manera que los productos científicos y adelantos se suman al acervo hegemónico de tales sistemas con lo que se generan un sinnúmero de bienes y servicios, que se disponen al flujo mercantilista actual, por lo que muchas economías han crecido y potenciado su poder e inclusión en la industrialización y ampliación de sus plataformas financieras ante las que sucumben los Estados que apenas están configurando sus bases de producción con nuevos conocimientos, evidenciado esto, en los débiles sistemas educativos que prevalecen aún con desventajas sociales, infraestructura y poca inversión de sectores no oficiales que se han convertido en patrocinadores de la gestión científica en los países desarrollados. El trabajo productivo de las ciencias en diversas áreas del saber ha tenido protagonistas reconocidos y sus descubrimientos han cambiado la percepción de
  3. 3. las realidades, los mitos y la relación de los Estados con la religión y sus comarcas en varios momentos de la humanidad; paradigmas que han ido escollando en etapas definitivas para el desarrollo del hombre donde el trabajo moral y las normas ha definido códigos éticos donde los protagonistas se han afectado emocionalmente o no. Enrico Fermi, el italiano que desarrolló el primer reactor nuclear, aunque no comulgaba con el sistema de gobierno suyo, continuó con su trabajo para otra nación; en este caso, Estados Unidos, con el proyecto Manhattan (BBC, 2013). Probablemente las intenciones fatales en las que finalizó todo, no se dibujaban en su mente de sabio, pero, el Estado que ha generado e invertido en los estudios e infraestructura científica para que emerja el colosal y mortífero invento, que fue la bomba atómica, tomó la decisión para utilizar el recurso en contra de miles de personas que probablemente nunca supieron los motivos de la guerra en la que finalmente fueron involucrados, en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki de Japón, en 1945 para darle fin a la II Guerra Mundial. Seguramente el cargo de conciencia de Fermi, impidió que su sabiduría acelerara el proceso para la creación de otro mortífero instrumento como lo fue la bomba de hidrógeno, en la que no quiso participar y de la que la orden de un apresurado líder soviético convirtiera en una página catastrófica de la humanidad en 1986, generándose la explosión de un reactor nuclear en la Ciudad de Chernóbil, en Ucrania, donde se concibió gran cantidad de desechos radiactivos superando, por más de cuatrocientas veces a la bomba de Hiroshima, convirtiéndose así en uno de los desastres ambientales de mayor impacto en la historia de la humanidad.
  4. 4. La estela radiactiva ha diseminado su accionar a lo largo de más de dos de décadas por lo que Estados europeos diseñaron estrategias para evitar que la contaminación continúe su flujo y amplíe su cobertura. Este episodio no ha sido el último accidente nuclear, Fukushima, en el 2011, ha sido escenario de algo similar, generando liberación de radiactividad y provocando, como es sabido, problemas de índole político y financiero para ese sector, incluyendo, efectivamente, el daño ambiental, con impactos importantes a la flora y fauna de ese parte de Japón. Así como la ciencia ha generado accidentes, en algunos casos sin la intención de los estudiosos, los Estados han provocado instancias transnacionales para regular el manejo de instrumentos que podrían provocar mayores destrucciones, mayores incidentes donde mucha gente podría verse afectada en el orden mundial. Los códigos éticos y la normatividad internacional a partir de organismos como la ONU, entre otros, han generado diversos sistemas de vigilancia a los países que organizan y crean centros de producción de armas de destrucción masiva, aunque aún no hagan parte de las grandes sociedades internacionalizadas. En estos centros de producción los protagonistas suelen ser los científicos y sabios capaces de cambiar u originar los más temerosos elementos para la autodestrucción humana. Es válida la afirmación que " (Virtual, 2013) el conocimiento ligado a la ciencia, la tecnología e innovación (CT&I), es moralmente neutral, la influencia de los poderes políticos, militares y económicos han contribuido tanto para mejorar el
  5. 5. bienestar del hombre en procura de mantener un equilibrio con el planeta, como por el contrario, promover su destrucción." Sin duda alguna, los conflictos entre las naciones y las carreras por alcanzar soberanías absolutas invaden los nacionalismos desde cualquier ideología, como se ha visto en cada episodio bélico en el mundo, los países se alían, se organizan y se oponen a otros países, pero, el conocimiento y los avances en la ciencia se convierten en un importante insumo de apoyo a los procesos con los que se constituyen estos espacios. Para la actualidad latinoamericana es notable que hay divisiones regionales en torno a los sistemas políticos diseñados para manejar el poder: la revolución Bolivariana de Venezuela, por ejemplo, que ha logrado ciertos lazos de solidaridad con países como Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina, otros del Oriente y China, con los que la cooperación se fundamenta en el apoyo científico, al intercambio de materias primas y finanzas, como también al proceso conjunto de avances armamentistas, para intentar consolidar las soberanía ante los supuestos enemigos dominantes actuales y en contra de las políticas de sometimiento de “los colosales industrializados”, que ciertamente, durante mucho tiempo obtuvieron el beneficio absoluto de los recursos naturales en sendas partes del mundo. Así las cosas, Latinoamérica se divide en países que denotan un apoyo “yanqui” y otro “antiyanqui”, que de una u otra manera establecen sistemas gubernamentales heterogéneos en una región donde la CT&I, está en proceso de configuración y fortalecimiento.
  6. 6. Bibliografía BBC. (17 de agosto de 2013). Días que marcaron al mundo. Recuperado el 17 de Agosto de 2013, de SelaLineaProducción5: http://www.youtube.com/watch?v=8-dX2Hhsi9k Morín, E. (1999). Los siete saberes de la educación del futuro. París, Francia: Unesco. Virtual, S. (18 de Agosto de 2013). Sena Virtual. Recuperado el 16 de Agosto de 2013, de Sena Virtual: https://sena.blackboard.com/webapps/portal/frameset.jsp?tab_tab_group_id=_7_1&url= %2Fwebapps%2Fblackboard%2Fexecute%2Flauncher%3Ftype%3DCourse%26id%3D_2823 52_1%26url%3D

×