SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 92
Los Principios de la Naturaleza
y sus implicaciones éticas
1. Raíces históricas de las visiones materialistas e idealistas,
y monistas y dualistas
2. Espíritu y materia debieron estar presentes en el origen del
universo
3. Unidad de lo mental y material
4. Origen común de lo mental y material
5. Armonía y unidad entre parejas de seres complementarios,
masculinos y femeninos, y entre polos contrapuestos en
todos los seres, cosas y aspectos de la naturaleza
CAPÍTULO 1 LA BÚSQUEDA DEL ORIGEN
INTRODUCCIÓN
Desde los albores de la historia, los
seres humanos siempre se han
preguntado por el origen de la vida y el
universo.
Fruto de su admiración por
fenómenos naturales tales como los
ciclos de las estaciones, la procreación
y la muerte, los cambios de la luna, el
movimiento del sol y las estrellas, los
primeros sabios se preguntaron: ¿Por
qué existe este universo? ¿De dónde
ha surgido? ¿Por qué existimos
nosotros? ¿Qué sentido tiene nuestra
existencia?
A lo largo de la historia se han consolidado
dos respuestas contradictorias entre sí a estas
preguntas.
Una es la cosmovisión materialista, que
afirma que tanto el origen como el universo se
componen exclusivamente de materia. Su
versión actual más popular es la teoría del Big
Bag.Al principio hubo una explosión de
materia o energía, y a partir de una primitiva
sopa de partículas elementales se formó todo
el universo, incluido nosotros mismos.
Esta cosmovisión es monista en el sentido
que afirma que la materia es única sustancia
constitutiva del universo.
Contrarias a las teorías materialistas, en
la historia del pensamiento han aparecido
también múltiples cosmovisiones
idealistas o espiritualistas, que sitúan en el
origen de universo a Dios, una entidad
espiritual, de la cual provienen todas las
cosas.
Estas cosmovisiones son, en su mayoría,
dualistas, en el sentido que afirman que
existen dos sustancias constitutivas del
universo, el espíritu y la materia, que son
de distinta naturaleza. Por ejemplo, la
doctrina clásica cristiana sostiene que
Dios, que es puro espíritu, creó la materia
ex nihilo, o sea, a partir de la nada.
Con el fin de buscar una solución que
supere estas cosmovisiones contradictorias e
indagar acerca del origen del universo,
primeramente, vamos a exponer de una
manera somera las raíces historias de ambos
pares de visiones contrapuestas, materialistas
e idealistas, y monistas y dualistas.
 Filosofía antigua griega
 Filosofía medieval
 Filosofía moderna
 El mecanicismo
materialista
 Física cuántica: La materia
se ha vuelto indefinible
 Sheldrake: El renacimiento
de la naturaleza
RAÍCES HISTÓRICAS DE LAS VISIONES MATERIALISTAS E IDEALISTAS,
Y MONISTAS Y DUALISTAS
Pitágoras (dualismo)
Los números y las proporciones
La materia (puntos extensos)
Números
Materia
Filosofía antigua griega
Tales (monismo hilozoísta)
Arjé (elemento primordial): El agua
“Todo está lleno de dioses”
Agua
Parménides (monismo estático)
El ser (limitado, inmutable y estático)
Del no-ser o la nada no puede surgir nada
El ser
Fueron los antiguos filósofos jónicos los primeros
que sostuvieron una visión monista. Buscaron el
elemento primordial y originario del cual provienen
todas las cosas y al cual se reducen.Tales, por
ejemplo, identificó a este elemento primordial, o arjé,
con el agua. El monismo de estos primeros filósofos
jónicos era hilozoísta (panpsiquista). “Todo está lleno
de dioses,” sentencióTales.
El dualismo se remonta a la cosmogonía pitagórica.
Para Pitágoras los números y las proporciones eran
los elementos constitutivos de todas las cosas.Todo
se originó a partir del Uno. Pero, para explicar la
aparición del Dos o de la Dualidad, los pitagóricos
postularon la intervención de un vacío, una especie de
no-ser que se interponía y dividía el uno en dos,
dando lugar a la multiplicidad de los seres y cosas.
De hecho, límitado e ilimitado, impar y
par, uno y múltiple, derecha e izquierda,
macho y hembra, estático y en
movimiento, luz y oscuridad, bien y mal, y
demás pares de opuestos pitagóricos
tenían un marcado carácter dualista, en un
sentido ontológico y también ético.
Parménides, que era contrario a este
dualismo pitagórico, afirmó que lo único
que existe es el ser y que el no-ser es
impensable. Postuló que del no-ser o de la
nada no puede surgir nada. Atribuyó al ser
las cualidades de lo limitado, lo inmutable y
lo estático.Así el cambio y el movimiento
no existen, son solo apariencias.
Tales, Pitágoras y Parménides
Demócrito (monismo materialista)
Sólo existen átomos y vacío
Todas las cosas son agrupaciones
al azar de átomos
Átomos
Materia
Heráclito (monismo dinámico)
El cambio (Panta rei: todo fluye)
y los opuestos (calor, frio, etc.)
Logos divino (Fuego creador)
Logos
(Fuego creador)
Los opuestos
Filosofía antigua griega
Heráclito resaltó el cambio (Panta rei:
Todo fluye) y la existencia de los opuestos
(calor, frio, luz, oscuridad, etc.). Éstos se
transforman unos en otros y están en una
relación de tensión y equilibrio.
Pero, contrario también al dualismo
ontológico de los pitagóricos, afirmó la
existencia de un Logos divino, una razón
cósmica, que era lo común, lo que mantenía
el equilibrio entre los opuestos.
Al Logos lo identificó con un elemento
primordial, el fuego creador. Este fuego
artístico producía todas las cosas, y éstas a
su vez se consumían en el fuego.
Demócrito, recogiendo la idea pitagórica de
que todas las cosas están hechas de puntos —
que, según los pitagóricos, eran a la vez
puntos geométricos y puntos materiales
extensos (piedrecitas)— y la creencia también
pitagórica en la existencia de un vacío
intermedio, elaboró la teoría atomista, que
afirmaba que lo único que existe en el
universo son los átomos en movimiento y el
vacío.
Postuló que todos los seres y cosas eran
agrupaciones al azar de átomos, formulando
así la primera cosmovisión materialista
propiamente dicha.
Heráclito y Demócrito
Aristóteles (hilemorfismo/dualismo)
Todos los seres y cosas se componen de
forma (eidos) y materia (hyle).
Formas (almas): eternas e increadas
Materia (cuerpo): mundo eterno e increado
Materia
Forma
Pura
Forma
Materia
Prima
Platón (dualismo)
El mundo de las ideas (modelos
ideales eternos e increados)
El mundo sensible (materia) creado
por el Demiurgo tomando como
modelo las ideas
Ideas
Materia
Filosofía antigua griega
Platón, tomando como ejemplo un
disco de cobre, afirmó que la pura forma
circular geométrica era la verdadera
realidad perfecta y eterna, siendo el disco
de cobre material una mera copia
imperfecta de aquélla.
De esta forma, dividió la realidad en dos
mundos; el mundo de las ideas o formas,
los prototipos eternos y perfectos, cuya
cúspide era la Idea del Bien o Dios; y el
mundo material sensible de los seres y
cosas que fueron forjadas por el Demiurgo
(artesano) tomado como modelos las
ideas eternas, defendiendo así una visión
dualista del universo.
La materia para Platón era como un receptáculo
vacío capaz de adquirir cualquier forma. EnTimeo
esboza una teoría geométrica de la materia
sugiriendo que toda la realidad material estaba
constituida por átomos en forma de triángulos,
que combinados de diversas formas podían
construir todos los tipos de figuras geométricas
posibles y todos los seres materiales o sensibles.
Platón
Aristóteles, considerando que era
innecesaria la duplicación de la realidad de su
maestro Platón, afirmó que las ideas o formas,
los prototipos eternos platónicos, se hallaban
dentro de las cosas mismas.
Así elaboró su famosa teoría hilemórfica que
afirma que todos los seres y cosas se
componen de forma (eidos) y materia (hyle).
La “forma” (ideas platónicas) era el alma o la
esencia que define lo que son las cosas, y la
“materia” era el cuerpo o substrato (barro,
piedra) que poseía el potencial de adquirir
múltiples formas. Las formas o almas
inherentes a los seres tenían el poder de mover
a los cuerpos hacia su perfección.
Aunque especuló con la idea de una
materia primordial informe, acabó
postulando la eternidad del mundo. Junto
con este mundo material eterno, definió el
concepto de Dios como pura forma y primer
motor inmóvil, cuya función era mover al
mundo y atraerlo hacia su fin último.
De este modo, estableció un dualismo de
sustancias; por un lado, estaba el mundo
eterno e increado de compuestos de
materia y forma y, por otro lado, las formas
puras o almas, que formaban una jerarquía
cuya cúspide era Dios, la suprema forma o
pensamiento de pensamientos.
Aristóteles
Filosofía antigua griega
Plotino (monismo espiritualista)
Teoría de la emanación
Uno Inteligencia Almas Materia
Materia
Almas
Inteligencia
Uno
Estoicos (monismo neutro)
Logos: Razón Universal
Pneuma (principio activo, materia sutil)
Materia (principio pasivo, materia gruesa)
Pneuma
Materia
Logos
Los estoicos, combinando el Logos-fuego divino
de Heráclito con el concepto de forma y materia de
Aristóteles, enseñaban que todo se compone de un
principio activo o pneuma —que era como el alma
o el logos— y un principio pasivo o materia.
El pneuma era una materia más sutil que
penetraba la materia ordinaria y la mantenía unida.
Ya que este logos-pneuma podía transformarse en
materia y ésta a su vez en pneuma, su visión era
monista.
Además, aparte de creer en un Logos universal,
divino y providente, afirmaban que cada cosa tenía
su propio logos, que era como su razón, plan o
diseño. Así que el origen de las cosas se explicaba a
partir de estos logos seminales que las producían.
Plotino trató de sistematizar el
platonismo afirmando que Dios, o el Uno,
un ser completamente homogéneo y por
encima de toda dualidad, era el principio y
causa primera de todo lo que existe.
De igual forma como el calor y la luz
provienen del sol por irradiación natural,
así todas las cosas emanan de Dios
necesariamente debido a su exceso de
potencia.
Tras la inteligencia (mundo de las ideas
platónicas), el alma del mundo y las almas
particulares, la materia era la procesión
más degradada y alejada del Uno, casi en
las fronteras del no-ser, manteniendo así
una visión espiritualista y monista a la vez.
Estoicos y Plotino
San Agustín (dualismo)
El mundo de las ideas platónico = en
la Mente de Dios
Creación de la materia a partir de la
nada (ex nihilo)
Dios
(Modelos
ideales)
Espíritus
Almas
Materia
Cuerpos
Ibn Gabirol
Las tres raíces:
• Dios
• La forma universal (Espíritu)
• La materia universal (Materia
primigenia)
Dios
Forma
universal
Materia
universal
Filosofía medieval
San Agustín colocó el mundo de las ideas
platónicas en la mente de Dios,
definiéndolas como los modelos ideales de
las cosas que Dios creó más tarde por un
acto voluntario de amor.Asumió el
dualismo de Aristóteles, sosteniendo que
Dios es puro espíritu.
Primero, Dios creó a partir de la nada una
materia primordial.Y, luego, le dio forma
plantando en la materia los logos seminales
(prototipos o modelos ideales) de cada
creación. SantoTomás y los principales
filósofos árabes y judíos medievales
asumieron esta doctrina de la creación a
partir de la nada y el dualismo que ella
implica.
San Agustín y Ibn Gabirol
Ibn Gabirol en su libro La fuente de la vida
elaboró los conceptos de forma universal y
materia universal. Como el efecto debe ser
semejante a la causa que lo origina —sostenía
nuestro autor—, todos los tipos de materias
deben provenir de una materia universal
primordial, y todos los tipos de formas deben
tener su origen en una forma universal originaria.
Así pues, para Ibn Gabirol todo lo que existe se
puede reducir a tres raíces; a saber, Dios, la
materia universal y la forma universal. Mantuvo el
concepto tradicional de la creación a partir de la
nada como un acto de voluntad divina, pero elevó
la materia, a diferencia de Plotino, a una posición
muy cercana a Dios, dándole la dignidad de co-
causa o co-origen de todas las cosas.
Descartes (dualismo)
Las tres sustancias:
• Dios (lo infinito)
• Alma/Mente/Espíritu (res cogitans:
cosa pensante)
• Mundo/Materia (res extensa: cosa
extensa) Universo-reloj
Dios
Alma
Espíritu
Mundo
Materia
Relojero
Sólo el hombre
tiene alma (piensa)
Filosofía moderna
Descartes, acentuando el dualismo aristotélico y
cristiano, elaboró su famosa teoría dualista de la
separación del alma o espíritu de la materia, como
dos sustancias completamente distintas que no
tiene nada en común.
Así pues, según Descartes existen tres sustancias:
Dios o la sustancia infinita; el alma o espíritu
humano (res cogitans: la cosa pensante); y el
mundo o materia (res extensa: la cosa extensa).
En el mundo material tanto minerales como
plantas y animales son máquinas o autómatas,
siendo la presión y los choques las únicas fuerzas
que actúan en ellos. El hombre es el único que
piensa (alma), aunque su cuerpo es una máquina
como el resto de seres y cosas del mundo.
Descartes
Dios creó el mundo como un gran reloj que
funciona de acuerdo a unas leyes eternas. Luego,
lo puso en marcha proporcionándole el primer
impulso.Y a partir de entonces siguió
funcionando sólo a base de presiones y choques,
a semejanza de los mecanismos y relojes que se
fabricaban en la época de Descartes.
Materialismo mecanicista
Sólo existe la materia, los
mecanismos y las leyes
El mundo-máquina es eterno
e increado
Dios no es necesario (se
prescinde del relojero)
(monismo materialista)
Dios
Alma
Espíritu
Materia
Universo-reloj
Universo-reloj sin relojero
El espíritu es el
fantasma dentro
de la máquina
Materialismo mecanicista
Para los primeros filósofos y científicos materialistas
fue muy fácil eliminar este dualismo sustancial
cartesiano, simplemente suponiendo que tanto las
leyes como el reloj eran eternos, como pensaba
Aristóteles. Prescindieron así de los servicios del
relojero, y afirmaron también que el hombre era una
maquina como los demás animales y seres vivos,
relegando al imaginario espíritu humano a la categoría
de fantasma dentro de la máquina.
Este materialismo mecanicista ha sido una creencia
ontológica muy influyente entre los científicos, al
menos hasta finales del Siglo XIX, y hasta hoy día entre
los biólogos, para los cuales todos los seres vivos,
incluidos nosotros, somos simplemente mecanismos
sofisticados frutos de las mutaciones al azar del ADN y
de la selección natural.
Básicamente esta creencia
ontológica es un monismo
materialista muy semejante a la
antigua visión atomista de
Demócrito.
Todos los seres y cosas son
agrupaciones de moléculas, átomos y
partículas que únicamente se
diferencian en el grado de
complejidad del compuesto, que se
reducen en último término a aquéllas
y que se rigen por las mismas leyes
de la física y la química.
Materialismo mecanicista
Física cuántica: La materia se ha vuelto indefinible
Sin embargo, con la
llegada de la física
cuántica a principios del
Siglo XX, la materia se ha
vuelto indefinible. Como
dijo Popper, «el
materialismo se ha
superado a sí mismo.»
«Sabemos hoy que la exploración del mundo
exterior con los métodos de la ciencia física no
nos conduce a una realidad concreta, sino a un
mundo de sombras y símbolos, por debajo de
los cuales esos métodos son incapaces de
penetrar.
Si se les pregunta hoy a los físicos qué han
decidido finalmente que son los átomos o los
electrones, no nos responderán hablándonos de
bolas de billar ni de turbinas, ni de ninguna otra
cosa concreta; nos remitirán más bien a una
serie de símbolos y ecuaciones matemáticas que
reflejan su comportamiento de modo
satisfactorio.»
Sir Arthur Eddington, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber,
Kairós, Barcelona, 1987, p. 225.
Sir Arthur Eddington
Los modelos planetarios y deterministas de la
estructura del átomo tuvieron que abandonarse.
Ahora, las partículas aparecen a veces como ondas
de un campo cuántico de una naturaleza física
desconocida y, otras veces, como corpúsculos o
paquetes de energía. Arthur Eddington explica la
nueva situación de esta manera:
K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona,
1993, p. 9.
«Las leyes matemáticas formuladas de la teoría cuántica
muestran claramente que nuestros conceptos intuitivos
ordinarios no pueden ser aplicados sin ambigüedad a las
partículas elementales.
Todas las palabras o conceptos que usamos para describir los
objetos físicos ordinarios, tales como posición, velocidad, color,
tamaño, etc., resultan indefinidos y problemáticos cuando
tratamos de aplicárselo a las partículas elementales... es
importante darse cuenta de que, mientras que el
comportamiento de las partículas elementales no puede ser
descrito sin ambigüedad en el lenguaje ordinario, el lenguaje
matemático, en cambio, se presta muy adecuadamente para dar
cuenta de lo que sucede, de un modo muy preciso.»
Werner Heisenberg, Cuestiones Cuánticas, ed. K.Wilber, Kairós, Barcelona, 1987, p.
85.
Física cuántica: La materia se ha vuelto indefinible
Heisenberg, famoso por
formular el principio de la
incertidumbre que acabó con
el determinismo materialista
en la física, nos explica que el
lenguaje matemático es el
único capaz de dar cuenta de
las partículas elementales.
El renacimiento de la naturaleza
Los campos de fuerzas, que en el
Siglo XIX se suponía que estaban
hechos de una materia sutil o éter,
cumplen ahora funciones similares a
las antiguas almas aristotélicas o los
principios activos alquimistas, en el
sentido de que su tarea es organizar
las partículas y mantener su
cohesión a través de una interacción
o intercambio de fotones o energía.
Además, parece que estos
campos controlan a las partículas
mediante complicadas ecuaciones
matemáticas.
Desde las últimas décadas del Siglo XX parece
que las ciencias están volviendo al Renacimiento.
Están resurgiendo los antiguos principios vitales,
almas y fuerzas ocultas que fueron exorcizados por
los mecanicistas, pero con nombres distintos.
Ahora se habla de un universo evolutivo y
creador que tiene la capacidad de autoorganizarse,
de unas propiedades autorreguladoras y sistémicas,
de unos principios organizativos de un nivel
superior al nivel físico, de unas leyes holísticas
emergentes, de nuevos tipos de causación no local
y descendentes, de unos campos morfogénicos, y
de una evolución creadora y organicista.
«Ahora se vuelve a considerar que la naturaleza se
autoorganiza. En vez del alma del universo y de los otros tipos
de alma que contenía, la base de esta autoorganización se
atribuye ahora al campo gravitatorio universal y a los demás
tipos de campos que éste contiene.
El indeterminismo, la espontaneidad y la creatividad han
resurgido en el mundo natural. Los propósitos o fines
inmanentes ahora se modelan como atractores.Y debajo de
todo, semejante a un submundo cósmico, está el reino
inescrutable de la materia oscura.
Estos desarrollos han reintroducido muchos de los rasgos de
la naturaleza animada negada en la revolución mecanicista;
han comenzado a reanimar la naturaleza.»
Rupert Sheldrake, El renacimiento de la naturaleza, Paidós, Barcelona, 1994,
p. 107.
Sheldrake: El renacimiento de la naturaleza
Rupert Sheldrake,
biólogo inglés, se
expresa en estos
términos en su libro
El renacimiento de la
naturaleza.
El derrumbe de la certeza en el conocimiento científico
Con el derrumbe del neopositivismo, la pretensión
de que sólo el conocimiento científico es el único
conocimiento cierto se ha venido abajo. Todas las
teorías científicas están teñidas de supuestos
ontológicos, creencias, valores e incluso prejuicios y
dogmas. Además, no se pueden verificar ni con los
experimentos ni con los hechos, pues la manera cómo
se hacen los experimentos o la forma cómo se
observan los hechos también está impregnada de
valores o creencias.
Esto, unido a la proliferación actual de teorías
científicas contradictorias entre sí, es lo que ha
causado la crisis de la verdad y la racionalidad, que
tenían su último reducto en la ciencia. Lo positivo de
esta situación es que hoy día existe una mayor
libertad de pensamiento y creatividad investigadora.
En la Ilustración se luchó por liberarse
de los dogmas de la Iglesia. Ahora puede
que se necesite luchar contra algunos de
los ya viejos prejuicios y dogmas de la
llamada ciencia moderna.
La Ilustración fue el triunfo de una
racionalidad reductora cargada con un
fuerte prejuicio contra la cosmovisión
religiosa medieval y la proliferación de
fuerzas ocultas, magia, platonismo y
misticismo del Renacimiento. Parece
que el péndulo bate ahora hacia el lado
opuesto. Esperemos que se pueda
encontrar un punto de equilibrio.
 Espinosa: Unidad de pensamiento y materia
 Giorgiano Bruno: Primera raíz espiritual y
material
 “Ley de la semejanza entre la causa y el efecto”
 La causa primera o Dios también debe contener
aspectos mentales (sungsang) y materiales o
energéticos (hyungsang)
 Dos nuevos conceptos filosóficos: Sungsang y
Hyungsang
 El Pensamiento de Unificación
ESPÍRITU Y MATERIA DEBIERON ESTAR PRESENTES EN EL ORIGEN
DEL UNIVERSO
Espinosa corrigió a Descartes
afirmando que Dios es la única
sustancia que existe (monismo),
porque es la causa de todo y la
única sustancia que no necesita de
otra para existir.
Según Espinosa, el pensamiento
(espíritu) y la materia no son dos
sustancias aparte, sino que son
meramente atributos de esa única
sustancia. Es decir, el origen, la
primera causa de todo, es a la vez
pensamiento y materia.
«El pensamiento es un atributo de
Dios, o, dicho de otro modo, Dios es
cosa pensante...
La extensión es un atributo de Dios,
o, dicho de otro modo, Dios es cosa
extensa.»
Espinosa, Ética, Aguilar, Madrid, 1978, pp. 87-88.
Espinosa: Unidad de pensamiento y materia
«Teo.—Así, pues, el universo comportará un
primer principio que se entenderá
indistintamente material y formal… De ahí que
no sea difícil ni pesado aceptar que el todo,
según la substancia, es uno, tal como lo
entendió Parménides, innoblemente tratado
por Aristóteles.
Dicsono.—Así que, aun cuando descendiendo
por esta escala de la naturaleza se dé una
substancia doble, espiritual y material,
pretendéis, sin embargo, que la una y la otra se
reducen a un [mismo] ser y a una [misma] raíz.»
G. Bruno, «Sobre la causa, principio y unidad», en Magia,
mundo, memoria, I. Gómez de Liaño, Biblioteca Nueva, Madrid,
1988, pp. 108-109.
Antes de Espinosa, Giorgiano Bruno
había atribuido la materialidad a Dios
argumentando —en contra del dualismo
de Aristóteles— que el principio de todas
las cosas, no sólo era la causa formal del
universo, sino que debía ser también su
causa material. Este primer principio era
la fuente de todas las formas (almas) y
todas las materias en la creación.
Bruno: Primera raíz espiritual y material
“Ley de la semejanza entre la causa y el efecto”
El razonamiento es sencillo, si Dios
es el principio de todo, la materia
también debería tener su origen en
Dios.
Este razonamiento se basa en un
axioma muy antiguo expresado de
múltiples formas que se puede llamar
“ley de la semejanza entre la causa y el
efecto,” o entre el creador y su obra.
Es decir, en el efecto no puede
aparecer algo que no esté en la causa.
No es lógico decir que Dios creó la
materia a partir de la nada. Pero, es
igualmente absurdo afirmar que en
el origen solamente había materia y
luego la mente surgió por arte de
magia.
Por ello, lo más lógico es pensar
que el espíritu y la materia debieron
estar presentes en la primera causa
u origen del universo.
En el efecto no puede
aparecer algo que no
esté en la causa
“Ley de la semejanza entre la causa y el efecto”
Materia
Espíritu
Espíritu
Materia
Idealismo: Creación de la materia de la nada Materialismo: Emergencia milagrosa del espíritu
Materia
Espíritu
Materia
Dios
(Espíritu)
Espíritu
Materia
«La naturaleza absoluta de Dios puede ser
considerada como una mente energética, o, a la
inversa, como una energía mental.
La energía y la mente no existen como dos
entidades distintas, se componen
esencialmente de la misma sustancia.
Durante el proceso de la creación, la
naturaleza absoluta de Dios se desdobló como
sungsang, la mente de Dios, y hyungsang, el
cuerpo [energía] de Dios.»
Sung Hun Lee, New Essentials of Unification Thought, UTI,
Korea, 2006, pp. 9-10.
Esto es precisamente lo que
defiende el Pensamiento de Unificación.
Su argumentación es sencilla; si en
todos los seres y cosas del universo
existen aspectos mentales (sungsang)
y materiales (hyungsang), y dado que
el efecto refleja la naturaleza de su
causa —como la obra refleja a su
creador—, la causa primera o Dios
también debe contener aspectos
mentales (sungsang) y materiales o
energéticos (hyungsang), y ser el
origen de ambos aspectos.
La causa primera o Dios también debe contener aspectos mentales
(sungsang) y materiales o energéticos (hyungsang)
El Pensamiento de Unificación introduce dos
conceptos filosóficos nuevos, sungsang (carácter
interno) y hyungsang (forma externa).
En realidad, no existe una traducción en los
idiomas occidentales que sea fiel a su significado
original.
Básicamente, son dos conceptos
similares a los de forma (eidos) y materia
(hyle) aristotélicos, y a la clásica dualidad
de espíritu (mente) y materia (cuerpo),
pero con dos significativas diferencias:
1) No son esencialmente
heterogéneos, sino que ambos
contienen elementos mentales y
energéticos en común.
2) No se les atribuye un origen distinto,
sino que son dos aspectos
inseparables de todos los seres y
cosas, tienen un origen común y en
el fondo son de una misma
naturaleza homogénea.
Sungsang
Hyungsang
Forma (eidos)
Materia (hyle)
Espíritu (mente)
Materia (cuerpo)
≈
≈
≈
≈
Dos nuevos conceptos filosóficos: Sungsang y Hyungsang
Sungsang (espíritu)
Origen común
«Aunque el sungsang primariamente
consta de elementos mentales, posee
también elementos energéticos. No
obstante, los elementos mentales
predominan sobre elementos energéticos.
De forma similar, el hyungsang consiste
básicamente de energía, pero contiene una
parte de elementos mentales, aunque los
elementos energéticos predominen sobre
ellos.
Por tanto, vemos que sungsang y
hyungsang no son esencialmente
heterogéneos, en los dos hay elementos
energéticos y elementos mentales. (…)
En el Ser Original [Dios], sungsang y hyungsang
están unidos. Son originariamente una unidad y el
mismo atributo absoluto, del que derivan
diferenciados, sungsang y hyungsang.
Cuando este atributo absoluto se manifiesta en
el mundo a través de la creación, se convierte en
dos elementos heterogéneos.
Esto es análogo al dibujo de dos líneas rectas
que se separan en dos direcciones diferentes,
partiendo de un mismo punto. Una de esas líneas,
en este caso, se corresponde a sungsang (espíritu),
y la otra a hyungsang (materia).»
Sung Hun Lee, New Essentials of Unification Thought, UTI,
Korea, 2006, p. 10.
Hyungsang (materia)
El Pensamiento de Unificación armoniza las visiones monistas y dualistas, y
supera el materialismo y el idealismo
De esta forma, el Pensamiento de Unificación
armoniza las visiones monistas y dualistas,
afirmando que sungsang (espíritu) y hyungsang
(materia), que en universo se manifiestan de
forma dual como dos sustancias separadas
heterogéneas (dualismo), en el origen están
unidas formando una única sustancia
homogénea (monismo).
Además, superan el materialismo y el
idealismo mostrando que el universo no
proviene sólo de la materia o del espíritu, sino
de una única sustancia en la que lo material y
espiritual están completamente unidos.
 Procesos mentales en los seres
humanos
 Procesos mentales en el resto
de los seres vivos
 Autonomía y creatividad en los
organismos vivos
 Procesos mentales en átomos
y partículas
 “Mente y materia se funden en
una sola cosa”
UNIDAD DE LO MENTAL Y MATERIAL
 La estructura estratificada
de todos los seres y cosas
 Distribución escalonada
de autonomía y
creatividad (procesos
mentales) en los
diferentes niveles de seres
y cosas
 Principio de la unidad de
lo mental y material
UNIDAD DE LO MENTAL Y MATERIAL
Este es un primer supuesto básico que se deriva de la
cosmovisión del Pensamiento de Unificación con el que, en
línea con la tradición filosófica de Ibn Gabirol, Giorgiano
Bruno y Espinosa, entre otros, se intenta superar el
monismo y el dualismo.
Para demostrar su validez vamos a analizar más en
detalle la mente, o procesos mentales, y la materia, o
procesos materiales, tal como se manifiestan en la
naturaleza. Por conveniencia, y para poder definir mejor
dichos procesos mentales y materiales, empezaremos con
los seres humanos y luego iremos bajando hasta las
partículas elementales.
Aspecto mental
Procesos Mentales
Aspecto Material
Procesos Materiales
Autoconciencia e identidad personal única
Parte funcional de la mente (elaborar ideas, manejar
datos, procesar información)
Intelecto (verdad: filosofía, ciencia)
Emoción (belleza: arte) yVoluntad (bondad: moral, religión)
Datos, representaciones, conceptos, ideas, imágenes, símbolos,
palabras, proposiciones, números, fórmulas matemáticas.
Parte objetiva de la mente (información)
Percepción
(sensibilidad)
Entendimiento
(juicio)
Razón
(inferencias)
Sensibilidad
estética y
moral
Juicio (valoración de
emociones y
conductas)
Reflexión (intuición)
creatividad artística y
principios morales
Procesos mentales en los seres humanos
Rasgos característicos de los
procesos mentales humanos:
Lenguaje, escritura y aprendizaje
mediante símbolos
Intencionalidad y mecanismos
Autonomía (libertad) y creatividad
Soporte material o energético
Procesos mentales en los seres humanos
En los procesos mentales se pueden
distinguir dos partes. Una parte funcional
y operativa —que utilizando el lenguaje
informático se podría denominar el
software que procesan la información— y
otra parte objetiva compuesta de
información, datos y objetos mentales.
Estos datos y objetos mentales se
componen de representaciones,
conceptos, ideas, imágenes, iconos,
símbolos, palabras, proposiciones,
números, fórmulas matemáticas, teorías,
principios o leyes, que es la información
manipulada y procesada por la parte
funcional de la mente.
En el ser humano es donde se hace más evidente
el aspecto mental, pues, al mismo tiempo que es
una agrupación compleja de átomos y moléculas y
un organismo vivo compuesto de células en donde
tienen lugar una serie de procesos bioquímicos,
muestra claramente una actividad mental, que por
sentido común se reconoce por múltiples
fenómenos tales como recordar, reflexionar,
meditar, planear, opinar, comprender, interpretar,
razonar, conjeturar, especular, imaginar, tener
expectativas, anhelar, desear, elegir, decidir,
querer, sentir emociones, etc.
De todos estos aspectos mentales, los seres
humanos destacan sobre el resto de las criaturas
por poseer una autoconciencia y una identidad
personal única.
La parte funcional y operativa de la mente se puede
dividir en tres funciones o facultades principales, a saber,
intelecto, emoción y voluntad.
El intelecto nos impulsa a preguntar, indagar y buscar el
conocimiento o la verdad.
La emoción es la capacidad de experimentar toda una
gama de sentimientos y emociones, y nos impulsa a buscar
la belleza y a experimentar alegría y felicidad en todo tipo
de relaciones, en especial, en las relaciones de amor entre
seres humanos.
La voluntad es la capacidad de tomar decisiones, elegir,
querer hacer algo y determinarse a hacerlo, y nos impulsa a
hacer lo correcto o el bien, y también a hacer lo más eficaz,
útil o conveniente.
La parte funcional y operativa de la mente
Mente
Intelecto Emoción
Voluntad
La tercera etapa es el estadio de la razón
(inferencias), con la que se hacen inferencias a
partir de casos particulares tratando de descubrir
las leyes y principios generales. En esta etapa
también se aventuran hipótesis y se elaboran
teorías y creencias.
Los procesos emocionales y volitivos también
siguen tres etapas similares. Siempre hay una
primera etapa de sensibilidad o recepción de
emociones o estímulos. Luego hay una segunda
etapa de juicio o valoración de emociones y
conductas, como son los juicios estéticos y
morales. Y al final hay una etapa más reflexiva e
intuitiva, que es el estadio en el que se produce la
creatividad artística y la reflexión profunda sobre
principios morales universales.
Tres etapas en los aspectos intelectuales, emocionales y volitivos
El proceso intelectual de adquirir conocimiento
se puede dividir a su vez en tres etapas, siguiendo
el esquema y la terminología kantiana.
Primero ocurre la percepción (sensibilidad),
que es un proceso de recepción, reconocimiento y
elaboración de toda la información que viene a
través de los sentidos y que se codifica en forma
de representaciones mentales, conceptos y datos
que, luego, se almacenan en la memoria.
Después viene la etapa del entendimiento
(juicio), en la que se juzgan, valoran o comparan
los nuevos conocimientos con los adquiridos
previamente. También, se relacionan y asocian
distintos conceptos buscando correlaciones y
causas, y se trata de comprender como funcionan
las cosas.
Además de este carácter intencional, los
procesos mentales también poseen un aspecto
mecánico. Muchas de las operaciones mentales
son mecánicas y repetitivas, siguiendo leyes,
reglas y pautas definidas. La mayor parte de los
procesos de recogida, codificación y manipulación
de información, que ocurren en la etapa de
percepción y entendimiento tienen este carácter
mecánico. Sin embargo, la etapa de la razón es
más intencional e intuitiva.
El carácter a la vez intencional y mecánico de los
procesos mentales son dos aspectos inseparables
y complementarios. Todo mecanismo, ley o
regularidad, implica diseño e intención. Y toda
intención implica medios, instrumentos o
mecanismos para alcanzar la meta hacia la cual se
apunta.
Los componentes intencionales y mecánicos de los procesos mentales
Los procesos mentales, aunque aparecen
como un continuo flujo de emociones y
pensamientos, poseen un fuerte componente
intencional. Los deseos nos impulsan a perseguir
valores, bienes, metas y fines.
El intelecto, la emoción y la voluntad nos
impulsan a perseguir los valores de verdad,
belleza y bondad. Todas las actividades
culturales humanas se corresponden con estos
tres valores.
Las actividades científicas, filosóficas y
académicas están guiadas por la búsqueda,
adquisición y distribución de conocimientos y
verdad. Las actividades artísticas están guiadas
por la búsqueda de la belleza y el goce estético. Y
las actividades religiosas, éticas y políticas están
guiadas por la búsqueda de la bondad o justicia.
Soporte material o energético de los procesos mentales
Además, todos los procesos mentales requieren algún
soporte material o energético. Es fácil ver como las ideas,
planes y proyectos se codifican en el lenguaje y la
escritura, y así adquieren un soporte material en forma de
libros, instrumentos u objetos de arte. Asimismo, una
emoción, un pensamiento, un deseo no es algo totalmente
inmaterial, sino que posee un componente de fuerza o
energético.
De hecho, los sentimientos o el amor poseen muchas
propiedades semejantes a la de los campos de fuerzas
electromagnéticos. Atracción y repulsión, inducción,
acción a distancia. Además, ideas, creencias y deseos
ejercen un efecto causal innegable en la conducta. Hay una
interacción casual que va de lo mental a lo físico y de lo
físico a lo mental. Si lo mental fuera completamente
inmaterial y lo material careciera de algún aspecto mental
esta interacción sería imposible.
Cierto grado de consciencia y memoria (sin
autoconciencia ni identidad personal única)
Parte funcional de la mente (manejar representaciones,
procesar información)
Cierto grado de Intelecto
Cierto grado de emoción y voluntad
Representaciones icónicas, imágenes, señales, emociones básicas
Parte objetiva de la mente (información)
Cierto grado
de percepción
Cierto grado de
entendimiento
Instintos
innatos
(sin razón)
Sensibilidad
emociones y
conductas
Cierta valoración
de emociones y
conductas
Emociones y
conductas instintivas
(sin reflexión)
Procesos mentales en el resto de los seres vivos
Rasgos característicos de todos
los seres vivos:
Intencionalidad y mecanismos
Autonomía y creatividad
Procesamiento de información
Comenzando con los seres vivos superiores,
cuando se observa la conducta claramente
intencional de los animales, no hay más
remedio que suponer que también poseen
una mente. Deben tener procesos mentales y
un cierto grado de consciencia, aunque no
lleguen al grado de autoconsciencia o
capacidad de autorreflexión de la mente
humana.
Por su conducta se puede deducir que
poseen también un cierto grado de
inteligencia, emoción y voluntad. En el ámbito
emocional y volitivo se pueden observar casos
de conductas afectivas, altruistas y
cooperativas casi humanas.
Procesos mentales en el resto de los seres vivos
En el aspecto intelectual la diferencia
podría ser que sus procesos mentales se
limiten a la percepción, elaboración y
almacenamientos de representaciones
mentales simples, y a un cierto grado de
entendimiento o capacidad de juicio para
comparar, asociar y relacionar diferentes
representaciones mentales entre sí.
Pero es evidente que los animales carecen
de razón, entendida como la capacidad de
conceptualizar, articular un lenguaje, elaborar
un discurso e inferir leyes y principios
universales, que es, en realidad, la fuente de la
inventiva y creatividad humana.
Esta falta de razón la suplen con unos instintos para
nosotros sorprendentes, ya que nosotros disponemos de
pocos instintos innatos. Es asombroso, por ejemplo, el sentido
de la orientación de las aves migratorias. La inteligencia,
conocimientos y previsión que serían necesarios para planear y
ejecutar una conducta semejante parece que sobrepasa las
capacidades intelectuales de los animales. Por otro lado,
observando que la conducta animal es bastante repetitiva y
poco creativa es lógico pensar que sea una conducta
programada genéticamente.
En las plantas también podemos observar conductas casi
instintivas viendo cómo las raíces crecen buscando el agua,
cómo las ramas y hojas se espigan buscando la luz del sol, y
cómo las flores parecen querer atraer a los insectos para poder
reproducirse.
W. H. Thorpe, «El reduccionismo en la biología», en Estudios sobre la filosofía
de la biología, F. J. Ayala y T. Dobzhansky, Ariel, Barcelona, 1983, pp. 167-169.
Tener autonomía significa disponer de
un cierto margen de maniobra o de una
cierta capacidad de autorregularse o
automodularse para adaptarse a los
cambios del ambiente con el fin de
satisfacer las necesidades vitales.
La creatividad tiene dos aspectos: uno
es la sorprendente capacidad de
autorreproducirse; y otro es la capacidad
de afectar, influir y modificar el ambiente
para acomodarlo a los fines propios.
Dos de las características comunes a todos los organismos vivos son la
autonomía y la creatividad.
Para poder ejercer estas
capacidades de autonomía y
creatividad el organismo necesita
recoger información del
ambiente, procesar esa
información y luego seleccionar o
elegir una respuesta motora entre
varias posibilidades, lo cual es en
esencia lo que define a un proceso
mental.
Autonomía y creatividad en los organismos vivos
Un simple organismo unicelular, además de
ser un mecanismo guiado por leyes, recoge y
procesa información.Ya se puede advertir —
como señala muy bien Popper— que «hay un
centro de actividad, de curiosidad, de
exploración, de planificación: hay un explorador,
la mente del animal.» O, lo que es lo mismo,
posee una capacidad de autonomía o elección y
creatividad.
Estas capacidades de autonomía y creatividad
van aumentando a medida que subimos en la
escala de los seres vivos. Son una expresión de
que en sus procesos mentales interviene cada
vez más una capacidad racional o inteligencia
con un marcado carácter intencional.
K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona,
1993, p. 33.
Hay botánicos que atribuyen a las plantas no
sólo inteligencia sino también emociones. Las
plantas serían capaces de responder,
expresando alegría a través de emitir un cierto
tipo de vibraciones, a los cuidados o atenciones
de sus dueños.
En los animales superiores es evidente que en
sus procesos mentales intervienen elementos
racionales de inteligencia, emociones y deseos
con un marcado carácter intencional.
PeterTompkins & Christopher Bird, The Secret Life of Plants,
Haper and Row Publishers, NewYork, 1973.
Autonomía y creatividad en los organismos vivos
Los campos de fuerzas cuánticos que
forman y controlan a las partículas y átomos
mediante constantes numéricas y leyes
matemáticas se asemejan a procesos
mentales.
El indeterminismo cuántico puede tener
dos causas: el azar o una cierta capacidad de
autorregulación (autonomía).
El átomo, más que a una nube, se está
pareciendo cada vez más a una célula. Así
que la indeterminación cuántica puede muy
bien deberse a una plasticidad, sensibilidad o
capacidad de autorregulación del propio
átomo.
Esto implicaría la existencia de algún tipo
de procesamiento de información o proceso
mental incluso en el ámbito atómico.
El físico inglés David Bohm afirmó que «en la vieja
física, la materia (que era la única realidad) era
completamente mecánica, y no dejaba ningún sitio para la
mente. Pero si, según la nueva física, todo está plegado en
todo lo demás resulta que no hay ninguna separación real
de dominios. La mente surge de la materia.Y la materia
contiene la esencia de la mente.»
D. Bohm, El Paradigma Holográfico, Kairós, Barcelona, 1987, p. 220.
Y en otra ocasión dijo que «incluso la materia inanimada
debe de tener algún tipo de aspecto mental... Desde
luego, esto no significa que pueda atribuirse un
conocimiento a los electrones o a otras partículas...Con
todo, lo fundamental es que no existe un corte brusco
entre el conocimiento, la vida y la materia, sea animada o
inanimada.»
D. Bohm y D. Peat, Ciencia, orden y creatividad, Kairós 1988, p. 235.
Procesos mentales en átomos y partículas
Así pues, se puede llegar a la conclusión
de que incluso en el nivel de átomos y
partículas, la materia no existe separada de
algún tipo de proceso mental.
Científicos, como Bohm, Jeans y
Eddington hablan de un continuo de
materia-mente como la realidad
fundamental del universo.
«Si se ahondase más y más en la inmanencia que reside
en la materia creo que eventualmente se llegará a la
corriente que sentimos también como mente, de suerte
que mente y materia se funden en una sola cosa.»
David Bohm, El Paradigma Holográfico, Kairós, Barcelona, 1987, p. 218.
«La mente ha dejado de ser considerada como un
intruso en los dominios de la materia; estamos empezando
a sospechar que más bien deberíamos saludarla como
creadora y gobernadora del reino de la materia.»
Sir James Jeans, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber, Kairós, Barcelona,
1987, p. 196.
«Por decirlo con toda crudeza, mi conclusión es que el
mundo está compuesto de “materia” mental.»
Sir Arthur Eddington, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber, Kairós,
Barcelona, 1987, p. 259.
“Mente y materia se funden en una sola cosa”
David Bohm
Sun Myung Moon, desde una perspectiva mística, abunda en la misma opinión:
«Cuando se contempla la naturaleza en un estado místico se
intuye que un simple grano de arena contiene los principios del
universo, que un simple átomo expresa la armonía infinita del
universo.
Todas las cosas que existen, aun no siendo conscientes de ello, son
seres resultantes formados por medio de la acción de fuerzas muy
complejas.
Las cosas más pequeñas, como las moléculas, átomos e incluso las
subpartículas atómicas, no existen de una forma completamente
inconsciente, sino que contienen una cierta consciencia y propósito.
Así pues, todas las cosas surgidas de la mano amante de Dios
poseen necesariamente una conexión de corazón con Dios.»
Sun Myung Moon, Selecciones de charlas, Seúl, HSA-UWC, 9:168, (8 de mayo de 1960).
La realidad parece estar estratificada en varios
niveles que muestran un grado de organización cada
vez más complejo. Los niveles superiores incluyen a
los inferiores, a la vez que revelan aspectos mentales
y materiales nuevos que no aparecen en los
inferiores. Así las células, a la vez que incluyen el
mundo cuántico de partículas y átomos, muestran
estructuras moleculares complejas únicas.
En lo referente a los procesos mentales, se pasa de
unos campos de fuerzas que organizan las partículas
de acuerdo a ecuaciones y leyes matemáticas a un
campo de vida o protoconsciencia con capacidades
de percepción, memoria, procesamiento de
información y respuesta motora, que otorga a las
células una cierta autonomía y creatividad, incluida la
capacidad de reproducirse a sí mismas.
La estructura estratificada de todos los seres y cosas
La estructura estratificada de todos los seres y cosas
Vegetales y animales, a la vez que incluyen el nivel
cuántico y se componen de células, manifiestan procesos
mentales cada vez más altos, que no aparecen ni en los
átomos ni en las células, a saber, niveles superiores de
consciencia, autonomía y creatividad. En los animales
superiores aparecen muestras claras de percepción y juicio,
así como emoción, inteligencia y conducta intencionada.
Y en los seres humanos los procesos mentales, aparte de
incluir todos los niveles inferiores, muestran un elevado
grado de autoconsciencia o capacidad de reflexionar sobre
sí mismo, y un fuerte sentido de identidad personal.
Además, los procesos de percepción y entendimiento se
completan con una razón intuitiva y creativa, que se refleja
en el desarrollo de un lenguaje simbólico articulado,
escritura y todas las actividades y producciones culturales
únicas de la especie humana.
En resumen, los recientes
conocimientos científicos
acerca de la naturaleza
confirman el primer
principio de la naturaleza
que es el principio de la
presencia universal en
todos los seres y cosas de
procesos mentales y
materiales.
Autonomía (Libertad) y Creatividad
(Razón)
Procesos orgánicos
superiores
Autonomía y Creatividad
(Instintos innatos)
Procesos orgánicos y
bioquímicos
Autonomía y Creatividad
(Vida)
Procesos orgánicos y bioquímicos
Autorregula-ción
(razón) Procesos físico-químicos
Autorregula-
ción (Ley)
Seres humanos
Animales
Vegetales
Minerales
PROCESOS
MATERIALES
Orgánicos y físico-químicos
MECANISMOS
Distribución escalonada de los procesos mentales (autonomía y
creatividad) y materiales en los diferentes niveles de seres y cosas
PROCESOS MENTALES
Emoción, Intelecto,Voluntad
Conceptos, ideas, datos
AUTONOMÍAY CREATIVIDAD
La estructura estratificada de todos los seres y cosas
Átomos
Moléculas
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Átomos
Moléculas
Células, tejidos
Estructura
Mente humana
Instinto
(mente animal)
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Átomos
Moléculas
Células, tejidos
Estructura
Sentidos,
Nervios
Cerebro humano
Átomos
Moléculas
Células, tejidos
Estructura
Sentidos,
nervios
Procesos materiales
Hyungsang
Minerales
Vegetales
Animales
Seres humanos
Funciones
físico-químicas
Instinto
(mente animal)
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Procesos mentales
Sungsang
Átomos
Moléculas
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Átomos
Moléculas
Células, tejidos,
órganos
Razón (Mente humana)
Instinto
(mente animal)
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Átomos
Moléculas
Células, tejidos,
órganos
Sentidos,
nervios
Cerebro humano
Átomos
Moléculas
Células, tejidos,
órganos
Sentidos,
nervios
Funciones
físico-químicas
Instinto
(mente animal)
Vida
(mente vegetal)
Funciones
físico-químicas
Principio de la presencia conjunta y generalizada en el
universo de los procesos mentales y materiales (o
energéticos). Los procesos mentales y materiales son dos
aspectos inseparables que están presentes en mayor o menor
grado en todas las entidades de universo —según su nivel—,
siendo en los seres humanos donde aparece el grado más
elevado de procesos mentales. Ambos aspectos son como las
dos caras de una misma moneda. No existe algo que sea
totalmente material sin ningún aspecto mental, ni tampoco
existe algo totalmente mental sin ningún aspecto material.
PRINCIPIO DE LA UNIDAD DE LO MENTAL
Y MATERIAL
 Paradigma
reduccionista
 Paradigma de la
emergencia
 Paradigma
panpsiquista
 Paradigma dualista
(espiritualista)
ORIGEN COMÚN DE LO MENTAL Y MATERIAL
 Paradigma unificacionista
 Una primera causa
definida como una mente
energética o una energía
mental
 Principio del origen
común de lo mental y
material
ORIGEN COMÚN DE LO MENTAL Y MATERIAL
Ahora vamos a profundizar en este segundo
supuesto básico que se deriva de la cosmovisión del
Pensamiento de Unificación que trata de superar el
materialismo y el idealismo.
Hoy día no se puede sostener la idea aristotélica de
un mundo eterno e increado, ni tampoco la de los
primeros mecanicistas de un universo-reloj eterno.
Todos los niveles de realidad han ido apareciendo a lo
largo de un proceso de tiempo.
Al principio había campos de fuerzas y partículas, y
luego se fueron formando átomos simples,
estructuras moleculares complejas, estrellas,
planetas, organismos unicelulares, y, más tarde, las
diferentes especies vegetales y animales hasta llegar
a la especie humana.
Empezaremos exponiendo y
criticando los diferentes paradigmas
científicos que tratan de explicar este
proceso de formación del universo,
para concluir con el paradigma
unificacionista que defiende el
Pensamiento de Unificación.
Paradigma reduccionista
Esta visión explica que después de una explosión
de energía originaria se creó una primera sopa de
partículas, a partir de la cual se fueron formando
espontáneamente todos los elementos químicos
conocidos, desde los gases más simples hasta los
elementos más pesados, constituyéndose así las
galaxias, estrellas y planetas.
Esta visión reduccionista tiene su origen en el
antiguo atomismo. Todo lo que existe en el
universo son conglomerados de partes más
simples, así que el conjunto se puede reducir y
explicar a través de sus componentes más simples.
La imagen de la primitiva sopa de partículas
rememora la antigua imagen de Demócrito de un
espacio vacío en el que los átomos chocando entre
sí forman todo tipo de conglomerados.
En la actualidad se sabe que las partes más
simples o irreducibles de la materia no son los
átomos ni las partículas. Por esto, ahora se
habla de una primera explosión de energía
como origen del universo. La energía pasó a ser
el elemento constitutivo más simple desde que
Einstein dio a conocer su famosa formula de la
equivalencia entre la masa y la energía, E=mc2.
A partir de entonces, se empezó a considerar a
las partículas como paquetes de energía.
En la física cuántica contemporánea se
considera que los campos de fuerzas cuánticos
son la realidad primaria y fundamental. Las
partículas son meramente paquetes
cuantificados de energía.
Paradigma reduccionista
Steven Weinberg, El sueño de una teoría final, Crítica, Barcelona, 1994.
Weinberg trata de unificar los campos de fuerzas
conocidos, el gravitatorio, el electromagnético, y el
débil y el fuerte, en un solo campo unificado, y
formular una teoría del todo, algo así como las
leyes físicas fundamentales que gobiernan el
universo.
Serían —de acuerdo con su visión reduccionista—
las leyes que explicarían la aparición del universo.
Dicho de otra manera, las leyes básicas a partir de
las cuales se derivarían todas las demás leyes de la
naturaleza, como las leyes de la química, las leyes
de la mecánica y las leyes biológicas.
El sueño de una teoría final
La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos
mentales a la materia
Materia
Átomos
Moléculas
Vida
Vegetales
Instinto
Vida
Animales
Instinto
Vida
Seres
humanos
Razón
Paradigma reduccionista
La parte atractiva de esta visión
reduccionista es la simplicidad del argumento
en el que se basa y su monismo. Se supone
que la evolución del universo ha sido un
proceso en el que las partes más simples y
pequeñas poco a poco han ido combinándose
y uniéndose hasta formar conjuntos y
sistemas cada vez más complejos.
Entonces, es de sentido común suponer
que todo lo que existe sea meramente
diferentes combinaciones o agrupaciones de
partículas, dado que en el origen —después de
la supuesta explosión de energía— lo primero
que formó fueron las partículas.
Además, ya que la causa siempre precede
en el tiempo al resultado, si en el origen sólo
había energía o materia, el resultado final
tiene que ser simplemente energía o materia
organizada de una manera más compleja,
que en última instancia se podría reducir a su
causa.
El problema más grave de la visión
reduccionista es que los diferentes niveles de
cosas y seres con una organización cada vez
más compleja, que se supone que han ido
formándose a lo largo del tiempo, son muy
difíciles de reducir a los niveles más
inferiores.
La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos mentales a la materia
La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos mentales a la materia
Por coherencia lógica y por sentido común, si lo único
que había al principio eran esas primeras partículas y
todo lo demás se ha formado por agrupaciones de
aquéllas, lo que existe en los niveles superiores se
debería poder reducir y explicar, en último término,
mediante ellas y las leyes que las gobiernan.
Sin embargo, hay muchos procesos químicos que no
se pueden explicar con las leyes de las partículas
elementales.Y si pasamos a los organismos vivos
parece imposible poder reducirlos a meras estructuras
moleculares. Aún más irreducible es la aparición de la
consciencia o de los procesos mentales en los seres
superiores, en los cuales hay un componente
intencional muy fuerte, unido a unos procesos de
recogida, almacenamiento, procesamiento y selección
de información, que son muy difíciles de explicar con la
física de partículas.
Por esta razón, los científicos
reduccionistas se negaron siempre a
estudiar los procesos mentales,
alegando que eran privados y subjetivos,
que carecían de objetividad o que
simplemente no existían.
Ahora, ya no niegan que existan ni que
tengan un efecto causal sobre la
conducta, sino que dicen que son
idénticos a un cierto tipo de procesos
físicos aún desconocidos que ocurren
dentro del cerebro. Es decir, no se pierde
la esperanza de que algún día el
pensamiento se pueda reducir a alguna
reacción química o interacción entre
partículas físicas.
«El paradigma de la emergencia
reconoce, por el contrario, que las
propiedades colectivas y holistas de los
sistemas físicos pueden exhibir modos
nuevos e imprevistos de comportamiento
que no alcanzaban los enfoques newtoniano
y termodinámico.
Surge la posibilidad de la
autoorganización por la que los sistemas
saltan de forma repentina y espontánea a
estructuras más elaboradas.»
Paul Davies, Proyecto Cósmico, Ediciones Pirámide,
Madrid, 1989, p.264.
Paradigma de la emergencia
Ante esta imposibilidad de reducirlo
todo a la física, ha surgido una nueva
visión, el llamado paradigma de la
emergencia. Estos científicos
reconocen que los nuevos niveles de
organización que surgen en la
naturaleza, aunque se basan en los
inferiores, son irreducibles a éstos.
Se habla que la naturaleza o la
materia tienen la capacidad de
autoorganizarse, de crear sistemas
ordenados de modo espontáneo. Por
ello, hay saltos, surgen cosas
absolutamente nuevas. Como dice
Davies:
El universo creador
«Sugiero que el universo, o su
evolución, es creador y que la evolución
de animales sentientes con experiencias
conscientes ha suministrado algo nuevo.»
K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor,
Barcelona, 1993, p. 17.
Paradigma de la emergencia
Los científicos emergentistas hablan
también de que en los nuevos niveles
emergentes operan nuevas leyes, leyes de
un nivel superior, que son como principios
organizativos holísticos que controlan el
comportamiento cooperativo y la
coherencia global de los nuevos sistemas
más complejos, y posibilitan la aparición
de nuevas funciones orientadas hacia el
mantenimiento de la estabilidad de los
nuevos organismos y sistemas. Como dice
Popper, el universo es creador.
Paradigma de la emergencia
Materia
Átomos
Moléculas
Vida
Vegetales
Vida
Animales
Instinto
Vida
Seres
humanos
Razón
Instinto
Al hablar de la emergencia de cosas totalmente nuevas es imposible sostener
un monismo
La misteriosa y milagrosa emergencia de cosas nuevas conduce al pluralismo
Al hablar de la emergencia de cosas totalmente nuevas es imposible sostener
un monismo
Hay que hacer verdaderos malabarismos
dialécticos —como es el caso de Ferrater Mora— para
mantener que en el principio sólo había materia y que
a lo largo de la evolución han ido emergiendo cosas
nuevas e irreducibles a los niveles inferiores.
Nuestro autor afirma que los niveles inferiores son
causas necesarias, pero no suficientes para los
emergentes niveles superiores. Pero, contradiciendo
lo dicho, luego añade que esos niveles inferiores sí
son lo bastante suficientes para que, bajo ciertas
condiciones, ellos solos hayan dado origen a los
niveles superiores. Defendiendo así un imposible
monismo sui generis que no es ni monismo ni
pluralismo.
J. Ferrater Mora, De la materia a la razón, Alianza, Madrid,
1979, pp. 22, 39.w
El punto fuerte de esta visión es que
parece que encaja mejor con la
realidad multiforme y
extraordinariamente rica del universo y
explica adecuadamente las
características únicas y diferenciadas
de los distintos niveles de realidad que
existen, en contraste con el
reduccionismo, que es más simple y
coherente pero que tiene que ignorar
demasiadas cosas.
No obstante, el problema del
emergentismo consiste en que con
esta visión es muy difícil sustentar un
monismo.
La ciencia se ha pasado siglos criticando a
religiosos y espiritualistas por creer que Dios
creó todas las cosas de la nada y por ser
dualistas, es decir, por admitir substancias
espirituales completamente diferentes de la
materia, que de alguna manera misteriosa
pueden ejercer una influencia sobre ella, y
ahora los científicos emergentistas creen en
una milagrosa aparición de cosas
absolutamente nuevas, que parecen que
surgen de la nada. Estos científicos caen, no
ya en dualismos, sino, lo que es aún peor, en
pluralismos.
Es lo mismo de milagroso y misterioso
creer que al principio solamente había un
espíritu, y luego apareció la materia de la
nada, que afirmar que al principio sólo
había materia, y luego algo totalmente
nuevo, la mente o la consciencia,
emergió de la nada. Para paliar esta
incongruencia se trata de inflar el
concepto de materia con todo tipo de
propiedades y potencialidades.
La misteriosa y milagrosa emergencia de cosas nuevas conduce al pluralismo
Paradigma panpsiquista
Algunos científicos actuales, como
Freeman Dyson, sostienen una visión
panpsiquista afirmando que la mente
o el espíritu está presente ya de
alguna forma en la materia. Hablan de
una materia que incluye la mente y
que es capaz de autoorganizarse,
crear orden y ser creativa, previsora e
innovadora, para así poner más fácil el
tránsito hacia los niveles más altos.
Esta es una visión semejante al
antiguo hilozoísmo de los filósofos
presocráticos, o al animismo presente
en casi todas las culturas primitivas.
Como decíaTales, “todo está lleno de
dioses.”
«La armonía peculiar entre la
estructura del universo y las
necesidades de la vida y la
inteligencia es... una manifestación
de la importancia de la mente en el
esquema de las cosas...
Algunos de nosotros acaso
estemos dispuestos a ir más lejos…
a apoyar la hipótesis de que existe
un espíritu universal o un alma del
mundo, subyacente en las
manifestaciones de inteligencia que
observamos.»
Freeman Dyson,Trastornando el universo,
F.C.E., México, 1982, pp. 282-284.
La idea es simple, la consciencia o mente
ha podido emerger a lo largo de la evolución
porque ya estaba potencialmente en la
materia en forma de semilla desde un
principio.
Los últimos descubrimientos en biología y
física cuántica les inducen a pensar que, en
los seres vivos más simples, o incluso en las
partículas elementales, ocurren procesos
mentales primitivos, como recogida,
almacenamiento y procesamiento de
información, y una cierta capacidad de
elección.
«[El paradigma panpsiquista] defiende
un concepto de materia enriquecido que
no admite oposición al espíritu; es decir, es
una materia que considera al llamado
espíritu como algo realmente no distinto a
ella, es decir, no reconoce la dualidad
materia-espíritu.»
F.J. Martínez , Materialismo, idea de totalidad y
método deductivo en Espinosa, UNED, Madrid, 1988,
p. 35.
Paradigma panpsiquista
Un nuevo concepto de materia enriquecido con el espíritu
El difícil paso de una materia animada a las capacidades mentales superiores
Vida
Vegetales
Instinto
Vida
Animales
Instinto
Vida
Seres
humanos
Razón
Vida
Materia
Vida
Átomos
Moléculas
Instinto
Vida
Animales
Paradigma panpsiquista
Se tiende a atribuir a la materia cada vez
más propiedades y capacidades para hacer
más fácil el tránsito de un nivel a otro.
Por ejemplo, se habla de una materia
dinámica, con el potencial de adquirir
múltiples formas y una capacidad
espontánea de autoorganizarse.
Se atribuyen a los átomos incluso una
capacidad de consciencia y pensamiento,
así que la consciencia y el pensamiento de
los seres superiores sería el fruto de una
evolución de esa capacidad.
El mayor problema de la teoría
panpsiquista es que, por muchas
propiedades o capacidades mentales
que se quieran otorgar a las
partículas o átomos, aun así, se
mantiene un gran abismo entre éstas
y las capacidades mentales de los
seres superiores, por lo que sigue
siendo muy difícil explicar el paso de
unas a otras.
El difícil paso de una materia animada a las capacidades mentales superiores
La implantación sobrenatural del espíritu en el embrión humano
Otros científicos con creencias
espiritualistas y dualistas, como
John Eccles, sostienen que la
única explicación de la aparición
de la mente o espíritu, en
especial el nivel de
autoconsciencia humano e
identidad personal única, es que
ésta tuvo ocurrir por una
intervención sobrenatural que
implantara el espíritu en el
embrión humano en algún
momento de su desarrollo.
«Así, me veo obligado a creer que
existe lo que podríamos llamar un
origen sobrenatural de mi mente
autoconsciente única, de mi yo único
o de mi alma única; lo que por,
supuesto, da pie a todo un nuevo
conjunto de problemas. ¿Cómo llega
mi alma a estar ligada a mi cerebro,
con su origen evolutivo?»
John Eccles, El yo y su cerebro, Editorial
Labor, Barcelona, 1993, p. 628.
Paradigma dualista (espiritualista)
Materia
Átomos
Moléculas Vegetales Animales
Seres
humanos
Espíritu
¿Cómo el espíritu puede interaccionar con la materia cuando
no tienen nada en común?
¿Sólo los seres humanos poseen mente y conciencia?
Paradigma dualista (espiritualista)
¿Cómo el espíritu puede
interaccionar con la materia
cuando no tienen nada en
común?
Aparte de las dificultades clásicas
de tener que suponer dos orígenes
distintos, uno para el espíritu y otro
para la materia, o creer que la
materia ha sido creada a partir de la
nada, se enfrenta a la dificultad de
explicar cómo el espíritu puede
conectarse o interaccionar con la
materia cuando son dos sustancias
que no tienen nada en común.
Además, se puede observar que los procesos
mentales no son privativos de los seres
humanos, sino que se dan también en los
animales y, en general, en todos los seres vivos.
Entonces, según la tesis dualista, habría que
suponer una implantación progresiva del
espíritu a lo largo de toda la evolución.
John Eccles trata de evitar este último
escollo negando que los animales tengan una
mente, limitando así la consciencia o espíritu al
ser humano.
¿Sólo los seres humanos poseen mente
y conciencia?
Todos los niveles superiores tienen una causa común que reúne el conjunto de
las propiedades emergentes
El error de estos paradigmas consiste en
suponer que, dado que las partículas fue lo
primero que se formó en el proceso de la
evolución del universo, éstas son la causa
necesaria y suficiente de todo lo que vino a
continuación, y que todos los niveles
superiores se originaron exclusivamente a
partir de los inferiores.
La primera causa u origen no solamente
fue la causa de la formación de las primeras
partículas, sino también de todo lo que fue
apareciendo con el transcurso del tiempo.
Y si se observa que en los niveles
superiores van surgiendo cosas nuevas e
irreducibles a partículas, como los diversos
niveles de procesos mentales y
autoconsciencia, no se puede afirmar
simplemente que estas cosas han
emergido milagrosamente de la nada,
como dicen los emergentistas, o de los
aspectos mentales de los niveles inferiores,
como dicen los panpsiquistas, sino que
tienen que provenir de alguna manera de la
primera causa u origen del universo.
Paradigma unificacionista
En una conferencia internacional de
científicos, Sun Myung Moon explicó de
una manera simple y concisa esta hipótesis
de una primera causa que reúne la esencia
de la mente y la materia, como se puede
apreciar en la siguiente cita:
«No obstante, debido a que el mundo del
efecto está compuesto de seres con dos
naturalezas, la causa debe ser un ser monista
con la esencia de las dos naturalezas de
mente y materia combinadas en unidad.
En otras palabras, la causa última tiene que
ser un ser absoluto y unificado de dos
naturalezas que puede crear los atributos de
mente y materia respectivamente.
El mundo unificado del efecto solamente
pudo haber provenido de un ser monista
unificado.»
Sun Myung Moon, The Role of Unified Science in the Moral
Orientation of the World, November 26, 1972, NewYork, USA.
Una primera causa que reúne la esencia de la mente y la materia
Así que es fácil suponer que en el principio
no sólo habría campos de fuerzas físicas sino
también campos de vida vegetal y animal.
Todos ellos estarían englobados en un
campo superior, que se podría llamar la
mente del universo, cuyo soporte material
sería la energía primaria y básica a partir de la
cual se formaron todos los tipos de materia.
De hecho, en esta causa primera, la mente
y la energía serían una misma cosa, una
sustancia homogénea, que se podría definir
como una mente energética o una energía
mental.
Como una consecuencia lógica de esta
hipótesis, se deduce la afirmación de la existencia
de una primera causa inteligente.
Esta afirmación no tiene porqué implicar una
creencia en un Dios con una naturaleza
completamente diferente a la del resto del
universo que interviene en la naturaleza de un
modo milagroso y sobrenatural.
Más bien sería un Dios en el que se funden los
aspectos mentales y materiales que piensa,
proyecta, planea y actúa; que creó la materia con
su propia energía y que dirigió su evolución por
medio de los diferentes campos de fuerzas que
ya existían desde el principio.
Una primera causa definida como una mente energética o una energía mental
Un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa,
proyecta, siente y actúa, y que creó la materia con su propia energía
Campos de nivel superior
(Autoconciencia,
identidad única, razón)
Campos de vida
(Autonomía, creatividad)
Campos de fuerzas
Energía
Mundo
cuántico
Energía
Instinto
vida
Autoconciencia
Identidad única
Razón
Primera causa
Mente energética o
Energía mental
Mundo
cuántico
Energía
Instinto
vida
Mundo
cuántico
Energía
Átomos
Moléculas
Seres
Vivos
Seres
humanos
Una primera causa definida como una mente energética o una energía mental
Un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa, proyecta,
siente y actúa, y que creó la materia con su propia energía
Principio del origen común de los procesos mentales y
materiales. Los aspectos mentales y materiales
comparten un origen común y una misma naturaleza
homogénea, existe una continuidad entre ambos
aspectos, y pueden interactuar entre sí. Este origen
común, Dios o primera causa del universo se podría
definir como una mente energética o una energía
mental, un Dios en el que se funden los aspectos
mentales y materiales que piensa, proyecta, siente y
actúa, y que creó la materia con su propia energía.
PRINCIPIO DEL ORIGEN COMÚN DE LO MENTALY
MATERIAL
ARMONÍA Y UNIDAD ENTRE PAREJAS DE SERES COMPLEMENTARIOS, MASCULINOS Y
FEMENINOS, Y ENTRE POLOS CONTRAPUESTOS EN TODOS LOS SERES, COSAS Y
ASPECTOS DE LA NATURALEZA
En la naturaleza todos los seres y cosas
aparecen en la forma de parejas o partes
complementarias, o polos contrapuestos:
hombre y mujer, animales macho y hembra,
el estambre y pistilo en las plantas, catión y
anión en las moléculas, y protón y electrón
en los átomos.
La dinámica interacción entre estas
parejas, partes o polos son la fuente de
fuerzas generadoras que producen
multiplicación, desarrollo, existencia e
incluso otorgan sentido a la vida.
La vida humana se genera a partir de la
unión del hombre y la mujer. El amor entre
un hombre y una mujer da sentido a sus
vidas, y su unión se convierte en el centro
de la familia y el linaje.
Los animales se reproducen mediante la
unión de machos y hembras, y las plantas
por la interacción entre el estambre y el
pistilo. Los minerales, formados por
moléculas y átomos, existen por la
interacción entre el catión y el anión, y el
protón y electrón.
Partículas Positivo Negativo
Moléculas Catión Anión
Átomos Protón Electrón
Plantas Estambre Pistilo
Animales Macho Hembra
Seres humanos Hombre Mujer
En el universo y los movimientos cíclicos de la
naturaleza se pueden apreciar también
elementos, aspectos y cualidades contrapuestos
como estrellas y planetas, luz y oscuridad, día y
noche, la sucesión de estaciones, calor y frio,
cielo y tierra, océanos y continentes, montañas
y valles, partes cóncavas y convexas, alto y bajo,
duro y suave, frente y espalda, simple y
compuesto, activo y pasivo, dinámico y estático,
sonidos agudos y graves, colores claros y
oscuros, líneas rectas y curvas, lo dulce y lo
amargo, etc.
Toda esta diversidad, contraste, cambios y
ciclos rítmicos es lo que crea la armonía e
increíble belleza de seres y cosas de la
naturaleza y del universo.
Los opuestos en la filosofía antigua griega
Estos fenómenos de la naturaleza siempre
han atraído la atención de todos los sabios y
filósofos de todas las culturas. La mayoría de
los primeros filósofos griegos, en su búsqueda
de los elementos primordiales inmutables y
eternos que están detrás del cambio y la
transformación de unas cosas en otras,
consideraron a estos fenómenos como
simples apariencias que esconden la esencia
de las cosas. No obstante, hubo varios
filósofos que trataron el problema de los
opuestos. Uno de ellos fue Pitágoras y otro
Heráclito.
Heráclito
Pitágoras
Pitágoras
Según Pitágoras, el número era el constitutivo
esencial de todas las cosas, y las razones numéricas
eran el principio de la armonía y el orden cósmico.
El universo se originó a partir del Uno, la Mónada
Divina y primera causa de todo. El Uno se dividió en
Dos debido a la intervención de un vacío o aire,
dando lugar a la Dualidad, que representa a las diez
oposiciones que se manifiestan en la naturaleza;
limitado/ilimitado, impar/par, unidad/pluralidad,
derecho/izquierdo, masculino/femenino,
movimiento/reposo, recto/curvo, luz/oscuridad,
bueno/malo y cuadrado/oval.
La Dualidad genera a todos los demás números y
los cinco elementos (tierra, aire, agua, fuego y éter)
que son los constituyentes de un armonioso y
ordenado cosmos.
Uno
Mónada
Divina
Las diez
oposiciones
(limitado/ilimitado
Impar/ par, etc.)
Dos
Dualidad
Los opuestos
Cosmos (Orden)
Los cinco
elementos
tierra
fuego
aire
aguaéter
Heráclito
Según Heráclito en la naturaleza se produce un
continuo cambio y transformación de unas cosas
en sus contrarias; frio y calor, luz y oscuridad, alto y
bajo, etc.Al mismo tiempo afirmó la existencia de
un Logos divino, una razón cósmica, que era lo
común, el constitutivo de las cosas que las hace
opuestas y el que garantiza que el cambio entre los
opuestos sea proporcional y equilibrado.
Al Logos lo identificó con un elemento
primordial, un fuego creador y artístico que
producía todas las cosas. “Dios [Logos] es día y
noche, invierno y verano, guerra y paz, saciedad y
hambre [todos los opuestos]; cambia como el
fuego, al que, cuando se mezcla con perfumes, se
denomina de acuerdo con la fragancia de cada uno
de ellos” (Fragmento 67).
A diferencia de Pitágoras, que resaltó la
armoniosa unión de los contrarios, Heráclito
afirmó que entre los opuestos se produce una
tensión y equilibrio, como la que existe entre el
arco y la flecha, que no excluye una cierta discordia
o polémica. Por esta razón, fue el precursor de la
dialéctica hegeliana y marxista.
Dios [Logos]
Fuego creador
día y noche,
invierno y verano,
guerra y paz, etc.
Yin–Yang en la filosofía tradicional china
Según explicaY.O. Kim, desde sus orígenes, en la
cultura china «hubo intentos de explicar los fenómenos
del universo en términos de dos fuerzas cósmicas
representadas por lo femenino (yin) y lo masculino
(yang), oscuridad y luz, suave y duro, inactividad y
actividad. Se suponía que todo en el mundo fue el
resultado de la interacción, conflicto o armonía entre los
principios yin y yang. (…)
A menudo conectado con el concepto de yin-yang,
pero originalmente separado de él, había otra
explicación naturalista del universo conocida como la
teoría de los cinco elementos. Según sus defensores, los
cinco agentes —metal, madera, agua, fuego y tierra—
operan con total regularidad, generan y gobiernan todo
desarrollo y cambio en el mundo físico.»
Y.O. Kim, World Religions, vol. 3, GoldenGate, NewYork, 1976. pp.
104,105.
Taiji
Los Cinco
Agentes
tierra
fuego
madera
agua metal
Universo
Yang
Luz
Masculino
Yin
Oscuridad
Femenino
principio
generador
del universo
El Libro de los Cambios (I Ching)
Según Chan, «la doctrina yin–yang es
muy simple, pero su influencia ha sido muy
extensa. Ningún aspecto de la civilización
china, ya sea la metafísica, la medicina, el
gobierno o el arte ha escapado de su
impronta.» Esta doctrina aparece también
el Libro de los Cambios (I Ching), siendo
ampliamente aceptada tanto por el
taoísmo como por el confucianismo.
«Al principio existía elTaiji (principio
generador del universo) —escribeChan—.
Este engendró el yin y el yang, que a su vez
dieron nacimientos a las cuatro formas.
Estas se refieren a los yin y yang mayores y
menores.»
Chan,Wing-tsit, A Source Book in Chinese
Philosophy, Princeton University Press, 1969, pp.
244,263.
La interacción entre estas dos fuerzas cósmicas no sólo
engendró a los cinco agentes y la multiplicidad de las cosas,
sino que es también son el origen del desarrollo de todas las
ideas, modelos, sistemas de la sociedad y cultura. El universo
es un reino de perpetua actividad y cambio, en el que todas las
cosas están mescladas e interrelacionadas.Como se puede
apreciar existe una gran semejanza entre esta doctrina de
yin–yang y las filosofías de Pitágoras y Heráclito.
Lao tse Confucio
La causa primera o Dios debe contener la esencia de las facetas masculinas y femeninas,
o Yang y Yin, que se manifiestan en todos los seres y cosas del universo
Ante la evidencia de la presencia universal de
parejas de seres y cosas complementarias
masculinas y femeninas, oYang yYin, que son
cruciales para su existencia y multiplicación, el
Pensamiento de Unificación razona de la
siguiente forma:
Si en todos los seres y cosas del universo
existen facetas masculinas y femeninas, oYang
yYin, y dado que el efecto debe reflejar la
naturaleza de su causa —como la obra refleja a
su creador—, la causa primera o Dios también
debe contener la esencia de las facetas
masculinas oYang y las facetas femeninas oYin,
y ser el origen de ambos aspectos.
Facetas masculinas y femeninas
Yang y Yin
La causa primera o Dios
«Dios creó el universo
combinando armoniosamente los
elementos yang y yin.Así pues, el
universo se puede comparar a una
majestuosa obra de arte o gran
sinfonía.
La armoniosa interacción entre
elementos yang y yin es algo
indispensable para que exista el
cambio y el desarrollo, y para la
expresión de la belleza.»
Una Introducción al Pensamiento de Sun
Myung Moon, IIUPM, Montevideo, 2005, p.
57.
Comparándolo con la filosofía antigua griega de Pitágoras y
Heráclito acerca de los opuestos, el Pensamiento de Unificación
afirma que:
 La polaridadYang yYin, y masculino y femenino, no implica
una diferencia de valor, a saber, que un polo sea superior o
más excelso y otro inferior o imperfecto.
 Esta dualidad no tiene nada que ver con la contraposición
entre bien y mal, ya sean bienes y males morales o naturales.
 En consonancia con los pitagóricos, la armonía y la unidad
entre estos polos, a la vez opuestos y complementarios, es la
fuente de la multiplicidad, variedad y belleza en la
naturaleza.
 Se rechaza, pues, que entre los contrarios exista una relación
polémica, conflictiva o contradictoria como sugirió Heráclito,
y defendió la dialéctica hegeliana y marxista posterior.
La interacción armoniosa entre elementos Yang y Yin es un factor indispensable en la
variedad y el desarrollo, así como en la expresión de la belleza en la naturaleza
«En el Pensamiento de Unificación, yang y yin son
considerados como atributos del sungsang [mente, espíritu] y
del hyungsang [cuerpo, materia]. En el mundo de la creación,
sungsang y hyungsang son los constituyentes esenciales de
las sustancias individuales, mientras que yang y yin son
solamente los atributos de dichos constituyentes esenciales.
Al contrario de esta visión, en la FilosofíaOriental, yang y
yin son considerados unas veces como sustancias y otras
veces como atributos, sin llegar a establecer una clara
distinción entre estos dos casos. Por ejemplo, el sol (una
sustancia) es considerado yang, y a su vez la brillantez del sol
(un atributo) es asimismo designada como yang. El fuego
(una sustancia) es calificado de yang, y lo mismo su calor (un
atributo).»
Una Introducción al Pensamiento de Sun Myung Moon, IIUPM, Montevideo,
2005, p. 31.
Los componentes primarios de todas las
entidades individuales del universo son sus
aspectos mentales y materiales, siendo las
facetas masculinas y femeninas (yang/yin)
cualidades secundarias que caracterizan e
individualizan el cuerpo y la mente de los
individuos, creándose así una inmensa
variedad de seres y cosas de la naturaleza.
Esta es la diferencia fundamental entre
el Pensamiento de Unificación y la filosofía
tradicional china, ya que esta última
considera queYin–Yang es la dualidad
esencial del universo, hablando delYin y
delYang unas veces como sustancias
individuales y otras como atributos, como
se explica en esta cita:
Las características masculinas y femeninas, y Yang y Yin, son cualidades secundarias de los
aspectos mentales y los aspectos materiales, que son los componentes primarios o esenciales
de todas las sustancias individuales en el universo
La filosofía occidental, por lo general, ha girado en
torno a los conceptos de eidos y hyle (espíritu/materia,
mente/cuerpo), mientras que la filosofía oriental se ha
enfocado principalmente en la dualidad deYin yYang.
Aunque en esta última también se encuentran los
conceptos del Li y Qi, que equivalen a espíritu y materia,
no se han analizado como en las corrientes idealista y
materialista de la filosofía occidental.
El Pensamiento de Unificación puede armonizar
ambas filosofía y culturas mediante los conceptos de
sungsang y hyungsang (eidos/hyle, mente/cuerpo),
como aspectos primarios y esenciales de las sustancias
individuales, y la polaridadYang yYin
(masculino/femenino), como cualidades y atributos
secundarios de los aspectos mentales y los aspectos
materiales de todos los seres y cosas del universo, como
queda expresado en el siguiente gráfico.
El Pensamiento de Unificación armoniza la filosofía occidental con
la filosofía oriental
Sungsang
eidos, espíritu, mente
hyle, materia, cuerpo
Hyungsang
Yang
Masculino
Yin
Femenino
Principio de la presencia conjunta y generalizada en el
universo de parejas de seres o partes complementarias con
características masculinas y femeninas, yYang yYin, cuya
interacción armoniosa y unión genera la variedad, el cambio, la
multiplicación y la belleza en la naturaleza. Estos aspectos
masculinos y femeninos, yYang yYin, son facetas opuestas pero
complementarias, que provienen de un origen común, la primera
causa o Dios, que contiene de una forma unida y armonizada la
esencia de ambas características duales.
PRINCIPIO DE LA ARMONÍA, UNIDADY ORIGEN COMÚN DE LO
MASCULINOY FEMENINO,YYANGYYIN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Motor inmóvil de aristóteles
Motor inmóvil de aristótelesMotor inmóvil de aristóteles
Motor inmóvil de aristóteles
javisoto86
 
Principales doctrinas filosóficas de aristóteles
Principales doctrinas filosóficas de aristótelesPrincipales doctrinas filosóficas de aristóteles
Principales doctrinas filosóficas de aristóteles
erick
 
Aristóteles comentarios textos resumenes
Aristóteles comentarios textos resumenesAristóteles comentarios textos resumenes
Aristóteles comentarios textos resumenes
Designers Logroño
 

La actualidad más candente (16)

Informacion metafisica y dialectica
Informacion metafisica y dialecticaInformacion metafisica y dialectica
Informacion metafisica y dialectica
 
Ontologias
OntologiasOntologias
Ontologias
 
Ontologias
OntologiasOntologias
Ontologias
 
Aristóteles
AristótelesAristóteles
Aristóteles
 
Metafisica
MetafisicaMetafisica
Metafisica
 
Motor inmóvil de aristóteles
Motor inmóvil de aristótelesMotor inmóvil de aristóteles
Motor inmóvil de aristóteles
 
Metafisica1
Metafisica1Metafisica1
Metafisica1
 
Principales doctrinas filosóficas de aristóteles
Principales doctrinas filosóficas de aristótelesPrincipales doctrinas filosóficas de aristóteles
Principales doctrinas filosóficas de aristóteles
 
Unidad 6
Unidad 6Unidad 6
Unidad 6
 
Metafísica
MetafísicaMetafísica
Metafísica
 
Categorías-Filosofía
Categorías-FilosofíaCategorías-Filosofía
Categorías-Filosofía
 
Aristóteles comentarios textos resumenes
Aristóteles comentarios textos resumenesAristóteles comentarios textos resumenes
Aristóteles comentarios textos resumenes
 
Aristoteles (Metafisica)
Aristoteles (Metafisica)Aristoteles (Metafisica)
Aristoteles (Metafisica)
 
Actividades de recuperacion
Actividades de recuperacionActividades de recuperacion
Actividades de recuperacion
 
Aristoteles apuntes información LA TEORÍA HILEMÓRFICA filosofía filósofo
Aristoteles apuntes información LA TEORÍA HILEMÓRFICA filosofía filósofoAristoteles apuntes información LA TEORÍA HILEMÓRFICA filosofía filósofo
Aristoteles apuntes información LA TEORÍA HILEMÓRFICA filosofía filósofo
 
Glosario naturaleza y cultura
Glosario naturaleza y culturaGlosario naturaleza y cultura
Glosario naturaleza y cultura
 

Similar a La búsqueda del origen libro 1 cap 1

La variedad como fruto de la asociación de los elementos pluralistas
La variedad como fruto de la asociación de los elementos   pluralistasLa variedad como fruto de la asociación de los elementos   pluralistas
La variedad como fruto de la asociación de los elementos pluralistas
Félix Sánchez Paredes
 
El problema de la filosofía
El problema de la filosofíaEl problema de la filosofía
El problema de la filosofía
LOCUER21
 
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptxCONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
Yendybonilla
 
Ontologia griega 0.2
Ontologia griega 0.2Ontologia griega 0.2
Ontologia griega 0.2
chopinchan
 
Hacia un universo con más de un elemento
Hacia un universo con más de un elementoHacia un universo con más de un elemento
Hacia un universo con más de un elemento
Félix Sánchez Paredes
 
Clase 3 el comienzo de la filosofia
Clase 3 el comienzo de la filosofiaClase 3 el comienzo de la filosofia
Clase 3 el comienzo de la filosofia
terequiroz
 
Ontologia y metafisica
Ontologia y metafisicaOntologia y metafisica
Ontologia y metafisica
hecuba73
 

Similar a La búsqueda del origen libro 1 cap 1 (20)

Filosofia
FilosofiaFilosofia
Filosofia
 
Idealismo vs. materialismo
Idealismo vs. materialismoIdealismo vs. materialismo
Idealismo vs. materialismo
 
La variedad como fruto de la asociación de los elementos pluralistas
La variedad como fruto de la asociación de los elementos   pluralistasLa variedad como fruto de la asociación de los elementos   pluralistas
La variedad como fruto de la asociación de los elementos pluralistas
 
El problema de la filosofía
El problema de la filosofíaEl problema de la filosofía
El problema de la filosofía
 
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptxCONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
CONCEPTOS Y APORTES DE LA FILOSOFIA CLASICA GRIEGA....pptx
 
Ontologia griega 0.2
Ontologia griega 0.2Ontologia griega 0.2
Ontologia griega 0.2
 
Edad Antigua
Edad AntiguaEdad Antigua
Edad Antigua
 
Hacia un universo con más de un elemento
Hacia un universo con más de un elementoHacia un universo con más de un elemento
Hacia un universo con más de un elemento
 
Clase 3 el comienzo de la filosofia
Clase 3 el comienzo de la filosofiaClase 3 el comienzo de la filosofia
Clase 3 el comienzo de la filosofia
 
Filosofia, ontologia
Filosofia, ontologiaFilosofia, ontologia
Filosofia, ontologia
 
Filosofia, ontologia
Filosofia, ontologiaFilosofia, ontologia
Filosofia, ontologia
 
Ontología griega
Ontología griegaOntología griega
Ontología griega
 
Introducción a la filosofía 2. j. aldama
Introducción a la filosofía 2. j. aldamaIntroducción a la filosofía 2. j. aldama
Introducción a la filosofía 2. j. aldama
 
Filosofía antigua
Filosofía antiguaFilosofía antigua
Filosofía antigua
 
Ontologia
OntologiaOntologia
Ontologia
 
Ontologia y metafisica
Ontologia y metafisicaOntologia y metafisica
Ontologia y metafisica
 
Ontologia y metafisica
Ontologia y metafisicaOntologia y metafisica
Ontologia y metafisica
 
Presocraticos
PresocraticosPresocraticos
Presocraticos
 
Ontologias
OntologiasOntologias
Ontologias
 
Ontologias
OntologiasOntologias
Ontologias
 

Más de Miguel Cano

Más de Miguel Cano (20)

Moralidad individual y ética social libro 2 cap 7
Moralidad individual y ética social libro 2 cap 7Moralidad individual y ética social libro 2 cap 7
Moralidad individual y ética social libro 2 cap 7
 
Conciencia libro 2 cap 6
Conciencia libro 2 cap 6Conciencia libro 2 cap 6
Conciencia libro 2 cap 6
 
Naturaleza humana y Mal Moral libro 2 cap 5
Naturaleza humana y Mal Moral libro 2 cap 5Naturaleza humana y Mal Moral libro 2 cap 5
Naturaleza humana y Mal Moral libro 2 cap 5
 
Desarrollo moral libro 2 cap 4
Desarrollo moral libro 2 cap 4Desarrollo moral libro 2 cap 4
Desarrollo moral libro 2 cap 4
 
Leyes naturales y leyes morales libro 2 cap 3
Leyes naturales y leyes morales libro 2 cap 3Leyes naturales y leyes morales libro 2 cap 3
Leyes naturales y leyes morales libro 2 cap 3
 
Bien y Mal libro 2 cap 2
Bien y Mal libro 2 cap 2Bien y Mal libro 2 cap 2
Bien y Mal libro 2 cap 2
 
Deseos, Propositos y Valores libro 2 cap 1
Deseos, Propositos y Valores libro 2 cap 1Deseos, Propositos y Valores libro 2 cap 1
Deseos, Propositos y Valores libro 2 cap 1
 
La búsqueda del sentido libro 1 cap 8
La búsqueda del sentido libro 1 cap 8La búsqueda del sentido libro 1 cap 8
La búsqueda del sentido libro 1 cap 8
 
La Ley Fundamental del Universo: Dar y Recibir libro 1 cap 7
La Ley Fundamental del Universo: Dar y Recibir libro 1 cap 7La Ley Fundamental del Universo: Dar y Recibir libro 1 cap 7
La Ley Fundamental del Universo: Dar y Recibir libro 1 cap 7
 
Individuo y Conjunto libro 1 cap 6
Individuo y Conjunto libro 1 cap 6Individuo y Conjunto libro 1 cap 6
Individuo y Conjunto libro 1 cap 6
 
Azar o logos: Crítica de Darwin libro 1 cap 5
Azar o logos: Crítica de Darwin libro 1 cap 5Azar o logos: Crítica de Darwin libro 1 cap 5
Azar o logos: Crítica de Darwin libro 1 cap 5
 
indeterminismo y determinismo libro 1 cap 4
indeterminismo y determinismo libro 1 cap 4indeterminismo y determinismo libro 1 cap 4
indeterminismo y determinismo libro 1 cap 4
 
Creación y evolución mediante el logos libro 1 cap 3
Creación y evolución mediante el logos libro 1 cap 3Creación y evolución mediante el logos libro 1 cap 3
Creación y evolución mediante el logos libro 1 cap 3
 
Diseño Inteligente libro 1 cap 2
Diseño Inteligente libro 1 cap 2Diseño Inteligente libro 1 cap 2
Diseño Inteligente libro 1 cap 2
 
Individual Morality and Social Ethics book 2 chap 7
Individual Morality and Social Ethics book 2 chap 7Individual Morality and Social Ethics book 2 chap 7
Individual Morality and Social Ethics book 2 chap 7
 
Conscience book 2 chap 6
Conscience book 2 chap 6Conscience book 2 chap 6
Conscience book 2 chap 6
 
Human Nature and Moral Evil book 2 chap 5
Human Nature and Moral Evil book 2 chap 5Human Nature and Moral Evil book 2 chap 5
Human Nature and Moral Evil book 2 chap 5
 
Moral Development: A Review of Kohlberg book 2 chap 4
Moral Development: A Review of Kohlberg book 2 chap 4Moral Development: A Review of Kohlberg book 2 chap 4
Moral Development: A Review of Kohlberg book 2 chap 4
 
Natural Laws and Moral Laws book 2 chap 3
Natural Laws and Moral Laws book 2 chap 3Natural Laws and Moral Laws book 2 chap 3
Natural Laws and Moral Laws book 2 chap 3
 
Good and Evil book 2 chap 2
Good and Evil book 2 chap 2Good and Evil book 2 chap 2
Good and Evil book 2 chap 2
 

Último

Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdfPasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
NELLYKATTY
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
KevinBuenrostro4
 

Último (20)

METODOS DE EXTRACCIÓN E IDENTIFICACIÓN - 2024.pdf
METODOS DE EXTRACCIÓN E IDENTIFICACIÓN - 2024.pdfMETODOS DE EXTRACCIÓN E IDENTIFICACIÓN - 2024.pdf
METODOS DE EXTRACCIÓN E IDENTIFICACIÓN - 2024.pdf
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
 
TERCER GRADO PROGRAMACION ANUAL CCSS 3° - 2024.docx
TERCER GRADO PROGRAMACION ANUAL CCSS 3° - 2024.docxTERCER GRADO PROGRAMACION ANUAL CCSS 3° - 2024.docx
TERCER GRADO PROGRAMACION ANUAL CCSS 3° - 2024.docx
 
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docxPLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definiciones
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
 
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuarioLec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
 
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIALA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
 
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptxPATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
 
Tema 8 Estructura y composición de la Tierra 2024
Tema 8 Estructura y composición de la Tierra 2024Tema 8 Estructura y composición de la Tierra 2024
Tema 8 Estructura y composición de la Tierra 2024
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
 
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
 
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdfPasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
 
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
 
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOSTRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
 

La búsqueda del origen libro 1 cap 1

  • 1. Los Principios de la Naturaleza y sus implicaciones éticas
  • 2. 1. Raíces históricas de las visiones materialistas e idealistas, y monistas y dualistas 2. Espíritu y materia debieron estar presentes en el origen del universo 3. Unidad de lo mental y material 4. Origen común de lo mental y material 5. Armonía y unidad entre parejas de seres complementarios, masculinos y femeninos, y entre polos contrapuestos en todos los seres, cosas y aspectos de la naturaleza CAPÍTULO 1 LA BÚSQUEDA DEL ORIGEN
  • 3. INTRODUCCIÓN Desde los albores de la historia, los seres humanos siempre se han preguntado por el origen de la vida y el universo. Fruto de su admiración por fenómenos naturales tales como los ciclos de las estaciones, la procreación y la muerte, los cambios de la luna, el movimiento del sol y las estrellas, los primeros sabios se preguntaron: ¿Por qué existe este universo? ¿De dónde ha surgido? ¿Por qué existimos nosotros? ¿Qué sentido tiene nuestra existencia? A lo largo de la historia se han consolidado dos respuestas contradictorias entre sí a estas preguntas. Una es la cosmovisión materialista, que afirma que tanto el origen como el universo se componen exclusivamente de materia. Su versión actual más popular es la teoría del Big Bag.Al principio hubo una explosión de materia o energía, y a partir de una primitiva sopa de partículas elementales se formó todo el universo, incluido nosotros mismos. Esta cosmovisión es monista en el sentido que afirma que la materia es única sustancia constitutiva del universo.
  • 4. Contrarias a las teorías materialistas, en la historia del pensamiento han aparecido también múltiples cosmovisiones idealistas o espiritualistas, que sitúan en el origen de universo a Dios, una entidad espiritual, de la cual provienen todas las cosas. Estas cosmovisiones son, en su mayoría, dualistas, en el sentido que afirman que existen dos sustancias constitutivas del universo, el espíritu y la materia, que son de distinta naturaleza. Por ejemplo, la doctrina clásica cristiana sostiene que Dios, que es puro espíritu, creó la materia ex nihilo, o sea, a partir de la nada. Con el fin de buscar una solución que supere estas cosmovisiones contradictorias e indagar acerca del origen del universo, primeramente, vamos a exponer de una manera somera las raíces historias de ambos pares de visiones contrapuestas, materialistas e idealistas, y monistas y dualistas.
  • 5.  Filosofía antigua griega  Filosofía medieval  Filosofía moderna  El mecanicismo materialista  Física cuántica: La materia se ha vuelto indefinible  Sheldrake: El renacimiento de la naturaleza RAÍCES HISTÓRICAS DE LAS VISIONES MATERIALISTAS E IDEALISTAS, Y MONISTAS Y DUALISTAS
  • 6. Pitágoras (dualismo) Los números y las proporciones La materia (puntos extensos) Números Materia Filosofía antigua griega Tales (monismo hilozoísta) Arjé (elemento primordial): El agua “Todo está lleno de dioses” Agua Parménides (monismo estático) El ser (limitado, inmutable y estático) Del no-ser o la nada no puede surgir nada El ser
  • 7. Fueron los antiguos filósofos jónicos los primeros que sostuvieron una visión monista. Buscaron el elemento primordial y originario del cual provienen todas las cosas y al cual se reducen.Tales, por ejemplo, identificó a este elemento primordial, o arjé, con el agua. El monismo de estos primeros filósofos jónicos era hilozoísta (panpsiquista). “Todo está lleno de dioses,” sentencióTales. El dualismo se remonta a la cosmogonía pitagórica. Para Pitágoras los números y las proporciones eran los elementos constitutivos de todas las cosas.Todo se originó a partir del Uno. Pero, para explicar la aparición del Dos o de la Dualidad, los pitagóricos postularon la intervención de un vacío, una especie de no-ser que se interponía y dividía el uno en dos, dando lugar a la multiplicidad de los seres y cosas. De hecho, límitado e ilimitado, impar y par, uno y múltiple, derecha e izquierda, macho y hembra, estático y en movimiento, luz y oscuridad, bien y mal, y demás pares de opuestos pitagóricos tenían un marcado carácter dualista, en un sentido ontológico y también ético. Parménides, que era contrario a este dualismo pitagórico, afirmó que lo único que existe es el ser y que el no-ser es impensable. Postuló que del no-ser o de la nada no puede surgir nada. Atribuyó al ser las cualidades de lo limitado, lo inmutable y lo estático.Así el cambio y el movimiento no existen, son solo apariencias. Tales, Pitágoras y Parménides
  • 8. Demócrito (monismo materialista) Sólo existen átomos y vacío Todas las cosas son agrupaciones al azar de átomos Átomos Materia Heráclito (monismo dinámico) El cambio (Panta rei: todo fluye) y los opuestos (calor, frio, etc.) Logos divino (Fuego creador) Logos (Fuego creador) Los opuestos Filosofía antigua griega
  • 9. Heráclito resaltó el cambio (Panta rei: Todo fluye) y la existencia de los opuestos (calor, frio, luz, oscuridad, etc.). Éstos se transforman unos en otros y están en una relación de tensión y equilibrio. Pero, contrario también al dualismo ontológico de los pitagóricos, afirmó la existencia de un Logos divino, una razón cósmica, que era lo común, lo que mantenía el equilibrio entre los opuestos. Al Logos lo identificó con un elemento primordial, el fuego creador. Este fuego artístico producía todas las cosas, y éstas a su vez se consumían en el fuego. Demócrito, recogiendo la idea pitagórica de que todas las cosas están hechas de puntos — que, según los pitagóricos, eran a la vez puntos geométricos y puntos materiales extensos (piedrecitas)— y la creencia también pitagórica en la existencia de un vacío intermedio, elaboró la teoría atomista, que afirmaba que lo único que existe en el universo son los átomos en movimiento y el vacío. Postuló que todos los seres y cosas eran agrupaciones al azar de átomos, formulando así la primera cosmovisión materialista propiamente dicha. Heráclito y Demócrito
  • 10. Aristóteles (hilemorfismo/dualismo) Todos los seres y cosas se componen de forma (eidos) y materia (hyle). Formas (almas): eternas e increadas Materia (cuerpo): mundo eterno e increado Materia Forma Pura Forma Materia Prima Platón (dualismo) El mundo de las ideas (modelos ideales eternos e increados) El mundo sensible (materia) creado por el Demiurgo tomando como modelo las ideas Ideas Materia Filosofía antigua griega
  • 11. Platón, tomando como ejemplo un disco de cobre, afirmó que la pura forma circular geométrica era la verdadera realidad perfecta y eterna, siendo el disco de cobre material una mera copia imperfecta de aquélla. De esta forma, dividió la realidad en dos mundos; el mundo de las ideas o formas, los prototipos eternos y perfectos, cuya cúspide era la Idea del Bien o Dios; y el mundo material sensible de los seres y cosas que fueron forjadas por el Demiurgo (artesano) tomado como modelos las ideas eternas, defendiendo así una visión dualista del universo. La materia para Platón era como un receptáculo vacío capaz de adquirir cualquier forma. EnTimeo esboza una teoría geométrica de la materia sugiriendo que toda la realidad material estaba constituida por átomos en forma de triángulos, que combinados de diversas formas podían construir todos los tipos de figuras geométricas posibles y todos los seres materiales o sensibles. Platón
  • 12. Aristóteles, considerando que era innecesaria la duplicación de la realidad de su maestro Platón, afirmó que las ideas o formas, los prototipos eternos platónicos, se hallaban dentro de las cosas mismas. Así elaboró su famosa teoría hilemórfica que afirma que todos los seres y cosas se componen de forma (eidos) y materia (hyle). La “forma” (ideas platónicas) era el alma o la esencia que define lo que son las cosas, y la “materia” era el cuerpo o substrato (barro, piedra) que poseía el potencial de adquirir múltiples formas. Las formas o almas inherentes a los seres tenían el poder de mover a los cuerpos hacia su perfección. Aunque especuló con la idea de una materia primordial informe, acabó postulando la eternidad del mundo. Junto con este mundo material eterno, definió el concepto de Dios como pura forma y primer motor inmóvil, cuya función era mover al mundo y atraerlo hacia su fin último. De este modo, estableció un dualismo de sustancias; por un lado, estaba el mundo eterno e increado de compuestos de materia y forma y, por otro lado, las formas puras o almas, que formaban una jerarquía cuya cúspide era Dios, la suprema forma o pensamiento de pensamientos. Aristóteles
  • 13. Filosofía antigua griega Plotino (monismo espiritualista) Teoría de la emanación Uno Inteligencia Almas Materia Materia Almas Inteligencia Uno Estoicos (monismo neutro) Logos: Razón Universal Pneuma (principio activo, materia sutil) Materia (principio pasivo, materia gruesa) Pneuma Materia Logos
  • 14. Los estoicos, combinando el Logos-fuego divino de Heráclito con el concepto de forma y materia de Aristóteles, enseñaban que todo se compone de un principio activo o pneuma —que era como el alma o el logos— y un principio pasivo o materia. El pneuma era una materia más sutil que penetraba la materia ordinaria y la mantenía unida. Ya que este logos-pneuma podía transformarse en materia y ésta a su vez en pneuma, su visión era monista. Además, aparte de creer en un Logos universal, divino y providente, afirmaban que cada cosa tenía su propio logos, que era como su razón, plan o diseño. Así que el origen de las cosas se explicaba a partir de estos logos seminales que las producían. Plotino trató de sistematizar el platonismo afirmando que Dios, o el Uno, un ser completamente homogéneo y por encima de toda dualidad, era el principio y causa primera de todo lo que existe. De igual forma como el calor y la luz provienen del sol por irradiación natural, así todas las cosas emanan de Dios necesariamente debido a su exceso de potencia. Tras la inteligencia (mundo de las ideas platónicas), el alma del mundo y las almas particulares, la materia era la procesión más degradada y alejada del Uno, casi en las fronteras del no-ser, manteniendo así una visión espiritualista y monista a la vez. Estoicos y Plotino
  • 15. San Agustín (dualismo) El mundo de las ideas platónico = en la Mente de Dios Creación de la materia a partir de la nada (ex nihilo) Dios (Modelos ideales) Espíritus Almas Materia Cuerpos Ibn Gabirol Las tres raíces: • Dios • La forma universal (Espíritu) • La materia universal (Materia primigenia) Dios Forma universal Materia universal Filosofía medieval
  • 16. San Agustín colocó el mundo de las ideas platónicas en la mente de Dios, definiéndolas como los modelos ideales de las cosas que Dios creó más tarde por un acto voluntario de amor.Asumió el dualismo de Aristóteles, sosteniendo que Dios es puro espíritu. Primero, Dios creó a partir de la nada una materia primordial.Y, luego, le dio forma plantando en la materia los logos seminales (prototipos o modelos ideales) de cada creación. SantoTomás y los principales filósofos árabes y judíos medievales asumieron esta doctrina de la creación a partir de la nada y el dualismo que ella implica. San Agustín y Ibn Gabirol Ibn Gabirol en su libro La fuente de la vida elaboró los conceptos de forma universal y materia universal. Como el efecto debe ser semejante a la causa que lo origina —sostenía nuestro autor—, todos los tipos de materias deben provenir de una materia universal primordial, y todos los tipos de formas deben tener su origen en una forma universal originaria. Así pues, para Ibn Gabirol todo lo que existe se puede reducir a tres raíces; a saber, Dios, la materia universal y la forma universal. Mantuvo el concepto tradicional de la creación a partir de la nada como un acto de voluntad divina, pero elevó la materia, a diferencia de Plotino, a una posición muy cercana a Dios, dándole la dignidad de co- causa o co-origen de todas las cosas.
  • 17. Descartes (dualismo) Las tres sustancias: • Dios (lo infinito) • Alma/Mente/Espíritu (res cogitans: cosa pensante) • Mundo/Materia (res extensa: cosa extensa) Universo-reloj Dios Alma Espíritu Mundo Materia Relojero Sólo el hombre tiene alma (piensa) Filosofía moderna
  • 18. Descartes, acentuando el dualismo aristotélico y cristiano, elaboró su famosa teoría dualista de la separación del alma o espíritu de la materia, como dos sustancias completamente distintas que no tiene nada en común. Así pues, según Descartes existen tres sustancias: Dios o la sustancia infinita; el alma o espíritu humano (res cogitans: la cosa pensante); y el mundo o materia (res extensa: la cosa extensa). En el mundo material tanto minerales como plantas y animales son máquinas o autómatas, siendo la presión y los choques las únicas fuerzas que actúan en ellos. El hombre es el único que piensa (alma), aunque su cuerpo es una máquina como el resto de seres y cosas del mundo. Descartes Dios creó el mundo como un gran reloj que funciona de acuerdo a unas leyes eternas. Luego, lo puso en marcha proporcionándole el primer impulso.Y a partir de entonces siguió funcionando sólo a base de presiones y choques, a semejanza de los mecanismos y relojes que se fabricaban en la época de Descartes.
  • 19. Materialismo mecanicista Sólo existe la materia, los mecanismos y las leyes El mundo-máquina es eterno e increado Dios no es necesario (se prescinde del relojero) (monismo materialista) Dios Alma Espíritu Materia Universo-reloj Universo-reloj sin relojero El espíritu es el fantasma dentro de la máquina Materialismo mecanicista
  • 20. Para los primeros filósofos y científicos materialistas fue muy fácil eliminar este dualismo sustancial cartesiano, simplemente suponiendo que tanto las leyes como el reloj eran eternos, como pensaba Aristóteles. Prescindieron así de los servicios del relojero, y afirmaron también que el hombre era una maquina como los demás animales y seres vivos, relegando al imaginario espíritu humano a la categoría de fantasma dentro de la máquina. Este materialismo mecanicista ha sido una creencia ontológica muy influyente entre los científicos, al menos hasta finales del Siglo XIX, y hasta hoy día entre los biólogos, para los cuales todos los seres vivos, incluidos nosotros, somos simplemente mecanismos sofisticados frutos de las mutaciones al azar del ADN y de la selección natural. Básicamente esta creencia ontológica es un monismo materialista muy semejante a la antigua visión atomista de Demócrito. Todos los seres y cosas son agrupaciones de moléculas, átomos y partículas que únicamente se diferencian en el grado de complejidad del compuesto, que se reducen en último término a aquéllas y que se rigen por las mismas leyes de la física y la química. Materialismo mecanicista
  • 21. Física cuántica: La materia se ha vuelto indefinible Sin embargo, con la llegada de la física cuántica a principios del Siglo XX, la materia se ha vuelto indefinible. Como dijo Popper, «el materialismo se ha superado a sí mismo.» «Sabemos hoy que la exploración del mundo exterior con los métodos de la ciencia física no nos conduce a una realidad concreta, sino a un mundo de sombras y símbolos, por debajo de los cuales esos métodos son incapaces de penetrar. Si se les pregunta hoy a los físicos qué han decidido finalmente que son los átomos o los electrones, no nos responderán hablándonos de bolas de billar ni de turbinas, ni de ninguna otra cosa concreta; nos remitirán más bien a una serie de símbolos y ecuaciones matemáticas que reflejan su comportamiento de modo satisfactorio.» Sir Arthur Eddington, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber, Kairós, Barcelona, 1987, p. 225. Sir Arthur Eddington Los modelos planetarios y deterministas de la estructura del átomo tuvieron que abandonarse. Ahora, las partículas aparecen a veces como ondas de un campo cuántico de una naturaleza física desconocida y, otras veces, como corpúsculos o paquetes de energía. Arthur Eddington explica la nueva situación de esta manera: K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona, 1993, p. 9.
  • 22. «Las leyes matemáticas formuladas de la teoría cuántica muestran claramente que nuestros conceptos intuitivos ordinarios no pueden ser aplicados sin ambigüedad a las partículas elementales. Todas las palabras o conceptos que usamos para describir los objetos físicos ordinarios, tales como posición, velocidad, color, tamaño, etc., resultan indefinidos y problemáticos cuando tratamos de aplicárselo a las partículas elementales... es importante darse cuenta de que, mientras que el comportamiento de las partículas elementales no puede ser descrito sin ambigüedad en el lenguaje ordinario, el lenguaje matemático, en cambio, se presta muy adecuadamente para dar cuenta de lo que sucede, de un modo muy preciso.» Werner Heisenberg, Cuestiones Cuánticas, ed. K.Wilber, Kairós, Barcelona, 1987, p. 85. Física cuántica: La materia se ha vuelto indefinible Heisenberg, famoso por formular el principio de la incertidumbre que acabó con el determinismo materialista en la física, nos explica que el lenguaje matemático es el único capaz de dar cuenta de las partículas elementales.
  • 23. El renacimiento de la naturaleza Los campos de fuerzas, que en el Siglo XIX se suponía que estaban hechos de una materia sutil o éter, cumplen ahora funciones similares a las antiguas almas aristotélicas o los principios activos alquimistas, en el sentido de que su tarea es organizar las partículas y mantener su cohesión a través de una interacción o intercambio de fotones o energía. Además, parece que estos campos controlan a las partículas mediante complicadas ecuaciones matemáticas. Desde las últimas décadas del Siglo XX parece que las ciencias están volviendo al Renacimiento. Están resurgiendo los antiguos principios vitales, almas y fuerzas ocultas que fueron exorcizados por los mecanicistas, pero con nombres distintos. Ahora se habla de un universo evolutivo y creador que tiene la capacidad de autoorganizarse, de unas propiedades autorreguladoras y sistémicas, de unos principios organizativos de un nivel superior al nivel físico, de unas leyes holísticas emergentes, de nuevos tipos de causación no local y descendentes, de unos campos morfogénicos, y de una evolución creadora y organicista.
  • 24. «Ahora se vuelve a considerar que la naturaleza se autoorganiza. En vez del alma del universo y de los otros tipos de alma que contenía, la base de esta autoorganización se atribuye ahora al campo gravitatorio universal y a los demás tipos de campos que éste contiene. El indeterminismo, la espontaneidad y la creatividad han resurgido en el mundo natural. Los propósitos o fines inmanentes ahora se modelan como atractores.Y debajo de todo, semejante a un submundo cósmico, está el reino inescrutable de la materia oscura. Estos desarrollos han reintroducido muchos de los rasgos de la naturaleza animada negada en la revolución mecanicista; han comenzado a reanimar la naturaleza.» Rupert Sheldrake, El renacimiento de la naturaleza, Paidós, Barcelona, 1994, p. 107. Sheldrake: El renacimiento de la naturaleza Rupert Sheldrake, biólogo inglés, se expresa en estos términos en su libro El renacimiento de la naturaleza.
  • 25. El derrumbe de la certeza en el conocimiento científico Con el derrumbe del neopositivismo, la pretensión de que sólo el conocimiento científico es el único conocimiento cierto se ha venido abajo. Todas las teorías científicas están teñidas de supuestos ontológicos, creencias, valores e incluso prejuicios y dogmas. Además, no se pueden verificar ni con los experimentos ni con los hechos, pues la manera cómo se hacen los experimentos o la forma cómo se observan los hechos también está impregnada de valores o creencias. Esto, unido a la proliferación actual de teorías científicas contradictorias entre sí, es lo que ha causado la crisis de la verdad y la racionalidad, que tenían su último reducto en la ciencia. Lo positivo de esta situación es que hoy día existe una mayor libertad de pensamiento y creatividad investigadora. En la Ilustración se luchó por liberarse de los dogmas de la Iglesia. Ahora puede que se necesite luchar contra algunos de los ya viejos prejuicios y dogmas de la llamada ciencia moderna. La Ilustración fue el triunfo de una racionalidad reductora cargada con un fuerte prejuicio contra la cosmovisión religiosa medieval y la proliferación de fuerzas ocultas, magia, platonismo y misticismo del Renacimiento. Parece que el péndulo bate ahora hacia el lado opuesto. Esperemos que se pueda encontrar un punto de equilibrio.
  • 26.  Espinosa: Unidad de pensamiento y materia  Giorgiano Bruno: Primera raíz espiritual y material  “Ley de la semejanza entre la causa y el efecto”  La causa primera o Dios también debe contener aspectos mentales (sungsang) y materiales o energéticos (hyungsang)  Dos nuevos conceptos filosóficos: Sungsang y Hyungsang  El Pensamiento de Unificación ESPÍRITU Y MATERIA DEBIERON ESTAR PRESENTES EN EL ORIGEN DEL UNIVERSO
  • 27. Espinosa corrigió a Descartes afirmando que Dios es la única sustancia que existe (monismo), porque es la causa de todo y la única sustancia que no necesita de otra para existir. Según Espinosa, el pensamiento (espíritu) y la materia no son dos sustancias aparte, sino que son meramente atributos de esa única sustancia. Es decir, el origen, la primera causa de todo, es a la vez pensamiento y materia. «El pensamiento es un atributo de Dios, o, dicho de otro modo, Dios es cosa pensante... La extensión es un atributo de Dios, o, dicho de otro modo, Dios es cosa extensa.» Espinosa, Ética, Aguilar, Madrid, 1978, pp. 87-88. Espinosa: Unidad de pensamiento y materia
  • 28. «Teo.—Así, pues, el universo comportará un primer principio que se entenderá indistintamente material y formal… De ahí que no sea difícil ni pesado aceptar que el todo, según la substancia, es uno, tal como lo entendió Parménides, innoblemente tratado por Aristóteles. Dicsono.—Así que, aun cuando descendiendo por esta escala de la naturaleza se dé una substancia doble, espiritual y material, pretendéis, sin embargo, que la una y la otra se reducen a un [mismo] ser y a una [misma] raíz.» G. Bruno, «Sobre la causa, principio y unidad», en Magia, mundo, memoria, I. Gómez de Liaño, Biblioteca Nueva, Madrid, 1988, pp. 108-109. Antes de Espinosa, Giorgiano Bruno había atribuido la materialidad a Dios argumentando —en contra del dualismo de Aristóteles— que el principio de todas las cosas, no sólo era la causa formal del universo, sino que debía ser también su causa material. Este primer principio era la fuente de todas las formas (almas) y todas las materias en la creación. Bruno: Primera raíz espiritual y material
  • 29. “Ley de la semejanza entre la causa y el efecto” El razonamiento es sencillo, si Dios es el principio de todo, la materia también debería tener su origen en Dios. Este razonamiento se basa en un axioma muy antiguo expresado de múltiples formas que se puede llamar “ley de la semejanza entre la causa y el efecto,” o entre el creador y su obra. Es decir, en el efecto no puede aparecer algo que no esté en la causa. No es lógico decir que Dios creó la materia a partir de la nada. Pero, es igualmente absurdo afirmar que en el origen solamente había materia y luego la mente surgió por arte de magia. Por ello, lo más lógico es pensar que el espíritu y la materia debieron estar presentes en la primera causa u origen del universo.
  • 30. En el efecto no puede aparecer algo que no esté en la causa “Ley de la semejanza entre la causa y el efecto” Materia Espíritu Espíritu Materia Idealismo: Creación de la materia de la nada Materialismo: Emergencia milagrosa del espíritu Materia Espíritu Materia Dios (Espíritu) Espíritu Materia
  • 31. «La naturaleza absoluta de Dios puede ser considerada como una mente energética, o, a la inversa, como una energía mental. La energía y la mente no existen como dos entidades distintas, se componen esencialmente de la misma sustancia. Durante el proceso de la creación, la naturaleza absoluta de Dios se desdobló como sungsang, la mente de Dios, y hyungsang, el cuerpo [energía] de Dios.» Sung Hun Lee, New Essentials of Unification Thought, UTI, Korea, 2006, pp. 9-10. Esto es precisamente lo que defiende el Pensamiento de Unificación. Su argumentación es sencilla; si en todos los seres y cosas del universo existen aspectos mentales (sungsang) y materiales (hyungsang), y dado que el efecto refleja la naturaleza de su causa —como la obra refleja a su creador—, la causa primera o Dios también debe contener aspectos mentales (sungsang) y materiales o energéticos (hyungsang), y ser el origen de ambos aspectos. La causa primera o Dios también debe contener aspectos mentales (sungsang) y materiales o energéticos (hyungsang)
  • 32. El Pensamiento de Unificación introduce dos conceptos filosóficos nuevos, sungsang (carácter interno) y hyungsang (forma externa). En realidad, no existe una traducción en los idiomas occidentales que sea fiel a su significado original. Básicamente, son dos conceptos similares a los de forma (eidos) y materia (hyle) aristotélicos, y a la clásica dualidad de espíritu (mente) y materia (cuerpo), pero con dos significativas diferencias: 1) No son esencialmente heterogéneos, sino que ambos contienen elementos mentales y energéticos en común. 2) No se les atribuye un origen distinto, sino que son dos aspectos inseparables de todos los seres y cosas, tienen un origen común y en el fondo son de una misma naturaleza homogénea. Sungsang Hyungsang Forma (eidos) Materia (hyle) Espíritu (mente) Materia (cuerpo) ≈ ≈ ≈ ≈ Dos nuevos conceptos filosóficos: Sungsang y Hyungsang
  • 33. Sungsang (espíritu) Origen común «Aunque el sungsang primariamente consta de elementos mentales, posee también elementos energéticos. No obstante, los elementos mentales predominan sobre elementos energéticos. De forma similar, el hyungsang consiste básicamente de energía, pero contiene una parte de elementos mentales, aunque los elementos energéticos predominen sobre ellos. Por tanto, vemos que sungsang y hyungsang no son esencialmente heterogéneos, en los dos hay elementos energéticos y elementos mentales. (…) En el Ser Original [Dios], sungsang y hyungsang están unidos. Son originariamente una unidad y el mismo atributo absoluto, del que derivan diferenciados, sungsang y hyungsang. Cuando este atributo absoluto se manifiesta en el mundo a través de la creación, se convierte en dos elementos heterogéneos. Esto es análogo al dibujo de dos líneas rectas que se separan en dos direcciones diferentes, partiendo de un mismo punto. Una de esas líneas, en este caso, se corresponde a sungsang (espíritu), y la otra a hyungsang (materia).» Sung Hun Lee, New Essentials of Unification Thought, UTI, Korea, 2006, p. 10. Hyungsang (materia)
  • 34. El Pensamiento de Unificación armoniza las visiones monistas y dualistas, y supera el materialismo y el idealismo De esta forma, el Pensamiento de Unificación armoniza las visiones monistas y dualistas, afirmando que sungsang (espíritu) y hyungsang (materia), que en universo se manifiestan de forma dual como dos sustancias separadas heterogéneas (dualismo), en el origen están unidas formando una única sustancia homogénea (monismo). Además, superan el materialismo y el idealismo mostrando que el universo no proviene sólo de la materia o del espíritu, sino de una única sustancia en la que lo material y espiritual están completamente unidos.
  • 35.  Procesos mentales en los seres humanos  Procesos mentales en el resto de los seres vivos  Autonomía y creatividad en los organismos vivos  Procesos mentales en átomos y partículas  “Mente y materia se funden en una sola cosa” UNIDAD DE LO MENTAL Y MATERIAL  La estructura estratificada de todos los seres y cosas  Distribución escalonada de autonomía y creatividad (procesos mentales) en los diferentes niveles de seres y cosas  Principio de la unidad de lo mental y material
  • 36. UNIDAD DE LO MENTAL Y MATERIAL Este es un primer supuesto básico que se deriva de la cosmovisión del Pensamiento de Unificación con el que, en línea con la tradición filosófica de Ibn Gabirol, Giorgiano Bruno y Espinosa, entre otros, se intenta superar el monismo y el dualismo. Para demostrar su validez vamos a analizar más en detalle la mente, o procesos mentales, y la materia, o procesos materiales, tal como se manifiestan en la naturaleza. Por conveniencia, y para poder definir mejor dichos procesos mentales y materiales, empezaremos con los seres humanos y luego iremos bajando hasta las partículas elementales. Aspecto mental Procesos Mentales Aspecto Material Procesos Materiales
  • 37. Autoconciencia e identidad personal única Parte funcional de la mente (elaborar ideas, manejar datos, procesar información) Intelecto (verdad: filosofía, ciencia) Emoción (belleza: arte) yVoluntad (bondad: moral, religión) Datos, representaciones, conceptos, ideas, imágenes, símbolos, palabras, proposiciones, números, fórmulas matemáticas. Parte objetiva de la mente (información) Percepción (sensibilidad) Entendimiento (juicio) Razón (inferencias) Sensibilidad estética y moral Juicio (valoración de emociones y conductas) Reflexión (intuición) creatividad artística y principios morales Procesos mentales en los seres humanos Rasgos característicos de los procesos mentales humanos: Lenguaje, escritura y aprendizaje mediante símbolos Intencionalidad y mecanismos Autonomía (libertad) y creatividad Soporte material o energético
  • 38. Procesos mentales en los seres humanos En los procesos mentales se pueden distinguir dos partes. Una parte funcional y operativa —que utilizando el lenguaje informático se podría denominar el software que procesan la información— y otra parte objetiva compuesta de información, datos y objetos mentales. Estos datos y objetos mentales se componen de representaciones, conceptos, ideas, imágenes, iconos, símbolos, palabras, proposiciones, números, fórmulas matemáticas, teorías, principios o leyes, que es la información manipulada y procesada por la parte funcional de la mente. En el ser humano es donde se hace más evidente el aspecto mental, pues, al mismo tiempo que es una agrupación compleja de átomos y moléculas y un organismo vivo compuesto de células en donde tienen lugar una serie de procesos bioquímicos, muestra claramente una actividad mental, que por sentido común se reconoce por múltiples fenómenos tales como recordar, reflexionar, meditar, planear, opinar, comprender, interpretar, razonar, conjeturar, especular, imaginar, tener expectativas, anhelar, desear, elegir, decidir, querer, sentir emociones, etc. De todos estos aspectos mentales, los seres humanos destacan sobre el resto de las criaturas por poseer una autoconciencia y una identidad personal única.
  • 39. La parte funcional y operativa de la mente se puede dividir en tres funciones o facultades principales, a saber, intelecto, emoción y voluntad. El intelecto nos impulsa a preguntar, indagar y buscar el conocimiento o la verdad. La emoción es la capacidad de experimentar toda una gama de sentimientos y emociones, y nos impulsa a buscar la belleza y a experimentar alegría y felicidad en todo tipo de relaciones, en especial, en las relaciones de amor entre seres humanos. La voluntad es la capacidad de tomar decisiones, elegir, querer hacer algo y determinarse a hacerlo, y nos impulsa a hacer lo correcto o el bien, y también a hacer lo más eficaz, útil o conveniente. La parte funcional y operativa de la mente Mente Intelecto Emoción Voluntad
  • 40. La tercera etapa es el estadio de la razón (inferencias), con la que se hacen inferencias a partir de casos particulares tratando de descubrir las leyes y principios generales. En esta etapa también se aventuran hipótesis y se elaboran teorías y creencias. Los procesos emocionales y volitivos también siguen tres etapas similares. Siempre hay una primera etapa de sensibilidad o recepción de emociones o estímulos. Luego hay una segunda etapa de juicio o valoración de emociones y conductas, como son los juicios estéticos y morales. Y al final hay una etapa más reflexiva e intuitiva, que es el estadio en el que se produce la creatividad artística y la reflexión profunda sobre principios morales universales. Tres etapas en los aspectos intelectuales, emocionales y volitivos El proceso intelectual de adquirir conocimiento se puede dividir a su vez en tres etapas, siguiendo el esquema y la terminología kantiana. Primero ocurre la percepción (sensibilidad), que es un proceso de recepción, reconocimiento y elaboración de toda la información que viene a través de los sentidos y que se codifica en forma de representaciones mentales, conceptos y datos que, luego, se almacenan en la memoria. Después viene la etapa del entendimiento (juicio), en la que se juzgan, valoran o comparan los nuevos conocimientos con los adquiridos previamente. También, se relacionan y asocian distintos conceptos buscando correlaciones y causas, y se trata de comprender como funcionan las cosas.
  • 41. Además de este carácter intencional, los procesos mentales también poseen un aspecto mecánico. Muchas de las operaciones mentales son mecánicas y repetitivas, siguiendo leyes, reglas y pautas definidas. La mayor parte de los procesos de recogida, codificación y manipulación de información, que ocurren en la etapa de percepción y entendimiento tienen este carácter mecánico. Sin embargo, la etapa de la razón es más intencional e intuitiva. El carácter a la vez intencional y mecánico de los procesos mentales son dos aspectos inseparables y complementarios. Todo mecanismo, ley o regularidad, implica diseño e intención. Y toda intención implica medios, instrumentos o mecanismos para alcanzar la meta hacia la cual se apunta. Los componentes intencionales y mecánicos de los procesos mentales Los procesos mentales, aunque aparecen como un continuo flujo de emociones y pensamientos, poseen un fuerte componente intencional. Los deseos nos impulsan a perseguir valores, bienes, metas y fines. El intelecto, la emoción y la voluntad nos impulsan a perseguir los valores de verdad, belleza y bondad. Todas las actividades culturales humanas se corresponden con estos tres valores. Las actividades científicas, filosóficas y académicas están guiadas por la búsqueda, adquisición y distribución de conocimientos y verdad. Las actividades artísticas están guiadas por la búsqueda de la belleza y el goce estético. Y las actividades religiosas, éticas y políticas están guiadas por la búsqueda de la bondad o justicia.
  • 42. Soporte material o energético de los procesos mentales Además, todos los procesos mentales requieren algún soporte material o energético. Es fácil ver como las ideas, planes y proyectos se codifican en el lenguaje y la escritura, y así adquieren un soporte material en forma de libros, instrumentos u objetos de arte. Asimismo, una emoción, un pensamiento, un deseo no es algo totalmente inmaterial, sino que posee un componente de fuerza o energético. De hecho, los sentimientos o el amor poseen muchas propiedades semejantes a la de los campos de fuerzas electromagnéticos. Atracción y repulsión, inducción, acción a distancia. Además, ideas, creencias y deseos ejercen un efecto causal innegable en la conducta. Hay una interacción casual que va de lo mental a lo físico y de lo físico a lo mental. Si lo mental fuera completamente inmaterial y lo material careciera de algún aspecto mental esta interacción sería imposible.
  • 43. Cierto grado de consciencia y memoria (sin autoconciencia ni identidad personal única) Parte funcional de la mente (manejar representaciones, procesar información) Cierto grado de Intelecto Cierto grado de emoción y voluntad Representaciones icónicas, imágenes, señales, emociones básicas Parte objetiva de la mente (información) Cierto grado de percepción Cierto grado de entendimiento Instintos innatos (sin razón) Sensibilidad emociones y conductas Cierta valoración de emociones y conductas Emociones y conductas instintivas (sin reflexión) Procesos mentales en el resto de los seres vivos Rasgos característicos de todos los seres vivos: Intencionalidad y mecanismos Autonomía y creatividad Procesamiento de información
  • 44. Comenzando con los seres vivos superiores, cuando se observa la conducta claramente intencional de los animales, no hay más remedio que suponer que también poseen una mente. Deben tener procesos mentales y un cierto grado de consciencia, aunque no lleguen al grado de autoconsciencia o capacidad de autorreflexión de la mente humana. Por su conducta se puede deducir que poseen también un cierto grado de inteligencia, emoción y voluntad. En el ámbito emocional y volitivo se pueden observar casos de conductas afectivas, altruistas y cooperativas casi humanas. Procesos mentales en el resto de los seres vivos En el aspecto intelectual la diferencia podría ser que sus procesos mentales se limiten a la percepción, elaboración y almacenamientos de representaciones mentales simples, y a un cierto grado de entendimiento o capacidad de juicio para comparar, asociar y relacionar diferentes representaciones mentales entre sí. Pero es evidente que los animales carecen de razón, entendida como la capacidad de conceptualizar, articular un lenguaje, elaborar un discurso e inferir leyes y principios universales, que es, en realidad, la fuente de la inventiva y creatividad humana.
  • 45. Esta falta de razón la suplen con unos instintos para nosotros sorprendentes, ya que nosotros disponemos de pocos instintos innatos. Es asombroso, por ejemplo, el sentido de la orientación de las aves migratorias. La inteligencia, conocimientos y previsión que serían necesarios para planear y ejecutar una conducta semejante parece que sobrepasa las capacidades intelectuales de los animales. Por otro lado, observando que la conducta animal es bastante repetitiva y poco creativa es lógico pensar que sea una conducta programada genéticamente. En las plantas también podemos observar conductas casi instintivas viendo cómo las raíces crecen buscando el agua, cómo las ramas y hojas se espigan buscando la luz del sol, y cómo las flores parecen querer atraer a los insectos para poder reproducirse. W. H. Thorpe, «El reduccionismo en la biología», en Estudios sobre la filosofía de la biología, F. J. Ayala y T. Dobzhansky, Ariel, Barcelona, 1983, pp. 167-169.
  • 46. Tener autonomía significa disponer de un cierto margen de maniobra o de una cierta capacidad de autorregularse o automodularse para adaptarse a los cambios del ambiente con el fin de satisfacer las necesidades vitales. La creatividad tiene dos aspectos: uno es la sorprendente capacidad de autorreproducirse; y otro es la capacidad de afectar, influir y modificar el ambiente para acomodarlo a los fines propios. Dos de las características comunes a todos los organismos vivos son la autonomía y la creatividad. Para poder ejercer estas capacidades de autonomía y creatividad el organismo necesita recoger información del ambiente, procesar esa información y luego seleccionar o elegir una respuesta motora entre varias posibilidades, lo cual es en esencia lo que define a un proceso mental. Autonomía y creatividad en los organismos vivos
  • 47. Un simple organismo unicelular, además de ser un mecanismo guiado por leyes, recoge y procesa información.Ya se puede advertir — como señala muy bien Popper— que «hay un centro de actividad, de curiosidad, de exploración, de planificación: hay un explorador, la mente del animal.» O, lo que es lo mismo, posee una capacidad de autonomía o elección y creatividad. Estas capacidades de autonomía y creatividad van aumentando a medida que subimos en la escala de los seres vivos. Son una expresión de que en sus procesos mentales interviene cada vez más una capacidad racional o inteligencia con un marcado carácter intencional. K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona, 1993, p. 33. Hay botánicos que atribuyen a las plantas no sólo inteligencia sino también emociones. Las plantas serían capaces de responder, expresando alegría a través de emitir un cierto tipo de vibraciones, a los cuidados o atenciones de sus dueños. En los animales superiores es evidente que en sus procesos mentales intervienen elementos racionales de inteligencia, emociones y deseos con un marcado carácter intencional. PeterTompkins & Christopher Bird, The Secret Life of Plants, Haper and Row Publishers, NewYork, 1973. Autonomía y creatividad en los organismos vivos
  • 48. Los campos de fuerzas cuánticos que forman y controlan a las partículas y átomos mediante constantes numéricas y leyes matemáticas se asemejan a procesos mentales. El indeterminismo cuántico puede tener dos causas: el azar o una cierta capacidad de autorregulación (autonomía). El átomo, más que a una nube, se está pareciendo cada vez más a una célula. Así que la indeterminación cuántica puede muy bien deberse a una plasticidad, sensibilidad o capacidad de autorregulación del propio átomo. Esto implicaría la existencia de algún tipo de procesamiento de información o proceso mental incluso en el ámbito atómico. El físico inglés David Bohm afirmó que «en la vieja física, la materia (que era la única realidad) era completamente mecánica, y no dejaba ningún sitio para la mente. Pero si, según la nueva física, todo está plegado en todo lo demás resulta que no hay ninguna separación real de dominios. La mente surge de la materia.Y la materia contiene la esencia de la mente.» D. Bohm, El Paradigma Holográfico, Kairós, Barcelona, 1987, p. 220. Y en otra ocasión dijo que «incluso la materia inanimada debe de tener algún tipo de aspecto mental... Desde luego, esto no significa que pueda atribuirse un conocimiento a los electrones o a otras partículas...Con todo, lo fundamental es que no existe un corte brusco entre el conocimiento, la vida y la materia, sea animada o inanimada.» D. Bohm y D. Peat, Ciencia, orden y creatividad, Kairós 1988, p. 235. Procesos mentales en átomos y partículas
  • 49. Así pues, se puede llegar a la conclusión de que incluso en el nivel de átomos y partículas, la materia no existe separada de algún tipo de proceso mental. Científicos, como Bohm, Jeans y Eddington hablan de un continuo de materia-mente como la realidad fundamental del universo. «Si se ahondase más y más en la inmanencia que reside en la materia creo que eventualmente se llegará a la corriente que sentimos también como mente, de suerte que mente y materia se funden en una sola cosa.» David Bohm, El Paradigma Holográfico, Kairós, Barcelona, 1987, p. 218. «La mente ha dejado de ser considerada como un intruso en los dominios de la materia; estamos empezando a sospechar que más bien deberíamos saludarla como creadora y gobernadora del reino de la materia.» Sir James Jeans, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber, Kairós, Barcelona, 1987, p. 196. «Por decirlo con toda crudeza, mi conclusión es que el mundo está compuesto de “materia” mental.» Sir Arthur Eddington, Cuestiones Cuánticas, ed. K. Wilber, Kairós, Barcelona, 1987, p. 259. “Mente y materia se funden en una sola cosa” David Bohm
  • 50. Sun Myung Moon, desde una perspectiva mística, abunda en la misma opinión: «Cuando se contempla la naturaleza en un estado místico se intuye que un simple grano de arena contiene los principios del universo, que un simple átomo expresa la armonía infinita del universo. Todas las cosas que existen, aun no siendo conscientes de ello, son seres resultantes formados por medio de la acción de fuerzas muy complejas. Las cosas más pequeñas, como las moléculas, átomos e incluso las subpartículas atómicas, no existen de una forma completamente inconsciente, sino que contienen una cierta consciencia y propósito. Así pues, todas las cosas surgidas de la mano amante de Dios poseen necesariamente una conexión de corazón con Dios.» Sun Myung Moon, Selecciones de charlas, Seúl, HSA-UWC, 9:168, (8 de mayo de 1960).
  • 51. La realidad parece estar estratificada en varios niveles que muestran un grado de organización cada vez más complejo. Los niveles superiores incluyen a los inferiores, a la vez que revelan aspectos mentales y materiales nuevos que no aparecen en los inferiores. Así las células, a la vez que incluyen el mundo cuántico de partículas y átomos, muestran estructuras moleculares complejas únicas. En lo referente a los procesos mentales, se pasa de unos campos de fuerzas que organizan las partículas de acuerdo a ecuaciones y leyes matemáticas a un campo de vida o protoconsciencia con capacidades de percepción, memoria, procesamiento de información y respuesta motora, que otorga a las células una cierta autonomía y creatividad, incluida la capacidad de reproducirse a sí mismas. La estructura estratificada de todos los seres y cosas
  • 52. La estructura estratificada de todos los seres y cosas Vegetales y animales, a la vez que incluyen el nivel cuántico y se componen de células, manifiestan procesos mentales cada vez más altos, que no aparecen ni en los átomos ni en las células, a saber, niveles superiores de consciencia, autonomía y creatividad. En los animales superiores aparecen muestras claras de percepción y juicio, así como emoción, inteligencia y conducta intencionada. Y en los seres humanos los procesos mentales, aparte de incluir todos los niveles inferiores, muestran un elevado grado de autoconsciencia o capacidad de reflexionar sobre sí mismo, y un fuerte sentido de identidad personal. Además, los procesos de percepción y entendimiento se completan con una razón intuitiva y creativa, que se refleja en el desarrollo de un lenguaje simbólico articulado, escritura y todas las actividades y producciones culturales únicas de la especie humana. En resumen, los recientes conocimientos científicos acerca de la naturaleza confirman el primer principio de la naturaleza que es el principio de la presencia universal en todos los seres y cosas de procesos mentales y materiales.
  • 53. Autonomía (Libertad) y Creatividad (Razón) Procesos orgánicos superiores Autonomía y Creatividad (Instintos innatos) Procesos orgánicos y bioquímicos Autonomía y Creatividad (Vida) Procesos orgánicos y bioquímicos Autorregula-ción (razón) Procesos físico-químicos Autorregula- ción (Ley) Seres humanos Animales Vegetales Minerales PROCESOS MATERIALES Orgánicos y físico-químicos MECANISMOS Distribución escalonada de los procesos mentales (autonomía y creatividad) y materiales en los diferentes niveles de seres y cosas PROCESOS MENTALES Emoción, Intelecto,Voluntad Conceptos, ideas, datos AUTONOMÍAY CREATIVIDAD
  • 54. La estructura estratificada de todos los seres y cosas Átomos Moléculas Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas Átomos Moléculas Células, tejidos Estructura Mente humana Instinto (mente animal) Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas Átomos Moléculas Células, tejidos Estructura Sentidos, Nervios Cerebro humano Átomos Moléculas Células, tejidos Estructura Sentidos, nervios Procesos materiales Hyungsang Minerales Vegetales Animales Seres humanos Funciones físico-químicas Instinto (mente animal) Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas Procesos mentales Sungsang Átomos Moléculas Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas Átomos Moléculas Células, tejidos, órganos Razón (Mente humana) Instinto (mente animal) Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas Átomos Moléculas Células, tejidos, órganos Sentidos, nervios Cerebro humano Átomos Moléculas Células, tejidos, órganos Sentidos, nervios Funciones físico-químicas Instinto (mente animal) Vida (mente vegetal) Funciones físico-químicas
  • 55. Principio de la presencia conjunta y generalizada en el universo de los procesos mentales y materiales (o energéticos). Los procesos mentales y materiales son dos aspectos inseparables que están presentes en mayor o menor grado en todas las entidades de universo —según su nivel—, siendo en los seres humanos donde aparece el grado más elevado de procesos mentales. Ambos aspectos son como las dos caras de una misma moneda. No existe algo que sea totalmente material sin ningún aspecto mental, ni tampoco existe algo totalmente mental sin ningún aspecto material. PRINCIPIO DE LA UNIDAD DE LO MENTAL Y MATERIAL
  • 56.  Paradigma reduccionista  Paradigma de la emergencia  Paradigma panpsiquista  Paradigma dualista (espiritualista) ORIGEN COMÚN DE LO MENTAL Y MATERIAL  Paradigma unificacionista  Una primera causa definida como una mente energética o una energía mental  Principio del origen común de lo mental y material
  • 57. ORIGEN COMÚN DE LO MENTAL Y MATERIAL Ahora vamos a profundizar en este segundo supuesto básico que se deriva de la cosmovisión del Pensamiento de Unificación que trata de superar el materialismo y el idealismo. Hoy día no se puede sostener la idea aristotélica de un mundo eterno e increado, ni tampoco la de los primeros mecanicistas de un universo-reloj eterno. Todos los niveles de realidad han ido apareciendo a lo largo de un proceso de tiempo. Al principio había campos de fuerzas y partículas, y luego se fueron formando átomos simples, estructuras moleculares complejas, estrellas, planetas, organismos unicelulares, y, más tarde, las diferentes especies vegetales y animales hasta llegar a la especie humana. Empezaremos exponiendo y criticando los diferentes paradigmas científicos que tratan de explicar este proceso de formación del universo, para concluir con el paradigma unificacionista que defiende el Pensamiento de Unificación.
  • 58. Paradigma reduccionista Esta visión explica que después de una explosión de energía originaria se creó una primera sopa de partículas, a partir de la cual se fueron formando espontáneamente todos los elementos químicos conocidos, desde los gases más simples hasta los elementos más pesados, constituyéndose así las galaxias, estrellas y planetas. Esta visión reduccionista tiene su origen en el antiguo atomismo. Todo lo que existe en el universo son conglomerados de partes más simples, así que el conjunto se puede reducir y explicar a través de sus componentes más simples. La imagen de la primitiva sopa de partículas rememora la antigua imagen de Demócrito de un espacio vacío en el que los átomos chocando entre sí forman todo tipo de conglomerados. En la actualidad se sabe que las partes más simples o irreducibles de la materia no son los átomos ni las partículas. Por esto, ahora se habla de una primera explosión de energía como origen del universo. La energía pasó a ser el elemento constitutivo más simple desde que Einstein dio a conocer su famosa formula de la equivalencia entre la masa y la energía, E=mc2. A partir de entonces, se empezó a considerar a las partículas como paquetes de energía. En la física cuántica contemporánea se considera que los campos de fuerzas cuánticos son la realidad primaria y fundamental. Las partículas son meramente paquetes cuantificados de energía.
  • 59. Paradigma reduccionista Steven Weinberg, El sueño de una teoría final, Crítica, Barcelona, 1994. Weinberg trata de unificar los campos de fuerzas conocidos, el gravitatorio, el electromagnético, y el débil y el fuerte, en un solo campo unificado, y formular una teoría del todo, algo así como las leyes físicas fundamentales que gobiernan el universo. Serían —de acuerdo con su visión reduccionista— las leyes que explicarían la aparición del universo. Dicho de otra manera, las leyes básicas a partir de las cuales se derivarían todas las demás leyes de la naturaleza, como las leyes de la química, las leyes de la mecánica y las leyes biológicas. El sueño de una teoría final
  • 60. La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos mentales a la materia Materia Átomos Moléculas Vida Vegetales Instinto Vida Animales Instinto Vida Seres humanos Razón Paradigma reduccionista
  • 61. La parte atractiva de esta visión reduccionista es la simplicidad del argumento en el que se basa y su monismo. Se supone que la evolución del universo ha sido un proceso en el que las partes más simples y pequeñas poco a poco han ido combinándose y uniéndose hasta formar conjuntos y sistemas cada vez más complejos. Entonces, es de sentido común suponer que todo lo que existe sea meramente diferentes combinaciones o agrupaciones de partículas, dado que en el origen —después de la supuesta explosión de energía— lo primero que formó fueron las partículas. Además, ya que la causa siempre precede en el tiempo al resultado, si en el origen sólo había energía o materia, el resultado final tiene que ser simplemente energía o materia organizada de una manera más compleja, que en última instancia se podría reducir a su causa. El problema más grave de la visión reduccionista es que los diferentes niveles de cosas y seres con una organización cada vez más compleja, que se supone que han ido formándose a lo largo del tiempo, son muy difíciles de reducir a los niveles más inferiores. La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos mentales a la materia
  • 62. La imposibilidad de reducir todos niveles superiores de procesos mentales a la materia Por coherencia lógica y por sentido común, si lo único que había al principio eran esas primeras partículas y todo lo demás se ha formado por agrupaciones de aquéllas, lo que existe en los niveles superiores se debería poder reducir y explicar, en último término, mediante ellas y las leyes que las gobiernan. Sin embargo, hay muchos procesos químicos que no se pueden explicar con las leyes de las partículas elementales.Y si pasamos a los organismos vivos parece imposible poder reducirlos a meras estructuras moleculares. Aún más irreducible es la aparición de la consciencia o de los procesos mentales en los seres superiores, en los cuales hay un componente intencional muy fuerte, unido a unos procesos de recogida, almacenamiento, procesamiento y selección de información, que son muy difíciles de explicar con la física de partículas. Por esta razón, los científicos reduccionistas se negaron siempre a estudiar los procesos mentales, alegando que eran privados y subjetivos, que carecían de objetividad o que simplemente no existían. Ahora, ya no niegan que existan ni que tengan un efecto causal sobre la conducta, sino que dicen que son idénticos a un cierto tipo de procesos físicos aún desconocidos que ocurren dentro del cerebro. Es decir, no se pierde la esperanza de que algún día el pensamiento se pueda reducir a alguna reacción química o interacción entre partículas físicas.
  • 63. «El paradigma de la emergencia reconoce, por el contrario, que las propiedades colectivas y holistas de los sistemas físicos pueden exhibir modos nuevos e imprevistos de comportamiento que no alcanzaban los enfoques newtoniano y termodinámico. Surge la posibilidad de la autoorganización por la que los sistemas saltan de forma repentina y espontánea a estructuras más elaboradas.» Paul Davies, Proyecto Cósmico, Ediciones Pirámide, Madrid, 1989, p.264. Paradigma de la emergencia Ante esta imposibilidad de reducirlo todo a la física, ha surgido una nueva visión, el llamado paradigma de la emergencia. Estos científicos reconocen que los nuevos niveles de organización que surgen en la naturaleza, aunque se basan en los inferiores, son irreducibles a éstos. Se habla que la naturaleza o la materia tienen la capacidad de autoorganizarse, de crear sistemas ordenados de modo espontáneo. Por ello, hay saltos, surgen cosas absolutamente nuevas. Como dice Davies:
  • 64. El universo creador «Sugiero que el universo, o su evolución, es creador y que la evolución de animales sentientes con experiencias conscientes ha suministrado algo nuevo.» K. R. Popper, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona, 1993, p. 17. Paradigma de la emergencia Los científicos emergentistas hablan también de que en los nuevos niveles emergentes operan nuevas leyes, leyes de un nivel superior, que son como principios organizativos holísticos que controlan el comportamiento cooperativo y la coherencia global de los nuevos sistemas más complejos, y posibilitan la aparición de nuevas funciones orientadas hacia el mantenimiento de la estabilidad de los nuevos organismos y sistemas. Como dice Popper, el universo es creador.
  • 65. Paradigma de la emergencia Materia Átomos Moléculas Vida Vegetales Vida Animales Instinto Vida Seres humanos Razón Instinto Al hablar de la emergencia de cosas totalmente nuevas es imposible sostener un monismo La misteriosa y milagrosa emergencia de cosas nuevas conduce al pluralismo
  • 66. Al hablar de la emergencia de cosas totalmente nuevas es imposible sostener un monismo Hay que hacer verdaderos malabarismos dialécticos —como es el caso de Ferrater Mora— para mantener que en el principio sólo había materia y que a lo largo de la evolución han ido emergiendo cosas nuevas e irreducibles a los niveles inferiores. Nuestro autor afirma que los niveles inferiores son causas necesarias, pero no suficientes para los emergentes niveles superiores. Pero, contradiciendo lo dicho, luego añade que esos niveles inferiores sí son lo bastante suficientes para que, bajo ciertas condiciones, ellos solos hayan dado origen a los niveles superiores. Defendiendo así un imposible monismo sui generis que no es ni monismo ni pluralismo. J. Ferrater Mora, De la materia a la razón, Alianza, Madrid, 1979, pp. 22, 39.w El punto fuerte de esta visión es que parece que encaja mejor con la realidad multiforme y extraordinariamente rica del universo y explica adecuadamente las características únicas y diferenciadas de los distintos niveles de realidad que existen, en contraste con el reduccionismo, que es más simple y coherente pero que tiene que ignorar demasiadas cosas. No obstante, el problema del emergentismo consiste en que con esta visión es muy difícil sustentar un monismo.
  • 67. La ciencia se ha pasado siglos criticando a religiosos y espiritualistas por creer que Dios creó todas las cosas de la nada y por ser dualistas, es decir, por admitir substancias espirituales completamente diferentes de la materia, que de alguna manera misteriosa pueden ejercer una influencia sobre ella, y ahora los científicos emergentistas creen en una milagrosa aparición de cosas absolutamente nuevas, que parecen que surgen de la nada. Estos científicos caen, no ya en dualismos, sino, lo que es aún peor, en pluralismos. Es lo mismo de milagroso y misterioso creer que al principio solamente había un espíritu, y luego apareció la materia de la nada, que afirmar que al principio sólo había materia, y luego algo totalmente nuevo, la mente o la consciencia, emergió de la nada. Para paliar esta incongruencia se trata de inflar el concepto de materia con todo tipo de propiedades y potencialidades. La misteriosa y milagrosa emergencia de cosas nuevas conduce al pluralismo
  • 68. Paradigma panpsiquista Algunos científicos actuales, como Freeman Dyson, sostienen una visión panpsiquista afirmando que la mente o el espíritu está presente ya de alguna forma en la materia. Hablan de una materia que incluye la mente y que es capaz de autoorganizarse, crear orden y ser creativa, previsora e innovadora, para así poner más fácil el tránsito hacia los niveles más altos. Esta es una visión semejante al antiguo hilozoísmo de los filósofos presocráticos, o al animismo presente en casi todas las culturas primitivas. Como decíaTales, “todo está lleno de dioses.” «La armonía peculiar entre la estructura del universo y las necesidades de la vida y la inteligencia es... una manifestación de la importancia de la mente en el esquema de las cosas... Algunos de nosotros acaso estemos dispuestos a ir más lejos… a apoyar la hipótesis de que existe un espíritu universal o un alma del mundo, subyacente en las manifestaciones de inteligencia que observamos.» Freeman Dyson,Trastornando el universo, F.C.E., México, 1982, pp. 282-284.
  • 69. La idea es simple, la consciencia o mente ha podido emerger a lo largo de la evolución porque ya estaba potencialmente en la materia en forma de semilla desde un principio. Los últimos descubrimientos en biología y física cuántica les inducen a pensar que, en los seres vivos más simples, o incluso en las partículas elementales, ocurren procesos mentales primitivos, como recogida, almacenamiento y procesamiento de información, y una cierta capacidad de elección. «[El paradigma panpsiquista] defiende un concepto de materia enriquecido que no admite oposición al espíritu; es decir, es una materia que considera al llamado espíritu como algo realmente no distinto a ella, es decir, no reconoce la dualidad materia-espíritu.» F.J. Martínez , Materialismo, idea de totalidad y método deductivo en Espinosa, UNED, Madrid, 1988, p. 35. Paradigma panpsiquista Un nuevo concepto de materia enriquecido con el espíritu
  • 70. El difícil paso de una materia animada a las capacidades mentales superiores Vida Vegetales Instinto Vida Animales Instinto Vida Seres humanos Razón Vida Materia Vida Átomos Moléculas Instinto Vida Animales Paradigma panpsiquista
  • 71. Se tiende a atribuir a la materia cada vez más propiedades y capacidades para hacer más fácil el tránsito de un nivel a otro. Por ejemplo, se habla de una materia dinámica, con el potencial de adquirir múltiples formas y una capacidad espontánea de autoorganizarse. Se atribuyen a los átomos incluso una capacidad de consciencia y pensamiento, así que la consciencia y el pensamiento de los seres superiores sería el fruto de una evolución de esa capacidad. El mayor problema de la teoría panpsiquista es que, por muchas propiedades o capacidades mentales que se quieran otorgar a las partículas o átomos, aun así, se mantiene un gran abismo entre éstas y las capacidades mentales de los seres superiores, por lo que sigue siendo muy difícil explicar el paso de unas a otras. El difícil paso de una materia animada a las capacidades mentales superiores
  • 72. La implantación sobrenatural del espíritu en el embrión humano Otros científicos con creencias espiritualistas y dualistas, como John Eccles, sostienen que la única explicación de la aparición de la mente o espíritu, en especial el nivel de autoconsciencia humano e identidad personal única, es que ésta tuvo ocurrir por una intervención sobrenatural que implantara el espíritu en el embrión humano en algún momento de su desarrollo. «Así, me veo obligado a creer que existe lo que podríamos llamar un origen sobrenatural de mi mente autoconsciente única, de mi yo único o de mi alma única; lo que por, supuesto, da pie a todo un nuevo conjunto de problemas. ¿Cómo llega mi alma a estar ligada a mi cerebro, con su origen evolutivo?» John Eccles, El yo y su cerebro, Editorial Labor, Barcelona, 1993, p. 628. Paradigma dualista (espiritualista)
  • 73. Materia Átomos Moléculas Vegetales Animales Seres humanos Espíritu ¿Cómo el espíritu puede interaccionar con la materia cuando no tienen nada en común? ¿Sólo los seres humanos poseen mente y conciencia? Paradigma dualista (espiritualista)
  • 74. ¿Cómo el espíritu puede interaccionar con la materia cuando no tienen nada en común? Aparte de las dificultades clásicas de tener que suponer dos orígenes distintos, uno para el espíritu y otro para la materia, o creer que la materia ha sido creada a partir de la nada, se enfrenta a la dificultad de explicar cómo el espíritu puede conectarse o interaccionar con la materia cuando son dos sustancias que no tienen nada en común. Además, se puede observar que los procesos mentales no son privativos de los seres humanos, sino que se dan también en los animales y, en general, en todos los seres vivos. Entonces, según la tesis dualista, habría que suponer una implantación progresiva del espíritu a lo largo de toda la evolución. John Eccles trata de evitar este último escollo negando que los animales tengan una mente, limitando así la consciencia o espíritu al ser humano. ¿Sólo los seres humanos poseen mente y conciencia?
  • 75. Todos los niveles superiores tienen una causa común que reúne el conjunto de las propiedades emergentes El error de estos paradigmas consiste en suponer que, dado que las partículas fue lo primero que se formó en el proceso de la evolución del universo, éstas son la causa necesaria y suficiente de todo lo que vino a continuación, y que todos los niveles superiores se originaron exclusivamente a partir de los inferiores. La primera causa u origen no solamente fue la causa de la formación de las primeras partículas, sino también de todo lo que fue apareciendo con el transcurso del tiempo. Y si se observa que en los niveles superiores van surgiendo cosas nuevas e irreducibles a partículas, como los diversos niveles de procesos mentales y autoconsciencia, no se puede afirmar simplemente que estas cosas han emergido milagrosamente de la nada, como dicen los emergentistas, o de los aspectos mentales de los niveles inferiores, como dicen los panpsiquistas, sino que tienen que provenir de alguna manera de la primera causa u origen del universo. Paradigma unificacionista
  • 76. En una conferencia internacional de científicos, Sun Myung Moon explicó de una manera simple y concisa esta hipótesis de una primera causa que reúne la esencia de la mente y la materia, como se puede apreciar en la siguiente cita: «No obstante, debido a que el mundo del efecto está compuesto de seres con dos naturalezas, la causa debe ser un ser monista con la esencia de las dos naturalezas de mente y materia combinadas en unidad. En otras palabras, la causa última tiene que ser un ser absoluto y unificado de dos naturalezas que puede crear los atributos de mente y materia respectivamente. El mundo unificado del efecto solamente pudo haber provenido de un ser monista unificado.» Sun Myung Moon, The Role of Unified Science in the Moral Orientation of the World, November 26, 1972, NewYork, USA. Una primera causa que reúne la esencia de la mente y la materia
  • 77. Así que es fácil suponer que en el principio no sólo habría campos de fuerzas físicas sino también campos de vida vegetal y animal. Todos ellos estarían englobados en un campo superior, que se podría llamar la mente del universo, cuyo soporte material sería la energía primaria y básica a partir de la cual se formaron todos los tipos de materia. De hecho, en esta causa primera, la mente y la energía serían una misma cosa, una sustancia homogénea, que se podría definir como una mente energética o una energía mental. Como una consecuencia lógica de esta hipótesis, se deduce la afirmación de la existencia de una primera causa inteligente. Esta afirmación no tiene porqué implicar una creencia en un Dios con una naturaleza completamente diferente a la del resto del universo que interviene en la naturaleza de un modo milagroso y sobrenatural. Más bien sería un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa, proyecta, planea y actúa; que creó la materia con su propia energía y que dirigió su evolución por medio de los diferentes campos de fuerzas que ya existían desde el principio. Una primera causa definida como una mente energética o una energía mental Un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa, proyecta, siente y actúa, y que creó la materia con su propia energía
  • 78. Campos de nivel superior (Autoconciencia, identidad única, razón) Campos de vida (Autonomía, creatividad) Campos de fuerzas Energía Mundo cuántico Energía Instinto vida Autoconciencia Identidad única Razón Primera causa Mente energética o Energía mental Mundo cuántico Energía Instinto vida Mundo cuántico Energía Átomos Moléculas Seres Vivos Seres humanos Una primera causa definida como una mente energética o una energía mental Un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa, proyecta, siente y actúa, y que creó la materia con su propia energía
  • 79. Principio del origen común de los procesos mentales y materiales. Los aspectos mentales y materiales comparten un origen común y una misma naturaleza homogénea, existe una continuidad entre ambos aspectos, y pueden interactuar entre sí. Este origen común, Dios o primera causa del universo se podría definir como una mente energética o una energía mental, un Dios en el que se funden los aspectos mentales y materiales que piensa, proyecta, siente y actúa, y que creó la materia con su propia energía. PRINCIPIO DEL ORIGEN COMÚN DE LO MENTALY MATERIAL
  • 80. ARMONÍA Y UNIDAD ENTRE PAREJAS DE SERES COMPLEMENTARIOS, MASCULINOS Y FEMENINOS, Y ENTRE POLOS CONTRAPUESTOS EN TODOS LOS SERES, COSAS Y ASPECTOS DE LA NATURALEZA En la naturaleza todos los seres y cosas aparecen en la forma de parejas o partes complementarias, o polos contrapuestos: hombre y mujer, animales macho y hembra, el estambre y pistilo en las plantas, catión y anión en las moléculas, y protón y electrón en los átomos. La dinámica interacción entre estas parejas, partes o polos son la fuente de fuerzas generadoras que producen multiplicación, desarrollo, existencia e incluso otorgan sentido a la vida. La vida humana se genera a partir de la unión del hombre y la mujer. El amor entre un hombre y una mujer da sentido a sus vidas, y su unión se convierte en el centro de la familia y el linaje. Los animales se reproducen mediante la unión de machos y hembras, y las plantas por la interacción entre el estambre y el pistilo. Los minerales, formados por moléculas y átomos, existen por la interacción entre el catión y el anión, y el protón y electrón.
  • 81. Partículas Positivo Negativo Moléculas Catión Anión Átomos Protón Electrón Plantas Estambre Pistilo Animales Macho Hembra Seres humanos Hombre Mujer
  • 82. En el universo y los movimientos cíclicos de la naturaleza se pueden apreciar también elementos, aspectos y cualidades contrapuestos como estrellas y planetas, luz y oscuridad, día y noche, la sucesión de estaciones, calor y frio, cielo y tierra, océanos y continentes, montañas y valles, partes cóncavas y convexas, alto y bajo, duro y suave, frente y espalda, simple y compuesto, activo y pasivo, dinámico y estático, sonidos agudos y graves, colores claros y oscuros, líneas rectas y curvas, lo dulce y lo amargo, etc. Toda esta diversidad, contraste, cambios y ciclos rítmicos es lo que crea la armonía e increíble belleza de seres y cosas de la naturaleza y del universo.
  • 83. Los opuestos en la filosofía antigua griega Estos fenómenos de la naturaleza siempre han atraído la atención de todos los sabios y filósofos de todas las culturas. La mayoría de los primeros filósofos griegos, en su búsqueda de los elementos primordiales inmutables y eternos que están detrás del cambio y la transformación de unas cosas en otras, consideraron a estos fenómenos como simples apariencias que esconden la esencia de las cosas. No obstante, hubo varios filósofos que trataron el problema de los opuestos. Uno de ellos fue Pitágoras y otro Heráclito. Heráclito Pitágoras
  • 84. Pitágoras Según Pitágoras, el número era el constitutivo esencial de todas las cosas, y las razones numéricas eran el principio de la armonía y el orden cósmico. El universo se originó a partir del Uno, la Mónada Divina y primera causa de todo. El Uno se dividió en Dos debido a la intervención de un vacío o aire, dando lugar a la Dualidad, que representa a las diez oposiciones que se manifiestan en la naturaleza; limitado/ilimitado, impar/par, unidad/pluralidad, derecho/izquierdo, masculino/femenino, movimiento/reposo, recto/curvo, luz/oscuridad, bueno/malo y cuadrado/oval. La Dualidad genera a todos los demás números y los cinco elementos (tierra, aire, agua, fuego y éter) que son los constituyentes de un armonioso y ordenado cosmos. Uno Mónada Divina Las diez oposiciones (limitado/ilimitado Impar/ par, etc.) Dos Dualidad Los opuestos Cosmos (Orden) Los cinco elementos tierra fuego aire aguaéter
  • 85. Heráclito Según Heráclito en la naturaleza se produce un continuo cambio y transformación de unas cosas en sus contrarias; frio y calor, luz y oscuridad, alto y bajo, etc.Al mismo tiempo afirmó la existencia de un Logos divino, una razón cósmica, que era lo común, el constitutivo de las cosas que las hace opuestas y el que garantiza que el cambio entre los opuestos sea proporcional y equilibrado. Al Logos lo identificó con un elemento primordial, un fuego creador y artístico que producía todas las cosas. “Dios [Logos] es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, saciedad y hambre [todos los opuestos]; cambia como el fuego, al que, cuando se mezcla con perfumes, se denomina de acuerdo con la fragancia de cada uno de ellos” (Fragmento 67). A diferencia de Pitágoras, que resaltó la armoniosa unión de los contrarios, Heráclito afirmó que entre los opuestos se produce una tensión y equilibrio, como la que existe entre el arco y la flecha, que no excluye una cierta discordia o polémica. Por esta razón, fue el precursor de la dialéctica hegeliana y marxista. Dios [Logos] Fuego creador día y noche, invierno y verano, guerra y paz, etc.
  • 86. Yin–Yang en la filosofía tradicional china Según explicaY.O. Kim, desde sus orígenes, en la cultura china «hubo intentos de explicar los fenómenos del universo en términos de dos fuerzas cósmicas representadas por lo femenino (yin) y lo masculino (yang), oscuridad y luz, suave y duro, inactividad y actividad. Se suponía que todo en el mundo fue el resultado de la interacción, conflicto o armonía entre los principios yin y yang. (…) A menudo conectado con el concepto de yin-yang, pero originalmente separado de él, había otra explicación naturalista del universo conocida como la teoría de los cinco elementos. Según sus defensores, los cinco agentes —metal, madera, agua, fuego y tierra— operan con total regularidad, generan y gobiernan todo desarrollo y cambio en el mundo físico.» Y.O. Kim, World Religions, vol. 3, GoldenGate, NewYork, 1976. pp. 104,105. Taiji Los Cinco Agentes tierra fuego madera agua metal Universo Yang Luz Masculino Yin Oscuridad Femenino principio generador del universo
  • 87. El Libro de los Cambios (I Ching) Según Chan, «la doctrina yin–yang es muy simple, pero su influencia ha sido muy extensa. Ningún aspecto de la civilización china, ya sea la metafísica, la medicina, el gobierno o el arte ha escapado de su impronta.» Esta doctrina aparece también el Libro de los Cambios (I Ching), siendo ampliamente aceptada tanto por el taoísmo como por el confucianismo. «Al principio existía elTaiji (principio generador del universo) —escribeChan—. Este engendró el yin y el yang, que a su vez dieron nacimientos a las cuatro formas. Estas se refieren a los yin y yang mayores y menores.» Chan,Wing-tsit, A Source Book in Chinese Philosophy, Princeton University Press, 1969, pp. 244,263. La interacción entre estas dos fuerzas cósmicas no sólo engendró a los cinco agentes y la multiplicidad de las cosas, sino que es también son el origen del desarrollo de todas las ideas, modelos, sistemas de la sociedad y cultura. El universo es un reino de perpetua actividad y cambio, en el que todas las cosas están mescladas e interrelacionadas.Como se puede apreciar existe una gran semejanza entre esta doctrina de yin–yang y las filosofías de Pitágoras y Heráclito. Lao tse Confucio
  • 88. La causa primera o Dios debe contener la esencia de las facetas masculinas y femeninas, o Yang y Yin, que se manifiestan en todos los seres y cosas del universo Ante la evidencia de la presencia universal de parejas de seres y cosas complementarias masculinas y femeninas, oYang yYin, que son cruciales para su existencia y multiplicación, el Pensamiento de Unificación razona de la siguiente forma: Si en todos los seres y cosas del universo existen facetas masculinas y femeninas, oYang yYin, y dado que el efecto debe reflejar la naturaleza de su causa —como la obra refleja a su creador—, la causa primera o Dios también debe contener la esencia de las facetas masculinas oYang y las facetas femeninas oYin, y ser el origen de ambos aspectos. Facetas masculinas y femeninas Yang y Yin La causa primera o Dios
  • 89. «Dios creó el universo combinando armoniosamente los elementos yang y yin.Así pues, el universo se puede comparar a una majestuosa obra de arte o gran sinfonía. La armoniosa interacción entre elementos yang y yin es algo indispensable para que exista el cambio y el desarrollo, y para la expresión de la belleza.» Una Introducción al Pensamiento de Sun Myung Moon, IIUPM, Montevideo, 2005, p. 57. Comparándolo con la filosofía antigua griega de Pitágoras y Heráclito acerca de los opuestos, el Pensamiento de Unificación afirma que:  La polaridadYang yYin, y masculino y femenino, no implica una diferencia de valor, a saber, que un polo sea superior o más excelso y otro inferior o imperfecto.  Esta dualidad no tiene nada que ver con la contraposición entre bien y mal, ya sean bienes y males morales o naturales.  En consonancia con los pitagóricos, la armonía y la unidad entre estos polos, a la vez opuestos y complementarios, es la fuente de la multiplicidad, variedad y belleza en la naturaleza.  Se rechaza, pues, que entre los contrarios exista una relación polémica, conflictiva o contradictoria como sugirió Heráclito, y defendió la dialéctica hegeliana y marxista posterior. La interacción armoniosa entre elementos Yang y Yin es un factor indispensable en la variedad y el desarrollo, así como en la expresión de la belleza en la naturaleza
  • 90. «En el Pensamiento de Unificación, yang y yin son considerados como atributos del sungsang [mente, espíritu] y del hyungsang [cuerpo, materia]. En el mundo de la creación, sungsang y hyungsang son los constituyentes esenciales de las sustancias individuales, mientras que yang y yin son solamente los atributos de dichos constituyentes esenciales. Al contrario de esta visión, en la FilosofíaOriental, yang y yin son considerados unas veces como sustancias y otras veces como atributos, sin llegar a establecer una clara distinción entre estos dos casos. Por ejemplo, el sol (una sustancia) es considerado yang, y a su vez la brillantez del sol (un atributo) es asimismo designada como yang. El fuego (una sustancia) es calificado de yang, y lo mismo su calor (un atributo).» Una Introducción al Pensamiento de Sun Myung Moon, IIUPM, Montevideo, 2005, p. 31. Los componentes primarios de todas las entidades individuales del universo son sus aspectos mentales y materiales, siendo las facetas masculinas y femeninas (yang/yin) cualidades secundarias que caracterizan e individualizan el cuerpo y la mente de los individuos, creándose así una inmensa variedad de seres y cosas de la naturaleza. Esta es la diferencia fundamental entre el Pensamiento de Unificación y la filosofía tradicional china, ya que esta última considera queYin–Yang es la dualidad esencial del universo, hablando delYin y delYang unas veces como sustancias individuales y otras como atributos, como se explica en esta cita: Las características masculinas y femeninas, y Yang y Yin, son cualidades secundarias de los aspectos mentales y los aspectos materiales, que son los componentes primarios o esenciales de todas las sustancias individuales en el universo
  • 91. La filosofía occidental, por lo general, ha girado en torno a los conceptos de eidos y hyle (espíritu/materia, mente/cuerpo), mientras que la filosofía oriental se ha enfocado principalmente en la dualidad deYin yYang. Aunque en esta última también se encuentran los conceptos del Li y Qi, que equivalen a espíritu y materia, no se han analizado como en las corrientes idealista y materialista de la filosofía occidental. El Pensamiento de Unificación puede armonizar ambas filosofía y culturas mediante los conceptos de sungsang y hyungsang (eidos/hyle, mente/cuerpo), como aspectos primarios y esenciales de las sustancias individuales, y la polaridadYang yYin (masculino/femenino), como cualidades y atributos secundarios de los aspectos mentales y los aspectos materiales de todos los seres y cosas del universo, como queda expresado en el siguiente gráfico. El Pensamiento de Unificación armoniza la filosofía occidental con la filosofía oriental Sungsang eidos, espíritu, mente hyle, materia, cuerpo Hyungsang Yang Masculino Yin Femenino
  • 92. Principio de la presencia conjunta y generalizada en el universo de parejas de seres o partes complementarias con características masculinas y femeninas, yYang yYin, cuya interacción armoniosa y unión genera la variedad, el cambio, la multiplicación y la belleza en la naturaleza. Estos aspectos masculinos y femeninos, yYang yYin, son facetas opuestas pero complementarias, que provienen de un origen común, la primera causa o Dios, que contiene de una forma unida y armonizada la esencia de ambas características duales. PRINCIPIO DE LA ARMONÍA, UNIDADY ORIGEN COMÚN DE LO MASCULINOY FEMENINO,YYANGYYIN