SlideShare una empresa de Scribd logo
Las publicaciones y estudios publicados por Fundación Popol Na
están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0
Internacional License. Disponibles en http://popolna.org/.
“El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de
sus autores. Esta publicación fue realizada con el apoyo fnanciero
del Fondo Común de Apoyo a la Sociedad Civil para la
Gobernabilidad Democrática en Nicaragua y su contenido no
necesariamente refeja la opinión de las agencias donantes al
fondo”
ÍNDICE
Pág.
Presentación
Resumen ejecutivo
Introducción 1
Objetivos 4
Marco teórico 5
Material y método 12
Consideraciones éticas 15
Análisis y discusión de los resultados 16
Conclusiones 34
Recomendaciones 37
Referencias bibliográfcas 39
4
PRESENTACIÓN
“Las ocultas implicancias del género en las drogodependencias”, es
una investigación cualitativa fenomenológica que se constituye en
la punta de lanza para futuras investigaciones que deben realizarse
en Nicaragua para entender el signifcado que tiene, para hombres
y mujeres, la identidad de género y su vínculo con las
drogodependencias.
Ésta investigación ha tomado como muestra el comportamiento y
percepciones de ciudadanos y ciudadanas de 5 barrios del Distrito
VII de Managua (Villa Venezuela, Villa Libertad, Primero de Mayo,
Villa Austria y América III), en sus diferentes condiciones de
consumidores, ex consumidores y no consumidores.
Y tiene como antecedentes científcos, dos investigaciones
realizadas previamente por el equipo especializado en adicciones de
Fundación Popol Na. Nos referimos a la “Guía para el Diagnóstico de
la Drogodependencia en la atención primaria de salud” (2014) y el
“Estudio sobre la percepción de riesgo en el consumo de drogas en
jóvenes de los barrios del Distrito VII de la ciudad de Managua”
(2013).
Los resultados que proporciona el presente estudio, tal como lo
indican sus autores, aportan sustantivamente a la comprensión que
“el análisis de las drogodependencias implica reconocer que existen
distinciones en la forma en que se instaura y se vive esta conducta
entre hombres y mujeres, que trascienden las diferencias biológicas
y que son construidas socialmente”.
5
Esta investigación arroja luces sobre los factores de la identidad de
género que se convierten en factores de riesgos o protectores ante
la problemática de las drogodependencias, lo que desde ya
representa un valioso aporte para la construcción de estrategias
efectivas para enfrentar este fagelo.
Agradecemos el apoyo del Fondo Común para la Gobernabilidad
Democrática (FGD) que ha hecho posible diversos estudios sobre la
drogodependencia, impulsados desde nuestra Fundación como un
aporte sustantivo para Nicaragua.
FUNDACIÓN POPOL NA
6
RESUMEN EJECUTIVO
Se realizó una investigación con el objetivo de aportar a la
comprensión del signifcado que, para hombres y mujeres, tiene la
identidad de género y su vínculo con las drogodependencias. Se
intenta encontrar sendas que analicen y defnan acciones que
contribuyan a la promoción de la salud y la prevención de las
drogodependencias desde un enfoque de género.
Se utilizó un diseño cualitativo aplicando una encuesta estructurada
a sesenta participantes del distrito VII de Managua, tanto del sexo
femenino como masculino, y de consumidores/as,
exconsumidores/as y no consumidores/as. Dichos resultados fueron
contrastados con grupos focales.
De manera general, la investigación pone en evidencia el
incremento del uso de alcohol y drogas en las mujeres y la
existencia de diferencias genéricas frente al consumo y no
consumo. Estas diferencias están infuenciadas por razones
biológicas y roles socio – culturales.
Las mujeres referen que el consumo de drogas afecta
negativamente la identidad femenina, existiendo una percepción de
lástima debido a las oportunidades que pierden en el cumplimiento
de su rol femenino. Sienten que el consumo las desgasta física y
moralmente, deteriorándolas a nivel personal, familiar y social,
siendo asociadas de manera general a la prostitución.
En algunos hombres consumidores y no consumidores, existe la
percepción que el consumo de drogas potencia la masculinidad, los
7
hace lucir fuertes, poderosos, respetados y temidos por los demás.
Pero, de manera general, los hombres entrevistados opinan que el
consumo de drogas afecta negativamente la masculinidad, los
degrada, les provoca pérdidas materiales, espirituales, familiares y
sociales.
8
INTRODUCCIÓN
El uso irresponsable de drogas en todas sus categorías constituye
actualmente, una de las grandes tragedias de la humanidad junto a
las guerras, las hambrunas y la miseria extrema. (1)
Datos actualizados de la Organización Mundial de la Salud (OMS),
señalan que el uso, abuso y dependencias de drogas legales, de
prescripción e ilegales, se relacionan con el 12.4 % de los
fallecimientos, y el 8.9 % de los años perdidos por discapacidad y
muertes precoces, con la consecuente estigmatización y rechazo
mundial. Mientras que la droga paradigmática, el alcohol, determina
anualmente, mediante su uso nocivo, la pérdida de 58 millones de
años por invalidez y si se suman las pérdidas por muertes precoces
evitables, los estimados mundiales alcanzan los 120 millones cada
12 meses. (2)
La ofcina en América Latina de la UNODC (United Nations Ofce on
Drugs and Crime), estima que en Nicaragua existen 17 mil usuarios
de drogas ilegales (el 71% por marihuana, crack y cocaína) y 5 mil
inhaladores de pegamento. El 90% de los niños y adolescentes con
estos problemas proceden de familias pobres y desintegradas. (3)
Datos brindados por el Instituto Nicaragüense contra el Alcoholismo
y las Drogodependencias (ICAD) en Nicaragua, señalan que más de
10,000 nicaragüenses son atendidos cada año por problemas de
alcoholismo y otras drogas en los centros de rehabilitación, siendo
los departamentos más afectados Managua, Rivas, Estelí, León y
Bluefelds. Se afrma que la mayoría comienza a consumir a
9
temprana edad por curiosidad, presión de los amigos, diversión o
para evadir problemas. (4)
Según el Diagnóstico Nacional de Drogodependencias existe una
oferta de servicios residenciales muy limitada para la rehabilitación
de personas drogodependientes del sexo femenino en edad adulta.
(5)
En el Estudio Internacional sobre Género, Alcohol y Cultura
«Proyecto Genacis» se aprecian diferencias de consumo entre
mujeres y hombres en España. El informe de GENACIS2 deja claro
que las mujeres consumen siempre menos cantidades y menos
habitualmente que los hombres; además, cuanto más extrema sea
la conducta (episodios habituales de fuerte ingesta), mayor es la
diferencia entre mujeres y hombres. (6)
A pesar del carácter universal en este fenómeno, no hay que dejar
de reconocer que la dimensión de las diferencias de género ha
variado de manera importante en diferentes sociedades. Según el
observatorio español sobre drogas, el consumo de alcohol en las
mujeres, en España, ha aumentado 13 puntos porcentuales del año
1995 al año 2001. (7)
Tal y como recogen Wilsnack y Obot, “las diferencias de género en
la prevalencia de ingesta de alcohol severa episódica se han
reducido o han dejado de existir en algunos países Europeos (como
Irlanda, Noruega y Reino Unido), pero también en algunos países en
desarrollo (como Nigeria y México).
Estas variaciones, en cuanto al aumento del consumo de alcohol por
parte de las mujeres, pueden encontrar su explicación en los
10
importantes cambios en la vida social de la mujer. En la familia se
escenifcaron las primeras modifcaciones del rol femenino, cuando
millones de ellas fueron insertadas en el mercado del trabajo y
pasaron del interior de sus hogares a vivir de un modo muy intenso
en el escenario social.
Se comenzaron a debatir temas que durante siglos habían sido
silenciados: la maternidad, el sexo, su lugar dentro de la pareja y su
rol en la familia; de tal manera que aquellos papeles asignados
desde la antigüedad fueron rápidamente modifcados por la acción
de los factores sociales.
Con la expansión del desempeño profesional y creciente
independencia del género femenino se incrementó la prevalencia de
mujeres consumidoras. (7) Es decir, la aparición de un nuevo
modelo de roles femenino y masculino, más igualitario y equitativo,
está teniendo un impacto en la salud y en los hábitos de consumo
de alcohol y otras drogas de hombres y mujeres.
No obstante en la actualidad la visión del consumo de alcohol y
otras drogas está en gran medida distorsionada por el modelo
tradicional de los roles masculino y femenino, que percibe el
consumo de las mismas como una conducta masculina, coherente
con un estereotipo que durante años lo presentó como
comportamiento exclusivo de hombres.
Por estos motivos es importante al abordar la problemática del
consumo de alcohol y de drogas incorporar la perspectiva de género
que defne, analiza e informa las medidas encaminadas a hacer
frente a las desigualdades que se derivan de los distintos papeles
11
de la mujer y el hombre, o de las desiguales relaciones de poder
entre ellos, y las consecuencias de esas desigualdades en su vida,
su salud y su bienestar. (8)
La introducción de la perspectiva de género en el análisis de las
drogodependencias implica reconocer que existen distinciones en la
forma en que se instaura y se vive esta conducta entre hombres y
mujeres, que trascienden las diferencias biológicas y que son
construidas socialmente.
La importancia de la presente investigación es que nos puede
permitir una comprensión sobre el signifcado que tiene para
hombres y mujeres la identidad de género en cuanto al vínculo que
tienen con las drogodependencias. Pretendemos identifcar qué
factores de dicha identidad se convierten en factores de riesgos o
protectores ante la problemática de las drogodependencias, así
como analizar el impacto que puede tener el consumo en la
identidad de género de las personas.
A partir de estos resultados se pueden plantear hipótesis que
incorporen la perspectiva de género para orientar los programas de
prevención y tratamiento de las drogodependencias.
Teniendo en cuenta lo planteado hasta el momento se elabora como
guía de la investigación la siguiente pregunta:
¿Cuál es el signifcado que tiene para hombres y mujeres la
identidad de género según sus experiencias resultantes del vínculo
con las drogodependencias?
12
OBJETIVOS
Objetivo General
Comprender el signifcado que para hombres y mujeres tiene la
identidad de género y su vínculo con las drogodependencias.
Objetivos Específcos
1. Conocer si existen diferencias en cuanto a identidad femenina
entre mujeres consumidoras, no consumidoras y ex
consumidoras.
2. Conocer si existen diferencias en cuanto a identidad
masculina entre hombres consumidores, no consumidores y
ex consumidores.
3. Profundizar cómo se perciben las mujeres y los hombres a sí
mismos (as) en el contexto actual.
4. Describir cómo el consumo afecta la identidad femenina y
masculina en mujeres y hombres respectivamente.
5. Profundizar si existen aspectos de la identidad femenina y
masculina que constituyan factores protectores y de riesgo
para el consumo de drogas.
13
MARCO TEÓRICO
En las ciencias sociales la categoría género se ha introducido desde
una postura científca al referirse al ser humano y sus formas de
relación que potencia lo que hasta solo décadas atrás parecía
imposible. Se presta atención a todos aquellos fenómenos y
situaciones vinculados principalmente con las relaciones de poder,
subordinación entre los sexos y con la condición de la mujer como
ser inferior, discriminado, que persiste como una actitud natural, y
que se ha revelado en su situación social, históricamente
confgurada en una serie de pautas erróneamente diferenciadoras
de poder y discriminación entre la mujer y el hombre. (9)
La categoría género ha sido estudiada por diferentes autores que la
defnen de diversas formas:
Según Bernstein, B. es “una red de creencias, rasgos de
personalidad, actitudes, valores y actividades diferenciadas entre
hombres y mujeres a través de un proceso de construcción social
que tiene una serie de elementos distintivos”. (10)
Delamont, S. plantea que el género se refere “al carácter
cualitativo e independiente de la posición de mujeres y hombres en
la sociedad. Las relaciones entre ambos están constituidas en
términos de las relaciones de poder y dominación. El concepto de
género hace posible distinguir las diferencias sexuales fundadas
biológicamente entre mujeres y hombres, de las diferencias
determinadas culturalmente entre las funciones recibidas o
adaptadas por mujeres y hombres respectivamente en una sociedad
determinada”.(11)
14
Apple, M. W. destaca que constituye “una forma de denotar las
construcciones culturales, la creación totalmente social de ideas
sobre los roles apropiados para mujeres y hombres. Es una forma de
referirse a orígenes exclusivamente sociales, de las identidades
subjetivas de hombres y mujeres” (12).
Beal, C.se refere al género como “la categoría donde se agrupan
todos los aspectos sociales y culturales de la femineidad /
masculinidad, reservándose sexo para los componentes biológicos,
anatómicos y para designar el intercambio sexual en sí mismo”
(13).
Fernández, L. lo defne como la “categoría que nos posibilita
designar el orden sociocultural confgurado sobre la base de la
sexualidad. Es una construcción simbólica que integra los atributos
asignados a las personas a partir de su sexo”. (14).
González, A. y B. Castellanos señalan que el género es el “conjunto
de atributos, cualidades, actitudes y modos de comportamientos
asignados y esperados por cada sociedad, del hombre y la mujer
que pauta rígidamente todas sus expresiones conductuales desde el
nacimiento y a lo largo de toda la vida. Constituye el modelo o
patrón de feminidad y masculinidad socialmente establecido en
cada contexto, cultura, región a partir de los que se educa la
sexualidad (hombre proveedor versus mujer madre–esposa)”. (15)
Los autores en la sistematización realizada de las defniciones antes
expuestas evidencian que la categoría género inserta todos los
aspectos psicológicos, sociales y culturales de la feminidad y de la
masculinidad, aquellos que le son asignados de manera diferencial
15
a cada sexo por la cultura y que son interiorizados por cada
persona.
Las características anteriores transcienden las diferencias entre los
sexos, centradas exclusivamente en los aspectos biológicos. Sin
embargo, no está demostrado que las diferencias biológicas, que
contienen el sexo, impliquen por sí mismas capacidades, aptitudes
o actitudes contrapuestas, polarizadas de superioridad e
inferioridad entre las personas que promueven los modelos
genéricos; estos procesos biológicos no determinan de manera
directa y mecánica que la persona se convierta en un ser
psicológicamente sexuado.
En los argumentos antes expuestos se aprecia que lo propio o
característico de lo femenino o lo masculino, no es algo natural,
sino una construcción cultural que se modifca con el transcurso de
la vida, que condiciona de manera importante los comportamientos,
las actitudes y percepciones de las personas y que establece
diferencias en el poder y la autoridad de hombres y mujeres. Nacer
hombre o mujer implica vivir en contextos culturales con posiciones
y recursos desiguales, así como con distintos valores, creencias y
actitudes.
Mientras el término sexo designa características necesariamente
biológicas, aunque los cuerpos tienen también historia, la
concreción del género depende del momento y del lugar. “Los
géneros son continuamente redefnidos por la sociedad, no son
nunca totalmente estables y se van modifcando con relación a
otros cambios sociales”. (16)
16
Los autores se identifcan con lo planteado en estas referencias
teóricas, pues señalan el carácter social del género. La categoría
género es un constructo social que apunta a la clasifcación de
mujeres y hombres sobre la base de expectativas y proyectos
educativos preestablecidos, en tanto la categoría sexo se refere a
las diferencias biológicas entre hombre y mujer, abarca todos los
fenómenos, procesos y características anátomo–fsiológicas
relacionadas por ejemplo con los cromosomas, hormonas, glándulas
y órganos sexuales de un sujeto, que le permiten asumir
determinadas funciones biológicas frente al otro sexo,
fundamentalmente en la respuesta sexual y en la reproducción.
La categoría género, según J. Scott, toma en cuenta su análisis a
partir de las siguientes características:
 Carácter histórico: Cambia a través del tiempo y el espacio de
acuerdo al momento histórico específco que le toca vivir al
sujeto, es mutable y por ende variable. Esta característica
posibilita la construcción de los procesos subjetivos en la relación
ínter subjetiva.
 Es ubicuo: Está a un mismo tiempo en todas partes; infuye en la
micro y macro esfera; se manifesta en la división social - sexual
del trabajo; el imaginario social; se legitima en los discursos, la
ideología, la religión, el sistema educativo, los medios de
comunicación masiva, la dinámica familiar y las relaciones
interpersonales.
17
 Es jerárquico: la división que se establece entre hombres y
mujeres se realiza en una relación vertical, donde las mujeres
están en posición subordinada, lo que vale es el modelo
masculino.
 Cultural: en tanto cada cultura defne lo masculino y femenino
para la misma, lo apropiado o no para el sostenimiento de lo
instituido desde su imaginario, esto explica las diferencias de los
modelos de género y la comprensión de comportamientos de
cada cultura.
 Relacional: en tanto pautan las relaciones entre mujeres y
hombres, en todos los contextos de actuación.
 Contextualmente específco: requiere para su comprensión de la
articulación de diferentes factores asociados a espacios,
momentos y contextos históricos específcos como: clase social,
etnia, raza, educación, edad, entre otros, que aportan elementos
diferenciadores para cada sexo. (17)
La socialización de género consiste en la apropiación de
cosmovisiones, conductas y relaciones que se corresponden con los
arquetipos o modelos de lo femenino o masculino. Durante este
proceso se conforma la identidad de género.
La identidad de género es defnida como una conciencia y
sentimientos íntimos de ser hombre, mujer, masculino, femenino o
ambivalente. Cada persona estructura toda su sexualidad a partir
de la manera en que vivencia, como parte de su identidad total, el
poseer un determinado sexo desde el que se identifca- de una
18
manera peculiar y personalizada- modelos genéricos que dicta la
sociedad en la cual vive. (15)
Los contenidos de la identidad pueden ser diversos, al confgurarse
bajo la impronta de una multiplicidad de condiciones y de otras
identidades inherentes al color de la piel, etnia, edad, religión,
clase, fliación política, territorialidad, entre otras.
La identidad de género es el resultado de un proceso evolutivo en
que se interiorizan las expectativas y normas sociales relativas al
dimorfsmo sexual y hace referencia al sentido psicológico del
sujeto de ser varón o mujer y su relación con los comportamientos
sociales y subjetividades que la sociedad instituye como femeninos
o masculinos; este proceso, también transcurre a modo de un
continuo feminidad/masculinidad, por lo que debería hablarse de
masculinidades y feminidades diversas. (18)
Por consiguiente, los autores consideran que los seres humanos
forman parte de la naturaleza y existen en una imbricación entre lo
biológico, lo sociocultural y lo psicológico en un contexto histórico
dado.
Intentar entender esta indisoluble relación resulta imprescindible
para la comprensión del origen, evolución y tratamiento de las
enfermedades, en este caso en específco, de las
drogodependencias.
El consumo de drogas, como conducta, es el resultado de la
interacción de múltiples factores. No es posible responder de forma
concisa y breve a la pregunta de por qué algunas personas
consumen drogas y otras no, ni mucho menos pretender que esa
19
respuesta sea válida para todos los casos. La forma en que se
produce y desarrolla o no esta conducta, o sea los factores de
riesgos y protectores son varios.
Desde una concepción integral podemos afrmar que existen
variables predictivas; que son variados los factores causales
identifcados sin que, hasta ahora, se conozca a ciencia cierta cómo
se ordenan y se relacionan estas variables entre sí o cuál es la
combinación específca que permite predecir la ocurrencia de una
conducta. Los factores socioculturales, familiares, las relaciones con
el grupo de iguales, las características personales, etc. se engarzan
entre sí infuyéndose recíprocamente, aumentando o reduciendo las
probabilidades de que se dé el consumo.
Un factor de riesgo “es una característica interna y/o externa al
individuo cuya presencia aumenta la probabilidad o la
predisposición de que se produzca un determinado fenómeno” (19).
El enfoque del factor de riesgo (20), (21) fue adoptado desde la
investigación biomédica y dirigido hacia la identifcación de aquellos
factores bio-psico-sociales (22), del comportamiento y del medio
ambiente que parecían estar asociados con la aparición de un
problema de salud.
La literatura hace énfasis en tres grupos principales de factores de
riesgo relacionados con el consumo de drogas:
Factores de riesgo individuales: Hacen referencia a las
características internas del individuo, a su forma de ser, sentirse y
comportarse. La edad, la personalidad, los recursos sociales de que
dispone, las actitudes, los valores, la autoestima, etc. conforman un
20
sujeto único. Algunos ejemplos son los siguientes: actitudes,
creencias y valores positivos o de aceptación hacia el consumo de
drogas. Difcultades en habilidades o recursos sociales, difcultando
las capacidades de interacción social así como para establecer
relaciones adecuadas y adaptadas a la realidad y para expresar
sentimientos y opiniones propias. Baja autoestima y pobre
autoconcepto.
Factores de riesgo relacionales: Son aquellos aspectos relativos
al entorno más próximo de la persona. La interacción específca de
cada sujeto con la familia, los amigos y el contexto escolar
determina una situación peculiar. Ejemplo de ello la aceptación por
parte de la familia y grupo de amigos del consumo de drogas.
Métodos educativos autoritarios y rígidos y la inconsistencia que
puede propiciar sentimientos de desinterés. Desmotivación por la
escuela, bajas califcaciones escolares.
Factores de riesgo sociales: Hacen referencia a un entorno social
más amplio. La estructura económica, normativa, la accesibilidad al
consumo, la aceptación social del mismo y las costumbres y
tradiciones imprimen unas características que diferencian a unas
culturas de otras y por tanto afectan a la conducta del individuo. La
disponibilidad de la sustancia y la infuencia ejercida por los medios
de comunicación son los que se sitúan en un lugar preponderante a
la hora de determinar la conducta de consumo.
Los factores de protección son “aquellos atributos individuales,
condición situacional, ambiente o contexto que reduce la
probabilidad de ocurrencia de un comportamiento desviado” (23).
21
Con respecto al tema que abordamos, los factores de protección
reducen, inhiben o atenúan la probabilidad del uso de sustancias.
La Teoría del Desarrollo Social propuesta por Hawkins y cols. (24) es
un enfoque teórico que describe cómo existen procesos protectores
que parecen incidir en la reducción de problemas de
comportamiento. Estos autores proponen tres factores de
protección que controlan el desarrollo de los comportamientos
antisociales: los lazos sociales (adhesión y compromiso con la
familia, las escuela y los compañeros); las coacciones externas
(normas claras y consistentes contra el consumo de drogas
mantenidas por personas ligadas al individuo) y las habilidades
sociales (poseer estrategias de solución de problemas para afrontar
asertivamente las situaciones y resistir las presiones a la
transgresión de normas).
Además de éstos, los factores de protección mencionados en este
apartado están referidos a las áreas individual, relacional y social
comentadas anteriormente y, por ende, la posesión o el desarrollo
de características contrarias a las mencionadas como factores de
riesgo actuarían protegiendo al sujeto.
De este modo, un buen nivel de autoestima, un adecuado
autocontrol emocional, la cohesión y comunicación familiar, el
apego a un grupo de referencia positivo, etc. favorecerían al sujeto
frente a la posibilidad de consumir drogas.
La gran diversidad de usuarios de las drogas comprende cuatro
grandes grupos: experimentadores, consumidores sociales
22
(intencionales), consumidores frecuentes (intensivos) y
dependientes. (25)
Tipos de consumo
Consumo experimental: Marca el inicio del consumo, se trata de
experimentar el efecto de una sustancia, motivado por la
apreciación de los efectos que produce en sus coetáneos.
Consumocircunstancial o situacional: Incluye patrones donde se
consume la sustancia buscando obtener efectos deseables que
exacerben una determinada experiencia o le ayuden a sobrellevar
ciertas situaciones.
Este patrón de consumo se vuelve problemático, cuando los efectos
placenteros inmediatos de estas sustancias, impiden poder
desarrollar sus habilidades naturales de tolerancia y cuando las
situaciones que producen el deseo de consumir se presentan con
mayor frecuencia.
Consumo en “bingo”: Es un patrón episódico donde se ingieren
grandes cantidades de alcohol y/o drogas de manera maratónica, a
lo largo de un solo episodio de consumo. Fomenta la creencia de
que el consumo, no es un problema.
Consumo abusivo: Ocurre cuando un individuo manifesta
repetidamente problemas signifcativos en áreas importantes de su
funcionalidad. Muchas personas presentan signos de abuso de
sustancia y sin embargo no desarrollan una dependencia.
Dependencia: Categoría con mayor problema en el continuo de
consumo de sustancia. Se vuelve evidente la preocupación del
23
paciente por obtener y consumir la sustancia, denota la incapacidad
de controlar el consumo, presenta un deterioro integral en su
funcionamiento psicosocial y persiste en la búsqueda de la
sustancia a pesar de las experiencias adversas. (26)
No obstante no se puede dejar de mencionar que hay personas que
en relación al consumo de drogas se clasifcan como abstinentes,
que son aquellos que no han tenido nunca ningún contacto con la
droga y los que después de consumirla han decidido nunca más
hacerlo, generalmente las personas que después de tener
problemas con su manera de consumir vieron como única solución
la abstinencia total de por vida, o sea los/as exconsumidores/as.
24
MATERIAL Y MÉTODO
Se realizó una investigación cualitativa fenomenológica, en el
período del 7 de febrero del 2014 al 7 de Mayo del 2014 en 5
barrios (Villa Venezuela, Villa Libertad, Primero de Mayo, Villa
Austria y América III) del Distrito VII del municipio de Managua.
Se seleccionaron 60 participantes, 30 del sexo masculino (10 no
consumidores, 10 consumidores y 10 ex consumidores), y 30 del
sexo femenino, (10 consumidoras, 10 no consumidoras y 10 ex
consumidoras); a cada una de las personas se les aplicó una
encuesta estructurada según sexo, una para hombres (Anexo # 1) y
otra para mujeres (Anexo #2).
Las mismas se aplicaron de forma individual y anónima por el
equipo de investigadores con el previo consentimiento que se les
solicitó de forma verbal, luego de explicárseles los objetivos de la
investigación, el valor de su participación y el carácter confdencial
de la información recogida, cumpliendo así con los principios éticos.
Criterios de inclusión:
 Que vivan en los 5 barrios seleccionados: Villa Venezuela, Villa
Libertad, Primero de Mayo, Villa Austria y Américas III.
 Que se encuentren entre las edades de 14 y 54 años.
 Que se reconozcan como consumidores(as) ex
consumidores(as) y no consumidores(as).
 Que den su consentimiento para participar en la
investigación.
25
Criterios de exclusión:
 Aquellas personas con algún deterioro en los procesos
cognitivos y que no estuvieran aptos para comprender y
responder las preguntas formuladas en la entrevista.
Selección de variables:
Las variables de estudio:
I. Variables socio demográfcas:
1. Edad: Se realizó una subdivisión de grupos etáreos por
decenios.
2. Sexo: femenino y masculino, según sexo biológico.
3. Nivel escolar: se subdividirá de la siguiente manera:
 Analfabeto
 Primaria incompleta
 Primaria completa
 Tercer año de secundaria
 Terminó una carrera técnica
 Secundaria incompleta
 Secundaria completa
 Estudios universitarios incompletos
 Terminó universidad.
4. Estado civil: se subdividirá en:
 Casado(a)
 Soltero(a)
 Unión de hecho estable
 Divorciado(a)
26
II. Identidad de género:
 Identidad masculina
 Identidad femenina
III. Autovaloración de género:
 Autovaloración masculina.
 Autovaloración femenina.
IV. Evolución de la identidad de género:
 Evolución de la identidad masculina.
 Evolución de la identidad femenina.
V. Identidad de género y consumo de drogas:
 Identidad masculina y consumo de drogas.
 Identidad femenina y consumo de drogas.
VI. Factores protectores y factores de riesgos:
 Factores protectores y de riesgos para hombres.
 Factores protectores y de riesgo para mujeres.
Para la obtención de estas variables y dar respuestas a los objetivos
de la investigación se aplicó una encuesta estructurada a cada una
de las personas participantes en la investigación.
La encuesta aplicada consta de 6 bloques de preguntas donde cada
bloque está destinado a recoger la información de las seis variables
defnidas en ese mismo orden. Además se realizaron observaciones
en talleres impartidos sobre la temática de drogas y género a la
comunidad escolar y a miembros de la policía nacional del Distrito
VII de Managua, para la cual se utilizó una guía de observación
(Anexo #3).
27
Las variables se operacionalizaron a partir de las respuestas
brindadas por cada participante, al conjunto de respuestas de cada
pregunta se le realizó un análisis de contenido para obtener una
generalización a partir de la revisión de los signifcados, así como la
interpretación de las citas textuales.
Se realizó una comparación de las respuestas brindadas en cada
pregunta y se señalaron lo que en ellas se repetía realizándose una
descripción y comprensión de los hechos y de las emociones.
Una vez obtenidos los resultados de la encuesta se organizaron 5
grupos focales con una guía de preguntas para hombres y otra para
mujeres que sirvieron para organizar la discusión (Anexo 4 y 5),
diferenciándolos por sexo y su relación con las drogas (no
consumidores/as, consumidores/as, y exconsumidores/as), con el
objetivo de validar las opiniones encontradas en las encuestas y
profundizar la relación entre la categoría género y el
comportamiento ante las drogas.
28
CONSIDERACIONES ÉTICAS
La Asociación Médica Mundial (1964) promulgó la Declaración de
Helsinki como una propuesta de principios éticos que sirva para
orientar a quienes investigan en seres humanos de promover y
velar por la salud de las personas, la preocupación por el bienestar
que tiene que prevalecer y su fnalidad el mejorar los
procedimientos preventivos, diagnósticos y terapéuticos.
La investigación médica debe de estar sujeta a normas que sirven
para promover el respeto a todos los seres humanos, proteger su
salud y sus derechos individuales; se debe proteger la vida, la
salud, la intimidad y la dignidad; basarse en principios científcos
aceptados; llevada a cabo por personal profesional científcamente
califcado; el diseño debe de estar disponible para todo público;
deben de realizarse cuando la importancia del objetivo es mayor
que los riesgos; la población sobre la que se investiga debe de
benefciarse de sus resultados; la participación debe de ser
voluntaria y debidamente informada; se debe de proteger su
integridad; los autores y editores tienen obligaciones éticas y
mantener la exactitud de los datos y resultados. (27)
La investigación será realizada bajo las normas y principios éticos
planteados en la Declaración de Helsinki, promoverá el respeto, la
integridad, la protección de los derechos individuales.
De todos/as los/as participantes se obtuvo su consentimiento sin
ningún tipo de presión, se informaron los objetivos, el llenado de la
información fue anónimo y se explicó que era para fnes de
investigación en el tema de género y las adicciones.
29
Esta investigación está justifcada ya que existen posibilidades
razonables de que la población sobre la cual se hará la evaluación
se va a benefciar de sus resultados, los resultados son exactos y se
publican tanto los datos positivos como negativos.
En ningún momento se expondrá a los informantes de situaciones
que pongan en riesgo su dignidad de ser humano (27) todos fueron
además informados de su derecho pleno a abandonar el estudio en
cualquier etapa si así lo deseaban.
30
ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS
A cerca de las características de la muestra.
La muestra de estudio estuvo conformada por sesenta participantes
que residen en el Distrito VII de Managua; treinta del sexo femenino
donde diez eran no consumidoras, diez consumidoras y diez
exconsumidoras, treinta del sexo masculino de ellos diez eran no
consumidores, diez consumidores y diez exconsumidores.
El rango de edades de catorce años a veinte y cuatro años fue el
de mayor representación seguida por el de treinta y cuatro años a
cuarenta y cuatro años. Hubo una representación elevada del nivel
escolar secundaria incompleta (fundamentalmente de estudiantes
de quinto año de secundaria) así como de profesionales. Esto se
puede deber a que gran parte de la muestra se obtuvo en los
colegios públicos del distrito VII incluyéndose tanto a estudiantes
como maestros/as. El estado civil que prevaleció fue el de soltero
seguido por el de unión de hecho estable.
En este capítulo se exponen los resultados que arrojaron las
diferentes técnicas que se aplicaron para identifcar la relación que
existe entre la identidad de género y el consumo de drogas desde
una metodología cualitativa.
Identidad de género en mujeres consumidoras, no
consumidoras y exconsumidoras.
En el acápite dirigido a la exploración de la identidad femenina la
mayoría de las mujeres referen que no es lo mismo ser mujer que
ser hombre. Las principales diferencias las enmarcan en aspectos
31
biológicos específcamente en la capacidad de la mujer de parir, así
como en aspectos socioculturales vinculados a esto, como la
capacidad de criar, educar y brindar amor a la familia en especial a
los hijos.
Describen a una mujer que centra sus pensamientos en el bienestar
de su familia, muy vinculada a esta y dependiente de la pareja
fundamentalmente desde lo emocional. La mujer cuando piensa en
el funcionamiento de su familia piensa en la estabilidad de la pareja
y aun cuando se aspira a una pareja amorosa y comprensiva a lo
que más importancia se le brinda no es a ello si no a que esté
presente.
A continuación se exponen algunas expresiones que lo denotan:
“La mujeres tienen órganos reproductores diferentes a los de los
hombres, todos los meses tenemos la menstruación, salimos
embarazadas y parimos. Además las mujeres somos más sensibles
que los hombres, por eso cuidamos mejor a los niños y tenemos
más paciencia para educarlos, los hombres todo lo resuelven con la
fuerza y la represión.”
“Una de las diferencias sería los órganos reproductores que le dan
la dicha a la mujer de salir embarazadas y dar a luz, además
maduramos primero que los hombres y comprendemos más que
ellos, también miramos la vida de otro punto de vista que el de
ellos, somos más sensibles, más centradas en los sentimientos y las
emociones, siendo más expresivas. Esto nos ayuda en ser más
responsables y efectivas que los hombres en el cuidado de nuestros
hijos y de la familia.”
32
“A parte de las diferencias referidas al físico también las hay en la
forma de tomar las cosas, el hombre tiene menos sufrimientos que
la mujer al formar una familia porque la mujer es la responsable de
que esta funcione, de que los hijos salgan adelante y sean hombres
y mujeres de bien, mientras que los padres muchas veces no se
hacen cargo de los hijos, bueno a ellos no les toca sacar adelante a
la familia, más bien a veces dar para la economía del hogar. A
nosotras nos toca velar porque el padre de nuestros hijos no nos
abandonen por otra familia.”
“Las mujeres somos sentimentales y frágiles, mientras que los
varones indiferentes y bruscos, muchas veces no sienten ni
reaccionan en lo que pasa alrededor. Las mujeres tenemos que
estar defendiendo lo que es nuestro porque como los hombres no
valoran la familia como debe de ser abandonan a sus esposas y sus
hijos…. ”
“Muchas veces pensamos nosotras mejor que ellos. La mayoría de
los hombres de hoy en día solo piensan en que el que tenga más
mujeres es más macho que el otro, nosotras no, tenemos el pensar
de formar una familia, una familia que por encima de cualquier
situación se mantenga unida. Por eso cuando las cosas no
funcionan así nos sentimos abandonadas, tristes, deprimidas y con
una carga muy grande.”
Se evidencia que la identidad femenina está muy relacionada a la
maternidad. Según Lagarde, 1992, la maternidad ha sido
históricamente, la vía de realización de las mujeres. El binomio
mujer madre es inseparable. Desde pequeña ha sido preparada
para este fn. La feminidad está intrínsecamente defnida como el
33
ser para los otros, darse a los demás. La actitud maternal expresiva
y cuidadora queda introyectada a la forma inherente de ser mujer.
(28)
La dependencia emocional de la pareja es una problemática que
tiene que ver con estereotipos y mitos, teniendo en cuenta que el
género es un constructo social. De ahí que muchas mujeres no se
sienten completas si no es teniendo una pareja, y si no la tienen la
quieren, pero, en cualquier caso, forma parte central de sus vidas.
Siguiendo los análisis de Marcela Lagarde y de los Ríos, se evidenció
que el amor está arraigado en el ideal de género para las mujeres, y
que es un amor que se caracteriza por la entrega en dos variantes:
 La entrega de cuidados y atención para cubrir las necesidades
de los otros y en especial a la familia en su rol de madre y rol de
hija para cuidar al padre y/o la madre ya mayores; y la entrega
al hombre, la pareja. Rol de esposa-compañera. En algunos
casos esto signifca la entrega de la mujer.
Los mandatos e ideales de género actúan con fuerza constitutiva de
la identidad y subjetividad, de lo que yo quiero y deseo. El orden
amoroso tradicional convierte a la mujer en ser para otro y además:
de ese otro. Se escuchan expresiones como “soy tuya”, “haz
conmigo lo que quieras”, “poséeme” o el cuento donde el Príncipe
Azul rescata a la Princesa. (29)
Otro aspecto que resaltan las mujeres encuestadas cuando se
defnen es que tienen la habilidad de simultanear la maternidad con
todo lo que implica el desempeño laboral y profesional fuera del
34
hogar. Aparece la fgura de la mujer ligada al desempeño de
múltiples roles que abarcan tanto el ámbito privado como el
público.
“La mujeres cuidamos de nuestras casas, familias y trabajamos
aportando a la sociedad y a la economía de la familia.”
“Luchamos por mantener en pie una familia, criamos a nuestros
hijos. Muchas veces sin ayuda de sus padres. Muchas veces
solventar los gastos del hogar, aunque tengamos un esposo”.
“….Generalmente somos las que mayormente cargamos con la
responsabilidad de tener un hijo, criarlo y darle de comer, estudios
y todo lo que necesita.”
Esto puede deberse a los avances de la biología y la genética, los
disímiles hallazgos en la esfera de la salud humana, el desarrollo
tecnológico y las revoluciones ideológicas que cuestionan de forma
radical asuntos que hace veinte años atrás se consideraban
indiscutibles, como los papeles, las funciones y la especifcidad de
cada sexo, llevando a una ruptura progresiva de la familia patriarcal
tradicional y de rígida estructura jerárquica.
Todo ello ha sido impactado entre otros aspectos, por la
participación de la mujer en el trabajo y el control de la natalidad, lo
que ocasiona una ruptura de la división sexual del mundo público y
el privado generando una dicotomía estricta en las actividades que
estaban defnidas y la identidad de uno y otro.
A esta capacidad que describen las mujeres encuestadas de poder
simultanear los roles reproductivos y productivos se le ha
35
denominado, doble jornada laboral. La misma ha sido propiciada
debido a que si bien la mujer ha querido incursionar en el ámbito
público, defnido hasta hace unos años como ámbito masculino, en
busca de realización profesional y de independencia económica, los
hombres no han mostrado el mismo interés por ocupar el privado
(mundo femenino, o roles femeninos).
Además a nivel social la mujer sigue siendo más valorada en los
roles reproductivos que en los productivos por lo que no renuncia a
este, si no que realiza ajustes, por evidenciarlo como una fuente
importante de satisfacción, realización y valoración a nivel social.
La mayoría de las mujeres que no refrieron diferencias con los
hombres en la manera de sentir son mujeres consumidoras en la
actualidad, las mismas hacen referencia a la existencia y
prevalencia en hombres y mujeres de sentimientos negativos y
contradictorios. Esta actitud denota la posibilidad de que el
consumo de drogas lleve a una modifcación en la identidad de
género en las mujeres. La misma puede ser resultado del impacto
negativo que tienen las drogas a nivel cognitivo, afectivo y social.
En sentido general las mujeres no consumidoras y las
exconsumidoras tienen conceptos de la identidad femenina más
elaborados que trascienden el reconocimiento de la presencia de los
órganos sexuales reproductivos para referirse al desempeño tanto
de roles tradicionales como no tradicionales, así como de aspectos
referidos a sentimientos, en relación a las mujeres consumidoras
que no establecen límites entre la identidad femenina y la
masculina en cuanto a formas de comportamiento y de expresión o
manera de vivir los sentimientos.
36
En un estudio realizado por Pérez, A y Correa, M. se evidenció en las
mujeres consumidoras incapacidad para expresar sentimientos.
Según estos autores es posible que las mujeres que consumen
preferan negar sus sentimientos, ya sea como una forma de
defenderse, de evadirse, o como resultado de un efecto
«anestésico» del consumo; por el contrario, las exconsumidoras
aparentemente recuperan su capacidad expresiva. (30)
Identidad de género en hombres consumidores, no
consumidores y exconsumidores.
La mayoría de los hombres referen al igual que las mujeres que no
es lo mismo ser hombre que ser mujer. Las diferencias las enmarcan
en la descripción de una mujer tradicional que asume el cuidado y
educación de los hijos y se ocupa del buen funcionamiento del
hogar, así como muy amorosa, sentimental y de un hombre
proveedor, autoritario, poco expresivo emocionalmente, impulsivo,
sostenedor de la familia y que cuando ejerce la paternidad lo hace
en una relación periférica e intermitente con los hijos. Se aprecia la
identidad masculina vinculada al consumo de alcohol y de tabaco.
Este sistema de creencias sobreviene de la conformación de un
arquetipo femenino y masculino en que la ternura, la expresión de
sentimientos, la cercanía emocional no son inherentes a la
masculinidad y de ahí a la paternidad, sino a la femineidad y a la
maternidad.
El orden patriarcal se erige sobre la plataforma de un modo de
producción y unas consecuentes relaciones sociales de producción,
que mantiene al hombre como ente productivo, sostenedor de la
37
familia y proveedor de bienes. Quedó inscrito en la identidad
masculina la necesidad de adquirir destrezas, el éxito, el poder
público. De niño sus juegos están relacionados justamente con el
entrenamiento de las habilidades vinculadas a los roles productivos:
pistolas, carros, juegos de acción; mientras que a las niñas se les
entrena en los roles reproductivos a través del juego de las casitas y
de las muñecas, lo cual la apropia de la posibilidad de adiestrarse
en ser mamá desde la etapa infantil.
Muestra de ello son las siguientes expresiones:
“Las mujeres son sensibles, cariñosas y lindas. Son más débiles
desde los sentimientos. Mientras que nosotros los hombres somos
trabajadores, fuertes y orgullosos”.
“Las mujeres son más expresivas con sus sentimientos. Los
hombres siempre tratamos de demostrar nuestra hombría de
alguna manera, buscando el dinero de cualquier manera, yendo a la
calle, por lo que generalmente nos buscamos más problemas,
fumamos, tomamos porque son maneras de ser en la calle”.
“Los hombres generalmente toman y fuman porque es una manera
de demostrar que se es hombre. Los hombres somos machistas.
Las mujeres son muy sensibles, siempre lloran, o están
preocupadas por una cosa u otra, que si los niños que si mis padres,
que si…..”
Autovaloración de género.
En el acápite de la autovaloración de identidad de género la
mayoría de las mujeres refrieron que era mejor ser hombres que
38
mujeres. Identifcan en la vida de la mujer muchas desventajas para
la realización personal y profesional muy vinculada a la
identifcación de una sociedad machista que le brinda al hombre
mayores posibilidades de realización que a la mujer por el mero
hecho de ser hombres, así como un mayor grado de recriminación
ante comportamientos valorados de forma negativa por la sociedad.
Además señalan en la vida de la mujer la presencia de una serie de
situaciones relacionadas con dolor, sometimiento y sobreesfuerzo.
Esta postura estuvo mayormente representada por las mujeres
consumidoras, que un 100% dijeron que era mejor ser hombre que
mujeres, seguidas por las ex - consumidoras, representadas por un
80%. Estos resultados no se corresponden con los encontrados por
Pérez y Correa. (30)
A continuación se ejemplifcan los resultados expuestos:
“Los hombres sufren menos que las mujeres, la mujer sufre al parir
al hijo, o al ser una madre soltera. (…) Todo el mundo se siente con
el derecho de juzgar y decir que uno no es una buena madre…. y es
propensa a sufrir enfermedades por ser víctima de violaciones, es
víctima de burlas y de irrespeto”.
“..porque a pesar de todos los cambios la mujer actualmente es
muy discriminada por sus acciones que la llevan a cometer errores
los cuales todos señalan siempre, tanto los hombres como las otras
mujeres, aun cuando una esté haciendo cambios”.
“Porque los hombres no experimentan el dolor del parto, ni la
menstruación. Son más los porcentajes de que las mujeres sean
violadas que los varones”.
39
“Es mejor ser hombres porque son los que tienen el poder y el
mando en todo y las mujeres somos más frágiles, más señaladas
hasta cuando tratamos de enmendar nuestros errores”.
“Lamentablemente vivimos en una sociedad machista en la que el
hombre se le permite hacer cosas solo por el hecho de ser hombres
y también trabajos que las mujeres podemos hacer le son
otorgados solo al hombre”.
“….porque las mujeres somos señaladas por todo en la “SOCIEDAD
MACHISTA. (…) porque es muy difícil ser una buena madre, crear
una familia, tener un buen trabajo o ser buena en el trabajo que
una tiene”.
Estas expresiones denotan que mujeres consumidoras y
exconsumidoras vivencian que el consumo de drogas no tiene el
mismo signifcado para hombres y mujeres, ni es valorado del
mismo modo por los demás. Según Sánchez, mientras que entre los
hombres el consumo de alcohol es percibido como una conducta
natural, social y culturalmente aceptada, salvo en casos extremos
donde la adicción aparece asociada a conductas violentas o
antisociales, entre las mujeres supone un reto a los valores sociales
dominantes. Por ello las mujeres con dependencia al alcohol
soportan un mayor grado de reproche social, que se traduce en un
menor apoyo familiar o social. (8)
Las mujeres con consumos problemáticos de alcohol perciben con
más frecuencia e intensidad que los hombres, que han fracasado a
nivel personal, familiar y social, incapaces de desempeñar
satisfactoriamente el papel que les ha sido asignado, ser una buena
40
madre o una buena ama de casa. Las consecuencias de esta
vivencia suelen ser la desvalorización personal, las tensiones y
confictos familiares, cuando no la violencia familiar. (31)
Es importante notar que las normas diferentes para mujeres y
hombres no dependen de que una mujer intoxicada sea más
irresponsable, deshonesta o egoísta comparada con el hombre de
las mismas circunstancias, sino porque se piensa que la mujer no
debe de beber, por lo tanto, estas normas no dependen de
argumentos racionales, sino que son la expresión de valores
particulares. (32)
En la actualidad muchas personas afrmarán que la sociedad está
cambiando y que el papel de las mujeres no es el mismo que hace
años, pero cuando es una mujer la que lleva un estilo de vida
asociado al deterioro y la marginación se le evalúa en una
incomprensión mayor, derivada del proceso no imaginado en cuanto
a construcción mental de la trasgresión. (33)
Al hacer referencia a las ideas corrientes sobre las mujeres incluyen
en su mayoría “buenas administradoras del hogar, hacendosas,
vanidosas y celosas”. Cuando se les pidió que escogieran los cuatro
califcativos que se les aplican mejor adicionaron de manera general
“emocionales e independientes”.
Como se puede apreciar las dos primeras se referen al desempeño
de los roles en el hogar, los que históricamente se les ha asignado,
el otro se refere a la relación que establecen consigo mismas, con
su apariencia externa. La otras dos tienen que ver con la manera
41
que se relacionan desde lo afectivo con los demás y denotan
dependencia emocional.
La última hace referencia a la relación con todo lo que le rodea. Esta
parece estar en contradicción con las dos anteriores lo que puede
deberse a que aunque hace ya varias décadas que la mujer se libró
del encierro que suponía estar metida entre cuatro paredes y
condenada a no poder ejercer otra profesión que no fuera la de
esposa devota y ama de casa entregada, la mujer actual pretende
seguir con los roles que históricamente se le han asignado a la vez
que asume los roles asignados a los hombres.
En estos momentos las mujeres no se conforman con aceptar
únicamente lo que la sociedad le ha adjudicado, después de siglos
de resignación van en búsqueda de protagonismo y de poder.
A pesar de que aún queda mucho camino por recorrer en el plano
de la igualdad de oportunidades, resulta interesante ver como las
mujeres simultanean las responsabilidades dentro del hogar con
tareas que les brindan independencia económica la que a largo
plazo puede devenir en un sentimiento de independencia
emocional.
Las ideas más corrientes que señalaron de manera general los
hombres consumidores y exconsumidores fueron las de mujeriegos
y lujuriosos. Además como los no consumidores señalan el ser
trabajadores e independientes. Al pedirles que seleccionaran las
cuatro que más los defnía agregaron proveedores. Como se puede
apreciar las dos primeras se referen a la relación que establecen
42
con las mujeres, más centradas en lo sexual, en lo físico que en lo
afectivo.
El hecho de que los consumidores y exconsumidores se identifquen
prioritariamente con ser mujeriegos y lujuriosos puede deberse a
que el sexo sea utilizado como un paliativo a la falta de afecto que
vivencian las personas inmersas en una adicción así como un
tiempo después de haber dejado de consumir. El sexo ofrece,
momentáneamente, un escape a las presiones cotidianas, al dolor y
a la soledad. Al principio casi no trae consecuencias perjudiciales
hasta que se convierte en la única manera de seguir adelante. Una
compulsión para encontrar un alivio temporal.
La sexualidad forma parte natural del ser humano, pero cuando se
convierte en una prioridad que interfere en la vida diaria, en el
trabajo, afecta a las relaciones personales y sociales y, además,
causa ansiedad, estrés y arrepentimiento, entonces se convierte en
adicción al sexo. Muchos autores consideran que es más un síntoma
que una enfermedad. Estas conductas esconden insatisfacción
personal, baja autoestima y poca tolerancia a la frustración. “Es
como la punta del iceberg, lo que se ve a primera vista, pero es el
refejo de múltiples trastornos mentales como la ansiedad, las
difcultades para relacionarse, la inseguridad afectiva o los
problemas de identidad sexual, entre otros. Situaciones estas
descritas en la literatura especializada (34) como presentes en los
consumidores y exconsumidores de drogas.
Las otras 3 guardan relación con un postulado de que los hombres
tienen que ser trabajadores, llevar dinero a la casa y suministrar
económicamente a la familia. Vinculado a la apropiación de un
43
papel construido históricamente por una cultura y una estructura
social de poder que ubicó al hombre dentro de un mandato de ser a
partir del tener, del poder, en un espacio público de competencia
para el cual desde niño debía adquirir destrezas y habilidades.
Percepción de hombres y mujeres sobre sí mismos en el
contexto actual.
Las mujeres perciben una gran diferencia entre la actualidad y hace
30 años atrás. Las más jóvenes se referen a aspectos positivos
como que en la actualidad las mujeres son más independientes,
tienen más derechos y una mayor igualdad de oportunidades de
estudiar, trabajar y de ser profesionales.
Las mayores de 40 años además de reconocer los aspectos
positivos mencionados con anterioridad agregan como elementos
negativos a los cambios ocurridos en los últimos años que las
mujeres han confundido libertad con libertinaje, lo que ha llevado a
una degradación de la moral de las mujeres. Resaltan que las
mujeres de hace unos años eran más prudentes, se respetaban y se
daban a respetar más, eran más recatadas y existía mayor
sinceridad.
En lo relativo a la felicidad en comparación a hace 30 años,
especulan de manera general que antes eran menos felices debido
a que tenían muy pocas oportunidades de realización personal y
profesional y porque eran más dependientes de los hombres.
Referen además que existía una mayor violencia hacia la mujer
debido a la poca independencia, así como a la falta de leyes que las
defendiera, desaprobara y castigara estos hechos.
44
En cuanto a los ocho elementos que se brindaron para analizar si
son mejores ahora o antes, la mayoría de las respuestas indicaron
una mejoría en todos. Estos resultados no se corresponden con los
encontrados por Pérez y Correa (30), que referen que la asunción
de nuevos roles ha favorecido la dimensión estrictamente
individual, pero en contrapartida la vida relacional y de roles
tradicionales de las mujeres han perdido importancia,
deteriorándose la vida familiar, la importancia de la maternidad y la
atención de los hijos.
Las respuestas brindadas por las encuestadas denotan que el
maternaje se mantiene presente como un rol importante en la
mujer aunque con algunos emergentes de cambio. La maternidad
tiende a ser más compartida con otras mujeres (abuelas,
educadoras, cuidadoras) y no de forma exclusiva. En la medida que
la mujer logra mayor independencia económica no delega la
autoridad en el hombre, asume decisiones en relación a sus hijos y
puede ejercer mayor autoridad y control. Además se puede percibir
que a un mayor nivel de instrucción se poseen mejores
herramientas para afrontar de manera más efcaz la educación de
los hijos, así como para establecer mejores estilos de comunicación
con estos.
La información obtenida de los hombres indica una mejoría en la
vida familiar, atención de los hijos, importancia de la paternidad y
las relaciones amorosas. Como se puede observar la masculinidad
no es un patrón monolítico, sino que está cambiando, se dan
nuevas masculinidades donde el hombre no se ve limitado a la
mantención económica de la familia, sino a asumir el desempeño en
45
el hogar de roles que históricamente se han defnido como
femeninos, a un mayor vínculo afectivo con ella, al reconocimiento
de sus propios sentimientos como válidos y no como cuestionantes
de la masculinidad.
Estos cambios que se aprecian pueden responder a que la mayoría
de los entrevistados son hijos de familias monoparentales, donde
quedaron al cuidado de madres lo cual puede propiciar un
aprendizaje de las labores domésticas y de un mayor grado de
expresión de sentimientos sin sentir amenazada su masculinidad.
En un estudio realizado por Arés, se aprecia la aparición de un
padre con emergentes de cambios. El hombre recupera algunos
elementos expropiados como la ternura y algunas responsabilidades
como la de alimentación y cuidado. Recupera una paternidad
cercana, empática, que descubre el disfrute de los hijos, que
comparte funciones con la madre. (35)
No obstante no se puede perder de vista que la masculinidad tiene
un asignado cultural que dista mucho de estas nuevas propuestas
sociales. Desde las cargas culturales los hombres son proveedores y
los que ponen mano dura. Estos roles tradicionales que son
expuestos en los acápites anteriores, no necesariamente
constituyen un privilegio para el hombre, sino que más bien
representan una carga cultural que a veces lo agobia, por eso es
que ya se presentan fsuras en este tipo de construcción de la
masculinidad. (36)
Las mujeres entrevistadas reconocen que ha habido un aumento de
mujeres consumidoras de drogas en la actualidad. Este aumento
46
desde los resultados obtenidos se asocia a los cambios acaecidos
en la posición de la mujer dentro de la sociedad y en la manera de
percibirse a sí mismas. Estos resultados se corresponden con los
referidos por Pérez y Correa. (30)
La mayoría piensa que el exceso de libertad y de independencia ha
propiciado el aumento de factores de riesgos para el consumo de
alcohol y otras drogas. Que en la medida que las mujeres han
asumido roles masculinos han incursionado en otros
comportamientos considerados como negativos para el desarrollo
de las personas como son una vida sexual y amorosa desordenada,
el abandono por parte de algunas mujeres de sus hijos y familias y
el consumo de drogas.
De manera general se refere que consumen tanto “las mujeres de
estatus económico alto como bajo”, “las mujeres de la vida alegre”,
“prostitutas”, “las mujeres que son vagas”, “las libertinas”,
señalando como factores principales para consumir “los problemas
familiares, las amistades, la falta de afecto, la presencia de
problemas emocionales (baja autoestima, ansiedad, depresión,
sentimiento de soledad) y el ser víctimas de maltrato por parte de
la familia de origen y/o la pareja”.
Las mujeres consumidoras y exconsumidoras encuestadas referen
que sí existe relación entre la manera en que se ven ellas mismas y
la droga que consumen. A continuación se muestran una serie de
expresiones que lo denotan: “si porque me veo estresada y solo
quiero relajarme”, “quiero sentirme poderosa, linda, sentirme feliz”,
“así puedo decir lo que realmente siento”, “me hace sentir tuani,
importante, que valgo, que le importo a los demás”, “me aíslo de
47
los problemas y de la realidad que me atormenta”, “me hacía sentir
con la autoestima elevada, que era importante, que era linda, que
tenía un lugar al que pertenecía”, “comencé porque quería
adelgazar, verme bonita, estar en onda”.
Identidad de género y consumo de drogas. Factores
protectores y de riesgos.
En sentido general las mujeres referen que el hecho de consumir
drogas si cambia la manera como una mujer se ve a sí misma.
Consideran que las mujeres que consumen se ven desgastadas
física y moralmente, con un deterioro a nivel personal, familiar y
social notable, desvalorizadas. Las consumidoras agregan que se
perciben con muy pocas posibilidades de recuperarse y tener el
respeto de los demás, en alguna medida porque no se han sentido
respetadas nunca en su vida, aun antes de consumir por primera
vez.
Estos resultados guardan correspondencia con los de otro estudio
donde se obtuvo que las mujeres que consumen drogas piensan
que su rol dentro de la familia se modifca, pierden características
netamente femeninas como delicadeza, ternura, ser hacendosas y
presentan un comportamiento sexual desordenado. (30)
Las mujeres de manera general tienen una opinión negativa hacia
las mujeres consumidoras de drogas, describiendo un mayor grado
de enjuiciamiento por parte de la sociedad hacia ellas que hacia los
hombres.
Esta manera de percibir a las mujeres consumidoras de drogas lo
atribuyen a que la sociedad nicaragüense es muy machista a pesar
48
de todos los cambios que se han implementado, así como que el
comportamiento de ellas va en contra de todo lo que se revela en la
biblia y en Nicaragua se es muy religioso. “El machismo arraigado
en nuestra sociedad a la mujer consumidora y hasta la que ya no
consume la desvaloriza, la etiqueta de lo peor mientras que al
hombre que consume se le ve como más normal”, “hay diferencias,
nos desvalorizan totalmente, tanto es así que se le da credibilidad a
un hombre adicto cuando desvaloriza a una mujer que ya no
consume hace algún tiempo”.
No existe consenso en la manera que las mujeres no consumidoras
perciben a las consumidoras, unas expresan lástima por todo lo que
pierden, fundamentalmente en el área familiar, muy vinculado a la
idea de la maternidad responsable y afectiva y otras las critican y
juzgan de manera muy negativa. Ejemplo: “Las veo como una triste
y simple perdedora, digna de lástima”, “estas mujeres viven vidas
tristes donde nunca van a saber que es el amor de un hijo, la
felicidad de amar”, “son mujeres que no les importa nada, ni su
belleza, ni su salud, ni su familia”, “son mujeres alegres de la vida
que solo viven para ellas y terminan jodidas”.
La mayoría de las mujeres encuestadas no encuentran nada
positivo en las drogas pero algunas señalan que dan placer, te
permiten dormir, relajarte y olvidar los problemas. Los aspectos
negativos del consumo de drogas que fueron referidos con más
frecuencias son deterioro y sufrimiento de la familia, de la salud
física y emocional.
Las personas con las que generalmente se inician en el consumo de
drogas las mujeres son con las parejas y con los amigos. Las drogas
49
que con más frecuencia consumen son cigarro, alcohol y
marihuana. Usualmente consumen en festas, en reuniones sociales
y en lugares escondidos. Referen que generalmente donde la
familia no se dé cuenta, por lo que habitualmente hay un rechazo a
consumir en la casa, aunque no siempre se cumple con esta
condición, fundamentalmente, referen las exconsumidoras,
“cuando se pierde el control y la insidia es grande”.
Las mujeres no consumidoras identifcan como factores protectores
los valores fomentados por la familia y la religión cristiana como:
“la responsabilidad, la obediencia”, “el amor a la familia y a dios”,
“la comunicación afectiva con los padres”, “el respeto y una
adecuada autoestima”.
Los principales factores por los que se inician las mujeres en el
consumo son la curiosidad, los problemas emocionales, problemas
familiares, resaltando el tema de la violencia física y sexual. Piensan
que una familia funcional, cariñosa que brindara apoyo, seguridad y
cultivara sentimientos positivos hubieran sido factores que las
hubieran protegido del consumo de drogas.
Las exconsumidoras referen como elementos importantes para
dejar de consumir “el tocar fondo”, “vivir una situación propiciada
por el consumo de drogas que te lleva a sentir un sufrimiento más
grande que el placer que se siente con el consumo”. Una de las
motivaciones principales la constituyen los hijos, tanto los que se
tienen como los que se quieren tener.
Los hombres consideran que los factores que han hecho aumentar
la cantidad de hombres que consumen en primer lugar son el
50
aumento de las pandillas, la presión grupal, la curiosidad y los
problemas familiares. “Cada día hay más pandillas, los amigos que
te invitan y te dicen que si no lo haces no eres hombre, que no
puedes andar con ellos”, “por experimentar, a uno le da curiosidad,
los amigos lo hacen, te invitan, te la regalan y uno no sabe, solo
que ellos dicen que es rico, que uno se siente rico”, “se anda en la
calle con los amigos, las pandillas, los padres no te quieren en la
casa….” , “problemas con tu familia, no te quieren, no se quieren
ellos, discusiones todo el tiempo y hay que salirse de eso..”
En segundo lugar destacan los problemas económicos y
emocionales. Referen: “…la pobreza, el entorno en que vives”, “la
falta de buena economía, exclusiones sociales…”, “pobreza, pocas
oportunidades de empleo…”
Según ellos los hombres que consumen drogas son los jóvenes que
tienen problemas familiares, no conocen sobre las consecuencias de
las drogas y que andan con malas amistades. No lo enmarcan en un
estatus social determinado si no que referen que todos por igual
consumen: “esto está generalizado de cada 10 varones 8 o 9
consumen algún tipo de drogas, sin importar el nivel que ocupan en
la sociedad...”, “todos por igual consumimos unos en sus castillos,
otros bajo los puentes y otros en sus humildes casas”, “la mayoría
consumen drogas, la juventud está metida en drogas”.
Los consumidores y los exconsumidores referen que si existe
relación entre como ellos se ven y las drogas que consumen pues la
utilizan para: “sentirse poderosos, olvidarme de toda mierda”, “… lo
importante es que me siento braco, búfalo, en nota”, “cuando
consumes perteneces a la pandilla y cuentas con su apoyo…”, “ te
51
ayuda a divertirte, a olvidar, a desinhibirte…”, “yo creía que eran
mis aliadas, pero las drogas me hicieron mierda, yo creía que
dominaba el mundo, que era dios, que era todo poderoso, me
olvidaba de todo lo que me daba dolor, pero…”, “el miedo se iba a
la mierda..”.
En cuanto a identidad masculina un grupo de consumidores y de no
consumidores referen que el consumo de drogas potencia la
masculinidad, los hace ver fuertes, poderosos, respetados y temidos
por los demás mientras que otra parte de no consumidores,
consumidores y los ex consumidores referen que el consumo de
drogas afecta totalmente la masculinidad, los degrada, los lleva a
perderlo todo, la familia, las amistades, las cosas materiales. “No se
puede llamar hombre a un guiñapo humano”, “no sirves ni para
sustentarte el consumo así que cuidar de una familia y darle lo que
necesitan”, “las drogas te llevan a verte como algo despreciable, ni
humano te ves, menos te ves como un hombre”.
La mayoría de los hombres referen que a nivel social la valoración
hacia una mujer consumidora de drogas es más drástica que hacia
los hombres. Esto es el resultado de una sociedad machista que se
ejemplifca en frases como: “a que en Nicaragua hay una asociación
entre hombre de la calle, vago y borracho y una mujer de la casa
dedicada al cuidado de los hijos y la familia”, “Nicaragua es un país
de hombres y mujeres machistas”, “porque las mujeres deben de
ser delicadas, correctas, pudorosas”.
Como se puede apreciar esto guarda relación con el hecho de que a
las mujeres en la sociedad se les identifca con tres roles
fundamentales que las tipifcan y por los que se evalúa a las
52
mujeres como buenas, entre los que se encuentran: madres,
esposas e hijas. Cuando la mujer trasgrede, algunos de estos roles,
se da un proceso de doble penalización moral y social. Se
conforman desde el imaginario social mandatos implícitos, estados
de opinión generalizados, que llevan al rechazo de la anormalidad y
excepción que suponen las mujeres que desarrollan conductas
disruptivas.
Sin embargo la situación no se comporta igual en los hombres, se
tienen otras expectativas sociales, que sean agresivos, los que
tengan conductas fuera de la ley; existe la identidad hombre-
delincuente, cruzada por diversas variables que producen
estereotipos en su concepción, igualmente la de hombre drogadicto,
delincuente. Desde los modelos considerados típicamente
femeninos se han construidos otras expectativas; se espera que
sean sumisas, las no agresivas, las mantenedoras de la paz social.
La mayor transgresión imaginada y concebida socialmente para una
mujer es la de prostituta, estigma identitario por excelencia. (33)
Entre las razones más frecuentes para iniciarse en el consumo
describen en primer lugar la presión grupal, curiosidad, placer y en
segundo lugar problemas familiares y emocionales
(fundamentalmente frustración y baja autoestima). Cuentan que
generalmente se inician en el consumo con amigos y familiares del
sexo masculino (padres, abuelos y tíos). Las sustancias que referen
con más frecuencia en el inicio son cigarro, alcohol y marihuana
aunque referen que después de un tiempo ya consumieron cocaína
y crack.
53
La mayoría de los hombres encuestados referen que no hay nada
de positivo en el consumo de drogas, de manera general se señalan
consecuencias negativas referidas al deterioro de la salud física y
mental, al sufrimiento de la familia, a la perdida de bienes
materiales, aunque algunos hacen referencia a que las mismas
propician cuando no hay una dependencia placer y relajación.
Este último aspecto descrito guarda relación con la llamada luna
miel, que es la etapa en la cual la persona consume drogas y
todavía no se presentan problemas asociados a ello o no es capaz
de darse cuenta de los mismos. La persona se encuentra
egosintónica en relación a la sustancia, la identifca como su aliada.
(37)
Los lugares más frecuentes de consumo son las festas, bares, los
lugares tanto públicos como en las casas cuando están
compartiendo con familiares y amigos. Los más jóvenes, entre
edades de 14 y 16 años referen que en cualquier lugar menos en la
casa.
En los no consumidores los factores que señalan como protectores
para no haber consumido se encuentran las buenas relaciones
familiares basadas en el amor, el respeto, la responsabilidad, así
como un conocimiento de las consecuencias negativas en la salud
personal y el bienestar de la familia. Resaltan como un factor
protector importante el hecho de conocer la historia de vida de
personas destruidas por el consumo de drogas.
Los exconsumidores exponen como principales motivaciones para
dejar de consumir el hecho de tocar fondo “lo había perdido todo,
54
mi salud, mi hijo, mi familia, quería que la vida me devolviera todo”,
“me estaba muriendo, había perdido a mi familia, empleos,
amigos”. Otro aspecto que destacan es el apoyo de AA (alcohólicos
anónimos) y de familiares, fundamentalmente de las esposas, para
acceder a centros de rehabilitación.
Según los consumidores y los no consumidores los factores que
hubieran contribuido a que ellos no se vieran implicados en el
consumo de drogas son: desde lo familiar: haber tenido una familia
más comprensiva y con capacidad de poner límites y de brindar
apoyo, desde lo personal: el haber sabido identifcar las buenas
amistades de las malas y tener una mayor autoestima y desde lo
social un mayor control de expendios por parte de las autoridades.
Observaciones realizadas en talleres de capacitación sobre
género y drogodependencias.
En la aplicación de la observación que se realizó en el desarrollo de
talleres sobre la temática de drogas y género, dirigidos a la
comunidad escolar y a miembros de la policía nacional del distrito
VII, se demostró como regularidades las siguientes:
 En la mayoría de los talleres en los hombres y las mujeres
prevalece la utilización de un lenguaje sexista. Se valen del
plural masculino para referirse a hombres y mujeres, lo que
invisibiliza la presencia de las mujeres en las actividades, así
como las particularidades de la identidad femenina y masculina,
se presenta la información como un todo homogéneo donde
prima una perspectiva androcéntrica.
55
 De manera general cuando los/as facilitadores/as hacen énfasis
en que defnan la identidad de hombres y mujeres vinculan la
fgura masculina a los roles productivos, donde prevalece una
representación de un hombre proveedor, trabajador, fuerte, poco
expresivo desde el punto de vista sentimental, desleal con
respecto a la relación de pareja y con actividades recreativas
vinculadas al consumo de tabacos y bebidas alcohólicas.
Mientras que la fgura de la mujer aparece muy relacionada a la
imagen de una mujer contemporánea donde se aprecia una
dicotomía en cuanto la asunción de los roles reproductivos y
productivos, con una gran capacidad de expresar sentimientos
tanto positivos como negativos. Aparece la mujer ligada a la
maternidad, a la educación de los hijos.
 Se evidenció que de manera general hay una actitud positiva de
ayuda a los hombres que son dependientes a drogas, asociando
el comportamiento de los mismos al concepto de
drogodependencia como enfermedad, sin embargo con respecto
a las mujeres que consumen drogas incluyen en sus discursos
contenidos negativos permeados por estereotipos sociales que
denotan discriminación social.
 Se observó que existe una asociación del hombre
drogodependiente con un hombre que es agresivo y que comete
delitos para sustentar el consumo de drogas. A la mujer que
consume drogas tienden a caracterizarla con un mayor deterioro
social y moral que el hombre, haciendo alusión a un mal uso de
la sexualidad, a la promiscuidad, prostitución como vía de
56
garantizar el consumo de alcohol, así como que son catalogadas
como más explosivas, agresivas y problemáticas.
Este resultado coincide con los resultados de un estudio realizado
por Fernández, G. (33). Las refexiones que se realizan en lo relativo
a examinar el consumo de las mujeres resultan muchas veces parte
del problema, ya que aparecen defnidas recurrentemente como
“más patológicas que los varones, asociadas al ejercicio de la
prostitución, y al abandono de sus responsabilidades como madre”
(38).
Paradójicamente, el cuerpo y la sexualidad son el eje de la opresión
y condición femenina, a la vez que son fuente de su poder, por
objetos valorados y deseados en la sociedad.
Grupos focales.
A continuación se expone la información obtenida en los grupos
focales:
Los hombres no consumidores ratifcan que la identidad masculina
está ligada a la presencia de los órganos sexuales reproductivos y al
desempeño de roles tradicionales como el de ser sustento
económico de la casa, ser proveedor, poco afectivo aunque algunos
de ellos referen que en la actualidad son más afectivos y colaboran
en tareas del hogar así como que permiten que la mujer trabaje
fuera de la casa, compartiendo con ellas el rol de sostén. Señalan
que el consumo de drogas repercute de manera negativa en la
masculinidad pues dejan de ser útiles socialmente, pierden sus
57
matrimonios y dejan de cumplir el rol económico que les
corresponde. Identifcan como factores de riesgo la curiosidad, la
irresponsabilidad, los problemas en la casa con la familia, las
amistades, la disponibilidad de drogas. Los factores protectores que
señalan son la responsabilidad, el conocimiento de los efectos que
provocan las drogas, el apoyo de la familia, la creencia en dios y la
reducción de los expendios.
Las mujeres no consumidoras referen que la identidad femenina
está asociada a los órganos sexuales reproductivos (estar
embarazadas y tener hijos) y al desempeño de roles femeninos
tradicionales (cuidado de hijos, del hogar y tareas domésticas) así
como al desempeño al unísono de roles productivos que la llevan en
ocasiones a convertirse en el sustento económico del hogar. Este
mismo grupo señala que las mujeres imitan el comportamiento de
los hombres lo que las lleva en ocasiones a conductas de riesgo
tanto para el consumo de drogas como el comportamiento sexual,
de tal manera que el consumo repercute negativamente en la
feminidad pues según ellas la mayoría no tienen hijos y si lo tienen
no asumen la maternidad, no son afectuosas y se comportan como
los hombres. Identifcan como factores de riesgo para el consumo
de drogas los problemas familiares, el abuso, problemas de
autoestima y trastornos emocionales y como factores protectores
un buen funcionamiento familiar, sentimientos de amor, de respeto,
la fe en dios y una adecuada autoestima.
Los hombres consumidores y exconsumidores basan su identidad
masculina en la tendencia de relaciones sexuales promiscuas sin
vínculo afectivo estable con las mujeres. Los exconsumidores hacen
referencia a un hombre que sustenta económicamente a la familia y
58
que asume un rol paterno, en cambio en los consumidores la
masculinidad está asociada al consumo, lo que los hace “lucir más
machos y más hombres”. En ambos grupos el consumo es
identifcado como que repercute negativamente pues los lleva a que
la familia y la sociedad los discrimine, provocando un deterioro de
su autoestima ya que se valoran como un tormento. Señalan como
factores de riesgo para el consumo la presión grupal, la
disponibilidad de drogas, los problemas familiares y económicos.
Como factores protectores identifcan una familia unida sin
problemas económicos.
Las mujeres exconsumidoras logran tener una visión más amplia de
la feminidad, relacionándola con la maternidad y la realización de
roles reproductivos y productivos. Las consumidoras limitan la
identidad femenina a la presencia de órganos sexuales femeninos.
Las mismas referen que son discriminadas y se les califca de malas
madres y de poco femeninas. Señalan como factores de riesgo los
problemas familiares, de autoestima, depresión, ansiedad, la
frustración, el ser víctimas de violencia, la curiosidad y como
factores protectores la tenencia de una familia que forme valores
como el amor, el respeto, la obediencia y una adecuada autoestima.
59
CONCLUSIONES
 De manera general, la identidad femenina en las mujeres
estudiadas está vinculada a aspectos biológicos como los
órganos sexuales y reproductivos, la presencia del ciclo
menstrual y las posibilidades de salir embarazada y parir; así
como a aspectos socioculturales asociados al desempeño de
roles tradicionales como la crianza y educación de los hijos,
atención del hogar y del esposo, con capacidades especiales
para expresar sentimientos.
 Sin embargo se vislumbra la imagen de una mujer
contemporánea que asume a su vez roles productivos asignados
históricamente a los hombres. Las mujeres consumidoras tienen
autoconceptos menos elaborados que las mujeres no
consumidoras y exconsumidoras. Estas no establecen límites
entre la identidad femenina y masculina. Las mismas vinculan
tanto a las mujeres como a los hombres a sentimientos y
comportamientos negativos y contradictorios.
 Los hombres estudiados enmarcan la identidad masculina en
oposición total a lo que signifca ser mujer haciendo énfasis en
aspectos socioculturales como ser proveedor, autoritario, poco
expresivo emocionalmente, sostenedor de la familia que ejerce
la paternidad en una relación periférica. Se asocia la
masculinidad al consumo de tabaco y alcohol de manera general.
Los hombres consumidores y exconsumidores en su mayoría
asocian la masculinidad al ser mujeriegos y lujuriosos.
60
 Las mujeres referen como generalidad que en la actualidad
tienen más oportunidades de estudiar, trabajar, de ser
profesionales e independientes. Actualmente la mujer es más
feliz con mayores oportunidades de realización personal y
profesional. Destacan como algo importante la existencia de la
ley que las protege de la violencia.
 Describen que los cambios que han venido dándose a lo largo de
los años han repercutido de manera positiva en la autoestima, la
independencia, la vida familiar, productividad económica,
atención a los hijos, importancia de la maternidad, relaciones
amorosas y la recreación de las mujeres. No obstante, se
revelaron como aspectos negativos el libertinaje, la degradación
de la moral de la mujer, son ahora menos prudentes, menos
recatadas, apreciando que antes se daban a respetar más.
 La información brindada por los hombres denota que los cambios
ocurridos en la sociedad repercuten en que en la actualidad haya
una mejoría para los hombres en la vida familiar, la atención de
la familia, la importancia de la paternidad y las relaciones
amorosas. Los hombres en la actualidad realizan algunas labores
asignadas culturalmente a las mujeres durante muchos años.
 Las mujeres referen que el consumo de drogas afecta la
identidad femenina, sienten que las desgasta física y
moralmente, deteriorándolas a nivel personal, familiar y social,
las desvaloriza. La mujer consumidora es asociada de manera
general a la prostitución. Hacia la mujer consumidora existe una
percepción de “lastima” debido a las oportunidades que pierden
(maternidad, amar y ser amadas), así como una crítica por ser
perdedoras y ser mujeres con baja autoestima.
61
 Algunos consumidores y no consumidores son de la idea que el
consumir drogas potencia la masculinidad, los hace lucir fuertes,
poderosos, respetados y temidos por los demás, mientras que la
otra parte de consumidores, no consumidores y los
exconsumidores de manera general opinan que el consumo de
drogas afecta de manera negativa la masculinidad, los degrada.
Identifcan en el consumo de drogas pérdidas tanto materiales,
como espirituales, familiares y sociales. Sin embargo referen de
manera general que, en comparación a la mujer consumidora, el
hombre no es tan criticado debido a que socialmente la fgura
masculina es asociada al consumo al menos de cigarro y alcohol.
 Las mujeres entrevistadas describen un aumento del consumo
de drogas en la población femenina. Como factores de riesgo se
identifcan el grado de independencia que han logrado y el hecho
de asumir roles y comportamientos descritos como masculinos.
Los factores por los que generalmente se consume son los
problemas familiares, las amistades, la falta de afecto, la
presencia de problemas emocionales y el ser víctimas de
maltrato por parte de la familia de origen o por sus parejas. Se
consume para relajarse, en busca de sentimientos de poder, de
felicidad, aumento de autoestima, para olvidar y por problemas
de autoimagen.
 Como factores protectores se evidencian los valores fomentados
por la familia y la religión cristiana como la responsabilidad, la
obediencia, el amor a la familia y a dios, la comunicación
afectiva, el respeto y una adecuada autoestima.
62
 Los hombres identifcan como factores de riesgos para el
consumo de drogas el aumento de las pandillas, la presión
grupal, las amistades, problemas familiares, económicos,
pobreza, desempleo y problemas emocionales, así como la falta
de control de los expendios de drogas por parte de las
autoridades.
 La etapa de la juventud es considerada como una edad de
riesgo. Se consume para sentirse poderoso, olvidar, pertenecer a
un grupo y desinhibirse. Los factores protectores identifcados
son buenas relaciones familiares, la presencia de valores como el
respeto, el amor, la responsabilidad, el conocimiento sobre las
consecuencias del consumo de drogas, una adecuada
autoestima, la existencia de límites en el ámbito familiar y la
reducción de los expendios.
 En el análisis de los resultados de los grupos focales se valida la
información obtenida a través de las encuestas. Los participantes
de los grupos no expresan información diferente a la ya
obtenida, llegando a una saturación de la información de las
diferentes variables.
63
RECOMENDACIONES
 La mujer, dado el proceso de cambio socio–histórico-cultural que
vive, asumiendo roles que han sido asignados a los varones y
dado el incremento del consumo de alcohol y drogas ligado a
este nuevo rol, es más vulnerable al estigma ante su propio
género y ante los varones; este aspecto es de mucha
importancia en el trabajo de promoción y prevención de las
drogodependencias, ya que constituye de manera emergente y
creciente un grupo de riesgo para las adicciones.
 Junto al reforzamiento de los roles contemporáneos que ocupa la
mujer, de independencia e igualdad, es de mucha relevancia que
en las más jóvenes se promueva el consumo responsable, este
aspecto adquiere mayor relevancia dada la permanencia del rol
maternal en las mujeres.
 Ante la realidad de asumir roles que históricamente eran
asignados a los varones se debe cuidar no inculcar el consumo
de alcohol y drogas como una actitud ligada a este nuevo rol.
Tampoco es aceptable que el consumo esté asociado como una
medida de salida ante el stress y un medio de obtención de
placer y felicidad.
 En la población no consumidora de alcohol y drogas,
principalmente las mujeres, es importante informar y promover
una actitud de apoyo hacia las mujeres consumidoras, y que
existen posibilidades de recuperación.
 Dado que el varón no cambia en sus roles tradicionales ligados al
machismo y a una mayor aceptación de su conducta alcohólica y
64
de consumo de drogas, es importante destacar que los niños y
adolescentes varones constituyen un importante grupo de riesgo
y sobre los cuales hay que fomentar un consumo responsable.
 Informar y educar sobre los efectos del alcohol, la marihuana, el
tabaquismo a la población en general, ya que son las sustancias
más consumidas en ambos géneros y desde edades tempranas.
 El trabajo de promoción en los valores cristianos, la
responsabilidad, la autoestima, la expresión de amor, cariño y la
unidad familiar entre otros deben de ser los mensajes que deben
de nutrir las campañas de prevención tanto en la dirigida a las
mujeres como a los varones.
 Los testimonios de exconsumidores parecen ser factores
protectores de mucha relevancia tanto en mujeres como en
varones.
 Las instituciones públicas y privadas deben de sumarse en un
esfuerzo por realizar acciones de promoción de la salud y
prevención de las drogodependencias con programas dirigidos
con especial énfasis a mujeres de todas las edades y niños y
adolescentes varones.
65
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1- González, R. Las drogas bajo piel de cordero. Alcohol,
medicamentos y tabaco: riesgos y soluciones. Editorial científco
técnica, 2011.
2- González, R. Las adicciones a la luz de la Ciencia y el Símil. La
Habana. Editorial Política; 2010.
3- UNODC.2010. Proyecto de tratamiento de la toxicomanía.
Reporte de Avance en América Latina. Lima. Tomado
de:http://www.unodc.org/documents/peruandecuador//adjuntos/T
REAMENT_España_Agosto.pdf
4- ICAD. Alcoholismo crece en Nicaragua, 2012.Tomado de: El
cronista digital http://elcronistadigital.com/?p=625
5- Diagnóstico Nacional de drogodependencia.www. policia.gob
.ni /cedoc / sector/ drg/diagdrog.pdf
6- Sánchez Pardo, L. et al (2004). Estudio Internacional Sobre
Género, Alcohol y Cultura «Proyecto Genacis», Sociedad
Española de Toxicomanías. Disponible en línea:
http:www.genacis.org.
7- Castaño, V. La atención a la problemática conjunta de
drogodependencia y violencia de género en la población de
mujeres. Editorial Atenea grupo GID, 2009.
8- Sánchez, L. Guía informativa: drogas y género. Plan de atención
integral a la salud de la mujer de Galicia. Xunta de Galicia, 2008.
9- Rodríguez, M. Estrategia pedagógica para la educación con
perspectiva de género en la escuela primaria. Tesis presentada
para optar por el grado científco de Doctor en Ciencias
Pedagógicas. La Habana. Cuba, 2006.
10-
Bernstein, B.: (1977): Classes, Codes and Control. Towards a Theory
of Educational Transmissions. Londres. Routledge and Kegan
66
Paul, 2ª Edición. (Traducción al castellano) . CIases, códigos
y control. Vol. 2. Madrid. Akal, 1988.
11-
Delamont, S.: Sex Roles and the School. Methuen. Falmer Press.
Londres, 1980.
12-
Apple, M.W. (1986): Teachers and Texts. A Political Economy of Class
and Gender Relations in Education. Nueva York. Routledge. (Trad.
cast. Maestros y textos. Paidos/MEC. Barcelona, 1989).
13-
Beal, C.: Boys and Girls: The Development of Gender Roles, Graw-
Hill. Nueva York, 1994.
14-
Fernández, L. y col: Género y subjetividad en: Pensar en la
personalidad. Editorial Félix Varela. Ciudad de La Habana, 2003.
15-
González, A. y B. Castellanos: Sexualidad y géneros. Alternativas
para su educación ante los retos del siglo XXI. Editorial
Científco–Técnica. Ciudad de La Habana, 2003.
16-
Lagarde, M.: Democracia genérica. Por una educación humana de
género para la igualdad, la integridad y la libertad. Artículo.
UNAM México, 2001, p. 14.
17-
Scott J. y T. de Barbieri: Guía de educación familiar y sexual para
docentes del tercer ciclo de la educación primaria de menores.
UNFPA. Lima, Perú, 1999.
67
18-
Colectivo de autores. Violencia de género en las familias.
Encrucijadas para el cambio. Publicaciones Acuario, Centro Félix
Valera, 2012.
19-
Luengo, M.A., Romero Tamames, E., Gómez Fraguela, J.A., García
López, A., Lence Pereiro, M. La prevención del consumo de
drogas y la conducta antisocial en la escuela. Análisis y
evaluación de un programa. Santiago, Universidad de Santiago
de Compostela, 1999.
20-
Stamler, J. Lifestyles, major risk factors, proof, and public polic,
1978.
21-
Simons, R.L., Conger, R.D., Withbeck, L.B. A multistage social
learning model of the infuences of family and peers upon
adolescent substance abuse. Journal of Drug Issues, 1988.
22-
Kumpfer, K .Special populations: Etiology and prevention of
vulnerability to chemical dependency in children of substance
abusers. In Brown, B., and Mills, A., eds. Youth at High Risk for
Substance Abuse. DHHS Pub, Nº (ADM) 87-1537, Washington,
DC: Supt, Of Docs, U.S. Govt, Print, Of, 1987.
23-
Pérez-Gómez y Mejía Motta, I.E. Patrones de interacción de familias
en las que no hay consumidores de sustancias psicoactivas,
1998.
68
24-
Hawkins J.D. y Weis, J.G. The social development model: An
integrated approach to delinquency, prevention. Journal of
Primary Prevention, 1985.
25-
UNODC. International network of drugs dependence treatment and
rehabilitation resource centers.TREATNET. Viena, Austria, 2005.
26-
López, Y. Diagnóstico Médico Social. La Habana, Cuba, 2011.
27-
Asociación Médica Mundial. Declaración de Helsinki: principios
éticos para las investigaciones en seres humanos, 1964.
28-
Lagarde, M. Identidad y subjetividad femenina. Curso impartido en
Managua, Nicaragua. ED. Puntos de Encuentro, 1992.
29-
Lagarde, M. Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas,
presas, putas y locas. Universidad Nacional Autónoma de México.
2ª reimpresión, 2003.
30-
Pérez, A y Correa, M. Identidad femenina y consumo de drogas: un
estudio cualitativo. Corporación Nuevos Rumbos, Colombia,
2011.
31- Góngora, J y Leyva, M.A. El alcoholismo desde una perspectiva
de género. El cotidiano julio- agosto, vol.20, número 132.
Universidad autónoma metropolitan- Azcapotzalco. Distrito
Federal México. Pp.84-91.
32-
Medina- Mora ME. La mujer y el abuso de bebidas alcohólicas en
México. México: Ed. Pax; 2002.
69
33-
Fernández, G. Sistema de talleres para la preparación de los
profesionales de la salud para la atención del alcoholismo desde
un enfoque de género. Tesis de Maestría. Facultad de Ciencias
Pedagógicas Enrique José Varona, 2013.
34-
González, R. Contra las adicciones. Clínica y tratamiento. Editorial
científco técnica, 2006.
35-
Arés, P. Psicología de familia. Una aproximación a su estudio.
Editorial Félix Valera, 2002.
36-
Garita, C. La construcción de las masculinidades. Un reto para la
salud de los adolescentes. Costa Rica, 2001.
37-
González, R. Escuela para familiares y consejeros de pacientes
adictos. Caracas, 2009.
38- Meneses Falcón, C. Vulnerabilidad y violencia en las mujeres
consumidoras compulsivas de drogas, en II Simposium Nacional:
Tratamiento de Adicción en la Mujer, 2002.
70
ANEXO # 1
Entrevista para la investigación “Las ocultas implicancias del género
en las drogodependencias”. (HOMBRES)
1.1 SEXO HOMBRE
MUJER
1.2 EDAD
1.3 BARRIO DONDE VIVE
1.4 ESTADO CIVIL 1-SOLTERO
2-CASADO
3-UNIÓN DE HECHO ESTABLE
4-OTRO:
1.5 NIVEL EDUCACIONAL 1-ANALFABETO
2-PRIMARIA INCOMPLETA
3-PRIMARIA COMPLETA
4-TERCER AÑO DE SECUNDARIA
5-TERMINÓ UNA CARRERA TÉCNICO
6-SECUNDARIA INCOMPLETA.
7-SECUNDARIA COMPLETA.
8-ESTUDIOS UNIVERSITARIOS
INCOMPLETOS
9-TERMINÓ UNIVERSIDAD
1.6 OCUPACIÓN ESTUDIA SI NO
TRABAJA SI NO
71
A continuación se le van a presentar una serie de preguntas que se
referen a las características que hacen que un hombre sea hombre:
eso es lo que se conoce como «Identidad Masculina» y otras sobre
consumo de drogas. Por favor siéntase libre de hacer todos los
comentarios y de dar todas las explicaciones que quiera. Las
mismas se están realizando con el objetivo de identifcar si algunas
experiencias constitutivas de la identidad masculina inciden en la
eventual probabilidad de llegar a consumir drogas.
2. Ser hombre y ser mujer:
a. ¿Ser hombre y ser mujer es lo mismo? Si___ No____
b. ¿Cuáles son las principales diferencias?
c. ¿Qué cosas hacen los hombres que las mujeres en general no
hacen?
d. ¿Hay diferencias entre la manera cómo piensan los hombres y
como piensan las mujeres? Si____ No____ Explique.
e. ¿hay diferencias entre la manera como sienten los hombres y
como sienten las mujeres? Si_____ No____ Explique.
3. Autovaloración masculina:
a. En la sociedad actual qué es mejor: Ser hombre___ Ser mujer___
¿Por qué?
b. ¿Cuáles de las siguientes ideas corrientes sobre los hombres cree
usted que son ciertas?:
Independientes, lujuriosos (que piensan mucho en sexo),
proveedores, trabajadores, machistas, dominantes, mujeriegos,
inteligentes, responsables, poco emocionales, callejeros, vagos,
amables, pleitistas, prácticos, borrachos, individualistas, mandones,
fuertes, toscos, rudos, malgastadores, desordenados, impulsivos.
72
c. De la lista anterior escoja 4 ideas que se aplican defnitivamente
más a los hombres que a las mujeres.
_____________________________ _____________________________
_____________________________
_____________________________
4. Evolución de la identidad masculina:
a. ¿A usted le parece que los hombres de hoy son distintos a los de
hace 30 años? ¿Cómo?
b. ¿Usted cree que los hombres de hace 30 años eran más - o
menos- felices que los de hoy? ¿Por qué?
c. De la siguiente lista de características o experiencias, marque
con una x cuáles cree usted que son mejores hoy para los hombres
que hace 30 años:
I. Autoestima (que se quieren y confían más en ellos mismos) ____
II. Independencia____
III. Vida familiar____
IV. Productividad económica____
V. Atención a los hijos____
VI. Importancia de la paternidad____
VII. Relaciones amorosas_____
VIII Recreación_____
5. Identidad masculina y consumo de drogas:
73
(1) ¿De qué manera los cambios en la forma como un hombre se ve
a sí mismo en los últimos años se relacionan con el hecho de que un
hombre consuma o no consuma drogas?
(2) IM y niveles/tipos de consumo
a. ¿Cuáles son los factores que han hecho aumentar el consumo de
drogas en los hombres en los últimos años?
b. Según usted ¿qué clase de hombres son los que más consumen
drogas?
c. ¿Usted cree que la manera como se ven ellos mismos tiene
alguna relación con el tipo de droga que se consuma? Explique
(3) IM y consumo-no consumo- exconsumo
a. El hecho de consumir drogas ¿cambia la manera como un hombre
se ve así mismo? ¿En qué sentido?
b. Según usted, la valoración social (es decir lo que opina la gente)
del hecho de consumir drogas ¿Es igual para hombres y para
mujeres? Si____ NO___ ¿A qué cree que se debe este hecho?
(Únicamente para no consumidores)
c. ¿Cómo percibe un hombre no consumidor a uno consumidor
desde el punto de vista de la masculinidad?
(Para hombres consumidores y ex consumidores)
d. ¿Cómo empezó a consumir? ¿Por qué?
e. ¿Cómo eligió la droga?
74
f. ¿Qué encuentra de positivo en el hecho de consumir drogas, y
qué de negativo?
(4) Consumo y contexto social
a. Con quién inicia: Amigos____ Novia____ Conocido____
Familia____
Otros____ ¿Quiénes?
b. Con qué inicia
Cigarro___ Alcohol___ Marihuana____ Psicofármacos____
Cocaína____
Crack____ Solventes____ Otro_____ ¿Cuál?
c. ¿En qué sitios y situaciones consumen y en cuáles no?
6. Factores protectores y factores de riesgo:
[Para no consumidores]:
a. ¿Cuáles fueron los factores que hicieron que usted nunca
consumiera?
[Para ex consumidores]:
b. ¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron para que usted
dejara de consumir?
75
[Para consumidores y ex consumidores]:
c. ¿Cuáles son las razones que llevan a un hombre a consumir
droga?
d. ¿Qué situaciones o circunstancias habrían podido ayudar a
que usted no consumiera?
76
ANEXO #2
Entrevista para la investigación Las ocultas implicancias del género
en las
Drogodependencias. (MUJERES)
1.1 SEXO HOMBRE
MUJER
1.2 EDAD
1.3 BARRIO DONDE VIVE
1.4 ESTADO CIVIL 1-SOLTERO
2-CASADO
3-UNIÓN DE HECHO ESTABLE
4-OTRO:
1.5 NIVEL EDUCACIONAL 1-ANALFABETO
2-PRIMARIA INCOMPLETA
3-PRIMARIA COMPLETA
4-TERCER AÑO DE SECUNDARIA
5-TERMINÓ UNA CARRERA TÉCNICO
6-SECUNDARIA INCOMPLETA.
7-SECUNDARIA COMPLETA.
8-ESTUDIOS UNIVERSITARIOS
INCOMPLETOS
9-TERMINÓ UNIVERSIDAD
1.6 OCUPACIÓN ESTUDIA SI NO
TRABAJA SI NO
77
IDENTIDAD FEMENINA Y DROGAS
A continuación se le van a presentar una serie de preguntas que se
referen a las características que hacen que una mujer sea mujer:
eso es lo que se conoce como «Identidad Femenina» y otras sobre
el consumo de drogas. Por favor siéntase libre de hacer todos los
comentarios y de dar todas las explicaciones que quiera. Las
mismas se están realizando con el objetivo de identifcar si algunas
experiencias constitutivas de la identidad femenina inciden en la
eventual probabilidad de llegar a consumir drogas.
2. Ser mujer y ser hombre:
a. ¿Ser mujer y ser hombre es lo mismo? Si_____ No____
b. ¿Cuáles son las principales diferencias?
c. ¿Qué cosas hacen las mujeres que los hombres en general no
hacen?
d. ¿Hay diferencias entre la manera cómo piensan las mujeres y
como piensan los hombres? Si___ No____ Explique.
e. ¿Hay diferencias entre la manera como sienten las mujeres y
como sienten los hombres? Si___ No____ Explique.
3. Autovaloración femenina:
a. En la sociedad actual qué es mejor: ser hombre______ ser
mujer_____ ¿Por qué?
b. ¿Cuáles de las siguientes ideas corrientes sobre las mujeres cree
usted que son ciertas? Subraye.
Vanidosas; Caprichosas; Independientes; Celosas; Consumistas(que
les gusta comprar mucho); Emocionales (que responden más con la
emoción que con la razón, no se detienen a pensar las cosas); Poco
inteligentes; Chismosas; Prácticas; Hipócritas; Previsivas (que son
78
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua
Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Violencia en adolescentes
Violencia en adolescentesViolencia en adolescentes
Violencia en adolescentes
insn
 
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en BoliviaEstudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
Jesús Alanoca
 
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
Miguel Rivera
 
Vancouver
VancouverVancouver
Vancouver
kiriyoli
 
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismoExpforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
Javier Hernández
 
Propuesta de investigación
Propuesta de investigaciónPropuesta de investigación
Propuesta de investigación
andrea tejedor
 
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
Brest Fabian Dario
 
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOSEL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
katyajm
 
Informe INADI Discriminación GBA
Informe INADI Discriminación GBAInforme INADI Discriminación GBA
Informe INADI Discriminación GBA
Instituto de Educación No Formal
 
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
Pedro Guevara
 
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
Paulo Arieu
 
Sustancias psicoactivas
Sustancias psicoactivasSustancias psicoactivas
Sustancias psicoactivas
Kelly Guzzman
 
Alcoholismo
AlcoholismoAlcoholismo
Alcoholismo
luis
 
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
Luis Aragón
 
Adolescente y drogas
Adolescente y drogasAdolescente y drogas
Adolescente y drogas
caracasmasfina
 
Raquel Cantos
Raquel CantosRaquel Cantos
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxicoActualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
Morgue Clandestina Ceja
 
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolarrelación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
Shenny Plop
 
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 añosDiscriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
MARIA ISABEL CONDORI
 
Drogadicción
DrogadicciónDrogadicción
Drogadicción
Lesly Yareth
 

La actualidad más candente (20)

Violencia en adolescentes
Violencia en adolescentesViolencia en adolescentes
Violencia en adolescentes
 
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en BoliviaEstudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
Estudio sobre el aborto, eutanasia y matrimonio homosexual en Bolivia
 
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
2. sergio rojas andersen. epidemiologia en el edomex
 
Vancouver
VancouverVancouver
Vancouver
 
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismoExpforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
Expforo Obesidad, preferencias sexuales, drogas y tabaquismo
 
Propuesta de investigación
Propuesta de investigaciónPropuesta de investigación
Propuesta de investigación
 
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
376-HCD-2016 Proyecto de Ordenanza: "Centro de Día"
 
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOSEL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
EL ALCOHOLISMO Y LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
 
Informe INADI Discriminación GBA
Informe INADI Discriminación GBAInforme INADI Discriminación GBA
Informe INADI Discriminación GBA
 
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
Pedro guevara informe final violencia familiar un enfoque desde la transdicip...
 
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
Estudio científico en el área de psicología social. Análisis crítico donde se...
 
Sustancias psicoactivas
Sustancias psicoactivasSustancias psicoactivas
Sustancias psicoactivas
 
Alcoholismo
AlcoholismoAlcoholismo
Alcoholismo
 
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
POLICONSUMO SIMULTÁNEO DE DROGAS EN ESTUDIANTES DE FACULTADES DE CIENCIAS DE ...
 
Adolescente y drogas
Adolescente y drogasAdolescente y drogas
Adolescente y drogas
 
Raquel Cantos
Raquel CantosRaquel Cantos
Raquel Cantos
 
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxicoActualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
Actualización 2012 consumo alcohol y tabaco méxico
 
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolarrelación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
relación entre el alcoholismo y el rendimiento escolar
 
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 añosDiscriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
Discriminación por Orientación sexual en los últimos 10 años
 
Drogadicción
DrogadicciónDrogadicción
Drogadicción
 

Similar a Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua

Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogasEstudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carrerasAlcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
Marlen Barron
 
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdfGRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
camilajpc06
 
Alcohol, género y cultura. julio bejarano
Alcohol, género y cultura. julio bejaranoAlcohol, género y cultura. julio bejarano
Alcohol, género y cultura. julio bejarano
JulioB
 
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
Fernando Marquinez Bascones
 
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
WordPress.com
 
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.pExperiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
SugeyRodrguez4
 
Guia genero drogas
Guia genero drogasGuia genero drogas
Guia genero drogas
Albertoponce
 
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdfLIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
Juan Carlos Martinez
 
Aumento del tráfico de drogas en los barrios, problemas de adicciones severa...
Aumento del tráfico de drogas en los  barrios, problemas de adicciones severa...Aumento del tráfico de drogas en los  barrios, problemas de adicciones severa...
Aumento del tráfico de drogas en los barrios, problemas de adicciones severa...
Eduardo Nelson German
 
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarcaLa drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
Laura Alejandra Faillace Malaver
 
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarcaLa drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
Laura Alejandra Faillace Malaver
 
El problema resiliencia
El problema resilienciaEl problema resiliencia
El problema resiliencia
mary
 
Anteproyecto de investigacion listaa
Anteproyecto de investigacion  listaaAnteproyecto de investigacion  listaa
Anteproyecto de investigacion listaa
Ilianshirley Cely Ortega
 
Anteproyecto drogadiccion
Anteproyecto drogadiccionAnteproyecto drogadiccion
Articulo sobre el consumo del alcohol
Articulo sobre el consumo del alcoholArticulo sobre el consumo del alcohol
Articulo sobre el consumo del alcohol
Erick Manuel Aguilar Siguache
 
Geneticadelalcoholismo.docx (1)
Geneticadelalcoholismo.docx (1)Geneticadelalcoholismo.docx (1)
Geneticadelalcoholismo.docx (1)
Jesús González Jarillo
 
Comportamientos sexuales
Comportamientos sexualesComportamientos sexuales
Comportamientos sexuales
Flakita Cabrera
 
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
Lucía Rodriguez
 
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicionFarías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
Josefina Farías Olvera
 

Similar a Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua (20)

Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogasEstudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
Estudio sobre la percepcion de riesgo en el consumo de drogas
 
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carrerasAlcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
Alcoholismo en jóvenes universitarios de diferentes carreras
 
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdfGRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
GRUPO 04 - DROGAS ILEGALES - PSICO SOCIAL COMUNITARIA.pdf
 
Alcohol, género y cultura. julio bejarano
Alcohol, género y cultura. julio bejaranoAlcohol, género y cultura. julio bejarano
Alcohol, género y cultura. julio bejarano
 
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
La mujer en Bizkaia y el alcohol. (1979)
 
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
LAS CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL DISTRITO DE SAN AN...
 
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.pExperiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
Experiencias de personas adictas al consumo de alhohol y s.p
 
Guia genero drogas
Guia genero drogasGuia genero drogas
Guia genero drogas
 
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdfLIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
LIBRO_ADOLESCENTES_SPAs_UNODC-CEDRO.pdf
 
Aumento del tráfico de drogas en los barrios, problemas de adicciones severa...
Aumento del tráfico de drogas en los  barrios, problemas de adicciones severa...Aumento del tráfico de drogas en los  barrios, problemas de adicciones severa...
Aumento del tráfico de drogas en los barrios, problemas de adicciones severa...
 
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarcaLa drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
 
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarcaLa drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
La drogadicción en los jóvenes de ubaté cundinamarca
 
El problema resiliencia
El problema resilienciaEl problema resiliencia
El problema resiliencia
 
Anteproyecto de investigacion listaa
Anteproyecto de investigacion  listaaAnteproyecto de investigacion  listaa
Anteproyecto de investigacion listaa
 
Anteproyecto drogadiccion
Anteproyecto drogadiccionAnteproyecto drogadiccion
Anteproyecto drogadiccion
 
Articulo sobre el consumo del alcohol
Articulo sobre el consumo del alcoholArticulo sobre el consumo del alcohol
Articulo sobre el consumo del alcohol
 
Geneticadelalcoholismo.docx (1)
Geneticadelalcoholismo.docx (1)Geneticadelalcoholismo.docx (1)
Geneticadelalcoholismo.docx (1)
 
Comportamientos sexuales
Comportamientos sexualesComportamientos sexuales
Comportamientos sexuales
 
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
LneasZdeZIntervencinZenZelZConsumoZAbusivoZdeZSustanciasZLegalesZeZIlegalesZe...
 
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicionFarías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
Farías olvera josefina_m22s1a1_diagnosticodefinicion
 

Más de Luis Enrique Aleman Neyra

Trastorno Mental Grave 2019
Trastorno Mental Grave 2019Trastorno Mental Grave 2019
Trastorno Mental Grave 2019
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman NeyraControl de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
Luis Enrique Aleman Neyra
 
El suicidio oct 19
El suicidio oct 19El suicidio oct 19
El suicidio oct 19
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Autismo Dr. Luis Aleman Neyra
Autismo Dr. Luis Aleman NeyraAutismo Dr. Luis Aleman Neyra
Autismo Dr. Luis Aleman Neyra
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Desarrollo infantil.pptx dr aleman
Desarrollo infantil.pptx dr alemanDesarrollo infantil.pptx dr aleman
Desarrollo infantil.pptx dr aleman
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Patrones de crianza.pptx dr aleman
Patrones de crianza.pptx dr alemanPatrones de crianza.pptx dr aleman
Patrones de crianza.pptx dr aleman
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion tempranaDesarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en NicaraguaDia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Salud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
Salud Mental, tarea pendiente en CentroamericaSalud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
Salud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Norma 122 Guía clínica para el manejo del paciente agitado
Norma 122  Guía clínica para el manejo del  paciente agitado Norma 122  Guía clínica para el manejo del  paciente agitado
Norma 122 Guía clínica para el manejo del paciente agitado
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de ManaguaEstudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrolloPrimera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
Luis Enrique Aleman Neyra
 
MHGAP en Niicaragua
MHGAP en NiicaraguaMHGAP en Niicaragua
MHGAP en Niicaragua
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC NicaraguaInclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
Luis Enrique Aleman Neyra
 
Trastorno del espectro autista dr. aleman
Trastorno del espectro autista dr. alemanTrastorno del espectro autista dr. aleman
Trastorno del espectro autista dr. aleman
Luis Enrique Aleman Neyra
 

Más de Luis Enrique Aleman Neyra (15)

Trastorno Mental Grave 2019
Trastorno Mental Grave 2019Trastorno Mental Grave 2019
Trastorno Mental Grave 2019
 
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman NeyraControl de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
Control de esfinteres. Dr.Luis Aleman Neyra
 
El suicidio oct 19
El suicidio oct 19El suicidio oct 19
El suicidio oct 19
 
Autismo Dr. Luis Aleman Neyra
Autismo Dr. Luis Aleman NeyraAutismo Dr. Luis Aleman Neyra
Autismo Dr. Luis Aleman Neyra
 
Desarrollo infantil.pptx dr aleman
Desarrollo infantil.pptx dr alemanDesarrollo infantil.pptx dr aleman
Desarrollo infantil.pptx dr aleman
 
Patrones de crianza.pptx dr aleman
Patrones de crianza.pptx dr alemanPatrones de crianza.pptx dr aleman
Patrones de crianza.pptx dr aleman
 
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion tempranaDesarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
Desarrollo infantil, su importancia y la estimulacion temprana
 
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en NicaraguaDia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
Dia Mundial de la salud mental.. pautas a mejorar en Nicaragua
 
Salud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
Salud Mental, tarea pendiente en CentroamericaSalud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
Salud Mental, tarea pendiente en Centroamerica
 
Norma 122 Guía clínica para el manejo del paciente agitado
Norma 122  Guía clínica para el manejo del  paciente agitado Norma 122  Guía clínica para el manejo del  paciente agitado
Norma 122 Guía clínica para el manejo del paciente agitado
 
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de ManaguaEstudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
Estudio sobre Percepcion de Drogas en jovenes. Distrito VII de Managua
 
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrolloPrimera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
Primera Infancia, Desarrollo y trastornos del desarrollo
 
MHGAP en Niicaragua
MHGAP en NiicaraguaMHGAP en Niicaragua
MHGAP en Niicaragua
 
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC NicaraguaInclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
Inclusion de la Salud Mental Comunitaria en RBC Nicaragua
 
Trastorno del espectro autista dr. aleman
Trastorno del espectro autista dr. alemanTrastorno del espectro autista dr. aleman
Trastorno del espectro autista dr. aleman
 

Último

DISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
DISCAPACIDAD en el infante intelectual y físicaDISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
DISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
BanezaFlores
 
Congreso de Directivos de Atención Primaria
Congreso de Directivos de Atención PrimariaCongreso de Directivos de Atención Primaria
Congreso de Directivos de Atención Primaria
Josep Vidal-Alaball
 
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentestraumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
aaronpozopeceros
 
manejo IBP racional de farmacos uso racional
manejo IBP racional de farmacos  uso racionalmanejo IBP racional de farmacos  uso racional
manejo IBP racional de farmacos uso racional
Las Sesiones de San Blas
 
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptxFijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
michelletsuji1205
 
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
lmonteagudo7337
 
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia maternaLactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
FatimadelCarmenSibaj
 
Caso clínico de Pseudomonas aeruginosa (2024)
Caso clínico  de Pseudomonas aeruginosa (2024)Caso clínico  de Pseudomonas aeruginosa (2024)
Caso clínico de Pseudomonas aeruginosa (2024)
jjcabanas
 
plan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
plan de contingencia del ministerio publico del peru.pptplan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
plan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
RapaPedroEdson
 
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
JaimeAlejandroIntria
 
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptxTBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
davisguerra1708
 
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosaAlergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
gabriellaochoa1
 
Tipos de quemaduras y su prevencion en estas
Tipos de quemaduras y su prevencion en estasTipos de quemaduras y su prevencion en estas
Tipos de quemaduras y su prevencion en estas
ichosebastian13
 
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA TERAPIA DE INFUSION
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA  TERAPIA DE INFUSIONNOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA  TERAPIA DE INFUSION
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA TERAPIA DE INFUSION
majesato2020
 
Información sobre el dengue - caracteristicas.ppt
Información sobre el dengue - caracteristicas.pptInformación sobre el dengue - caracteristicas.ppt
Información sobre el dengue - caracteristicas.ppt
jhosepalarcon2006
 
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptxAdministracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
izaguirreseminarioab
 
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
CRISTINA
 
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
Juan Rodrigo Tuesta-Nole
 
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptxPublicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
Departamento de Sanidad. Gobierno de Aragón (España)
 
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptxActualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
JorgeVzquez52
 

Último (20)

DISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
DISCAPACIDAD en el infante intelectual y físicaDISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
DISCAPACIDAD en el infante intelectual y física
 
Congreso de Directivos de Atención Primaria
Congreso de Directivos de Atención PrimariaCongreso de Directivos de Atención Primaria
Congreso de Directivos de Atención Primaria
 
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentestraumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
traumatismos y su tratamiento en niños y adolescentes
 
manejo IBP racional de farmacos uso racional
manejo IBP racional de farmacos  uso racionalmanejo IBP racional de farmacos  uso racional
manejo IBP racional de farmacos uso racional
 
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptxFijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
Fijación, transporte en camilla e inmovilización de columna cervical II.pptx
 
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
Influenza en Peru, Gobierno del Perú 2024
 
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia maternaLactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
Lactancia materna, 01 de agosto dia mundial de la lactancia materna
 
Caso clínico de Pseudomonas aeruginosa (2024)
Caso clínico  de Pseudomonas aeruginosa (2024)Caso clínico  de Pseudomonas aeruginosa (2024)
Caso clínico de Pseudomonas aeruginosa (2024)
 
plan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
plan de contingencia del ministerio publico del peru.pptplan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
plan de contingencia del ministerio publico del peru.ppt
 
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
1. Presentación de la Estrategia ECSDI FINAL 25 DE ABRIL 2022.pptx
 
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptxTBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
TBC-SLIDESHARE-GUERRA ALIAGA DEYBIS.pptx
 
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosaAlergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
Alergia a la vitamina B12 y la anemia perniciosa
 
Tipos de quemaduras y su prevencion en estas
Tipos de quemaduras y su prevencion en estasTipos de quemaduras y su prevencion en estas
Tipos de quemaduras y su prevencion en estas
 
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA TERAPIA DE INFUSION
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA  TERAPIA DE INFUSIONNOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA  TERAPIA DE INFUSION
NOM-022-SSA3-2012 INSTITUYE LA TERAPIA DE INFUSION
 
Información sobre el dengue - caracteristicas.ppt
Información sobre el dengue - caracteristicas.pptInformación sobre el dengue - caracteristicas.ppt
Información sobre el dengue - caracteristicas.ppt
 
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptxAdministracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
Administracion-De-Medicamentos-Via-Vaginal[1]-13.pptx
 
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
¿Qué entendemos por salud mental? ¿Cómo se construye?
 
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
 
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptxPublicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
Publicamos resultados Evaluación_JGD.pptx
 
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptxActualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
Actualización guias Care ADA 2024-AGD.pptx
 

Las ocultas implicancias del genero en las drogodependencias. Nicaragua

  • 1.
  • 2. Las publicaciones y estudios publicados por Fundación Popol Na están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License. Disponibles en http://popolna.org/.
  • 3. “El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de sus autores. Esta publicación fue realizada con el apoyo fnanciero del Fondo Común de Apoyo a la Sociedad Civil para la Gobernabilidad Democrática en Nicaragua y su contenido no necesariamente refeja la opinión de las agencias donantes al fondo”
  • 4. ÍNDICE Pág. Presentación Resumen ejecutivo Introducción 1 Objetivos 4 Marco teórico 5 Material y método 12 Consideraciones éticas 15 Análisis y discusión de los resultados 16 Conclusiones 34 Recomendaciones 37 Referencias bibliográfcas 39 4
  • 5. PRESENTACIÓN “Las ocultas implicancias del género en las drogodependencias”, es una investigación cualitativa fenomenológica que se constituye en la punta de lanza para futuras investigaciones que deben realizarse en Nicaragua para entender el signifcado que tiene, para hombres y mujeres, la identidad de género y su vínculo con las drogodependencias. Ésta investigación ha tomado como muestra el comportamiento y percepciones de ciudadanos y ciudadanas de 5 barrios del Distrito VII de Managua (Villa Venezuela, Villa Libertad, Primero de Mayo, Villa Austria y América III), en sus diferentes condiciones de consumidores, ex consumidores y no consumidores. Y tiene como antecedentes científcos, dos investigaciones realizadas previamente por el equipo especializado en adicciones de Fundación Popol Na. Nos referimos a la “Guía para el Diagnóstico de la Drogodependencia en la atención primaria de salud” (2014) y el “Estudio sobre la percepción de riesgo en el consumo de drogas en jóvenes de los barrios del Distrito VII de la ciudad de Managua” (2013). Los resultados que proporciona el presente estudio, tal como lo indican sus autores, aportan sustantivamente a la comprensión que “el análisis de las drogodependencias implica reconocer que existen distinciones en la forma en que se instaura y se vive esta conducta entre hombres y mujeres, que trascienden las diferencias biológicas y que son construidas socialmente”. 5
  • 6. Esta investigación arroja luces sobre los factores de la identidad de género que se convierten en factores de riesgos o protectores ante la problemática de las drogodependencias, lo que desde ya representa un valioso aporte para la construcción de estrategias efectivas para enfrentar este fagelo. Agradecemos el apoyo del Fondo Común para la Gobernabilidad Democrática (FGD) que ha hecho posible diversos estudios sobre la drogodependencia, impulsados desde nuestra Fundación como un aporte sustantivo para Nicaragua. FUNDACIÓN POPOL NA 6
  • 7. RESUMEN EJECUTIVO Se realizó una investigación con el objetivo de aportar a la comprensión del signifcado que, para hombres y mujeres, tiene la identidad de género y su vínculo con las drogodependencias. Se intenta encontrar sendas que analicen y defnan acciones que contribuyan a la promoción de la salud y la prevención de las drogodependencias desde un enfoque de género. Se utilizó un diseño cualitativo aplicando una encuesta estructurada a sesenta participantes del distrito VII de Managua, tanto del sexo femenino como masculino, y de consumidores/as, exconsumidores/as y no consumidores/as. Dichos resultados fueron contrastados con grupos focales. De manera general, la investigación pone en evidencia el incremento del uso de alcohol y drogas en las mujeres y la existencia de diferencias genéricas frente al consumo y no consumo. Estas diferencias están infuenciadas por razones biológicas y roles socio – culturales. Las mujeres referen que el consumo de drogas afecta negativamente la identidad femenina, existiendo una percepción de lástima debido a las oportunidades que pierden en el cumplimiento de su rol femenino. Sienten que el consumo las desgasta física y moralmente, deteriorándolas a nivel personal, familiar y social, siendo asociadas de manera general a la prostitución. En algunos hombres consumidores y no consumidores, existe la percepción que el consumo de drogas potencia la masculinidad, los 7
  • 8. hace lucir fuertes, poderosos, respetados y temidos por los demás. Pero, de manera general, los hombres entrevistados opinan que el consumo de drogas afecta negativamente la masculinidad, los degrada, les provoca pérdidas materiales, espirituales, familiares y sociales. 8
  • 9. INTRODUCCIÓN El uso irresponsable de drogas en todas sus categorías constituye actualmente, una de las grandes tragedias de la humanidad junto a las guerras, las hambrunas y la miseria extrema. (1) Datos actualizados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señalan que el uso, abuso y dependencias de drogas legales, de prescripción e ilegales, se relacionan con el 12.4 % de los fallecimientos, y el 8.9 % de los años perdidos por discapacidad y muertes precoces, con la consecuente estigmatización y rechazo mundial. Mientras que la droga paradigmática, el alcohol, determina anualmente, mediante su uso nocivo, la pérdida de 58 millones de años por invalidez y si se suman las pérdidas por muertes precoces evitables, los estimados mundiales alcanzan los 120 millones cada 12 meses. (2) La ofcina en América Latina de la UNODC (United Nations Ofce on Drugs and Crime), estima que en Nicaragua existen 17 mil usuarios de drogas ilegales (el 71% por marihuana, crack y cocaína) y 5 mil inhaladores de pegamento. El 90% de los niños y adolescentes con estos problemas proceden de familias pobres y desintegradas. (3) Datos brindados por el Instituto Nicaragüense contra el Alcoholismo y las Drogodependencias (ICAD) en Nicaragua, señalan que más de 10,000 nicaragüenses son atendidos cada año por problemas de alcoholismo y otras drogas en los centros de rehabilitación, siendo los departamentos más afectados Managua, Rivas, Estelí, León y Bluefelds. Se afrma que la mayoría comienza a consumir a 9
  • 10. temprana edad por curiosidad, presión de los amigos, diversión o para evadir problemas. (4) Según el Diagnóstico Nacional de Drogodependencias existe una oferta de servicios residenciales muy limitada para la rehabilitación de personas drogodependientes del sexo femenino en edad adulta. (5) En el Estudio Internacional sobre Género, Alcohol y Cultura «Proyecto Genacis» se aprecian diferencias de consumo entre mujeres y hombres en España. El informe de GENACIS2 deja claro que las mujeres consumen siempre menos cantidades y menos habitualmente que los hombres; además, cuanto más extrema sea la conducta (episodios habituales de fuerte ingesta), mayor es la diferencia entre mujeres y hombres. (6) A pesar del carácter universal en este fenómeno, no hay que dejar de reconocer que la dimensión de las diferencias de género ha variado de manera importante en diferentes sociedades. Según el observatorio español sobre drogas, el consumo de alcohol en las mujeres, en España, ha aumentado 13 puntos porcentuales del año 1995 al año 2001. (7) Tal y como recogen Wilsnack y Obot, “las diferencias de género en la prevalencia de ingesta de alcohol severa episódica se han reducido o han dejado de existir en algunos países Europeos (como Irlanda, Noruega y Reino Unido), pero también en algunos países en desarrollo (como Nigeria y México). Estas variaciones, en cuanto al aumento del consumo de alcohol por parte de las mujeres, pueden encontrar su explicación en los 10
  • 11. importantes cambios en la vida social de la mujer. En la familia se escenifcaron las primeras modifcaciones del rol femenino, cuando millones de ellas fueron insertadas en el mercado del trabajo y pasaron del interior de sus hogares a vivir de un modo muy intenso en el escenario social. Se comenzaron a debatir temas que durante siglos habían sido silenciados: la maternidad, el sexo, su lugar dentro de la pareja y su rol en la familia; de tal manera que aquellos papeles asignados desde la antigüedad fueron rápidamente modifcados por la acción de los factores sociales. Con la expansión del desempeño profesional y creciente independencia del género femenino se incrementó la prevalencia de mujeres consumidoras. (7) Es decir, la aparición de un nuevo modelo de roles femenino y masculino, más igualitario y equitativo, está teniendo un impacto en la salud y en los hábitos de consumo de alcohol y otras drogas de hombres y mujeres. No obstante en la actualidad la visión del consumo de alcohol y otras drogas está en gran medida distorsionada por el modelo tradicional de los roles masculino y femenino, que percibe el consumo de las mismas como una conducta masculina, coherente con un estereotipo que durante años lo presentó como comportamiento exclusivo de hombres. Por estos motivos es importante al abordar la problemática del consumo de alcohol y de drogas incorporar la perspectiva de género que defne, analiza e informa las medidas encaminadas a hacer frente a las desigualdades que se derivan de los distintos papeles 11
  • 12. de la mujer y el hombre, o de las desiguales relaciones de poder entre ellos, y las consecuencias de esas desigualdades en su vida, su salud y su bienestar. (8) La introducción de la perspectiva de género en el análisis de las drogodependencias implica reconocer que existen distinciones en la forma en que se instaura y se vive esta conducta entre hombres y mujeres, que trascienden las diferencias biológicas y que son construidas socialmente. La importancia de la presente investigación es que nos puede permitir una comprensión sobre el signifcado que tiene para hombres y mujeres la identidad de género en cuanto al vínculo que tienen con las drogodependencias. Pretendemos identifcar qué factores de dicha identidad se convierten en factores de riesgos o protectores ante la problemática de las drogodependencias, así como analizar el impacto que puede tener el consumo en la identidad de género de las personas. A partir de estos resultados se pueden plantear hipótesis que incorporen la perspectiva de género para orientar los programas de prevención y tratamiento de las drogodependencias. Teniendo en cuenta lo planteado hasta el momento se elabora como guía de la investigación la siguiente pregunta: ¿Cuál es el signifcado que tiene para hombres y mujeres la identidad de género según sus experiencias resultantes del vínculo con las drogodependencias? 12
  • 13. OBJETIVOS Objetivo General Comprender el signifcado que para hombres y mujeres tiene la identidad de género y su vínculo con las drogodependencias. Objetivos Específcos 1. Conocer si existen diferencias en cuanto a identidad femenina entre mujeres consumidoras, no consumidoras y ex consumidoras. 2. Conocer si existen diferencias en cuanto a identidad masculina entre hombres consumidores, no consumidores y ex consumidores. 3. Profundizar cómo se perciben las mujeres y los hombres a sí mismos (as) en el contexto actual. 4. Describir cómo el consumo afecta la identidad femenina y masculina en mujeres y hombres respectivamente. 5. Profundizar si existen aspectos de la identidad femenina y masculina que constituyan factores protectores y de riesgo para el consumo de drogas. 13
  • 14. MARCO TEÓRICO En las ciencias sociales la categoría género se ha introducido desde una postura científca al referirse al ser humano y sus formas de relación que potencia lo que hasta solo décadas atrás parecía imposible. Se presta atención a todos aquellos fenómenos y situaciones vinculados principalmente con las relaciones de poder, subordinación entre los sexos y con la condición de la mujer como ser inferior, discriminado, que persiste como una actitud natural, y que se ha revelado en su situación social, históricamente confgurada en una serie de pautas erróneamente diferenciadoras de poder y discriminación entre la mujer y el hombre. (9) La categoría género ha sido estudiada por diferentes autores que la defnen de diversas formas: Según Bernstein, B. es “una red de creencias, rasgos de personalidad, actitudes, valores y actividades diferenciadas entre hombres y mujeres a través de un proceso de construcción social que tiene una serie de elementos distintivos”. (10) Delamont, S. plantea que el género se refere “al carácter cualitativo e independiente de la posición de mujeres y hombres en la sociedad. Las relaciones entre ambos están constituidas en términos de las relaciones de poder y dominación. El concepto de género hace posible distinguir las diferencias sexuales fundadas biológicamente entre mujeres y hombres, de las diferencias determinadas culturalmente entre las funciones recibidas o adaptadas por mujeres y hombres respectivamente en una sociedad determinada”.(11) 14
  • 15. Apple, M. W. destaca que constituye “una forma de denotar las construcciones culturales, la creación totalmente social de ideas sobre los roles apropiados para mujeres y hombres. Es una forma de referirse a orígenes exclusivamente sociales, de las identidades subjetivas de hombres y mujeres” (12). Beal, C.se refere al género como “la categoría donde se agrupan todos los aspectos sociales y culturales de la femineidad / masculinidad, reservándose sexo para los componentes biológicos, anatómicos y para designar el intercambio sexual en sí mismo” (13). Fernández, L. lo defne como la “categoría que nos posibilita designar el orden sociocultural confgurado sobre la base de la sexualidad. Es una construcción simbólica que integra los atributos asignados a las personas a partir de su sexo”. (14). González, A. y B. Castellanos señalan que el género es el “conjunto de atributos, cualidades, actitudes y modos de comportamientos asignados y esperados por cada sociedad, del hombre y la mujer que pauta rígidamente todas sus expresiones conductuales desde el nacimiento y a lo largo de toda la vida. Constituye el modelo o patrón de feminidad y masculinidad socialmente establecido en cada contexto, cultura, región a partir de los que se educa la sexualidad (hombre proveedor versus mujer madre–esposa)”. (15) Los autores en la sistematización realizada de las defniciones antes expuestas evidencian que la categoría género inserta todos los aspectos psicológicos, sociales y culturales de la feminidad y de la masculinidad, aquellos que le son asignados de manera diferencial 15
  • 16. a cada sexo por la cultura y que son interiorizados por cada persona. Las características anteriores transcienden las diferencias entre los sexos, centradas exclusivamente en los aspectos biológicos. Sin embargo, no está demostrado que las diferencias biológicas, que contienen el sexo, impliquen por sí mismas capacidades, aptitudes o actitudes contrapuestas, polarizadas de superioridad e inferioridad entre las personas que promueven los modelos genéricos; estos procesos biológicos no determinan de manera directa y mecánica que la persona se convierta en un ser psicológicamente sexuado. En los argumentos antes expuestos se aprecia que lo propio o característico de lo femenino o lo masculino, no es algo natural, sino una construcción cultural que se modifca con el transcurso de la vida, que condiciona de manera importante los comportamientos, las actitudes y percepciones de las personas y que establece diferencias en el poder y la autoridad de hombres y mujeres. Nacer hombre o mujer implica vivir en contextos culturales con posiciones y recursos desiguales, así como con distintos valores, creencias y actitudes. Mientras el término sexo designa características necesariamente biológicas, aunque los cuerpos tienen también historia, la concreción del género depende del momento y del lugar. “Los géneros son continuamente redefnidos por la sociedad, no son nunca totalmente estables y se van modifcando con relación a otros cambios sociales”. (16) 16
  • 17. Los autores se identifcan con lo planteado en estas referencias teóricas, pues señalan el carácter social del género. La categoría género es un constructo social que apunta a la clasifcación de mujeres y hombres sobre la base de expectativas y proyectos educativos preestablecidos, en tanto la categoría sexo se refere a las diferencias biológicas entre hombre y mujer, abarca todos los fenómenos, procesos y características anátomo–fsiológicas relacionadas por ejemplo con los cromosomas, hormonas, glándulas y órganos sexuales de un sujeto, que le permiten asumir determinadas funciones biológicas frente al otro sexo, fundamentalmente en la respuesta sexual y en la reproducción. La categoría género, según J. Scott, toma en cuenta su análisis a partir de las siguientes características:  Carácter histórico: Cambia a través del tiempo y el espacio de acuerdo al momento histórico específco que le toca vivir al sujeto, es mutable y por ende variable. Esta característica posibilita la construcción de los procesos subjetivos en la relación ínter subjetiva.  Es ubicuo: Está a un mismo tiempo en todas partes; infuye en la micro y macro esfera; se manifesta en la división social - sexual del trabajo; el imaginario social; se legitima en los discursos, la ideología, la religión, el sistema educativo, los medios de comunicación masiva, la dinámica familiar y las relaciones interpersonales. 17
  • 18.  Es jerárquico: la división que se establece entre hombres y mujeres se realiza en una relación vertical, donde las mujeres están en posición subordinada, lo que vale es el modelo masculino.  Cultural: en tanto cada cultura defne lo masculino y femenino para la misma, lo apropiado o no para el sostenimiento de lo instituido desde su imaginario, esto explica las diferencias de los modelos de género y la comprensión de comportamientos de cada cultura.  Relacional: en tanto pautan las relaciones entre mujeres y hombres, en todos los contextos de actuación.  Contextualmente específco: requiere para su comprensión de la articulación de diferentes factores asociados a espacios, momentos y contextos históricos específcos como: clase social, etnia, raza, educación, edad, entre otros, que aportan elementos diferenciadores para cada sexo. (17) La socialización de género consiste en la apropiación de cosmovisiones, conductas y relaciones que se corresponden con los arquetipos o modelos de lo femenino o masculino. Durante este proceso se conforma la identidad de género. La identidad de género es defnida como una conciencia y sentimientos íntimos de ser hombre, mujer, masculino, femenino o ambivalente. Cada persona estructura toda su sexualidad a partir de la manera en que vivencia, como parte de su identidad total, el poseer un determinado sexo desde el que se identifca- de una 18
  • 19. manera peculiar y personalizada- modelos genéricos que dicta la sociedad en la cual vive. (15) Los contenidos de la identidad pueden ser diversos, al confgurarse bajo la impronta de una multiplicidad de condiciones y de otras identidades inherentes al color de la piel, etnia, edad, religión, clase, fliación política, territorialidad, entre otras. La identidad de género es el resultado de un proceso evolutivo en que se interiorizan las expectativas y normas sociales relativas al dimorfsmo sexual y hace referencia al sentido psicológico del sujeto de ser varón o mujer y su relación con los comportamientos sociales y subjetividades que la sociedad instituye como femeninos o masculinos; este proceso, también transcurre a modo de un continuo feminidad/masculinidad, por lo que debería hablarse de masculinidades y feminidades diversas. (18) Por consiguiente, los autores consideran que los seres humanos forman parte de la naturaleza y existen en una imbricación entre lo biológico, lo sociocultural y lo psicológico en un contexto histórico dado. Intentar entender esta indisoluble relación resulta imprescindible para la comprensión del origen, evolución y tratamiento de las enfermedades, en este caso en específco, de las drogodependencias. El consumo de drogas, como conducta, es el resultado de la interacción de múltiples factores. No es posible responder de forma concisa y breve a la pregunta de por qué algunas personas consumen drogas y otras no, ni mucho menos pretender que esa 19
  • 20. respuesta sea válida para todos los casos. La forma en que se produce y desarrolla o no esta conducta, o sea los factores de riesgos y protectores son varios. Desde una concepción integral podemos afrmar que existen variables predictivas; que son variados los factores causales identifcados sin que, hasta ahora, se conozca a ciencia cierta cómo se ordenan y se relacionan estas variables entre sí o cuál es la combinación específca que permite predecir la ocurrencia de una conducta. Los factores socioculturales, familiares, las relaciones con el grupo de iguales, las características personales, etc. se engarzan entre sí infuyéndose recíprocamente, aumentando o reduciendo las probabilidades de que se dé el consumo. Un factor de riesgo “es una característica interna y/o externa al individuo cuya presencia aumenta la probabilidad o la predisposición de que se produzca un determinado fenómeno” (19). El enfoque del factor de riesgo (20), (21) fue adoptado desde la investigación biomédica y dirigido hacia la identifcación de aquellos factores bio-psico-sociales (22), del comportamiento y del medio ambiente que parecían estar asociados con la aparición de un problema de salud. La literatura hace énfasis en tres grupos principales de factores de riesgo relacionados con el consumo de drogas: Factores de riesgo individuales: Hacen referencia a las características internas del individuo, a su forma de ser, sentirse y comportarse. La edad, la personalidad, los recursos sociales de que dispone, las actitudes, los valores, la autoestima, etc. conforman un 20
  • 21. sujeto único. Algunos ejemplos son los siguientes: actitudes, creencias y valores positivos o de aceptación hacia el consumo de drogas. Difcultades en habilidades o recursos sociales, difcultando las capacidades de interacción social así como para establecer relaciones adecuadas y adaptadas a la realidad y para expresar sentimientos y opiniones propias. Baja autoestima y pobre autoconcepto. Factores de riesgo relacionales: Son aquellos aspectos relativos al entorno más próximo de la persona. La interacción específca de cada sujeto con la familia, los amigos y el contexto escolar determina una situación peculiar. Ejemplo de ello la aceptación por parte de la familia y grupo de amigos del consumo de drogas. Métodos educativos autoritarios y rígidos y la inconsistencia que puede propiciar sentimientos de desinterés. Desmotivación por la escuela, bajas califcaciones escolares. Factores de riesgo sociales: Hacen referencia a un entorno social más amplio. La estructura económica, normativa, la accesibilidad al consumo, la aceptación social del mismo y las costumbres y tradiciones imprimen unas características que diferencian a unas culturas de otras y por tanto afectan a la conducta del individuo. La disponibilidad de la sustancia y la infuencia ejercida por los medios de comunicación son los que se sitúan en un lugar preponderante a la hora de determinar la conducta de consumo. Los factores de protección son “aquellos atributos individuales, condición situacional, ambiente o contexto que reduce la probabilidad de ocurrencia de un comportamiento desviado” (23). 21
  • 22. Con respecto al tema que abordamos, los factores de protección reducen, inhiben o atenúan la probabilidad del uso de sustancias. La Teoría del Desarrollo Social propuesta por Hawkins y cols. (24) es un enfoque teórico que describe cómo existen procesos protectores que parecen incidir en la reducción de problemas de comportamiento. Estos autores proponen tres factores de protección que controlan el desarrollo de los comportamientos antisociales: los lazos sociales (adhesión y compromiso con la familia, las escuela y los compañeros); las coacciones externas (normas claras y consistentes contra el consumo de drogas mantenidas por personas ligadas al individuo) y las habilidades sociales (poseer estrategias de solución de problemas para afrontar asertivamente las situaciones y resistir las presiones a la transgresión de normas). Además de éstos, los factores de protección mencionados en este apartado están referidos a las áreas individual, relacional y social comentadas anteriormente y, por ende, la posesión o el desarrollo de características contrarias a las mencionadas como factores de riesgo actuarían protegiendo al sujeto. De este modo, un buen nivel de autoestima, un adecuado autocontrol emocional, la cohesión y comunicación familiar, el apego a un grupo de referencia positivo, etc. favorecerían al sujeto frente a la posibilidad de consumir drogas. La gran diversidad de usuarios de las drogas comprende cuatro grandes grupos: experimentadores, consumidores sociales 22
  • 23. (intencionales), consumidores frecuentes (intensivos) y dependientes. (25) Tipos de consumo Consumo experimental: Marca el inicio del consumo, se trata de experimentar el efecto de una sustancia, motivado por la apreciación de los efectos que produce en sus coetáneos. Consumocircunstancial o situacional: Incluye patrones donde se consume la sustancia buscando obtener efectos deseables que exacerben una determinada experiencia o le ayuden a sobrellevar ciertas situaciones. Este patrón de consumo se vuelve problemático, cuando los efectos placenteros inmediatos de estas sustancias, impiden poder desarrollar sus habilidades naturales de tolerancia y cuando las situaciones que producen el deseo de consumir se presentan con mayor frecuencia. Consumo en “bingo”: Es un patrón episódico donde se ingieren grandes cantidades de alcohol y/o drogas de manera maratónica, a lo largo de un solo episodio de consumo. Fomenta la creencia de que el consumo, no es un problema. Consumo abusivo: Ocurre cuando un individuo manifesta repetidamente problemas signifcativos en áreas importantes de su funcionalidad. Muchas personas presentan signos de abuso de sustancia y sin embargo no desarrollan una dependencia. Dependencia: Categoría con mayor problema en el continuo de consumo de sustancia. Se vuelve evidente la preocupación del 23
  • 24. paciente por obtener y consumir la sustancia, denota la incapacidad de controlar el consumo, presenta un deterioro integral en su funcionamiento psicosocial y persiste en la búsqueda de la sustancia a pesar de las experiencias adversas. (26) No obstante no se puede dejar de mencionar que hay personas que en relación al consumo de drogas se clasifcan como abstinentes, que son aquellos que no han tenido nunca ningún contacto con la droga y los que después de consumirla han decidido nunca más hacerlo, generalmente las personas que después de tener problemas con su manera de consumir vieron como única solución la abstinencia total de por vida, o sea los/as exconsumidores/as. 24
  • 25. MATERIAL Y MÉTODO Se realizó una investigación cualitativa fenomenológica, en el período del 7 de febrero del 2014 al 7 de Mayo del 2014 en 5 barrios (Villa Venezuela, Villa Libertad, Primero de Mayo, Villa Austria y América III) del Distrito VII del municipio de Managua. Se seleccionaron 60 participantes, 30 del sexo masculino (10 no consumidores, 10 consumidores y 10 ex consumidores), y 30 del sexo femenino, (10 consumidoras, 10 no consumidoras y 10 ex consumidoras); a cada una de las personas se les aplicó una encuesta estructurada según sexo, una para hombres (Anexo # 1) y otra para mujeres (Anexo #2). Las mismas se aplicaron de forma individual y anónima por el equipo de investigadores con el previo consentimiento que se les solicitó de forma verbal, luego de explicárseles los objetivos de la investigación, el valor de su participación y el carácter confdencial de la información recogida, cumpliendo así con los principios éticos. Criterios de inclusión:  Que vivan en los 5 barrios seleccionados: Villa Venezuela, Villa Libertad, Primero de Mayo, Villa Austria y Américas III.  Que se encuentren entre las edades de 14 y 54 años.  Que se reconozcan como consumidores(as) ex consumidores(as) y no consumidores(as).  Que den su consentimiento para participar en la investigación. 25
  • 26. Criterios de exclusión:  Aquellas personas con algún deterioro en los procesos cognitivos y que no estuvieran aptos para comprender y responder las preguntas formuladas en la entrevista. Selección de variables: Las variables de estudio: I. Variables socio demográfcas: 1. Edad: Se realizó una subdivisión de grupos etáreos por decenios. 2. Sexo: femenino y masculino, según sexo biológico. 3. Nivel escolar: se subdividirá de la siguiente manera:  Analfabeto  Primaria incompleta  Primaria completa  Tercer año de secundaria  Terminó una carrera técnica  Secundaria incompleta  Secundaria completa  Estudios universitarios incompletos  Terminó universidad. 4. Estado civil: se subdividirá en:  Casado(a)  Soltero(a)  Unión de hecho estable  Divorciado(a) 26
  • 27. II. Identidad de género:  Identidad masculina  Identidad femenina III. Autovaloración de género:  Autovaloración masculina.  Autovaloración femenina. IV. Evolución de la identidad de género:  Evolución de la identidad masculina.  Evolución de la identidad femenina. V. Identidad de género y consumo de drogas:  Identidad masculina y consumo de drogas.  Identidad femenina y consumo de drogas. VI. Factores protectores y factores de riesgos:  Factores protectores y de riesgos para hombres.  Factores protectores y de riesgo para mujeres. Para la obtención de estas variables y dar respuestas a los objetivos de la investigación se aplicó una encuesta estructurada a cada una de las personas participantes en la investigación. La encuesta aplicada consta de 6 bloques de preguntas donde cada bloque está destinado a recoger la información de las seis variables defnidas en ese mismo orden. Además se realizaron observaciones en talleres impartidos sobre la temática de drogas y género a la comunidad escolar y a miembros de la policía nacional del Distrito VII de Managua, para la cual se utilizó una guía de observación (Anexo #3). 27
  • 28. Las variables se operacionalizaron a partir de las respuestas brindadas por cada participante, al conjunto de respuestas de cada pregunta se le realizó un análisis de contenido para obtener una generalización a partir de la revisión de los signifcados, así como la interpretación de las citas textuales. Se realizó una comparación de las respuestas brindadas en cada pregunta y se señalaron lo que en ellas se repetía realizándose una descripción y comprensión de los hechos y de las emociones. Una vez obtenidos los resultados de la encuesta se organizaron 5 grupos focales con una guía de preguntas para hombres y otra para mujeres que sirvieron para organizar la discusión (Anexo 4 y 5), diferenciándolos por sexo y su relación con las drogas (no consumidores/as, consumidores/as, y exconsumidores/as), con el objetivo de validar las opiniones encontradas en las encuestas y profundizar la relación entre la categoría género y el comportamiento ante las drogas. 28
  • 29. CONSIDERACIONES ÉTICAS La Asociación Médica Mundial (1964) promulgó la Declaración de Helsinki como una propuesta de principios éticos que sirva para orientar a quienes investigan en seres humanos de promover y velar por la salud de las personas, la preocupación por el bienestar que tiene que prevalecer y su fnalidad el mejorar los procedimientos preventivos, diagnósticos y terapéuticos. La investigación médica debe de estar sujeta a normas que sirven para promover el respeto a todos los seres humanos, proteger su salud y sus derechos individuales; se debe proteger la vida, la salud, la intimidad y la dignidad; basarse en principios científcos aceptados; llevada a cabo por personal profesional científcamente califcado; el diseño debe de estar disponible para todo público; deben de realizarse cuando la importancia del objetivo es mayor que los riesgos; la población sobre la que se investiga debe de benefciarse de sus resultados; la participación debe de ser voluntaria y debidamente informada; se debe de proteger su integridad; los autores y editores tienen obligaciones éticas y mantener la exactitud de los datos y resultados. (27) La investigación será realizada bajo las normas y principios éticos planteados en la Declaración de Helsinki, promoverá el respeto, la integridad, la protección de los derechos individuales. De todos/as los/as participantes se obtuvo su consentimiento sin ningún tipo de presión, se informaron los objetivos, el llenado de la información fue anónimo y se explicó que era para fnes de investigación en el tema de género y las adicciones. 29
  • 30. Esta investigación está justifcada ya que existen posibilidades razonables de que la población sobre la cual se hará la evaluación se va a benefciar de sus resultados, los resultados son exactos y se publican tanto los datos positivos como negativos. En ningún momento se expondrá a los informantes de situaciones que pongan en riesgo su dignidad de ser humano (27) todos fueron además informados de su derecho pleno a abandonar el estudio en cualquier etapa si así lo deseaban. 30
  • 31. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS A cerca de las características de la muestra. La muestra de estudio estuvo conformada por sesenta participantes que residen en el Distrito VII de Managua; treinta del sexo femenino donde diez eran no consumidoras, diez consumidoras y diez exconsumidoras, treinta del sexo masculino de ellos diez eran no consumidores, diez consumidores y diez exconsumidores. El rango de edades de catorce años a veinte y cuatro años fue el de mayor representación seguida por el de treinta y cuatro años a cuarenta y cuatro años. Hubo una representación elevada del nivel escolar secundaria incompleta (fundamentalmente de estudiantes de quinto año de secundaria) así como de profesionales. Esto se puede deber a que gran parte de la muestra se obtuvo en los colegios públicos del distrito VII incluyéndose tanto a estudiantes como maestros/as. El estado civil que prevaleció fue el de soltero seguido por el de unión de hecho estable. En este capítulo se exponen los resultados que arrojaron las diferentes técnicas que se aplicaron para identifcar la relación que existe entre la identidad de género y el consumo de drogas desde una metodología cualitativa. Identidad de género en mujeres consumidoras, no consumidoras y exconsumidoras. En el acápite dirigido a la exploración de la identidad femenina la mayoría de las mujeres referen que no es lo mismo ser mujer que ser hombre. Las principales diferencias las enmarcan en aspectos 31
  • 32. biológicos específcamente en la capacidad de la mujer de parir, así como en aspectos socioculturales vinculados a esto, como la capacidad de criar, educar y brindar amor a la familia en especial a los hijos. Describen a una mujer que centra sus pensamientos en el bienestar de su familia, muy vinculada a esta y dependiente de la pareja fundamentalmente desde lo emocional. La mujer cuando piensa en el funcionamiento de su familia piensa en la estabilidad de la pareja y aun cuando se aspira a una pareja amorosa y comprensiva a lo que más importancia se le brinda no es a ello si no a que esté presente. A continuación se exponen algunas expresiones que lo denotan: “La mujeres tienen órganos reproductores diferentes a los de los hombres, todos los meses tenemos la menstruación, salimos embarazadas y parimos. Además las mujeres somos más sensibles que los hombres, por eso cuidamos mejor a los niños y tenemos más paciencia para educarlos, los hombres todo lo resuelven con la fuerza y la represión.” “Una de las diferencias sería los órganos reproductores que le dan la dicha a la mujer de salir embarazadas y dar a luz, además maduramos primero que los hombres y comprendemos más que ellos, también miramos la vida de otro punto de vista que el de ellos, somos más sensibles, más centradas en los sentimientos y las emociones, siendo más expresivas. Esto nos ayuda en ser más responsables y efectivas que los hombres en el cuidado de nuestros hijos y de la familia.” 32
  • 33. “A parte de las diferencias referidas al físico también las hay en la forma de tomar las cosas, el hombre tiene menos sufrimientos que la mujer al formar una familia porque la mujer es la responsable de que esta funcione, de que los hijos salgan adelante y sean hombres y mujeres de bien, mientras que los padres muchas veces no se hacen cargo de los hijos, bueno a ellos no les toca sacar adelante a la familia, más bien a veces dar para la economía del hogar. A nosotras nos toca velar porque el padre de nuestros hijos no nos abandonen por otra familia.” “Las mujeres somos sentimentales y frágiles, mientras que los varones indiferentes y bruscos, muchas veces no sienten ni reaccionan en lo que pasa alrededor. Las mujeres tenemos que estar defendiendo lo que es nuestro porque como los hombres no valoran la familia como debe de ser abandonan a sus esposas y sus hijos…. ” “Muchas veces pensamos nosotras mejor que ellos. La mayoría de los hombres de hoy en día solo piensan en que el que tenga más mujeres es más macho que el otro, nosotras no, tenemos el pensar de formar una familia, una familia que por encima de cualquier situación se mantenga unida. Por eso cuando las cosas no funcionan así nos sentimos abandonadas, tristes, deprimidas y con una carga muy grande.” Se evidencia que la identidad femenina está muy relacionada a la maternidad. Según Lagarde, 1992, la maternidad ha sido históricamente, la vía de realización de las mujeres. El binomio mujer madre es inseparable. Desde pequeña ha sido preparada para este fn. La feminidad está intrínsecamente defnida como el 33
  • 34. ser para los otros, darse a los demás. La actitud maternal expresiva y cuidadora queda introyectada a la forma inherente de ser mujer. (28) La dependencia emocional de la pareja es una problemática que tiene que ver con estereotipos y mitos, teniendo en cuenta que el género es un constructo social. De ahí que muchas mujeres no se sienten completas si no es teniendo una pareja, y si no la tienen la quieren, pero, en cualquier caso, forma parte central de sus vidas. Siguiendo los análisis de Marcela Lagarde y de los Ríos, se evidenció que el amor está arraigado en el ideal de género para las mujeres, y que es un amor que se caracteriza por la entrega en dos variantes:  La entrega de cuidados y atención para cubrir las necesidades de los otros y en especial a la familia en su rol de madre y rol de hija para cuidar al padre y/o la madre ya mayores; y la entrega al hombre, la pareja. Rol de esposa-compañera. En algunos casos esto signifca la entrega de la mujer. Los mandatos e ideales de género actúan con fuerza constitutiva de la identidad y subjetividad, de lo que yo quiero y deseo. El orden amoroso tradicional convierte a la mujer en ser para otro y además: de ese otro. Se escuchan expresiones como “soy tuya”, “haz conmigo lo que quieras”, “poséeme” o el cuento donde el Príncipe Azul rescata a la Princesa. (29) Otro aspecto que resaltan las mujeres encuestadas cuando se defnen es que tienen la habilidad de simultanear la maternidad con todo lo que implica el desempeño laboral y profesional fuera del 34
  • 35. hogar. Aparece la fgura de la mujer ligada al desempeño de múltiples roles que abarcan tanto el ámbito privado como el público. “La mujeres cuidamos de nuestras casas, familias y trabajamos aportando a la sociedad y a la economía de la familia.” “Luchamos por mantener en pie una familia, criamos a nuestros hijos. Muchas veces sin ayuda de sus padres. Muchas veces solventar los gastos del hogar, aunque tengamos un esposo”. “….Generalmente somos las que mayormente cargamos con la responsabilidad de tener un hijo, criarlo y darle de comer, estudios y todo lo que necesita.” Esto puede deberse a los avances de la biología y la genética, los disímiles hallazgos en la esfera de la salud humana, el desarrollo tecnológico y las revoluciones ideológicas que cuestionan de forma radical asuntos que hace veinte años atrás se consideraban indiscutibles, como los papeles, las funciones y la especifcidad de cada sexo, llevando a una ruptura progresiva de la familia patriarcal tradicional y de rígida estructura jerárquica. Todo ello ha sido impactado entre otros aspectos, por la participación de la mujer en el trabajo y el control de la natalidad, lo que ocasiona una ruptura de la división sexual del mundo público y el privado generando una dicotomía estricta en las actividades que estaban defnidas y la identidad de uno y otro. A esta capacidad que describen las mujeres encuestadas de poder simultanear los roles reproductivos y productivos se le ha 35
  • 36. denominado, doble jornada laboral. La misma ha sido propiciada debido a que si bien la mujer ha querido incursionar en el ámbito público, defnido hasta hace unos años como ámbito masculino, en busca de realización profesional y de independencia económica, los hombres no han mostrado el mismo interés por ocupar el privado (mundo femenino, o roles femeninos). Además a nivel social la mujer sigue siendo más valorada en los roles reproductivos que en los productivos por lo que no renuncia a este, si no que realiza ajustes, por evidenciarlo como una fuente importante de satisfacción, realización y valoración a nivel social. La mayoría de las mujeres que no refrieron diferencias con los hombres en la manera de sentir son mujeres consumidoras en la actualidad, las mismas hacen referencia a la existencia y prevalencia en hombres y mujeres de sentimientos negativos y contradictorios. Esta actitud denota la posibilidad de que el consumo de drogas lleve a una modifcación en la identidad de género en las mujeres. La misma puede ser resultado del impacto negativo que tienen las drogas a nivel cognitivo, afectivo y social. En sentido general las mujeres no consumidoras y las exconsumidoras tienen conceptos de la identidad femenina más elaborados que trascienden el reconocimiento de la presencia de los órganos sexuales reproductivos para referirse al desempeño tanto de roles tradicionales como no tradicionales, así como de aspectos referidos a sentimientos, en relación a las mujeres consumidoras que no establecen límites entre la identidad femenina y la masculina en cuanto a formas de comportamiento y de expresión o manera de vivir los sentimientos. 36
  • 37. En un estudio realizado por Pérez, A y Correa, M. se evidenció en las mujeres consumidoras incapacidad para expresar sentimientos. Según estos autores es posible que las mujeres que consumen preferan negar sus sentimientos, ya sea como una forma de defenderse, de evadirse, o como resultado de un efecto «anestésico» del consumo; por el contrario, las exconsumidoras aparentemente recuperan su capacidad expresiva. (30) Identidad de género en hombres consumidores, no consumidores y exconsumidores. La mayoría de los hombres referen al igual que las mujeres que no es lo mismo ser hombre que ser mujer. Las diferencias las enmarcan en la descripción de una mujer tradicional que asume el cuidado y educación de los hijos y se ocupa del buen funcionamiento del hogar, así como muy amorosa, sentimental y de un hombre proveedor, autoritario, poco expresivo emocionalmente, impulsivo, sostenedor de la familia y que cuando ejerce la paternidad lo hace en una relación periférica e intermitente con los hijos. Se aprecia la identidad masculina vinculada al consumo de alcohol y de tabaco. Este sistema de creencias sobreviene de la conformación de un arquetipo femenino y masculino en que la ternura, la expresión de sentimientos, la cercanía emocional no son inherentes a la masculinidad y de ahí a la paternidad, sino a la femineidad y a la maternidad. El orden patriarcal se erige sobre la plataforma de un modo de producción y unas consecuentes relaciones sociales de producción, que mantiene al hombre como ente productivo, sostenedor de la 37
  • 38. familia y proveedor de bienes. Quedó inscrito en la identidad masculina la necesidad de adquirir destrezas, el éxito, el poder público. De niño sus juegos están relacionados justamente con el entrenamiento de las habilidades vinculadas a los roles productivos: pistolas, carros, juegos de acción; mientras que a las niñas se les entrena en los roles reproductivos a través del juego de las casitas y de las muñecas, lo cual la apropia de la posibilidad de adiestrarse en ser mamá desde la etapa infantil. Muestra de ello son las siguientes expresiones: “Las mujeres son sensibles, cariñosas y lindas. Son más débiles desde los sentimientos. Mientras que nosotros los hombres somos trabajadores, fuertes y orgullosos”. “Las mujeres son más expresivas con sus sentimientos. Los hombres siempre tratamos de demostrar nuestra hombría de alguna manera, buscando el dinero de cualquier manera, yendo a la calle, por lo que generalmente nos buscamos más problemas, fumamos, tomamos porque son maneras de ser en la calle”. “Los hombres generalmente toman y fuman porque es una manera de demostrar que se es hombre. Los hombres somos machistas. Las mujeres son muy sensibles, siempre lloran, o están preocupadas por una cosa u otra, que si los niños que si mis padres, que si…..” Autovaloración de género. En el acápite de la autovaloración de identidad de género la mayoría de las mujeres refrieron que era mejor ser hombres que 38
  • 39. mujeres. Identifcan en la vida de la mujer muchas desventajas para la realización personal y profesional muy vinculada a la identifcación de una sociedad machista que le brinda al hombre mayores posibilidades de realización que a la mujer por el mero hecho de ser hombres, así como un mayor grado de recriminación ante comportamientos valorados de forma negativa por la sociedad. Además señalan en la vida de la mujer la presencia de una serie de situaciones relacionadas con dolor, sometimiento y sobreesfuerzo. Esta postura estuvo mayormente representada por las mujeres consumidoras, que un 100% dijeron que era mejor ser hombre que mujeres, seguidas por las ex - consumidoras, representadas por un 80%. Estos resultados no se corresponden con los encontrados por Pérez y Correa. (30) A continuación se ejemplifcan los resultados expuestos: “Los hombres sufren menos que las mujeres, la mujer sufre al parir al hijo, o al ser una madre soltera. (…) Todo el mundo se siente con el derecho de juzgar y decir que uno no es una buena madre…. y es propensa a sufrir enfermedades por ser víctima de violaciones, es víctima de burlas y de irrespeto”. “..porque a pesar de todos los cambios la mujer actualmente es muy discriminada por sus acciones que la llevan a cometer errores los cuales todos señalan siempre, tanto los hombres como las otras mujeres, aun cuando una esté haciendo cambios”. “Porque los hombres no experimentan el dolor del parto, ni la menstruación. Son más los porcentajes de que las mujeres sean violadas que los varones”. 39
  • 40. “Es mejor ser hombres porque son los que tienen el poder y el mando en todo y las mujeres somos más frágiles, más señaladas hasta cuando tratamos de enmendar nuestros errores”. “Lamentablemente vivimos en una sociedad machista en la que el hombre se le permite hacer cosas solo por el hecho de ser hombres y también trabajos que las mujeres podemos hacer le son otorgados solo al hombre”. “….porque las mujeres somos señaladas por todo en la “SOCIEDAD MACHISTA. (…) porque es muy difícil ser una buena madre, crear una familia, tener un buen trabajo o ser buena en el trabajo que una tiene”. Estas expresiones denotan que mujeres consumidoras y exconsumidoras vivencian que el consumo de drogas no tiene el mismo signifcado para hombres y mujeres, ni es valorado del mismo modo por los demás. Según Sánchez, mientras que entre los hombres el consumo de alcohol es percibido como una conducta natural, social y culturalmente aceptada, salvo en casos extremos donde la adicción aparece asociada a conductas violentas o antisociales, entre las mujeres supone un reto a los valores sociales dominantes. Por ello las mujeres con dependencia al alcohol soportan un mayor grado de reproche social, que se traduce en un menor apoyo familiar o social. (8) Las mujeres con consumos problemáticos de alcohol perciben con más frecuencia e intensidad que los hombres, que han fracasado a nivel personal, familiar y social, incapaces de desempeñar satisfactoriamente el papel que les ha sido asignado, ser una buena 40
  • 41. madre o una buena ama de casa. Las consecuencias de esta vivencia suelen ser la desvalorización personal, las tensiones y confictos familiares, cuando no la violencia familiar. (31) Es importante notar que las normas diferentes para mujeres y hombres no dependen de que una mujer intoxicada sea más irresponsable, deshonesta o egoísta comparada con el hombre de las mismas circunstancias, sino porque se piensa que la mujer no debe de beber, por lo tanto, estas normas no dependen de argumentos racionales, sino que son la expresión de valores particulares. (32) En la actualidad muchas personas afrmarán que la sociedad está cambiando y que el papel de las mujeres no es el mismo que hace años, pero cuando es una mujer la que lleva un estilo de vida asociado al deterioro y la marginación se le evalúa en una incomprensión mayor, derivada del proceso no imaginado en cuanto a construcción mental de la trasgresión. (33) Al hacer referencia a las ideas corrientes sobre las mujeres incluyen en su mayoría “buenas administradoras del hogar, hacendosas, vanidosas y celosas”. Cuando se les pidió que escogieran los cuatro califcativos que se les aplican mejor adicionaron de manera general “emocionales e independientes”. Como se puede apreciar las dos primeras se referen al desempeño de los roles en el hogar, los que históricamente se les ha asignado, el otro se refere a la relación que establecen consigo mismas, con su apariencia externa. La otras dos tienen que ver con la manera 41
  • 42. que se relacionan desde lo afectivo con los demás y denotan dependencia emocional. La última hace referencia a la relación con todo lo que le rodea. Esta parece estar en contradicción con las dos anteriores lo que puede deberse a que aunque hace ya varias décadas que la mujer se libró del encierro que suponía estar metida entre cuatro paredes y condenada a no poder ejercer otra profesión que no fuera la de esposa devota y ama de casa entregada, la mujer actual pretende seguir con los roles que históricamente se le han asignado a la vez que asume los roles asignados a los hombres. En estos momentos las mujeres no se conforman con aceptar únicamente lo que la sociedad le ha adjudicado, después de siglos de resignación van en búsqueda de protagonismo y de poder. A pesar de que aún queda mucho camino por recorrer en el plano de la igualdad de oportunidades, resulta interesante ver como las mujeres simultanean las responsabilidades dentro del hogar con tareas que les brindan independencia económica la que a largo plazo puede devenir en un sentimiento de independencia emocional. Las ideas más corrientes que señalaron de manera general los hombres consumidores y exconsumidores fueron las de mujeriegos y lujuriosos. Además como los no consumidores señalan el ser trabajadores e independientes. Al pedirles que seleccionaran las cuatro que más los defnía agregaron proveedores. Como se puede apreciar las dos primeras se referen a la relación que establecen 42
  • 43. con las mujeres, más centradas en lo sexual, en lo físico que en lo afectivo. El hecho de que los consumidores y exconsumidores se identifquen prioritariamente con ser mujeriegos y lujuriosos puede deberse a que el sexo sea utilizado como un paliativo a la falta de afecto que vivencian las personas inmersas en una adicción así como un tiempo después de haber dejado de consumir. El sexo ofrece, momentáneamente, un escape a las presiones cotidianas, al dolor y a la soledad. Al principio casi no trae consecuencias perjudiciales hasta que se convierte en la única manera de seguir adelante. Una compulsión para encontrar un alivio temporal. La sexualidad forma parte natural del ser humano, pero cuando se convierte en una prioridad que interfere en la vida diaria, en el trabajo, afecta a las relaciones personales y sociales y, además, causa ansiedad, estrés y arrepentimiento, entonces se convierte en adicción al sexo. Muchos autores consideran que es más un síntoma que una enfermedad. Estas conductas esconden insatisfacción personal, baja autoestima y poca tolerancia a la frustración. “Es como la punta del iceberg, lo que se ve a primera vista, pero es el refejo de múltiples trastornos mentales como la ansiedad, las difcultades para relacionarse, la inseguridad afectiva o los problemas de identidad sexual, entre otros. Situaciones estas descritas en la literatura especializada (34) como presentes en los consumidores y exconsumidores de drogas. Las otras 3 guardan relación con un postulado de que los hombres tienen que ser trabajadores, llevar dinero a la casa y suministrar económicamente a la familia. Vinculado a la apropiación de un 43
  • 44. papel construido históricamente por una cultura y una estructura social de poder que ubicó al hombre dentro de un mandato de ser a partir del tener, del poder, en un espacio público de competencia para el cual desde niño debía adquirir destrezas y habilidades. Percepción de hombres y mujeres sobre sí mismos en el contexto actual. Las mujeres perciben una gran diferencia entre la actualidad y hace 30 años atrás. Las más jóvenes se referen a aspectos positivos como que en la actualidad las mujeres son más independientes, tienen más derechos y una mayor igualdad de oportunidades de estudiar, trabajar y de ser profesionales. Las mayores de 40 años además de reconocer los aspectos positivos mencionados con anterioridad agregan como elementos negativos a los cambios ocurridos en los últimos años que las mujeres han confundido libertad con libertinaje, lo que ha llevado a una degradación de la moral de las mujeres. Resaltan que las mujeres de hace unos años eran más prudentes, se respetaban y se daban a respetar más, eran más recatadas y existía mayor sinceridad. En lo relativo a la felicidad en comparación a hace 30 años, especulan de manera general que antes eran menos felices debido a que tenían muy pocas oportunidades de realización personal y profesional y porque eran más dependientes de los hombres. Referen además que existía una mayor violencia hacia la mujer debido a la poca independencia, así como a la falta de leyes que las defendiera, desaprobara y castigara estos hechos. 44
  • 45. En cuanto a los ocho elementos que se brindaron para analizar si son mejores ahora o antes, la mayoría de las respuestas indicaron una mejoría en todos. Estos resultados no se corresponden con los encontrados por Pérez y Correa (30), que referen que la asunción de nuevos roles ha favorecido la dimensión estrictamente individual, pero en contrapartida la vida relacional y de roles tradicionales de las mujeres han perdido importancia, deteriorándose la vida familiar, la importancia de la maternidad y la atención de los hijos. Las respuestas brindadas por las encuestadas denotan que el maternaje se mantiene presente como un rol importante en la mujer aunque con algunos emergentes de cambio. La maternidad tiende a ser más compartida con otras mujeres (abuelas, educadoras, cuidadoras) y no de forma exclusiva. En la medida que la mujer logra mayor independencia económica no delega la autoridad en el hombre, asume decisiones en relación a sus hijos y puede ejercer mayor autoridad y control. Además se puede percibir que a un mayor nivel de instrucción se poseen mejores herramientas para afrontar de manera más efcaz la educación de los hijos, así como para establecer mejores estilos de comunicación con estos. La información obtenida de los hombres indica una mejoría en la vida familiar, atención de los hijos, importancia de la paternidad y las relaciones amorosas. Como se puede observar la masculinidad no es un patrón monolítico, sino que está cambiando, se dan nuevas masculinidades donde el hombre no se ve limitado a la mantención económica de la familia, sino a asumir el desempeño en 45
  • 46. el hogar de roles que históricamente se han defnido como femeninos, a un mayor vínculo afectivo con ella, al reconocimiento de sus propios sentimientos como válidos y no como cuestionantes de la masculinidad. Estos cambios que se aprecian pueden responder a que la mayoría de los entrevistados son hijos de familias monoparentales, donde quedaron al cuidado de madres lo cual puede propiciar un aprendizaje de las labores domésticas y de un mayor grado de expresión de sentimientos sin sentir amenazada su masculinidad. En un estudio realizado por Arés, se aprecia la aparición de un padre con emergentes de cambios. El hombre recupera algunos elementos expropiados como la ternura y algunas responsabilidades como la de alimentación y cuidado. Recupera una paternidad cercana, empática, que descubre el disfrute de los hijos, que comparte funciones con la madre. (35) No obstante no se puede perder de vista que la masculinidad tiene un asignado cultural que dista mucho de estas nuevas propuestas sociales. Desde las cargas culturales los hombres son proveedores y los que ponen mano dura. Estos roles tradicionales que son expuestos en los acápites anteriores, no necesariamente constituyen un privilegio para el hombre, sino que más bien representan una carga cultural que a veces lo agobia, por eso es que ya se presentan fsuras en este tipo de construcción de la masculinidad. (36) Las mujeres entrevistadas reconocen que ha habido un aumento de mujeres consumidoras de drogas en la actualidad. Este aumento 46
  • 47. desde los resultados obtenidos se asocia a los cambios acaecidos en la posición de la mujer dentro de la sociedad y en la manera de percibirse a sí mismas. Estos resultados se corresponden con los referidos por Pérez y Correa. (30) La mayoría piensa que el exceso de libertad y de independencia ha propiciado el aumento de factores de riesgos para el consumo de alcohol y otras drogas. Que en la medida que las mujeres han asumido roles masculinos han incursionado en otros comportamientos considerados como negativos para el desarrollo de las personas como son una vida sexual y amorosa desordenada, el abandono por parte de algunas mujeres de sus hijos y familias y el consumo de drogas. De manera general se refere que consumen tanto “las mujeres de estatus económico alto como bajo”, “las mujeres de la vida alegre”, “prostitutas”, “las mujeres que son vagas”, “las libertinas”, señalando como factores principales para consumir “los problemas familiares, las amistades, la falta de afecto, la presencia de problemas emocionales (baja autoestima, ansiedad, depresión, sentimiento de soledad) y el ser víctimas de maltrato por parte de la familia de origen y/o la pareja”. Las mujeres consumidoras y exconsumidoras encuestadas referen que sí existe relación entre la manera en que se ven ellas mismas y la droga que consumen. A continuación se muestran una serie de expresiones que lo denotan: “si porque me veo estresada y solo quiero relajarme”, “quiero sentirme poderosa, linda, sentirme feliz”, “así puedo decir lo que realmente siento”, “me hace sentir tuani, importante, que valgo, que le importo a los demás”, “me aíslo de 47
  • 48. los problemas y de la realidad que me atormenta”, “me hacía sentir con la autoestima elevada, que era importante, que era linda, que tenía un lugar al que pertenecía”, “comencé porque quería adelgazar, verme bonita, estar en onda”. Identidad de género y consumo de drogas. Factores protectores y de riesgos. En sentido general las mujeres referen que el hecho de consumir drogas si cambia la manera como una mujer se ve a sí misma. Consideran que las mujeres que consumen se ven desgastadas física y moralmente, con un deterioro a nivel personal, familiar y social notable, desvalorizadas. Las consumidoras agregan que se perciben con muy pocas posibilidades de recuperarse y tener el respeto de los demás, en alguna medida porque no se han sentido respetadas nunca en su vida, aun antes de consumir por primera vez. Estos resultados guardan correspondencia con los de otro estudio donde se obtuvo que las mujeres que consumen drogas piensan que su rol dentro de la familia se modifca, pierden características netamente femeninas como delicadeza, ternura, ser hacendosas y presentan un comportamiento sexual desordenado. (30) Las mujeres de manera general tienen una opinión negativa hacia las mujeres consumidoras de drogas, describiendo un mayor grado de enjuiciamiento por parte de la sociedad hacia ellas que hacia los hombres. Esta manera de percibir a las mujeres consumidoras de drogas lo atribuyen a que la sociedad nicaragüense es muy machista a pesar 48
  • 49. de todos los cambios que se han implementado, así como que el comportamiento de ellas va en contra de todo lo que se revela en la biblia y en Nicaragua se es muy religioso. “El machismo arraigado en nuestra sociedad a la mujer consumidora y hasta la que ya no consume la desvaloriza, la etiqueta de lo peor mientras que al hombre que consume se le ve como más normal”, “hay diferencias, nos desvalorizan totalmente, tanto es así que se le da credibilidad a un hombre adicto cuando desvaloriza a una mujer que ya no consume hace algún tiempo”. No existe consenso en la manera que las mujeres no consumidoras perciben a las consumidoras, unas expresan lástima por todo lo que pierden, fundamentalmente en el área familiar, muy vinculado a la idea de la maternidad responsable y afectiva y otras las critican y juzgan de manera muy negativa. Ejemplo: “Las veo como una triste y simple perdedora, digna de lástima”, “estas mujeres viven vidas tristes donde nunca van a saber que es el amor de un hijo, la felicidad de amar”, “son mujeres que no les importa nada, ni su belleza, ni su salud, ni su familia”, “son mujeres alegres de la vida que solo viven para ellas y terminan jodidas”. La mayoría de las mujeres encuestadas no encuentran nada positivo en las drogas pero algunas señalan que dan placer, te permiten dormir, relajarte y olvidar los problemas. Los aspectos negativos del consumo de drogas que fueron referidos con más frecuencias son deterioro y sufrimiento de la familia, de la salud física y emocional. Las personas con las que generalmente se inician en el consumo de drogas las mujeres son con las parejas y con los amigos. Las drogas 49
  • 50. que con más frecuencia consumen son cigarro, alcohol y marihuana. Usualmente consumen en festas, en reuniones sociales y en lugares escondidos. Referen que generalmente donde la familia no se dé cuenta, por lo que habitualmente hay un rechazo a consumir en la casa, aunque no siempre se cumple con esta condición, fundamentalmente, referen las exconsumidoras, “cuando se pierde el control y la insidia es grande”. Las mujeres no consumidoras identifcan como factores protectores los valores fomentados por la familia y la religión cristiana como: “la responsabilidad, la obediencia”, “el amor a la familia y a dios”, “la comunicación afectiva con los padres”, “el respeto y una adecuada autoestima”. Los principales factores por los que se inician las mujeres en el consumo son la curiosidad, los problemas emocionales, problemas familiares, resaltando el tema de la violencia física y sexual. Piensan que una familia funcional, cariñosa que brindara apoyo, seguridad y cultivara sentimientos positivos hubieran sido factores que las hubieran protegido del consumo de drogas. Las exconsumidoras referen como elementos importantes para dejar de consumir “el tocar fondo”, “vivir una situación propiciada por el consumo de drogas que te lleva a sentir un sufrimiento más grande que el placer que se siente con el consumo”. Una de las motivaciones principales la constituyen los hijos, tanto los que se tienen como los que se quieren tener. Los hombres consideran que los factores que han hecho aumentar la cantidad de hombres que consumen en primer lugar son el 50
  • 51. aumento de las pandillas, la presión grupal, la curiosidad y los problemas familiares. “Cada día hay más pandillas, los amigos que te invitan y te dicen que si no lo haces no eres hombre, que no puedes andar con ellos”, “por experimentar, a uno le da curiosidad, los amigos lo hacen, te invitan, te la regalan y uno no sabe, solo que ellos dicen que es rico, que uno se siente rico”, “se anda en la calle con los amigos, las pandillas, los padres no te quieren en la casa….” , “problemas con tu familia, no te quieren, no se quieren ellos, discusiones todo el tiempo y hay que salirse de eso..” En segundo lugar destacan los problemas económicos y emocionales. Referen: “…la pobreza, el entorno en que vives”, “la falta de buena economía, exclusiones sociales…”, “pobreza, pocas oportunidades de empleo…” Según ellos los hombres que consumen drogas son los jóvenes que tienen problemas familiares, no conocen sobre las consecuencias de las drogas y que andan con malas amistades. No lo enmarcan en un estatus social determinado si no que referen que todos por igual consumen: “esto está generalizado de cada 10 varones 8 o 9 consumen algún tipo de drogas, sin importar el nivel que ocupan en la sociedad...”, “todos por igual consumimos unos en sus castillos, otros bajo los puentes y otros en sus humildes casas”, “la mayoría consumen drogas, la juventud está metida en drogas”. Los consumidores y los exconsumidores referen que si existe relación entre como ellos se ven y las drogas que consumen pues la utilizan para: “sentirse poderosos, olvidarme de toda mierda”, “… lo importante es que me siento braco, búfalo, en nota”, “cuando consumes perteneces a la pandilla y cuentas con su apoyo…”, “ te 51
  • 52. ayuda a divertirte, a olvidar, a desinhibirte…”, “yo creía que eran mis aliadas, pero las drogas me hicieron mierda, yo creía que dominaba el mundo, que era dios, que era todo poderoso, me olvidaba de todo lo que me daba dolor, pero…”, “el miedo se iba a la mierda..”. En cuanto a identidad masculina un grupo de consumidores y de no consumidores referen que el consumo de drogas potencia la masculinidad, los hace ver fuertes, poderosos, respetados y temidos por los demás mientras que otra parte de no consumidores, consumidores y los ex consumidores referen que el consumo de drogas afecta totalmente la masculinidad, los degrada, los lleva a perderlo todo, la familia, las amistades, las cosas materiales. “No se puede llamar hombre a un guiñapo humano”, “no sirves ni para sustentarte el consumo así que cuidar de una familia y darle lo que necesitan”, “las drogas te llevan a verte como algo despreciable, ni humano te ves, menos te ves como un hombre”. La mayoría de los hombres referen que a nivel social la valoración hacia una mujer consumidora de drogas es más drástica que hacia los hombres. Esto es el resultado de una sociedad machista que se ejemplifca en frases como: “a que en Nicaragua hay una asociación entre hombre de la calle, vago y borracho y una mujer de la casa dedicada al cuidado de los hijos y la familia”, “Nicaragua es un país de hombres y mujeres machistas”, “porque las mujeres deben de ser delicadas, correctas, pudorosas”. Como se puede apreciar esto guarda relación con el hecho de que a las mujeres en la sociedad se les identifca con tres roles fundamentales que las tipifcan y por los que se evalúa a las 52
  • 53. mujeres como buenas, entre los que se encuentran: madres, esposas e hijas. Cuando la mujer trasgrede, algunos de estos roles, se da un proceso de doble penalización moral y social. Se conforman desde el imaginario social mandatos implícitos, estados de opinión generalizados, que llevan al rechazo de la anormalidad y excepción que suponen las mujeres que desarrollan conductas disruptivas. Sin embargo la situación no se comporta igual en los hombres, se tienen otras expectativas sociales, que sean agresivos, los que tengan conductas fuera de la ley; existe la identidad hombre- delincuente, cruzada por diversas variables que producen estereotipos en su concepción, igualmente la de hombre drogadicto, delincuente. Desde los modelos considerados típicamente femeninos se han construidos otras expectativas; se espera que sean sumisas, las no agresivas, las mantenedoras de la paz social. La mayor transgresión imaginada y concebida socialmente para una mujer es la de prostituta, estigma identitario por excelencia. (33) Entre las razones más frecuentes para iniciarse en el consumo describen en primer lugar la presión grupal, curiosidad, placer y en segundo lugar problemas familiares y emocionales (fundamentalmente frustración y baja autoestima). Cuentan que generalmente se inician en el consumo con amigos y familiares del sexo masculino (padres, abuelos y tíos). Las sustancias que referen con más frecuencia en el inicio son cigarro, alcohol y marihuana aunque referen que después de un tiempo ya consumieron cocaína y crack. 53
  • 54. La mayoría de los hombres encuestados referen que no hay nada de positivo en el consumo de drogas, de manera general se señalan consecuencias negativas referidas al deterioro de la salud física y mental, al sufrimiento de la familia, a la perdida de bienes materiales, aunque algunos hacen referencia a que las mismas propician cuando no hay una dependencia placer y relajación. Este último aspecto descrito guarda relación con la llamada luna miel, que es la etapa en la cual la persona consume drogas y todavía no se presentan problemas asociados a ello o no es capaz de darse cuenta de los mismos. La persona se encuentra egosintónica en relación a la sustancia, la identifca como su aliada. (37) Los lugares más frecuentes de consumo son las festas, bares, los lugares tanto públicos como en las casas cuando están compartiendo con familiares y amigos. Los más jóvenes, entre edades de 14 y 16 años referen que en cualquier lugar menos en la casa. En los no consumidores los factores que señalan como protectores para no haber consumido se encuentran las buenas relaciones familiares basadas en el amor, el respeto, la responsabilidad, así como un conocimiento de las consecuencias negativas en la salud personal y el bienestar de la familia. Resaltan como un factor protector importante el hecho de conocer la historia de vida de personas destruidas por el consumo de drogas. Los exconsumidores exponen como principales motivaciones para dejar de consumir el hecho de tocar fondo “lo había perdido todo, 54
  • 55. mi salud, mi hijo, mi familia, quería que la vida me devolviera todo”, “me estaba muriendo, había perdido a mi familia, empleos, amigos”. Otro aspecto que destacan es el apoyo de AA (alcohólicos anónimos) y de familiares, fundamentalmente de las esposas, para acceder a centros de rehabilitación. Según los consumidores y los no consumidores los factores que hubieran contribuido a que ellos no se vieran implicados en el consumo de drogas son: desde lo familiar: haber tenido una familia más comprensiva y con capacidad de poner límites y de brindar apoyo, desde lo personal: el haber sabido identifcar las buenas amistades de las malas y tener una mayor autoestima y desde lo social un mayor control de expendios por parte de las autoridades. Observaciones realizadas en talleres de capacitación sobre género y drogodependencias. En la aplicación de la observación que se realizó en el desarrollo de talleres sobre la temática de drogas y género, dirigidos a la comunidad escolar y a miembros de la policía nacional del distrito VII, se demostró como regularidades las siguientes:  En la mayoría de los talleres en los hombres y las mujeres prevalece la utilización de un lenguaje sexista. Se valen del plural masculino para referirse a hombres y mujeres, lo que invisibiliza la presencia de las mujeres en las actividades, así como las particularidades de la identidad femenina y masculina, se presenta la información como un todo homogéneo donde prima una perspectiva androcéntrica. 55
  • 56.  De manera general cuando los/as facilitadores/as hacen énfasis en que defnan la identidad de hombres y mujeres vinculan la fgura masculina a los roles productivos, donde prevalece una representación de un hombre proveedor, trabajador, fuerte, poco expresivo desde el punto de vista sentimental, desleal con respecto a la relación de pareja y con actividades recreativas vinculadas al consumo de tabacos y bebidas alcohólicas. Mientras que la fgura de la mujer aparece muy relacionada a la imagen de una mujer contemporánea donde se aprecia una dicotomía en cuanto la asunción de los roles reproductivos y productivos, con una gran capacidad de expresar sentimientos tanto positivos como negativos. Aparece la mujer ligada a la maternidad, a la educación de los hijos.  Se evidenció que de manera general hay una actitud positiva de ayuda a los hombres que son dependientes a drogas, asociando el comportamiento de los mismos al concepto de drogodependencia como enfermedad, sin embargo con respecto a las mujeres que consumen drogas incluyen en sus discursos contenidos negativos permeados por estereotipos sociales que denotan discriminación social.  Se observó que existe una asociación del hombre drogodependiente con un hombre que es agresivo y que comete delitos para sustentar el consumo de drogas. A la mujer que consume drogas tienden a caracterizarla con un mayor deterioro social y moral que el hombre, haciendo alusión a un mal uso de la sexualidad, a la promiscuidad, prostitución como vía de 56
  • 57. garantizar el consumo de alcohol, así como que son catalogadas como más explosivas, agresivas y problemáticas. Este resultado coincide con los resultados de un estudio realizado por Fernández, G. (33). Las refexiones que se realizan en lo relativo a examinar el consumo de las mujeres resultan muchas veces parte del problema, ya que aparecen defnidas recurrentemente como “más patológicas que los varones, asociadas al ejercicio de la prostitución, y al abandono de sus responsabilidades como madre” (38). Paradójicamente, el cuerpo y la sexualidad son el eje de la opresión y condición femenina, a la vez que son fuente de su poder, por objetos valorados y deseados en la sociedad. Grupos focales. A continuación se expone la información obtenida en los grupos focales: Los hombres no consumidores ratifcan que la identidad masculina está ligada a la presencia de los órganos sexuales reproductivos y al desempeño de roles tradicionales como el de ser sustento económico de la casa, ser proveedor, poco afectivo aunque algunos de ellos referen que en la actualidad son más afectivos y colaboran en tareas del hogar así como que permiten que la mujer trabaje fuera de la casa, compartiendo con ellas el rol de sostén. Señalan que el consumo de drogas repercute de manera negativa en la masculinidad pues dejan de ser útiles socialmente, pierden sus 57
  • 58. matrimonios y dejan de cumplir el rol económico que les corresponde. Identifcan como factores de riesgo la curiosidad, la irresponsabilidad, los problemas en la casa con la familia, las amistades, la disponibilidad de drogas. Los factores protectores que señalan son la responsabilidad, el conocimiento de los efectos que provocan las drogas, el apoyo de la familia, la creencia en dios y la reducción de los expendios. Las mujeres no consumidoras referen que la identidad femenina está asociada a los órganos sexuales reproductivos (estar embarazadas y tener hijos) y al desempeño de roles femeninos tradicionales (cuidado de hijos, del hogar y tareas domésticas) así como al desempeño al unísono de roles productivos que la llevan en ocasiones a convertirse en el sustento económico del hogar. Este mismo grupo señala que las mujeres imitan el comportamiento de los hombres lo que las lleva en ocasiones a conductas de riesgo tanto para el consumo de drogas como el comportamiento sexual, de tal manera que el consumo repercute negativamente en la feminidad pues según ellas la mayoría no tienen hijos y si lo tienen no asumen la maternidad, no son afectuosas y se comportan como los hombres. Identifcan como factores de riesgo para el consumo de drogas los problemas familiares, el abuso, problemas de autoestima y trastornos emocionales y como factores protectores un buen funcionamiento familiar, sentimientos de amor, de respeto, la fe en dios y una adecuada autoestima. Los hombres consumidores y exconsumidores basan su identidad masculina en la tendencia de relaciones sexuales promiscuas sin vínculo afectivo estable con las mujeres. Los exconsumidores hacen referencia a un hombre que sustenta económicamente a la familia y 58
  • 59. que asume un rol paterno, en cambio en los consumidores la masculinidad está asociada al consumo, lo que los hace “lucir más machos y más hombres”. En ambos grupos el consumo es identifcado como que repercute negativamente pues los lleva a que la familia y la sociedad los discrimine, provocando un deterioro de su autoestima ya que se valoran como un tormento. Señalan como factores de riesgo para el consumo la presión grupal, la disponibilidad de drogas, los problemas familiares y económicos. Como factores protectores identifcan una familia unida sin problemas económicos. Las mujeres exconsumidoras logran tener una visión más amplia de la feminidad, relacionándola con la maternidad y la realización de roles reproductivos y productivos. Las consumidoras limitan la identidad femenina a la presencia de órganos sexuales femeninos. Las mismas referen que son discriminadas y se les califca de malas madres y de poco femeninas. Señalan como factores de riesgo los problemas familiares, de autoestima, depresión, ansiedad, la frustración, el ser víctimas de violencia, la curiosidad y como factores protectores la tenencia de una familia que forme valores como el amor, el respeto, la obediencia y una adecuada autoestima. 59
  • 60. CONCLUSIONES  De manera general, la identidad femenina en las mujeres estudiadas está vinculada a aspectos biológicos como los órganos sexuales y reproductivos, la presencia del ciclo menstrual y las posibilidades de salir embarazada y parir; así como a aspectos socioculturales asociados al desempeño de roles tradicionales como la crianza y educación de los hijos, atención del hogar y del esposo, con capacidades especiales para expresar sentimientos.  Sin embargo se vislumbra la imagen de una mujer contemporánea que asume a su vez roles productivos asignados históricamente a los hombres. Las mujeres consumidoras tienen autoconceptos menos elaborados que las mujeres no consumidoras y exconsumidoras. Estas no establecen límites entre la identidad femenina y masculina. Las mismas vinculan tanto a las mujeres como a los hombres a sentimientos y comportamientos negativos y contradictorios.  Los hombres estudiados enmarcan la identidad masculina en oposición total a lo que signifca ser mujer haciendo énfasis en aspectos socioculturales como ser proveedor, autoritario, poco expresivo emocionalmente, sostenedor de la familia que ejerce la paternidad en una relación periférica. Se asocia la masculinidad al consumo de tabaco y alcohol de manera general. Los hombres consumidores y exconsumidores en su mayoría asocian la masculinidad al ser mujeriegos y lujuriosos. 60
  • 61.  Las mujeres referen como generalidad que en la actualidad tienen más oportunidades de estudiar, trabajar, de ser profesionales e independientes. Actualmente la mujer es más feliz con mayores oportunidades de realización personal y profesional. Destacan como algo importante la existencia de la ley que las protege de la violencia.  Describen que los cambios que han venido dándose a lo largo de los años han repercutido de manera positiva en la autoestima, la independencia, la vida familiar, productividad económica, atención a los hijos, importancia de la maternidad, relaciones amorosas y la recreación de las mujeres. No obstante, se revelaron como aspectos negativos el libertinaje, la degradación de la moral de la mujer, son ahora menos prudentes, menos recatadas, apreciando que antes se daban a respetar más.  La información brindada por los hombres denota que los cambios ocurridos en la sociedad repercuten en que en la actualidad haya una mejoría para los hombres en la vida familiar, la atención de la familia, la importancia de la paternidad y las relaciones amorosas. Los hombres en la actualidad realizan algunas labores asignadas culturalmente a las mujeres durante muchos años.  Las mujeres referen que el consumo de drogas afecta la identidad femenina, sienten que las desgasta física y moralmente, deteriorándolas a nivel personal, familiar y social, las desvaloriza. La mujer consumidora es asociada de manera general a la prostitución. Hacia la mujer consumidora existe una percepción de “lastima” debido a las oportunidades que pierden (maternidad, amar y ser amadas), así como una crítica por ser perdedoras y ser mujeres con baja autoestima. 61
  • 62.  Algunos consumidores y no consumidores son de la idea que el consumir drogas potencia la masculinidad, los hace lucir fuertes, poderosos, respetados y temidos por los demás, mientras que la otra parte de consumidores, no consumidores y los exconsumidores de manera general opinan que el consumo de drogas afecta de manera negativa la masculinidad, los degrada. Identifcan en el consumo de drogas pérdidas tanto materiales, como espirituales, familiares y sociales. Sin embargo referen de manera general que, en comparación a la mujer consumidora, el hombre no es tan criticado debido a que socialmente la fgura masculina es asociada al consumo al menos de cigarro y alcohol.  Las mujeres entrevistadas describen un aumento del consumo de drogas en la población femenina. Como factores de riesgo se identifcan el grado de independencia que han logrado y el hecho de asumir roles y comportamientos descritos como masculinos. Los factores por los que generalmente se consume son los problemas familiares, las amistades, la falta de afecto, la presencia de problemas emocionales y el ser víctimas de maltrato por parte de la familia de origen o por sus parejas. Se consume para relajarse, en busca de sentimientos de poder, de felicidad, aumento de autoestima, para olvidar y por problemas de autoimagen.  Como factores protectores se evidencian los valores fomentados por la familia y la religión cristiana como la responsabilidad, la obediencia, el amor a la familia y a dios, la comunicación afectiva, el respeto y una adecuada autoestima. 62
  • 63.  Los hombres identifcan como factores de riesgos para el consumo de drogas el aumento de las pandillas, la presión grupal, las amistades, problemas familiares, económicos, pobreza, desempleo y problemas emocionales, así como la falta de control de los expendios de drogas por parte de las autoridades.  La etapa de la juventud es considerada como una edad de riesgo. Se consume para sentirse poderoso, olvidar, pertenecer a un grupo y desinhibirse. Los factores protectores identifcados son buenas relaciones familiares, la presencia de valores como el respeto, el amor, la responsabilidad, el conocimiento sobre las consecuencias del consumo de drogas, una adecuada autoestima, la existencia de límites en el ámbito familiar y la reducción de los expendios.  En el análisis de los resultados de los grupos focales se valida la información obtenida a través de las encuestas. Los participantes de los grupos no expresan información diferente a la ya obtenida, llegando a una saturación de la información de las diferentes variables. 63
  • 64. RECOMENDACIONES  La mujer, dado el proceso de cambio socio–histórico-cultural que vive, asumiendo roles que han sido asignados a los varones y dado el incremento del consumo de alcohol y drogas ligado a este nuevo rol, es más vulnerable al estigma ante su propio género y ante los varones; este aspecto es de mucha importancia en el trabajo de promoción y prevención de las drogodependencias, ya que constituye de manera emergente y creciente un grupo de riesgo para las adicciones.  Junto al reforzamiento de los roles contemporáneos que ocupa la mujer, de independencia e igualdad, es de mucha relevancia que en las más jóvenes se promueva el consumo responsable, este aspecto adquiere mayor relevancia dada la permanencia del rol maternal en las mujeres.  Ante la realidad de asumir roles que históricamente eran asignados a los varones se debe cuidar no inculcar el consumo de alcohol y drogas como una actitud ligada a este nuevo rol. Tampoco es aceptable que el consumo esté asociado como una medida de salida ante el stress y un medio de obtención de placer y felicidad.  En la población no consumidora de alcohol y drogas, principalmente las mujeres, es importante informar y promover una actitud de apoyo hacia las mujeres consumidoras, y que existen posibilidades de recuperación.  Dado que el varón no cambia en sus roles tradicionales ligados al machismo y a una mayor aceptación de su conducta alcohólica y 64
  • 65. de consumo de drogas, es importante destacar que los niños y adolescentes varones constituyen un importante grupo de riesgo y sobre los cuales hay que fomentar un consumo responsable.  Informar y educar sobre los efectos del alcohol, la marihuana, el tabaquismo a la población en general, ya que son las sustancias más consumidas en ambos géneros y desde edades tempranas.  El trabajo de promoción en los valores cristianos, la responsabilidad, la autoestima, la expresión de amor, cariño y la unidad familiar entre otros deben de ser los mensajes que deben de nutrir las campañas de prevención tanto en la dirigida a las mujeres como a los varones.  Los testimonios de exconsumidores parecen ser factores protectores de mucha relevancia tanto en mujeres como en varones.  Las instituciones públicas y privadas deben de sumarse en un esfuerzo por realizar acciones de promoción de la salud y prevención de las drogodependencias con programas dirigidos con especial énfasis a mujeres de todas las edades y niños y adolescentes varones. 65
  • 66. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1- González, R. Las drogas bajo piel de cordero. Alcohol, medicamentos y tabaco: riesgos y soluciones. Editorial científco técnica, 2011. 2- González, R. Las adicciones a la luz de la Ciencia y el Símil. La Habana. Editorial Política; 2010. 3- UNODC.2010. Proyecto de tratamiento de la toxicomanía. Reporte de Avance en América Latina. Lima. Tomado de:http://www.unodc.org/documents/peruandecuador//adjuntos/T REAMENT_España_Agosto.pdf 4- ICAD. Alcoholismo crece en Nicaragua, 2012.Tomado de: El cronista digital http://elcronistadigital.com/?p=625 5- Diagnóstico Nacional de drogodependencia.www. policia.gob .ni /cedoc / sector/ drg/diagdrog.pdf 6- Sánchez Pardo, L. et al (2004). Estudio Internacional Sobre Género, Alcohol y Cultura «Proyecto Genacis», Sociedad Española de Toxicomanías. Disponible en línea: http:www.genacis.org. 7- Castaño, V. La atención a la problemática conjunta de drogodependencia y violencia de género en la población de mujeres. Editorial Atenea grupo GID, 2009. 8- Sánchez, L. Guía informativa: drogas y género. Plan de atención integral a la salud de la mujer de Galicia. Xunta de Galicia, 2008. 9- Rodríguez, M. Estrategia pedagógica para la educación con perspectiva de género en la escuela primaria. Tesis presentada para optar por el grado científco de Doctor en Ciencias Pedagógicas. La Habana. Cuba, 2006. 10- Bernstein, B.: (1977): Classes, Codes and Control. Towards a Theory of Educational Transmissions. Londres. Routledge and Kegan 66
  • 67. Paul, 2ª Edición. (Traducción al castellano) . CIases, códigos y control. Vol. 2. Madrid. Akal, 1988. 11- Delamont, S.: Sex Roles and the School. Methuen. Falmer Press. Londres, 1980. 12- Apple, M.W. (1986): Teachers and Texts. A Political Economy of Class and Gender Relations in Education. Nueva York. Routledge. (Trad. cast. Maestros y textos. Paidos/MEC. Barcelona, 1989). 13- Beal, C.: Boys and Girls: The Development of Gender Roles, Graw- Hill. Nueva York, 1994. 14- Fernández, L. y col: Género y subjetividad en: Pensar en la personalidad. Editorial Félix Varela. Ciudad de La Habana, 2003. 15- González, A. y B. Castellanos: Sexualidad y géneros. Alternativas para su educación ante los retos del siglo XXI. Editorial Científco–Técnica. Ciudad de La Habana, 2003. 16- Lagarde, M.: Democracia genérica. Por una educación humana de género para la igualdad, la integridad y la libertad. Artículo. UNAM México, 2001, p. 14. 17- Scott J. y T. de Barbieri: Guía de educación familiar y sexual para docentes del tercer ciclo de la educación primaria de menores. UNFPA. Lima, Perú, 1999. 67
  • 68. 18- Colectivo de autores. Violencia de género en las familias. Encrucijadas para el cambio. Publicaciones Acuario, Centro Félix Valera, 2012. 19- Luengo, M.A., Romero Tamames, E., Gómez Fraguela, J.A., García López, A., Lence Pereiro, M. La prevención del consumo de drogas y la conducta antisocial en la escuela. Análisis y evaluación de un programa. Santiago, Universidad de Santiago de Compostela, 1999. 20- Stamler, J. Lifestyles, major risk factors, proof, and public polic, 1978. 21- Simons, R.L., Conger, R.D., Withbeck, L.B. A multistage social learning model of the infuences of family and peers upon adolescent substance abuse. Journal of Drug Issues, 1988. 22- Kumpfer, K .Special populations: Etiology and prevention of vulnerability to chemical dependency in children of substance abusers. In Brown, B., and Mills, A., eds. Youth at High Risk for Substance Abuse. DHHS Pub, Nº (ADM) 87-1537, Washington, DC: Supt, Of Docs, U.S. Govt, Print, Of, 1987. 23- Pérez-Gómez y Mejía Motta, I.E. Patrones de interacción de familias en las que no hay consumidores de sustancias psicoactivas, 1998. 68
  • 69. 24- Hawkins J.D. y Weis, J.G. The social development model: An integrated approach to delinquency, prevention. Journal of Primary Prevention, 1985. 25- UNODC. International network of drugs dependence treatment and rehabilitation resource centers.TREATNET. Viena, Austria, 2005. 26- López, Y. Diagnóstico Médico Social. La Habana, Cuba, 2011. 27- Asociación Médica Mundial. Declaración de Helsinki: principios éticos para las investigaciones en seres humanos, 1964. 28- Lagarde, M. Identidad y subjetividad femenina. Curso impartido en Managua, Nicaragua. ED. Puntos de Encuentro, 1992. 29- Lagarde, M. Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, presas, putas y locas. Universidad Nacional Autónoma de México. 2ª reimpresión, 2003. 30- Pérez, A y Correa, M. Identidad femenina y consumo de drogas: un estudio cualitativo. Corporación Nuevos Rumbos, Colombia, 2011. 31- Góngora, J y Leyva, M.A. El alcoholismo desde una perspectiva de género. El cotidiano julio- agosto, vol.20, número 132. Universidad autónoma metropolitan- Azcapotzalco. Distrito Federal México. Pp.84-91. 32- Medina- Mora ME. La mujer y el abuso de bebidas alcohólicas en México. México: Ed. Pax; 2002. 69
  • 70. 33- Fernández, G. Sistema de talleres para la preparación de los profesionales de la salud para la atención del alcoholismo desde un enfoque de género. Tesis de Maestría. Facultad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, 2013. 34- González, R. Contra las adicciones. Clínica y tratamiento. Editorial científco técnica, 2006. 35- Arés, P. Psicología de familia. Una aproximación a su estudio. Editorial Félix Valera, 2002. 36- Garita, C. La construcción de las masculinidades. Un reto para la salud de los adolescentes. Costa Rica, 2001. 37- González, R. Escuela para familiares y consejeros de pacientes adictos. Caracas, 2009. 38- Meneses Falcón, C. Vulnerabilidad y violencia en las mujeres consumidoras compulsivas de drogas, en II Simposium Nacional: Tratamiento de Adicción en la Mujer, 2002. 70
  • 71. ANEXO # 1 Entrevista para la investigación “Las ocultas implicancias del género en las drogodependencias”. (HOMBRES) 1.1 SEXO HOMBRE MUJER 1.2 EDAD 1.3 BARRIO DONDE VIVE 1.4 ESTADO CIVIL 1-SOLTERO 2-CASADO 3-UNIÓN DE HECHO ESTABLE 4-OTRO: 1.5 NIVEL EDUCACIONAL 1-ANALFABETO 2-PRIMARIA INCOMPLETA 3-PRIMARIA COMPLETA 4-TERCER AÑO DE SECUNDARIA 5-TERMINÓ UNA CARRERA TÉCNICO 6-SECUNDARIA INCOMPLETA. 7-SECUNDARIA COMPLETA. 8-ESTUDIOS UNIVERSITARIOS INCOMPLETOS 9-TERMINÓ UNIVERSIDAD 1.6 OCUPACIÓN ESTUDIA SI NO TRABAJA SI NO 71
  • 72. A continuación se le van a presentar una serie de preguntas que se referen a las características que hacen que un hombre sea hombre: eso es lo que se conoce como «Identidad Masculina» y otras sobre consumo de drogas. Por favor siéntase libre de hacer todos los comentarios y de dar todas las explicaciones que quiera. Las mismas se están realizando con el objetivo de identifcar si algunas experiencias constitutivas de la identidad masculina inciden en la eventual probabilidad de llegar a consumir drogas. 2. Ser hombre y ser mujer: a. ¿Ser hombre y ser mujer es lo mismo? Si___ No____ b. ¿Cuáles son las principales diferencias? c. ¿Qué cosas hacen los hombres que las mujeres en general no hacen? d. ¿Hay diferencias entre la manera cómo piensan los hombres y como piensan las mujeres? Si____ No____ Explique. e. ¿hay diferencias entre la manera como sienten los hombres y como sienten las mujeres? Si_____ No____ Explique. 3. Autovaloración masculina: a. En la sociedad actual qué es mejor: Ser hombre___ Ser mujer___ ¿Por qué? b. ¿Cuáles de las siguientes ideas corrientes sobre los hombres cree usted que son ciertas?: Independientes, lujuriosos (que piensan mucho en sexo), proveedores, trabajadores, machistas, dominantes, mujeriegos, inteligentes, responsables, poco emocionales, callejeros, vagos, amables, pleitistas, prácticos, borrachos, individualistas, mandones, fuertes, toscos, rudos, malgastadores, desordenados, impulsivos. 72
  • 73. c. De la lista anterior escoja 4 ideas que se aplican defnitivamente más a los hombres que a las mujeres. _____________________________ _____________________________ _____________________________ _____________________________ 4. Evolución de la identidad masculina: a. ¿A usted le parece que los hombres de hoy son distintos a los de hace 30 años? ¿Cómo? b. ¿Usted cree que los hombres de hace 30 años eran más - o menos- felices que los de hoy? ¿Por qué? c. De la siguiente lista de características o experiencias, marque con una x cuáles cree usted que son mejores hoy para los hombres que hace 30 años: I. Autoestima (que se quieren y confían más en ellos mismos) ____ II. Independencia____ III. Vida familiar____ IV. Productividad económica____ V. Atención a los hijos____ VI. Importancia de la paternidad____ VII. Relaciones amorosas_____ VIII Recreación_____ 5. Identidad masculina y consumo de drogas: 73
  • 74. (1) ¿De qué manera los cambios en la forma como un hombre se ve a sí mismo en los últimos años se relacionan con el hecho de que un hombre consuma o no consuma drogas? (2) IM y niveles/tipos de consumo a. ¿Cuáles son los factores que han hecho aumentar el consumo de drogas en los hombres en los últimos años? b. Según usted ¿qué clase de hombres son los que más consumen drogas? c. ¿Usted cree que la manera como se ven ellos mismos tiene alguna relación con el tipo de droga que se consuma? Explique (3) IM y consumo-no consumo- exconsumo a. El hecho de consumir drogas ¿cambia la manera como un hombre se ve así mismo? ¿En qué sentido? b. Según usted, la valoración social (es decir lo que opina la gente) del hecho de consumir drogas ¿Es igual para hombres y para mujeres? Si____ NO___ ¿A qué cree que se debe este hecho? (Únicamente para no consumidores) c. ¿Cómo percibe un hombre no consumidor a uno consumidor desde el punto de vista de la masculinidad? (Para hombres consumidores y ex consumidores) d. ¿Cómo empezó a consumir? ¿Por qué? e. ¿Cómo eligió la droga? 74
  • 75. f. ¿Qué encuentra de positivo en el hecho de consumir drogas, y qué de negativo? (4) Consumo y contexto social a. Con quién inicia: Amigos____ Novia____ Conocido____ Familia____ Otros____ ¿Quiénes? b. Con qué inicia Cigarro___ Alcohol___ Marihuana____ Psicofármacos____ Cocaína____ Crack____ Solventes____ Otro_____ ¿Cuál? c. ¿En qué sitios y situaciones consumen y en cuáles no? 6. Factores protectores y factores de riesgo: [Para no consumidores]: a. ¿Cuáles fueron los factores que hicieron que usted nunca consumiera? [Para ex consumidores]: b. ¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron para que usted dejara de consumir? 75
  • 76. [Para consumidores y ex consumidores]: c. ¿Cuáles son las razones que llevan a un hombre a consumir droga? d. ¿Qué situaciones o circunstancias habrían podido ayudar a que usted no consumiera? 76
  • 77. ANEXO #2 Entrevista para la investigación Las ocultas implicancias del género en las Drogodependencias. (MUJERES) 1.1 SEXO HOMBRE MUJER 1.2 EDAD 1.3 BARRIO DONDE VIVE 1.4 ESTADO CIVIL 1-SOLTERO 2-CASADO 3-UNIÓN DE HECHO ESTABLE 4-OTRO: 1.5 NIVEL EDUCACIONAL 1-ANALFABETO 2-PRIMARIA INCOMPLETA 3-PRIMARIA COMPLETA 4-TERCER AÑO DE SECUNDARIA 5-TERMINÓ UNA CARRERA TÉCNICO 6-SECUNDARIA INCOMPLETA. 7-SECUNDARIA COMPLETA. 8-ESTUDIOS UNIVERSITARIOS INCOMPLETOS 9-TERMINÓ UNIVERSIDAD 1.6 OCUPACIÓN ESTUDIA SI NO TRABAJA SI NO 77
  • 78. IDENTIDAD FEMENINA Y DROGAS A continuación se le van a presentar una serie de preguntas que se referen a las características que hacen que una mujer sea mujer: eso es lo que se conoce como «Identidad Femenina» y otras sobre el consumo de drogas. Por favor siéntase libre de hacer todos los comentarios y de dar todas las explicaciones que quiera. Las mismas se están realizando con el objetivo de identifcar si algunas experiencias constitutivas de la identidad femenina inciden en la eventual probabilidad de llegar a consumir drogas. 2. Ser mujer y ser hombre: a. ¿Ser mujer y ser hombre es lo mismo? Si_____ No____ b. ¿Cuáles son las principales diferencias? c. ¿Qué cosas hacen las mujeres que los hombres en general no hacen? d. ¿Hay diferencias entre la manera cómo piensan las mujeres y como piensan los hombres? Si___ No____ Explique. e. ¿Hay diferencias entre la manera como sienten las mujeres y como sienten los hombres? Si___ No____ Explique. 3. Autovaloración femenina: a. En la sociedad actual qué es mejor: ser hombre______ ser mujer_____ ¿Por qué? b. ¿Cuáles de las siguientes ideas corrientes sobre las mujeres cree usted que son ciertas? Subraye. Vanidosas; Caprichosas; Independientes; Celosas; Consumistas(que les gusta comprar mucho); Emocionales (que responden más con la emoción que con la razón, no se detienen a pensar las cosas); Poco inteligentes; Chismosas; Prácticas; Hipócritas; Previsivas (que son 78