SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 23
Descargar para leer sin conexión
A M I L C A R F O R N O 
SOCIALISMO 
REFORMISTA
EL AUTOR
PROLOGO 
La base de esta Obra consiste en unir las ideas 
socialistas ya tan divididas, bajo un solo fundamen-to 
: 
PROTEGER A LA' HUMANIDAD DETENIENDO 
LA BARBARIE 
Como todo evoluciona en el Mundo, todo debe 
adaptarse en conformidad a las circunstancias pre-sentes, 
y en vista de tantos fracasos del Socialismo 
de todos los tiempos, desde Jesucristo, Bebel, Marx, 
Engels, etc., que han introducido en sus obras mo-dificaciones 
fundamentales, y al mismo tiempo tras-cendentales, 
que para comprobarlo bastará con-frontar 
algunos textos de las a-ntiguas ediciones; 
n pesar de todo ésto ha seguido fracasando en Italia- 
Francia, Alemania, Espaíía, etc., siguiendo el mis-mo 
camino en Chile. Entonces, ;,por qué no funda-mentamos 
una ideología sociológica razonable y hu-manitaria 
que se encuadre dentro de un Socialismo 
Universal ? 
Tú, querido lector, que eres conciente ;por quí: 
no nos acompañas? Cualquier observación en este 
sentido será recibida con aprecio y atendida con 
verdadero reconocimiento por cl Autor, por lo tanto 
ruego acompañarme hasta el fin. 
Dicc Wener Sambart: "El Socialisino no ha veni-do 
a este mundo para convertirse en una ortodoxia 
o en una secta, sino para fluir como u11 raudal de 
vida1'. Entre tanto los socialistas trabajan que tra-bajan 
y su esfuerzo no le es fructífero. 
EL AUTOR
SOCIALISMO - EElTORMPSTA 
Empezaremos por proponer a las Hoiiorables 
ksüniblcas sean aprubados por. iinanimiclad y respe-tados 
bajo jurametito de hoilor estos 8 ljuiltos Iun-damentales, 
ellos son : 
1.0 -- Reconocer y resl~etar Tia Coiistiti~cií~ii 
Política del Estado. 
2.0 - Libertad de Credos. 
3.0 - Protecc.ión al Hogar Coiistituído y g_z-rantía 
a la propiedxcl privada. 
4.0 - Combatir las Guerras. 
5.0 - Acatar y Respetar los aciierclos dcl 
Partido. 
6.0 - Acatar y Respetar la Jerarquía. 
7.0 - Proteger y Defender al Capital; y 
8.0 - Unión del Capital con el T~abajo. 
Estos 8 puntos llevan por fin: evitar las luclias 
de clases, las guerras futuras y crear al mismo tiem-po 
el bienestar de todos, social y económicamente, 
bajo una forma mejor de vida. 
Analicemos estos ocho puntos, uno por uno, 
para darnos cuenta cab,al de su func7ament.o.
El articulo 1.0 reconoce La Constitución Poli-tica 
del Estado, porque sin ella, es lógico, no se po-dría 
gobernar. 
El artículo 2.0 faculta La Libertad de Credos;. 
Es muy natural si nosotros mismos predicamos la li-bertad 
de pensamiento bajo un Gobierno Democrá-tico 
legalmente constituído, que nos garantice ah-soluta 
.libertad, ridículo sería y un contra sentido 
pretender quitar al hombre el ineludible derecho de 
pensar libremente, cuyo derecho propio nos dió la 
madre natura en forma netamente inviolable. 
Bien sabido es que en este campo, el que más 
sabe, no sabe nada. Todavía no ha nacido el funda-mentalista 
que nos haga conocer en forma inque-brantable 
cuál de las Religiones debiéramos acatar. 
Veámos lo que dice el Gran Filósofo y Materia-lista 
Augusto Bebel: "No hay espíritu alguno, ni hu-mano 
ni sobrenatural; no existe más que materia y 
todo lo demés es fantástico. El hombre como todo 
el sistema del Universo, es producto de la evolución 
de la materia. La existencia personal termina con la 
muerte, en consecuencia el desfino del hombre es 
puramente terrenal: desenvolver sus energías y vi-vir 
su corta existencia lo más bella y agradable posi-ble. 
La creencia en Dios y la esperanza en la otra 
vida son a juicio de los conscientes no sueños ino-centes, 
sino altamente perjudiciales. 
El Materialismo moderno desciende directa-inente 
del pauteismcj hegeliano. Hegel, consideraba 
el mundo, no como una creacióii de un Dios perso-nal, 
sino como la evolución eterna y necesaria de 
una idea eterna imaginada por él. 
Beurbach, entendió con razón que era supérflua 
la idea fantástica de Hegel y se quedó unicamente 
con la evolución eterna de la materia. De esta ma-
iiera, natural y sencillísima, nació del idealismo He-gdiano 
el materialismo. 
Engelgert Icaser, agrega : Supuesta la exactitud 
del materialismo, el principio Marxista es tina con-secuencia 
necesaria. Es natural que si solo existe la 
materia y no liay espíritu alguho, mal ha podido 
ésle desarrollar su influencia en la historia de la 
Iiunianidad. Todo es necesariamente evolución de la 
materia. Marx es un excelente lógico. ¿pero, cómo 
se ha formado el Mundo? Se ha f~rmadop or evolu-ción 
y continuará evolucionando eternamente. 
Algunos nos dirán: pero el mundo no ha podido 
foriilurse así mismp. ,Ipego es necesaria la existen-cia 
de un Ser que lo haya sacado de la liada. "El 
Mundo no ha sido hecho ni creado, se formó por 
evolución, volvemos a repetir;' la creación ó forma-ción 
son conceptos que-solo existen en el entendi-miento 
del hombre: pero a los cuales no correspon-de 
conteiiido alguno en la naturaleza. Todo en ella 
se forma en virtud de -causas sometidas a leyes que 
todo lo domina y en todo impera la transformación 
constante de la materia y de la fuerza. Jamás en la 
naturaleza observaremos una acción con las que el 
hombre realiza, ni creación alguna de la nada, sino 
la transformación eterna, la evolución de lo preexis-tente. 
Desde el. momento que se piensa en un crea-dor 
del mundo, se plantea por sí misma esta otra 
pregunta: ¿y quien es el creador de este creador? 
Dietzgen agrega: La humanidad es la única co-sa 
Santa que queda. Las cosas santas y profanas 
deben desaparecer, para que subsista la única cosa 
santa eterna y verdadera que es la humanidad. 
Hasta el presente.no se ha podido conseguir 
inás que ideas fantásticas, fomentando la creencia 
de un Dios invisible y-un reino habilitado por noso-tros 
exclusivamente. El eva-ngelio del presente pro-
mete redimir defiriitivamente nuestro valle de lágri-mas 
de un modo real, positivo y tangible. Dios esto 
es, el bien, la belleza, la santidad, debe hacerse hon~.. 
bre, y descender desde el Cielo a !a tierra, pero no 
de un modo maravilloso y religioso como en otro 
tiempo, pues ya estamos en el Siglo XX, sino por 
vías naturales y terrenales. Nosotros pedimos un 
redentor; reclámámos que nuestro evangelio, la pa-labra 
de Dios se haga carne; pero no debe tomar 
cuerpo en un e010 individuc, ni en una persona de-terminada, 
porque nosotros todos queremos, el 
pueblo en masa quiere ser hijo de Dios, de lo con-trario 
no es Dios el que ha hecho al hombre, sino 
que son los hombres que se hacen Dioses. 
A todo ésto, el gran filósofo Dr. Engelbert 
Kaser, contesta: ;Puede imaginarse lenguaje más 
disparatado y blasfemo! Como estas cuatro i~ala-bras 
del gran filósofo no vienen acompañadas de un 
fundamento contundente y preciso ni de una teoria 
absoluta y concluyente, solo por el hecho de haber-las 
lanzado él, debemos coi~siderarlasn, i más ni me-nos, 
como una blasfemia al materialismo. 
El folleto de Stampfer demuestra hasta la evi-ciencia 
con ciianta ignorancia escriben estos repre-sentantes 
de la Ciencia sobre los problemas funda-mentales 
de la humanidad. Es falso de todo punto, 
que toda la ciencia sea irreligiosa. Ni una sola de las 
conclusiones comprobadas por la ciencia está en 
oposición con las creencias positivas. Es igualmen-te 
inexacto que todos los representantes de la cien-cia 
sean irreligiosos o enemigos de la religión. Sin 
embargo y sin esfuerzo alguno podría citarse una. 
lista interminable de hombres ilustres que fueron 
fervientes católicos o por lo menos creyentes cris-tiniios 
desde Reple y Newtoi1,hasta Laplace, Volta, 
Gauss, Pasteur, etc., eto.
I-Iallc, agrega; cs pucs poco práctico el co~iibstii-tlircct~ 
meiitc a la Tglc~ia, los qiie se empellaii eii 
roi~ihstirln sañudameiite, cii lugar cle combatir la 
ni"~aiii7acióiid e las clases sociales mal constituiclas, 
-..slstnil iiiiitilmeiitc siis eiiergías, clirigiéiidose con- 
Ir? itli eririliiyo fa~ltA?tico. 
Intrariablemente se produce el mismo pensa-miento 
que debe dejarse a los obreros católicos que 
~~ractiqiiesnu religión. 
Las religiones se consideran de carácter esclii-sivamente 
económico, y por lo tanto el SOCIALIS-MO 
REFORMJS-TA no tiene absolutamente ningún 
interés en que los compañeros adopten la religión 
que deseen, y sería una de nuestras más grandes 
torpezas si obligáramos a nuestros queridos coni-pañeros 
a adopjr una determinada secta. Seamos 
razonables y dejemos libertad franca y absoluta dc 
credos. Dejemos que los centenares de miles de ca-tólicos 
que hoy siguen todavía las banderas del cen-tro 
conserven su fé y sus creencias en Dios. Taii 
pronto como hayamos logrado convencerles de qiie 
sus intereses son coinunes con los nuestros, de qur3 
su causa es la causa de todos los católicos, protes-tantes 
o judíos, etc., cambiará radicalmente la si-tuación 
y nos amaremos realmente como biienos 
hermanos. 
El coiiteiiido y fundamento del Art. 3, cstiinci 
C(UC 110 tiene discusión, y creo con razón que nadic 
cn el mundo lo rechazará, por cuanto todo ser. a,uii 
irracional, quiere a sus hijos, los ama, los defiende 
y muere por ellos; con mayor razón nosotros que 
somos seres racionales. Necesitamos un hogar don-de 
poderlos cobijar, y que éste sea respetado y ve-
iierado por todos. Es lógico yuc debeiraos exigir 
que se nos respete la propiedad donde nos cobija-mos, 
pues, si no estamos tranquilos en nuestro:; 
propios hogares en donde únicamente podemos re-cibir 
con amor una pequeña caricia de los í~uestroa, 
eii donde el calor de nuestros corazones nos hace: 
aliviar en algo las duras tareas cotidianas de t r a - 
bajo, mejor sería, en caso coiltrarh, que i-eiluilrif~. 
ramos a la vida. 
Al respecto, dice Marx: "Se r~hsa r eprocliado 
a los comunistas el querer abolir la ~ropiedad per-soilalmeilte 
adquirida por el trabajo, propiedad que 
se considera como la base de toda libertad, de toda 
actividad, de toda independencia individual. La pro-piedad 
personal, fruto del trabajo y del r:iérito, 110 
tenemos que abolirla; el progreso de la ;iiclustria, 
de los Bancos y de las Cajas de Crédito, son las 
que se encargarán cle hacer!oU. 
Cuandi! Marx las rer.oiloce, i~nsotrosc iue soinoa 
Sc;cialistas Refo~mistas,c on mayor razón. 
Pasando al Art. 4.0: "Coinbatir a las Guerrasu. 
Es natural que debemos admitir el j2rincipio Cris-tiano: 
"Amaos los unos a los otros", y liar esto, 
GUERRA A LA GUERRA. 
Ya se vislumbra la lucha a muerte entre la so-ciedad 
moderna y la antigua. Son tan poderos3s los 
medios con que se cuenta, que el mundo no iia pre-senciado 
ni verá jamás una destrucción semeja 11 te. 
Nosotros no somos partidarios de las revoluciones, 
puesto que combatimos las guerras; pero sostene-inos 
cjue las reoolucioiies proceden cle arriba, de las 
clases poderosas, que 110 se allanan a satisfacer !os 
justos deseos del pueblo; esto no excluye natural-mente 
la posibilidad de llegar a una explosión san.-
grienta de una magnitud nunca vista, cuando el 
descontento popular haya llegado a su más alto 
grado de exasperación. 
Nadie en la humanidad puede considerarse co-mo 
representante de un iiuevo principio histórico 
del mundo, sino el proletariado de todos los pite- 
Elos civilizados, siendo los más altos representan-tes 
de la evoluciói? y frente al derecho de la evolu-ción 
y clel progreso, todos los adversarios carecen 
de absoluta razón, en consecuencia pueden ser ani-quilados 
sin escrúpulos. 
Ello explica, que si obstáramos por la teoría qiic 
a la violencia debe responderse con la violencia, 
nuestra ruina no se haría esperar, por cuanto está 
en nuestra contra el 80 oto de la población, dispo-niendo 
ellos del ejército, de la policía y de todo ele-inento 
bélico, haciéndonos acreedores de un ho-menda 
crimen e insensato proceder. 
Las revoluciones no se hacen, germinan, se 
forman y crecen orgánicamente; son el producto 
de las circui~stancias en que se desar.rolla el pro-greso 
histórico. (Bebe1 156). 
La sociedad podr5 transformarse sin derramar 
ni una gota de sangre, si no pone resistencia algu-na. 
El Socialismo Reformista no considera la re-volución 
como un alzamiento del pueblo contra el 
Gobierno, sino como una transformación del eslri-do 
sociaI. La esencia de la revolución consiste en el 
fin, no en los medios que las circunstancias de la 
lucha impongan. 
Bernstein opina que, dando de mano a las aspi-raciones 
.supremas, debíaii dedicarse con más ardor 
a trabajar por conseguir reformas y mejoras pr&c-ticas 
y l~ositivas. Heine entendía que la demooracii~
socialista podía llegar a conquistar el poder por me-dio 
de la evolución tranquila y sin espasmos ni sa-cudidas 
violentas. A pesar que esta idea no fué 
r~ceptada ni aprobada en ninguna de las Asambleas 
Inlernacioilales, yo sostengo la misma teoría y me 
he propuesto proponer la evolución contemplada en 
el Art. 8.0. (Ruego estudiarla concienzudamente a 
fondo). "Abolid la exl)lotmióii del hombre por el 
Iiornlrrc y Iiabráis aholiclo la explotaal611 [le mr~? 113- 
eiibii por otra". (Marx). 
El Art. 5.0 reza textualmente. "Acatar y rcs-petar 
los acuerdos del Partido". Naturalmente .que 
debe ser así, porque de lo contrario nos convertiría-mos 
en totalitarios, cosa que debemos impedir y 
combatir. Salvo que llegara un duro momento en 
que las leyes sociales se degeneren y que la Consti-tución 
Política del Estado se derrumbare. 
El Art. 6.0 ordena respetar la Jerarquía. Con-sidero 
que es indispensable guardar respeto y obe-diencia 
a sus superiores; donde no hay orden no 
hay nada. Para que toda industria, sociedad, fabri-ca 
o gobierno de cualquiera ideología o color politi-co 
pueda triunfar y prospkrar, es de imprescindible 
necesidad obedecer y respetar. 
El Art. 7.0. "Proteger y defender al Capital". 
¿Por qué? Porque es el brazo derecho del proleta- 
I iado. Porque no debemos pepitir que se desarro-lle 
un conflicto entre éste y aquél; ni debemos acep-tar 
que el Supremo Gobierno tenga la obligación de
darnos trabajo y capitales o mantenernos gratuita-meiite. 
Lo contrario sor, principios que cstán bajo 
1% acción rle los charlataiies y demagogos que arras-tran 
iii1 grave peligro de fomentar las revolucione; 
sociales y gubernativas. Porque el CAPITAL ES 
LA BASE BIJNDAMENTAL DEL PROGRESO. 
DENTRO DE LA MAQUIIVA DEL DESARROLLCj 
DE LA PRODUCCION. 
Enrique C. Carey, expresa: "Capital es el iiis-triimento 
por e1 cual el liombre consigue el cloiilinio 
de la i1aturale7a y e1 de iiuestras propias energía : 
físicas y mentales". 
Debemos irrevocablelliente convencernos cpc 
si11 capital, nada, pero nada, podemos hacer. 
Adanl Smith establece en su libro 2 o Cap 1 .o' 
que "aquella parte cleI ca~iclal del hombre yiie clebc 
proporcionarle un réclito, se denomina Capital". 
Ricarclo, clefine: "Capital es aquella parte de 1,) 
riqueza de un país coasaqrada a la piocluceióil clc 
alimentos, trajes, herramientas, materias primas y 
maquinarias ilecesaí.ias para el trabaio". 
En resumen, los factores de la producción 
son: TIERRA, TRABAJO Y CAPITAL. 
Téngase presente que salario es solo aq~iella 
parte del producto que se destina a la remuneracióil 
del trabajo, teniénd-ose po+ entendido que el salülaio 
clel pescador es la pesca* el del cazado-, es la cam. 
Adam Smith establece que las pingííes gailaii-cias 
del conlercio minorista suelen consideia~sec o-mo 
salarios, porque coilstituyeii la recoinpeiisn clt. 
su trabajo y no de su capital. 
Siempre he sostenido y sostengo, que para uii 
mejor vivir se necesitan solo tres cosas a saber 
UNION, TRABAJO y ECONOMIA; pero 11:~c~lu iei~ 
sostiene que para un mejor vivir, se necesita clue 
haya demanda de brazos, que coi1 esto veiiclrá forio-
samente el aumento de salarios; claro está, no lo 
discuto, vendrá el aumento de sueldo y salarios; 
pero no el mejor vivir, por cuanto si viene el aumen-to 
de salarios, detrás viene sin duda alguna, cl alza 
de los artículos de primera necesidad, y con éstoj 
mayor carestía de la vida, cayendo indiscutiblemeii-te 
en el mismo CIRCULO VICIOSO. 
Fray Luis de Granada, decía: "Préciate de ilo 
deber nada a nadie y así tendrás el sueíío quieto, la 
conciencia reposada, la vida pacífica y mente des-cansada". 
Para que puedas salir con ésto, el medio 
es que pongas freno a tus apetitos y deseos, y no 
hagas todo lo que desees, ni gastes más de lo que 
tienes, y de esta manera, midiendo el gasto, i~oco n 
la voluntad, sino con la posibilidad, nunca tendrás 
por qué deber. Todas nuestras deudas nacen de 
nuestros apetitos y la moderacióil de éstos, valen 
más que muchas rentas. 
Se ha demostrado principalmente que no basta 
con que la clase obrera se apodere de la máquina 
del Estado o de las fábricas particulares para hacer-las 
servir a sus propios fines, como pasó en Italia 
el año 20, en la guerra civil en Francia, en Espa-ña, 
etc. 
Además. la situación política ha cambiado com-pletamente 
én su base, y la evolución histórica ha 
hecho desaparecer a la mayoría de nuestros ideales. 
Marx y Engels, se explican en esta forma: 
"La Burguesía ha sometido el campo a la ciu-dad. 
Ha creado urbes inmensas, ha aumentado pro-digiosamente 
la población de las ciudades a expen-sas 
de las de los campos, y así ha substraído un? 
gran parte de la población rural al centralismo. Del 
mismo modo que ha subordjnado el campo a la ciil-dad, 
las naciones bárbaras o semibárbaras a las na-ciones 
civilizadas, ba subordinado los países agrico-
las a los países iiidustriaies, el Oriente al Occidente. 
La burguesía suprime cada vez más el fraccionad 
miento de los medios de groducción de la propiedad 
y de la población. Ha aglomerado la población, cen-tralizando 
los medios de producción y concentrando 
la propiedad en uii pequeño número de manos. La 
consecuencia fatal de estos cambios ha sido la cen-tralización 
política. Las provineias independientes o 
ligadas entre sí por lazos federales, pero teniendo 
intereses, leyes, gobiernos y tarifas aduaneras dife-rentes, 
han sido reunirlas en iina sola nación bajo 
uii solo gobieriio, una sola ley, un solo interés na-cional 
de clases, una sola tarifa aduanera. 
La Burgixcsía, después de su advenimiento, 
apeiias hace iin siglo, ha creado fuerzas productivas 
inAs variaclas y rnás colosales que todas las gencra-ciones 
pasadas tomadas en conjunto. 
1,a subyunación de las fuerzas iiaturales, las 
máquinas, la aplicación de la química a la industria 
y a la agricultura, la navegarió11 a vai,oi, los ferro-carrile~, 
los telé~rafos, la roturación de continentes 
enteros. la, caiia,lización de los ríos, las poblaciones 
surgiendo de la tierra como por encanto, la electri-ciclacl 
jndustrial, la aviación, los submarinos, etc., 
etc. ¿,Qu6 siglo anterior había sospechado que se-meiai~ 
tes fuerzas productivas durmieran cii el seno 
del trabajo social? He aquí pues lo que nosoti-os he-mos 
visto y vemos: los medios de producción y de 
cambio, sobre cuya, base se ha formado la biírgue-sia, 
y aue fu-eron ercados en las entrañas de la so-ci'edad 
feudal. 
TJas armas dc que se sirvió la burguesía para, 
derribar al feudalismo se puede volver ahora coii-tra 
ella y en forma dest~nuctiva. La burguesía no ha 
forjado solamente las armas que deben darle muer-te; 
ha producido también los hombres que maneja-
vAii esas armas, lo:; obreros inoderilos, los F'KOIdli:- 
TARIADOS. 
Eii la ])i~por~ibeinl que se desenvuelve la biir-giiesía, 
es decir el capital, se desarrolla el proletd-riado. 
la clase de los obreros modernos que no vi-ven 
sino a condición cle encontrar trabajo y que iici 
ciicueiltr.ail si su trabajo iio acrecienta el Cal~ital 
Estos obreros, dice Eilgels, obligados a vencleu;;~: 
tliñi.iarncilte, so11 coino una inerca~le~íac,o mo cual-qiiier 
otro artículo clc coiliercio, siifreil por coilsc-cucilria 
todas las viscisitucles de la ;oinpetciicia,, to-da 
s las f luctuacioces clel comercio. 
La iiltrocliicción de la máquina y la división del 
trabajo, des1)ojaacio a la labor del obrero de todo 
carácter iiidividual, le ha hecho peicler todo atrac-livo. 
El producto resulta un simple apéndice de la 
~iiáquina: no se exige, cle éll sino la operación mBs 
sirnl~le, más monótona. inás rápida. Por consecueii-cia, 
lo que cuesta hoy día el obrero se deduce yoco 
inás o inenos a los medios de sosteilimiento de quc 
tiene necesidad para vivir para perpetuarse. 
Según eso, el precio del trabajo, como el de to 
cla mercancía, es igual a su costo de producción. 
Por consiguiente, cuanto más seilcillo resulta el 
trabajo, más bajan los salarios. Además, la celeri-dad 
de trabajo se acrecienta con el desenvolvimien-to 
del maquiiiismo y de la djvisión del trabaio, sea 
por la prolongación de la jornada, sea nor la ace-ler- 
ñcióii del movimieilto de las máaiiinas, v ijar 
tanto, del reiidimieilto exigido eil un tiempo dado 
La jiidustr.ia mt)dmiia ha transformado el pr-queño 
taller del maestro a,rtesailo en la gran fáhri-ca 
del hurgues capitalista. Masas de obreros smoii-t, 
oiiados en las fábricas están orgailizados militar-ineiite; 
so11 como simp!es soldados de la industria 
colocaclos bajo la vigilancia cle uiia jerarqi1í:t oc ofi-
ciales y suboficiales. No son solameiite ~.vcla~odsc 
la clase burgaesa, del Estado bwgués, si nó diaria-i~ 
iente :i todas horas, esdavos de la máquina, del 
cantramaestre y, sobre lodo, del mismo dueño de 
la fábrica, 
La lucha del proletariado contra 12 burguesía 
rica, debe lletar en forma aplastante, si no se toman 
medidas concretas; el proletariado de cada país 
liuede acabar, de un momento a otro, con su propia 
burguesía. 
Hay que tener presente que el Capital iio es* 
obligado a proporcionar ni adelantar salarios. El 
salario es aquella parte del producto del trabnjc 
obtenido por el operario, como lo establece coi1 
mucho acierto Henry Gerge, como sostiene tqnbién, 
que en un Estado cualquiera de civilización, cuan-tas 
más personas existan pueden estar mejor suiW-. 
tidas que cuando eran menos; no es la mezquindad 
de la naturaleza, sino la injusticia social la que 
produce la miseria y la escasez, que en igualdad de 
circunstancias; cuanto mayor sea la población, au-mentará 
más las comodidades que una equitativa 
repartición de riquezas puede proporcionar a cada 
individuo, que en un estado de igualdad perfecta, el 
natural aumento de población en vez de hacer más 
pobre cada uno, lo hará más rico. Por lo tanto, hay 
que exigir a los grandes magnates del Capital inac-tivos, 
que hagan trabajar sus capitales, ya sea en 
la tierra, en la industria, o en la minería, basado 
naturalmente en las condiciones que señala más 
adelante este texto, si se quieren tildar o llamar 
señores democráticos, porque no puede darse este 
título a aquellos que acaparan para sí: TODOS PA-RA 
UNO y tendríamos, de seguro, UN MEJOR 
VIVIR.
Estudiando el origen de la crisis del trabajo, y 
del mm&esfa'rs. ocial, se Hega a la conclusión de que 
1a4L'ragedia humana tiene origen en la propiedad de 
la'tierra,: en cuanto se refiere al problema econó-riiico; 
porque teniendo unos hombres que pagar ren-ta 
a otros gor el permiso de laborar la tierra, que 
debiera ser de todos, se vulnera la ley natural y se 
hace posible que los que no producen cobren y los 
que producen' paguen. Para , solucionar este pro-blema 
se propone un remedio de lógica: consistente 
en que la Administración Pública se apodere de la 
renta del suelo que por ser de origen social corres-ponde 
a la colectividad y no a los individuos. ¡Muy 
bien! .Pero, y jnuestra sagrada libertad, dóndc 
yueda9'%s también lógico que con este sistema Ile. 
gatiirn~sa l Comunismo, y nosotros debemos abo' 
gaeljor la libertad social y nó.por la esclavitiid. 
Recuerdo: Que el Apóstol Américo Enrique C. 
G&my, dice : "Capitál es el instrumento por el cua,l 
el' hombre consigue el dominio de la naturaleza y e! 
de' nueStras propias energías físicas y mentales". 
Más o menos lo que yo he sostenido siempre: 
Capital es todo aqiiello que se emplea para el dei-arrollo 
de la producción. 
Pasaremos a tratar el Art. 8.0 (base fundame~i- 
Csta obra)', en la que se establece la UNION 
DEL TRABAJO CON EL CAPITAL, acontecimien-to, 
prol9ablkmente r,unca visto, pero que. como esta-tnos 
observando diariamente, tanto en la química co-mo 
~1l1o ~oeial*,u niendo la grasa con el agua, In-g1ttkrraLy 
Estados Unidos con Rusia, ;por qué nos-otros 
no podemos unir el Trabajo Con el Capital?. 
jAd$lante!, que con un poco de sacrificio y buena 
volunta(l, todo S: puede hacer en este mundo. 
' ' Como'ya se fia dicho, una y mil veces, que el 
Capital es la base fundamental del progreso, y co-
mo éste sin el brazo del obrero nada adelantaría, 
ni éste sin aquél; y si entre ellos se relacionan, S!: 
ayudan y por lo tanto, no son antagónicos ;qué es-peramos 
para iinirlos, hacer aumentar la produc-ción, 
el progreso, acelerando así el mejor vivir tan 
deseado? No veo ni diviso el escollo que nos se-para, 
ni la inm'ensa valla que parece que hubiere. 
Lo que sólo veo es una mala comprension por am-bas 
partes, cosa que se puede subsanar en un'mo-mento 
de buena voluntad. 
A pesar de las grandes obras sociológicas, idea-listas 
y teológicas de nuestros antepasados, - conio 
ser: Angels, Bebel, Marx, etc., que jamás traza-ron 
un programa definitivo, para un mejor porvs-ilir 
para el proletariado y la tranquilidad de ln 
burguesía, sin venirles a la memoria la espantbsa 
lucha de clases que indiscutiblemente vendrá, to-do 
es un conglomerado de teorías vanas que com-prendiéndolas 
son evidentemente y materialmente 
impracticables. 
;Socia.lishs Atiténticos y Proletariados de to-do 
el Mundo: untos con la burguesía capitalista, 
que esta unión esrá In salvación de la hiunaniilii(l1 
Empezaré por proponer un sistema bastante 
lógico que, llevándolo a la práctica, estoy Seguro 
os dará espléndido resultado. Helo aquí: 
Es indispenasble que todos los gremio&' que' 
trabajan en tal o cual industria o empresa, desd'e 
el gerente, administrador hasta el Último gañán" 
deben estar interesados en una forma equitativa y 
justa. Basándonos en este principio, trasladémosno!; 
n la Industria "X": 
Esta industria tiene un capital de un millón 
de pesos ($ 1.d00.000). Al terminar un año de tra-bajo, 
sus libros o su balance arrojó una utilidad 1í-
quida de doscieiitos mil pesos ($ 200.000.-) esta 
utilidad debe ser repartida en esta forma: 
Intereses del capital al 3 por ciento, $ 30.000. 
Amortizacióii a1 2 por cleiito, ...... $ 20.000. 
Fondo de Reserva al 2 por ciento, . $ 20.000. 
Para estas dos partidas últimas se abrirán 
dos cuentas en el Libro Mayor. 
Nos quedarían para repartir $ 130.000, que 
haríamos en esta forma: 
Para los capitalistas o dueños, 45 o10 ...,... $ 58.500 
A los empleados y trabajadores, 45 ojo $ 58.500 
Al Partido Socialista, 10 ojo .................... $ 13.0-00 
TOTAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . $ 200.000 
Se comprende que tanto el 45 OJO de las utili-dades, 
como el 3 o!o del interés de! capital, debe ser 
repartido a prorrata entre éstos, o sea, entre los 
accionistas o capitalistas. 
Nos quedaría por establecer la fórmula del 
reparto entre los empleados y trabajadores, de los 
$ 58.500, que les pertenece como utilidad. Mi con-ciencia 
me dicta y considero a la vez, que debe ha-cerse 
por partesl en conformidad a las horas tra-bajadas 
y en relación a su sueldo. Es lógico que el 
que lia trabajado más horas, más utilidades le ha 
dado a la Empresa, y 11or lo tanto debe tocar más. 
Con este principio,. todos darian el máximo de uti-lidad, 
y sobre todo, si el trabajo intelectual tuviera 
los mismos beneficios que el físico. Basado en esta 
ideología enteramente convincente, vamos a repar-tirlo 
:
Supoijieildo que la Industria ya iiombrada, se 
compone entre empleados, trabajadores, mozos, etc., 
de 16; y han trabajado en conjunto durante el año 
20.000 horas efectivas, que habiéndoles tocado dc 
utilidad $ 58.500, de reparto les pertenecería- a ra 
zÓn de $ 2.92,5 por hora trabajada, o sea: 
Al señor gerente o administrador ha trabajado 
1.000 Iioras: $ 2.925. 
Al señor subgereiite o subadministi-ador, 1.000 
horas, $ 2.925. 
Al Sr. 1 cr. técnico, 1.500 horas, $ 4.377.50. 
Al Sr. 2.0 tecnico, 2.000 lioras, $ 5.850. 
Al Sr. mecánico, 1.300 horas, $ 3.802.50. 
Al señor empleaclo A. 1.300 lioras, $ 3.802.50. 
Al señor empleado B. 1.000 horas, $ 2.925. 
Al señor empleaclo C. 1.000 horas, $ 2.025. 
A1 seííor empleado D. 1.000 horas, $ 2.925. 
Al señor empleado E. 1.400 horas. $ 4.095. 
Al sefior empleado F. 1.400 horas, $ 4.095. 
Al carpitero, einpleado G. 1.400 horas, $ 4.095. 
Albañil H. 1.200 lioras, $ 3.510. 
Peón 1. 1.000 horas, $ 2.925. 
Carretero, J. 1.500 horas, P: 4.337.50. 
Contador, Q. 1.000 horas, $ 2.9'15. 
TOTAL REPARTIDO : $ 58.500.- 
Bajo este mismo principio y sistema. sc podi'A 
trabajar la tierra y la minería. Bastará repaitir n 
los acionistas o dueños el 3 por ciento de su capi-tal, 
según el avalúo municipal o gobernativo de la 
la tierra que se trabaja, como así de ia mina que se 
explota, siguiendo el mismo ritmo, condiciones y 
cláusulas en la industria.
Es notoilio que e11 estas condicioiles de traba,jo, 
los capitales extrai~jeros e11 el país, no emigra-rían, 
al coiltrario, aumentaría más el iliimero de 
capitales que verían con agrado invertir sus ecoiiG-mías 
en riuestra casa, para bien de ilosotros mismo2 
y prosperidad cle la nación. 
, Además, vendría indiscutiblemente la sociali-zación 
de la máquina de la producción sobre iina 
base justa, coriduciendo ésta a la ernancipacián pro-letaria, 
tanto ideológica como material, trayéildo- 
110s indudableinente un MUNDO MEJOR. Por esta 
razón, y para bien de la humanidad, debemos acep-tar, 
defender y nó combatir bajo ningún coacepto, 
cl sistema ECONOMICO CAPITALISTA.
i Estimados SOCIALISTAS REFORMISTAX ! 
No echéis en saco roto este principio que, laiizaclo 
a la práctica os -dará un resultado espléndido, si se 
quiere, grandioso ; vendrá una unión tan formida - 
ble en todo el mundo, que hará suprimir la explota-ción, 
las reiicillas, la envidia y con ésto se suprimi-rán 
los límites entre paises y naciones; y suprimi-dos 
&tos, se eliminarán las banderas, y suprimidas 
Cstas, indiscutiblemente, se eliminará también nues-tra 
eterna y fatídica GUERRA. 
Tened presente, que las guerras no se termina-rán 
ni se silprimirán con firmas estampadas en per-gaminos 
con letras de oro, pues estos tratados in-ternacionales 
sólo son válidos cuando discute e1 
fiierte con el débil, siendo siempre el primero el 
ganador; pero, cuando los litigantes son dos fuer-tes, 
la cosa cambia por completo, y los famosos per-gaminos 
escritos y firmados con letra de oro, to-man 
simplemente el caracter de PAPELES. Tene-mos 
ya como ejemplo, VERSALLES, GINEBRA, 
LA SOCIEDAD DE LAS NACIONES, etc., etc. 
"Abolid la explotación del hombre por el honi-bre, 
y habréis abolido la explotación de.una, nacióri 
por otra", dice Marx. 
La vida así dejará de ser un sacrificio humano, 
y no será la muerte lo más dulce, como se han ex-presados 
Fournier, Bacliunin, Jáurez, Bebe1 y otros; 
al contrario, habremos llegado al punto máximo clel 
pensamiento humano, dejando la verdadera Ley de 
Cristo: "AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS".
IMPRENTA SANCHEZ 
- Viña del Mar -

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Resumen de la encíclica veritatis splendor
Resumen de la encíclica veritatis splendorResumen de la encíclica veritatis splendor
Resumen de la encíclica veritatis splendorValter César Montanher
 
Portafolio final, galicia deily ariane
Portafolio final, galicia deily arianePortafolio final, galicia deily ariane
Portafolio final, galicia deily arianeDeily Galicia
 
Antropología cristiana
Antropología cristianaAntropología cristiana
Antropología cristianaArtur Ferreira
 
La Iglesia y los derechos humanos
La Iglesia y los derechos humanosLa Iglesia y los derechos humanos
La Iglesia y los derechos humanosLuis Meca
 
Introducción a la teología sistemática [l. berkhof]
Introducción a la teología sistemática  [l. berkhof]Introducción a la teología sistemática  [l. berkhof]
Introducción a la teología sistemática [l. berkhof]Fredy Saavedra
 
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresión
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresiónLibre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresión
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresiónEdmundo Diego Bonini ஃ
 
Teologia contemporanea
Teologia contemporaneaTeologia contemporanea
Teologia contemporaneaPablo Morales
 
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)YasserJara
 
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.Ajuste fino del Univeros_introducciòn.
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.Neltton Yglesias
 
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturalezadaniel basconcel
 

La actualidad más candente (20)

Resumen de la encíclica veritatis splendor
Resumen de la encíclica veritatis splendorResumen de la encíclica veritatis splendor
Resumen de la encíclica veritatis splendor
 
Principios basicospara llevar una vida integra en familia
Principios basicospara llevar una vida integra en familiaPrincipios basicospara llevar una vida integra en familia
Principios basicospara llevar una vida integra en familia
 
Principios filosoficos del cristianismo
Principios filosoficos del cristianismoPrincipios filosoficos del cristianismo
Principios filosoficos del cristianismo
 
Portafolio final, galicia deily ariane
Portafolio final, galicia deily arianePortafolio final, galicia deily ariane
Portafolio final, galicia deily ariane
 
Expo postmodernidad
Expo postmodernidadExpo postmodernidad
Expo postmodernidad
 
Antropología cristiana
Antropología cristianaAntropología cristiana
Antropología cristiana
 
El racismo
El racismoEl racismo
El racismo
 
La Iglesia y los derechos humanos
La Iglesia y los derechos humanosLa Iglesia y los derechos humanos
La Iglesia y los derechos humanos
 
Estudios sobre santa rosa de lima
Estudios sobre santa rosa de limaEstudios sobre santa rosa de lima
Estudios sobre santa rosa de lima
 
Introducción a la teología sistemática [l. berkhof]
Introducción a la teología sistemática  [l. berkhof]Introducción a la teología sistemática  [l. berkhof]
Introducción a la teología sistemática [l. berkhof]
 
El misterio del nuevo ser en el hombre
El misterio del nuevo ser en el hombreEl misterio del nuevo ser en el hombre
El misterio del nuevo ser en el hombre
 
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresión
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresiónLibre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresión
Libre pensamiento, libre pensadores y libertad de expresión
 
Rostro
RostroRostro
Rostro
 
Historia el progreso del dogma
Historia el progreso del dogmaHistoria el progreso del dogma
Historia el progreso del dogma
 
Teologia contemporanea
Teologia contemporaneaTeologia contemporanea
Teologia contemporanea
 
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)
Introduccion a antropo lapersona tomás melendo (1)
 
Edad media lectura
Edad media lectura Edad media lectura
Edad media lectura
 
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.Ajuste fino del Univeros_introducciòn.
Ajuste fino del Univeros_introducciòn.
 
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza
1 cristianismo y_ciencia_hacia_una_teología_de_la_naturaleza
 
La etica y_moral
La etica y_moralLa etica y_moral
La etica y_moral
 

Destacado

Las condiciones básicas de calidad decreto 4790
Las condiciones básicas de calidad decreto 4790Las condiciones básicas de calidad decreto 4790
Las condiciones básicas de calidad decreto 4790andresduvanmena
 
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimiento
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimientoAjuste fiscal para la estabilidad y el crecimiento
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimientoEduardo A. Vílchez
 
Sustentacion proyecto 3
Sustentacion proyecto 3Sustentacion proyecto 3
Sustentacion proyecto 3kastquito
 
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012Adivor
 
Economia política.
Economia política.Economia política.
Economia política.Cybernautic.
 
Nuevos retos del periodismo actual ll
Nuevos retos del periodismo actual llNuevos retos del periodismo actual ll
Nuevos retos del periodismo actual llCybernautic.
 
Instrumento de diseño curricular didáctico blanca cecilia carrasco
Instrumento de diseño curricular didáctico   blanca  cecilia carrascoInstrumento de diseño curricular didáctico   blanca  cecilia carrasco
Instrumento de diseño curricular didáctico blanca cecilia carrascoDielmer Fernando Giraldo Rendon
 
Ideas for Spanish Poster Contest 10401
Ideas for Spanish Poster Contest 10401 Ideas for Spanish Poster Contest 10401
Ideas for Spanish Poster Contest 10401 Inés Ku
 
2 jeroglificos
2 jeroglificos2 jeroglificos
2 jeroglificosjennerruiz
 
Falconi pablo conta
Falconi pablo contaFalconi pablo conta
Falconi pablo contafalco87
 

Destacado (20)

Sena tecno parque
Sena tecno parqueSena tecno parque
Sena tecno parque
 
Cine
CineCine
Cine
 
Las condiciones básicas de calidad decreto 4790
Las condiciones básicas de calidad decreto 4790Las condiciones básicas de calidad decreto 4790
Las condiciones básicas de calidad decreto 4790
 
Rss Luis Gil
Rss Luis GilRss Luis Gil
Rss Luis Gil
 
www.estuturno.net.ar
www.estuturno.net.arwww.estuturno.net.ar
www.estuturno.net.ar
 
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimiento
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimientoAjuste fiscal para la estabilidad y el crecimiento
Ajuste fiscal para la estabilidad y el crecimiento
 
Cabo de hornos
Cabo de hornosCabo de hornos
Cabo de hornos
 
Sustentacion proyecto 3
Sustentacion proyecto 3Sustentacion proyecto 3
Sustentacion proyecto 3
 
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012
El marketing digital y el internet en la elecciones del 2012
 
Exodo 1 15 6
Exodo 1 15 6Exodo 1 15 6
Exodo 1 15 6
 
Economia política.
Economia política.Economia política.
Economia política.
 
Nuevos retos del periodismo actual ll
Nuevos retos del periodismo actual llNuevos retos del periodismo actual ll
Nuevos retos del periodismo actual ll
 
Instrumento de diseño curricular didáctico blanca cecilia carrasco
Instrumento de diseño curricular didáctico   blanca  cecilia carrascoInstrumento de diseño curricular didáctico   blanca  cecilia carrasco
Instrumento de diseño curricular didáctico blanca cecilia carrasco
 
Ideas for Spanish Poster Contest 10401
Ideas for Spanish Poster Contest 10401 Ideas for Spanish Poster Contest 10401
Ideas for Spanish Poster Contest 10401
 
Agenda 02
Agenda 02Agenda 02
Agenda 02
 
Prospectiva
ProspectivaProspectiva
Prospectiva
 
Unidad didáctica colaborativa
Unidad didáctica colaborativaUnidad didáctica colaborativa
Unidad didáctica colaborativa
 
Enrique bayo
Enrique bayoEnrique bayo
Enrique bayo
 
2 jeroglificos
2 jeroglificos2 jeroglificos
2 jeroglificos
 
Falconi pablo conta
Falconi pablo contaFalconi pablo conta
Falconi pablo conta
 

Similar a Socialismo Reformista

Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdf
Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdfJoseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdf
Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdfLuisMiguelExiga
 
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoFundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoAlma Heil 916 NOS
 
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoFundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoAlicia Ramirez
 
El humanismo cristiano y su vigencia frente a
El humanismo cristiano y su vigencia frente aEl humanismo cristiano y su vigencia frente a
El humanismo cristiano y su vigencia frente aYRMA LUCIA GUTIERREZ VIZA
 
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios Papas
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios PapasEcología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios Papas
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios PapasOpus Dei
 
La TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadLa TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadJORGE BLANCO
 
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptx
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptxPRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptx
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptxKathyDiaz30
 
Informativo de Acción Familia - Junio 2021
Informativo de Acción Familia - Junio 2021Informativo de Acción Familia - Junio 2021
Informativo de Acción Familia - Junio 2021Luis Montes
 
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdf
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdfEl fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdf
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdfssuserb60b6c1
 
Reconstruir La Familia De Reig Pla[1]
Reconstruir La Familia  De Reig Pla[1]Reconstruir La Familia  De Reig Pla[1]
Reconstruir La Familia De Reig Pla[1]Fernando
 
La involución religiosa de la cultura occidental
La involución religiosa de la cultura occidentalLa involución religiosa de la cultura occidental
La involución religiosa de la cultura occidentalPaulo Arieu
 
Temadios
TemadiosTemadios
Temadiossarcos
 
Introducción a la Crítica de la Utopía Cristiana
Introducción a la Crítica de la Utopía CristianaIntroducción a la Crítica de la Utopía Cristiana
Introducción a la Crítica de la Utopía CristianaRodolfo Plata
 

Similar a Socialismo Reformista (20)

Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdf
Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdfJoseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdf
Joseph-Ratzinger-Fe-y-Futuro.pdf
 
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoFundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
 
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismoFundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
Fundamentos filosoficos del nacionalsocialismo
 
DIOS EXISTE & ES CATÓLICO
DIOS EXISTE & ES CATÓLICODIOS EXISTE & ES CATÓLICO
DIOS EXISTE & ES CATÓLICO
 
El humanismo cristiano y su vigencia frente a
El humanismo cristiano y su vigencia frente aEl humanismo cristiano y su vigencia frente a
El humanismo cristiano y su vigencia frente a
 
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios Papas
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios PapasEcología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios Papas
Ecología humana: diversas caras de un concepto explicado por varios Papas
 
Posmodernidad
PosmodernidadPosmodernidad
Posmodernidad
 
La TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadLa TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La Humanidad
 
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptx
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptxPRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptx
PRIMEROS_PRINCIPIOS_UMSA DIAPOSITIVA.pptx
 
Informativo de Acción Familia - Junio 2021
Informativo de Acción Familia - Junio 2021Informativo de Acción Familia - Junio 2021
Informativo de Acción Familia - Junio 2021
 
Humanismo Diapositivas
Humanismo DiapositivasHumanismo Diapositivas
Humanismo Diapositivas
 
Humanismo
HumanismoHumanismo
Humanismo
 
La etica comteporanea
La etica comteporaneaLa etica comteporanea
La etica comteporanea
 
Como debatir con un ateo
Como debatir con un ateoComo debatir con un ateo
Como debatir con un ateo
 
Como debatir con un ateo
Como debatir con un ateoComo debatir con un ateo
Como debatir con un ateo
 
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdf
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdfEl fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdf
El fin y los medios - HUXLEY, Aldous.pdf
 
Reconstruir La Familia De Reig Pla[1]
Reconstruir La Familia  De Reig Pla[1]Reconstruir La Familia  De Reig Pla[1]
Reconstruir La Familia De Reig Pla[1]
 
La involución religiosa de la cultura occidental
La involución religiosa de la cultura occidentalLa involución religiosa de la cultura occidental
La involución religiosa de la cultura occidental
 
Temadios
TemadiosTemadios
Temadios
 
Introducción a la Crítica de la Utopía Cristiana
Introducción a la Crítica de la Utopía CristianaIntroducción a la Crítica de la Utopía Cristiana
Introducción a la Crítica de la Utopía Cristiana
 

Más de Cybernautic.

Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922
Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922
Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922Cybernautic.
 
The Human Rights - Derechos Humanos
The Human Rights - Derechos Humanos The Human Rights - Derechos Humanos
The Human Rights - Derechos Humanos Cybernautic.
 
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)Cybernautic.
 
Declaracion derechos humanos- completo
Declaracion derechos humanos- completoDeclaracion derechos humanos- completo
Declaracion derechos humanos- completoCybernautic.
 
La Constitución de 1999 y la reforma política : implicaciones para la gobern...
La Constitución de 1999 y la reforma política :  implicaciones para la gobern...La Constitución de 1999 y la reforma política :  implicaciones para la gobern...
La Constitución de 1999 y la reforma política : implicaciones para la gobern...Cybernautic.
 
que esunaconstitucion
que esunaconstitucionque esunaconstitucion
que esunaconstitucionCybernautic.
 
Absolutismo iusnaturalismo
Absolutismo iusnaturalismoAbsolutismo iusnaturalismo
Absolutismo iusnaturalismoCybernautic.
 
El Evangelio Cambia
El Evangelio CambiaEl Evangelio Cambia
El Evangelio CambiaCybernautic.
 
La sala constitucional del tribunal supremo de justicia
La sala constitucional del tribunal supremo de justiciaLa sala constitucional del tribunal supremo de justicia
La sala constitucional del tribunal supremo de justiciaCybernautic.
 
Algunas leyes de la antiguedad
Algunas leyes de la antiguedad Algunas leyes de la antiguedad
Algunas leyes de la antiguedad Cybernautic.
 
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguo
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguoPresupuestos Básicos sobre el Hombre antiguo
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguoCybernautic.
 
Material escaneado derecho civil
Material escaneado   derecho civil Material escaneado   derecho civil
Material escaneado derecho civil Cybernautic.
 
Historia del Derecho - Codigo de Horemben
Historia del Derecho - Codigo de HorembenHistoria del Derecho - Codigo de Horemben
Historia del Derecho - Codigo de HorembenCybernautic.
 
Organismos Internacionales - ucab
Organismos Internacionales - ucabOrganismos Internacionales - ucab
Organismos Internacionales - ucabCybernautic.
 
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa -
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa - resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa -
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa - Cybernautic.
 
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo Guastini
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo GuastiniLa constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo Guastini
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo GuastiniCybernautic.
 
Constitucionalización -General
Constitucionalización -General  Constitucionalización -General
Constitucionalización -General Cybernautic.
 
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,Cybernautic.
 

Más de Cybernautic. (20)

Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922
Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922
Dialnet filosofia delderechoencompendio-2058922
 
The Human Rights - Derechos Humanos
The Human Rights - Derechos Humanos The Human Rights - Derechos Humanos
The Human Rights - Derechos Humanos
 
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)
El Proceso de cristo - Ignacio Burgoa Orihuela. (Libro)
 
Declaracion derechos humanos- completo
Declaracion derechos humanos- completoDeclaracion derechos humanos- completo
Declaracion derechos humanos- completo
 
La Constitución de 1999 y la reforma política : implicaciones para la gobern...
La Constitución de 1999 y la reforma política :  implicaciones para la gobern...La Constitución de 1999 y la reforma política :  implicaciones para la gobern...
La Constitución de 1999 y la reforma política : implicaciones para la gobern...
 
que esunaconstitucion
que esunaconstitucionque esunaconstitucion
que esunaconstitucion
 
Absolutismo iusnaturalismo
Absolutismo iusnaturalismoAbsolutismo iusnaturalismo
Absolutismo iusnaturalismo
 
Tema 2 historia
Tema 2 historiaTema 2 historia
Tema 2 historia
 
El Evangelio Cambia
El Evangelio CambiaEl Evangelio Cambia
El Evangelio Cambia
 
La sala constitucional del tribunal supremo de justicia
La sala constitucional del tribunal supremo de justiciaLa sala constitucional del tribunal supremo de justicia
La sala constitucional del tribunal supremo de justicia
 
Algunas leyes de la antiguedad
Algunas leyes de la antiguedad Algunas leyes de la antiguedad
Algunas leyes de la antiguedad
 
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguo
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguoPresupuestos Básicos sobre el Hombre antiguo
Presupuestos Básicos sobre el Hombre antiguo
 
Material escaneado derecho civil
Material escaneado   derecho civil Material escaneado   derecho civil
Material escaneado derecho civil
 
Historia del Derecho - Codigo de Horemben
Historia del Derecho - Codigo de HorembenHistoria del Derecho - Codigo de Horemben
Historia del Derecho - Codigo de Horemben
 
Organismos Internacionales - ucab
Organismos Internacionales - ucabOrganismos Internacionales - ucab
Organismos Internacionales - ucab
 
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa -
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa - resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa -
resumen sobre el concepto de estado y otros - Vladimir Naranjo Mesa -
 
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo Guastini
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo GuastiniLa constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo Guastini
La constitucionalizacion del ordenamiento jurídico - Ricardo Guastini
 
Constitucionalización -General
Constitucionalización -General  Constitucionalización -General
Constitucionalización -General
 
Jesus
JesusJesus
Jesus
 
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,
El Federalista X - Alexander Hamilton, Santiago Madison y John Jay (texto word,
 

Último

TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdfTANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdfAngelyDamaris
 
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptxConceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptxPilarStefannyBuitrag
 
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdf
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdfIncorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdf
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdfJosé María
 
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDFCircular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDFMirianTabares1
 
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicasPRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicasAdolfoGonzalez96
 
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEOINTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEONadimRomero
 
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdfGUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdfAdolfoGonzalez96
 
diapositivas del codigo tributario para Leer
diapositivas del codigo tributario para Leerdiapositivas del codigo tributario para Leer
diapositivas del codigo tributario para LeerFelipeJesusGuerraChu
 
PRESENTACION infraccion de transito- F1.ppt
PRESENTACION infraccion de transito- F1.pptPRESENTACION infraccion de transito- F1.ppt
PRESENTACION infraccion de transito- F1.pptssuserc91ad5
 
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdf
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdfPDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdf
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdfAdolfoGonzalez96
 
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...LuisFernando672460
 
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdfConstitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdfAdolfoGonzalez96
 
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptxAdolfoGonzalez96
 
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdfTríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdfmichellgarciarivera2
 
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptxCONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptxLuzElminaVargasRimar
 
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docxCronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docxingdeliamarherazo
 
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptx
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptxAutopsia Medico Legal facultad de derecho.pptx
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptxRomualdoSirpaSirpa
 
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...LuisFernando672460
 
gobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografiagobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografiaangiebrid
 

Último (20)

TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdfTANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
 
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptxConceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
 
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdf
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdfIncorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdf
Incorpración de criterios soiales en la contratación pública..pdf
 
INCOACIÓN PROCESO INMEDIATO PERUANO.pptx
INCOACIÓN PROCESO INMEDIATO  PERUANO.pptxINCOACIÓN PROCESO INMEDIATO  PERUANO.pptx
INCOACIÓN PROCESO INMEDIATO PERUANO.pptx
 
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDFCircular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
 
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicasPRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
 
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEOINTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
 
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdfGUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
 
diapositivas del codigo tributario para Leer
diapositivas del codigo tributario para Leerdiapositivas del codigo tributario para Leer
diapositivas del codigo tributario para Leer
 
PRESENTACION infraccion de transito- F1.ppt
PRESENTACION infraccion de transito- F1.pptPRESENTACION infraccion de transito- F1.ppt
PRESENTACION infraccion de transito- F1.ppt
 
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdf
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdfPDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdf
PDF LA PRIMERA DECLARACIÓN Y LAS MEDIDAS DESJUDICIALIZADORAS (2).pdf
 
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
 
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdfConstitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
 
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
 
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdfTríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
 
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptxCONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
 
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docxCronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
 
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptx
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptxAutopsia Medico Legal facultad de derecho.pptx
Autopsia Medico Legal facultad de derecho.pptx
 
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
 
gobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografiagobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografia
 

Socialismo Reformista

  • 1. A M I L C A R F O R N O SOCIALISMO REFORMISTA
  • 3. PROLOGO La base de esta Obra consiste en unir las ideas socialistas ya tan divididas, bajo un solo fundamen-to : PROTEGER A LA' HUMANIDAD DETENIENDO LA BARBARIE Como todo evoluciona en el Mundo, todo debe adaptarse en conformidad a las circunstancias pre-sentes, y en vista de tantos fracasos del Socialismo de todos los tiempos, desde Jesucristo, Bebel, Marx, Engels, etc., que han introducido en sus obras mo-dificaciones fundamentales, y al mismo tiempo tras-cendentales, que para comprobarlo bastará con-frontar algunos textos de las a-ntiguas ediciones; n pesar de todo ésto ha seguido fracasando en Italia- Francia, Alemania, Espaíía, etc., siguiendo el mis-mo camino en Chile. Entonces, ;,por qué no funda-mentamos una ideología sociológica razonable y hu-manitaria que se encuadre dentro de un Socialismo Universal ? Tú, querido lector, que eres conciente ;por quí: no nos acompañas? Cualquier observación en este sentido será recibida con aprecio y atendida con verdadero reconocimiento por cl Autor, por lo tanto ruego acompañarme hasta el fin. Dicc Wener Sambart: "El Socialisino no ha veni-do a este mundo para convertirse en una ortodoxia o en una secta, sino para fluir como u11 raudal de vida1'. Entre tanto los socialistas trabajan que tra-bajan y su esfuerzo no le es fructífero. EL AUTOR
  • 4. SOCIALISMO - EElTORMPSTA Empezaremos por proponer a las Hoiiorables ksüniblcas sean aprubados por. iinanimiclad y respe-tados bajo jurametito de hoilor estos 8 ljuiltos Iun-damentales, ellos son : 1.0 -- Reconocer y resl~etar Tia Coiistiti~cií~ii Política del Estado. 2.0 - Libertad de Credos. 3.0 - Protecc.ión al Hogar Coiistituído y g_z-rantía a la propiedxcl privada. 4.0 - Combatir las Guerras. 5.0 - Acatar y Respetar los aciierclos dcl Partido. 6.0 - Acatar y Respetar la Jerarquía. 7.0 - Proteger y Defender al Capital; y 8.0 - Unión del Capital con el T~abajo. Estos 8 puntos llevan por fin: evitar las luclias de clases, las guerras futuras y crear al mismo tiem-po el bienestar de todos, social y económicamente, bajo una forma mejor de vida. Analicemos estos ocho puntos, uno por uno, para darnos cuenta cab,al de su func7ament.o.
  • 5. El articulo 1.0 reconoce La Constitución Poli-tica del Estado, porque sin ella, es lógico, no se po-dría gobernar. El artículo 2.0 faculta La Libertad de Credos;. Es muy natural si nosotros mismos predicamos la li-bertad de pensamiento bajo un Gobierno Democrá-tico legalmente constituído, que nos garantice ah-soluta .libertad, ridículo sería y un contra sentido pretender quitar al hombre el ineludible derecho de pensar libremente, cuyo derecho propio nos dió la madre natura en forma netamente inviolable. Bien sabido es que en este campo, el que más sabe, no sabe nada. Todavía no ha nacido el funda-mentalista que nos haga conocer en forma inque-brantable cuál de las Religiones debiéramos acatar. Veámos lo que dice el Gran Filósofo y Materia-lista Augusto Bebel: "No hay espíritu alguno, ni hu-mano ni sobrenatural; no existe más que materia y todo lo demés es fantástico. El hombre como todo el sistema del Universo, es producto de la evolución de la materia. La existencia personal termina con la muerte, en consecuencia el desfino del hombre es puramente terrenal: desenvolver sus energías y vi-vir su corta existencia lo más bella y agradable posi-ble. La creencia en Dios y la esperanza en la otra vida son a juicio de los conscientes no sueños ino-centes, sino altamente perjudiciales. El Materialismo moderno desciende directa-inente del pauteismcj hegeliano. Hegel, consideraba el mundo, no como una creacióii de un Dios perso-nal, sino como la evolución eterna y necesaria de una idea eterna imaginada por él. Beurbach, entendió con razón que era supérflua la idea fantástica de Hegel y se quedó unicamente con la evolución eterna de la materia. De esta ma-
  • 6. iiera, natural y sencillísima, nació del idealismo He-gdiano el materialismo. Engelgert Icaser, agrega : Supuesta la exactitud del materialismo, el principio Marxista es tina con-secuencia necesaria. Es natural que si solo existe la materia y no liay espíritu alguho, mal ha podido ésle desarrollar su influencia en la historia de la Iiunianidad. Todo es necesariamente evolución de la materia. Marx es un excelente lógico. ¿pero, cómo se ha formado el Mundo? Se ha f~rmadop or evolu-ción y continuará evolucionando eternamente. Algunos nos dirán: pero el mundo no ha podido foriilurse así mismp. ,Ipego es necesaria la existen-cia de un Ser que lo haya sacado de la liada. "El Mundo no ha sido hecho ni creado, se formó por evolución, volvemos a repetir;' la creación ó forma-ción son conceptos que-solo existen en el entendi-miento del hombre: pero a los cuales no correspon-de conteiiido alguno en la naturaleza. Todo en ella se forma en virtud de -causas sometidas a leyes que todo lo domina y en todo impera la transformación constante de la materia y de la fuerza. Jamás en la naturaleza observaremos una acción con las que el hombre realiza, ni creación alguna de la nada, sino la transformación eterna, la evolución de lo preexis-tente. Desde el. momento que se piensa en un crea-dor del mundo, se plantea por sí misma esta otra pregunta: ¿y quien es el creador de este creador? Dietzgen agrega: La humanidad es la única co-sa Santa que queda. Las cosas santas y profanas deben desaparecer, para que subsista la única cosa santa eterna y verdadera que es la humanidad. Hasta el presente.no se ha podido conseguir inás que ideas fantásticas, fomentando la creencia de un Dios invisible y-un reino habilitado por noso-tros exclusivamente. El eva-ngelio del presente pro-
  • 7. mete redimir defiriitivamente nuestro valle de lágri-mas de un modo real, positivo y tangible. Dios esto es, el bien, la belleza, la santidad, debe hacerse hon~.. bre, y descender desde el Cielo a !a tierra, pero no de un modo maravilloso y religioso como en otro tiempo, pues ya estamos en el Siglo XX, sino por vías naturales y terrenales. Nosotros pedimos un redentor; reclámámos que nuestro evangelio, la pa-labra de Dios se haga carne; pero no debe tomar cuerpo en un e010 individuc, ni en una persona de-terminada, porque nosotros todos queremos, el pueblo en masa quiere ser hijo de Dios, de lo con-trario no es Dios el que ha hecho al hombre, sino que son los hombres que se hacen Dioses. A todo ésto, el gran filósofo Dr. Engelbert Kaser, contesta: ;Puede imaginarse lenguaje más disparatado y blasfemo! Como estas cuatro i~ala-bras del gran filósofo no vienen acompañadas de un fundamento contundente y preciso ni de una teoria absoluta y concluyente, solo por el hecho de haber-las lanzado él, debemos coi~siderarlasn, i más ni me-nos, como una blasfemia al materialismo. El folleto de Stampfer demuestra hasta la evi-ciencia con ciianta ignorancia escriben estos repre-sentantes de la Ciencia sobre los problemas funda-mentales de la humanidad. Es falso de todo punto, que toda la ciencia sea irreligiosa. Ni una sola de las conclusiones comprobadas por la ciencia está en oposición con las creencias positivas. Es igualmen-te inexacto que todos los representantes de la cien-cia sean irreligiosos o enemigos de la religión. Sin embargo y sin esfuerzo alguno podría citarse una. lista interminable de hombres ilustres que fueron fervientes católicos o por lo menos creyentes cris-tiniios desde Reple y Newtoi1,hasta Laplace, Volta, Gauss, Pasteur, etc., eto.
  • 8. I-Iallc, agrega; cs pucs poco práctico el co~iibstii-tlircct~ meiitc a la Tglc~ia, los qiie se empellaii eii roi~ihstirln sañudameiite, cii lugar cle combatir la ni"~aiii7acióiid e las clases sociales mal constituiclas, -..slstnil iiiiitilmeiitc siis eiiergías, clirigiéiidose con- Ir? itli eririliiyo fa~ltA?tico. Intrariablemente se produce el mismo pensa-miento que debe dejarse a los obreros católicos que ~~ractiqiiesnu religión. Las religiones se consideran de carácter esclii-sivamente económico, y por lo tanto el SOCIALIS-MO REFORMJS-TA no tiene absolutamente ningún interés en que los compañeros adopten la religión que deseen, y sería una de nuestras más grandes torpezas si obligáramos a nuestros queridos coni-pañeros a adopjr una determinada secta. Seamos razonables y dejemos libertad franca y absoluta dc credos. Dejemos que los centenares de miles de ca-tólicos que hoy siguen todavía las banderas del cen-tro conserven su fé y sus creencias en Dios. Taii pronto como hayamos logrado convencerles de qiie sus intereses son coinunes con los nuestros, de qur3 su causa es la causa de todos los católicos, protes-tantes o judíos, etc., cambiará radicalmente la si-tuación y nos amaremos realmente como biienos hermanos. El coiiteiiido y fundamento del Art. 3, cstiinci C(UC 110 tiene discusión, y creo con razón que nadic cn el mundo lo rechazará, por cuanto todo ser. a,uii irracional, quiere a sus hijos, los ama, los defiende y muere por ellos; con mayor razón nosotros que somos seres racionales. Necesitamos un hogar don-de poderlos cobijar, y que éste sea respetado y ve-
  • 9. iierado por todos. Es lógico yuc debeiraos exigir que se nos respete la propiedad donde nos cobija-mos, pues, si no estamos tranquilos en nuestro:; propios hogares en donde únicamente podemos re-cibir con amor una pequeña caricia de los í~uestroa, eii donde el calor de nuestros corazones nos hace: aliviar en algo las duras tareas cotidianas de t r a - bajo, mejor sería, en caso coiltrarh, que i-eiluilrif~. ramos a la vida. Al respecto, dice Marx: "Se r~hsa r eprocliado a los comunistas el querer abolir la ~ropiedad per-soilalmeilte adquirida por el trabajo, propiedad que se considera como la base de toda libertad, de toda actividad, de toda independencia individual. La pro-piedad personal, fruto del trabajo y del r:iérito, 110 tenemos que abolirla; el progreso de la ;iiclustria, de los Bancos y de las Cajas de Crédito, son las que se encargarán cle hacer!oU. Cuandi! Marx las rer.oiloce, i~nsotrosc iue soinoa Sc;cialistas Refo~mistas,c on mayor razón. Pasando al Art. 4.0: "Coinbatir a las Guerrasu. Es natural que debemos admitir el j2rincipio Cris-tiano: "Amaos los unos a los otros", y liar esto, GUERRA A LA GUERRA. Ya se vislumbra la lucha a muerte entre la so-ciedad moderna y la antigua. Son tan poderos3s los medios con que se cuenta, que el mundo no iia pre-senciado ni verá jamás una destrucción semeja 11 te. Nosotros no somos partidarios de las revoluciones, puesto que combatimos las guerras; pero sostene-inos cjue las reoolucioiies proceden cle arriba, de las clases poderosas, que 110 se allanan a satisfacer !os justos deseos del pueblo; esto no excluye natural-mente la posibilidad de llegar a una explosión san.-
  • 10. grienta de una magnitud nunca vista, cuando el descontento popular haya llegado a su más alto grado de exasperación. Nadie en la humanidad puede considerarse co-mo representante de un iiuevo principio histórico del mundo, sino el proletariado de todos los pite- Elos civilizados, siendo los más altos representan-tes de la evoluciói? y frente al derecho de la evolu-ción y clel progreso, todos los adversarios carecen de absoluta razón, en consecuencia pueden ser ani-quilados sin escrúpulos. Ello explica, que si obstáramos por la teoría qiic a la violencia debe responderse con la violencia, nuestra ruina no se haría esperar, por cuanto está en nuestra contra el 80 oto de la población, dispo-niendo ellos del ejército, de la policía y de todo ele-inento bélico, haciéndonos acreedores de un ho-menda crimen e insensato proceder. Las revoluciones no se hacen, germinan, se forman y crecen orgánicamente; son el producto de las circui~stancias en que se desar.rolla el pro-greso histórico. (Bebe1 156). La sociedad podr5 transformarse sin derramar ni una gota de sangre, si no pone resistencia algu-na. El Socialismo Reformista no considera la re-volución como un alzamiento del pueblo contra el Gobierno, sino como una transformación del eslri-do sociaI. La esencia de la revolución consiste en el fin, no en los medios que las circunstancias de la lucha impongan. Bernstein opina que, dando de mano a las aspi-raciones .supremas, debíaii dedicarse con más ardor a trabajar por conseguir reformas y mejoras pr&c-ticas y l~ositivas. Heine entendía que la demooracii~
  • 11. socialista podía llegar a conquistar el poder por me-dio de la evolución tranquila y sin espasmos ni sa-cudidas violentas. A pesar que esta idea no fué r~ceptada ni aprobada en ninguna de las Asambleas Inlernacioilales, yo sostengo la misma teoría y me he propuesto proponer la evolución contemplada en el Art. 8.0. (Ruego estudiarla concienzudamente a fondo). "Abolid la exl)lotmióii del hombre por el Iiornlrrc y Iiabráis aholiclo la explotaal611 [le mr~? 113- eiibii por otra". (Marx). El Art. 5.0 reza textualmente. "Acatar y rcs-petar los acuerdos del Partido". Naturalmente .que debe ser así, porque de lo contrario nos convertiría-mos en totalitarios, cosa que debemos impedir y combatir. Salvo que llegara un duro momento en que las leyes sociales se degeneren y que la Consti-tución Política del Estado se derrumbare. El Art. 6.0 ordena respetar la Jerarquía. Con-sidero que es indispensable guardar respeto y obe-diencia a sus superiores; donde no hay orden no hay nada. Para que toda industria, sociedad, fabri-ca o gobierno de cualquiera ideología o color politi-co pueda triunfar y prospkrar, es de imprescindible necesidad obedecer y respetar. El Art. 7.0. "Proteger y defender al Capital". ¿Por qué? Porque es el brazo derecho del proleta- I iado. Porque no debemos pepitir que se desarro-lle un conflicto entre éste y aquél; ni debemos acep-tar que el Supremo Gobierno tenga la obligación de
  • 12. darnos trabajo y capitales o mantenernos gratuita-meiite. Lo contrario sor, principios que cstán bajo 1% acción rle los charlataiies y demagogos que arras-tran iii1 grave peligro de fomentar las revolucione; sociales y gubernativas. Porque el CAPITAL ES LA BASE BIJNDAMENTAL DEL PROGRESO. DENTRO DE LA MAQUIIVA DEL DESARROLLCj DE LA PRODUCCION. Enrique C. Carey, expresa: "Capital es el iiis-triimento por e1 cual el liombre consigue el cloiilinio de la i1aturale7a y e1 de iiuestras propias energía : físicas y mentales". Debemos irrevocablelliente convencernos cpc si11 capital, nada, pero nada, podemos hacer. Adanl Smith establece en su libro 2 o Cap 1 .o' que "aquella parte cleI ca~iclal del hombre yiie clebc proporcionarle un réclito, se denomina Capital". Ricarclo, clefine: "Capital es aquella parte de 1,) riqueza de un país coasaqrada a la piocluceióil clc alimentos, trajes, herramientas, materias primas y maquinarias ilecesaí.ias para el trabaio". En resumen, los factores de la producción son: TIERRA, TRABAJO Y CAPITAL. Téngase presente que salario es solo aq~iella parte del producto que se destina a la remuneracióil del trabajo, teniénd-ose po+ entendido que el salülaio clel pescador es la pesca* el del cazado-, es la cam. Adam Smith establece que las pingííes gailaii-cias del conlercio minorista suelen consideia~sec o-mo salarios, porque coilstituyeii la recoinpeiisn clt. su trabajo y no de su capital. Siempre he sostenido y sostengo, que para uii mejor vivir se necesitan solo tres cosas a saber UNION, TRABAJO y ECONOMIA; pero 11:~c~lu iei~ sostiene que para un mejor vivir, se necesita clue haya demanda de brazos, que coi1 esto veiiclrá forio-
  • 13. samente el aumento de salarios; claro está, no lo discuto, vendrá el aumento de sueldo y salarios; pero no el mejor vivir, por cuanto si viene el aumen-to de salarios, detrás viene sin duda alguna, cl alza de los artículos de primera necesidad, y con éstoj mayor carestía de la vida, cayendo indiscutiblemeii-te en el mismo CIRCULO VICIOSO. Fray Luis de Granada, decía: "Préciate de ilo deber nada a nadie y así tendrás el sueíío quieto, la conciencia reposada, la vida pacífica y mente des-cansada". Para que puedas salir con ésto, el medio es que pongas freno a tus apetitos y deseos, y no hagas todo lo que desees, ni gastes más de lo que tienes, y de esta manera, midiendo el gasto, i~oco n la voluntad, sino con la posibilidad, nunca tendrás por qué deber. Todas nuestras deudas nacen de nuestros apetitos y la moderacióil de éstos, valen más que muchas rentas. Se ha demostrado principalmente que no basta con que la clase obrera se apodere de la máquina del Estado o de las fábricas particulares para hacer-las servir a sus propios fines, como pasó en Italia el año 20, en la guerra civil en Francia, en Espa-ña, etc. Además. la situación política ha cambiado com-pletamente én su base, y la evolución histórica ha hecho desaparecer a la mayoría de nuestros ideales. Marx y Engels, se explican en esta forma: "La Burguesía ha sometido el campo a la ciu-dad. Ha creado urbes inmensas, ha aumentado pro-digiosamente la población de las ciudades a expen-sas de las de los campos, y así ha substraído un? gran parte de la población rural al centralismo. Del mismo modo que ha subordjnado el campo a la ciil-dad, las naciones bárbaras o semibárbaras a las na-ciones civilizadas, ba subordinado los países agrico-
  • 14. las a los países iiidustriaies, el Oriente al Occidente. La burguesía suprime cada vez más el fraccionad miento de los medios de groducción de la propiedad y de la población. Ha aglomerado la población, cen-tralizando los medios de producción y concentrando la propiedad en uii pequeño número de manos. La consecuencia fatal de estos cambios ha sido la cen-tralización política. Las provineias independientes o ligadas entre sí por lazos federales, pero teniendo intereses, leyes, gobiernos y tarifas aduaneras dife-rentes, han sido reunirlas en iina sola nación bajo uii solo gobieriio, una sola ley, un solo interés na-cional de clases, una sola tarifa aduanera. La Burgixcsía, después de su advenimiento, apeiias hace iin siglo, ha creado fuerzas productivas inAs variaclas y rnás colosales que todas las gencra-ciones pasadas tomadas en conjunto. 1,a subyunación de las fuerzas iiaturales, las máquinas, la aplicación de la química a la industria y a la agricultura, la navegarió11 a vai,oi, los ferro-carrile~, los telé~rafos, la roturación de continentes enteros. la, caiia,lización de los ríos, las poblaciones surgiendo de la tierra como por encanto, la electri-ciclacl jndustrial, la aviación, los submarinos, etc., etc. ¿,Qu6 siglo anterior había sospechado que se-meiai~ tes fuerzas productivas durmieran cii el seno del trabajo social? He aquí pues lo que nosoti-os he-mos visto y vemos: los medios de producción y de cambio, sobre cuya, base se ha formado la biírgue-sia, y aue fu-eron ercados en las entrañas de la so-ci'edad feudal. TJas armas dc que se sirvió la burguesía para, derribar al feudalismo se puede volver ahora coii-tra ella y en forma dest~nuctiva. La burguesía no ha forjado solamente las armas que deben darle muer-te; ha producido también los hombres que maneja-
  • 15. vAii esas armas, lo:; obreros inoderilos, los F'KOIdli:- TARIADOS. Eii la ])i~por~ibeinl que se desenvuelve la biir-giiesía, es decir el capital, se desarrolla el proletd-riado. la clase de los obreros modernos que no vi-ven sino a condición cle encontrar trabajo y que iici ciicueiltr.ail si su trabajo iio acrecienta el Cal~ital Estos obreros, dice Eilgels, obligados a vencleu;;~: tliñi.iarncilte, so11 coino una inerca~le~íac,o mo cual-qiiier otro artículo clc coiliercio, siifreil por coilsc-cucilria todas las viscisitucles de la ;oinpetciicia,, to-da s las f luctuacioces clel comercio. La iiltrocliicción de la máquina y la división del trabajo, des1)ojaacio a la labor del obrero de todo carácter iiidividual, le ha hecho peicler todo atrac-livo. El producto resulta un simple apéndice de la ~iiáquina: no se exige, cle éll sino la operación mBs sirnl~le, más monótona. inás rápida. Por consecueii-cia, lo que cuesta hoy día el obrero se deduce yoco inás o inenos a los medios de sosteilimiento de quc tiene necesidad para vivir para perpetuarse. Según eso, el precio del trabajo, como el de to cla mercancía, es igual a su costo de producción. Por consiguiente, cuanto más seilcillo resulta el trabajo, más bajan los salarios. Además, la celeri-dad de trabajo se acrecienta con el desenvolvimien-to del maquiiiismo y de la djvisión del trabaio, sea por la prolongación de la jornada, sea nor la ace-ler- ñcióii del movimieilto de las máaiiinas, v ijar tanto, del reiidimieilto exigido eil un tiempo dado La jiidustr.ia mt)dmiia ha transformado el pr-queño taller del maestro a,rtesailo en la gran fáhri-ca del hurgues capitalista. Masas de obreros smoii-t, oiiados en las fábricas están orgailizados militar-ineiite; so11 como simp!es soldados de la industria colocaclos bajo la vigilancia cle uiia jerarqi1í:t oc ofi-
  • 16. ciales y suboficiales. No son solameiite ~.vcla~odsc la clase burgaesa, del Estado bwgués, si nó diaria-i~ iente :i todas horas, esdavos de la máquina, del cantramaestre y, sobre lodo, del mismo dueño de la fábrica, La lucha del proletariado contra 12 burguesía rica, debe lletar en forma aplastante, si no se toman medidas concretas; el proletariado de cada país liuede acabar, de un momento a otro, con su propia burguesía. Hay que tener presente que el Capital iio es* obligado a proporcionar ni adelantar salarios. El salario es aquella parte del producto del trabnjc obtenido por el operario, como lo establece coi1 mucho acierto Henry Gerge, como sostiene tqnbién, que en un Estado cualquiera de civilización, cuan-tas más personas existan pueden estar mejor suiW-. tidas que cuando eran menos; no es la mezquindad de la naturaleza, sino la injusticia social la que produce la miseria y la escasez, que en igualdad de circunstancias; cuanto mayor sea la población, au-mentará más las comodidades que una equitativa repartición de riquezas puede proporcionar a cada individuo, que en un estado de igualdad perfecta, el natural aumento de población en vez de hacer más pobre cada uno, lo hará más rico. Por lo tanto, hay que exigir a los grandes magnates del Capital inac-tivos, que hagan trabajar sus capitales, ya sea en la tierra, en la industria, o en la minería, basado naturalmente en las condiciones que señala más adelante este texto, si se quieren tildar o llamar señores democráticos, porque no puede darse este título a aquellos que acaparan para sí: TODOS PA-RA UNO y tendríamos, de seguro, UN MEJOR VIVIR.
  • 17. Estudiando el origen de la crisis del trabajo, y del mm&esfa'rs. ocial, se Hega a la conclusión de que 1a4L'ragedia humana tiene origen en la propiedad de la'tierra,: en cuanto se refiere al problema econó-riiico; porque teniendo unos hombres que pagar ren-ta a otros gor el permiso de laborar la tierra, que debiera ser de todos, se vulnera la ley natural y se hace posible que los que no producen cobren y los que producen' paguen. Para , solucionar este pro-blema se propone un remedio de lógica: consistente en que la Administración Pública se apodere de la renta del suelo que por ser de origen social corres-ponde a la colectividad y no a los individuos. ¡Muy bien! .Pero, y jnuestra sagrada libertad, dóndc yueda9'%s también lógico que con este sistema Ile. gatiirn~sa l Comunismo, y nosotros debemos abo' gaeljor la libertad social y nó.por la esclavitiid. Recuerdo: Que el Apóstol Américo Enrique C. G&my, dice : "Capitál es el instrumento por el cua,l el' hombre consigue el dominio de la naturaleza y e! de' nueStras propias energías físicas y mentales". Más o menos lo que yo he sostenido siempre: Capital es todo aqiiello que se emplea para el dei-arrollo de la producción. Pasaremos a tratar el Art. 8.0 (base fundame~i- Csta obra)', en la que se establece la UNION DEL TRABAJO CON EL CAPITAL, acontecimien-to, prol9ablkmente r,unca visto, pero que. como esta-tnos observando diariamente, tanto en la química co-mo ~1l1o ~oeial*,u niendo la grasa con el agua, In-g1ttkrraLy Estados Unidos con Rusia, ;por qué nos-otros no podemos unir el Trabajo Con el Capital?. jAd$lante!, que con un poco de sacrificio y buena volunta(l, todo S: puede hacer en este mundo. ' ' Como'ya se fia dicho, una y mil veces, que el Capital es la base fundamental del progreso, y co-
  • 18. mo éste sin el brazo del obrero nada adelantaría, ni éste sin aquél; y si entre ellos se relacionan, S!: ayudan y por lo tanto, no son antagónicos ;qué es-peramos para iinirlos, hacer aumentar la produc-ción, el progreso, acelerando así el mejor vivir tan deseado? No veo ni diviso el escollo que nos se-para, ni la inm'ensa valla que parece que hubiere. Lo que sólo veo es una mala comprension por am-bas partes, cosa que se puede subsanar en un'mo-mento de buena voluntad. A pesar de las grandes obras sociológicas, idea-listas y teológicas de nuestros antepasados, - conio ser: Angels, Bebel, Marx, etc., que jamás traza-ron un programa definitivo, para un mejor porvs-ilir para el proletariado y la tranquilidad de ln burguesía, sin venirles a la memoria la espantbsa lucha de clases que indiscutiblemente vendrá, to-do es un conglomerado de teorías vanas que com-prendiéndolas son evidentemente y materialmente impracticables. ;Socia.lishs Atiténticos y Proletariados de to-do el Mundo: untos con la burguesía capitalista, que esta unión esrá In salvación de la hiunaniilii(l1 Empezaré por proponer un sistema bastante lógico que, llevándolo a la práctica, estoy Seguro os dará espléndido resultado. Helo aquí: Es indispenasble que todos los gremio&' que' trabajan en tal o cual industria o empresa, desd'e el gerente, administrador hasta el Último gañán" deben estar interesados en una forma equitativa y justa. Basándonos en este principio, trasladémosno!; n la Industria "X": Esta industria tiene un capital de un millón de pesos ($ 1.d00.000). Al terminar un año de tra-bajo, sus libros o su balance arrojó una utilidad 1í-
  • 19. quida de doscieiitos mil pesos ($ 200.000.-) esta utilidad debe ser repartida en esta forma: Intereses del capital al 3 por ciento, $ 30.000. Amortizacióii a1 2 por cleiito, ...... $ 20.000. Fondo de Reserva al 2 por ciento, . $ 20.000. Para estas dos partidas últimas se abrirán dos cuentas en el Libro Mayor. Nos quedarían para repartir $ 130.000, que haríamos en esta forma: Para los capitalistas o dueños, 45 o10 ...,... $ 58.500 A los empleados y trabajadores, 45 ojo $ 58.500 Al Partido Socialista, 10 ojo .................... $ 13.0-00 TOTAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . $ 200.000 Se comprende que tanto el 45 OJO de las utili-dades, como el 3 o!o del interés de! capital, debe ser repartido a prorrata entre éstos, o sea, entre los accionistas o capitalistas. Nos quedaría por establecer la fórmula del reparto entre los empleados y trabajadores, de los $ 58.500, que les pertenece como utilidad. Mi con-ciencia me dicta y considero a la vez, que debe ha-cerse por partesl en conformidad a las horas tra-bajadas y en relación a su sueldo. Es lógico que el que lia trabajado más horas, más utilidades le ha dado a la Empresa, y 11or lo tanto debe tocar más. Con este principio,. todos darian el máximo de uti-lidad, y sobre todo, si el trabajo intelectual tuviera los mismos beneficios que el físico. Basado en esta ideología enteramente convincente, vamos a repar-tirlo :
  • 20. Supoijieildo que la Industria ya iiombrada, se compone entre empleados, trabajadores, mozos, etc., de 16; y han trabajado en conjunto durante el año 20.000 horas efectivas, que habiéndoles tocado dc utilidad $ 58.500, de reparto les pertenecería- a ra zÓn de $ 2.92,5 por hora trabajada, o sea: Al señor gerente o administrador ha trabajado 1.000 Iioras: $ 2.925. Al señor subgereiite o subadministi-ador, 1.000 horas, $ 2.925. Al Sr. 1 cr. técnico, 1.500 horas, $ 4.377.50. Al Sr. 2.0 tecnico, 2.000 lioras, $ 5.850. Al Sr. mecánico, 1.300 horas, $ 3.802.50. Al señor empleaclo A. 1.300 lioras, $ 3.802.50. Al señor empleado B. 1.000 horas, $ 2.925. Al señor empleaclo C. 1.000 horas, $ 2.025. A1 seííor empleado D. 1.000 horas, $ 2.925. Al señor empleado E. 1.400 horas. $ 4.095. Al sefior empleado F. 1.400 horas, $ 4.095. Al carpitero, einpleado G. 1.400 horas, $ 4.095. Albañil H. 1.200 lioras, $ 3.510. Peón 1. 1.000 horas, $ 2.925. Carretero, J. 1.500 horas, P: 4.337.50. Contador, Q. 1.000 horas, $ 2.9'15. TOTAL REPARTIDO : $ 58.500.- Bajo este mismo principio y sistema. sc podi'A trabajar la tierra y la minería. Bastará repaitir n los acionistas o dueños el 3 por ciento de su capi-tal, según el avalúo municipal o gobernativo de la la tierra que se trabaja, como así de ia mina que se explota, siguiendo el mismo ritmo, condiciones y cláusulas en la industria.
  • 21. Es notoilio que e11 estas condicioiles de traba,jo, los capitales extrai~jeros e11 el país, no emigra-rían, al coiltrario, aumentaría más el iliimero de capitales que verían con agrado invertir sus ecoiiG-mías en riuestra casa, para bien de ilosotros mismo2 y prosperidad cle la nación. , Además, vendría indiscutiblemente la sociali-zación de la máquina de la producción sobre iina base justa, coriduciendo ésta a la ernancipacián pro-letaria, tanto ideológica como material, trayéildo- 110s indudableinente un MUNDO MEJOR. Por esta razón, y para bien de la humanidad, debemos acep-tar, defender y nó combatir bajo ningún coacepto, cl sistema ECONOMICO CAPITALISTA.
  • 22. i Estimados SOCIALISTAS REFORMISTAX ! No echéis en saco roto este principio que, laiizaclo a la práctica os -dará un resultado espléndido, si se quiere, grandioso ; vendrá una unión tan formida - ble en todo el mundo, que hará suprimir la explota-ción, las reiicillas, la envidia y con ésto se suprimi-rán los límites entre paises y naciones; y suprimi-dos &tos, se eliminarán las banderas, y suprimidas Cstas, indiscutiblemente, se eliminará también nues-tra eterna y fatídica GUERRA. Tened presente, que las guerras no se termina-rán ni se silprimirán con firmas estampadas en per-gaminos con letras de oro, pues estos tratados in-ternacionales sólo son válidos cuando discute e1 fiierte con el débil, siendo siempre el primero el ganador; pero, cuando los litigantes son dos fuer-tes, la cosa cambia por completo, y los famosos per-gaminos escritos y firmados con letra de oro, to-man simplemente el caracter de PAPELES. Tene-mos ya como ejemplo, VERSALLES, GINEBRA, LA SOCIEDAD DE LAS NACIONES, etc., etc. "Abolid la explotación del hombre por el honi-bre, y habréis abolido la explotación de.una, nacióri por otra", dice Marx. La vida así dejará de ser un sacrificio humano, y no será la muerte lo más dulce, como se han ex-presados Fournier, Bacliunin, Jáurez, Bebe1 y otros; al contrario, habremos llegado al punto máximo clel pensamiento humano, dejando la verdadera Ley de Cristo: "AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS".
  • 23. IMPRENTA SANCHEZ - Viña del Mar -