EL REGLAMENTO DE ENFERMERÍAS DEL HOSPITAL GENERALDE VALENCIA, DE 1857, COMO FUENTE DE CONOCIMIENTO DE           LA HISTORI...
RESUMENReglamento 1857 del Hospital General de Valencia.Información sobre el personal, funciones y características en la o...
En cuanto a sus características arquitectónicas y a su localización, aún a finales delsiglo XIX el Hospital General se con...
Seguidamente referiremos la descripción que en el documento se hace de estosapartados:PERSONAL:Aparecen referenciadas las ...
DEPENDENCIA DIRECTA DEL PERSONAL:       •    El Facultativo de Vela o de Visita, tenía bajo su cargo a los Practicantes, q...
Los facultativos de entrada (puertas de ingreso) acudían obligatoriamente todos losdías a la hora de la curación, para ayu...
HORARIOS PARA EL DESEMPEÑO DE LA ASISTENCIA:      Estaban basados en el régimen alimenticio:      •    Ocho de la mañana, ...
SANCIONES:         Una sola vez hace referencia el documento a la previsión de posibles faltas oincumplimientos de obligac...
estaba explorando, dándole cuenta de la evolución del paciente durante la noche, yobservando a los enfermeros que atendían...
•   El número de enfermos asignado a cada enfermero fue, al menos para las velas de    noche, de veinte enfermos para dos ...
BIBLIOGRAFÍA1. Balaguer Perigüell E., et al. La Ilustración Valenciana. Valencia: Generalidad   Valenciana; 1985.2. Balles...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El reglamento de enfermeria de 1857 del hospital general de valencia

2.620 visualizaciones

Publicado el

Reglamento de enfermería de 1857 del Hospital General de Valencia como Fuente de Conocimiento de la Historia de la Enfermería

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.620
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
8
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El reglamento de enfermeria de 1857 del hospital general de valencia

  1. 1. EL REGLAMENTO DE ENFERMERÍAS DEL HOSPITAL GENERALDE VALENCIA, DE 1857, COMO FUENTE DE CONOCIMIENTO DE LA HISTORIA DE LA ENFERMERÍA AUTORA: Amparo Nogales Espert Profesora titular Historia de la Enfermería. Facultad Ciencias de la Salud. Universidad Rey Juan Carlos. Madrid 1
  2. 2. RESUMENReglamento 1857 del Hospital General de Valencia.Información sobre el personal, funciones y características en la organización del Hospital.Fuente de información para la Historia de la Enfermería.PALABRAS CLAVEReglamento. Información. Historia de la Enfermería.INTRODUCCIÓN Los reglamentos y normativas de trabajo para la asistencia a los enfermos en lasinstituciones hospitalarias, así como las constituciones que a modo de reglas defuncionamiento se elaboraban en los hospitales, constituyen documentos de gran valor paraconocer la profesión de enfermería en distintos momentos históricos. Nos informan decuáles eran sus funciones y obligaciones, mostrando así mismo las características yfuncionamiento de los centros asistenciales que constituyen, en definitiva, el mediofundamental en que se ha ido desenvolviendo la enfermería hasta convertirse en laprofesión que hoy es. El Archivo de la Diputación Provincial de Valencia es una fuente valiosísima deinformación para la Historia de la Enfermería Valenciana. En este trabajo estudiamos eldocumento titulado “Reglas para el exacto y conveniente cumplimiento. Reglamento deEnfermerías”, de 1857, correspondiente al Hospital General de Valencia, archivado en elArchivo de la Diputación con la Signatura:I – 5.1 / C- 2, legajo 17.EL REGLAMENTO DE ENFERMERÍAS DEL HOSPITAL GENERAL DEVALENCIA, DE 1857 A mediados del siglo XVIII el Hospital General de Valencia había perdido laindependencia económica y administrativa con que nació en 1512, y se mantuvo en lamisma línea durante el resto del siglo XVI. Con la pérdida de la independencia foral en1707, el Hospital General fue una de las instituciones que quedó plenamente subordinada alpoder central. La profusa documentación que se conserva en el antedicho Archivo de laDiputación bajo el nombre genérico de “Registro de Reales Ordenes”, “Registro de CartasReales”, así como de otras Normativas y Constituciones, ponen de manifiesto la totaldependencia respecto al poder real en que quedó el hospital, que pasó a funcionar a travésde ordenes, normativas y dictámenes reales, como se observa en la documentaciónindicada, siempre bajo la vigilancia del Visitador Real, cargo nombrado directamente por elmonarca, quien se encargaba de informarle del funcionamiento de la institución, contandocon plenos poderes para ordenar determinadas actuaciones de la misma. 2
  3. 3. En cuanto a sus características arquitectónicas y a su localización, aún a finales delsiglo XIX el Hospital General se consideraba un hospital espacioso con un buenemplazamiento, situado en una zona relativamente alta de la ciudad, lo que facilitaba lasequedad del suelo y una fácil ventilación, contando con un área de 477.000 palmoscuadrados, de los cuales 307.000 estaban edificados, restando 170.000 sin edificar, comodeposito de aire y espacio facilitador de ventilación de los edificios. Estos datos fueronemitidos por la comisión creada en 1893 para asesorar a la Diputación de Valencia sobre laconveniencia de construir otros edificios y demoler el Hospital General. El dictamen acercade la creación de nuevos hospitales fue positivo; no así el proyecto de eliminar el Generalque, según este informe, se consideraba seguía siendo adecuado, con enfermeríasespaciosas, que albergaban en cada una veinticinco enfermos, correspondiendo a cada cama77 metros s de aire, con una cubicación muy superior a la de la mayoría de los hospitalesmás conocidos de su época. Como muestra del buen servicio prestado por el Hospital General a la sociedad, lacomisión a que nos referimos hablaba para el año 1890 de una mortalidad del 9 % de losenfermos ingresados, mientras la mayoría de los hospitales excedía del 10 % defallecimientos del total de ingresos en dicho año. Aspectos todos ellos corroboradores delbuen servicio dado por el Hospital General. Respecto al gobierno del mismo, el Hospital General estaba regido por la llamadaJunta de Gobierno, encabezada por un Presidente. En cuanto a la asistencia a los enfermos,funcionaba bajo la dirección del Facultativo de Visita, jefe o máxima autoridad en lasvisitas diarias, encargado de distribuir a los enfermos, vigilar las curas y prescribir lasmedicinas y demás tratamientos; era el máximo responsable en todo lo concerniente a laasistencia. Así mismo estaban los Vocales Facultativos de la Comisión de enfermos, oComisionados Inspectores, encargados de la supervisión de la asistencia; el Catedrático oProfesor de clínica se encargaba de dirigir la asistencia de las clínicas o salascorrespondientes a su jurisdicción, donde se impartía docencia práctica a los estudiantes demedicina. En este documento aparecen diferentes informaciones interesantes, porquedescriben el medio en que los enfermeros realizaban su trabajo, y cuáles eran sus funcionesy actividades concretas, así como otros aspectos de interés para clarificar el significado dela enfermería y su papel desempeñado en el hospital. Aspectos más destacables al respectoson: • Personal asistencial • Salas de enfermos y dedicación de éstos • Dependencia directa del personal • Actividades de los enfermeros y demás personal • Horarios para el desarrollo de la asistencia • Distribución del personal en los turnos de noche • Sanciones 3
  4. 4. Seguidamente referiremos la descripción que en el documento se hace de estosapartados:PERSONAL:Aparecen referenciadas las siguientes figuras encargadas de la asistencia a los enfermos: • Portero • Enfermero • Hija de la Caridad, cabeza de sala • Hermana, o Hija de la Caridad • Superiora Hijas de la Caridad • Facultativo Velante • Practicante • Facultativo de entradas • Facultativo de Visita • Vocales Facultativos de la Comisión de enfermos • Catedrático, o Profesor de Clínica • Presidente, o Vocal de semana • Comisionados de los enfermos • DependientesDel personal citado iremos describiendo aquellas actividades más interesantes paraenfermería.SALAS DE ENFERMOS:El documento refiere las siguientes salas de hospitalización: • Enfermería de hombres de medicina • Enfermería de mujeres de medicina • Enfermería de hombres de cirugía • Enfermería de mujeres de cirugía • Sala de enfermos dementes • Sala de enfermas dementes • Departamento de niños expósitos 4
  5. 5. DEPENDENCIA DIRECTA DEL PERSONAL: • El Facultativo de Vela o de Visita, tenía bajo su cargo a los Practicantes, que dependían directamente de él. • La Superiora de las Hijas de la Caridad era responsable de los enfermeros y serviciales o dependientes (auxiliares), así como del resto de religiosas o Hermanas, también con funciones de enfermería.ACTIVIDADES DESEMPEÑADAS POR ENFERMEROS Y DEMÁS PERSONAL: Los enfermeros que desarrollaban sus actividades en las salas de hombres y lasenfermeras en las de mujeres, pasaban visita diariamente junto al facultativo, colocándose,con el practicante, al lado de la cama del enfermo, para escuchar al médico y estardispuestos a cumplir sus órdenes, sin separarse de su lado. Junto a la cabecera de la cama existía una repisa donde se colocaba la medicación,que era servida en botellitas de vidrio, en las que figuraba anotado desde la farmacia, elnúmero de la cama. De este modo tanto el médico como el personal de enfermería podíancomprobar a simple vista si el paciente había tomado la medicación correspondiente, y sino lo había hecho, averiguar la causa. La Hija de la Caridad cabeza de sala caminaba durante la visita por en medio de lasala, colocándose a los pies de la cama cuando el médico se detenía para reconocer alenfermo. Había recibido información de su compañera de noche, sobre la evolución de lospacientes, y estaba encargada, a su vez, de transmitir al médico los datos necesarios para suseguimiento. Los enfermeros eran responsables de que sus pacientes tomaran la alimentación ymedicación prescrita, y para ayudar a los enfermos más dependientes o impedidos, la Hijade la Caridad cabeza de sala asignaba a una o más Hermanas y a una o más enfermeras oenfermeros, para dar las comidas y las medicinas en la boca a los enfermos que por suestado lo necesitaban, permaneciendo junto a estos hasta que terminaran de tomarlas. Las Hijas de la Caridad y los enfermeros y enfermeras eran responsables de quetodos los pacientes tomaran las medicaciones prescritas, y de ello habían de responder antela autoridad superior y ante los facultativos. Entre sus obligaciones estaba la de estimular yanimar a cada paciente para que cumpliese con las ordenes médicas y tomase sus medicinascorrespondientes. Este estímulo debían efectuarlo tratando a los enfermos de formaafectiva, “con caridad”, y no con acritud o desagradablemente. Las Hermanas y enfermeros de ambos sexos según las salas, se encargaban deayudar en las necesidades de eliminación a los enfermos más graves o imposibilitados,ayudándoles a bajar de la cama y a sentarse en el “sillico” u orinal. 5
  6. 6. Los facultativos de entrada (puertas de ingreso) acudían obligatoriamente todos losdías a la hora de la curación, para ayudar a los facultativos de visita, quienes les encargabande curar a aquéllos enfermos que lo necesitaban, vigilándoles al mismo tiempo, en especial,si las curas eran particularmente graves o complicadas. Aunque el texto no añade más eneste sentido, probablemente algún tipo de trabajo podía derivarse para los enfermeros comoconsecuencia de las curas; tal vez ayudar a acomodar a los enfermos, o a colocarles en laposición adecuada o, en todo caso, vigilar a los que habían sufrido de alguna forma durantedichas curas. En casos especialmente complejos, el facultativo de visita podía citar a consultaextraordinaria, a todos los demás facultativos de visita, debiendo asistir también losVocales Comisionados o Inspectores. De la realización de estas visitas extraordinarias,también se derivarían con toda probabilidad, otras actividades, tanto para la Hija de laCaridad cabeza de sala, como para las demás Hermanas y enfermeros, tales como lapreparación del paciente, seguramente el acompañamiento durante esta visita, y la recogidade toda la información referente al estado y evolución del enfermo, que pudiera sersolicitada por los doctores a lo largo de la consulta. Así mismo el facultativo de visita debía elaborar un parte mensual del movimientode enfermos en la sala a su cargo, en cuya recogida de datos participaba también,probablemente, el personal de enfermería, permanentemente conocedor de las estancias delos enfermos en sus salas respectivas. Los Catedráticos y profesores de la Facultad de Medicina pasaban visita en lasllamadas “Clínicas”. El documento no especifica si se trataba de clínicas a modo deconsultas externas, o bien de otras salas de hospitalización. Se indica sin embargoclaramente, que estos enfermos eran trasladados desde las enfermerías o salas, medianteelección efectuada por el catedrático o profesor de clínica encargado, con el permiso delfacultativo de visita de la sala correspondiente, de “aquellos enfermos que seránconducentes a la enseñanza”. El objetivo, como se ha dicho, era el de impartir clasesprácticas a los estudiantes de medicina de la facultad. Pues bien, en cualquiera de los casosantedichos, también el personal de enfermería tendría actividades que cumplir, bientrasladar al enfermo, bien ayudarle en el momento de la exploración, o en cualquier otracircunstancia de ayuda propia de este momento de visita y reconocimiento con objetivodocente. El practicante estaba encargado de informar sobre el estado del enfermo a cualquierautoridad que pudiese presentarse en la sala. De este modo, cuando el Presidente de la Juntade Gobierno del hospital, o cualquier alto cargo, entraba al hospital dirigiéndose a lasenfermerías o salas, el portero daba la señal tocando tres campanadas. Seguidamente sepresentaba el practicante con la libreta (de historias) correspondiente al departamento y anteel número de cama que se le indicaba, leía las prescripciones hechas en la visita del día,contestando a las preguntas que le formulaban. Y con el mismo objeto de informar sobre elestado del enfermo, acompañaba a la visita la Hija de la Caridad cabeza de sala. 6
  7. 7. HORARIOS PARA EL DESEMPEÑO DE LA ASISTENCIA: Estaban basados en el régimen alimenticio: • Ocho de la mañana, desayuno o sopa • Doce del medio día, comida • Seis de la tarde, cena.DISTRIBUCIÓN DEL PERSONAL EN LOS TURNOS DE NOCHE: El personal que realizaba la vela de noche se distribuía de la siguiente forma:Enfermería de hombres, medicina: • Una Hija de la Caridad • Facultativo de guardia • Un enfermero • Capellán de vela Enfermería de mujeres, medicina: • Una Hija de la Caridad • Una enfermeraEnfermería de hombres, cirugía: • Una Hija de la Caridad • Un practicante • Un enfermeroEnfermería de mujeres de cirugía: • Una Hija de la Caridad • Una enfermera Durante la guardia el personal debía vigilar a los enfermos, poniendo el máximocuidado en los más graves o delicados, a los que atendían y acompañaban con frecuencia,aunque no fueran llamados. 7
  8. 8. SANCIONES: Una sola vez hace referencia el documento a la previsión de posibles faltas oincumplimientos de obligaciones y aplicación de sanciones. Se refiere a las faltas delpersonal de enfermería en el turno de noche, tales como demora en realizar susobligaciones, o incluso “retirarse a dormir” como indica el texto. En estos casos esteReglamento prevé exigir responsabilidades a sus inmediatos superiores: al facultativo devela por los practicantes, a la Superiora de las Hijas de la Caridad por las Hermanas,enfermeros y serviciales o auxiliares, y al Vicario por los capellanes. Sin otra informaciónsobre el tipo de sanción a imponer, cuya calidad seguramente dependería de la gravedad dela falta cometida.COMENTARIO Con los datos proporcionados por el texto estudiado, podemos suponer cómotranscurría la vida diaria en el Hospital General que continuaba siendo, a mitad del sigloXIX, la instalación hospitalaria más importante de Valencia y su antiguo reino. La mayor actividad asistencial debía producirse, sin duda, habitualmente en lashoras en que el médico, o facultativo de sala pasaba visita en las salas de hospitalización.Es importante constatar la presencia de diferentes tipos de personal asistencial: las Hijas dela Caridad, los practicantes y los enfermeros de ambos sexos, junto con los serviciales oauxiliares. Los dos primeros grupos no existían en épocas anteriores, con lo que lasactividades desempeñadas en su totalidad por los enfermeros, pasaron a repartirse,contando también, desde su aparición, con estos dos grupos. Así por ejemplo, a finales delsiglo XVII, la mayor responsabilidad en los trabajos de enfermería correspondía alenfermero o enfermera de sala (“pare, o mare”), responsables de la organización yasistencia de las mismas. En estos momentos, a mediados del siglo XIX una Hija de laCaridad llamada cabeza da sala, asumía la responsabilidad de la misma, distribuyendo a losenfermeros y demás Hijas de la Caridad en los trabajos de enfermería. El otro grupo asistencia, los practicantes, pasaron a ocuparse de aspectos, al parecerde carácter más técnico, formando un grupo independiente, bajo el mando del facultativo devela. Estos atendían e informaban a los superiores del hospital que se interesaban, fuera delas horas de visita, por el estado de un enfermo. En cuanto a la dirección del personal de enfermería, si en el siglo XVII seencontraba representada por la figura del Enfermero Mayor, esta denominación desaparecióen el siglo XIX, pasando a ocupar el cargo la Superiora de las Hijas de la Caridad. No es difícil imaginar a la religiosa cabeza de sala, caminando por en medio de lasala y vigilando los cuidados practicados por los enfermeros y otras Hijas de la Caridad alos pacientes, trasladando a enfermeros o enfermeras, según se tratara de una sala dehombres o de mujeres, para reforzar los cuidados en aquellos pacientes más necesitados deasistencia, o detenida durante las visitas a los pies de la cama del enfermo que el facultativo 8
  9. 9. estaba explorando, dándole cuenta de la evolución del paciente durante la noche, yobservando a los enfermeros que atendían al enfermo, y asistiendo al médico durante elreconocimiento de cada paciente. Igualmente la religiosa cabeza de sala vigilaba el jarrito de agua de arroz que todoenfermo a dieta vegetal debía tener a la cabecera de la cama, y al que no debía añadirsejarabes, o medicamento alguno, los cuales se distribuían en pequeñas botellitas de cristalcon el número de cama, también colocadas en la cabecera, desde donde se veía confacilidad si el enfermo tomaba regularmente la medicación prescrita. En cuanto a las clínicas donde el catedrático enseñaba a los alumnos de medicina,probablemente eran también lugares donde los enfermeros desempeñaban alguna función,bien acompañando o ayudando a los enfermos a situarse en la posición adecuada para suexploración. Vemos, pues, que las funciones realizadas por los enfermeros consistían en laatención de las necesidades básicas de alimentación, eliminación y administración demedicamentos. En cuanto a la higiene, no aparece referencia al respecto, y al parecer eraesta una función que no realizaban los enfermeros y enfermeras; probablemente corría acargo del personal auxiliar o serviciales.CONCLUSIONES• A mediados del siglo XIX, junto a los enfermeros realizaban funciones de enfermería en el Hospital General de Valencia, los practicantes y las Hijas de la Caridad.• Estas Hijas de la Caridad, a través de la figura de la religiosa cabeza de sala, ejercían las funciones de supervisión de las actividades de la sala y eran las que daban cuenta al médico de visita de la evolución de los enfermos.• Las actividades de enfermería seguían desempeñándose por sexos, de modo que los enfermeros trabajaban en las salas de hombres y las enfermeras en las de mujeres.• Las funciones de enfermería consistían fundamentalmente en los cuidados de las principales necesidades básicas: alimentación, eliminación, quizás también movilización y toma de medicación; excepto la higiene, que no aparece referenciada y que, probablemente, corría a cargo de los auxiliares.• El ambiente vivido por el personal de enfermería debió de ser de trabajo en equipo, con división de funciones y desarrollo de relaciones con un variado número de personal, entre los que también figuraban los estudiantes de medicina. 9
  10. 10. • El número de enfermos asignado a cada enfermero fue, al menos para las velas de noche, de veinte enfermos para dos profesionales, una Hermana y la enfermera en salas de mujeres, y dos profesionales también, una Hermana y un enfermero en salas de hombres, cantidades que se ajustan bastante a las actuales distribuciones de enfermos por enfermero. Con una excepción, pues, como se recordará, la sala de cirugía de hombres contaba además con un practicante.• Para el personal de enfermería estaba en vigor la exigencia de un trato correcto y una actitud de amabilidad para con los enfermos, en especial con los más necesitados de cuidados, hecho este que encaja perfectamente con las actuales tendencias de humanización de los cuidados, en las funciones de enfermería. 10
  11. 11. BIBLIOGRAFÍA1. Balaguer Perigüell E., et al. La Ilustración Valenciana. Valencia: Generalidad Valenciana; 1985.2. Ballester R., Bujosa F., Olagüe G. Cuadernos valencianos de Historia de la Medicina y de la Ciencia. Volumen XVIII. Valencia:Colección Historicomédica de la Facultad de Medicina de Valencia. Serie A. Cátedra de Historia de la Medicina; 1976.3. Ballesteros Gaibrois M. España del siglo XV a nuestros días. Madrid: Ediciones La Ballesta; 1967.4. Echeverría J. Ciencia y Valores. Barcelona: Destino; 2002.5. Gallent Marco M., López Terrada M .L., Vilar Devis M. De hospitium, folls i malalts: L´Hospital General de Valencia. Valencia: Ayuntamiento de Valencia; 2002.6. López Piñero J.M. Historia de la Medicina Valenciana. Tomo III. Valencia: Vicent García Editores; 1992.7. López Piñero J.M., Navarro Pérez J. Los estudios sobre la Salud Pública en la Ciudad de Valencia: 1880 – 1900. Constantino Gómez Reig. Valencia: Ayuntamiento de Valencia. Colección Científicos Valencianos; 1994.8. López Terrada M.L. El Hospital General de Valencia en el siglo XVI (1512-1600). Tesis Doctoral. Departamento de Historia Moderna. Facultad de Geografía e Historia. Universidad de Valencia. Valencia; 1986.9. Nogales Espert, A. El Hospital General de Valencia. Aspectos económicos a mediados del siglo XVII. Tesis de Licenciatura. Departamento de Historia Moderna. Universidad de Valencia. Valencia; 1982.10. Nogales Espert, A. La Sanidad Municipal en la Valencia Foral Moderna: 1479-1707. Valencia: Ayuntamiento de Valencia. Colección Estudis, Nº 10; 1997. 11

×