La naturaleza
misionera de Dios
PARA ESTA SEMANA: Génesis 1:26-28; 2:15-17; 1 Juan 2:16; Juan 3:14,
15; 2 Corintios 5:21; ...
DOMINGO
28Junio
t =
SU PALABRA, TU TESTIFICACIÓN
Los escépticos a menudo critican a los cristianos por tener una men­
tali...
SU MISIÓN
"El divino Autor de la salvación no dejó nada incompleto en el plan;
cada una de sus fases es perfecta. El pecad...
MARTES
30Junio
EL EMISARIO
El encuentro entre Nicodemo y Jesús es uno de los momentos más
resaltados del Evangelio de Juan...
SER O NO SER
Cuando estudiamos la vida de Cristo, no podemos evitar maravillarnos
ante su generosidad interminable al dars...
ESTOY BUSCANDO UN MISIONERO
Imagina que una persona llamada Jack te pide ayuda para encontrar
un misionero, y tú aceptas. ...
RECUERDA
Un veterano de guerra se quejó a su enfermera, en el cuarto de recu­
peración: "No merezco el tratamiento amable ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática

852 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
852
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
408
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática

  1. 1. La naturaleza misionera de Dios PARA ESTA SEMANA: Génesis 1:26-28; 2:15-17; 1 Juan 2:16; Juan 3:14, 15; 2 Corintios 5:21; Mateo 5:13, 14. TEXTO CLAVE: "Lo he puesto como testigo para los pueblos, como su jefe supremo" (Isa. 55:4). PREVIEW E l 23 de octubre de 2010, el rescate de 33 mineros atrapados en una mina subterránea-en la Rep. de Chile atrajo la atención del mundo entero. Diecisiete días después del accidente, una nota de los mineros, que un taladro de exploración trajo a la superficie, lanzó una operación de rescate internacional sin precedentes. Se hicieron todos los esfuerzos para rescatar a los hombres, enterrados a 700 metros de profundidad. Luego de 69 días, el mundo se conectó a los televisores para mirar en vivo cómo los mineros emergían de la profundidad de la tierra. Las noticias del rescate fueron divulgadas por todo el planeta. El mundo se regocijó. La gente lloró. Se sintió un gran alivio. La lucha humana no es muy diferente. Las decisiones que Adán y Eva tomaron en el comienzo llevaron a la desesperada condición de la raza humana. Estamos atrapados en las profundidades del pecado humano, sin poder ver la luz ni respirar el aliento de vida. Pero Dios está inmerso en una misión para rescatarnos; una misión para traer paz al corazón humano, para restaurar la esperanza y la vida. Jesús, el Hijo de Dios, he­ cho Hijo del Hombre, rectificó las acusaciones sobre quién es Dios y qué espera de nosotros. Jesús personificó el amor de Dios. Estas realmente son buenas noticias, que Dios quiere que todos escuchen. Descubramos los planes de Dios para compartir las noticias con cada ser humano viviente. SÁBADO 27Junio Lección para jóvenes / 5
  2. 2. DOMINGO 28Junio t = SU PALABRA, TU TESTIFICACIÓN Los escépticos a menudo critican a los cristianos por tener una men­ talidad misionera. Muchas personas piensan que es confuso, e incluso ofensivo, que los seguidores de Jesús crean que deben contar a otros sobre su fe. Esto nos lleva a una pregunta importante: si Dios ama a todos y es todopoderoso, ¿por qué nos pide a nosotros que enseñemos a otros sobre él? ¿No se puede comunicar Dios con la gente por sus propios medios? La respuesta es sí; Dios tiene muchas maneras de hablar a la raza humana. Esto incluye milagros, las Escrituras, mensajes de los profetas y, lo mejor de todo, ¡Jesús mismo! Dios se reveló claramente en la vida de su Hijo. Además, Salmo 19:1 al 6 dice que los cielos declaran la gloria de Dios y anuncian sus obras. El apóstol Pablo menciona, en Romanos 1:20, que la divinidad de Dios se hace tan evidente a través de sus obras creadas que ninguno de nosotros puede decir que no sabe sobre Dios. Además, Dios susurra en el corazón de cada uno. Habla claramente a través de eventos históricos y de la providencia divina en la vida de cada persona. Entonces, ¿por qué fue dada la Gran Comisión de Mateo 28:19? Porque Dios no parece querer usar solamente el testimonio de la revelación general. Jesús dice: "[...] serán mis testigos" (Hech. 1:8). Un testigo es alguien que ha visto y experimentado el poder de la "luz" de Jesús. Todos tene­ mos una historia única sobre cómo conocimos a Jesús y aceptamos su salvación. Nuestras historias revelan la verdad sobre Dios, y esta verdad quita toda confusión respecto de él. Compartir lo que Dios ha hecho por ti puede facilitar que alguien más elija ser salvo; de esto se trata el formar parte del ejército de Dios. No conquistamos personas, sino que denunciamos la oscuridad e invitamos a otros a hacer lo mismo. La iglesia está para invitar a la gente a amar al Salvador, quien ha hecho que Dios sea alguien tan accesible, compren­ sible y real. Testificar es realmente un privilegio: nos da la oportunidad de contar a otros cómo es Dios porque lo conocemos personalmente. Biblia en mano y Repasa Génesis 1y 2, concentrándote en Génesis 1:26 al 28. ¿Qué grandes diferencias aparecen en la creación del hombre frente a la de todo lodemás? ¿Qué tienen los humanos que se destacan entre todo locreado? / El ser humano aparece en el primer capítulo de la Biblia, pero no aisladamente. Existimos, pero en relación con Dios. ¿Qué nos dice esto acerca de cuán central debe ser Dios en nuestras vidas, y por qué noestamos realmente "com­ pletos" sin él? Ver también Hechos 17:28. 6 / Lección para jóvenes
  3. 3. SU MISIÓN "El divino Autor de la salvación no dejó nada incompleto en el plan; cada una de sus fases es perfecta. El pecado de todo el mundo fue co- junio locado sobre Jesús, y la Divinidad prodigó en Jesús su más alto valor a la humanidad doliente, para que todo el mundo pudiera ser perdonado por fe en el Sustituto. El más culpable no necesita tener temor de que Dios no lo perdone, porque será remitido el castigo de la ley debido a la eficacia del sacrificio divino. Mediante Cristo, puede volver a su obedien­ cia a Dios. ¡Cuán maravilloso es el plan de la redención en su sencillez y plenitud! No solo proporciona el perdón pleno al pecador, sino también la restauración del transgresor, preparando un camino por el cual puede ser aceptado como hijo de Dios" (AFC 96). "Debiéramos meditaren las Escrituras, pensando seria y sinceramente en las cosas que atañen a nuestra salvación eterna. La infinita misericordia y amor de Jesús, el sacrificio hecho por nosotros, exigen una serla y solem­ ne reflexión. Debiéramos espaciarnos en el carácter de nuestro querido Redentor e Intercesor. Debiéramos procurar comprender el significado del plan de salvación. Debiéramos meditar en la misión de aquel que vino para salvar a su pueblo de sus pecados" (MGD 34). "Mediante Cristo, la tierra está conectada con el cielo, porque él es la escalera mística que Jacob vio en visión en Betel. Cuando nos separamos de Dios, Cristo vino para reconciliarnos con el Padre. Con amor compasivo colocó su brazo humano alrededor de la raza caída, y con su brazo divino se aferró al trono del Infinito, conectando así al hombre finito con el Dios Infinito. Mediante el plan de salvación estamos unidos con las agencias del cielo. Gracias a los méritos de un Redentor crucificado y resucitado, podemos levantar la vista y contemplar la gloria de Dios que alumbra del cielo a la tierra. Deberíamos estar agradecidos de Dios por el plan de salvación. Hemos recibido muchas clases de bendiciones y por agradeci­ miento deberíamos darle a Dios nuestros corazones indivisos" (EJ 233). Biblia en mano — — „ — —-.«-i / ¿Qué dice Génesis 2:15 al 17 acerca de la realidad de la libertad de elección en la humanidad? j ¿Cuáles son algunas de las elecciones morales libres que tendrás que hacer en los próximos días? ¿De qué modo puedes usar este sagrado don de la manera correcta? Piensa en las consecuencias de su mal uso. L U N E S 29 Lección para jóvenes / 7
  4. 4. MARTES 30Junio EL EMISARIO El encuentro entre Nicodemo y Jesús es uno de los momentos más resaltados del Evangelio de Juan. Allf vemos a un miembro del concilio gobernante judío, un hombre acaudalado e influyente, enfrascado en una conversación cándida con quien él pensaba que era un nuevo predicador muy interesante. Durante la conversación, Jesús reveló algunas de las verdades más profundas sobre Dios y sobre sí mismo. La mayor aspiración de cualquier judío en los días de Nicodemo era presenciar el advenimiento del Mesías, el Elegido, quien proclamaría libertad y liberación de prisioneros, comenzaría una nueva era de favor divino y, sobre todo, traería la venganza del Señor sobre los gentiles y todos los demás enemigos del pueblo escogido (Isa. 61:1, 2). Pero, Dios tenía planes muy diferentes. En su conversación con Nicodemo, Jesús declaró que la motivación de Dios al mandar a su Hijo aquí era el amor. Su propósito era ofrecer, no solo a losjudíos sino también a todos los demás, una nueva oportunidad de alcanzar la inmortalidad (Juan 3:16). Y luego agregó: "Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él" (Juan 3:17). Esto era muy diferente de la noción, profundamente arraigada, de un Mesías vengativo. A través de su vida, Jesús expuso y corrigió las malinterpretaciones comunes sobre Dios. Mientras el pueblo esperaba gozo en el cielo por el nacimiento de un hijo de Abraham, Jesús señaló que hay más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por 99 justos (Luc. 15:7). Cuando ellos deseaban la condenación para un hijo rebelde, Jesús re­ veló que el Padre deseaba celebrar el regreso del hijo perdido (vers. 31, 32). Mientras que ellos estaban listos para acusar y apedrear a la mujer encontrada en adulterio, Jesús estaba listo para perdonar y salvar (Juan 8:1-11). Jesús, el Mesías, no encajaba en el molde. Es muy revelador que cuando Jesús leyó el texto de Isaías 61:1 y 2 no mencionara la frase sobre la venganza del Señor. La ira de la gente, y particularmente de los líderes, fue resultado de la gran disonancia entre sus expectativas sobre el Mesías y la persona de Jesús. Ellos no enten­ dieron ni aceptaron que Dios no lo envió para condenar al mundo, sino para salvarlo. Y al final, él fue crucificado. Biblia en mano j Lee 1 Juan 2:16. ¿De qué forma se ven en la Caída los elementos contra los cuales se nos advierte en este texto? ¿De qué manera tenemos que tratar con estas mismas tentaciones en nuestras vidas? 8 / Lección para jóvenes
  5. 5. SER O NO SER Cuando estudiamos la vida de Cristo, no podemos evitar maravillarnos ante su generosidad interminable al darse por otros. Siempre se puso a sí mismo en último lugar; siempre estaba listo para ayudar y dar todo por nuestra salvación. Parecía que los diferentes factores estresantes de la vida diaria, que tan a menudo nos hacen caer, no lo afectaban; aun así, él fue tentado en todo, así como nosotros (Heb. 4:15). El Señor declaró, en Éxodo 3:14: "Yo soy el que soy". La seguridad que tenemos al seguir a Cristo es que él siempre es el mismo. Sus acciones pueden variar, pero quien él es permanece sin cambios. Y su deseo de alcanzarnos, salvarnos y llevarnos a su Reino no es simplemente algo que él hace; es una parte integral de quién él es. Y lo probó con su sacrificio en el Calvario. El concepto tradicional de un misionero es alguien que va y hace lo posible por alcanzar personas para el Reino. Cristo nos mostró, en re­ petidas ocasiones mientras estuvo en la Tierra, cuán importante era su identidad como Hijo de Dios para él. Todo lo que dijo e hizo procedió de esta identidad. Él no actuó solamente como el Hijo de Dios: él era y es el Hijo de Dios. Su naturaleza misionera es eso: es quién es él. De la vida de Cristo aprendemos que el verdadero espíritu misionero está más relacionado con el ser que con el hacer. Debemos aplicar este mismo concepto de ser antes que hacer en nuestra conversión y en nues­ tro caminar diario con el Señor. Y lo cierto es que un verdadero espíritu misionero no puede separarse de una verdadera conversión y un caminar diario con el Señor. Este concepto se encuentra a lo largo de las Escrituras. La Biblia nos enseña sobre el carácter de Dios y su naturaleza misionera: 1. Nos llama a luchar por tener una naturaleza similar. Y no nos deja solos en la lucha. Somos embajadores para Cristo (2 Cor. 5:20). Somos la sal de la Tierra y la luz del mundo (Mat. 5:13, 14). Él llegó a ser pecado por nosotros, para que nosotros podamos llegar a ser justicia (2 Cor. 5:21). Él nos hará pescadores de hombres (Mat. 4:19). 2. El objetivo no es dejar algunas buenas acciones por el camino, sino asegurarnos de que nuestras acciones de desprendan del hecho de que somos hijos de Dios y, por tanto, sus misioneros. Biblia en mano — ....— ...........................................- .. / ¿Qué nos enseñan estos textos acerca de la muerte de Jesús? Juan 3:14,15; Isa. 53:4-6; 2 Cor. 5:21. Lección para jóvenes / 9 MIÉRCOLES 01Julio Sb A 01
  6. 6. ESTOY BUSCANDO UN MISIONERO Imagina que una persona llamada Jack te pide ayuda para encontrar un misionero, y tú aceptas. Ustedes dos se embarcan en una búsqueda Intensa en las iglesias locales. Al caminar y hablar, descubres que Jack está buscando a alguien que lo ayude a compartir lo que está aprendiendo de la Biblia con su comunidad. Jack cree que un misionero parece ser la persona ideal para ayudarlo. Tú estás contento de poder ayudarlo en su búsqueda, pero ambos terminan decepcionados por no haber encontrado misioneros en el área local. Te estás preparando para despedirte de tu nuevo amigo, con el corazón lleno de tristeza, cuando Jack te sorprende con la pregunta: "¿Estarías dispuesto tú a ser el misionero?" ¿Cómo responderías? Puede parecer una pregunta simple con una respuesta obvia; pero demasiado a menudo nos cuesta responder "sí" a una pregunta como esta. Suele requerir que salgamos de nuestra zona de comodidad. Muchas veces, pensamos en los misioneros como personas que viajan a otro país para compartir la Palabra de Dios con un grupo de personas que nunca escuchó el mensaje, cuando en realidad la Biblia dice que se espera que todos seamos misioneros. Ya sea que estemos charlando con un compa­ ñero o con un vecino, estamos representando a Dios. En la Gran Comisión (Mat. 28:16-20), Cristo no puso ningún límite a su orden. Es una orden clarísima para todo aquel que se considere su seguidor. Sin embargo, el rol de un misionero no es solamente compartir la Palabra de Dios; también incluye ayudar a suplir las necesidades de la comunidad. Para suplir esas necesidades, Dios nos dio a cada uno talentos y habilidades. Es muy común encontrar iglesias en las que, en los dife­ rentes ministerios, no encuentras voluntarios, incluso cuando los bancos están llenos de miembros. Algunos pastores comenzaron programas destinados a preparar a sus miembros para pasar, de ser miembros, a ser discípulos. Esta es la manera de convertirnos en discípulos de Cristo completamente comprometidos. ¿Estás listo para dar el paso y dejar de ser meramente un miembro y convertirte en un discípulo? Puede dar miedo. Salir de la zona de como­ didad muchas veces da miedo, pero no tienes que estar solo. Cristo nos certifica: "Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo" (vers. 20). Biblia en mano ! Lee Mateo 5:13 y 14. ¿Cuáles son las dos metáforas que acá se usan para la misión, y qué representan? ! Luz y sal. ¿Cuán buenos testigos son tú y tu iglesia en el mundo que los rodea? ¿Está disminuyendo la luz; está perdiendo su sabor la sal? Si es así, recuerda que el reavlvamlento y la reforma comienzan contigo, personalmente. 10 /Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA Un veterano de guerra se quejó a su enfermera, en el cuarto de recu­ peración: "No merezco el tratamiento amable que me estás dando". Su enfermera respondió: "Ni usted ni yo merecemos el tratamiento amable que recibimos; ¡es por eso que necesitamos de un Salvador!" Como seres humanos, ni tú ni yo tenemos por qué temer de nuestro pasado, presente o futuro. ¡Las maravillosas noticias son que todos tenemos un Salvador! Dios usa el mundo natural y las Sagradas Escrituras para reve­ larnos directamente estas buenas noticias sobre sí mismo. Pero, Dios se deleita especialmente en delegar el trabajo misionero a personas que ya se están beneficiando de su rol como su Salvador. CONSIDERA » Haz una caminata en la naturaleza. Encuentra un lugar tranquilo donde sentarte, y observa y escucha en oración lo que Dios quiere mostrarte sobre sí mismo. » Investiga sobre cristianos que hayan pasado por problemas similares a los que tú o alguien que conoces estén pasando. » Ponte en contacto con alguien cuyo nombre haya pasado por tu mente en los últimos días. Comparte con esa persona, de alguna manera, las buenas noticias de que no debe temer al pasado, el presente o el futuro, y por qué. » Invita a un amigo a hacer una expedición contigo. ¿Qué ejemplos encuentran de las buenas noticias? Comparte lo que vieron con tu amigo en alguna red social. » Ve a un lugar tranquilo para estar a solas con Dios y su Palabra. Lleva un cuaderno, y pasa algún tiempo confesando tus pecados e invitando a Dios a hablarte sobre lo que él quiera. Lee la Biblia y toma notas de tu conversación con él. » Cocina algunas galletitas o panes. Envuélvelos en papel que tenga versículos bíblicos escritos y regálaselos a personas que se beneficiarán de la comida física o de los textos bíblicos que la acompañaban. Antes de entregarlos, ora por los regalos. AMPLÍA Deuteronomio 4:9, 10; 6:7; 7:17-21; Mateo 10:5-15. Elena de White, Testimonios para la iglesia, t. 6, pp. 37, 38. Colaboraron esta semana: Klebert Feitosa, New Market, Virginia, EE.UU.; Dustin Hall, Elmira, Nueva York, EE.UU.; Ashiey Wagner, Whitesboro, Nueva York, EE.UU.; Lilian Feitosa, New Market, Virginia, EE.UU.; Jose-Ann Martin, Rochester, Nueva York, EE.UU.; Sherwin Faria, Indianapolis, Indiana, EE.UU. Lisa Poole, Eibert, Colorado, EE UU. Lección para jóvenes / 11

×