La filosofía en el tocador
(1795)
Marqués de Sade
Contexto histórico y sociocultural
• El nacimiento del capitalismo industrial
• El ascenso político de la burguesía
• La r...
Revolución francesa Vida de Sade
Mayo 1789: Se reúnen los Estados Generales.
Junio 1789: Se crea la Asamblea General
14 de...
Género de La filosofía en el tocador I
“Querido, soy un animal anfibio; todo
lo amo, todo me divierte, quiero unir
todos l...
Género de La filosofía en el tocador II
• Diálogo filosófico
• Tratado educativo
• Novela pornográfica
• Panfleto político...
Literatura erótica y pornográfica de los siglos XVII y XVIII Textos filosóficos de la Ilustración y anteriores
Textos hist...
• “En un país sumergido en la sangre
de los grandes y pequeños “terrores”,
en los que se enfrentaban el odio de
las clases...
“Sade vivió encerrado en
cárceles y manicomios
durante cerca de treinta
años, y casi todo el resto
de su vida lo pasó
huye...
La sociedad, sus valores y sus virtudes
• “[La decencia] es contraria a la naturaleza” (Dolmancé, 3° Diálogo).
• “¡Renunci...
La naturaleza, la destrucción y el crimen
• “[…] la naturaleza, siempre en acción, en movimiento, posee por sí misma lo qu...
“Quisiera que todos los
hombres, en lugar de
esos muebles de
fantasía que no
producen una sola
idea, tuviesen consigo
una ...
El sistema de Sade
• “En el sistema de Sade, el espíritu de destrucción se identifica con la
naturaleza. […] La naturaleza...
Sade y el lenguaje
• “Se dice que Sade es un autor “erótico”. El erotismo es un habla, ya
que las prácticas solo pueden se...
• “Sade ve al mundo como una inmensa conspiración urdida contra la
libertad del hombre soberano. Los principales responsab...
“Sade:
[…] Cuando me encerraron en la
Bastilla comprobé que mis
pensamientos tenían límites y
me odié por eso, sin embargo...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La filosofía en el tocador

1.536 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.536
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
21
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La filosofía en el tocador

  1. 1. La filosofía en el tocador (1795) Marqués de Sade
  2. 2. Contexto histórico y sociocultural • El nacimiento del capitalismo industrial • El ascenso político de la burguesía • La revolución industrial inglesa • La independencia estadounidense • La Revolución francesa • Los movimientos de independencia de las colonias españolas.
  3. 3. Revolución francesa Vida de Sade Mayo 1789: Se reúnen los Estados Generales. Junio 1789: Se crea la Asamblea General 14 de julio 1789: Toma de la Bastilla. 20 de junio de 1791: Luis XVI intenta fugarse con su familia y es arrestado. 1 de octubre de 1791: La Asamblea Legislativa comienza a funcionar. 3 de septiembre de 1791: La Asamblea Nacional Constituyente promulga la primera Constitución. Francia es declarada como monarquía constitucional. 10 de agosto de 1792: Las masas asaltan el palacio de las Tullerías. La Asamblea Legislativa abole la monarquía e instaura la república. 20 de septiembre de 1792: Se crea el cuerpo legislativo llamado la Convención. 21 de enero de 1793: Luis XVI es ejecutado. 16 de octubre de 1793: La reina María Antonieta es ejecutada. Junio 1793 a 27 de julio 1794: El Terror. Los comités revolucionarios de Salvación Pública y Seguridad General concentran el poder. Ejecuciones masivas. 27 de julio de 1794: Golpe de Estado de 9 de termidor. Fin del Terror. Reacción termidoriana. 1795: La Constitución del Año III crea el Directorio. 9 de noviembre de 1799: Napoleón encabeza golpe de Estado contra el Directorio (Golpe de Estado del 18 de brumario del año VIII). Diciembre 1799: La Constitución del Año VIII instaura el Consulado. 1804-1815: Primer Imperio Francés. Napoleón es proclamado Emperador de los franceses. 2 de junio de 1740: Nace en París. 1763: Se casa con Reneé-Pélegie de Montreuil. Detenido por excesos en un prostíbulo. 1768: Detenido por secuestrar a una prostituta. 1772: Estrenó una comedia propia en su castillo de La Coste. 1772: Arrestado y condenado a muerte por organizar una orgía con dos prostitutas a las que castigaba y daba de comer bombones para producirles gases. 1772: Sade huye a Roma con la hermana de su mujer. 1778: Luego de varias fugas y detenciones, Sade es arrestado y encerrado en la Bastilla. 4 de julio de 1789: Sade es trasladado al asilo de Charenton. 2 de abril de 1790: Sade recupera su libertad. Septiembre de 1791: Es elegido secretario de la Sección de Picques. Escribe para la Revolución. 1793: Es detenido sin revelarle los motivos y encerrado en distintas cárceles. Verano de 1794: Sade, encerrado en la cárcel de Picpus, observa desde su ventana cómo miles de personas son ejecutadas en la guillotina. “La guillotina ante mis ojos me ha hecho cien veces más daño del que me habían hecho todas las bastillas imaginables”. 26 de julio de 1794: Es condenado a muerte, pero no lo encuentran. Octubre de 1794: Sade es liberado. 1801: Es detenido a causa de un panfleto contra Napoleón y la emperatriz Josefina que se le atribuyó equivocadamente. 1803: Sade es trasladado al asilo de Charenton. 2 de diciembre de 1814: Sade muere en el asilo.
  4. 4. Género de La filosofía en el tocador I “Querido, soy un animal anfibio; todo lo amo, todo me divierte, quiero unir todos los géneros” (Madame de Saint-Ange, 1° Diálogo). Enlace entre el teatro convencional y las novelas libertinas de Sade (Sánchez Idiart, 2013).
  5. 5. Género de La filosofía en el tocador II • Diálogo filosófico • Tratado educativo • Novela pornográfica • Panfleto político • Teatro (Sánchez Idiart, 2013).
  6. 6. Literatura erótica y pornográfica de los siglos XVII y XVIII Textos filosóficos de la Ilustración y anteriores Textos historiográficos y científicos de la Ilustración y anteriores  L `Ècole des Filles (1655).  L`Acadèmie des dames ou Entretiens galants d`Aloysia (1680), de Nicolas Chorier.  Thérese philosophe (1748), de Boyen d`Angers.  Clairval philosophe (1765), de Durosoi.  Julie philosophe (1791), de Nerciat.  Las relaciones peligrosas (1782), de Pierre Chordelos de Laclos.  Zingha, reine d`Angola. Historie africaine (1769), de Jean-Louis Castilhon  El sueño de D`Alambert (1769), de Denis Diderot.  Cymbalum mundi (1537), de Bonaventure Des Périers.  L`Historie des Sevarambes (1677), de Denis Veiras.  La religiosa (1760), de Diderot.  Discurso a la Primera Década de Tito Livio (1517), de Nicolás Maquiavelo.  Del ciudadano (1642) y Leviatán (1651), de Thomas Hobbes.  Discurso sobre las ciencias y las artes (1750), Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres (1755), La nueva Eloísa (1761), El contrato social (1762), Emilio (1762), Confesiones (1782), de Jean-Jacques Rousseau.  “De los caníbales” (1580), de Michele de Montaigne.  El buen sentido (1772), de Paul Henri Thiry d'Holbach.  Contra los galileos (361-363), Flavio Claudio Juliano.  De la sabiduría (1601), de Pierre Charrón.  Obras de Séneca (4 a.C.-65 d.C.).  Utopía (1516), de Tomás Moro.  Moralia y Vidas paralelas (siglo I), de Plutarco.  Obras de Sexto Empírico (160 aprox.-210 aprox.).  De sancto matrimonii sacramento (1592), de Tomás Sánchez.  Las ruinas de Palmira o Meditaciones sobre las revoluciones de los imperios (1791), del Conde de Volney.  Vida de los doce Césares (121 aprox.), de Suetonio.  Anales (115-117), de Tácito.  L`Esprit des usages et des coutumes des different peuples, de Jean Nicolás Démeunier.  Viaje alrededor del mundo (1771), de Antoine de Bougainville.  Historia crítica del Antiguo Testamento (1678), de Richard Simon.  Historia natural general y particular (1778), de Georges-Louis Leclerc.  Diario de un viaje alrededor del mundo en 1768,1769, 1770 y 1771 (traducción francesa 1782), de James Cook.  Geografía (siglo I), de Estrabón.
  7. 7. • “En un país sumergido en la sangre de los grandes y pequeños “terrores”, en los que se enfrentaban el odio de las clases oprimidas durante siglos y el odio de los “señores”, la sangre descripta por Sade en sus libros no podía ser sino paródica. Sin olvidar, por otra parte, que él mismo era un aristócrata, criado y educado como aristócrata, en una clase que era dueña de los cuerpos y de la vida de sus súbditos, arrogante, despótica, viciosa, libertina y criminal, fundada en la explotación y el terror de siervos y campesinos, de artesanos y burgueses. Y que, como todos los de su clase, pudo gozar y gozó de esos privilegios a los que después combatió durante los años de la Revolución” (Oscar del Barco, 2010)
  8. 8. “Sade vivió encerrado en cárceles y manicomios durante cerca de treinta años, y casi todo el resto de su vida lo pasó huyendo, lleno de deudas, y a veces muerto de hambre. ¿Qué hacía? Escribía. No hacía nada más ni nada menos que escribir. Casi todo su libertinaje, sus torturas y asesinatos fueron escritos” (Oscar del Barco, 2010).
  9. 9. La sociedad, sus valores y sus virtudes • “[La decencia] es contraria a la naturaleza” (Dolmancé, 3° Diálogo). • “¡Renuncia a las virtudes, Eugenia! […] La virtud no es sino una quimera y su culto consiste sólo en inmolaciones perpetuas, en innumerables revueltas contra las inspiraciones del temperamento” (Dolmancé, 3° Diálogo). • “No lo dudes, Eugenia, palabras como vicio o virtud no nos dan sino ideas puramente locales. No hay acción, por singular que se la suponga, verdaderamente criminal; ninguna que pueda, realmente, llamarse virtuosa”. (Dolmancé, 3° Diálogo). • “Ningún límite a tus placeres salvo los de tu fuerza; ninguna excepción de lugar, tiempo y personas; todas las horas, todos los sitios, todos los hombres deben servir a tus voluptuosidades; la continencia es una virtud imposible, por la que la naturaleza, violada en sus derechos, nos castiga con mil desgracias. En tanto las leyes sean las que son, usemos algunos velos: la opinión nos obliga; pero resarzámonos en silencio por esta cruel castidad que estamos obligadas a tener en público” (Madame de Saint-Ange, 3° Diálogo). • “Eugenia, abra su imaginación a las últimas aberraciones del libertinaje; piense que verá usted operarse ante sus ojos los más bellos misterios; rechace todo recato: el pudor jamás fue una virtud” (Dolmancé, 4° Diálogo).
  10. 10. La naturaleza, la destrucción y el crimen • “[…] la naturaleza, siempre en acción, en movimiento, posee por sí misma lo que a los tontos gusta gratuitamente otorgarle a Él” (Dolmancé, 3° Diálogo). • “Siendo la destrucción una de las leyes primordiales de la naturaleza, nada destructivo puede ser un crimen. ¿Cómo llegaría a ultrajarla una acción que la sirve tan bien? Y tal destrucción, de la que el hombre se envanece, no es por otra parte más que una quimera; el asesinato no es una destrucción; quien lo comete no hace sino variar las formas; devuelve a la naturaleza elementos que ella misma, tan hábil, utiliza para recompensar a otros seres” (Dolmancé, 3° Diálogo) • “La destrucción es pues una de las leyes de la naturaleza, tanto como lo es la creación” (Dolmancé, 5° Diálogo). • “La crueldad no es otra cosa que la energía del hombre no corrompido por la civilización: es pues una virtud y no un vicio” (Dolmancé, 3° Diálogo) • “[…] nada es espantoso en libertinaje, porque todo lo que el libertinaje inspira, lo inspira también la naturaleza; las acciones más extraordinarias, las más extrañas, las que más evidentemente parecen chocar las leyes, todas las instituciones humanas […] nada tienen de espantosas, ya que cualquiera de ellas puede señalarse en la naturaleza […]” (Dolmancé, 5° Diálogo).
  11. 11. “Quisiera que todos los hombres, en lugar de esos muebles de fantasía que no producen una sola idea, tuviesen consigo una especie de árbol en relieve en el que cada rama llevase el nombre de un vicio y que pudiesen observar que, comenzando por el tropiezo más leve se llega gradualmente hasta el crimen originado por el olvido de los deberes más elementales” (Marqués de Sade, Aline y Valcour o La novela filosófica, 1793) Crimen social Calumnia Robo Asesinato Sodomía Violación Adulterio Prostitución Incesto
  12. 12. El sistema de Sade • “En el sistema de Sade, el espíritu de destrucción se identifica con la naturaleza. […] La naturaleza es para él, en principio, la vida universal, y durante cientos de páginas toda su filosofía consiste en repetir que los instintos inmorales son buenos, puesto que implican hechos naturales, y que la primera y última instancia es la naturaleza. Dicho de otro modo: nada de moral, estamos en el reino de los hechos. Pero inmediatamente […] trata de establecer una nueva escala de valores en cuya cúspide estará el crimen. Su principal argumento insiste en que el crimen se conforma más al espíritu de la naturaleza porque es movimiento, o sea, vida; la naturaleza que quiere crear, dice, necesita del crimen que destruye: todo esto establecido de modo muy minucioso, con dilaciones infinitas y a veces con algunas pruebas en extremo impresionantes. […] Si el crimen es el espíritu de la naturaleza, no existe crimen contra la naturaleza y, en consecuencia, no hay crimen posible. [N]egar la posibilidad del crimen le permite negar la moral de Dios y todos los valores humanos […]”. (Maurice Blanchot, 1967).
  13. 13. Sade y el lenguaje • “Se dice que Sade es un autor “erótico”. El erotismo es un habla, ya que las prácticas solo pueden ser codificadas si son conocidas, es decir, habladas” (Roland Barthes, 1967). • “Para Sade, solo hay erótica cuando “se razona el crimen”. Razonar quiere decir filosofar, disertar, arengar, en una palabra, someter al crimen […] al sistema del lenguaje articulado; pero esto quiere decir, también, combinar según reglas precisas las acciones específicas de la lujuria, de manera de hacer de esas series y agrupamientos de acciones una nueva “lengua”, ya no hablada, sino actuada: la “lengua” del crimen, o nuevo código de amor, tan elaborado como el código cortesano”. (Roland Barthes, 1967)
  14. 14. • “Sade ve al mundo como una inmensa conspiración urdida contra la libertad del hombre soberano. Los principales responsables de esa conspiración son los sacerdotes y la nobleza, mancomunados en la tarea criminal de someter al hombre. Más allá de su insistencia tragicómica en asesinatos y torturas de toda suerte con la que atiborra sus relatos, lo que nunca debe perderse de vista es esa intención subversiva y liberadora que conforma la esencia del sadismo” (Oscar del Barco, 2010).
  15. 15. “Sade: […] Cuando me encerraron en la Bastilla comprobé que mis pensamientos tenían límites y me odié por eso, sin embargo de ese odio por mí mismo se gestaron mis ideas. Ahí, en la cárcel surgieron en mi mente los representantes monstruosos de una sociedad en decadencia, cuyo poder podía sólo mostrarse en excesos corporales. Me puse a describir en forma minuciosa el mecanismo de sus atrocidades. Para lograrlo dejé que hablara todo lo bruto y malo que habitaba en mí. En una sociedad de criminales, fui un criminal más”. Weiss, Peter. (2010). Marat-Sade. Traducción de Nicolás Costa y Rubén Pires. 2° edición. Buenos Aires: Adriana Hidalgo Editora.

×