MOTILIDAD
GASTROINTESTINAL
ACTIVIDADES MOTORAS DE LA BOCA,
FARINGE Y ESÓFAGO
 La primera actividad motora destacable es la masticación
 A continuac...
MOTILIDAD GÁSTRICA
 La motilidad del estómago tiene tres objetivos principales:
 a. Permitir que el estómago pueda reali...
 De todos los procesos mencionados merece una especial atención el
vaciado gástrico, o mecanismo mediante el cual el estó...
 La presencia de un quimo ácido (pH <3,5) enlentece el vaciamiento gástrico.
Aunque parece existir un componente nervioso...
 Esta fuerte inhibición del vaciamiento gástrico se debe a la liberación de
una hormona, la CCK (colecistoquinina), por l...
MOTILIDAD DEL INTESTINO DELGADO
 En el intestino delgado destaca una motilidad postprandial y otra de tipo
interdigestivo...
 A diferencia de la motilidad esofágica y la gástrica, que son principalmente
peristálticas, en el intestino tras la inge...
Motilidad interdigestiva
 En períodos interdigestivos se instaura un patrón motor diferente, con una
gran actividad peris...
MOTILIDAD DEL INTESTINO GRUESO
 La mayoría de las contracciones del ciego y colon proximal son de tipo
segmentario y su p...
 Las influencias intrínsecas tienen un efecto neto de inhibición de
la motilidad: las fibras vagales parasimpáticas estim...
DEFECACIÓN
 El control voluntario del esfínter anal externo es aprendido. El
centro que integra el reflejo de defecación ...
CIRCULACIÓN
GASTROINTESTINAL
 El tronco celiaco aporta el riego sanguíneo al estómago; las
arterias mesentérica superior e inferior riegan las paredes...
 De las arterias circulares salen otras arterias más pequeñas
que penetran en la pared intestinal y se propagan:1) a lo
l...
La sangre venosa drena hacia el hígado a través de la vena porta y
desde este órgano hacia la cava inferior a través de la...
 El bloqueo de una arteria intestinal grande produce un infarto del intestino.
En condiciones patológicas en la que se pr...
Motilidad y circulación gastrointestinal
Motilidad y circulación gastrointestinal
Motilidad y circulación gastrointestinal
Motilidad y circulación gastrointestinal
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Motilidad y circulación gastrointestinal

977 visualizaciones

Publicado el

buen trabajo

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
977
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
23
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Motilidad y circulación gastrointestinal

  1. 1. MOTILIDAD GASTROINTESTINAL
  2. 2. ACTIVIDADES MOTORAS DE LA BOCA, FARINGE Y ESÓFAGO  La primera actividad motora destacable es la masticación  A continuación viene la deglución  La última fase de la deglución es el paso del bolo alimenticio por el esófago. Su situación a través de la cavidad torácica hace que la presión en la luz sea ligeramente inferior a la atmosférica. Sin embargo, las presiones en el extremo oral y en el extremo distal (es decir en el estómago) son iguales o superiores a la atmosférica, respectivamente. Esta situación podría entrañar el riesgo de que entraran a la luz esofágica aire de la parte superior (zona orofaríngea) y contenido gástrico en su extremo inferior.
  3. 3. MOTILIDAD GÁSTRICA  La motilidad del estómago tiene tres objetivos principales:  a. Permitir que el estómago pueda realizar su función de reservorio del alimento.  b. Disminuir el tamaño de las partículas de alimento y mezclarlo con las secreciones gástricas para permitir la digestión química.  c. Vaciar el contenido gástrico hacia el intestino delgado de forma progresiva y controlada para facilitar los procesos digestivos intestinales
  4. 4.  De todos los procesos mencionados merece una especial atención el vaciado gástrico, o mecanismo mediante el cual el estómago drena al duodeno intermitentemente pequeñas fracciones del quimo gástrico ácido, compuesto de líquido y también de partículas sólidas de tamaño muy pequeño.  El vaciamiento del quimo gástrico está muy bien regulado  existen mecanismos que regulan el paso del contenido gástrico al duodeno y que son de tipo nervioso y de tipo hormonal  La información para que entren en funcionamiento estos mecanismos reguladores procede de receptores ubicados en el intestino delgado
  5. 5.  La presencia de un quimo ácido (pH <3,5) enlentece el vaciamiento gástrico. Aunque parece existir un componente nervioso mediado por fibras vagales; la acidez duodenal libera secretina, y ésta disminuye la velocidad de vaciamiento gástrico reduciendo la motilidad antral y aumentando la contracción pilórica.  la presencia de productos de la digestión de las grasas de la dieta (triglicéridos principalmente), como ácidos grasos y monoglicéridos, disminuye marcadamente la velocidad de vaciamiento gástrico afectando, principalmente, a la contractilidad del píloro.
  6. 6.  Esta fuerte inhibición del vaciamiento gástrico se debe a la liberación de una hormona, la CCK (colecistoquinina), por los productos de la digestión de la grasa.  Hay otro agente hormonal que se libera en presencia de ácidos grasos y monoglicéridos que disminuye el vaciamiento gástrico; es el GIP (péptido inhibidor gástrico).  Existen otros mecanismos para la regulación del vaciamiento gástrico, que se inician en los últimos segmentos del intestino delgado y primeros del grueso (colon). En ellos interviene la liberación del péptido tirosina- tirosina (PYY).
  7. 7. MOTILIDAD DEL INTESTINO DELGADO  En el intestino delgado destaca una motilidad postprandial y otra de tipo interdigestivo:  Motilidad postprandial  a. Mezclar el quimo con las secreciones digestivas para completar los procesos de digestión de los tres macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas)  b. Renovar la capa de quimo en íntimo contacto con la mucosa intestinal y por tanto con la superficie absortiva, lo que facilita y hace más eficaz los procesos de absorción  c. Hacer progresar el contenido intestinal en sentido aboral, hasta llegar a la válvula ileocecal para su entrada posterior al intestino grueso.
  8. 8.  A diferencia de la motilidad esofágica y la gástrica, que son principalmente peristálticas, en el intestino tras la ingestión de alimentos predominan los movimientos de mezcla  Gracias a este movimiento se realiza una eficaz mezcla del quimo con las secreciones digestivas de la luz intestinal y también permitiendo la renovación de la capa de quimo en contacto directo con el epitelio absortivo de la mucosa.
  9. 9. Motilidad interdigestiva  En períodos interdigestivos se instaura un patrón motor diferente, con una gran actividad peristáltica y que constituye los complejos migradores motores (CMM), los cuales se inician en el estómago (antro) y terminan en el íleon.  Este patrón es cíclico y se repite cada 75 a 90 minutos en el hombre. En ellos se pueden distinguir varias fases (fase I a fase IV) en los que de forma progresiva se instauran contracciones peristálticas que son máximas en la fase III y luego comienzan a disminuir. Durante la fase III de máxima actividad se produce un arrastre de restos de alimentos y secreciones de la ingesta anterior  los CMM funcionan como un sistema de limpieza del intestino delgado
  10. 10. MOTILIDAD DEL INTESTINO GRUESO  La mayoría de las contracciones del ciego y colon proximal son de tipo segmentario y su principal función es la mezcla más que la propulsión a segmentos más distales.  Estas contracciones segmentarias dan lugar a la formación de varios segmentos de forma ovoide que se les denomina haustras, y por ello la segmentación del colon se denomina haustración.  Hay de forma aislada pequeñas progresiones en dirección aboral del contenido intestinal; sin embargo, en el colon proximal predominan los patrones antipropulsivos con movimientos retrógrados del contenido luminal hacia el ciego. Esto facilita la función absortiva antes mencionada
  11. 11.  Las influencias intrínsecas tienen un efecto neto de inhibición de la motilidad: las fibras vagales parasimpáticas estimulan la motilidad del colon proximal, mientras que las fibras simpáticas inhiben los movimientos del colon. Existen una serie de reflejos que también regulan la motilidad del intestino grueso, destacando entre ellos el reflejo gastrocólico, en el que se produce un incremento de la motilidad segmentaria y en masa del colon, tras la entrada de alimentos en el estómago
  12. 12. DEFECACIÓN  El control voluntario del esfínter anal externo es aprendido. El centro que integra el reflejo de defecación es la médula sacra, aunque hay influencias de centros superiores. Las vías eferentes (motoras) son fibras parasimpáticas colinérgicas de los nervios pélvicos, que controlan las fibras musculares lisas de la pared del recto y del esfínter anal interno. El esfínter externo del ano, de músculo estriado, es controlado por nervios somáticos pertenecientes a los nervios pudendos.
  13. 13. CIRCULACIÓN GASTROINTESTINAL
  14. 14.  El tronco celiaco aporta el riego sanguíneo al estómago; las arterias mesentérica superior e inferior riegan las paredes del intestino delgado y grueso a través de un sistema arterial arqueado. Al penetrar en la pared del tubo digestivo, las arterias se ramifican y envían arteria circulares de menor calibre en todas las direcciones alrededor del órgano, de forma que sus extremos se encuentran en el lado de la pared intestinal opuesto a la inserción mesentérica
  15. 15.  De las arterias circulares salen otras arterias más pequeñas que penetran en la pared intestinal y se propagan:1) a lo largo de lo haces musculares; 2) hacia las vellosidades intestinales, y 3) hacia los plexos submucosos situados bajo el epitelio
  16. 16. La sangre venosa drena hacia el hígado a través de la vena porta y desde este órgano hacia la cava inferior a través de las venas hepáticas
  17. 17.  El bloqueo de una arteria intestinal grande produce un infarto del intestino. En condiciones patológicas en la que se produce una disminución importante del riego intestinal  La atrofia de las vellosidades produce una notable disminución de la capacidad de absorción del intestino.

×