SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 20
Descargar para leer sin conexión
1




                                     María, pilar de la fe católica
                      en las expresiones de la piedad popular en Latinoamérica:
                                     El canto a lo divino en Chile

                                                                                                                1
                                                                                  Dr. Marcos Santibáñez Bravo


                                                                Resumen
                       El artículo reflexiona sobre las raíces teológicas y espirituales que
                       fundamentan el culto a la Virgen en la Iglesia Católica, relevando las
                       posibles tensiones que se dan entre las expresiones de una “fe culta”
                       propia de la tradición teológica ortodoxa y la de una “fe popular” que más
                       bien se enmarca en una tradición teológica heterodoxa, donde concurren
                       además otras fuentes no eclesiásticas, propias del acervo cultural local.

                       A partir del análisis de dos textos del Canto a lo Divino, expresión folclórica
                       de la fe popular en Chile, se intenta comprender de qué manera la fe en
                       María y su consecuente culto, son una forma afectiva y vital para
                       aproximarse al misterio numinoso de la fe en Dios y de lo celeste,
                       resolviendo la tensión generada entre ambas fe y sus posibles
                       consecuencias experienciales para la vida del creyente.

                       Palabras claves: Fe culta, Fe popular, raíces teológicas y espirituales,
                       fervor devocional, tensión, tradición catequética.


                                                                Abstract

                       This article reflects on the theological and spiritual roots that sustain the
                       cult of the Virgin at the Catholic Church, relieving potential tensions that
                       exist between the expressions of a "cultured faith" proper to the Orthodox
                       theological tradition and a "popular faith "rather be part of a heterodox
                       theological tradition, where other sources also attend church,
                       characteristics of the local cultural heritage.


                       

                       From the analysis of the two texts from the “Canto a lo Divino”, folk
                       expression of popular faith in Chile, it tries to understand how the faith in
                       Mary and its consequent worship are a vital and affective way to approach
                       the numinous mystery of the faith in God and the celestial, resolving the
                       tension generated between both faith and their possible experiential
                       consequences for the life of a believer.


































































1
    Doctor en Ciencias de la Educación, Pontificia Universidad Católica de Chile.
    Director Académico, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Sede Santo Domingo.
2




1.- El culto a María: en la raíz teológica y espiritual del cristianismo.

El culto a la Santísima Virgen María se encuentra en las raíces teológicas y
espirituales mismas del depósito de la fe católica, ya lo afirma elocuentemente el
catecismo "Lo que la fe católica cree acerca de María se funda en lo que cree
acerca de Cristo, pero lo que enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo"
(Catecismo, Nº 487). En efecto, resulta inseparable de la enseñanza de la Buena
Nueva de Cristo en el Magisterio, la presencia y figura de María, su madre; ya que
“desde los tiempos más antiguos la bienaventurada Virgen es honrada con el título
de Madre de Dios. A cuyo amparo los fieles en todos sus peligros y necesidades
acuden con sus súplicas”. (…) Especialmente “desde el Concilio de Éfeso, el culto
del Pueblo de Dios hacia María creció admirablemente en la veneración y el amor,
en la invocación e imitación, según las palabras proféticas de Ella misma: ‘Me
llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque hizo en mí cosas
grandes el Poderoso’ (Lc. 1, 48)” (LG, 1969: Nº66).

Este culto a María, como Madre de Dios y co-mediadora entre Dios y la
humanidad al modo de las Bodas de Caná (Jn 2,1-12) y confirmada al pie de la
cruz (Jn 19,27), tuvo desde sus comienzos una honda penetración y fervorosa
devoción en los primeros cristianos. No siempre, este culto estuvo en los fieles
adecuadamente clarificado en sus implicaciones teológicas y pastorales, porque a
la par se encontraba en proceso de constituirse en canon el corpus teológico en
cuanto a la ortodoxia doctrinal; de ahí que la Iglesia siempre ha procurado
encauzar y orientar desde una sana doctrina, el culto mariano. Este conjunto de
expresiones hetorodoxas del culto mariano las llamaremos propias o cimentadas
en una “fe popular”2.

Por eso, en la renovación teológica y litúrgica que trajo consigo el Concilio
Vaticano II, se quiso precisar el sentido que el culto mariano debía tener dentro de
la Iglesia:

































































2
    Habitualmente, se expresa también como fe o religiosidad popular.
3




           “Este culto, tal como existió siempre en la Iglesia aunque es del todo singular, difiere
           esencialmente del culto de adoración, que se da al Verbo encarnado lo mismo que al
           Padre y al Espíritu Santo, y lo promueve poderosamente. Pues las diversas formas de
           la piedad hacia la Madre de Dios, que la Iglesia ha aprobado dentro de los límites de
           la doctrina sana y ortodoxa, según la índole y modo de ser los fieles, hacen que
           mientras se honra a la Madre, el Hijo, en quienes fueron creadas todas las
           cosas. (cfr. Col. 1, 15-16) y en quien tuvo a bien el Padre que morase toda la
           plenitud (col. 1, 19), sea debidamente conocido, amado, glorificado y sean cumplidos
           sus mandamientos (LG No. 66)”.

Lo anterior, clarifica que el correcto culto a María - las expresiones devocionales
propias de una fe culta (fe teológicamente ortodoxa)- siempre ha sido función de
su Hijo Jesucristo, relevando que ese culto surge fundamentalmente a partir de la
condición de la maternidad divina de María3.

En el marco de las coordenadas teológico-dogmáticas de una fe culta,                                  el
Magisterio ha reconocido algunas verdades de fe hacia donde encaminan y
dimanan el culto mariano y que brevemente recordamos:

       • La Maternidad divina de la Virgen María: María no sólo es madre de
              Jesús de Nazareth, es Madre de Dios (Theotokos), en tanto que la
              encarnación del verbo supuso la hipostaxis perfecta de la naturaleza divina
              que asume la humana en Jesucristo. Lo declaró el Concilio de Éfeso.


       •      La Inmaculada Concepción de la Virgen María: Para cumplir con el
              designio salvífico de ser la madre de Dios, debía ser preservada, desde su
              concepción, del pecado original; por lo tanto, María en cierto sentido fue
              redimida “anticipadamente” antes de la venida de Cristo. Este dogma fue
              proclamado en la Bula papal de Pío IX Ineffabilis Deus (1854).
              “Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la
              bienaventurada virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original
              en el primer instante de la concepción por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente
              en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por
              Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles".

































































3
    Como tan claramente expresa una conocida jaculatoria “A Jesús por María”.
4




    •   La Virginidad perpetua de la Virgen María: María concibió a Cristo sin el
        concurso o participación de varón, como lo señala el ángel Gabriel en la
        anunciación. Por tanto su virginidad, se mantuvo antes, durante y después
        del nacimiento de Cristo. Esta verdad de fe fue aclarada por el Papa Pablo
        IV a través de la Constitución Cum quorumdam (1555)

        A todo y cada uno de los que hasta ahora afirmaron, dogmatizaron o creyeron[...] que
        Nuestro Señor[...] no fue concebido según la carne en el seno de la beatísima y siempre
        Virgen María por obra del Espíritu Santo, sino, como los demás hombres, del semen de
        José;[...] o que la misma beatísima Virgen María no es verdadera Madre de Dios ni
        permaneció siempre en la integridad de la virginidad, es decir, anteantes del parto, en el
        parto y perpetuamente después del parto; de parte de Dios omnipotente, Padre, Hijo y
        Espíritu Santo, con autoridad apostólica requerimos y avisamos[...]...nec perstitisse semper
        in virginitatis integritate, ante partum scilicet, in partu et perpetuo post partum...”

    • La Asunción de la Virgen María: A semejanza de su Hijo divino, como
        primicia de la resurrección final, María fue asunta al cielo en cuerpo y alma.
        Éste es el último dogma sobre la Virgen María, y fue establecido por el
        Papa Pío XII en "Munificentissimus Deus" (1950):

        "Proclamamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la
        Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena fue
        asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial".


2.- María en la devoción popular latinoamericana

Como señalara Juan Pablo II "la espiritualidad mariana, a la par de la devoción
correspondiente, encuentra una fuente riquísima en la experiencia histórica de las
personas y de las diversas comunidades cristianas, que viven entre los distintos
pueblos y naciones de la tierra” (Redemptoris Mater N° 48). En el caso de la
devoción popular a la Virgen María en las diferentes iglesias particulares de
Latinoamérica, se caracterizan todas ellas por su colorido, diversidad y la alta
adhesión de fieles que despierta en sus innumerables advocaciones, muchas de
ellas entretejidas, en su nombre y tradición, tanto de historia como de leyenda.

Las raíces del culto mariano en Latinoamérica se encuentran precisamente en el
proceso evangelizador unido al proceso de conquista y colonia española durante
los siglos XV-XIX.
5




            “Taylor destaca el papel de la Virgen como símbolo de la soberanía española y, dentro
           de la religiosidad popular, cumpliendo el papel que cumplía en las creencias populares
           de los españoles del siglo XVI. Para Taylor, durante gran parte de la colonia, la Virgen
           era una mediadora mas que una liberadora, y como tal era un modele de aceptación y
           legitimación del orden y la autoridad colonial. Es apenas en el siglo XIX cuando
           empieza a ejercer una función liberalizadora” (citado por Gómez, 1997: 8)

Ya el Inca Garcilaso contaba en pleno siglo XVI las primeras expresiones de
inculturación del culto mariano en los pueblos amerindios:

           “no contentos con oír a los sacerdotes los nombres y renombres que a la Virgen dan en
           la lengua latina y en la castellana, han procurado traducirlo en su lengua general, y
           añadir los que han podido por hablarle y llamarle en la propia...dícenle Mamanchic que
           es Señora y Madre nuestra; Coya, Reina; Ñusta, Princesa de sangre real; Zapay,
           única;Yurac        Amancay,           Azucena         blanca; Chasca, Lucero          del
           alba; Citoccoyllor, Estrella     resplandeciente; Huarcapaña, Sin          mancilla; Huc
           Hanac, Sin pecado; Mana Chancasca, No tocada, que es lo mismo que
           invioiata; Tazque, Virgen pura; Dios pa Maman, Madre de Dios. También
           dicen Pachacamacpa Maman que es Madre del Hacedor y sustentador del Universo.
           Dicen Huac      Chucuyac, que      es    Amadora      y    bienhechora     de   pobres”
           (GARCILASO, Comentarios Reales citado por VARGAS UGARTE, 1956)

           .

Actualmente, la fuerza del culto mariano tiene hitos relevantes en nuestro
subcontinente como la fiesta a la Virgen de Guadalupe en México, por su origen
histórico y milagroso que marca fuertemente todo el itinerario evangelizador de los
siglos de conquista y colonia en los territorios americanos4, pasando por fiestas
tan queridas en Ecuador, como Nuestra Señora de El Cisne5, de El Quinche, la
Dolorosa del Colegio; o en Chile, festividades como la Virgen de la Tirana, de
Andacollo o de la Virgen del Carmen, por nombrar algunas.

La referida actualidad del culto mariano en Latinoamérica ha logrado
sobreponerse al fuerte impacto de los procesos de secularización impuestos por la
postmodernidad y la penetración de otras confesiones cristianas no católicas. En
Chile, país que en la última década ha logrado un importante progreso






























































4
        El acontecimiento de Guadalupe constituyó un hito importante en los inicios de la evangelización (11),
        patentiza la inculturación del Evangelio en las facciones indias, criollas, negras y mestizas (187), y hoy
        acompaña a la Iglesia peregrina y misionera (162) en CELAM (2007) “María, madre de discípulos”.
    5
        No obstante, el culto guadalupano de la Virgen representa en México un sentido cohesionador y de corte
        nacionalista; en comparación con Ecuador, ya que “en el espacio de la Real Audiencia de Quito, a
        diferencia que en México en donde la Virgen de Guadalupe es símbolo de la nacionalidad mexicana, las
        Vírgenes y sus santuarios favorecerían más bien la conformación de identidades locales y regionales
        (Gómez, 1997:6)
6




socioeconómico y se ha visto expuesto fuertemente a estos procesos
secularizados propios de los países desarrollados, el culto a la Virgen ha logrado
mantenerse indemne. En una reciente encuesta (UC-Adimark, 2008) considerando
los diferentes niveles socioeconómicos, los católicos observantes en alrededor de
un 70% confirman que rezan a la Virgen o se encomiendan a ella y se mantiene
por encima del 50% en el caso de los católicos no observantes y de sector
socioeconómico más vulnerable. Y esta cifra se empina por sobre el 80% de
adhesión en todos los niveles socioeconómicos, cuando se les consulta si creen
que la Virgen puede hacer milagros. Una gran adhesión despierta en la referida
encuesta, en cuanto a otras prácticas religiosas que forman parte de la una fe
popular, como prender velas a los muertos, visitar un santuario o realizar mandas6.
Señala Díaz Iglesias:

            “Las promesas pueden expresarse de diferentes formas, una de las cuales es la
            manda. Mediante la manda una persona, individualmente, establece comunicación
            con una divinidad (Virgen, Cristo, santo). Esta comunicación lleva implícito un
            compromiso entre ambas partes: la persona se compromete a realizar un gasto o un
            sacrificio; a cambio solicita de la divinidad: vida, salud, apoyo, etc” (Díaz Iglesias,
            2005: 434)

Efectivamente, los datos sugieren un fuerte vínculo entre culto a la Virgen y fe
popular. De hecho, una de las principales problemáticas de la acción pastoral de
hoy, se encuentra en la adecuada conducción y orientación del culto mariano en el
devocionario popular, precisamente porque las manifestaciones de este culto
auténtico y fervoroso en su raíz, se encuentran mezcladas con otros atributos y
prácticas que se apartan de la ortodoxia.

Por tanto, he aquí el nudo crítico o tensión que en el culto mariano se genera y
que es objeto de reflexión: la yuxtaposición entre una fe culta o teologal que
guarda relación con el aspecto prescriptivo, ortodoxo y canónico de las prácticas
enmarcatorias que la autoridad eclesial y su magisterio establecen para las































































    6
        En Chile, como en España, es muy común realizar una manda o “echar mandas”; la expresión que se utiliza
        en para referirse a la acción de establecer un compromiso con un ser religioso (la Virgen, un santo).
        Equivale a “realizar una promesa”, que generalmente implica un acto extraordinario por parte del devoto
        como prueba patente de gratitud y expiación que puede llegar incluso a la realización de proezas que
        comportan a veces lesiones físicas (caminar varias decenas de kilómetros descalzo, hacerlo de rodillas o a
        la rastra).
7




manifestaciones devocionales a María (y por extensión a los santos); y una fe
popular7 que más bien recoge genéricamente ciertos aspectos prescriptivos y
canónicos, pero que tiene como núcleo duro o sustancial prácticas devocionales
que se enmarcan en la libre expresión de sentimientos y emociones que la
vivencia religiosa hacia la Virgen tiene lugar en el corazón del creyente8.

Desde una fe popular, podría afirmarse que María es exaltada particularmente
como “Virgen y Madre”. Por una parte, la virginidad de María9, conlleva

       -      el reconocimiento de la superación de las pasiones y pulsiones de la
              sexualidad.
       -      la constitución de una “mujer ideal” lejana a toda banalidad que vive sólo
              desde lo espiritual.
       -      fidelidad incondicional, por cuanto la traición o el olvido son impensables
       -      en objeto de veneración, de ahí los apelativos de Reina, Princesa, Señora
              con reminiscencias caballerescas feudales o coloniales.

Por otro lado, el énfasis en la maternidad, encuadra la relación del creyente y la
Virgen a semejanza de la que existe entre hijo-madre, de este modo

       -      metáfora                 del         refugio,     auxilio   y   ayuda   ante   cualquier   necesidad,
              desembocando en muchas ocasiones hasta en el milagro.
       -      el tema del perdón queda enmarcado en atributos maternales de
              comprensión sin límites, que parecen ser más favorables que el aspecto
              castigador o más ecuánime que se le atribuye a la figura masculina en la
              concepción de Dios como padre o como Hijo, en Jesucristo. De alguna
              manera, hay una subsidiariedad de la misericordia en María, respecto del
              perdón divino.
































































7
    Es indudable estamos en un marco llamado de la “teología de la piedad popular”.
8
    Aunque, deba reconocerse que desarrolla la dimensión afectiva tan importante en el campo religioso,
    principalmente para fijar las dimensiones de identidad, pertenencia e incorporación.
9
    Una proyección pastoral y sociológica, unida al hecho de la virginidad de María, es la coloquial valoración
    de la religiosa, que se supone “virgen consagrada”, a la que cariñosamente se la denomina como
    «hermanita».
8




       -      la capacidad unitiva por cuanto en las grandes celebraciones festivas de la
              Virgen, y en sus duelos o velatorios, el pueblo reconoce que todos los hijos
              tienen entrada en el santuario y en la festividad, por encima de las
              diferencias políticas y sociales en las que puedan encontrarse incluso
              mortalmente comprometidos. La madre los reúne a todos.

En palabras de González Dorado, “Esta virtualidad de reunión y simbolización de
los hijos existente en la maternidad de María percibida por el pueblo, unida a su
misericordia y su fuerza auxiliadora, explica la fe de nuestros pueblos en la
presencia de la Virgen en los momentos de catástrofes colectivas y en los de
liberación, como ocurrió en el difícil y heroico período de la independencia política
de las nacionalidades del continente”10.

Resulta innegable afirmar que toda fe popular de algún modo ha tenido en su
génesis una fe culta, ya sea desde la evangelización o desde la catequesis. En la
preparación a la V conferencia de Aparecida, se zanjaba esta discusión
reconociendo que el énfasis en la maternidad de María en la mariología ha privado
la exploración de las dimensión del discipulado y misional que la Madre de Dios
conlleva.


            “La mariología tradicional ha tenido rémoras en presentar a María como discípula
           de Cristo. Demasiado fuerte era la conciencia de la maternidad de la Virgen que
           llegaba hasta el punto de conferir a la madre un poder sobre su Hijo y por lo tanto,
           también el deber de educarlo, por lo que la madre es maestra antes que discípula.
           Afirmar que la Madre de Jesús es discípula de su Hijo significa, indudablemente,
           ‘contemplar a María de otra manera’ ” (CELAM, 2007:12)



Y de hecho, el documento de Aparecida reposicionará a María como discípula y
misionera, sentando                                   nuevas bases en la gran devoción que María suscita
popularmente, pero en una audaz y actualizada forma de abordar la nueva
evangelización:

               Ella ha sido “interlocutora del Padre en su proyecto de enviar su Verbo al
                 mundo para la salvación de la humanidad” (266).






























































10
     Véase http://www.servicioskoinonia.org/relat/301.htm#b11
9




               “La Virgen de Nazaret tuvo una misión única en la historia de la salvación,
                 concibiendo, educando y acompañando a su hijo hasta su sacrificio definitivo”
                 (267).
               María “cooperó en el nacimiento de la Iglesia misionera, imprimiéndole un sello
                 mariano que la identifica hondamente” (Ibid.).
               “En María nos encontramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, como
                 asimismo con los hermanos” (Ibid.).
               “María es la gran misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora
                 de misioneros” (269).
               Junto a Juan Diego, en el acontecimiento de Guadalupe, “presidió el
                 Pentecostés que nos abrió a los dones del Espíritu” (269).
               La presencia de María en nuestros pueblos ha entrado profundamente
                 “acogiendo los rasgos más nobles y significativos de su gente “(269).
               María “nos enseña el primado de la escucha de la Palabra en la vida del
                 discípulo y misionero” (271) y en el rezo del rosario “el pueblo cristiano aprende
                 de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la
                                                                11
                 profundidad de su amor” (271) .



3.- El culto mariano en Chile a través del Canto a lo Divino.

Chile, es un país con profunda devoción a María que lo recorre de norte a sur
(Burdach12, 2008), y recibe, como sucede en otros países, diferentes
advocaciones (en el norte, la Virgen de La Tirana; Andacollo; en la zona central,
La Candelaria; la Virgen de Lo Vásquez; la Virgen del Carmen o La Carmelita; en
el sur, La Purísima, entre otras). Su culto se introduce a Chile con la llegada de los
primeros españoles y primeros misioneros en el siglo XVI. La primera imagen
corresponde a la Virgen del Socorro, traída por don Pedro de Valdivia
conquistador del país.
No obstante, de todas las advocaciones marianas, es la de la Virgen del Carmen
que tiene el título principal. Su predilección viene precisamente porque O’Higgins y
San Martín a comienzos del siglo XIX, durante las guerras de independencia,































































11
       Extractos tomados de SERRANO (2007) “María en el documento de Aparecida”.
12
      Es interesante la tarea de esta investigadora que se encuentra trabajando en el marco de un proyecto
      mayor “estudiar las manifestaciones del folclor religioso popular chileno desde una aproximación
      literolingüística”.
10




ponen bajo su amparo y protección los ejércitos libertadores de los Andes;
prometiendo en el caso de la victoria, la construcción de un templo en su honor

              “En el mismo sitio se dé la batalla y se obtenga la victoria, se levantará un
              Santuario a la Virgen del Carmen, Patrona y Generala de los Ejércitos de Chile, y
              los cimientos serán colocados por los mismos magistrados que formulen este voto,
              en el mismo lugar de su misericordia, que será el de su gloria”.

Esta primacía de la Virgen del Carmen13 queda sellada desde 1923 cuando la
Santa Sede nombró Patrona Principal de todo el pueblo de Chile, ya que antes lo
era sólo del ejército y la armada chilena.

De las muchas expresiones de la fe popular a la Virgen y a los santos en Chile, es
el denominado Canto a lo poeta uno de los más singulares y que expresa muy
bien una síntesis entre fe culta y fe popular. En palabras de Arredondo (2000) “es
un frondoso árbol que tiene más de 400 años. (…) Es la poesía cantada que utiliza
principalmente los metros poéticos de la cuarteta o copla y la décima espinela. Se
divide en dos grandes grupos: canto a lo divino y canto a lo humano. Su origen
se remonta a la época de la Conquista (siglo XVI)”.

En la actualidad, el canto a lo poeta es un arte que aún pervive en ciertas áreas
rurales de la zona central chilena, “las nuevas generaciones, sin embargo,
manifiestan cada vez un menor interés en las tradiciones de nuestro pueblo. Como
bien dice Uribe (1962:19), los cantos a lo divino y a lo humano parecieran haberse
reducido hoy a ‘sus nocturnos lugares de origen: velorios de angelitos y novenas
campesinas’ en la ruralidad de la Zona Central de Chile” Burdach (2008:2).


De las 2 vertientes del Canto a lo poeta, es el canto a lo divino que tiene especial
interés para este estudio, dado que su eje temático principal es religioso-bíblico y,
por tanto, se refieren, entre otros, a la veneración de la Virgen María. Burdach
plantea que este género religioso-popular es “una lírica de origen peninsular o































































13
      Dos son las imágenes del Carmen que los chilenos veneran con especial cariño: la del Santuario Nacional
      de Maipú, tallada en Quito en 1785 y la de la Catedral metropolitana, de factura francesa del siglo XIX,
      coronada solemnemente en 1926 (ésta última fue quemada por un desquiciado en 2008 y restaurada en
      2009. Más detalles en www.virgendelcarmen.cl/
11




entonación de poesía estrófica cuyo punto, fundamento o tema es divino (bíblico).
Se trata de una poesía arraigada en lo rural, transmitida oralmente de generación
en generación, expresada con acompañamiento de guitarra o guitarrón chileno, en
ocasión de vigilias nocturnas o diurnas practicadas” (2008:4).


Su auge y valor artístico religioso, radica en que “cada cantor establece un diálogo
en un ritual de ‘comunicación profundamente emotiva y expresiva con el rostro
amoroso de Dios, por medio de la ternura de María, (Salinas Campos, 2005:12),
en la creencia de que a través del Canto se realiza una mejor conexión entre el
mundo y lo sobrenatural. Es así como el pueblo expresa su fe, invocando la
protección de María” (en Burdach, 2008:5).


Uno de los cultores del canto divino es el P. Miguel Jordá (2004), un sacerdote
misionero de origen francés, que cautivado por la riqueza este arte musical propia
de la fe y devoción populares chilenas, se ha convertido en un referente,
principalmente por su labor recopiladora y divulgadora. A continuación, dos textos
escogidos “Virgen de Andacollo” y “Las palabra redobladas” que él reúne en una
sus obras.


             Virgen de Andacollo                     Las palabras redobladas

             De diferentes lugares                     Digo la una que es una
            vienen a rendirle culto                   en nombre de Jerusalén
          el pobre y el jurisconsulto                 La Virgen parió en Belén
          lloran junto a tus altares.               y siempre ha quedado pura.
           Algunos cruzan los mares                  Todo el mundo lo asegura
             deseosos de consuelo                       porque quiso padecer
             Andacollo feliz suelo                      con su infinito poder
       que el mes de Diciembre atiende                 cierto fue que padeció
          todo el orbe se desprende                   digo las dos que son dos
          a ver a la Reina del Cielo.                 las dos Tablas de la Ley.

              Es océano de gracia                     Tres son las tres Marías
             del enfermo la salud                     cuatro los Evangelistas
             protege con su virtud                   que son palabras benditas
             al débil con eficacia.                     de mucha sabiduría.
            La primera aristocracia                    Ya viene la luz del día
            de La Serena evidente                     infinitas gracias damos
          viene el señor Intendente                  pa' que todos conozcamos
           también el señor Vicario                    y adoremos al Bendito
            y a visitar el Santuario                 cinco son las cinco llagas
          concurre bastante gente.                    de mi Señor Jesucristo.
12




           De milagros hay millones                      Seis son seis las seis candelas
          que ha hecho la Virgen pía                        como claro y bien se ve
             protectora piadosísima                          y siete los siete dones
              de países y naciones.                          de mi padre san José.
             Ella da sus bendiciones                         Yo a la misa d'entraré
            al sabio como al remoto                         en el primer evangelio
              sin cesar en este voto                          el sacerdote primero
         del cristianismo en su abono                       sale y se reviste de oro
            y a suplicarle a su trono                       ocho son los ocho coros
           llega el humilde devoto.                      que cantan a Dios en el cielo.

            Ciegos han tenido vista                       Nueve son los nueve meses
              y tullidos han andado                          que la Virgen padeció
            el enfermo a mejorado                              por el divino Jesús
             refiere una larga lista.                         y salvar al pecador.
        Son muchos que a su conquista                   Diez son Diez los Mandamientos
           concurren continuamente                           que de dote nos dejó
             todo cristiano viviente                    Once son las Once mil vírgenes
            si quiere ser perdonado                         que tiene el Divino Dios
            confesado y comulgado                         Doce son los Doce Apóstoles
          hincado se hace presente.                       que hay en la consagración.

            Al fin María es portento                         Feliz glorioso angelito
            de todo linaje humano                              cascarita de nogal
             por eso todo cristiano                         ya te canté esta letrita
           acude a su santo templo.                       y el Malo se va a arrancar.
           Y reza en todo momento                          Las palabras de San Juan
              el Santísimo Rosario                          que las dejó Jesucristo
         del pesebre hasta el Calvario                  donde nuestro Padre han visto
             medita bien la Pasión                            que la Virgen lo dirá
           y acompaña en procesión                          por eso es bueno saber
             a este Santo relicario.                         las palabras redoblás




Si bien el propósito no es hacer un análisis estrictamente literario ni exhaustivo,
ambos textos poéticos (que están pensados para ser cantados) permiten ilustrar
esta interesante yuxtaposición entre fe culta y fe popular, cuya síntesis es María.

Formalmente, ambos textos se estructuran en 5 estrofas de 10 de versos cada
una,   con    predominancia         de   una   versificación    tipo    espinel,      con   rima
fundamentalmente consonante.
13




                               Cuadro sobre Estrofa Espinel


                               Es océano de gracia               A
                              del enfermo la salud               B
                              protege con su virtud              B
                              al débil con eficacia.             A
                             La primera aristocracia             A
                             de La Serena evidente               C
                           viene el señor Intendente             C
                            también el señor Vicario             D
                             y a visitar el Santuario            D
                           concurre bastante gente.              C




Si se consideran los textos como actos comunicativos, se evidencia en ambos
claramente la apelatividad o alusión a un destinatario, aunque con matices. En “La
Virgen de Andacollo” el hablante privilegia la 3º persona singular, lo que permite
adoptar una actitud más bien enunciativa, que es más propicia para enumerar o
describir   una   serie   de   características      milagrosas   que   tiene   la   Virgen,
particularmente en torno a la fiesta mariana en el Santuario de Andacollo. Lo hace
como si estuviera relatando a un público, en una suerte de catequesis mariana de
índole popular. De ahí que el poema discurre entre la eficaz taumaturgia mariana
como en la capacidad convocatoria que tiene el santuario donde se la venera,
donde va el pobre y el jurisconsulto (clases sociales) y el señor intendente y el
vicario (poder civil/eclesiástico). Por ello, el hablante busca causar admiración en
el destinatario, a través de las loas, mostrándole una suerte de cuadro descriptivo
de lo que se ve y se escucha en la fiesta mariana de Andacollo.


En cambio, “Las palabras redobladas” está redactado en 1º persona singular, en
tono festivo, picarón, lúdico donde se entrelazan numerales y su correspondencia
con las “cantidades” involucradas en ciertas verdades de la fe “Nueve son los
nueve meses que la Virgen padeció”, en un empeño de reafirmarle al oyente que
las verdades de la fe tienen un carácter cabalístico, en una afán de demostración
que son exactas y consecuentes. A diferencia del otro poema, en éste la intención
catequética del hablante queda descubierta por el enlazamiento de dogmas
canónicos de la fe católica con creencias de la fe popular (por ejemplo, “4
evangelistas”/ “ocho coros celestiales” o “Once mil vírgenes”).
14






Una de las características de estos poemas es la presencia de la oralidad, que se
concretiza por medio de una serie de términos y expresiones que se enmarcan en
un registro de habla coloquial de carácter familiar, propio de la variable dialectal
del español de Chile, donde abundan diminutivos, adjetivos impropios, omisión
silábica y contracciones de términos que son marcas léxicas de fluidez e
imperfección de la comunicación oral, que le dan el tono afectivo y de
cotidianeidad al hecho religioso del culto mariano.



                   Virgen de Andacollo          Las palabras redobladas


                 “De milagros hay millones     “pa' que todos conozcamos
                  que ha hecho la Virgen”       ya te canté esta letrita”



Asimismo, desde este punto de vista léxico y morfosintático, se aprecia la
prevalencia de fórmulas expresivas de origen campesino o campechano:



                   Virgen de Andacollo          Las palabras redobladas


                 “si quiere ser perdonado       “Yo a la misa d'entraré
                 confesado y comulgado”         en el primer evangelio”

                 “Ella da sus bendiciones       “por eso es bueno saber
                 al sabio como al remoto”        las palabras redoblás”




Y en este sentido, se observan dentro de estas palabras campechanas,
expresiones arcaicas o antiguas ya caídas en desuso, incluso en ambientes
eclesiales
15






                           Virgen de Andacollo                           Las palabras redobladas


                              “jurisconsulto”
                                “Virgen parió”

                                 “remoto
                                    “quedado pura”

                               “Virgen pía”                                “palabras benditas”

                                 “tullido”                                “adoremos al Bendito”

                                “hincado”
                                  “glorioso angelito”

                                “portento”

                             “Santo relicario”





Otro aspecto interesante de rescatar son las expresiones exageradas o
hiperbólicas como estrategia lingüística para resaltar los atributos de la Virgen y
como guiño apelativo para el destinatario del canto (“De milagros hay millones”).
De alguna manera, es una forma, digámoslo así, vivencial y laica de explicar la fe
en la Virgen, de asegurar al penitente o peregrino que ciertamente la mediación de
María es infalible.


Otro aspecto interesante de resaltar, que en ambos textos existe una progresión o
trayecto vital. Por ejemplo, el poema “Virgen de Andacollo” parte de una realidad
exterior, el acto de peregrinación al santuario de la Virgen y las variopintas
personas que acuden a esta convocatoria; luego, concluye el poema en una
realidad más bien interior, espiritual, donde el cristiano ya se encuentra en el
Santuario, donde medita la palabra de Dios nada menos que la Pasión y
acompaña al Santo relicario. Recordemos que uno de los versos, con el uso de la
figura retórica del encabalgamiento, se afirma sumariamente “todo cristiano
viviente/ si quiere ser perdonado/ confesado y comulgado/ hincado se hace
presente”.
                                        Esquema “Virgen de Andacollo”


       REALIDAD
EXTERIOR
                                           
         
      REALIDAD
INTERIOR

                                                      Reconocimiento de los
                                                       méritos de la Virgen
                                                  
                                       EN
EL

                    CAMINO
AL

                    SANTUARIO
                                                          SANTUARIO

                                                         CONVERSIÓN
                                                  

                                                                                         “Y reza…

             “De diferentes lugares                                                      medita bien …

             vienen a rendirle culto”                                                    acompaña en procesión…”

         
                                                                                           ”
                                                                                         

16




En cambio, en “Las palabras redobladas” el trayecto va en una suerte de ascenso
espiritual, progresión que se acentúa con el incremento de los numerales: parte el
poema con el nacimiento de Cristo (numeral 1), y la preservación de la pureza
virginal de María. A medida que avanza, se adquiere una visión soteriológica y
mística considerando las Tablas de la ley; los apóstoles, San José y los coros
angélicos (numerales del 2 al 12). Finaliza, más allá de la numeración, por encima
del “12”, con una especie de exorcismo (“el Malo se va arrancar”) y con una
invocación a la veracidad evangélica de San Juan, y que las palabras redoblás la
propia Virgen las usaría para relatar su experiencia personal de la historia de la
Salvación. Aquí el hablante ha alcanzado una intimidad con lo divino, ya que usa
la expresión “nuestro Padre” y luego la certeza de poder “oír” a la Virgen14.


                                                         Esquema “Las palabras redobladas”

                                                                                                           Parusía
                                                                                                   

                                                            Pasión, Muerte,                                          Virgen
canta

                                                         Resurrección de Cristo
                                                     
                                                                 redoblás

                                                                                                                         (+
12)

         Nacimiento de Cristo                                              Virgen
de
los

     
                                                                                                                     “la Virgen lo dirá”
                                                                        padecimientos
(2‐12)

                                                                                                                                                 ”


                                                                                                                                    





                     Virgen
de
la
pureza

                                                                                  (

                             (1)

                              “La Virgen parió en Belén                                    “La   Virgen padeció”
                             y siempre ha quedado pura”                                

                         





Por último, se puede mencionar que ambos poemas expresan una característica
particular del Canto a lo Divino: uno extraordinario equilibrio en presentar
dinámicamente la verdades propias de una fe culta y la manera catequética y
pastoral para poderlo explicar para fe popular


































































    14
         Dada la temática y estructura, es muy posible que este canto sea parte del acompañamiento paralitúrgico
         en los llamados en la tradición campechana “El velatorio del Angelito”, acto de velación de recién nacidos
         o niños fallecidos a corta edad.
17





                Cuadro comparativo Fe culta y Fe popular en los poemas

                          Fe culta                          Fe popular


                     “Reina del Cielo”              “todo el orbe se desprende
                                                    a ver a la Reina del Cielo”.
                  “Al fin María es portento
                  de todo linaje humano”             “De milagros hay millones
                                                    que ha hecho la Virgen pía”
                  “todo cristiano viviente
                  si quiere ser perdonado            “Ciegos han tenido vista
                  confesado y comulgado”               y tullidos han andado
                                                      el enfermo a mejorado
                “La Virgen parió en Belén”           refiere una larga lista”.

                  “Tres son las tres Marías          “Y reza en todo momento
                  cuatro los Evangelistas”             el Santísimo Rosario”.

                  “Diez los Mandamientos
             “el sacerdote primero
               “Doce son los Doce Apóstoles”         sale y se reviste de oro”

               “Seis son seis las seis candelas      “ocho son los ocho coros
                  como claro y bien se ve”        que cantan a Dios en el cielo”.

                                                  “Once son las Once mil vírgenes
                                                     que tiene el Divino Dios”

                                                    “y el Malo se va a arrancar”




4.- María pilar de la fe: una síntesis de fe culta y fe popular

El culto mariano es una realidad indesmentible, muy necesario y característico del
depósito de la fe católica. En él confluyen una multiplicidad de fuerzas, reflexiones
y teologías que buscan desarrollar una mayor comprensión de los alcances y
desafíos pastorales que él de suyo impone. Éste último ha sido la apuesta de
Aparecida, al plantear a María no sólo como madre de Dios, sino discípula y
misionera. A su vez, su gravitación en la vivencia de la fe y su relación con lo
numinoso tanto del católico observante como de aquéllos que no lo son, hoy por
hoy se torna un eje mediador que en muchos caso sostiene de manera resiliente
el embate del tiempo secularizador y desacralizador de la sociedad actual que
intenta no sólo lesionar, sino eliminar los vestigios de una fe trascendente, con sus
valores y tradiciones.
18




María en Latinoamérica cumple este papel de ser el manto invisible que reúne a
todos en una misma Iglesia y en una misma fe, independientemente de su origen,
linaje, posición política o nivel de observancia de los preceptos del catolicismo. Su
culto se ha entramado con las culturas locales, con su música, su liturgia, sus
danzas y sus fiestas. Si bien la fe popular que es la expresión de todas la
anteriores, adolece muchas veces de la precisión y rigor de la conceptualización
catequética ortodoxa propias de la fe culta, presume siempre sus raíces y se
convierte en verdadero puente o pilar donde ambas vivencias de la fe –culta y
popular- se interrelacionan y se nutren, en una lógica dinamizadora que por una
parte conecta al cristiano con su tierra, su gente y su herencia; y, por otra, lo
proyecta de modo inapelable a una tradición de la fe católica aún mayor y
milenaria que es la de la Buena Nueva, de quien María es la primera, sin duda
alguna, que la conoció y vivió fielmente.


Si
 bien
 es
 cierto
 que
 las
 expresiones
 de
 la
 fe
 popular
 muchas
 veces
 juegan

dicotómicamente
 con
 la
 imagen
 de
 María.
 “Tenemos,
 por
 una
 parte,
 una
 imagen

desconsolada,
 una
 madre
 que
 sufre,
 llora
 y
 se
 desmaya
 de
 dolor
 y,
 por
 otra,
 una
 Madre

cariñosa,
 que
 intercede
 por
 el
 pueblo
 de
 Dios,
 el
 camino
 más
 corto
 a
 través
 del
 cual
 el

pueblo
llega
al
corazón
de
Cristo”
(Burdach,
2008:13).


Pero más allá de todo, podemos señalar que en el caso de los textos poéticos
que hemos ofrecido (“Virgen de Andacollo” y “Las palabras redobladas”),
efectivamente demuestran la manera extraordinaria en que una tradición como el
Canto a lo Divino, manifestación de la fe popular de un país latinoamericano como
Chile, puede convertirse en una gran herramienta catequética y mistagógica para
expresar la naturaleza constitutiva de la vivencia de la fe, que al final es siempre
una sola y que en la persona de María, se logra la síntesis y la yerguen en un
pilar, como aparece en Belén, al pie de la cruz en el Gólgota o junto a los
apóstoles en Pentecostés, animando y acompañando la vida del cristiano hacia
Cristo, camino, verdad y vida.
19




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ASTORGA ARREDONDO, Francisco. “El canto a lo poeta”. Rev. music.
       chil. [online]. 2000, vol.54, n.194 [citado 2010-04-28], pp. 56-64 .
       Disponible                                                       en:
          <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S071627902000019400007
          &lng=es&nrm=iso>.
ISSN
0716‐2790.

doi:
10.4067/S0716‐27902000019400007.


BURDACH R, Ana María         “Canto a lo divino: La Mariología como manifestación
       folclórico                  religiosa              chilena”             en
          http://www.alalite.org/files/chile2008/ponencias/Ana%20Maria%20Burdach.pdf

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA (1993), Librería Espiritual, Quito
       Ecuador.

CELAM (2007) “María, madre de discípulos”. Encuentro continental de pastoral
        mariana y Congreso Teológico Pastoral-mariano, Secretaría General
        del CELAM, Bogotá.

CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA LUMEN                     GENTIUM       en   Documentos         del
       Vaticano II (1969), pp.34-109.

DÍAZ IGLESIAS, Sebastián (2005), “Religiosidad popular en el Nuevo Milenio: El
         caso de las Mandas” en Revista de Estudios Extremeños, Tomo LXI.
         Número II Mayo-Agosto, pp. 423-448.

GÓMEZ CAFFARENA, J (1997), “Algunas vertientes en el análisis de la
      religiosidad   popular       en        Latinoamérica”      en
          http://www.flacsoandes.org/dspace/bitstream/10469/561/11/03.%20Capítulo%202.
          %20Algunas%20vertientes%20en%20el%20análisis%20de%20la%20religiosidad%20p
          opular.pdf
 visitado el 15 de abril de 2009.

GONZÁLEZ DORADO, Antonio S.J. “De María conquistadora a María liberadora.
       Mariología  popular       latinoamericana”     disponible      en
          http://www.servicioskoinonia.org/relat/301.htm#b11
 y visitado 1º de mayo de
          2010.

JORDÁ SUREDA, P. Miguel (2004) “Los mejores versos a lo Divino", una tradición
        de cuatro siglos que perdura en el campo chileno, en
        http://www.poesias.cl/canto_a_lo_divino.htm visitado el 29 de abril de 2010.

JUAN PABLO II, Redemptoris Mater o Sobre la Bienaventurada Virgen María en
        la Vida de la Iglesia peregrina (1987) disponible en
          http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/encyclicals/documents/hf_jp‐
          ii_enc_25031987_redemptoris‐mater_sp.html

20




GARCILASO, Comentarios Reales, 2.° P., L. I. Cap. XXV, citado por VARGAS
        UGARTE, O. c., pp. 55-56.

MALO GONZÁLEZ, Claudio, (2000) “Religiosidad y fiestas populares” en Diálogo
       Intercultural, Memorias del Primer Congreso Latinoamericano de
       Antropología Aplicada, Ediciones Abya-Yala, Quito-Ecuador.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE - ADIMARK (2008) Encuesta
        Nacional Bicentenario, en www.uc.cl/encuestabicentenario
visitado
el
15
de

        marzo
2010.


SCHILLER DE KOHN, Vera, (2000) “Religión y Religiosidad” en Diálogo
        Intercultural, Memorias del Primer Congreso Latinoamericano de
        Antropología Aplicada, Ediciones Abya-Yala, Quito-Ecuador.

SERRANO URSÚA, Félix Javier (2007) “María en el documento de Aparecida” en
       Revista Medellín, Vol XXXIII / No.132 / Diciembre.

V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DE EL
       CARIBE (2007), Discípulos y misioneros de Jesucristo para que
       nuestros pueblos tengan en El vida. “Yo soy el Camino, la Verdad
       y la Vida” (Jn 14, 6). Documento Conclusivo Aparecida, 2da. ed.,
       CELAM – San Pablo – Paulinas, Bogotá.

VARGAS UGARTE, Rubén, Historia del culto de María en Ibero América y de
       sus imágenes y santuarios más celebrados, T. 1. Madrid 1956.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

2. Fe, liturgia y razon
2. Fe, liturgia y razon2. Fe, liturgia y razon
2. Fe, liturgia y razongbecerril5
 
EL DIOS AUSENTE
EL DIOS AUSENTEEL DIOS AUSENTE
EL DIOS AUSENTEosaunabu
 
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre - Jesús ...
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre -  Jesús ...Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre -  Jesús ...
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre - Jesús ...EdwardCrumpp
 
Religión evangélica
Religión evangélicaReligión evangélica
Religión evangélicaDeisy Bletran
 
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesia
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesiaEvlj 2012 sesión 2 fe e iglesia
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesiaadalgos
 
El porqué de la creación 18.06.2012
El porqué de la creación 18.06.2012El porqué de la creación 18.06.2012
El porqué de la creación 18.06.2012Francisco Javier
 
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología  De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología Pablo A. Jimenez
 
Curso: Catecismo de la Iglesia Católica
Curso: Catecismo de la Iglesia CatólicaCurso: Catecismo de la Iglesia Católica
Curso: Catecismo de la Iglesia CatólicaArzobispado de Lima
 
Un Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidadUn Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidadClaudia Magana
 
206 codina
206 codina206 codina
206 codinaseminary
 
Espiritualidad misionera 1
Espiritualidad misionera 1Espiritualidad misionera 1
Espiritualidad misionera 1tulioandres
 
Marcas de-las-sectas (1)
Marcas de-las-sectas (1)Marcas de-las-sectas (1)
Marcas de-las-sectas (1)Gilberto Samano
 
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje Cristiano
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje CristianoCuestionarios DECA Padre Osso Mensaje Cristiano
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje CristianoAldecoa Llaneza
 

La actualidad más candente (19)

2. Fe, liturgia y razon
2. Fe, liturgia y razon2. Fe, liturgia y razon
2. Fe, liturgia y razon
 
EL DIOS AUSENTE
EL DIOS AUSENTEEL DIOS AUSENTE
EL DIOS AUSENTE
 
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre - Jesús ...
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre -  Jesús ...Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre -  Jesús ...
Fundamentos bíblicos del catolicismo tomo II: María, Virgen y madre - Jesús ...
 
Religión evangélica
Religión evangélicaReligión evangélica
Religión evangélica
 
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesia
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesiaEvlj 2012 sesión 2 fe e iglesia
Evlj 2012 sesión 2 fe e iglesia
 
El porqué de la creación 18.06.2012
El porqué de la creación 18.06.2012El porqué de la creación 18.06.2012
El porqué de la creación 18.06.2012
 
catedral: Creer como maría
catedral: Creer como maríacatedral: Creer como maría
catedral: Creer como maría
 
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología  De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología
De la Escuela Bíblica a la Escuela de Teología: Introducción a la Teología
 
Curso: Catecismo de la Iglesia Católica
Curso: Catecismo de la Iglesia CatólicaCurso: Catecismo de la Iglesia Católica
Curso: Catecismo de la Iglesia Católica
 
Credo
Credo Credo
Credo
 
Las Sectas
Las SectasLas Sectas
Las Sectas
 
Un Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidadUn Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidad
 
Introduccion a la teologia 1
Introduccion a la teologia 1Introduccion a la teologia 1
Introduccion a la teologia 1
 
206 codina
206 codina206 codina
206 codina
 
Tema 2
Tema 2Tema 2
Tema 2
 
Espiritualidad misionera 1
Espiritualidad misionera 1Espiritualidad misionera 1
Espiritualidad misionera 1
 
Marcas de-las-sectas (1)
Marcas de-las-sectas (1)Marcas de-las-sectas (1)
Marcas de-las-sectas (1)
 
Virtudes en la familia
Virtudes en la familiaVirtudes en la familia
Virtudes en la familia
 
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje Cristiano
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje CristianoCuestionarios DECA Padre Osso Mensaje Cristiano
Cuestionarios DECA Padre Osso Mensaje Cristiano
 

Similar a Comunicación: María pilar de la fe

Maria en la patristica
Maria en la patristicaMaria en la patristica
Maria en la patristicaEstelly J
 
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptx
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptxCREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptx
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptxssuser70a127
 
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptx
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptxMaría en la Tradición Patrística y Conciliar.pptx
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptxJesus Paiva Layme
 
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptx
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptxLA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptx
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptxMartin M Flynn
 
Presentación de Enrique Vargas.pptx
Presentación de Enrique Vargas.pptxPresentación de Enrique Vargas.pptx
Presentación de Enrique Vargas.pptxiglesiaasambleadepiv
 
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxCatequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxIsaiasNozYerbes
 
ReligióN Catequesis Introduccion1
ReligióN Catequesis Introduccion1ReligióN Catequesis Introduccion1
ReligióN Catequesis Introduccion1DIOCESIS DE ENGATIVA
 
La eclesiología en la historia
La eclesiología en la historiaLa eclesiología en la historia
La eclesiología en la historiaDiffusor Fidei
 
Mariologia
MariologiaMariologia
Mariologiavhdr76
 
Actividad nº 04
Actividad nº 04Actividad nº 04
Actividad nº 04aayquipa
 
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTLA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTBRIAN MOORE
 
Los Dogmas y las Doctrinas Marianas
Los Dogmas y las Doctrinas MarianasLos Dogmas y las Doctrinas Marianas
Los Dogmas y las Doctrinas MarianasHumberto Corrales
 
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolica
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolicaLex Credendi VII - La iglesia es apostolica
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolicaHugo Quintanilla
 
Fundamentos teológicos de la msion
Fundamentos teológicos de la msionFundamentos teológicos de la msion
Fundamentos teológicos de la msionmiltoneduar
 

Similar a Comunicación: María pilar de la fe (20)

Maria en la patristica
Maria en la patristicaMaria en la patristica
Maria en la patristica
 
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptx
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptxCREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptx
CREDOS CONTEMPORÁNEOS.pptx
 
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptx
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptxMaría en la Tradición Patrística y Conciliar.pptx
María en la Tradición Patrística y Conciliar.pptx
 
Comunicación: La grandeza y gracia maternal de María
Comunicación: La grandeza  y gracia maternal de MaríaComunicación: La grandeza  y gracia maternal de María
Comunicación: La grandeza y gracia maternal de María
 
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptx
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptxLA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptx
LA IGLESIA, MADRE Y MAESTRA.pptx
 
Presentación de Enrique Vargas.pptx
Presentación de Enrique Vargas.pptxPresentación de Enrique Vargas.pptx
Presentación de Enrique Vargas.pptx
 
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxCatequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
 
¿Que Celebramos?
¿Que Celebramos?¿Que Celebramos?
¿Que Celebramos?
 
Finalidad y tareas de la catequesis
Finalidad y tareas de la catequesisFinalidad y tareas de la catequesis
Finalidad y tareas de la catequesis
 
ReligióN Catequesis Introduccion1
ReligióN Catequesis Introduccion1ReligióN Catequesis Introduccion1
ReligióN Catequesis Introduccion1
 
La eclesiología en la historia
La eclesiología en la historiaLa eclesiología en la historia
La eclesiología en la historia
 
Mariologia
MariologiaMariologia
Mariologia
 
Actividad nº 04
Actividad nº 04Actividad nº 04
Actividad nº 04
 
Religiosidad popular trabajo
Religiosidad popular trabajoReligiosidad popular trabajo
Religiosidad popular trabajo
 
Pedagogía de la fe c3
Pedagogía de la fe c3Pedagogía de la fe c3
Pedagogía de la fe c3
 
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTLA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
 
Los Dogmas y las Doctrinas Marianas
Los Dogmas y las Doctrinas MarianasLos Dogmas y las Doctrinas Marianas
Los Dogmas y las Doctrinas Marianas
 
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolica
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolicaLex Credendi VII - La iglesia es apostolica
Lex Credendi VII - La iglesia es apostolica
 
el credo
el credoel credo
el credo
 
Fundamentos teológicos de la msion
Fundamentos teológicos de la msionFundamentos teológicos de la msion
Fundamentos teológicos de la msion
 

Más de Universidad Técnica Particular de Loja

Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrollo
Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrolloPonencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrollo
Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrolloUniversidad Técnica Particular de Loja
 

Más de Universidad Técnica Particular de Loja (20)

Presentación UTPL II Remad
Presentación UTPL II RemadPresentación UTPL II Remad
Presentación UTPL II Remad
 
Bautismo, eucaristia y ministerio
Bautismo, eucaristia y ministerioBautismo, eucaristia y ministerio
Bautismo, eucaristia y ministerio
 
Visita ad limina (2008) - Ecumenismo
Visita ad limina (2008) - EcumenismoVisita ad limina (2008) - Ecumenismo
Visita ad limina (2008) - Ecumenismo
 
Presentación1 - Ecumenismo
Presentación1 - EcumenismoPresentación1 - Ecumenismo
Presentación1 - Ecumenismo
 
Pastoral del ecumenismo y del dialogo interreligioso. - Ecumenismo
Pastoral del ecumenismo y del dialogo interreligioso. - EcumenismoPastoral del ecumenismo y del dialogo interreligioso. - Ecumenismo
Pastoral del ecumenismo y del dialogo interreligioso. - Ecumenismo
 
Informe del diálogo Ecuménico del Ecuador
Informe del diálogo Ecuménico del EcuadorInforme del diálogo Ecuménico del Ecuador
Informe del diálogo Ecuménico del Ecuador
 
Historia del ecumenismo en ecuador
Historia del ecumenismo en ecuadorHistoria del ecumenismo en ecuador
Historia del ecumenismo en ecuador
 
El ecumenismo en preguntas
El ecumenismo en preguntasEl ecumenismo en preguntas
El ecumenismo en preguntas
 
Ecumenismo y desarrollo en el ecuador may0 2001
Ecumenismo y desarrollo en el ecuador  may0 2001Ecumenismo y desarrollo en el ecuador  may0 2001
Ecumenismo y desarrollo en el ecuador may0 2001
 
Declaracion sobre la justificación
Declaracion sobre la justificaciónDeclaracion sobre la justificación
Declaracion sobre la justificación
 
Como vivir el ecumenimso
Como vivir el  ecumenimsoComo vivir el  ecumenimso
Como vivir el ecumenimso
 
Bautismo, eucaristia y ministerio
Bautismo, eucaristia y ministerioBautismo, eucaristia y ministerio
Bautismo, eucaristia y ministerio
 
Notas sobre ecumenismo en Colombia - Ecumenismo
Notas sobre ecumenismo en Colombia - EcumenismoNotas sobre ecumenismo en Colombia - Ecumenismo
Notas sobre ecumenismo en Colombia - Ecumenismo
 
Estudio impacto economico_de _los _eventos_utpl_2004-2009
Estudio impacto economico_de _los _eventos_utpl_2004-2009Estudio impacto economico_de _los _eventos_utpl_2004-2009
Estudio impacto economico_de _los _eventos_utpl_2004-2009
 
Ponencia Congreso Turismo: Protección de la niñez y la adolescencia
Ponencia Congreso Turismo: Protección de la niñez y la adolescenciaPonencia Congreso Turismo: Protección de la niñez y la adolescencia
Ponencia Congreso Turismo: Protección de la niñez y la adolescencia
 
Ponencia Congreso Turismo: Turismo 2. 0 travel 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Turismo 2. 0 travel 2.0Ponencia Congreso Turismo: Turismo 2. 0 travel 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Turismo 2. 0 travel 2.0
 
Ponencia Congreso Turismo: Destinos turisticos 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Destinos turisticos 2.0Ponencia Congreso Turismo: Destinos turisticos 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Destinos turisticos 2.0
 
Ponencia Congreso Turismo: Turista a viajero 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Turista a viajero 2.0Ponencia Congreso Turismo: Turista a viajero 2.0
Ponencia Congreso Turismo: Turista a viajero 2.0
 
Ponencia Congreso Turismo: Turismo negocios caso Colombia
Ponencia Congreso Turismo: Turismo negocios caso ColombiaPonencia Congreso Turismo: Turismo negocios caso Colombia
Ponencia Congreso Turismo: Turismo negocios caso Colombia
 
Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrollo
Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrolloPonencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrollo
Ponencia Congreso Turismo: La creación de una marca país y su desarrollo
 

Último

Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Gonella
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJOLeninCariMogrovejo
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfdeBelnRosales2
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entornoday561sol
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosGustavoCanevaro
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdflizcortes48
 
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAmor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAlejandrino Halire Ccahuana
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectosTrishGutirrez
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEJosé Hecht
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSdarlingreserved
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Gonella
 

Último (20)

AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
 
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la InvestigaciónUnidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
El Bullying.
El Bullying.El Bullying.
El Bullying.
 
Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestiónSesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
 
Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
 
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
 
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAmor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
 

Comunicación: María pilar de la fe

  • 1. 1
 
 María, pilar de la fe católica en las expresiones de la piedad popular en Latinoamérica: El canto a lo divino en Chile
 1 Dr. Marcos Santibáñez Bravo Resumen El artículo reflexiona sobre las raíces teológicas y espirituales que fundamentan el culto a la Virgen en la Iglesia Católica, relevando las posibles tensiones que se dan entre las expresiones de una “fe culta” propia de la tradición teológica ortodoxa y la de una “fe popular” que más bien se enmarca en una tradición teológica heterodoxa, donde concurren además otras fuentes no eclesiásticas, propias del acervo cultural local. A partir del análisis de dos textos del Canto a lo Divino, expresión folclórica de la fe popular en Chile, se intenta comprender de qué manera la fe en María y su consecuente culto, son una forma afectiva y vital para aproximarse al misterio numinoso de la fe en Dios y de lo celeste, resolviendo la tensión generada entre ambas fe y sus posibles consecuencias experienciales para la vida del creyente. Palabras claves: Fe culta, Fe popular, raíces teológicas y espirituales, fervor devocional, tensión, tradición catequética. Abstract This article reflects on the theological and spiritual roots that sustain the cult of the Virgin at the Catholic Church, relieving potential tensions that exist between the expressions of a "cultured faith" proper to the Orthodox theological tradition and a "popular faith "rather be part of a heterodox theological tradition, where other sources also attend church, characteristics of the local cultural heritage.

 
 From the analysis of the two texts from the “Canto a lo Divino”, folk expression of popular faith in Chile, it tries to understand how the faith in Mary and its consequent worship are a vital and affective way to approach the numinous mystery of the faith in God and the celestial, resolving the tension generated between both faith and their possible experiential consequences for the life of a believer. 




























































 1 Doctor en Ciencias de la Educación, Pontificia Universidad Católica de Chile. Director Académico, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Sede Santo Domingo.
  • 2. 2
 
 1.- El culto a María: en la raíz teológica y espiritual del cristianismo. El culto a la Santísima Virgen María se encuentra en las raíces teológicas y espirituales mismas del depósito de la fe católica, ya lo afirma elocuentemente el catecismo "Lo que la fe católica cree acerca de María se funda en lo que cree acerca de Cristo, pero lo que enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo" (Catecismo, Nº 487). En efecto, resulta inseparable de la enseñanza de la Buena Nueva de Cristo en el Magisterio, la presencia y figura de María, su madre; ya que “desde los tiempos más antiguos la bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios. A cuyo amparo los fieles en todos sus peligros y necesidades acuden con sus súplicas”. (…) Especialmente “desde el Concilio de Éfeso, el culto del Pueblo de Dios hacia María creció admirablemente en la veneración y el amor, en la invocación e imitación, según las palabras proféticas de Ella misma: ‘Me llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque hizo en mí cosas grandes el Poderoso’ (Lc. 1, 48)” (LG, 1969: Nº66). Este culto a María, como Madre de Dios y co-mediadora entre Dios y la humanidad al modo de las Bodas de Caná (Jn 2,1-12) y confirmada al pie de la cruz (Jn 19,27), tuvo desde sus comienzos una honda penetración y fervorosa devoción en los primeros cristianos. No siempre, este culto estuvo en los fieles adecuadamente clarificado en sus implicaciones teológicas y pastorales, porque a la par se encontraba en proceso de constituirse en canon el corpus teológico en cuanto a la ortodoxia doctrinal; de ahí que la Iglesia siempre ha procurado encauzar y orientar desde una sana doctrina, el culto mariano. Este conjunto de expresiones hetorodoxas del culto mariano las llamaremos propias o cimentadas en una “fe popular”2. Por eso, en la renovación teológica y litúrgica que trajo consigo el Concilio Vaticano II, se quiso precisar el sentido que el culto mariano debía tener dentro de la Iglesia: 




























































 2 Habitualmente, se expresa también como fe o religiosidad popular.
  • 3. 3
 
 “Este culto, tal como existió siempre en la Iglesia aunque es del todo singular, difiere esencialmente del culto de adoración, que se da al Verbo encarnado lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo, y lo promueve poderosamente. Pues las diversas formas de la piedad hacia la Madre de Dios, que la Iglesia ha aprobado dentro de los límites de la doctrina sana y ortodoxa, según la índole y modo de ser los fieles, hacen que mientras se honra a la Madre, el Hijo, en quienes fueron creadas todas las cosas. (cfr. Col. 1, 15-16) y en quien tuvo a bien el Padre que morase toda la plenitud (col. 1, 19), sea debidamente conocido, amado, glorificado y sean cumplidos sus mandamientos (LG No. 66)”. Lo anterior, clarifica que el correcto culto a María - las expresiones devocionales propias de una fe culta (fe teológicamente ortodoxa)- siempre ha sido función de su Hijo Jesucristo, relevando que ese culto surge fundamentalmente a partir de la condición de la maternidad divina de María3. En el marco de las coordenadas teológico-dogmáticas de una fe culta, el Magisterio ha reconocido algunas verdades de fe hacia donde encaminan y dimanan el culto mariano y que brevemente recordamos: • La Maternidad divina de la Virgen María: María no sólo es madre de Jesús de Nazareth, es Madre de Dios (Theotokos), en tanto que la encarnación del verbo supuso la hipostaxis perfecta de la naturaleza divina que asume la humana en Jesucristo. Lo declaró el Concilio de Éfeso. • La Inmaculada Concepción de la Virgen María: Para cumplir con el designio salvífico de ser la madre de Dios, debía ser preservada, desde su concepción, del pecado original; por lo tanto, María en cierto sentido fue redimida “anticipadamente” antes de la venida de Cristo. Este dogma fue proclamado en la Bula papal de Pío IX Ineffabilis Deus (1854). “Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la bienaventurada virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de la concepción por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles". 




























































 3 Como tan claramente expresa una conocida jaculatoria “A Jesús por María”.
  • 4. 4
 
 • La Virginidad perpetua de la Virgen María: María concibió a Cristo sin el concurso o participación de varón, como lo señala el ángel Gabriel en la anunciación. Por tanto su virginidad, se mantuvo antes, durante y después del nacimiento de Cristo. Esta verdad de fe fue aclarada por el Papa Pablo IV a través de la Constitución Cum quorumdam (1555) A todo y cada uno de los que hasta ahora afirmaron, dogmatizaron o creyeron[...] que Nuestro Señor[...] no fue concebido según la carne en el seno de la beatísima y siempre Virgen María por obra del Espíritu Santo, sino, como los demás hombres, del semen de José;[...] o que la misma beatísima Virgen María no es verdadera Madre de Dios ni permaneció siempre en la integridad de la virginidad, es decir, anteantes del parto, en el parto y perpetuamente después del parto; de parte de Dios omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, con autoridad apostólica requerimos y avisamos[...]...nec perstitisse semper in virginitatis integritate, ante partum scilicet, in partu et perpetuo post partum...” • La Asunción de la Virgen María: A semejanza de su Hijo divino, como primicia de la resurrección final, María fue asunta al cielo en cuerpo y alma. Éste es el último dogma sobre la Virgen María, y fue establecido por el Papa Pío XII en "Munificentissimus Deus" (1950): "Proclamamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial". 2.- María en la devoción popular latinoamericana Como señalara Juan Pablo II "la espiritualidad mariana, a la par de la devoción correspondiente, encuentra una fuente riquísima en la experiencia histórica de las personas y de las diversas comunidades cristianas, que viven entre los distintos pueblos y naciones de la tierra” (Redemptoris Mater N° 48). En el caso de la devoción popular a la Virgen María en las diferentes iglesias particulares de Latinoamérica, se caracterizan todas ellas por su colorido, diversidad y la alta adhesión de fieles que despierta en sus innumerables advocaciones, muchas de ellas entretejidas, en su nombre y tradición, tanto de historia como de leyenda. Las raíces del culto mariano en Latinoamérica se encuentran precisamente en el proceso evangelizador unido al proceso de conquista y colonia española durante los siglos XV-XIX.
  • 5. 5
 
 “Taylor destaca el papel de la Virgen como símbolo de la soberanía española y, dentro de la religiosidad popular, cumpliendo el papel que cumplía en las creencias populares de los españoles del siglo XVI. Para Taylor, durante gran parte de la colonia, la Virgen era una mediadora mas que una liberadora, y como tal era un modele de aceptación y legitimación del orden y la autoridad colonial. Es apenas en el siglo XIX cuando empieza a ejercer una función liberalizadora” (citado por Gómez, 1997: 8) Ya el Inca Garcilaso contaba en pleno siglo XVI las primeras expresiones de inculturación del culto mariano en los pueblos amerindios: “no contentos con oír a los sacerdotes los nombres y renombres que a la Virgen dan en la lengua latina y en la castellana, han procurado traducirlo en su lengua general, y añadir los que han podido por hablarle y llamarle en la propia...dícenle Mamanchic que es Señora y Madre nuestra; Coya, Reina; Ñusta, Princesa de sangre real; Zapay, única;Yurac Amancay, Azucena blanca; Chasca, Lucero del alba; Citoccoyllor, Estrella resplandeciente; Huarcapaña, Sin mancilla; Huc Hanac, Sin pecado; Mana Chancasca, No tocada, que es lo mismo que invioiata; Tazque, Virgen pura; Dios pa Maman, Madre de Dios. También dicen Pachacamacpa Maman que es Madre del Hacedor y sustentador del Universo. Dicen Huac Chucuyac, que es Amadora y bienhechora de pobres” (GARCILASO, Comentarios Reales citado por VARGAS UGARTE, 1956) . Actualmente, la fuerza del culto mariano tiene hitos relevantes en nuestro subcontinente como la fiesta a la Virgen de Guadalupe en México, por su origen histórico y milagroso que marca fuertemente todo el itinerario evangelizador de los siglos de conquista y colonia en los territorios americanos4, pasando por fiestas tan queridas en Ecuador, como Nuestra Señora de El Cisne5, de El Quinche, la Dolorosa del Colegio; o en Chile, festividades como la Virgen de la Tirana, de Andacollo o de la Virgen del Carmen, por nombrar algunas. La referida actualidad del culto mariano en Latinoamérica ha logrado sobreponerse al fuerte impacto de los procesos de secularización impuestos por la postmodernidad y la penetración de otras confesiones cristianas no católicas. En Chile, país que en la última década ha logrado un importante progreso 




























































 4 El acontecimiento de Guadalupe constituyó un hito importante en los inicios de la evangelización (11), patentiza la inculturación del Evangelio en las facciones indias, criollas, negras y mestizas (187), y hoy acompaña a la Iglesia peregrina y misionera (162) en CELAM (2007) “María, madre de discípulos”. 5 No obstante, el culto guadalupano de la Virgen representa en México un sentido cohesionador y de corte nacionalista; en comparación con Ecuador, ya que “en el espacio de la Real Audiencia de Quito, a diferencia que en México en donde la Virgen de Guadalupe es símbolo de la nacionalidad mexicana, las Vírgenes y sus santuarios favorecerían más bien la conformación de identidades locales y regionales (Gómez, 1997:6)
  • 6. 6
 
 socioeconómico y se ha visto expuesto fuertemente a estos procesos secularizados propios de los países desarrollados, el culto a la Virgen ha logrado mantenerse indemne. En una reciente encuesta (UC-Adimark, 2008) considerando los diferentes niveles socioeconómicos, los católicos observantes en alrededor de un 70% confirman que rezan a la Virgen o se encomiendan a ella y se mantiene por encima del 50% en el caso de los católicos no observantes y de sector socioeconómico más vulnerable. Y esta cifra se empina por sobre el 80% de adhesión en todos los niveles socioeconómicos, cuando se les consulta si creen que la Virgen puede hacer milagros. Una gran adhesión despierta en la referida encuesta, en cuanto a otras prácticas religiosas que forman parte de la una fe popular, como prender velas a los muertos, visitar un santuario o realizar mandas6. Señala Díaz Iglesias: “Las promesas pueden expresarse de diferentes formas, una de las cuales es la manda. Mediante la manda una persona, individualmente, establece comunicación con una divinidad (Virgen, Cristo, santo). Esta comunicación lleva implícito un compromiso entre ambas partes: la persona se compromete a realizar un gasto o un sacrificio; a cambio solicita de la divinidad: vida, salud, apoyo, etc” (Díaz Iglesias, 2005: 434) Efectivamente, los datos sugieren un fuerte vínculo entre culto a la Virgen y fe popular. De hecho, una de las principales problemáticas de la acción pastoral de hoy, se encuentra en la adecuada conducción y orientación del culto mariano en el devocionario popular, precisamente porque las manifestaciones de este culto auténtico y fervoroso en su raíz, se encuentran mezcladas con otros atributos y prácticas que se apartan de la ortodoxia. Por tanto, he aquí el nudo crítico o tensión que en el culto mariano se genera y que es objeto de reflexión: la yuxtaposición entre una fe culta o teologal que guarda relación con el aspecto prescriptivo, ortodoxo y canónico de las prácticas enmarcatorias que la autoridad eclesial y su magisterio establecen para las 




























































 6 En Chile, como en España, es muy común realizar una manda o “echar mandas”; la expresión que se utiliza en para referirse a la acción de establecer un compromiso con un ser religioso (la Virgen, un santo). Equivale a “realizar una promesa”, que generalmente implica un acto extraordinario por parte del devoto como prueba patente de gratitud y expiación que puede llegar incluso a la realización de proezas que comportan a veces lesiones físicas (caminar varias decenas de kilómetros descalzo, hacerlo de rodillas o a la rastra).
  • 7. 7
 
 manifestaciones devocionales a María (y por extensión a los santos); y una fe popular7 que más bien recoge genéricamente ciertos aspectos prescriptivos y canónicos, pero que tiene como núcleo duro o sustancial prácticas devocionales que se enmarcan en la libre expresión de sentimientos y emociones que la vivencia religiosa hacia la Virgen tiene lugar en el corazón del creyente8. Desde una fe popular, podría afirmarse que María es exaltada particularmente como “Virgen y Madre”. Por una parte, la virginidad de María9, conlleva - el reconocimiento de la superación de las pasiones y pulsiones de la sexualidad. - la constitución de una “mujer ideal” lejana a toda banalidad que vive sólo desde lo espiritual. - fidelidad incondicional, por cuanto la traición o el olvido son impensables - en objeto de veneración, de ahí los apelativos de Reina, Princesa, Señora con reminiscencias caballerescas feudales o coloniales. Por otro lado, el énfasis en la maternidad, encuadra la relación del creyente y la Virgen a semejanza de la que existe entre hijo-madre, de este modo - metáfora del refugio, auxilio y ayuda ante cualquier necesidad, desembocando en muchas ocasiones hasta en el milagro. - el tema del perdón queda enmarcado en atributos maternales de comprensión sin límites, que parecen ser más favorables que el aspecto castigador o más ecuánime que se le atribuye a la figura masculina en la concepción de Dios como padre o como Hijo, en Jesucristo. De alguna manera, hay una subsidiariedad de la misericordia en María, respecto del perdón divino. 




























































 7 Es indudable estamos en un marco llamado de la “teología de la piedad popular”. 8 Aunque, deba reconocerse que desarrolla la dimensión afectiva tan importante en el campo religioso, principalmente para fijar las dimensiones de identidad, pertenencia e incorporación. 9 Una proyección pastoral y sociológica, unida al hecho de la virginidad de María, es la coloquial valoración de la religiosa, que se supone “virgen consagrada”, a la que cariñosamente se la denomina como «hermanita».
  • 8. 8
 
 - la capacidad unitiva por cuanto en las grandes celebraciones festivas de la Virgen, y en sus duelos o velatorios, el pueblo reconoce que todos los hijos tienen entrada en el santuario y en la festividad, por encima de las diferencias políticas y sociales en las que puedan encontrarse incluso mortalmente comprometidos. La madre los reúne a todos. En palabras de González Dorado, “Esta virtualidad de reunión y simbolización de los hijos existente en la maternidad de María percibida por el pueblo, unida a su misericordia y su fuerza auxiliadora, explica la fe de nuestros pueblos en la presencia de la Virgen en los momentos de catástrofes colectivas y en los de liberación, como ocurrió en el difícil y heroico período de la independencia política de las nacionalidades del continente”10. Resulta innegable afirmar que toda fe popular de algún modo ha tenido en su génesis una fe culta, ya sea desde la evangelización o desde la catequesis. En la preparación a la V conferencia de Aparecida, se zanjaba esta discusión reconociendo que el énfasis en la maternidad de María en la mariología ha privado la exploración de las dimensión del discipulado y misional que la Madre de Dios conlleva. “La mariología tradicional ha tenido rémoras en presentar a María como discípula de Cristo. Demasiado fuerte era la conciencia de la maternidad de la Virgen que llegaba hasta el punto de conferir a la madre un poder sobre su Hijo y por lo tanto, también el deber de educarlo, por lo que la madre es maestra antes que discípula. Afirmar que la Madre de Jesús es discípula de su Hijo significa, indudablemente, ‘contemplar a María de otra manera’ ” (CELAM, 2007:12) Y de hecho, el documento de Aparecida reposicionará a María como discípula y misionera, sentando nuevas bases en la gran devoción que María suscita popularmente, pero en una audaz y actualizada forma de abordar la nueva evangelización:  Ella ha sido “interlocutora del Padre en su proyecto de enviar su Verbo al mundo para la salvación de la humanidad” (266). 




























































 10 Véase http://www.servicioskoinonia.org/relat/301.htm#b11
  • 9. 9
 
  “La Virgen de Nazaret tuvo una misión única en la historia de la salvación, concibiendo, educando y acompañando a su hijo hasta su sacrificio definitivo” (267).  María “cooperó en el nacimiento de la Iglesia misionera, imprimiéndole un sello mariano que la identifica hondamente” (Ibid.).  “En María nos encontramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, como asimismo con los hermanos” (Ibid.).  “María es la gran misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de misioneros” (269).  Junto a Juan Diego, en el acontecimiento de Guadalupe, “presidió el Pentecostés que nos abrió a los dones del Espíritu” (269).  La presencia de María en nuestros pueblos ha entrado profundamente “acogiendo los rasgos más nobles y significativos de su gente “(269).  María “nos enseña el primado de la escucha de la Palabra en la vida del discípulo y misionero” (271) y en el rezo del rosario “el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la 11 profundidad de su amor” (271) . 3.- El culto mariano en Chile a través del Canto a lo Divino. Chile, es un país con profunda devoción a María que lo recorre de norte a sur (Burdach12, 2008), y recibe, como sucede en otros países, diferentes advocaciones (en el norte, la Virgen de La Tirana; Andacollo; en la zona central, La Candelaria; la Virgen de Lo Vásquez; la Virgen del Carmen o La Carmelita; en el sur, La Purísima, entre otras). Su culto se introduce a Chile con la llegada de los primeros españoles y primeros misioneros en el siglo XVI. La primera imagen corresponde a la Virgen del Socorro, traída por don Pedro de Valdivia conquistador del país. No obstante, de todas las advocaciones marianas, es la de la Virgen del Carmen que tiene el título principal. Su predilección viene precisamente porque O’Higgins y San Martín a comienzos del siglo XIX, durante las guerras de independencia, 




























































 11 Extractos tomados de SERRANO (2007) “María en el documento de Aparecida”. 12 Es interesante la tarea de esta investigadora que se encuentra trabajando en el marco de un proyecto mayor “estudiar las manifestaciones del folclor religioso popular chileno desde una aproximación literolingüística”.
  • 10. 10
 
 ponen bajo su amparo y protección los ejércitos libertadores de los Andes; prometiendo en el caso de la victoria, la construcción de un templo en su honor “En el mismo sitio se dé la batalla y se obtenga la victoria, se levantará un Santuario a la Virgen del Carmen, Patrona y Generala de los Ejércitos de Chile, y los cimientos serán colocados por los mismos magistrados que formulen este voto, en el mismo lugar de su misericordia, que será el de su gloria”. Esta primacía de la Virgen del Carmen13 queda sellada desde 1923 cuando la Santa Sede nombró Patrona Principal de todo el pueblo de Chile, ya que antes lo era sólo del ejército y la armada chilena. De las muchas expresiones de la fe popular a la Virgen y a los santos en Chile, es el denominado Canto a lo poeta uno de los más singulares y que expresa muy bien una síntesis entre fe culta y fe popular. En palabras de Arredondo (2000) “es un frondoso árbol que tiene más de 400 años. (…) Es la poesía cantada que utiliza principalmente los metros poéticos de la cuarteta o copla y la décima espinela. Se divide en dos grandes grupos: canto a lo divino y canto a lo humano. Su origen se remonta a la época de la Conquista (siglo XVI)”. En la actualidad, el canto a lo poeta es un arte que aún pervive en ciertas áreas rurales de la zona central chilena, “las nuevas generaciones, sin embargo, manifiestan cada vez un menor interés en las tradiciones de nuestro pueblo. Como bien dice Uribe (1962:19), los cantos a lo divino y a lo humano parecieran haberse reducido hoy a ‘sus nocturnos lugares de origen: velorios de angelitos y novenas campesinas’ en la ruralidad de la Zona Central de Chile” Burdach (2008:2). De las 2 vertientes del Canto a lo poeta, es el canto a lo divino que tiene especial interés para este estudio, dado que su eje temático principal es religioso-bíblico y, por tanto, se refieren, entre otros, a la veneración de la Virgen María. Burdach plantea que este género religioso-popular es “una lírica de origen peninsular o 




























































 13 Dos son las imágenes del Carmen que los chilenos veneran con especial cariño: la del Santuario Nacional de Maipú, tallada en Quito en 1785 y la de la Catedral metropolitana, de factura francesa del siglo XIX, coronada solemnemente en 1926 (ésta última fue quemada por un desquiciado en 2008 y restaurada en 2009. Más detalles en www.virgendelcarmen.cl/
  • 11. 11
 
 entonación de poesía estrófica cuyo punto, fundamento o tema es divino (bíblico). Se trata de una poesía arraigada en lo rural, transmitida oralmente de generación en generación, expresada con acompañamiento de guitarra o guitarrón chileno, en ocasión de vigilias nocturnas o diurnas practicadas” (2008:4). Su auge y valor artístico religioso, radica en que “cada cantor establece un diálogo en un ritual de ‘comunicación profundamente emotiva y expresiva con el rostro amoroso de Dios, por medio de la ternura de María, (Salinas Campos, 2005:12), en la creencia de que a través del Canto se realiza una mejor conexión entre el mundo y lo sobrenatural. Es así como el pueblo expresa su fe, invocando la protección de María” (en Burdach, 2008:5). Uno de los cultores del canto divino es el P. Miguel Jordá (2004), un sacerdote misionero de origen francés, que cautivado por la riqueza este arte musical propia de la fe y devoción populares chilenas, se ha convertido en un referente, principalmente por su labor recopiladora y divulgadora. A continuación, dos textos escogidos “Virgen de Andacollo” y “Las palabra redobladas” que él reúne en una sus obras. Virgen de Andacollo Las palabras redobladas De diferentes lugares Digo la una que es una vienen a rendirle culto en nombre de Jerusalén el pobre y el jurisconsulto La Virgen parió en Belén lloran junto a tus altares. y siempre ha quedado pura. Algunos cruzan los mares Todo el mundo lo asegura deseosos de consuelo porque quiso padecer Andacollo feliz suelo con su infinito poder que el mes de Diciembre atiende cierto fue que padeció todo el orbe se desprende digo las dos que son dos a ver a la Reina del Cielo. las dos Tablas de la Ley. Es océano de gracia Tres son las tres Marías del enfermo la salud cuatro los Evangelistas protege con su virtud que son palabras benditas al débil con eficacia. de mucha sabiduría. La primera aristocracia Ya viene la luz del día de La Serena evidente infinitas gracias damos viene el señor Intendente pa' que todos conozcamos también el señor Vicario y adoremos al Bendito y a visitar el Santuario cinco son las cinco llagas concurre bastante gente. de mi Señor Jesucristo.
  • 12. 12
 
 De milagros hay millones Seis son seis las seis candelas que ha hecho la Virgen pía como claro y bien se ve protectora piadosísima y siete los siete dones de países y naciones. de mi padre san José. Ella da sus bendiciones Yo a la misa d'entraré al sabio como al remoto en el primer evangelio sin cesar en este voto el sacerdote primero del cristianismo en su abono sale y se reviste de oro y a suplicarle a su trono ocho son los ocho coros llega el humilde devoto. que cantan a Dios en el cielo. Ciegos han tenido vista Nueve son los nueve meses y tullidos han andado que la Virgen padeció el enfermo a mejorado por el divino Jesús refiere una larga lista. y salvar al pecador. Son muchos que a su conquista Diez son Diez los Mandamientos concurren continuamente que de dote nos dejó todo cristiano viviente Once son las Once mil vírgenes si quiere ser perdonado que tiene el Divino Dios confesado y comulgado Doce son los Doce Apóstoles hincado se hace presente. que hay en la consagración. Al fin María es portento Feliz glorioso angelito de todo linaje humano cascarita de nogal por eso todo cristiano ya te canté esta letrita acude a su santo templo. y el Malo se va a arrancar. Y reza en todo momento Las palabras de San Juan el Santísimo Rosario que las dejó Jesucristo del pesebre hasta el Calvario donde nuestro Padre han visto medita bien la Pasión que la Virgen lo dirá y acompaña en procesión por eso es bueno saber a este Santo relicario. las palabras redoblás Si bien el propósito no es hacer un análisis estrictamente literario ni exhaustivo, ambos textos poéticos (que están pensados para ser cantados) permiten ilustrar esta interesante yuxtaposición entre fe culta y fe popular, cuya síntesis es María. Formalmente, ambos textos se estructuran en 5 estrofas de 10 de versos cada una, con predominancia de una versificación tipo espinel, con rima fundamentalmente consonante.
  • 13. 13
 
 Cuadro sobre Estrofa Espinel Es océano de gracia A del enfermo la salud B protege con su virtud B al débil con eficacia. A La primera aristocracia A de La Serena evidente C viene el señor Intendente C también el señor Vicario D y a visitar el Santuario D concurre bastante gente. C Si se consideran los textos como actos comunicativos, se evidencia en ambos claramente la apelatividad o alusión a un destinatario, aunque con matices. En “La Virgen de Andacollo” el hablante privilegia la 3º persona singular, lo que permite adoptar una actitud más bien enunciativa, que es más propicia para enumerar o describir una serie de características milagrosas que tiene la Virgen, particularmente en torno a la fiesta mariana en el Santuario de Andacollo. Lo hace como si estuviera relatando a un público, en una suerte de catequesis mariana de índole popular. De ahí que el poema discurre entre la eficaz taumaturgia mariana como en la capacidad convocatoria que tiene el santuario donde se la venera, donde va el pobre y el jurisconsulto (clases sociales) y el señor intendente y el vicario (poder civil/eclesiástico). Por ello, el hablante busca causar admiración en el destinatario, a través de las loas, mostrándole una suerte de cuadro descriptivo de lo que se ve y se escucha en la fiesta mariana de Andacollo. En cambio, “Las palabras redobladas” está redactado en 1º persona singular, en tono festivo, picarón, lúdico donde se entrelazan numerales y su correspondencia con las “cantidades” involucradas en ciertas verdades de la fe “Nueve son los nueve meses que la Virgen padeció”, en un empeño de reafirmarle al oyente que las verdades de la fe tienen un carácter cabalístico, en una afán de demostración que son exactas y consecuentes. A diferencia del otro poema, en éste la intención catequética del hablante queda descubierta por el enlazamiento de dogmas canónicos de la fe católica con creencias de la fe popular (por ejemplo, “4 evangelistas”/ “ocho coros celestiales” o “Once mil vírgenes”).
  • 14. 14
 
 Una de las características de estos poemas es la presencia de la oralidad, que se concretiza por medio de una serie de términos y expresiones que se enmarcan en un registro de habla coloquial de carácter familiar, propio de la variable dialectal del español de Chile, donde abundan diminutivos, adjetivos impropios, omisión silábica y contracciones de términos que son marcas léxicas de fluidez e imperfección de la comunicación oral, que le dan el tono afectivo y de cotidianeidad al hecho religioso del culto mariano. Virgen de Andacollo Las palabras redobladas “De milagros hay millones “pa' que todos conozcamos que ha hecho la Virgen” ya te canté esta letrita” Asimismo, desde este punto de vista léxico y morfosintático, se aprecia la prevalencia de fórmulas expresivas de origen campesino o campechano: Virgen de Andacollo Las palabras redobladas “si quiere ser perdonado “Yo a la misa d'entraré confesado y comulgado” en el primer evangelio” “Ella da sus bendiciones “por eso es bueno saber al sabio como al remoto” las palabras redoblás” Y en este sentido, se observan dentro de estas palabras campechanas, expresiones arcaicas o antiguas ya caídas en desuso, incluso en ambientes eclesiales
  • 15. 15
 
 Virgen de Andacollo Las palabras redobladas “jurisconsulto”
 “Virgen parió”
 “remoto
 “quedado pura”
 “Virgen pía” “palabras benditas”
 “tullido” “adoremos al Bendito”
 “hincado”
 “glorioso angelito”
 “portento”
 “Santo relicario”
 Otro aspecto interesante de rescatar son las expresiones exageradas o hiperbólicas como estrategia lingüística para resaltar los atributos de la Virgen y como guiño apelativo para el destinatario del canto (“De milagros hay millones”). De alguna manera, es una forma, digámoslo así, vivencial y laica de explicar la fe en la Virgen, de asegurar al penitente o peregrino que ciertamente la mediación de María es infalible. Otro aspecto interesante de resaltar, que en ambos textos existe una progresión o trayecto vital. Por ejemplo, el poema “Virgen de Andacollo” parte de una realidad exterior, el acto de peregrinación al santuario de la Virgen y las variopintas personas que acuden a esta convocatoria; luego, concluye el poema en una realidad más bien interior, espiritual, donde el cristiano ya se encuentra en el Santuario, donde medita la palabra de Dios nada menos que la Pasión y acompaña al Santo relicario. Recordemos que uno de los versos, con el uso de la figura retórica del encabalgamiento, se afirma sumariamente “todo cristiano viviente/ si quiere ser perdonado/ confesado y comulgado/ hincado se hace presente”. Esquema “Virgen de Andacollo” REALIDAD
EXTERIOR
 
 
 REALIDAD
INTERIOR
 Reconocimiento de los méritos de la Virgen 
 EN
EL
 CAMINO
AL
 SANTUARIO
 SANTUARIO
 CONVERSIÓN 
 “Y reza…
 “De diferentes lugares medita bien …
 vienen a rendirle culto” acompaña en procesión…”
 
 ” 

  • 16. 16
 
 En cambio, en “Las palabras redobladas” el trayecto va en una suerte de ascenso espiritual, progresión que se acentúa con el incremento de los numerales: parte el poema con el nacimiento de Cristo (numeral 1), y la preservación de la pureza virginal de María. A medida que avanza, se adquiere una visión soteriológica y mística considerando las Tablas de la ley; los apóstoles, San José y los coros angélicos (numerales del 2 al 12). Finaliza, más allá de la numeración, por encima del “12”, con una especie de exorcismo (“el Malo se va arrancar”) y con una invocación a la veracidad evangélica de San Juan, y que las palabras redoblás la propia Virgen las usaría para relatar su experiencia personal de la historia de la Salvación. Aquí el hablante ha alcanzado una intimidad con lo divino, ya que usa la expresión “nuestro Padre” y luego la certeza de poder “oír” a la Virgen14. Esquema “Las palabras redobladas” Parusía 
 Pasión, Muerte, Virgen
canta
 Resurrección de Cristo 
 redoblás
 (+
12)
 Nacimiento de Cristo Virgen
de
los
 
 “la Virgen lo dirá” padecimientos
(2‐12)
 ” 
 Virgen
de
la
pureza
 (
 (1)
 “La Virgen parió en Belén “La Virgen padeció” y siempre ha quedado pura” 
 
 Por último, se puede mencionar que ambos poemas expresan una característica particular del Canto a lo Divino: uno extraordinario equilibrio en presentar dinámicamente la verdades propias de una fe culta y la manera catequética y pastoral para poderlo explicar para fe popular 




























































 14 Dada la temática y estructura, es muy posible que este canto sea parte del acompañamiento paralitúrgico en los llamados en la tradición campechana “El velatorio del Angelito”, acto de velación de recién nacidos o niños fallecidos a corta edad.
  • 17. 17
 
 Cuadro comparativo Fe culta y Fe popular en los poemas Fe culta Fe popular “Reina del Cielo” “todo el orbe se desprende a ver a la Reina del Cielo”. “Al fin María es portento de todo linaje humano” “De milagros hay millones que ha hecho la Virgen pía” “todo cristiano viviente si quiere ser perdonado “Ciegos han tenido vista confesado y comulgado” y tullidos han andado el enfermo a mejorado “La Virgen parió en Belén” refiere una larga lista”. “Tres son las tres Marías “Y reza en todo momento cuatro los Evangelistas” el Santísimo Rosario”. “Diez los Mandamientos
 “el sacerdote primero “Doce son los Doce Apóstoles” sale y se reviste de oro” “Seis son seis las seis candelas “ocho son los ocho coros como claro y bien se ve” que cantan a Dios en el cielo”. “Once son las Once mil vírgenes que tiene el Divino Dios” “y el Malo se va a arrancar” 4.- María pilar de la fe: una síntesis de fe culta y fe popular El culto mariano es una realidad indesmentible, muy necesario y característico del depósito de la fe católica. En él confluyen una multiplicidad de fuerzas, reflexiones y teologías que buscan desarrollar una mayor comprensión de los alcances y desafíos pastorales que él de suyo impone. Éste último ha sido la apuesta de Aparecida, al plantear a María no sólo como madre de Dios, sino discípula y misionera. A su vez, su gravitación en la vivencia de la fe y su relación con lo numinoso tanto del católico observante como de aquéllos que no lo son, hoy por hoy se torna un eje mediador que en muchos caso sostiene de manera resiliente el embate del tiempo secularizador y desacralizador de la sociedad actual que intenta no sólo lesionar, sino eliminar los vestigios de una fe trascendente, con sus valores y tradiciones.
  • 18. 18
 
 María en Latinoamérica cumple este papel de ser el manto invisible que reúne a todos en una misma Iglesia y en una misma fe, independientemente de su origen, linaje, posición política o nivel de observancia de los preceptos del catolicismo. Su culto se ha entramado con las culturas locales, con su música, su liturgia, sus danzas y sus fiestas. Si bien la fe popular que es la expresión de todas la anteriores, adolece muchas veces de la precisión y rigor de la conceptualización catequética ortodoxa propias de la fe culta, presume siempre sus raíces y se convierte en verdadero puente o pilar donde ambas vivencias de la fe –culta y popular- se interrelacionan y se nutren, en una lógica dinamizadora que por una parte conecta al cristiano con su tierra, su gente y su herencia; y, por otra, lo proyecta de modo inapelable a una tradición de la fe católica aún mayor y milenaria que es la de la Buena Nueva, de quien María es la primera, sin duda alguna, que la conoció y vivió fielmente. Si
 bien
 es
 cierto
 que
 las
 expresiones
 de
 la
 fe
 popular
 muchas
 veces
 juegan
 dicotómicamente
 con
 la
 imagen
 de
 María.
 “Tenemos,
 por
 una
 parte,
 una
 imagen
 desconsolada,
 una
 madre
 que
 sufre,
 llora
 y
 se
 desmaya
 de
 dolor
 y,
 por
 otra,
 una
 Madre
 cariñosa,
 que
 intercede
 por
 el
 pueblo
 de
 Dios,
 el
 camino
 más
 corto
 a
 través
 del
 cual
 el
 pueblo
llega
al
corazón
de
Cristo”
(Burdach,
2008:13). 
 Pero más allá de todo, podemos señalar que en el caso de los textos poéticos que hemos ofrecido (“Virgen de Andacollo” y “Las palabras redobladas”), efectivamente demuestran la manera extraordinaria en que una tradición como el Canto a lo Divino, manifestación de la fe popular de un país latinoamericano como Chile, puede convertirse en una gran herramienta catequética y mistagógica para expresar la naturaleza constitutiva de la vivencia de la fe, que al final es siempre una sola y que en la persona de María, se logra la síntesis y la yerguen en un pilar, como aparece en Belén, al pie de la cruz en el Gólgota o junto a los apóstoles en Pentecostés, animando y acompañando la vida del cristiano hacia Cristo, camino, verdad y vida.
  • 19. 19
 
 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ASTORGA ARREDONDO, Francisco. “El canto a lo poeta”. Rev. music. chil. [online]. 2000, vol.54, n.194 [citado 2010-04-28], pp. 56-64 . Disponible en: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S071627902000019400007 &lng=es&nrm=iso>.
ISSN
0716‐2790.

doi:
10.4067/S0716‐27902000019400007.
 BURDACH R, Ana María “Canto a lo divino: La Mariología como manifestación folclórico religiosa chilena” en http://www.alalite.org/files/chile2008/ponencias/Ana%20Maria%20Burdach.pdf CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA (1993), Librería Espiritual, Quito Ecuador. CELAM (2007) “María, madre de discípulos”. Encuentro continental de pastoral mariana y Congreso Teológico Pastoral-mariano, Secretaría General del CELAM, Bogotá. CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA LUMEN GENTIUM en Documentos del Vaticano II (1969), pp.34-109. DÍAZ IGLESIAS, Sebastián (2005), “Religiosidad popular en el Nuevo Milenio: El caso de las Mandas” en Revista de Estudios Extremeños, Tomo LXI. Número II Mayo-Agosto, pp. 423-448. GÓMEZ CAFFARENA, J (1997), “Algunas vertientes en el análisis de la religiosidad popular en Latinoamérica” en http://www.flacsoandes.org/dspace/bitstream/10469/561/11/03.%20Capítulo%202. %20Algunas%20vertientes%20en%20el%20análisis%20de%20la%20religiosidad%20p opular.pdf
 visitado el 15 de abril de 2009. GONZÁLEZ DORADO, Antonio S.J. “De María conquistadora a María liberadora. Mariología popular latinoamericana” disponible en http://www.servicioskoinonia.org/relat/301.htm#b11
 y visitado 1º de mayo de 2010. JORDÁ SUREDA, P. Miguel (2004) “Los mejores versos a lo Divino", una tradición de cuatro siglos que perdura en el campo chileno, en http://www.poesias.cl/canto_a_lo_divino.htm visitado el 29 de abril de 2010. JUAN PABLO II, Redemptoris Mater o Sobre la Bienaventurada Virgen María en la Vida de la Iglesia peregrina (1987) disponible en http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/encyclicals/documents/hf_jp‐ ii_enc_25031987_redemptoris‐mater_sp.html

  • 20. 20
 
 GARCILASO, Comentarios Reales, 2.° P., L. I. Cap. XXV, citado por VARGAS UGARTE, O. c., pp. 55-56. MALO GONZÁLEZ, Claudio, (2000) “Religiosidad y fiestas populares” en Diálogo Intercultural, Memorias del Primer Congreso Latinoamericano de Antropología Aplicada, Ediciones Abya-Yala, Quito-Ecuador. PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE - ADIMARK (2008) Encuesta Nacional Bicentenario, en www.uc.cl/encuestabicentenario
visitado
el
15
de
 marzo
2010.
 SCHILLER DE KOHN, Vera, (2000) “Religión y Religiosidad” en Diálogo Intercultural, Memorias del Primer Congreso Latinoamericano de Antropología Aplicada, Ediciones Abya-Yala, Quito-Ecuador. SERRANO URSÚA, Félix Javier (2007) “María en el documento de Aparecida” en Revista Medellín, Vol XXXIII / No.132 / Diciembre. V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DE EL CARIBE (2007), Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos tengan en El vida. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14, 6). Documento Conclusivo Aparecida, 2da. ed., CELAM – San Pablo – Paulinas, Bogotá. VARGAS UGARTE, Rubén, Historia del culto de María en Ibero América y de sus imágenes y santuarios más celebrados, T. 1. Madrid 1956.