SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 2
Descargar para leer sin conexión
Boletín Mensual
Coordinación Arquidiocesana de Lima
Noviembre 2012
“JESÚS, REY Y SEÑOR”

Sabías que…
El Papa Pio XI, el 11 de diciembre de 1925, instituyó
esta solemnidad que cierra el tiempo ordinario. Su
propósito es recordar la soberanía universal de Jesucristo.
Es una verdad que siempre la Iglesia ha profesado.
Desde fines del siglo XIX, la Iglesia realizaba los
preparativos necesarios para la institución de la fiesta, la
cual fue finalmente designada para el último domingo del
Año Litúrgico, antes de empezar el Adviento.
En un mundo donde prima la cultura de la muerte y la
emergencia de una sociedad hedonista, la festividad
anual de Cristo Rey anima una dulce esperanza en los
corazones humanos, ya que impulsa a la sociedad a
volverse al Salvador.
Durante el anuncio del Reino, Jesús nos muestra lo
que éste significa para nosotros como Salvación,
Revelación y Reconciliación ante la mentira mortal del
pecado que existe en el mundo.
Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira y
pecado, Él es el Rey del Reino de Dios que trae y al que
nos conduce.
Jesucristo mismo confirma con su modo de obrar, que
su reino es principalmente espiritual y se refiere a las
cosas espirituales. En presencia del gobernador romano
manifestó que su reino no era de este mundo.

Año 1 N°11

Sobre la Roca firme
“No temas, María, que gozas del favor de Dios. Mira,
concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamará Jesús.
Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor
Dios le dará el trono de David, su padre, para que reine
sobre la casa de Jacob por siempre y su reino no tenga
fín” Lc 1,30-33
“Cuando el Hijo del Hombre llegue con majestad,
acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su
trono de gloria y todas las naciones serán reunidas en su
presencia. Mt 25,31-32a
“Jesús fue llevado ante el gobernador, el cual lo
interrogó: -¿Eres tú el rey de los judíos?. Contestó Jesús:
-Tú lo has dicho. Mt 27,11
“Le dijo Pilato: -Entonces, ¿tú eres rey? Jesús
contestó: -Tú lo dices. Yo soy rey: para eso he nacido,
para eso he venido al mundo, para dar testimonio de la
verdad.” Jn 18,37
Cristo viene de la traducción griega del término hebreo
“Mesías” que quiere decir “ungido”….El cumple
perfectamente la misión divina que esa palabra significa.
En Israel eran ungidos en el nombre de Dios los que eran
consagrados para una misión que habían recibido de El.
…Este debía ser por excelencia el caso del Mesías que
Dios enviaría para instaurar definitivamente su Reino. El
Mesías debía ser ungido por el Espíritu del Señor a la vez
como rey y sacerdote, pero también como profeta. CIC n.
436

Cristo-Hombre también tiene el poder sobre todas las
cosas humanas y temporales, puesto que el Padre le
confió un derecho absolutísimo sobre las cosas creadas,
de tal manera que todas están sometidas a su arbitrio.
Sin embargo, mientras él vivió sobre la tierra se abstuvo
enteramente de ejercitar este poder, despreciando la
posesión y el cuidado de las cosas humanas, así también
permitió, y sigue permitiendo, que los poseedores de ellas
las utilicen.
Cristo es <<el alfa y la omega, el primero y el último,
el principio y el fin>> (Ap 22, 13). Como verdadero <<Rey
del universo>>, lo gobierna y renueva todo, para poder
<<entregar>> al final el mundo al Padre, <<para que Dios
sea todo en todos>> (1 Co 15, 28).
Los mártires nos dan ejemplo. Prefirieron morir antes
de negar a Jesús. Muchos mártires del siglo XX en
México, España, Cuba y otros lugares murieron gritando
¡Viva Cristo Rey!. También en nuestro siglo.

Alabanza y Adoración a ti, Señor Jesús, Rey de reyes
La historia del mes
Siempre me llamó la atención los relatos que
escuchaba sobre los mártires mexicanos, laicos (niños,
jóvenes y mayores), religiosos y sacerdotes, de los
cuales su SS. Juan Pablo II beatificó a 22 sacerdotes el
22 de Noviembre de 1992. Todos ellos al ser
ejecutados morían diciendo: “VIVA CRISTO REY”.
El 12 de septiembre de 1926 se dirigían en tren hacia
Zamora, Joaquín de Silva, de 27 años, y Manuel
Melgarejo, de 17 años. Vestido de civil iba el General
Zamora. Les contó que él también era católico y para
ganar su confianza les mostró un crucifijo y otros
objetos religiosos. Los dos jóvenes le comentaron de su
lucha por la causa de la libertad religiosa. Pero al llegar
a destino, Zamora muestra su verdadera faceta y los
detiene.
Joaquín le dice que a él lo puede matar si quiere, o
hacerle lo que fuera, pero pide que liberen al
compañero de 17 años. Manuel abraza a Joaquín y le
dice: “No, Joaquín, yo quiero morir contigo”.
Zamora, buscando la apostasía, les ofrece la libertad
a cambio de la retractación de sus creencias. “¡Nunca
me retractaré de mis palabras!”,obtuvo como respuesta
este triste general. Inmediatamente fueron trasladados
a un cuartel y consultado, por telegrama, el inicuo
Calles, sobre el destino de ambos jóvenes. La
respuesta lacónica del rojo Calles fue: “Fusílelos”
Mientras eran conducidos al Panteón, para ser
fusilados, comenzaron a rezar el Santo Rosario. “Tiren
eso”, ordenó un soldado. La respuesta de estos
cristianos de ley no se hizo esperar: “Mientras yo tenga
vida, nadie me quitará mi Rosario”.
Llegados al cementerio, se les quiso vendar los ojos.
Otra lección les dio Joaquín: “No me venden los ojos,
pues no soy un criminal. Yo mismo les daré la señal
para disparar. Cuando diga ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la
Virgen de Guadalupe!, entonces ahí pueden
disparar”. Perdonó a sus verdugos, les dijo que pediría
por ellos ante Dios y que su muerte era por Dios, por
México y por la defensa de su fe.
Joaquín se dirigió a Manuel con estas
palabras: “Quítate el sombrero, pues vamos a
comparecer ante Dios”. Se volvió a los soldados que sí
estaban dispuestos a matar y con voz enérgica
gritó: “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de
Guadalupe!” No pudo terminar la última palabra cuando
cayó su cuerpo acribillado. Manuel cayó desmayado.
En el suelo fue fusilado.
Por los periódicos, los padres de estos jóvenes
mártires, se enteraron de la noticia. Sólo una madre
cristiana, reponiéndose del dolor, pudo exclamar:“Oh
Dios mío, seis hijos tengo; te los ofrezco todos.
Acéptalos, Señor”
Y al encontrarse Luis de Silva con el padre de
Manuel, éste último lo abraza y lleno de emoción le
dice: “Felicitémonos, somos padres de dos mártires”.
Daniel González Céspedes
Estos testimonios nos enseñan que cuando nuestra
fe está arraigada en nuestra vida, podemos darla por
defenderla como lo hicieron muchos jóvenes, laicos
comprometidos y sacerdotes. Dar la vida en defensa de
lo más valioso que tiene el ser humano su fe en Dios.

¡Viva Cristo Rey!

Recordando……… al Beato Juan
Pablo II
1. Este domingo, que concluye el año litúrgico, la Iglesia
celebra la solemnidad de nuestro Señor Jesucristo, Rey del
universo. Hemos escuchado en el evangelio la pregunta que
Poncio Pilato hace a Jesús: "¿Eres tú el rey de los judíos?" (Jn
18, 33). Jesús responde, preguntando a su vez: "¿Dices eso
por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?" (Jn 18, 34). Y
Pilato replica: "¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos
sacerdotes te han entregado a mí: ¿qué has hecho?" (Jn 18,
35).
En este momento del diálogo, Cristo afirma: "Mi reino no es de
este mundo. Si mi reino fuera de este mundo mi guardia habría
luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi
reino no es de aquí" (Jn 18, 36).
Ahora todo es claro y transparente. Frente a la acusación de
los sacerdotes, Jesús revela que se trata de otro tipo de
realeza, una realeza divina y espiritual. Pilato le pide una
confirmación: "Conque, ¿tú eres rey?" (Jn 18, 37). Aquí Jesús,
excluyendo cualquier interpretación errónea de su dignidad
real, indica la verdadera: "Soy rey. Yo para esto he nacido y
para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad.
Todo el que es de la verdad, escucha mi voz" (Jn 18, 37).
El no es rey como lo entendían los representantes del
Sanedrín, pues no aspira a ningún poder político en Israel. Por
el contrario, su reino va más allá de los confines de Palestina.
Todos los que son de la verdad escuchan su voz (cf. Jn 18
37), y lo reconocen como rey. Este es el ámbito universal del
reino de Cristo y su dimensión espiritual.
2. "Para ser testigo de la verdad" (Jn 18, 37). En la lectura
tomada del libro del Apocalipsis se dice que Jesucristo es
"testigo fiel" (Ap 1, 5). Es testigo fiel, porque revela el misterio
de Dios y anuncia el reino ya presente. Es el primer servidor
de este reino. "Obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz"
(Flp 2, 8), testimoniará el poder del Padre sobre la creación y
sobre el mundo. Y el lugar del ejercicio de su realeza es la
cruz que abrazó en el Gólgota. Pero su muerte ignominiosa
representa una confirmación del anuncio evangélico del reino
de Dios. En efecto, a los ojos de sus enemigos esa muerte
debía ser la prueba de que todo lo que había dicho y hecho
era falso.
"Si es el rey de Israel, que baje ahora de la cruz y creeremos
en él" (Mt 27 42). No bajó de la cruz, pero, como el buen
pastor dio la vida por sus ovejas (cf. Jn 10, 11). Sin embargo,
la confirmación de su poder real se produjo poco después,
cuando, al tercer día, resucitó de entre los muertos,
revelándose como "el primogénito de entre los muertos" (Ap 1,
5).
Él, siervo obediente, es rey, porque tiene "las llaves de la
muerte y del infierno" (Ap 1, 18). Y, en cuanto vencedor de la
muerte, del infierno y de satanás, es "el príncipe de los reyes
de la tierra" (Ap 1, 5). En efecto, todas las cosas terrenas
están inevitablemente sujetas a la muerte. En cambio, aquel
que tiene las llaves de la muerte abre a toda la humanidad las
perspectivas de la vida inmortal. Él es el alfa y la omega, el
principio y el culmen de toda la creación (cf. Ap 1, 8), de modo
que cada generación puede repetir: bendito su reino que llega
(cf. Mc 11, 10).
Homilía de su Santidad Juan Pablo II en la celebración
Eucarística de la Solemnidad de Jesucristo, Rey del
Universo en 1997

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La certeza de la resurreccion corporal
La certeza de la resurreccion corporalLa certeza de la resurreccion corporal
La certeza de la resurreccion corporal
Coke Neto
 
Pasión y muerte de jesucristo
Pasión y muerte de jesucristoPasión y muerte de jesucristo
Pasión y muerte de jesucristo
guestbac1e8
 
Glosario De Terminos Profeticos
Glosario De Terminos ProfeticosGlosario De Terminos Profeticos
Glosario De Terminos Profeticos
Claudia Magana
 
13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno
chucho1943
 
Testimonio en el templo
Testimonio en el temploTestimonio en el templo
Testimonio en el templo
Luis Kun
 
La crucifixión del rey
La crucifixión del reyLa crucifixión del rey
La crucifixión del rey
Coke Neto
 
Jesús es el }cristo
Jesús es el }cristoJesús es el }cristo
Jesús es el }cristo
Luis Kun
 
El poder del rey parte 3 presentación1
El poder del rey parte 3 presentación1El poder del rey parte 3 presentación1
El poder del rey parte 3 presentación1
Coke Neto
 
Dios Se Lució en la Navidad
Dios Se Lució en la NavidadDios Se Lució en la Navidad
Dios Se Lució en la Navidad
tommyswindow02
 

La actualidad más candente (20)

La certeza de la resurreccion corporal
La certeza de la resurreccion corporalLa certeza de la resurreccion corporal
La certeza de la resurreccion corporal
 
Profecías y vida de Cristo
Profecías y vida de CristoProfecías y vida de Cristo
Profecías y vida de Cristo
 
Advertencia ante los eventos futuros 1
Advertencia ante los eventos futuros 1Advertencia ante los eventos futuros 1
Advertencia ante los eventos futuros 1
 
Leccion joven: La muerte y la resurrección
Leccion joven: La muerte y la resurrecciónLeccion joven: La muerte y la resurrección
Leccion joven: La muerte y la resurrección
 
El poder de jesus en respuesta a la fe
El poder de jesus en respuesta a la feEl poder de jesus en respuesta a la fe
El poder de jesus en respuesta a la fe
 
1a pte la SegundaVenida de Cristo by Eliud Gamez
1a pte la SegundaVenida de Cristo by Eliud Gamez1a pte la SegundaVenida de Cristo by Eliud Gamez
1a pte la SegundaVenida de Cristo by Eliud Gamez
 
Pasión y muerte de jesucristo
Pasión y muerte de jesucristoPasión y muerte de jesucristo
Pasión y muerte de jesucristo
 
Glosario De Terminos Profeticos
Glosario De Terminos ProfeticosGlosario De Terminos Profeticos
Glosario De Terminos Profeticos
 
13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno
 
Nacimiento e infancia de Jesús
Nacimiento e infancia de JesúsNacimiento e infancia de Jesús
Nacimiento e infancia de Jesús
 
Testimonio en el templo
Testimonio en el temploTestimonio en el templo
Testimonio en el templo
 
La crucifixión del rey
La crucifixión del reyLa crucifixión del rey
La crucifixión del rey
 
Jesús es el }cristo
Jesús es el }cristoJesús es el }cristo
Jesús es el }cristo
 
02. preparen el camino
02. preparen el camino02. preparen el camino
02. preparen el camino
 
Pesaj
PesajPesaj
Pesaj
 
La navidad
La navidadLa navidad
La navidad
 
El poder del rey parte 3 presentación1
El poder del rey parte 3 presentación1El poder del rey parte 3 presentación1
El poder del rey parte 3 presentación1
 
04. dios con nosotros
04. dios con nosotros04. dios con nosotros
04. dios con nosotros
 
Dios Se Lució en la Navidad
Dios Se Lució en la NavidadDios Se Lució en la Navidad
Dios Se Lució en la Navidad
 
Leccion 11 Aun en sus manos
Leccion 11 Aun en sus manosLeccion 11 Aun en sus manos
Leccion 11 Aun en sus manos
 

Destacado

Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
Ramón Luis Pizarro Romero
 
Avaluació inicial
Avaluació inicialAvaluació inicial
Avaluació inicial
adegiron67
 
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
profesoraudp
 
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
Marcel Duran
 

Destacado (20)

Nuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familiasNuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familias
 
Ay de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizaraAy de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizara
 
Testimonio1
Testimonio1Testimonio1
Testimonio1
 
Díalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familiaDíalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familia
 
Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
Curso Introductorio de Analytics para Ingenieros 11092016
 
Cuando
Cuando Cuando
Cuando
 
Avaluació inicial
Avaluació inicialAvaluació inicial
Avaluació inicial
 
La energética que preside Borja Prado mejora el suministro en Llesp
La energética que preside Borja Prado mejora el suministro en Llesp La energética que preside Borja Prado mejora el suministro en Llesp
La energética que preside Borja Prado mejora el suministro en Llesp
 
FCC vende el 51% de su división de renovables
FCC vende el 51% de su división de renovablesFCC vende el 51% de su división de renovables
FCC vende el 51% de su división de renovables
 
Maquinas de salida
Maquinas de salidaMaquinas de salida
Maquinas de salida
 
Articulo en word revista enfasis uruguay logistico
Articulo en word revista enfasis uruguay logisticoArticulo en word revista enfasis uruguay logistico
Articulo en word revista enfasis uruguay logistico
 
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
Kpsi nº 1 materia y sus propiedades
 
Conferencias de Liderazgo 2014 - Horario
Conferencias de Liderazgo 2014 - HorarioConferencias de Liderazgo 2014 - Horario
Conferencias de Liderazgo 2014 - Horario
 
Portavoces empresariales en la web 2.0
Portavoces empresariales en la web 2.0Portavoces empresariales en la web 2.0
Portavoces empresariales en la web 2.0
 
Barcelona invierte en iluminación eficiente
Barcelona invierte en iluminación eficienteBarcelona invierte en iluminación eficiente
Barcelona invierte en iluminación eficiente
 
Jornada Informativa Horizonte 2020
Jornada Informativa Horizonte 2020Jornada Informativa Horizonte 2020
Jornada Informativa Horizonte 2020
 
Endesa Educa inicia el curso con nuevas iniciativas
Endesa Educa inicia el curso con nuevas iniciativas Endesa Educa inicia el curso con nuevas iniciativas
Endesa Educa inicia el curso con nuevas iniciativas
 
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
Les revolucions liberals i burgeses (1830 48)
 
Un canto a la vida
Un canto a la vidaUn canto a la vida
Un canto a la vida
 
Cómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carismaCómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carisma
 

Similar a Boletin11

No todos moriremos
No todos moriremosNo todos moriremos
No todos moriremos
antso
 
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo ReyDomingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
P Sabana Grande
 
34 domingo cristo rey evangelio 4
34 domingo cristo rey evangelio 434 domingo cristo rey evangelio 4
34 domingo cristo rey evangelio 4
M4NE5
 
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
David Galarza Fernández
 

Similar a Boletin11 (20)

16 Pasion y muerte del Señor
16 Pasion y muerte del Señor16 Pasion y muerte del Señor
16 Pasion y muerte del Señor
 
Leccion adultos: Eventos de los últimos días
Leccion adultos: Eventos de los últimos díasLeccion adultos: Eventos de los últimos días
Leccion adultos: Eventos de los últimos días
 
PRESENTACION CAMPO DE LA REALEZA DE CRISTO.docx
PRESENTACION CAMPO DE LA REALEZA DE CRISTO.docxPRESENTACION CAMPO DE LA REALEZA DE CRISTO.docx
PRESENTACION CAMPO DE LA REALEZA DE CRISTO.docx
 
SPNTR-WT-3 The Messenger - William Marrion Branham VGR.pdf
SPNTR-WT-3 The Messenger - William Marrion Branham VGR.pdfSPNTR-WT-3 The Messenger - William Marrion Branham VGR.pdf
SPNTR-WT-3 The Messenger - William Marrion Branham VGR.pdf
 
Jesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombreJesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombre
 
Jesús con su muerte trae la paz
Jesús con su muerte trae la pazJesús con su muerte trae la paz
Jesús con su muerte trae la paz
 
No todos moriremos
No todos moriremosNo todos moriremos
No todos moriremos
 
Cristo y su Reino - (4º ed).pptx
Cristo y su Reino -  (4º ed).pptxCristo y su Reino -  (4º ed).pptx
Cristo y su Reino - (4º ed).pptx
 
Dom cristo rey c
Dom cristo rey cDom cristo rey c
Dom cristo rey c
 
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo ReyDomingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
Domingo 24 de noviembre de 2013 Cristo Rey
 
34 domingo cristo rey evangelio 4
34 domingo cristo rey evangelio 434 domingo cristo rey evangelio 4
34 domingo cristo rey evangelio 4
 
Cristo rey a, 2014
Cristo rey a, 2014 Cristo rey a, 2014
Cristo rey a, 2014
 
LECTIO DIVINA: Solemnidad de cristo rey tiempo ordinario ciclo c
LECTIO DIVINA: Solemnidad de cristo rey tiempo ordinario ciclo cLECTIO DIVINA: Solemnidad de cristo rey tiempo ordinario ciclo c
LECTIO DIVINA: Solemnidad de cristo rey tiempo ordinario ciclo c
 
Linares Fantástico, Horizonte
Linares Fantástico, HorizonteLinares Fantástico, Horizonte
Linares Fantástico, Horizonte
 
El día de_pentecostes
El día de_pentecostesEl día de_pentecostes
El día de_pentecostes
 
Pullay
PullayPullay
Pullay
 
Libro Complementario | Capítulo 12 | Jerusalén Jerusalén | Escuela Sabática
Libro Complementario | Capítulo 12 | Jerusalén Jerusalén | Escuela SabáticaLibro Complementario | Capítulo 12 | Jerusalén Jerusalén | Escuela Sabática
Libro Complementario | Capítulo 12 | Jerusalén Jerusalén | Escuela Sabática
 
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
8.0.existencia histórica de jesús de nazaret
 
03. nadie tan grande como juan
03. nadie tan grande como juan03. nadie tan grande como juan
03. nadie tan grande como juan
 
No y si de la muerte y resurrección
No y si de la muerte y resurrecciónNo y si de la muerte y resurrección
No y si de la muerte y resurrección
 

Más de Renovacion Carismatica Catolica

Más de Renovacion Carismatica Catolica (20)

La sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdosLa sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdos
 
La sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdonLa sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdon
 
Impondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanaránImpondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanarán
 
Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1
 
Evangelización y sanacion
Evangelización y sanacionEvangelización y sanacion
Evangelización y sanacion
 
El especial.Ministerio de Sanacion
El especial.Ministerio de SanacionEl especial.Ministerio de Sanacion
El especial.Ministerio de Sanacion
 
El sacramento del bautismo
El sacramento del bautismoEl sacramento del bautismo
El sacramento del bautismo
 
El ministerio de sanacion
El ministerio de sanacionEl ministerio de sanacion
El ministerio de sanacion
 
El baño de luz
El baño de luzEl baño de luz
El baño de luz
 
Cómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carismaCómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carisma
 
Discernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanaciónDiscernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanación
 
Curación y sanacion carismatica
Curación y sanacion carismaticaCuración y sanacion carismatica
Curación y sanacion carismatica
 
Quienes somos
Quienes somosQuienes somos
Quienes somos
 
La espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidorLa espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidor
 
La rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesiaLa rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesia
 
El evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de diosEl evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de dios
 
El matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramentoEl matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramento
 
La sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdosLa sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdos
 
La sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdonLa sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdon
 
Impondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanaránImpondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanarán
 

Boletin11

  • 1. Boletín Mensual Coordinación Arquidiocesana de Lima Noviembre 2012 “JESÚS, REY Y SEÑOR” Sabías que… El Papa Pio XI, el 11 de diciembre de 1925, instituyó esta solemnidad que cierra el tiempo ordinario. Su propósito es recordar la soberanía universal de Jesucristo. Es una verdad que siempre la Iglesia ha profesado. Desde fines del siglo XIX, la Iglesia realizaba los preparativos necesarios para la institución de la fiesta, la cual fue finalmente designada para el último domingo del Año Litúrgico, antes de empezar el Adviento. En un mundo donde prima la cultura de la muerte y la emergencia de una sociedad hedonista, la festividad anual de Cristo Rey anima una dulce esperanza en los corazones humanos, ya que impulsa a la sociedad a volverse al Salvador. Durante el anuncio del Reino, Jesús nos muestra lo que éste significa para nosotros como Salvación, Revelación y Reconciliación ante la mentira mortal del pecado que existe en el mundo. Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira y pecado, Él es el Rey del Reino de Dios que trae y al que nos conduce. Jesucristo mismo confirma con su modo de obrar, que su reino es principalmente espiritual y se refiere a las cosas espirituales. En presencia del gobernador romano manifestó que su reino no era de este mundo. Año 1 N°11 Sobre la Roca firme “No temas, María, que gozas del favor de Dios. Mira, concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamará Jesús. Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, para que reine sobre la casa de Jacob por siempre y su reino no tenga fín” Lc 1,30-33 “Cuando el Hijo del Hombre llegue con majestad, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria y todas las naciones serán reunidas en su presencia. Mt 25,31-32a “Jesús fue llevado ante el gobernador, el cual lo interrogó: -¿Eres tú el rey de los judíos?. Contestó Jesús: -Tú lo has dicho. Mt 27,11 “Le dijo Pilato: -Entonces, ¿tú eres rey? Jesús contestó: -Tú lo dices. Yo soy rey: para eso he nacido, para eso he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad.” Jn 18,37 Cristo viene de la traducción griega del término hebreo “Mesías” que quiere decir “ungido”….El cumple perfectamente la misión divina que esa palabra significa. En Israel eran ungidos en el nombre de Dios los que eran consagrados para una misión que habían recibido de El. …Este debía ser por excelencia el caso del Mesías que Dios enviaría para instaurar definitivamente su Reino. El Mesías debía ser ungido por el Espíritu del Señor a la vez como rey y sacerdote, pero también como profeta. CIC n. 436 Cristo-Hombre también tiene el poder sobre todas las cosas humanas y temporales, puesto que el Padre le confió un derecho absolutísimo sobre las cosas creadas, de tal manera que todas están sometidas a su arbitrio. Sin embargo, mientras él vivió sobre la tierra se abstuvo enteramente de ejercitar este poder, despreciando la posesión y el cuidado de las cosas humanas, así también permitió, y sigue permitiendo, que los poseedores de ellas las utilicen. Cristo es <<el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin>> (Ap 22, 13). Como verdadero <<Rey del universo>>, lo gobierna y renueva todo, para poder <<entregar>> al final el mundo al Padre, <<para que Dios sea todo en todos>> (1 Co 15, 28). Los mártires nos dan ejemplo. Prefirieron morir antes de negar a Jesús. Muchos mártires del siglo XX en México, España, Cuba y otros lugares murieron gritando ¡Viva Cristo Rey!. También en nuestro siglo. Alabanza y Adoración a ti, Señor Jesús, Rey de reyes
  • 2. La historia del mes Siempre me llamó la atención los relatos que escuchaba sobre los mártires mexicanos, laicos (niños, jóvenes y mayores), religiosos y sacerdotes, de los cuales su SS. Juan Pablo II beatificó a 22 sacerdotes el 22 de Noviembre de 1992. Todos ellos al ser ejecutados morían diciendo: “VIVA CRISTO REY”. El 12 de septiembre de 1926 se dirigían en tren hacia Zamora, Joaquín de Silva, de 27 años, y Manuel Melgarejo, de 17 años. Vestido de civil iba el General Zamora. Les contó que él también era católico y para ganar su confianza les mostró un crucifijo y otros objetos religiosos. Los dos jóvenes le comentaron de su lucha por la causa de la libertad religiosa. Pero al llegar a destino, Zamora muestra su verdadera faceta y los detiene. Joaquín le dice que a él lo puede matar si quiere, o hacerle lo que fuera, pero pide que liberen al compañero de 17 años. Manuel abraza a Joaquín y le dice: “No, Joaquín, yo quiero morir contigo”. Zamora, buscando la apostasía, les ofrece la libertad a cambio de la retractación de sus creencias. “¡Nunca me retractaré de mis palabras!”,obtuvo como respuesta este triste general. Inmediatamente fueron trasladados a un cuartel y consultado, por telegrama, el inicuo Calles, sobre el destino de ambos jóvenes. La respuesta lacónica del rojo Calles fue: “Fusílelos” Mientras eran conducidos al Panteón, para ser fusilados, comenzaron a rezar el Santo Rosario. “Tiren eso”, ordenó un soldado. La respuesta de estos cristianos de ley no se hizo esperar: “Mientras yo tenga vida, nadie me quitará mi Rosario”. Llegados al cementerio, se les quiso vendar los ojos. Otra lección les dio Joaquín: “No me venden los ojos, pues no soy un criminal. Yo mismo les daré la señal para disparar. Cuando diga ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, entonces ahí pueden disparar”. Perdonó a sus verdugos, les dijo que pediría por ellos ante Dios y que su muerte era por Dios, por México y por la defensa de su fe. Joaquín se dirigió a Manuel con estas palabras: “Quítate el sombrero, pues vamos a comparecer ante Dios”. Se volvió a los soldados que sí estaban dispuestos a matar y con voz enérgica gritó: “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!” No pudo terminar la última palabra cuando cayó su cuerpo acribillado. Manuel cayó desmayado. En el suelo fue fusilado. Por los periódicos, los padres de estos jóvenes mártires, se enteraron de la noticia. Sólo una madre cristiana, reponiéndose del dolor, pudo exclamar:“Oh Dios mío, seis hijos tengo; te los ofrezco todos. Acéptalos, Señor” Y al encontrarse Luis de Silva con el padre de Manuel, éste último lo abraza y lleno de emoción le dice: “Felicitémonos, somos padres de dos mártires”. Daniel González Céspedes Estos testimonios nos enseñan que cuando nuestra fe está arraigada en nuestra vida, podemos darla por defenderla como lo hicieron muchos jóvenes, laicos comprometidos y sacerdotes. Dar la vida en defensa de lo más valioso que tiene el ser humano su fe en Dios. ¡Viva Cristo Rey! Recordando……… al Beato Juan Pablo II 1. Este domingo, que concluye el año litúrgico, la Iglesia celebra la solemnidad de nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo. Hemos escuchado en el evangelio la pregunta que Poncio Pilato hace a Jesús: "¿Eres tú el rey de los judíos?" (Jn 18, 33). Jesús responde, preguntando a su vez: "¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?" (Jn 18, 34). Y Pilato replica: "¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí: ¿qué has hecho?" (Jn 18, 35). En este momento del diálogo, Cristo afirma: "Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí" (Jn 18, 36). Ahora todo es claro y transparente. Frente a la acusación de los sacerdotes, Jesús revela que se trata de otro tipo de realeza, una realeza divina y espiritual. Pilato le pide una confirmación: "Conque, ¿tú eres rey?" (Jn 18, 37). Aquí Jesús, excluyendo cualquier interpretación errónea de su dignidad real, indica la verdadera: "Soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz" (Jn 18, 37). El no es rey como lo entendían los representantes del Sanedrín, pues no aspira a ningún poder político en Israel. Por el contrario, su reino va más allá de los confines de Palestina. Todos los que son de la verdad escuchan su voz (cf. Jn 18 37), y lo reconocen como rey. Este es el ámbito universal del reino de Cristo y su dimensión espiritual. 2. "Para ser testigo de la verdad" (Jn 18, 37). En la lectura tomada del libro del Apocalipsis se dice que Jesucristo es "testigo fiel" (Ap 1, 5). Es testigo fiel, porque revela el misterio de Dios y anuncia el reino ya presente. Es el primer servidor de este reino. "Obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz" (Flp 2, 8), testimoniará el poder del Padre sobre la creación y sobre el mundo. Y el lugar del ejercicio de su realeza es la cruz que abrazó en el Gólgota. Pero su muerte ignominiosa representa una confirmación del anuncio evangélico del reino de Dios. En efecto, a los ojos de sus enemigos esa muerte debía ser la prueba de que todo lo que había dicho y hecho era falso. "Si es el rey de Israel, que baje ahora de la cruz y creeremos en él" (Mt 27 42). No bajó de la cruz, pero, como el buen pastor dio la vida por sus ovejas (cf. Jn 10, 11). Sin embargo, la confirmación de su poder real se produjo poco después, cuando, al tercer día, resucitó de entre los muertos, revelándose como "el primogénito de entre los muertos" (Ap 1, 5). Él, siervo obediente, es rey, porque tiene "las llaves de la muerte y del infierno" (Ap 1, 18). Y, en cuanto vencedor de la muerte, del infierno y de satanás, es "el príncipe de los reyes de la tierra" (Ap 1, 5). En efecto, todas las cosas terrenas están inevitablemente sujetas a la muerte. En cambio, aquel que tiene las llaves de la muerte abre a toda la humanidad las perspectivas de la vida inmortal. Él es el alfa y la omega, el principio y el culmen de toda la creación (cf. Ap 1, 8), de modo que cada generación puede repetir: bendito su reino que llega (cf. Mc 11, 10). Homilía de su Santidad Juan Pablo II en la celebración Eucarística de la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo en 1997