SlideShare una empresa de Scribd logo
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
CURACIÓN CARISMÁTICA
SANACIÓN CRISTIANA
HABLAR de curación carismática no supone en modo alguno hablar de algo extraño, mágico,
esotérico o supersticioso. Hablar de sanación carismática es equivalente a exponer lo que es la
sanación cristiana, qué signif ica la curación con Cristo y con la fuerza de Cristo sanador. No se
trata de nada más que de revivir la acción sanadora de Cristo entre su pueblo enfermo y herido,
y todo a partir de la fe en Cristo, médico de los cuerpos y de las almas, ayer, hoy y hasta el fin
de los tiempos.

CRISTO, SANADOR DEL HOMBRE TOTAL
El nuevo Catecismo de la Iglesia Católica al hablar de la sanación cristiana o por Cristo
coincide plenamente con lo que se dice sobre la sanación carismática en los libros que tocan este
tema. Los principios teológicos de la sanación cristiana y carismática son los mismos; parecidos
son los métodos curativos empleados y su base cristológica y evangélica, aunque siempre caben
leves diferencias de importación en el uso, la amplitud y el alcance de los carismas curativos.

1). Cristo Sanador.
En el principio de toda sanación carismática y cristiana está Cristo, sanador del hombre total. El
Verbo de Dios se encarnó para salvar al hombre completo. (Cat. I.C, n° 457). En este mismo
número del Catecismo de la Iglesia Católica nos dice San Gregorio de Niza: "Nuestra naturaleza
enferma exigía ser sanada; desgarrada, exigía ser restablecida; muerta, resucitada. Habíamos
perdido la posesión del bien; era necesario que se nos devolviera... Estando cautivos,
esperábamos un Salvador; prisioneros, un socorro; esclavos, un libertador "
En Cristo empieza a estar sanada nuestra naturaleza herida y su sanación llega muchas veces
hasta nuestro cuerpo y nuestra alma enfermos, aun antes de la resurrección gloriosa.
2. Cristo médico.
Cristo actuó como médico de los cuerpos y de las almas en su vida mortal. Así lo llamó el
Concilio Vaticano II (SC, 5) y el Catecismo de la Iglesia Católica repite la misma idea:
"La compasión de Cristo hacia los enfermos y sus numerosas curaciones de dolientes de toda
clase (Mt 4,24) son signo maravilloso de que "Dios ha visitado a su pueblo" (Lc 7,16)... El vino
a curar al hombre entero, alma y cuerpo; es el médico que los enfermos necesitan" (no 1503).
El Catecismo recuerda que "los enfermos trataban de tocarlo (Mc 1,41; 3,10; 6,56) "pues salía
de él una fuerza que los curaba a todos" (Lc 6,19)" (no 1504).
"Todos" significa aquí una generalización por "muchos". De hecho, Cristo "no curó" a todos los
enfermos. Sus curaciones eran signos de la venida del Reino de Dios" (no. 1505).
La enseñanza del nuevo catecismo sobre sanación coincide con la enseñanza evangélica y
carismática sobre el tema: "Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los
cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan" (Lc 7,22).

www,ruahperu.com

-1-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
Cristo curaba toda enfermedad y toda dolencia: endemoniados, epilépticos, paralíticos (Mt
4,2324), lo mismo las enfermedades del alma que las del cuerpo.
3. Cristo, Señor de todo .
Al reconocer en el Nuevo Testamento el título divino del Señor en la persona de Jesús, se le está
reconociendo su dominio sobre el mundo, sobre la historia y sobre la enfermedad: A lo largo de
toda su vida pública sus actos de dominio sobre la naturaleza, sobre las enfermedades, sobre los
demonios, sobre la muerte y el pecado demostraban su naturaleza divina" (no 447).
Ejercer dominio y poder de sanación sobre las enfermedades significa que el señorío de Cristo
se extiende también a este campo de desorden y deficiencia en la naturaleza humana.

LOS APÓSTOLES Y DISCIÍPULOS DE JESÚS
CRISTO, sanador, transmite a los apóstoles y discípulos que creen en Él, el "oficio" de sanar
enfermos de alma y de cuerpo:
"A los que crean les acompañarán estas señales: echarán demonios en mi nombre, hablarán
lenguas nuevas, agarrarán serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las
manos a los enfermos y quedarán sanos" (Mc 16,17-18).
Este mandato lo reciben en primer lugar los apóstoles; luego, los demás discípulos. El
Catecismo de la Iglesia Católica lo recuerda: "Sanad a los enfermos" (Mt 10,8). Cristo invita a
sus discípulos a seguirle tomando a su vez su cruz (Mt 10,38); ...les hace participar de su
ministerio de compasión y de curación: "'y, yéndose de allí, predicaron q se convirtieran;
ue
expulsaban a muchos demonios y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Mc
6,12-13)" (no 1506).
Con el poder del nombre de Jesús Pedro y Juan curan al paralítico del templo (Hch 3,6-7); en
Samaría, el diácono Felipe realiza prodigios, lanza espíritus impuros y cura paralíticos y lisiados
(Hch 8,6- 7); Pablo en Listra cura a un inválido (Hch 14,8-10); en Filipos expulsa un espíritu de
adivinación de una sirvienta (Hch 16,18); y en Efeso Dios hacía por medio de Pablo prodigios
extraordinarios, hasta el punto que bastaba aplicar a los enfermos los pañuelos que llevaba al
cinto para ahuyentar las enfermedades y expulsar los espíritus malignos (Hch 19,11-12).
LA IGLESIA RECIBIÓ EL MANDATO DE CURAR
Esta enseñanza carismática y evangélica también ha sido recogida por el Catecismo de la Iglesia
Católica:
"¡Sanad a los enfermos! (Mt 10,8). La Iglesia ha recibido esta tarea del Señor e intenta
realizarla. . . Cree en la presencia vivificante de Cristo, médico de las almas y de los cuerpos.
Esta presencia actúa particularmente a través de los sacramentos, y de manera especial por la
Eucaristía, pan que da vida eterna (Jn 6,54-58) y cuya conexión con la salud corporal insinúa S.
Pablo (1 Cor 11,30)". (No 1509).
Esta idea se repite también al hablar de la penitencia y de la unción de enfermos como "los
sacramentos de la curación" (no 1420: Título):

www,ruahperu.com

-2-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
"El Señor Jesucristo, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos, que perdonó los pecados
al paralítico y le devolvió la salud del cuerpo (Mc 2,1-12), quiso que su Iglesia continuase, con
la fuerza del Espíritu Santo, su obra de curación y de salvación, incluso en sus propios
miembros. Esta es la finalidad de los dos sacramentos de curación: del sacramento de la
PENITENCIA y de la UNCION DE LOS ENFERMOS" (no 1421).
Dos premisas subyacen en esta enseñanza: Primera, creer en la presencia vivificante y sanadora
de Cristo; segunda, actuar con la fuerza del Espíritu Santo (y no con fuerzas extrañas,
parapsicológicas o espiritistas; ésta ya no sería sanación cristiana).
Desde estas dos premisas unificadoras y específicas de la curación cristiana y carismática
pueden utilizarse los más diversos medios, métodos o fórmulas. Todos tendrán el aspecto
cristiano de la presencia y de la actuación de Cristo vivo, y el aspecto carismático del influjo y
de la fuerza vivificante del Espíritu Santo.

CAMINOS CARlSMÁTICOS DE SANACIÓN
En el Catecismo de la Iglesia Católica, como en la Renovación carismática, se reconoce que los
primeros medios de sanación en la Iglesia son los sacramentos.
Así, el sacramento de la Reconciliación no sólo perdona los pecados, sino que con frecuencia
sana interior y exteriormente al penitente de las heridas de la enfermedad y del pecado. "La
confesión habitual de los pecados veniales ayuda... a dejarse curar por Cristo" (N° 1458). De un
modo especial es curativa la unción de enfermos (no 1510), como en seguida veremos, y
también el Matrimonio sacramento sana (no 1608). Especialmente importante es la sanación por
la Eucaristía: "que esta comunión... me sea defensa de alma y cuerpo y remedio saludable". En
las misas de sanación del P. Emiliano Tardif son muchos los enfermos que se sanan después de
comulgar.
Los sacramentales son con frecuencia curativos y sanadores. Según el nuevo Catecismo, los
sacramentales, signos sagrados instituidos por la Iglesia, son de tipo diverso: bendiciones, la
alabanza poderosa de Dios, la intercesión. (no. 1678).

Sanación por oración de intercesión.
"La Iglesia... intenta realizar (la sanación de los enfermos) tanto mediante los cuidados que
proporciona a los enfermos, como por la oración de intercesión con que los acompaña: '...rezad
unos por otros para que os curéis. Mucho puede hacer la oración intensa del justo' (St 5,16)" (N°
1509). (Hace poco al interceder por un jorobado (Olot 1993), se escucharon unos leves crujidos
y quedó recta su espalda). La oración de intercesión hecha con fe es eficaz.
La oración de intercesión no la hacemos solos: el Espíritu Santo intercede por nosotros y con
nosotros (no 2634), e interceden también la Santísima Virgen y los Santos que han sido
agradables a Dios (no 2827). San Francisco de Jerónimo, a finales del siglo XVII en Nápoles,
intercedía por los enfermos a través de la mediación de San Ciro, médico del siglo IV; y al ungir
a un ciego con el óleo del Santo, aquél quedó curado.

www,ruahperu.com

-3-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
Sanación por la alabanza.
El nuevo Catecismo incluye la alabanza a Dios entre los sacramentales. Merlin Carothers, en su
libro carismático "El poder de la alabanza", recuerda numerosas curaciones espirituales y físicas
por medio de la plegaria de honor y alabanza a la majestad divina.
Sanación por medio de las bendiciones.
Para el nuevo Catecismo las bendiciones son un sacramental curativo. La señal de la cruz es una
maravillosa bendición, que repetida por el pueblo sacerdotal de los cristianos tiene desde la fe
efectos sanadores. (Conozco a una enfermera religiosa que cuando las medicinas del tratamiento
médico de un enfermo no producen los efectos deseados, suele bendecir las píldoras y las
inyecciones y con frecuencia se siguen llamativas mejorías).
Sanación por la aspersión de agua bendita (no 1668).
Se trata de un sacramental, que recuerda la regeneración por el agua del bautismo. El agua que
quedó santificada por el contacto del cuerpo de Cristo en el Jordán, sigue teniendo virtualidades
sanadoras. (Mons. Gilberto Zuloaga, colombiano, ora por sanación imponiendo un hisopo con
agua bendita sobre las frentes de los enfermos. En alguna ocasión al faltar las medicinas en
países pobres, se administró el agua bendita como bebida, y se siguieron curaciones como en el
caso de una niña epiléptica, al faltarle el Luminal que debía tomar de por vida).
Sanación por imposición de manos (no 1668).
Para el nuevo Catecismo se trata de un sacramental. Ordinariamente, como cualquier método de
sanación cristiana y carismática, la imposición de manos debe ir acompañada de oración a Dios.
No se trata sólo de un remedio natural o parapsicológico. Jesús mismo "se sirve de signos para
curar: saliva e imposición de manos (Mc 7,32-36; 8,22-25)" (no 1504). Jesús a una mujer
encorvada durante años le impuso las manos y en el acto quedó derecha (Lc 13,13).
Este método de la imposición de manos es frecuentemente usado en la Renovación Carismática
al orar por los enfermos.
Sanación por unción con aceite bendecido.
Los discípulos de Jesús "ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Mt 6,13). Cristo
no necesitaba ungir con aceite a los enfermos. Él mismo era el ungido de Dios con el Espíritu.
El aceite bendecido significa el Espíritu de Jesús que unge y cura a los enfermos. Los creyentes,
como ungidos y profetas, participamos de los poderes sacerdotales, reales y proféticos de Cristo.
Así pues, los laicos también pueden ungir enfermos. (Santa Catalina de Siena curaba enfermos
con aceite bendecido, y le prohibieron hacerlo, porque creían que utilizaba el óleo del
sacramento de enfermos, sin ser ella sacerdote ministerial. . .).
"El aceite. . ., es signo de curación, pues suaviza las contusiones y las heridas" (Is 1,6; Lc
10,34). (no 1293).
No debe confundirse nunca la curación carismática con aceite bendecido y la curación a través
del sacramento de la unción de los enfermos (no 1510-1523). "La unción de los enfermos
expresa curación y consuelo" (no 1532). (Este sacramento actúa con frecuencia
carismáticamente y hemos visto desaparecer por él cánceres, dolores cervicales de vértebras,
etc.)

www,ruahperu.com

-4-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
Sanación por el perdón.
"El perdón de Dios inaugura la curación (Sal 32,5; 107,20; Mc 2,5-12)" (n° 1502). El perdón es
curativo en el ámbito espiritual, psicológico y físico. Al paralítico Cristo primero le perdona los
pecados (Mc 2,5: "Hijo, se te perdonan tus pecados"), y luego lo sana (Mc 2, 11: "Ponte en pie,
carga tu camilla y echa a andar").
(Un joven de 28 años quedó curado de asma, que padecía desde los 3 años, fecha en que les
abandonó su padre dejándolos en la miseria, tras haber perdonado a su padre. Perdón y sanación
física tienen una relación íntima).
Sanación por la Palabra de Dios.
La Sagrada Escritura, a veces es usada carismáticamente para sanar enfermos. La lejana palabra
del Salmo 107 nos revelaba esta promesa: "Envió su palabra para curarlos, para salvarlos de su
perdición" (Sal 107,20). San Francisco Javier enviaba a su joven monaguillo a leer un evangelio
al enfermo y éste curaba; mandó leérselo a un muerto y éste resucitó. (Con la lectura del Salmo
27, exclusivamente, vi curarse a una religiosa de graves problemas emocionales). Cristo es la
verdadera Palabra de Dios que nos sana.
Sanación en conexión con la persona de Cristo.
Todo lo relacionado con Cristo nos sana.
Sanación por las llagas de Cristo . El profeta Isaías nos decía que Dios "descargó sobre Él el
castigo que nos sana y con sus cicatrices nos hemos curado" (Is 53,5b). San Pedro nos recuerda
que "por sus llagas hemos sido sanados" (IP 2,24). Podemos orar: Señor, escondemos en tus
llagas este cáncer. (Curiosamente las llagas de la corona de espinas de Cristo, a veces, curan de
jaquecas, migrañas, insomnios).¡
Sanación por invocación del Nombre de Jesús. Su invocación repetida produce efectos de paz
en las almas y a veces de sanación en el cuerpo: "Por su nombre ha sido restablecido éste que
vosotros veis y conocéis" (Hch 3,16).
Sanación por increpación a la enfermedad en Nombre del Cristo: "Él increpó a la fiebre, en
la suegra de Pedro, y la fiebre se fue" (Lc 4,39).
Sanación por el Amor de Dios, aceptado en nuestras vidas.
Este amor se convierte en presencia sanadora del Espíritu Santo. Cuando toca nuestras llagas
físicas puede curarlas. Cuando pasa por hechos y acontecimientos negativos, que nos dejaron
recuerdos dolorosos, se convierte en sanación de recuerdos. La presencia misericordiosa de
Cristo, en las heridas de nuestro subconsciente y de nuestra conciencia, nos cura también al
nivel de emociones mientras que el psicoanálisis, a veces, sólo nos ordena en el ámbito de
comprensión intelectual de nuestros males psicológicos. Cristo siempre trata de curar al hombre
completo: "Su amor de predilección para con los enfermos no ha cesado a lo largo de los siglos"
(no 1503).

www,ruahperu.com

-5-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
Sanación por el carisma de curación.
"El Espíritu Santo, nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica, da a algunos un especial
carisma de curación (I Cor. 12,9. 28.30) para manifestar la fuerza de la gracia del Resucitado".
(no 1508).
La plenitud de vida y de salud del Resucitado puede comunicarse a los hombres enfermos,
transformarlos y sanarlos. Este carisma de curación ha existido siempre en la Iglesia, aunque en
nuestros días parece haberse democratizado en el pueblo cristiano y carismático. (Puede
consultarse el libro del P. Tardif "Jesús está vivo", México, 1984).
Sanación con el carisma de conocimiento.
El Espíritu Santo puede descubrir la raíz espiritual, moral, psicológica o fisiológica de un mal,
para que haciendo presente a Cristo en esta raíz del mal, el enfermo se cure. (El P. Emiliano
Tardif avisa al final de una Eucaristía que Jesús está sanando la columna de un sacerdote que
está detrás de él y que tiene dolores al confesar. Desde aquel día este sacerdote no vuelve a
sentir dolores en el torturante confesionario. El P. De Grandis anuncia que el Señor está curando
a un sacerdote con luxación en su muñeca derecha. Pregunta quién es el curado y nadie contesta.
Pide luz a Dios y se dirige a un sacerdote y le dice: El curado eres tú. Efectivamente era así).
Sanación por la fe.
Cristo suele actuar según la medida de fe de los que se acercan a El. "Si crees, verás la gloria de
Dios" (Jn 11,40), dice Cristo antes de la resurrección de Lázaro a Marta. "Tu fe te ha sanado"
(Mt 9,22), dic e Cristo a la mujer con años de hemorragias y posible cáncer de útero.
"Sanando enfermedades y perdonando pecados, Jesús siempre responde a la plegaria del que le
suplica con fe: 'Vete en paz, ¡tu fe te ha salvado!"' (no 2616).
OTRAS OBSERVACIONES
1.1. Al hablar de sanación cristiana y carismática no debemos olvidar nunca el sentido cristiano
del dolor. El P. Michael Scanlan (New Covenant 1973) escribía acertadamente sobre curación:
"Al tratar de Sanación, debemos elevar nuestra visión por encima de los problemas aislados y
contemplar cómo Dios llama al hombre a participar de la vida plena en el CUERPO DE
CRISTO. No podemos aislar ninguna enfermedad o herida - sea una pierna quebrada, un cáncer
o un complejo de inferioridad- de la visión que Dios tiene de la IGLESIA como el CUERPO DE
CRISTO, de los hombres como unidos a este cuerpo y de las heridas como partes dolientes de
toda la persona".
Hay enfermedades que tienen un sentido expiatorio dentro de todo el Cuerpo de Cristo; por ellas
la Iglesia se asemeja a Cristo paciente y el Padre les da un sentido maravillosamente
corredentor, completando nosotros la que falta a la pasión de Cristo. En cambio, otras veces, la
gloria de Dios será que el enfermo se sane.
2. El servicio de sanación carismática: Aunque fundamentalmente la sanación cristiana que
expone el Catecismo de la Iglesia Católica es esencialmente la misma realidad operativa que la
sanación carismática, sí se puede notar diferencias de impostación, énfasis o matiz, en el modo
de practicar la sanación entre los carismáticos.

www,ruahperu.com

-6-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
2.1. Con la Renovación Carismática en el mundo son hoy muchos más los cristianos que ejercen
su sacerdocio común con poderes sacerdotales, proféticos y reales de tipo carismático, y que
ejercen el poder de la oración y de la fe, cuando piden por los enfermos con imposición de
manos.
2.2. También se experimenta un aumento cuantitativo de sanaciones de las más diversas
enfermedades fisiológicas, psicosomáticas, psicomentales y del espíritu con más desarrollo de la
fe y la esperanza en los creyentes. El Reino de Dios se hace como más presente y visible en
estos casos. Pudiéramos decir que el Espíritu Santo está democratizando las sanaciones a través
de la Renovación Carismática.
2.3. En ella es pensamiento comúnmente aceptado que los dones o carismas de curación se
reciben ya desde el bautismo, pero que se mantienen en paro, latentes e improductivos por parte
de los cristianos que no oran por los enfermos y no los usan desde la fe.
2.4. Al lado del carisma de sanación se emplean con frecuencia en la Renovación carismática
otros carismas, como la palabra de conocimiento, anunciando en público las curaciones que el
Señor Jesús está realizando.
2.5. El servicio de sanación se extiende algunas veces en la Renovación Carismática a la
oración de liberación por personas, oprimidas por influencias diabólicas, a las que no mejoró ni
el largo tratamiento psiquiátrico, y sí alcanza el poder liberador de Cristo sobre los espíritus del
mal. El psiquiatra inglés Dr. Kenneth McAlI reconoce las ventajas de la oración de liberación
cuando fallan los métodos psiquiátricos en su libro Healing the Family free (Shelton 1982) .
Esta oración de liberación no es frecuente fuera de círculos carismáticos. La utilizan con cierta
frecuencia y en ciertos casos difíciles psiquiatras cristianos y carismáticos, tanto católicos como
de otras denominaciones. La oración de liberación suele tener efectos poderosos en los
afectados por opresiones e influencias diabólicas.
2.6: La sanación por la oración en lenguas es común en la Renovación Carismática. Muchas
veces no sabemos lo que conviene pedir en casos difíciles. En estos casos es buena la oración de
tipo de balbuceo carismático, dejando que el Espíritu se exprese en nosotros con gemidos
inenarrables (Rom 8,26). San Alfonso M. de Ligorio recomendaba esta oración a los sacerdotes
en casos de liberación, cuando el penitente se asustaría si se orara en voz alta.
2.7: La sanación de recuerdos o del subconsciente negativo es bastante frecuente y de algún
modo característica de la sanación carismática. (El miedo desde antes de nacer, el miedo a
animales (gato, perro, vaca); el miedo por accidentes, vividos anteriormente, suelen curarse
haciendo presente a Cristo sanador en esa circunstancia y oyéndole que nos dice: "No temas; yo
te protejo. Mira, no te ha pasado nada grave. Te doy mi paz. Confía en mí. Yo cuido de tu
futuro...").
2.8. También es común, aunque no exclusiva, entre carismáticos la sanación del árbol familiar;
como explica el Padre Robert DeGrandis en su libro Sanación intergeneracional. ( 1992,
Sereca, Madrid).
Nos recuerda el P. DeGrandis en Sana a tu hermano (México, Libr. Parr. Clavería, S.A.), p. 52,
que Bob, joven hombre de negocios, sentía dolores de cabeza fuertes y miedo al nadar en la
parte profunda de la piscina. Se pidió una palabra de conocimiento y salió 'barco'. Pero barco no
significaba para el joven ejecutivo nada especial. Al fin recordó a un primo marino, prisionero
en la Segunda Guerra Mundial, al que mataron los mismos americanos al torpedear al barco
enemigo donde estaba prisionero. Se rezó por sanación de recuerdos y por el descanso eterno
del familiar difunto para que el Señor le sanara de la angustia del naufragio y de la muerte. Los
dolores de cabeza al nadar en lo profundo de la piscina desaparecieron para siempre.

www,ruahperu.com

-7-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO

A veces, la propia sanación ocurre a través de la oración por alguien ajeno al propio árbol
genealógico. Recuerdo el caso de una niña de ocho años que repetía a su madre: Tú no eres mi
madre. Mi madre es una señora rubia que me visita cada noche. Los tratamientos psiquiátricos
resultaron ineficaces. Al orar por la niña llegó el recuerdo de una señora rubia alemana que
había vivido en la vecindad de la familia de la niña. Se recordó que había perdido a su hija única
en accidente y que había venido a España para olvidar. No lo logró, y una noche se suicidó
desde el acantilado del mar. Cuando se oró por la señora alemana suicidada, por su hija muerta
en accidente y por la niña española con problemas psicológicos, ésta volvió a dormir bien y dejó
de ver a su supuesta madre en las apariciones nocturnas. No tuvo que volver a psiquiatras ni a
psicoanalistas.
2.9. El descanso en el espíritu aparece a veces en la Renovación carismática como fenómeno de
sanación interior o física. En estos casos el cuerpo pierde estabilidad y cae al suelo sin
movimiento, mientras la mente sigue despierta a la acción de Dios. Encontramos casos
parecidos en la Escritura Sagrada como sucedió en el caso de Saulo a las puertas de Damasco
(Hch 9,3-6). Cae al suelo y sigue escuchando la voz del Señor, mientras en él se produce una
profunda sanación interior. El profeta Daniel, ante la presencia divina, cae en tierra sin poder
moverse (Dn 10,9-10). Y algo parecido sucede con el niño epiléptico curado por Cristo, tras
quedar inmóvil en tierra y como muerto (Mc 9,26).
2.10. Una modalidad bastante común de curación carismática es el equipo de sanación. Varios
hermanos discernidos y con la llamada a orar por enfermos, con enfermedades graves o con
psicologías rotas, oran conjuntamente como equipo de sanación. Uno tiene el carisma de
curación, otro el don de conocimiento, otros conocimientos médicos o psicológicos y alguno
posee conocimientos teológicos o práctica pastoral o sacerdotal. Juntos estudian y tratan los
casos más difícile s en comunidad de fe y dentro del debido secreto profesional. Así sucede con
las comunidades sanadoras de las Bienaventuranzas, de Naín de Francia.
2.11. Las misas de sanación son muy frecuentes en la Renovación carismática. En ella se pide
de un modo especial por los enfermos, aunque toda Eucaristía, por sí misma, ya es sanadora.
Son muy conocidas las misas de sanación del P. Tardif, por las curaciones que en ellas se
producen.
2.12. Dentro del ambiente carismático brotó también la Asociación de terapeutas Cristianos
asociados, que comparten sus experiencias y sus estudios de sanación carismática y tratan de
que la curación por Cristo llegue al mayor número posible de hombres heridos, enfermos y
necesitados. Suelen tener sus convenciones anuales.
CONCLUSIÓN
Las modalidades de la sanación carismática son múltiples, pero la raíz profunda y subyacente en
toda sanación cristiana es el poder sanador del Espíritu de Jesús, el amor misericordioso del
Padre y la actuación compasiva del Señor Jesús Resucitado, que comunica, según el designio
del Padre, su restauración redentora a la humanidad herida y enferma en todos sus estratos: en el
subconsciente y en consciente, en el cuerpo y en el alma, en lo espiritual y en lo orgánico.
No debemos despreciar las manifestaciones de la sanación carismática y cristiana en la Iglesia.
Son una señal de que el Reino de Dios está presente con fuerza y con poder entre nosotros. Si
estas señales faltan, tal vez, sea porque el Reino de Dios y nuestra fe están invernados, latentes e
inactivos. Si la Iglesia no ejercita este ministerio de sanación muchos de nuestros católicos
enfermos van a acudir a otras iglesias que utilizan este ministerio, o acudirán a curanderos,
brujos o visionarios, que tratan de curar con poderes parapsicológicos o espiritistas, que

www,ruahperu.com

-8-
RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO
terminan alejándolos de la Iglesia a la que ven como demasiado racional, fría y desencarnada de
las expectativas de sanación en Cristo para los sencillos. Tenemos que enseñar a nuestro pueblo
enfermo a acudir desde la fe a Cristo, el sanador y médico de los cuerpos y de las almas.

www,ruahperu.com

-9-

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
FRANCISCO PAVON RABASCO
 
Kerigma
KerigmaKerigma
adoracion eucaristica
adoracion eucaristicaadoracion eucaristica
adoracion eucaristica
Karlos Martinez
 
El Movimiento Litúrgico
El Movimiento LitúrgicoEl Movimiento Litúrgico
El Movimiento Litúrgico
Esteban Fernandez-Cobian
 
Evangelismo por Mauricio Elias.
Evangelismo por Mauricio Elias.Evangelismo por Mauricio Elias.
Evangelismo por Mauricio Elias.
Mauricio Elias
 
La intercesión clase n°2
La intercesión clase n°2La intercesión clase n°2
La intercesión clase n°2
Nata López
 
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptxPonencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
carlosiran3
 
Las primeras comunidades de creyentes
Las primeras comunidades de creyentesLas primeras comunidades de creyentes
Las primeras comunidades de creyentes
Fray Domingo Cosenza
 
Liturgia de las horas
Liturgia de las horasLiturgia de las horas
Liturgia de las horas
miguelsilvaaguiar
 
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
TomasAlbertoAntonioD1
 
Presentación de verbum domini
Presentación de verbum dominiPresentación de verbum domini
Presentación de verbum domini
dipakcuautitlan
 
Historia de la Espiritualidad
Historia de la EspiritualidadHistoria de la Espiritualidad
Historia de la Espiritualidad
Pedro Zamora
 
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
Padre Enrique Camargo
 
LA MISA
LA MISALA MISA
LA MISA
Luis Meca
 
Unción de los enfermos
Unción de los enfermosUnción de los enfermos
Unción de los enfermos
Norka C. Risso Espinoza
 
Las Cartas de San Pablo
Las Cartas de San PabloLas Cartas de San Pablo
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBYPARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
pencopolitanus
 
Fundamentos en cristo estudio
Fundamentos en cristo estudioFundamentos en cristo estudio
Fundamentos en cristo estudio
cristianm97
 
Tema tres espiritualidad misionera
Tema tres espiritualidad misioneraTema tres espiritualidad misionera
Tema tres espiritualidad misionera
tulioandres
 
Manual del catequista
Manual del catequistaManual del catequista
Manual del catequista
alex751201
 

La actualidad más candente (20)

Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
Ponencia de gabino uribarri en las jornada nacionales de apostolado seglar ma...
 
Kerigma
KerigmaKerigma
Kerigma
 
adoracion eucaristica
adoracion eucaristicaadoracion eucaristica
adoracion eucaristica
 
El Movimiento Litúrgico
El Movimiento LitúrgicoEl Movimiento Litúrgico
El Movimiento Litúrgico
 
Evangelismo por Mauricio Elias.
Evangelismo por Mauricio Elias.Evangelismo por Mauricio Elias.
Evangelismo por Mauricio Elias.
 
La intercesión clase n°2
La intercesión clase n°2La intercesión clase n°2
La intercesión clase n°2
 
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptxPonencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
Ponencias FORMACIÓN PERMANENTE.pptx
 
Las primeras comunidades de creyentes
Las primeras comunidades de creyentesLas primeras comunidades de creyentes
Las primeras comunidades de creyentes
 
Liturgia de las horas
Liturgia de las horasLiturgia de las horas
Liturgia de las horas
 
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
Espacio celebrativo, los lugares y el ajuar litúrgico según el Misal Romano...
 
Presentación de verbum domini
Presentación de verbum dominiPresentación de verbum domini
Presentación de verbum domini
 
Historia de la Espiritualidad
Historia de la EspiritualidadHistoria de la Espiritualidad
Historia de la Espiritualidad
 
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
Evangelizacion la Mision de la Iglesia!!!
 
LA MISA
LA MISALA MISA
LA MISA
 
Unción de los enfermos
Unción de los enfermosUnción de los enfermos
Unción de los enfermos
 
Las Cartas de San Pablo
Las Cartas de San PabloLas Cartas de San Pablo
Las Cartas de San Pablo
 
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBYPARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
PARA LEER LA HISTORIA DE LA IGLESIA II - JEAN COMBY
 
Fundamentos en cristo estudio
Fundamentos en cristo estudioFundamentos en cristo estudio
Fundamentos en cristo estudio
 
Tema tres espiritualidad misionera
Tema tres espiritualidad misioneraTema tres espiritualidad misionera
Tema tres espiritualidad misionera
 
Manual del catequista
Manual del catequistaManual del catequista
Manual del catequista
 

Destacado

Apuntes t8
Apuntes t8Apuntes t8
Calentamiento global
Calentamiento globalCalentamiento global
Calentamiento global
peraltaunamba
 
Bitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolabBitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolab
luna0213
 
Carbohidratos
CarbohidratosCarbohidratos
The ode of nirvana
The ode of nirvanaThe ode of nirvana
The ode of nirvana
Youxi Hao
 
Angel mogollon
Angel mogollonAngel mogollon
Angel mogollon
angelmogollonuft
 
mi experiencia en el colegio
mi experiencia en el colegiomi experiencia en el colegio
mi experiencia en el colegio
Kevin Munera
 
Focus sur le fonctionnement des publicités Facebook
Focus sur le fonctionnement des publicités FacebookFocus sur le fonctionnement des publicités Facebook
Focus sur le fonctionnement des publicités Facebook
Alexis PETIT
 
recorrido por word
recorrido por wordrecorrido por word
recorrido por word
Kevin Munera
 
Bitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolabBitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolab
luna0213
 
Acidification & acid rain
Acidification & acid rainAcidification & acid rain
Acidification & acid rain
AbdallahKhames
 

Destacado (12)

Syarikat
SyarikatSyarikat
Syarikat
 
Apuntes t8
Apuntes t8Apuntes t8
Apuntes t8
 
Calentamiento global
Calentamiento globalCalentamiento global
Calentamiento global
 
Bitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolabBitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolab
 
Carbohidratos
CarbohidratosCarbohidratos
Carbohidratos
 
The ode of nirvana
The ode of nirvanaThe ode of nirvana
The ode of nirvana
 
Angel mogollon
Angel mogollonAngel mogollon
Angel mogollon
 
mi experiencia en el colegio
mi experiencia en el colegiomi experiencia en el colegio
mi experiencia en el colegio
 
Focus sur le fonctionnement des publicités Facebook
Focus sur le fonctionnement des publicités FacebookFocus sur le fonctionnement des publicités Facebook
Focus sur le fonctionnement des publicités Facebook
 
recorrido por word
recorrido por wordrecorrido por word
recorrido por word
 
Bitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolabBitacoras de tecnolab
Bitacoras de tecnolab
 
Acidification & acid rain
Acidification & acid rainAcidification & acid rain
Acidification & acid rain
 

Similar a Curación y sanacion carismatica

Enseñanza carisma de sanación
Enseñanza carisma de sanaciónEnseñanza carisma de sanación
Enseñanza carisma de sanación
Juan Sánchez
 
Tema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermosTema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermos
Julio Gómez
 
27. unción de enfermos
27. unción de enfermos27. unción de enfermos
27. unción de enfermos
David Galarza Fernández
 
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
demusli
 
20 la uncion de los enfermos
20 la uncion de los enfermos20 la uncion de los enfermos
20 la uncion de los enfermos
Juan Sánchez
 
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
Pastoral Salud
 
origen del sacramento de la unción.
origen del sacramento de la unción.origen del sacramento de la unción.
origen del sacramento de la unción.
Yeyson Rojas
 
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
Gran Fratervidad Tao Gnostica Espiritual Org
 
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o  = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o  = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
Pastoral Salud
 
Sacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentalesSacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentales
Diffusor Fidei
 
Biblia 09 Nueva Alianza
Biblia 09 Nueva AlianzaBiblia 09 Nueva Alianza
Biblia 09 Nueva Alianza
clasesteologia
 
Unción de los enfermos. Prese.pptx
Unción de los enfermos. Prese.pptxUnción de los enfermos. Prese.pptx
Unción de los enfermos. Prese.pptx
KelvinEspinalAlvarez
 
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
Pastoral Salud
 
Cristianismo para niños
Cristianismo para niñosCristianismo para niños
Cristianismo para niños
mumuch
 
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdfLA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
ChloRodrguez
 
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDAEclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
Alejandro Cesar S Perriard
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vida
Pastoral Salud
 
clase de los sacramentos.pptx
clase de los sacramentos.pptxclase de los sacramentos.pptx
clase de los sacramentos.pptx
dorisvidal3
 
Tema 6
Tema 6Tema 6
Tema 6
Luis Meca
 
Tema 6
Tema 6Tema 6
Tema 6
fsagrado
 

Similar a Curación y sanacion carismatica (20)

Enseñanza carisma de sanación
Enseñanza carisma de sanaciónEnseñanza carisma de sanación
Enseñanza carisma de sanación
 
Tema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermosTema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermos
 
27. unción de enfermos
27. unción de enfermos27. unción de enfermos
27. unción de enfermos
 
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
Catequesis introductoria a los siete sacramentos de la Iglesia
 
20 la uncion de los enfermos
20 la uncion de los enfermos20 la uncion de los enfermos
20 la uncion de los enfermos
 
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
Mensaje del Santo Padre, jornada mundial del enfermo 2012
 
origen del sacramento de la unción.
origen del sacramento de la unción.origen del sacramento de la unción.
origen del sacramento de la unción.
 
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
21 04 taumaturgia www.gftaognosticaespiritual.org
 
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o  = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o  = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
Mensaje ss benedicto xvi jornada 2012
con o = utf 8-b_q0_ft_scottibersbmqs...
 
Sacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentalesSacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentales
 
Biblia 09 Nueva Alianza
Biblia 09 Nueva AlianzaBiblia 09 Nueva Alianza
Biblia 09 Nueva Alianza
 
Unción de los enfermos. Prese.pptx
Unción de los enfermos. Prese.pptxUnción de los enfermos. Prese.pptx
Unción de los enfermos. Prese.pptx
 
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
Homilãa ss benedicto xvi, 11 de febrero de 2 010
 
Cristianismo para niños
Cristianismo para niñosCristianismo para niños
Cristianismo para niños
 
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdfLA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
LA LITURGIA EN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA.pdf
 
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDAEclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
Eclesiología y Santificación COMO ESTILO DE VIDA
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vida
 
clase de los sacramentos.pptx
clase de los sacramentos.pptxclase de los sacramentos.pptx
clase de los sacramentos.pptx
 
Tema 6
Tema 6Tema 6
Tema 6
 
Tema 6
Tema 6Tema 6
Tema 6
 

Más de Renovacion Carismatica Catolica

La sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdosLa sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdos
Renovacion Carismatica Catolica
 
La sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdonLa sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdon
Renovacion Carismatica Catolica
 
Impondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanaránImpondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanarán
Renovacion Carismatica Catolica
 
Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1
Renovacion Carismatica Catolica
 
Evangelización y sanacion
Evangelización y sanacionEvangelización y sanacion
Evangelización y sanacion
Renovacion Carismatica Catolica
 
El sacramento del bautismo
El sacramento del bautismoEl sacramento del bautismo
El sacramento del bautismo
Renovacion Carismatica Catolica
 
El ministerio de sanacion
El ministerio de sanacionEl ministerio de sanacion
El ministerio de sanacion
Renovacion Carismatica Catolica
 
El baño de luz
El baño de luzEl baño de luz
Cómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carismaCómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carisma
Renovacion Carismatica Catolica
 
Discernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanaciónDiscernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanación
Renovacion Carismatica Catolica
 
Quienes somos
Quienes somosQuienes somos
La espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidorLa espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidor
Renovacion Carismatica Catolica
 
La rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesiaLa rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesia
Renovacion Carismatica Catolica
 
Boletin11
Boletin11Boletin11
El evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de diosEl evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de dios
Renovacion Carismatica Catolica
 
Ay de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizaraAy de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizara
Renovacion Carismatica Catolica
 
Testimonio1
Testimonio1Testimonio1
Nuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familiasNuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familias
Renovacion Carismatica Catolica
 
El matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramentoEl matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramento
Renovacion Carismatica Catolica
 
Díalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familiaDíalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familia
Renovacion Carismatica Catolica
 

Más de Renovacion Carismatica Catolica (20)

La sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdosLa sanación de los recuerdos
La sanación de los recuerdos
 
La sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdonLa sanacion a través del perdon
La sanacion a través del perdon
 
Impondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanaránImpondran las manos y se sanarán
Impondran las manos y se sanarán
 
Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1Evangelización y sanacion1
Evangelización y sanacion1
 
Evangelización y sanacion
Evangelización y sanacionEvangelización y sanacion
Evangelización y sanacion
 
El sacramento del bautismo
El sacramento del bautismoEl sacramento del bautismo
El sacramento del bautismo
 
El ministerio de sanacion
El ministerio de sanacionEl ministerio de sanacion
El ministerio de sanacion
 
El baño de luz
El baño de luzEl baño de luz
El baño de luz
 
Cómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carismaCómo descubrir mi carisma
Cómo descubrir mi carisma
 
Discernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanaciónDiscernimiento en el ministerio de sanación
Discernimiento en el ministerio de sanación
 
Quienes somos
Quienes somosQuienes somos
Quienes somos
 
La espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidorLa espiritualidad del servidor
La espiritualidad del servidor
 
La rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesiaLa rc en la vida de la iglesia
La rc en la vida de la iglesia
 
Boletin11
Boletin11Boletin11
Boletin11
 
El evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de diosEl evangelio del reino de dios
El evangelio del reino de dios
 
Ay de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizaraAy de mi si no evangelizara
Ay de mi si no evangelizara
 
Testimonio1
Testimonio1Testimonio1
Testimonio1
 
Nuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familiasNuestros ancianos, bendición en las familias
Nuestros ancianos, bendición en las familias
 
El matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramentoEl matrimonio, es un sacramento
El matrimonio, es un sacramento
 
Díalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familiaDíalogo constructivo en la familia
Díalogo constructivo en la familia
 

Curación y sanacion carismatica

  • 1. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO CURACIÓN CARISMÁTICA SANACIÓN CRISTIANA HABLAR de curación carismática no supone en modo alguno hablar de algo extraño, mágico, esotérico o supersticioso. Hablar de sanación carismática es equivalente a exponer lo que es la sanación cristiana, qué signif ica la curación con Cristo y con la fuerza de Cristo sanador. No se trata de nada más que de revivir la acción sanadora de Cristo entre su pueblo enfermo y herido, y todo a partir de la fe en Cristo, médico de los cuerpos y de las almas, ayer, hoy y hasta el fin de los tiempos. CRISTO, SANADOR DEL HOMBRE TOTAL El nuevo Catecismo de la Iglesia Católica al hablar de la sanación cristiana o por Cristo coincide plenamente con lo que se dice sobre la sanación carismática en los libros que tocan este tema. Los principios teológicos de la sanación cristiana y carismática son los mismos; parecidos son los métodos curativos empleados y su base cristológica y evangélica, aunque siempre caben leves diferencias de importación en el uso, la amplitud y el alcance de los carismas curativos. 1). Cristo Sanador. En el principio de toda sanación carismática y cristiana está Cristo, sanador del hombre total. El Verbo de Dios se encarnó para salvar al hombre completo. (Cat. I.C, n° 457). En este mismo número del Catecismo de la Iglesia Católica nos dice San Gregorio de Niza: "Nuestra naturaleza enferma exigía ser sanada; desgarrada, exigía ser restablecida; muerta, resucitada. Habíamos perdido la posesión del bien; era necesario que se nos devolviera... Estando cautivos, esperábamos un Salvador; prisioneros, un socorro; esclavos, un libertador " En Cristo empieza a estar sanada nuestra naturaleza herida y su sanación llega muchas veces hasta nuestro cuerpo y nuestra alma enfermos, aun antes de la resurrección gloriosa. 2. Cristo médico. Cristo actuó como médico de los cuerpos y de las almas en su vida mortal. Así lo llamó el Concilio Vaticano II (SC, 5) y el Catecismo de la Iglesia Católica repite la misma idea: "La compasión de Cristo hacia los enfermos y sus numerosas curaciones de dolientes de toda clase (Mt 4,24) son signo maravilloso de que "Dios ha visitado a su pueblo" (Lc 7,16)... El vino a curar al hombre entero, alma y cuerpo; es el médico que los enfermos necesitan" (no 1503). El Catecismo recuerda que "los enfermos trataban de tocarlo (Mc 1,41; 3,10; 6,56) "pues salía de él una fuerza que los curaba a todos" (Lc 6,19)" (no 1504). "Todos" significa aquí una generalización por "muchos". De hecho, Cristo "no curó" a todos los enfermos. Sus curaciones eran signos de la venida del Reino de Dios" (no. 1505). La enseñanza del nuevo catecismo sobre sanación coincide con la enseñanza evangélica y carismática sobre el tema: "Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan" (Lc 7,22). www,ruahperu.com -1-
  • 2. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO Cristo curaba toda enfermedad y toda dolencia: endemoniados, epilépticos, paralíticos (Mt 4,2324), lo mismo las enfermedades del alma que las del cuerpo. 3. Cristo, Señor de todo . Al reconocer en el Nuevo Testamento el título divino del Señor en la persona de Jesús, se le está reconociendo su dominio sobre el mundo, sobre la historia y sobre la enfermedad: A lo largo de toda su vida pública sus actos de dominio sobre la naturaleza, sobre las enfermedades, sobre los demonios, sobre la muerte y el pecado demostraban su naturaleza divina" (no 447). Ejercer dominio y poder de sanación sobre las enfermedades significa que el señorío de Cristo se extiende también a este campo de desorden y deficiencia en la naturaleza humana. LOS APÓSTOLES Y DISCIÍPULOS DE JESÚS CRISTO, sanador, transmite a los apóstoles y discípulos que creen en Él, el "oficio" de sanar enfermos de alma y de cuerpo: "A los que crean les acompañarán estas señales: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y quedarán sanos" (Mc 16,17-18). Este mandato lo reciben en primer lugar los apóstoles; luego, los demás discípulos. El Catecismo de la Iglesia Católica lo recuerda: "Sanad a los enfermos" (Mt 10,8). Cristo invita a sus discípulos a seguirle tomando a su vez su cruz (Mt 10,38); ...les hace participar de su ministerio de compasión y de curación: "'y, yéndose de allí, predicaron q se convirtieran; ue expulsaban a muchos demonios y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Mc 6,12-13)" (no 1506). Con el poder del nombre de Jesús Pedro y Juan curan al paralítico del templo (Hch 3,6-7); en Samaría, el diácono Felipe realiza prodigios, lanza espíritus impuros y cura paralíticos y lisiados (Hch 8,6- 7); Pablo en Listra cura a un inválido (Hch 14,8-10); en Filipos expulsa un espíritu de adivinación de una sirvienta (Hch 16,18); y en Efeso Dios hacía por medio de Pablo prodigios extraordinarios, hasta el punto que bastaba aplicar a los enfermos los pañuelos que llevaba al cinto para ahuyentar las enfermedades y expulsar los espíritus malignos (Hch 19,11-12). LA IGLESIA RECIBIÓ EL MANDATO DE CURAR Esta enseñanza carismática y evangélica también ha sido recogida por el Catecismo de la Iglesia Católica: "¡Sanad a los enfermos! (Mt 10,8). La Iglesia ha recibido esta tarea del Señor e intenta realizarla. . . Cree en la presencia vivificante de Cristo, médico de las almas y de los cuerpos. Esta presencia actúa particularmente a través de los sacramentos, y de manera especial por la Eucaristía, pan que da vida eterna (Jn 6,54-58) y cuya conexión con la salud corporal insinúa S. Pablo (1 Cor 11,30)". (No 1509). Esta idea se repite también al hablar de la penitencia y de la unción de enfermos como "los sacramentos de la curación" (no 1420: Título): www,ruahperu.com -2-
  • 3. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO "El Señor Jesucristo, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos, que perdonó los pecados al paralítico y le devolvió la salud del cuerpo (Mc 2,1-12), quiso que su Iglesia continuase, con la fuerza del Espíritu Santo, su obra de curación y de salvación, incluso en sus propios miembros. Esta es la finalidad de los dos sacramentos de curación: del sacramento de la PENITENCIA y de la UNCION DE LOS ENFERMOS" (no 1421). Dos premisas subyacen en esta enseñanza: Primera, creer en la presencia vivificante y sanadora de Cristo; segunda, actuar con la fuerza del Espíritu Santo (y no con fuerzas extrañas, parapsicológicas o espiritistas; ésta ya no sería sanación cristiana). Desde estas dos premisas unificadoras y específicas de la curación cristiana y carismática pueden utilizarse los más diversos medios, métodos o fórmulas. Todos tendrán el aspecto cristiano de la presencia y de la actuación de Cristo vivo, y el aspecto carismático del influjo y de la fuerza vivificante del Espíritu Santo. CAMINOS CARlSMÁTICOS DE SANACIÓN En el Catecismo de la Iglesia Católica, como en la Renovación carismática, se reconoce que los primeros medios de sanación en la Iglesia son los sacramentos. Así, el sacramento de la Reconciliación no sólo perdona los pecados, sino que con frecuencia sana interior y exteriormente al penitente de las heridas de la enfermedad y del pecado. "La confesión habitual de los pecados veniales ayuda... a dejarse curar por Cristo" (N° 1458). De un modo especial es curativa la unción de enfermos (no 1510), como en seguida veremos, y también el Matrimonio sacramento sana (no 1608). Especialmente importante es la sanación por la Eucaristía: "que esta comunión... me sea defensa de alma y cuerpo y remedio saludable". En las misas de sanación del P. Emiliano Tardif son muchos los enfermos que se sanan después de comulgar. Los sacramentales son con frecuencia curativos y sanadores. Según el nuevo Catecismo, los sacramentales, signos sagrados instituidos por la Iglesia, son de tipo diverso: bendiciones, la alabanza poderosa de Dios, la intercesión. (no. 1678). Sanación por oración de intercesión. "La Iglesia... intenta realizar (la sanación de los enfermos) tanto mediante los cuidados que proporciona a los enfermos, como por la oración de intercesión con que los acompaña: '...rezad unos por otros para que os curéis. Mucho puede hacer la oración intensa del justo' (St 5,16)" (N° 1509). (Hace poco al interceder por un jorobado (Olot 1993), se escucharon unos leves crujidos y quedó recta su espalda). La oración de intercesión hecha con fe es eficaz. La oración de intercesión no la hacemos solos: el Espíritu Santo intercede por nosotros y con nosotros (no 2634), e interceden también la Santísima Virgen y los Santos que han sido agradables a Dios (no 2827). San Francisco de Jerónimo, a finales del siglo XVII en Nápoles, intercedía por los enfermos a través de la mediación de San Ciro, médico del siglo IV; y al ungir a un ciego con el óleo del Santo, aquél quedó curado. www,ruahperu.com -3-
  • 4. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO Sanación por la alabanza. El nuevo Catecismo incluye la alabanza a Dios entre los sacramentales. Merlin Carothers, en su libro carismático "El poder de la alabanza", recuerda numerosas curaciones espirituales y físicas por medio de la plegaria de honor y alabanza a la majestad divina. Sanación por medio de las bendiciones. Para el nuevo Catecismo las bendiciones son un sacramental curativo. La señal de la cruz es una maravillosa bendición, que repetida por el pueblo sacerdotal de los cristianos tiene desde la fe efectos sanadores. (Conozco a una enfermera religiosa que cuando las medicinas del tratamiento médico de un enfermo no producen los efectos deseados, suele bendecir las píldoras y las inyecciones y con frecuencia se siguen llamativas mejorías). Sanación por la aspersión de agua bendita (no 1668). Se trata de un sacramental, que recuerda la regeneración por el agua del bautismo. El agua que quedó santificada por el contacto del cuerpo de Cristo en el Jordán, sigue teniendo virtualidades sanadoras. (Mons. Gilberto Zuloaga, colombiano, ora por sanación imponiendo un hisopo con agua bendita sobre las frentes de los enfermos. En alguna ocasión al faltar las medicinas en países pobres, se administró el agua bendita como bebida, y se siguieron curaciones como en el caso de una niña epiléptica, al faltarle el Luminal que debía tomar de por vida). Sanación por imposición de manos (no 1668). Para el nuevo Catecismo se trata de un sacramental. Ordinariamente, como cualquier método de sanación cristiana y carismática, la imposición de manos debe ir acompañada de oración a Dios. No se trata sólo de un remedio natural o parapsicológico. Jesús mismo "se sirve de signos para curar: saliva e imposición de manos (Mc 7,32-36; 8,22-25)" (no 1504). Jesús a una mujer encorvada durante años le impuso las manos y en el acto quedó derecha (Lc 13,13). Este método de la imposición de manos es frecuentemente usado en la Renovación Carismática al orar por los enfermos. Sanación por unción con aceite bendecido. Los discípulos de Jesús "ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Mt 6,13). Cristo no necesitaba ungir con aceite a los enfermos. Él mismo era el ungido de Dios con el Espíritu. El aceite bendecido significa el Espíritu de Jesús que unge y cura a los enfermos. Los creyentes, como ungidos y profetas, participamos de los poderes sacerdotales, reales y proféticos de Cristo. Así pues, los laicos también pueden ungir enfermos. (Santa Catalina de Siena curaba enfermos con aceite bendecido, y le prohibieron hacerlo, porque creían que utilizaba el óleo del sacramento de enfermos, sin ser ella sacerdote ministerial. . .). "El aceite. . ., es signo de curación, pues suaviza las contusiones y las heridas" (Is 1,6; Lc 10,34). (no 1293). No debe confundirse nunca la curación carismática con aceite bendecido y la curación a través del sacramento de la unción de los enfermos (no 1510-1523). "La unción de los enfermos expresa curación y consuelo" (no 1532). (Este sacramento actúa con frecuencia carismáticamente y hemos visto desaparecer por él cánceres, dolores cervicales de vértebras, etc.) www,ruahperu.com -4-
  • 5. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO Sanación por el perdón. "El perdón de Dios inaugura la curación (Sal 32,5; 107,20; Mc 2,5-12)" (n° 1502). El perdón es curativo en el ámbito espiritual, psicológico y físico. Al paralítico Cristo primero le perdona los pecados (Mc 2,5: "Hijo, se te perdonan tus pecados"), y luego lo sana (Mc 2, 11: "Ponte en pie, carga tu camilla y echa a andar"). (Un joven de 28 años quedó curado de asma, que padecía desde los 3 años, fecha en que les abandonó su padre dejándolos en la miseria, tras haber perdonado a su padre. Perdón y sanación física tienen una relación íntima). Sanación por la Palabra de Dios. La Sagrada Escritura, a veces es usada carismáticamente para sanar enfermos. La lejana palabra del Salmo 107 nos revelaba esta promesa: "Envió su palabra para curarlos, para salvarlos de su perdición" (Sal 107,20). San Francisco Javier enviaba a su joven monaguillo a leer un evangelio al enfermo y éste curaba; mandó leérselo a un muerto y éste resucitó. (Con la lectura del Salmo 27, exclusivamente, vi curarse a una religiosa de graves problemas emocionales). Cristo es la verdadera Palabra de Dios que nos sana. Sanación en conexión con la persona de Cristo. Todo lo relacionado con Cristo nos sana. Sanación por las llagas de Cristo . El profeta Isaías nos decía que Dios "descargó sobre Él el castigo que nos sana y con sus cicatrices nos hemos curado" (Is 53,5b). San Pedro nos recuerda que "por sus llagas hemos sido sanados" (IP 2,24). Podemos orar: Señor, escondemos en tus llagas este cáncer. (Curiosamente las llagas de la corona de espinas de Cristo, a veces, curan de jaquecas, migrañas, insomnios).¡ Sanación por invocación del Nombre de Jesús. Su invocación repetida produce efectos de paz en las almas y a veces de sanación en el cuerpo: "Por su nombre ha sido restablecido éste que vosotros veis y conocéis" (Hch 3,16). Sanación por increpación a la enfermedad en Nombre del Cristo: "Él increpó a la fiebre, en la suegra de Pedro, y la fiebre se fue" (Lc 4,39). Sanación por el Amor de Dios, aceptado en nuestras vidas. Este amor se convierte en presencia sanadora del Espíritu Santo. Cuando toca nuestras llagas físicas puede curarlas. Cuando pasa por hechos y acontecimientos negativos, que nos dejaron recuerdos dolorosos, se convierte en sanación de recuerdos. La presencia misericordiosa de Cristo, en las heridas de nuestro subconsciente y de nuestra conciencia, nos cura también al nivel de emociones mientras que el psicoanálisis, a veces, sólo nos ordena en el ámbito de comprensión intelectual de nuestros males psicológicos. Cristo siempre trata de curar al hombre completo: "Su amor de predilección para con los enfermos no ha cesado a lo largo de los siglos" (no 1503). www,ruahperu.com -5-
  • 6. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO Sanación por el carisma de curación. "El Espíritu Santo, nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica, da a algunos un especial carisma de curación (I Cor. 12,9. 28.30) para manifestar la fuerza de la gracia del Resucitado". (no 1508). La plenitud de vida y de salud del Resucitado puede comunicarse a los hombres enfermos, transformarlos y sanarlos. Este carisma de curación ha existido siempre en la Iglesia, aunque en nuestros días parece haberse democratizado en el pueblo cristiano y carismático. (Puede consultarse el libro del P. Tardif "Jesús está vivo", México, 1984). Sanación con el carisma de conocimiento. El Espíritu Santo puede descubrir la raíz espiritual, moral, psicológica o fisiológica de un mal, para que haciendo presente a Cristo en esta raíz del mal, el enfermo se cure. (El P. Emiliano Tardif avisa al final de una Eucaristía que Jesús está sanando la columna de un sacerdote que está detrás de él y que tiene dolores al confesar. Desde aquel día este sacerdote no vuelve a sentir dolores en el torturante confesionario. El P. De Grandis anuncia que el Señor está curando a un sacerdote con luxación en su muñeca derecha. Pregunta quién es el curado y nadie contesta. Pide luz a Dios y se dirige a un sacerdote y le dice: El curado eres tú. Efectivamente era así). Sanación por la fe. Cristo suele actuar según la medida de fe de los que se acercan a El. "Si crees, verás la gloria de Dios" (Jn 11,40), dice Cristo antes de la resurrección de Lázaro a Marta. "Tu fe te ha sanado" (Mt 9,22), dic e Cristo a la mujer con años de hemorragias y posible cáncer de útero. "Sanando enfermedades y perdonando pecados, Jesús siempre responde a la plegaria del que le suplica con fe: 'Vete en paz, ¡tu fe te ha salvado!"' (no 2616). OTRAS OBSERVACIONES 1.1. Al hablar de sanación cristiana y carismática no debemos olvidar nunca el sentido cristiano del dolor. El P. Michael Scanlan (New Covenant 1973) escribía acertadamente sobre curación: "Al tratar de Sanación, debemos elevar nuestra visión por encima de los problemas aislados y contemplar cómo Dios llama al hombre a participar de la vida plena en el CUERPO DE CRISTO. No podemos aislar ninguna enfermedad o herida - sea una pierna quebrada, un cáncer o un complejo de inferioridad- de la visión que Dios tiene de la IGLESIA como el CUERPO DE CRISTO, de los hombres como unidos a este cuerpo y de las heridas como partes dolientes de toda la persona". Hay enfermedades que tienen un sentido expiatorio dentro de todo el Cuerpo de Cristo; por ellas la Iglesia se asemeja a Cristo paciente y el Padre les da un sentido maravillosamente corredentor, completando nosotros la que falta a la pasión de Cristo. En cambio, otras veces, la gloria de Dios será que el enfermo se sane. 2. El servicio de sanación carismática: Aunque fundamentalmente la sanación cristiana que expone el Catecismo de la Iglesia Católica es esencialmente la misma realidad operativa que la sanación carismática, sí se puede notar diferencias de impostación, énfasis o matiz, en el modo de practicar la sanación entre los carismáticos. www,ruahperu.com -6-
  • 7. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO 2.1. Con la Renovación Carismática en el mundo son hoy muchos más los cristianos que ejercen su sacerdocio común con poderes sacerdotales, proféticos y reales de tipo carismático, y que ejercen el poder de la oración y de la fe, cuando piden por los enfermos con imposición de manos. 2.2. También se experimenta un aumento cuantitativo de sanaciones de las más diversas enfermedades fisiológicas, psicosomáticas, psicomentales y del espíritu con más desarrollo de la fe y la esperanza en los creyentes. El Reino de Dios se hace como más presente y visible en estos casos. Pudiéramos decir que el Espíritu Santo está democratizando las sanaciones a través de la Renovación Carismática. 2.3. En ella es pensamiento comúnmente aceptado que los dones o carismas de curación se reciben ya desde el bautismo, pero que se mantienen en paro, latentes e improductivos por parte de los cristianos que no oran por los enfermos y no los usan desde la fe. 2.4. Al lado del carisma de sanación se emplean con frecuencia en la Renovación carismática otros carismas, como la palabra de conocimiento, anunciando en público las curaciones que el Señor Jesús está realizando. 2.5. El servicio de sanación se extiende algunas veces en la Renovación Carismática a la oración de liberación por personas, oprimidas por influencias diabólicas, a las que no mejoró ni el largo tratamiento psiquiátrico, y sí alcanza el poder liberador de Cristo sobre los espíritus del mal. El psiquiatra inglés Dr. Kenneth McAlI reconoce las ventajas de la oración de liberación cuando fallan los métodos psiquiátricos en su libro Healing the Family free (Shelton 1982) . Esta oración de liberación no es frecuente fuera de círculos carismáticos. La utilizan con cierta frecuencia y en ciertos casos difíciles psiquiatras cristianos y carismáticos, tanto católicos como de otras denominaciones. La oración de liberación suele tener efectos poderosos en los afectados por opresiones e influencias diabólicas. 2.6: La sanación por la oración en lenguas es común en la Renovación Carismática. Muchas veces no sabemos lo que conviene pedir en casos difíciles. En estos casos es buena la oración de tipo de balbuceo carismático, dejando que el Espíritu se exprese en nosotros con gemidos inenarrables (Rom 8,26). San Alfonso M. de Ligorio recomendaba esta oración a los sacerdotes en casos de liberación, cuando el penitente se asustaría si se orara en voz alta. 2.7: La sanación de recuerdos o del subconsciente negativo es bastante frecuente y de algún modo característica de la sanación carismática. (El miedo desde antes de nacer, el miedo a animales (gato, perro, vaca); el miedo por accidentes, vividos anteriormente, suelen curarse haciendo presente a Cristo sanador en esa circunstancia y oyéndole que nos dice: "No temas; yo te protejo. Mira, no te ha pasado nada grave. Te doy mi paz. Confía en mí. Yo cuido de tu futuro..."). 2.8. También es común, aunque no exclusiva, entre carismáticos la sanación del árbol familiar; como explica el Padre Robert DeGrandis en su libro Sanación intergeneracional. ( 1992, Sereca, Madrid). Nos recuerda el P. DeGrandis en Sana a tu hermano (México, Libr. Parr. Clavería, S.A.), p. 52, que Bob, joven hombre de negocios, sentía dolores de cabeza fuertes y miedo al nadar en la parte profunda de la piscina. Se pidió una palabra de conocimiento y salió 'barco'. Pero barco no significaba para el joven ejecutivo nada especial. Al fin recordó a un primo marino, prisionero en la Segunda Guerra Mundial, al que mataron los mismos americanos al torpedear al barco enemigo donde estaba prisionero. Se rezó por sanación de recuerdos y por el descanso eterno del familiar difunto para que el Señor le sanara de la angustia del naufragio y de la muerte. Los dolores de cabeza al nadar en lo profundo de la piscina desaparecieron para siempre. www,ruahperu.com -7-
  • 8. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO A veces, la propia sanación ocurre a través de la oración por alguien ajeno al propio árbol genealógico. Recuerdo el caso de una niña de ocho años que repetía a su madre: Tú no eres mi madre. Mi madre es una señora rubia que me visita cada noche. Los tratamientos psiquiátricos resultaron ineficaces. Al orar por la niña llegó el recuerdo de una señora rubia alemana que había vivido en la vecindad de la familia de la niña. Se recordó que había perdido a su hija única en accidente y que había venido a España para olvidar. No lo logró, y una noche se suicidó desde el acantilado del mar. Cuando se oró por la señora alemana suicidada, por su hija muerta en accidente y por la niña española con problemas psicológicos, ésta volvió a dormir bien y dejó de ver a su supuesta madre en las apariciones nocturnas. No tuvo que volver a psiquiatras ni a psicoanalistas. 2.9. El descanso en el espíritu aparece a veces en la Renovación carismática como fenómeno de sanación interior o física. En estos casos el cuerpo pierde estabilidad y cae al suelo sin movimiento, mientras la mente sigue despierta a la acción de Dios. Encontramos casos parecidos en la Escritura Sagrada como sucedió en el caso de Saulo a las puertas de Damasco (Hch 9,3-6). Cae al suelo y sigue escuchando la voz del Señor, mientras en él se produce una profunda sanación interior. El profeta Daniel, ante la presencia divina, cae en tierra sin poder moverse (Dn 10,9-10). Y algo parecido sucede con el niño epiléptico curado por Cristo, tras quedar inmóvil en tierra y como muerto (Mc 9,26). 2.10. Una modalidad bastante común de curación carismática es el equipo de sanación. Varios hermanos discernidos y con la llamada a orar por enfermos, con enfermedades graves o con psicologías rotas, oran conjuntamente como equipo de sanación. Uno tiene el carisma de curación, otro el don de conocimiento, otros conocimientos médicos o psicológicos y alguno posee conocimientos teológicos o práctica pastoral o sacerdotal. Juntos estudian y tratan los casos más difícile s en comunidad de fe y dentro del debido secreto profesional. Así sucede con las comunidades sanadoras de las Bienaventuranzas, de Naín de Francia. 2.11. Las misas de sanación son muy frecuentes en la Renovación carismática. En ella se pide de un modo especial por los enfermos, aunque toda Eucaristía, por sí misma, ya es sanadora. Son muy conocidas las misas de sanación del P. Tardif, por las curaciones que en ellas se producen. 2.12. Dentro del ambiente carismático brotó también la Asociación de terapeutas Cristianos asociados, que comparten sus experiencias y sus estudios de sanación carismática y tratan de que la curación por Cristo llegue al mayor número posible de hombres heridos, enfermos y necesitados. Suelen tener sus convenciones anuales. CONCLUSIÓN Las modalidades de la sanación carismática son múltiples, pero la raíz profunda y subyacente en toda sanación cristiana es el poder sanador del Espíritu de Jesús, el amor misericordioso del Padre y la actuación compasiva del Señor Jesús Resucitado, que comunica, según el designio del Padre, su restauración redentora a la humanidad herida y enferma en todos sus estratos: en el subconsciente y en consciente, en el cuerpo y en el alma, en lo espiritual y en lo orgánico. No debemos despreciar las manifestaciones de la sanación carismática y cristiana en la Iglesia. Son una señal de que el Reino de Dios está presente con fuerza y con poder entre nosotros. Si estas señales faltan, tal vez, sea porque el Reino de Dios y nuestra fe están invernados, latentes e inactivos. Si la Iglesia no ejercita este ministerio de sanación muchos de nuestros católicos enfermos van a acudir a otras iglesias que utilizan este ministerio, o acudirán a curanderos, brujos o visionarios, que tratan de curar con poderes parapsicológicos o espiritistas, que www,ruahperu.com -8-
  • 9. RUAH – EVANGELIZANDO A TIEMPO Y DESTIEMPO terminan alejándolos de la Iglesia a la que ven como demasiado racional, fría y desencarnada de las expectativas de sanación en Cristo para los sencillos. Tenemos que enseñar a nuestro pueblo enfermo a acudir desde la fe a Cristo, el sanador y médico de los cuerpos y de las almas. www,ruahperu.com -9-