Para el 12 de julio de 2014
El Hijo
PARA ESTA SEMANA: Mateo 24:30; Daniel 7:13, 14; Mateo 11:27; Lucas
5:17-26; Juan 8:58;...
JESÚS: ¿COMO NOSOTROS?
En la cultura saturada de celebridades en que vivimos, hay una revista
que tiene una sección semana...
lu n e s UN MESÍAS MULTIFACÉTICO
Hijo del Hom bre (Mat. 8:16,17; 13: 53-58; Fil. 2:5-8)
Los cristianos han pasado tantos s...
FE DE AVIÓN Y OTROS
MOTIVOS OCULTOS
Juiio
Al enfrentar circunstancias catastróficas, la gente clama a Dios, quizás
por pri...
a c o l e s CONTEMPLAR AL HIJO
09Julio
a»
A
En 2012 una mujer suiza murió de hambre, luego de intentar sobre­
vivir con un...
LOBOS DE UNA CAMADA
-Sabes que realmente no eres su madre, ¿cierto?
Es Increíble cómo pudo dejarme sin aliento una niña de...
VIERNES RECUERDA
11 Jesús fue un humilde siervo, completamente humano, nacido de María
Julio ^ uc- 1;35); pero también rev...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 2 - Joven - El hijo - Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

6.474 visualizaciones

Publicado el

Lección 2 - Joven - El hijo - Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.474
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6.032
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 2 - Joven - El hijo - Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 12 de julio de 2014 El Hijo PARA ESTA SEMANA: Mateo 24:30; Daniel 7:13, 14; Mateo 11:27; Lucas 5:17-26; Juan 8:58; Mateo 20:28. TEXTO CLAVE: “ Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos" (Mar. 10:45). PREVIEW ncj iendo que una de las mejores maneras como un adulto puede Julio enseñarle a un niño a ser obediente es obedeciendo él mismo. Uno esperaría que los oficiales de gobierno obedezcan las leyes, mostrando un ejemplo positivo al resto de los ciudadanos. Sin ÁOX' embargo, las personas de todo estrato social en todo el mundo tienen problemas para seguir las leyes, incluso las personas que profesan seguir a Cristo. Pero el Hijo de Dios tomó forma humana y vino a esta tierra para mostrarnos, a través de su ejemplo, cómo vivir de acuerdo a la ley del Padre. De hecho, él cumplió incluso la ley de Moisés, las leyes ceremo­ niales que habían sido designadas por Dios para crear una sociedad que reflejara su voluntad y fuera un modelo para las demás naciones. De la circuncisión a la visita al templo, incluyendo las fiestas y su actitud sobre los impuestos, Jesús fue fiel al sistema de leyes cuyo simbolismo él sabía sería cumplido a través de su muerte y ministerio celestial. Esta semana, la lección se enfoca en Jesús y la ley de Moisés. Jesús asistió a los festivales judíos y siguió las costumbres judías, muchas de las cuales lo señalaban a él. Qué fácil podría haber sido para él violar esas - leyes, así como las autoridades en nuestros días lo hacen. Qué fácil podría haber sido para él no leer lo que de las Escrituras tenían en sus días. Pero él no tomó ningún atajo, ninguna salida fácil. Al estudiar la lección de esta semana, que Dios nos ayude a ser tan fieles como nuestro Salvador lo fue. 12 / Lección para jóvenes
  2. 2. JESÚS: ¿COMO NOSOTROS? En la cultura saturada de celebridades en que vivimos, hay una revista que tiene una sección semanal llamada "Estrellas: ¡son como nosotros!". Las imágenes de celebridades haciendo compras, criando a sus hijos y tomando sol nos recuerdan que las estrellas son personas "normales". La sociedad suele poner a estas personas sobre un pedestal, olvidando que son seres humanos igual que el resto. Según nuestros estándares, Jesús no era rico, atractivo, ni talentoso. Provenía de una familia pobre y de un pueblo insignificante. Aun así, a veces lo ponemos en un pedestal. Nos asombra tanto la gloria que bri­ llaba a través de él, que olvidamos que también era humano. Vemos su divinidad y, como los testigos de sus milagros, nos llenamos de miedo y asombro (Luc. 5:17-26). Los discípulos mismos no sabían cómo responder a esa gloria. Cuando Jesús estuvo con Elias y Moisés en el Monte de la Transfiguración, Pedro ofreció construir tres tabernáculos (refugios). Lucas nos dice que Pedro propuso eso "sin saber lo que estaba diciendo" (Luc. 9:33). La divinidad de Jesús afectó a creyentes y no creyentes por igual. El centurión en la cruz exclamó: "¡Verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios!" (Mar. 15:39). Él calmó el viento y las olas, llevó a cabo una multitud de milagros, y mostró ser enteramente divino. Aún así, también era el Hijo del Hombre. Experimentó hambre (Mat. 4:2), ridículo (9:11) y tristeza, igual que nosotros. ¿Qué significa esto para nosotros? Si Jesúsfue completamente humano, y nosotros también lo somos, ¿podremos tener la habilidad de realizar milagros? Jesús nos dice que, si tenemos fe como un grano de mostaza, podremos mover montañas (Mat. 17:20). ¿Puedes imaginarte a ti mismo, imperfecto, haciendo lo mismo que Jesús hizo? ¡Imposible! Pero Jesús dice que todo es posible con Dios. Debemos seguir su ejemplo y conec­ tarnos a la Fuente de toda fuerza. Su misión debe ser nuestra misión: servir a quienes nos rodean y señalar a Cristo. Pablo lo expresa de esta forma: "Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén" (Efe. 3:20, 21). Biblia en m ano — — — — — — — — — — — — — — —— — ------— • j Lee Mateo 24:30; 25:31 y26:64. ¿Quéelementos, en las palabras deJesús registradas en estos textos, evocan Daniel 7:13 y 14? I ¿Por qué estan importante que sepamos queJesús era plenamente un ser humano? ¿Quérepercusiones tiene su humanidad para nuestra salvación? ¿Qué implicancias tiene en nuestra vida cristiana práctica, especialmente en nuestras batallas con latentación yel pecado? Lección para jóvenes / 13 DO M ING O 06Julio A no
  3. 3. lu n e s UN MESÍAS MULTIFACÉTICO Hijo del Hom bre (Mat. 8:16,17; 13: 53-58; Fil. 2:5-8) Los cristianos han pasado tantos siglos filosofando sobre Jesús, que a menudo lo ponen sobre un pedestal que niega su lado humano: el que nos conecta con él. Pero la Biblia toma nota de las características humanas de Jesús. Mateo 8:16 y 17 parafrasea Isaías 53:4 para enfatizar su empatia con nuestras luchas y aflicciones. En Filipenses 2:6 al 8, Pablo enfatiza esta lección para los cristianos cuando escribe que Jesús tomó "la naturaleza de siervo", "haciéndose semejante a los seres humanos". Hijo de Dios (Mar. 8:27-30; 15:33-39) Durante tres décadas, Jesús vivió de manera anónima. Pero a partir del momento cuando comenzó su ministerio público, su presencia misma pro­ vocaba una respuesta. Esinteresante y revelador prestar atención a qué hizo que la gente proclamara la divinidad de Jesús: su autoridad sobre la natu­ raleza (Mat. 14:32, 33), su conocimiento sobre la vida personal (Juan 1:48), * la reacción de la tierra a su sacrificio (Mat. 27:54), y aún más. Para quienes estaban en sintonía con el Espíritu Santo, la divinidad de Jesús era evidente. La m isión de Jesús (Mat. 20:28; Juan 10:11) La pregunta de Jesús a sus discípulos "¿Quién dicen que soy?", nos dice mucho sobre su plan de acción. Aunque realizó milagros y pasó mucho tiempo enseñando en público, no anunció su divinidad ni animó para sí una adoración tipo héroe. No usaba una "M " de Mesías en su ropa. Cuando Pedro lo identificó como el Mesías, Jesús les pidió a los discípu­ los que guardaran eso en sus corazones. Paso a paso reveló su misión, primero a los más cercanos a él, y luego a todo el mundo en el Calvario. Jesús proclamó que él "no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos" (Mat. 20:28). Se declaró a sí mismo como "el buen pastor [que] da su vida por las ovejas" (Juan 10:11). La gran mayoría de sus seguidores no entendió estos conceptos. Cuando Pedro escuchó a Jesús decir que debía sufrir y morir, lo llevó aparte para decirle: "¡Nunca!". La respuesta memorable a las frenéticas palabras de Pedro fue: "¡Aléjate de mí, Satanás!" (Mat. 16:22, 23). El enemigo sabía que la misión abnegada de Jesús significaría su des­ trucción. El principio más importante de Satanás es vivir para uno mismo. Pero aun teniendo todo el poder que podríamos soñar, Jesús lo dejó de lado para salvarnos de la autodestrucción. Biblia en m ano — ...................... A / ¿Qué revelan los siguientes textos acerca de la perfecta unidad del Padre yel Hijo? Mateo 11:27; Juan 3:35; 5:17; 10:30. j Jesúsfue totalmente Diosytotalmente hombre. ¿Quénos dice esta verdad asombrosa acerca del estrecho lazo que une el Cielo y laTierra? ¿Quéconsuelo podemos obtener de esta conexión tan cercana? 07Julio 14 / Lección para jóvenes
  4. 4. FE DE AVIÓN Y OTROS MOTIVOS OCULTOS Juiio Al enfrentar circunstancias catastróficas, la gente clama a Dios, quizás por primera vez en su vida, "¡Si me salvas de esto iré a la iglesia más a menudo!", o "¡... daré más ofrendas!" En los días de Jesús, muchos de los que lo proclamaron como Mesías estaban impresionados por sus poderes milagrosos, y prestaban poca atención a las enseñanzas espiri­ tuales que él impartía. "Un hijo del oficial se hallaba aquejado de una enfermedad que parecía incurable. Los médicos lo habían desahuciado; pero cuando el padre oyó hablar de Jesús resolvió pedirle ayuda. "A pesar de toda la evidencia de que Jesús era el Cristo, el solicitante había resuelto creer en él tan solo si le otorgaba lo que solicitaba. El Salvador puso esta incredulidad en contraste con la sencilla fe de los samaritanos que no habían pedido milagro ni señal. Su palabra, eviden­ cia siempre presente de su divinidad, tenía un poder convincente que alcanzó sus corazones. Cristo se apenó de que su propio pueblo, al cual habían sido confiados los oráculos sagrados, no oyese la voz de Dios que le hablaba por su Hijo. "Este cortesano representaba a muchos de su nación [...]. Esperaban recibir algún beneficio especial de su poder, y hacían depender su fe de la obtención de ese favor temporal; pero ignoraban su enfermedad espiritual [...]. "Como un fulgor de luz, las palabras que dirigió el Salvador al noble desnudaron su corazón. Vio que eran egoístas los motivos que le habían impulsado a buscar a Jesús. Vio el verdadero carácter de su fe vacilante. Con profunda angustia, comprendió que su duda podría costar la vida de su hijo. Sabía que se hallaba en presencia de un Ser que podía leer los pensamientos, para quien todo era posible, y con verdadera agonía supli­ có: 'Señor, desciende antes que mi hijo muera'. Su fe se aferró a Cristo [...]. "El Salvador no puede apartarse del alma que se aferra a él invocando su gran necesidad. 'Ve -le dijo-, tu hijo vive'. El noble salió de la presencia de Jesús con una paz y un gozo que nunca había conocido antes. No solo creía que su hijo sanaría, sino que con firme confianza creía en Cristo como su Redentor" (DTG 167-169). Biblia en m ano y Lee Lucas 5:17al 26. ¿Dequé manera impactante Jesús reveló aquí sudivini­ dad, sin mencionarla explícitamente? I Piensa en cuán duros de corazón fueron algunos de esos líderes hacia Jesús, aunque seesperaba que esos hombres fueran los guardianes espirituales del pueblo. ¿Cómo podemos asegurarnos de no endurecernos, de diferentes maneras, nosotros también? Lección para jóvenes / 15 MARTES 08
  5. 5. a c o l e s CONTEMPLAR AL HIJO 09Julio a» A En 2012 una mujer suiza murió de hambre, luego de intentar sobre­ vivir con una dieta solamente de luz. Había leído uno de los libros de Jasmuheen sobre los beneficios de contemplar el sol y del respiracionis- mo. Esta autora asegura que los seres humanos pueden ser elevados y sustentados espiritualmente por largos periodos de tiempo, simplemente contemplando el sol. Es trágico que un engaño tan obvio pueda seducir a la gente. Si has sido criado en el cristianismo, probablemente hayas escuchado toda tu vida que Jesús es el Hijo de Dios; que contemplar su rostro y habitar en su carácter es suficiente para sustentarte y transformarte a su imagen; que realmente puedes confiar en el Hijo para tener vida eterna. Pero ¿cómo pasamos de ser observadores a ser hacedores? A continua­ ción, hay algunas sugerencias prácticas sobre cómo "contemplar al Hijo". Entender los atributos de Dios. Dios es amor. Él es amante, compren­ sivo, perdonador y misericordioso. Cuanto más entendamos esto, más poder tendremos para asemejarnos a él. Para conocer mejor los atributos de Dios, invierte en El Deseado de todas las gentes, de Elena G. White. Entender las promesas de Dios. Hoy, quebrantar promesas es común. Pero Dios desea que confiemos en él y reclamemos sus promesas. Al aprender a confiar en él, su obra en nuestras vidas será evidente, y eso creará un estilo de vida que favorezca la fe. Para aprender más de Dios a través de sus promesas, escribe un blog sobre promesas bíblicas y sus apli­ caciones. Hazlo durante una semana, pero aspira a continuar por un año. Practicar permanecer en la presencia de Dios. Pídele que te enseñe a permanecer en él. Esto es un trabajo de toda la vida, pero puedes empezar hoy con pequeños pasos. Escucha la Palabra de Dios desde un reproduc­ tor de Mp3 o desde una aplicación en tu teléfono celular. Cuando estés viajando, haciendo mandados o haciendo filas, usa audífonos. Hagas lo que hagas, vive tu día como si Jesús estuviera de pie al lado tuyo. Comparte tus pensamientos con él y desarrolla consciencia de su presencia. Comienza de a poco, y permite que este hábito crezca hasta que se convierta en usual. Biblia en mano j ¿Por qué Juan 8:58 es una de las declaraciones más directas y profundas que hizoJesúsacerca desu divinidad? Ver también Éxodo 3:13 y 14. j LeeJuan 20:29. ¿Quécosas no hasvisto y, sin embargo, crees en ellas? ¿Cuáles son las implicancias detu respuesta respecto detu fe? 16 / Lección para jóvenes
  6. 6. LOBOS DE UNA CAMADA -Sabes que realmente no eres su madre, ¿cierto? Es Increíble cómo pudo dejarme sin aliento una niña de apenas seis Julio años. Nuestra pequeña casa estaba repleta de amigos y niños. Senghor, de veinte meses de edad, y yo estábamos sentados tranquilos en un rincón, ya que él se sobreestimulaba fácilmente con mucha gente a su alrededor. Su vida era muy entretenida aquí, en comparación con la monotonía del orfanato. -¿Por qué dices eso? -le pregunté a la pequeña pelirroja. -Bueno, tú dices ser su madre; pero no puede ser -respondió instantáneamente. -¿Por qué no? -No se parece a ti. -Pero yo lo alimento, cambio sus pañales, juego con él, le doy besos, lo amo y lo tengo en mis brazos. Esas son las cosas que las mamás hacen, ¿no es así? -Puede ser. -¿Quién más podría ser su mamá? -Nunca lo pensé así -respondió y se fue corriendo. Jesús no se parecía al Mesías que los fariseos estaban esperando. Los líderes deberían haber sido capaces de reconocer al Cristo cuando lo vieran. Así como esta pequeña niña pensó que era experta en madres, los líderes judíos pensaban que eran expertos en Dios. Cuando Jesús vino, no colmó sus expectativas. Si tan solo hubieran prestado más atención a la descripción que Dios había hecho acerca de su Hijo, hubieran sabido qué buscar. Jesús era el Cordero inmaculado, listo para pagar el precio por nuestros pecados. Jesús estaba listo para mostrarnos el camino a la vida eterna. Jesús nos mostró cómo perdonar, respetar y ser amables con toda la creación de Dios. La Tierra no anticipó que el Mesías sería un siervo humilde. En tu vida diaria, ¿esperas al Jesús de la Biblia, o a alguien diferente? ¿Es Jesús solo un resultado de tu imaginación? Jesús no cambia. Él es quien dice ser. La gente puede esperar que sea un Dios al que debamos temer, pero él no puede evitar ser una presencia amante. Biblia en m ano » mmvmmmmmmmmmmm ........................................... .. I ¿Cómo definió Jesús la esencia de su misión? Juan 10:11; Mat. 20:28. y Observa el mundo yel destino que nos espera atodos. Si todo terminara en la tumba, ¿qué esperanza tendríamos? Ninguna, si nofuera por el plan de salva­ ción. ¿Cómo podemos mostrar nuestra gratitud a Dios por lo que él ha hecho por nosotros en Cristo? JUEVES 10 Lección para jóvenes / 17
  7. 7. VIERNES RECUERDA 11 Jesús fue un humilde siervo, completamente humano, nacido de María Julio ^ uc- 1;35); pero también reveló su existencia eterna como el "Yo Soy" (Juan 8:58). Aunque pareciera ser una miríada de dispersas contradic- O clones, él es una multitud de correlaciones sistemáticas. Más hermoso que el cristal tallado, sus eternas facetas reflejan su luz, brillando sobre la humanidad. Piensa en tu mejor amigo, tu cónyuge, o tu confidente más cercano y en cuánto te conoce y te ama esa persona. Luego pregúntate: ¿Cuánto más te conoce y ama Jesús, quien murió por ti? ¿Quién decimos que es Jesús? "Nadie conoce al Hijo sino el Padre" (Mat. 11:27), y así él se presenta, sin lugar a dudas, como nuestro mejor amigo por siempre. CONSIDERA » Recoge o fotografía objetos de la naturaleza que representen descrip­ ciones del Hijo de Dios. Busca maneras de decorar un lugar que fre­ cuentes con estos objetos, para recordar cómo él se relaciona contigo. » Conversa con amigos o amados sobre las características semejantes a Cristo que ves en ellos. » Investiga el término "Hijo de Dios" en diferentes idiomas o culturas, y escribe una canción o un poema con las frases que descubras. » Haz un video que ilustre las maneras en que Jesús interactúa con la gente, y publica tu video en Internet. » Medita por una hora al día durante una semana, sobre cómo actuarías si Jesús estuviera de pie al lado tuyo, cuando interactúas con otras personas. Escribe tus observaciones. ¿Puedes aumentar los momentos en que Imaginas que él está contigo? » Entrevista a padres e hijos sobre la relación que mantienen, y compara sus respuestas con la manera en que Jesús y Dios se comunican entre sí. AMPLÍA Mateo 11:19. El Deseado de todas las gentes, cap. 1. Creencias de los adventistas del séptimo día, pp. 41-66. Colaboraron esta semana: Courtney Tait, Malden, Massachusetts, EE.UU.; Tompaul Wheeler, Nashville, Tennessee, EE.UU.; Christina Rasmussen, Laurel, Maryland, EE.UU.; Amie Regester, Greenbrier, Arkansas, EE.UU.; Lisa Hermann, Nashville, Tennessee, EE.UU.; Neil Braithwaite, Washington, D.C., EE.UU. 18 / Lección para jóvenes

×