Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

La lateralidad en la etapa infantil

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
La lateralidad en la etapa
infantil
Maestra, especialidad de Educación Primaria.
Opositora al cuerpo de maestros en la
Esp...
corporal, la mayor habilidad de una mano sobre la otra, en le marco de las asimetrías funcionales
del cerebro.
La laterali...
niños, sin embargo, utilizan un proceso de aprendizaje en términos de espacialidad utilizando el
hemisferio menor. La lógi...
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Motricidad fina
Motricidad fina
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 19 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a La lateralidad en la etapa infantil (20)

Anuncio

Más reciente (20)

La lateralidad en la etapa infantil

  1. 1. La lateralidad en la etapa infantil Maestra, especialidad de Educación Primaria. Opositora al cuerpo de maestros en la Especialidad de Educación Infantil. Elena Beatriz García Ramírez elebeat79@hotmail.com (España) Resumen A lo largo de la historia de la educación, el papel jugado por la psicomotricidad en su vinculación al terreno educativo ha sido variado, a veces disperso, en algunas ocasiones podríamos hablar, incluso, de desvinculación. La Reforma Educativa propone cambios y nuevas propuestas que no deben resultar ajenos a la psicomotricidad, sino al contrario, la obligan a adoptar un papel determinante, que vaya olvidando viejos moldes, desterrando el ya caduco dualismo mente-cuerpo. El mundo de la psicomotricidad debe ser, pues, el de las relaciones psiquismo- movimiento y movimiento-psiquismo. En la psicomotricidad hay unos componentes valorativos, relacionados con el calendario madurativo cerebral, y unos componentes relacionales, que tienen que ver con el hecho de que a través de su movimiento y sus acciones el niño entra en contacto con personas y objetos con los que se relacionan de manera constructiva. La psicomotricidad es a la vez fuente de conocimiento y expresión de los conocimientos que ya se tienen, medio de generar vivencias y emociones a través de la relación. Palabras clave: Lateralidad. Escolares. Eje corporal. Simetría corporal. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 12 - N° 108 - Mayo de 2007 1 / 1 Introducción 1. Concepto de lateralidad La lateralización es la última etapa evolutiva filogenética del cerebro en sentido absoluto. La lateralidad corporal es la preferencia en razón del uso más frecuente y efectivo de una mitad lateral del cuerpo frente a la otra. Inevitablemente hemos de referirnos al eje corporal longitudinal que divide el cuerpo en dos mitades idénticas, en virtud de las cuales distinguimos dos lados derecho e izquierdo y los miembros repetidos se distinguen por razón del lado del eje en el que se encuentran (brazo, pierna, mano, pie... derecho o izquierdo). Igualmente, el cerebro queda dividido por ese eje en dos mitades o hemisferios que dada su diversificación de funciones (lateralización) imponen un funcionamiento lateralmente diferenciado. Es la lateralidad cerebral la que ocasiona la lateralidad corporal. Es decir, porque existe una especialización de hemisferios, y dado que cada uno rige a nivel motor el hemisferio contra -lateral, es por lo que existe una especialización mayor o más precisa para algunas acciones de una parte del cuerpo sobre la otra. Pero, aunque en líneas generales esto es así, no podemos despreciar el papel de los aprendizajes y la influencia ambiental en el proceso de lateralización que constituirá la lateralidad corporal. Efectivamente, la lateralización es un proceso dinámico que independientemente tiende a ponernos en relación con el ambiente; sería pues, una transformación o evolución de la lateralidad. La investigación sobre la literalidad cerebral ha tenido particular relevancia en el estudio de las funciones referidas al lenguaje, pudiéndose constatar que los dos hemisferios son funcional y anatómicamente asimétricos. Como resultados de tales estudios parece deducirse que el hemisferio de derecho se caracteriza por un tratamiento global y sintético de la información, mientras que el hemisferio izquierdo lo hace de modo secuencial y analítico. Estos estudios sitúan la lateralidad
  2. 2. corporal, la mayor habilidad de una mano sobre la otra, en le marco de las asimetrías funcionales del cerebro. La lateralidad corporal parece, pues, una función consecuente del desarrollo cortical que mantiene un cierto grado de adaptabilidad a las influencias ambientales. En realidad la capacidad de modificación de la lateralidad neurológicamente determinada en procesos motrices complejos es bastante escasa (no supera el 10%), lo que nos lleva a proclamar la existencia de una lateralidad corporal morfológica, que se manifestaría en las respuestas espontáneas, y de una lateralidad funcional o instrumental que se construye en interacción con el ambiente y que habitualmente coincide con la lateralidad espontánea, aunque puede ser modificada por los aprendizajes sociales. La lateralidad corporal permite la organización de las referencias espaciales, orientando al propio cuerpo en el espacio y a los objetos con respecto al propio cuerpo. Facilita por tanto los procesos de integración perceptiva y la construcción del esquema corporal. La lateralidad se va desarrollando siguiendo un proceso que pasa por tres fases: 1. Fase de identificación, de diferenciación clara (0-2 años) 2. Fase de alternancia, de definición por contraste de rendimientos (2-4 años). 3. Fase de automatización, de preferencia instrumental (4-7 años). En la educación infantil se debe estimular la actividad sobre ambas partes del cuerpo y sobre las dos manos, de manera que el niño o la niña tenga suficientes datos para elaborar su propia síntesis y efectuar la elección de la mano preferente. 2. Mecanismos de la lateralidad Como señalamos en el apartado anterior, la lateralización es la última etapa evolutiva filogenética y ontogenética del cerebro en sentido absoluto. El cerebro se desarrolla de manera asimétrica y tal asimetría hemisférica no se reduce sólo a la corteza, sino también a las estructuras que se encuentran por debajo de ella (a diferencia de los animales). Por ejemplo, en la memoria, el hipocampo parece tener un papel diferenciado: la parte derecha está preparada para las funciones propias de la memoria a corto plazo, mientras que la parte izquierda lo está para las funciones propias de la memoria a largo plazo. Hipocampo y tálamo, además, intervienen en el lenguaje. El nervio estriado y el hipotálamo regulan en modo diverso el funcionamiento hormonal endocrino, influyendo también en la emotividad. Igualmente, existen equivalencias derecha -izquierda también a nivel sensorial, a nivel de receptores sensoriales (nivel perceptivo). También la actividad cognitiva se encuentra diferenciada: el hemisferio menor utilizada procesos estrechamente ligados a la espacialidad y por tanto los primeros aprendizajes deben producirse, forzosamente, a través de la acción. Los siguientes aprendizajes pasan, sin embargo, a través de la verbalización y por tanto presuponen el uso del hemisferio dominante. Es lo que ocurre en la escuela donde los contenidos se transmiten mediante la verbalización y por tanto a través del hemisferio dominante, sin que haya habido posibilidad de provocar la integración s nivel subcortical. Si pensamos en los niños de Educación Infantil, nos damos inmediatamente cuenta de que algunos están habituados a utilizar el lenguaje verbal y consiguientemente el hemisferio dominante en el aprendizaje como estructura mental, aspecto éste derivado de la educación familiar; otros
  3. 3. niños, sin embargo, utilizan un proceso de aprendizaje en términos de espacialidad utilizando el hemisferio menor. La lógica del hemisferio menor respecto otro es diferente, por lo que decimos que estos niños se caracterizan por una inteligencia práctica y, si en la escuela se parte de un plano verbal, corren el riesgo de no poder integrarse. 3. Tipos de lateralidad Existen varias teorías que intentan explicar porque determinados individuos son diestros o zurdos. Según Rizal en su obra "Motricidad humana", "ninguna de estas teorías van a ser absolutas, por lo que debemos aceptar que esta determinación de la lateralidad va a ser afectada por más de una causa". Este mismo autor clasifica las siguientes causas o factores: 3.1. Factores neurológicos Basándose en la existencia de dos hemisferios cerebrales y la predominancia de uno sobre el otro, esto es lo que va a determinar la lateralidad del individuo. Esta dominancia de un hemisferio sobre el otro, según los investigadores, se puede deber a una mejor irrigación de sangre con uno u otro hemisferio. En la actualidad, numerosos neurólogos han demostrado que la relación entre predominio hemisférico y lateralidad, no es absoluta. 3.2. Factores genéticos Esta teoría intenta explicar la transmisión hereditaria del predominio lateral alegando que la lateralidad de los padres debido a su predominancia hemisférica condicionará la de sus hijos. De este modo se ha comprobado que el porcentaje de zurdos cuando ambos padres lo son se dispersa (46%), sin embargo cuando ambos padres son diestros el por ciento de sus hijos zurdos disminuye enormemente (21%), 17% si uno de los padres es zurdo. Zazo, afirma que la lateralidad normal diestra o siniestra queda determinada al nacer y no es una cuestión de educación, a su vez, el hecho de encontrar lateralidades diferentes en gemelos idénticos (20%), tiende a probar que el factor hereditario no actúa solo. Sin embargo la dominancia no es total, es decir, que una gran mayoría, a pesar de tener claramente determinada la dominancia lateral, realizan acciones con la mano dominante. 3.3. Factores sociales Numerosos son los factores sociales que pueden condicionar la lateralidad del niño, entre los más destacables citaremos los siguientes:
  4. 4.  Significación religiosa. Hasta hace muy poco el simbolismo religioso ha influido enormemente en la lateralidad del individuo, tanto es así, que se ha pretendido reeducar al niño zurdo hacia la utilización de la derecha por las connotaciones que el ser zurdo, tenía para la iglesia.  El lenguaje. Éste, también ha podido influir en la lateralidad del individuo, en cuanto al lenguaje hablado, el término diestro siempre se ha relacionado con algo bueno. Lo opuesto al término diestro es siniestro, calificativo con lo que la izquierda se ha venido a relacionar. En cuanto al lenguaje escrito, en nuestra altura, la escritura se realiza de la izquierda a la derecha, por lo que el zurdo tapará lo que va escribiendo, mientras que el diestro no lo hará. 3.4. Causas ambientales Entre los que podemos citar:  Del ámbito familiar. Desde la posición de reposo de la madre embarazada hasta la manera de coger al bebe para amamantarlo, mecerlo, transportarlo, la forma de situarlo o de darle objetos..., etc. puede condicionar la futura lateralidad del niño. Del mismo modo las conductas modelo que los bebes imitan de sus padres también pueden influir en la lateralidad posterior.  Acerca del mobiliario y utensilios. Todos somos conscientes de que el mundo esta hecho para el diestro. Los zurdos o los mal lateralizados tropiezan con especiales dificultades de adaptación, esto se debe a que la mayor parte del instrumental, se ha fabricado sin tener en cuenta los zurdos. Para concluir este punto, podemos decir que el medio social actúa sobre la manualidad reforzando la utilización de una mano en casi todos los aprendizajes. En este sentido y centrando la dominancia lateral a manos, ojos, pies y oídos, principalmente a los dos primeros, podemos distinguir los siguientes tipos de lateralidad: a. Según la clase de gestos y movimientos a realizar: o De utilización o predominancia manual en las actitudes corrientes sociales. o Espontánea (tónico, gestual o neurológico), que es la que se manifiesta en la ejecución de los gestos espontáneos. Ambos generalmente coinciden y en caso de discordancia originan dificultades psicomotrices. b. Según su naturaleza: o Normal o predominio del hemisferio izquierdo o derecho. o Patología por lesión de un hemisferio, el otro se hace cargo de sus funciones. c. Por su intensidad: Totalmente diestros, zurdos o ambidiestros. d. Según el predominio de los cuatro elementos citados (manos, ojos, pies y oído): podemos establecer las siguientes formulas de lateralidad: o Destreza homogénea. Cuando se usan preferentemente los miembros del lado derecho.
  5. 5. o Zurdería homogénea. Se usan los miembros del lado izquierdo. o Ambidextreza. Se usa prioritariamente un elemento del lado derecho (por ejemplo la mano) y el otro del lado izquierdo (por ejemplo el ojo). o Zurdera contrariada. Se da esta forma cuando un sujeto zurdo se le ha obligado por razones sociales usar el miembro homólogo diestro. La más clara es la de la mano. En definitiva, la lateralización puede entenderse como un conjunto de conductas, que se adquieren cada una de ellas de forma independientemente, por un proceso particular de entrenamiento y aprendizaje, en lugar de quedar determinadas por una supuesta facultad genérica neurológica innata. 4. Ejemplificación práctica a. Objetivos 1. Conocer y diferenciar aspectos y partes fundamentales de nuestro propio cuerpo. 2. Conocer e identificar las partes simétricas del cuerpo en nuestros compañeros/ as. 3. Conocer el lado derecho y el lado izquierdo. 4. Afianzar progresivamente la propia lateralidad ejercitándola libremente en variadas situaciones. 5. Realizar desplazamientos en distintas posturas utilizando todo el espacio disponible. 6. Utilizar los sentidos para ir de un lado a otro, favoreciendo así la dominancia lateral. 7. Seguir las consignas de los compañeros/as de manera correcta. 8. Establecer normas para que el aprendizaje de los conceptos de lateralidad sea el adecuado. 9. Recoger y valorar todos los datos obtenidos. b. Contenidos
  6. 6. c. Actividades tipo 1. Rodamos y lanzamos una pelota con una mano, con un pie, ... 2. Señalar partes del cuerpo en muñecos, en los compañeros/ as y en nosotros mismos mirándonos en un espejo. 3. Señalar partes simétricas del cuerpo en los compañeros/ as. 4. Por parejas, con los ojos vendados, nombramos las partes del cuerpo de nuestro compañero/a. 5. Realizar juegos de puntería: dianas con pelotas adhesivas para observar la dominancia. 6. Jugar a la pelota, con el pie acordado, según el color de la pelota, etc. 7. Mirar por un telescopio o tubo de cartón (¡Piratas, al ataque!). d. Metodología Instrucción directa. Asignación de tareas. Permitir la participación y fomentar la interacción. e. Evaluación 1. Observación directa. 2. Fichas elaboradas para plasmar los conocimientos adquiridos. 3. Actividades finales de evaluación. f. Recursos 1. Aula -clase; patio; gimnasio. 2. Fichas de clase. 3. Pelotas, aros, bancos, cuerdas, pañuelos, catalejos, etc. g. Temas transversales En estas edades los niños y niñas aún no son autónomos en sus desplazamientos por los espacios urbanos, pare sí que utilizan los transportes públicos y los privados en el entorno familiar. Por ello es necesario iniciarlos en el conocimiento de unas normas establecidas, necesarias para su futura participación en el ambiente urbano como peatón, viajero o usuario de vehículos. De este modo, podemos decir que la formación vial debe estar presente en las primeras edades, ya que es en estos primeros años, en los que el niño/a graba sus primeras experiencias y descubrimientos de forma permanente, sirviendo de base para el desarrollo de una conducta que lo convierta en una persona razonable y positiva. Por último, debemos señalar que los contenidos que podemos desarrollar de educación vial relacionados con este tema que abordamos, y por consiguiente con el ámbito de identidad y autonomía personal del currículum, serían varios. Algunos de ellos son: o Control postural (andar, parar en diferentes direcciones). o Desplazarse de un punto a otro en línea recta (utilizando partes del cuerpo simétricas, etc.).
  7. 7. o Percepción y estructuración espacial y temporal (saber lo que se está haciendo, dónde y cuánto tiempo podemos tardar). o Conocer los conceptos arriba y abajo; a un lado y a otro; izquierda y derecha; etc. o Desarrollo de la observación visual y auditiva. 5. Actividades 5.1. Cuento y canción motriz
  8. 8. 5.2. Juegos a. A Caballito: Se desplazarán por todo el espacio en parejas, una será el caballo (a cuatro patas) y el otro será el jinete (sentado a horcajadas). El caballo irá con lo ojos vendados por lo que el jinete deberá indicarle por medio de distintos signos consignas hacia donde debe ir. Las consignas son: Tirón de la oreja derecha: caminar hacia la derecha. o Y viceversa para la izquierda. o Tocar la nuca: Caminar hacia detrás. o Tocar la frente: Caminar hacia delante. o Tocar el culo: Pararse donde se encuentren. b. La nariz del vecino: En corro. Uno en el centro dirige el juego. Cuando el del centro dice "izquierda" todos tocan con la mano izquierda la punta de la nariz de su compañero de la izquierda. Cuando dice "derecha", todos tocan con la mano derecha la punta de la nariz del compañero de la derecha. El que se equivoque pasa a dirigir el juego. 5.3. Actividades con materiales tradicionales: Pelotas y aros Tiro y... encesto: Lanzar una pelota a un aro situado en el suelo a uno, dos o tres metros de distancia del lanzador, observando los aciertos de cada mano. ¿Con qué mano tengo más aciertos? 5.4. Actividades con materiales reciclados: Catalejos de cartón y papel charol ¡Al ataque, piratas!: La clase se divide en dos grupos, unos son los piratas y los otros los turistas. Cada pirata tiene que mirar por el catalejo con un solo ojo y divisar un turista. A la voz de: ¡Al ataque, piratas!, cada uno deberá de coger al turista que divisó y luego cambiaran los papeles.
  9. 9. 5.5. Actividades con materiales alternativos: Frutas del Rincón de la casita Pera -Plátano: Sentados en el suelo. Los niños/as deben tener una pera en la mano izquierda. Cuando el profesor/a dice "pera", se han de llevar la mano izquierda a la boca (para comerse la pera), cuando dice "plátano" o cualquier otra fruta que no sea pera, se llevan la mano derecha a la boca. Cambio rápido y repeticiones. Bibliografía  FERNÁNDEZ ARRIETA, J.A. (1991): Psicomotricidad y creatividad 3. Madrid. Bruño.  GARCÍA NUÑEZ, J.A. y FERNÁNDEZ VIDAL, F. (1994): Juego y psicomotricodad. Madrid. Cepe.  LE BOULCH, J. (1981): La educación por el movimiento en la edad escolar. Barcelona. Ed. Paidós.  MARTÍN, D. y SOTO ROSALES, A. (1997): Intervención psicomotriz y diseños curriculares en Educación Infantil. Universidad de Huelva.  STOKOE, P. y HARF, R. (1992): La expresión corporal en el jardín de infantes. Barcelona. Paidós. Otros artículos sobre Aprendizaje Motor EL ESQUEMA CORPORAL EN EDUCACIÓN FÍSICA Publicado por Paiderexen Sábado,marzo 12, 2011 · Dejar un comentario Autora: Carolina Nieto Muñoz Existen muchas definiciones del esquema corporal yno solo no existe coincidencia entre ellas,sino que se advierten discrepancias sobre el término. CONTENIDOS COMUNES DE LAS DEFINICIONES: El esquema corporal representa la toma de conciencia de nuestra personalidad en situación de relación dinámica con el mundo exterior, el espacio y los objetos e interior mediante el conocimiento del propio cuerpo. Algunos autores indican que termina de estructurarse entre los 10-12 años. También podemos considerar que se estructura a lo largo de la vida mientras nuestro cuerpo tenga la necesidad de adaptarse y transformarse. Siguiendo a Piaget, los estudios de desarrollo de la inteligencia están en relación con los de la adquisición y desarrollo del esquema corporal y con la estructuración del espacio de acción de la persona. Existen tres periodos:  Sensoriomotriz:hasta los 12 años.  Operaciones concretas:hasta la adolescencia.  Operaciones abstractas:desde la adolescencia en adelante. Para construir y estructurar adecuadamente el esquema corporal es necesario que todos los elementos que lo integran evolucionen y se desarrollen armónicamente. FACTORES:  El “yo” Corporal: - El conocimiento del propio cuerpo. - La lateralización. - El control respiratorio. - La relajación. - El control de la postura. - La independencia segmentaria.  El “mundo de lo demás”: - Percibir el espacio. - Percibir el tiempo. - La percepción y estructuración espacio-temporal.
  10. 10. ESTRUCTURACIÓN DEL ESQUEMA CORPORAL: Todos los elementos anteriores del “yo” y del mundo de los demás que constituyen el esquema corporal se desarrollan de forma progresiva a través de la coordinación motriz. Siempre acompañados de los mecanismos técnicos, expresivos y cognitivos que son los que irán configurando su personalidad. PERTURBACIONES DEL ESQUEMA CORPORAL: Una mala estructuración del esquema corporal produce perturbaciones de distintos signos, intensidad o gravedad en la relación del sujeto con el mundo exterior. Para Jean Le Boulch repercuten a tres niveles: 1) Percepción:  Mediante la generación de un déficiten la estructuración espacio-temporal.  Mala orientación.  Letras simétricas.  Inversión en la ubicación de las letras pro, por, orp.  Inversión de sílabas. 2) Motricidad:  Produciendo torpeza y descoordinación,malas posturas…  Lentitud en la organización secuencial temporal de una acción de movimiento.  Dificultades para el aprendizaje de la lectura.  Dificultades en el aprendizaje de la escritura. Lecturas mal formadas. Desaliñadas,borrosas. 3) Relación con los demás:  Genera inseguridad personal.  Perturbaciones afectivas que indican y perturban las relaciones con los demás.  Tías/ nervios/pesadillas/…  Afectan a su voluntad y capacidad para organizar y controlar su quehacer diario,dificulta su integración escolar y su desarrollo diario. EDUCACIÓN DEL ESQUEMA CORPORAL: Ha de abordarse teniendo en cuenta: - Edad. - Intereses. - Contemplando al alumno en su totalidad. Aspectos a tener en cuenta en la integración educativa:  El alumno.  El alumno y el mundo de los objetos.  El alumno y el mundo de los demás. CONDUCTAS QUE INTEGRAN EL DESARROLLO PSICOMOTOR: - Conductas motrices básicas: Coordinación dinámica general. Coordinación óculo-manual. - Conductas neuro-motrices: La lateralidad. - Conducta perceptivo- motrices. Organización perceptiva. Estructuración espacial. Estructuración temporal. ETAPAS DE ELABORACIÓN Y ESTRUCTURACIÓN DE ESPACIO-TIEMPO: - La estructuración del esquema corporal se produce en el tiempo y en base a las vivencias y experiencias motrices y afectivas de los alumnos.
  11. 11. - No en todos los individuos se producen los avances al mismo tiempo. - Por tanto los valores que se presentan son referenciales. Etapa Maternal 0-2 años - Elaboración motriz. Marcha. Reflejos. Coordinación motriz. Etapa de Aprendizaje y uso del “si” 2-5 años - Elaboración motriz. Reacciones perceptivas motoras globales. Experiencias y aprendizajes globales. Etapa de Transición. - Elaboración motriz. Acción global. Representación corporal. Concienciación corporal. Etapa de Elaboración Definitiva del Esquema Corporal.7-12 años - Elaboración motriz. Toma de conciencia de elementos corporales. Control de su movilización. Se desarrollan: Relajamiento global y segmentario independencia de brazos y piernas al tranco. Independencia de la derecha e izquierda. Independencia funcional de los diferentes segmentos corporales. Transposición del conocimiento del “yo” al conocimiento de “los demás”. Imagen del cuerpo operativo. Desarrollo de la psicomotricidad fina Evolución de la psicomotricidad fina en los niños, por edades 127COMPARTIDOS El desarrollo de las habilidades de psicomotricidad fina son decisivas para el niño. Sus logros en este campo abren la puerta a la experimentación y al aprendizaje sobre su entorno y, como consecuencia, la psicomotricidad fina juega un papel fundamental en el desarrollo de la inteligencia. Sin embargo, este aprendizaje está sujeto a grandes altibajos, a pesar de que requiere un ciclo progresivo. Por tanto, no debemos alarmarnos si vemos que el niño, en ocasiones, pasa por momentos de progresos acelerados y otras veces manifiesta frustrantes retrasos. Ambos son inofensivos y forman parte del ciclo natural de aprendizaje y desarrollo de la psicomotricidad fina.
  12. 12. Evolución de la psicomotricidad fina del bebé por edades De 0 a 2 meses El reflejo prensil está presente en las manos del recién nacido. Cuando se roza su palma, cerrará el puño en un acto inconsciente. Este reflejo desaparece alrededor de los cinco meses y, mientras tanto, el recién nacido no tendrá mucho control sobre sus manos. Alrededor de las ocho semanas, comenzará a descubrir y a jugar con sus manos. Al principio, solamente descubrirá las sensaciones del tacto, pero después, alrededor de los tres meses, los bebés son capaces de involucrar la vista también. De 2 a 4 meses La coordinación ojo-mano comienza a desarrollarse entre los 2 y 4 meses. Así empieza una etapa de práctica llamada 'ensayo y error', que sucede al ver los objetos y tratar de agarrarlos con las manos. De 4 a 5 meses La mayoría de los bebés pueden agarrar a esta edad un objeto que esté a su alcance, mirando solamente el objeto y no sus manos. Este logro, denominado 'máximo nivel de alcance', se considera una base importante en el desarrollo de la motricidad fina. De 6 a 9 meses A los seis meses, los bebés ya pueden sostener con facilidad un pequeño objeto durante un corto periodo de tiempo y muchos comienzan a golpear lo que tienen entre sus manos. Aunque su habilidad para sujetarlos sigue siendo torpe y habitualmente se les caen las cosas que sostienen, empiezan a tomarle gusto a agarrar objetos pequeños con sus manos y llevárselos a la boca. De 9 a 12 meses Cuando el bebé se acerca a su primer cumpleaños prefiere observar los objetos antes de agarrarlos con sus manos. Así, tocará el objeto con la mano entera, pero será capaz de empujarlo usando sólo su dedo índice.
  13. 13. De 12 a 15 meses En esta etapa, el bebé realizará uno de los logros motrices finos más significativos de su evolución, que consiste en aprender a hacer las tenazas con las manos, usando los dedos para pellizcar los objetos y para separar las piezas pequeñas de las grandes. De 1 a 3 años Coincide con su capacidad de desplazamiento mediante el gateo y con sus primeros pasos. En esta etapa, los bebés desarrollan la capacidad de manipular objetos de manera más compleja, insertando piezas en juguetes de ensamblaje o de construcción (pueden hacer torres de hasta 6 cubos), manipulando las páginas de un libro, cerrando y abriendo cajones, usando juguetes de arrastre con cuerdas o cintas y empujando palancas. De 3 a 4 años A esta edad, comienza en el colegio la etapa de preescolar y los niños se enfrentan al manejo de los cubiertos y deben aprender a atarse los cordones de los zapatos y a abrocharse los botones. A los tres años, su control sobre el lápiz es mayor y se demuestra al dibujar un círculo o a una persona, aunque sus trazos son aún muy simples. En clase, a los cuatro años, aprenderán a utilizar las tijeras, a copiar formas geométricas y letras, y a hacer objetos con plastilina de dos o tres partes. A los 5 años Están preparados para cortar, pegar y trazar formas. Sus dibujos tienen trazos definidos y formas identificables. Marisol Nuevo En qué consiste la motricidad gruesa A diferencia de la psicomotricidad fina que trabaja movimientos y actividades de precisión y coordinación, la psicomotricidad gruesa se encarga de trabajar todas las partes del cuerpo, por medio de movimientos más bruscos como es caminar, correr, saltar y demás actividades que requieren esfuerzo y fortalece cada parte del cuerpo. Es importante trabajar la motricidad gruesa desde temprana edad para que los niños fortalezcan sus músculos y adquieran agilidad. Con el paso del tiempo y por medio de diferentes ejercicios los niños pueden mezclar el movimiento de su cuerpo con las emociones, pensamientos y sentimientos. Para que puedan expresar por medio de cada parte de su cuerpo y conozcan lo que pueden hacer al tener control del mismo, tanto en la parte física como emocional. Por medio de la psicomotricidad gruesa se realizan movimientos amplios, para cambiar de posición el cuerpo y trabajar el equilibrio, que es el que permite que se puedan realizan diferentes actividad y aun caminar de una forma apropiada sin caerse.
  14. 14. Es importante realizar ejercicios de motricidad gruesa con los bebes, sobre todo cuando estos están en el proceso de iniciar a caminar, ya que se les facilita más los movimientos amplios que de precisión. Además de trabajar los movimientos del cuerpo, por medio de ejercicios de psicomotricidad gruesa, también se ayuda a que los niños puedan expresarse de forma apropiada a partir de gestos. Después de los 6 meses los bebes empiezan a realizar movimientos más fuertes, los cuales pueden ser guiados para que los músculos se fortalezcan y con el paso del tiempo se pueda caminar y correr con mayor facilidad. Beneficios de trabajar lapsicomotricidad gruesa Los ejercicios para fortalecer la psicomotricidad gruesa no deben ser un sacrificio, ya que estos se pueden realizar por medio de divertidos juegos que permiten que los niños fortalezcan los músculos, el equilibrio y mezclen cada uno de estos aspectos con la parte cognitiva. Existen actividades especiales para los niños de diferentes edades, tanto para los que caminan como para los que gatean. Por medio de los ejercicios para fortalecer la motricidad gruesa, se pueden prevenir diferentes patologías y trabajar cada uno de los músculos para que se pueda tener control
  15. 15. sobre los mismos y realizar deportes que requieren de esfuerzo como es el ciclismo y otros que requieren de equilibrio como los malabares. Algunos ejercicios de motricidad gruesa  En las primeras etapas se puede caminar con la ayuda de una persona adulta para ir fortaleciendo los músculos y adquiriendo el suficiente equilibrio para caminar por sí mismo.  Otro ejercicio para trabajar la psicomotricidad gruesa consiste en realizar una carrera de obstáculos que cuente con límites y en la cual los niños tengan tanto que caminar como gatear.  Saltar laso es otro ejercicio que ayuda a que los niños fortalezcan sus músculos y tengan control de su cuerpo.  Una actividad que trabaja la psicomotricidad y al manera de los gestos, es el juego del espejo, en donde una persona se para frente al niño y este debe imitar cada uno de los movimientos y gestos que se realicen. Actividades de motricidad gruesa Para el desarrollo de la motricidad gruesa encontramos algunas actividades propias para niños que pueden estimular y promover movimientos certeros y coordinados en los más pequeños. El dominio de la motricidad gruesa da lugar, posteriormente al inicio de la motricidad fina y posteriormente a la grafomotricidad. Sabemos que un pequeño ha logrado aspectos básicos de la motricidad gruesa cuando puede:  Caminar  Correr  Saltar  Estar de píe.  Mecerse.
  16. 16.  Usar una bicicleta.  Usar un patín, entre otros. Importancia de la motricidad gruesa en niños Una de las partes más importantes del desarrollo infantil es la motricidad gruesa puesto que, para el futuro desarrollo de la motricidad fina, es necesario que previamente se desarrolle la motricidad gruesa. Cuando un niño ha desarrollado y coordinado sus movimientos gruesos está listo para comenzar el desarrollo de la motricidad fina y la posterior grafomotricidad. Las actividades para desarrollar la motricidad gruesa son especialmente importantes porque ayudan a perfeccionar y a coordinar las que el niño ha estado desarrollando desde que inició la marcha o comenzó a caminar. Un niño que ha desarrollado bien su motricidad gruesa tendrá menos problemas para aprender a escribir, para practicar deportes y tendrá más estabilidad y equilibrio, algo fundamental para mantener movimientos coordinados. Será un niño seguro de sí mismo, más competitivo físicamente y reaccionará de manera más rápida que otros, por lo que ejercitarla desde el primer ciclo de infantil, es fundamental para perfeccionarla. Actividades para trabajar la psicomotricidad gruesa  Puntería: se colocan lejos algunos objetos como latas o envases de cartón vacíos y se le trata de atinar con una pelota de goma para tumbarlas, entrenando así la coordinación y la fuerza.  Capturar objetos:coger o capturar algunos objetos, como una pelota pequeña o de futbol, además de estimular la coordinación motora, se trabajan otros aspectos de la motricidad gruesa.  Jugar con un globo: pueden lograrse algunos movimientos coordinados con el ejercicio de elevar los globos.  Visitas al parque:llevar los niños al parque y que los mismos disfruten físicamente de sus atracciones,resulta importante para el desarrollo de la motricidad gruesa.  El juego del equilibrio: cualquier juego que involucre el equilibrio es importante para el desarrollo de la motricidad gruesa.  Saltar: con la ayuda de una cuerda, saltar es una de las expresiones de la motricidad gruesa más usadas y que no requiere de mucho; solo fomentar los juegos y cuerdas para saltar, el movimiento de saltar mejora la coordinación de los saltos haciéndolos cada vez mas perfectos. Fichas para descargar y trabajar la coordinación gruesa

×