SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 60
Ciclo C
En este domingo se lee la
mayor parte del capítulo
21, que es el último del
evangelio de san Juan.

Según varios
comentaristas, este
capítulo se escribió
tiempos después de lo
anterior, quizá hasta
por algún discípulo,
pues parece terminado
el evangelio al final del
cap. 20.
Quizá se escribió para
realzar la idea de que
la autoridad en la
Iglesia estaba en el
sucesor de san Pedro
y no en el discípulo
vivo.

Veamos la primera parte
del evangelio de hoy donde
se narra la aparición de
Jesús resucitado a siete
discípulos que estaban de
pesca:
Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de
Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro
les dice: "Me voy a pescar.“ Ellos contestan: "Vamos también nosotros
contigo.“ Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada.
Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los
discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: "Muchachos, ¿tenéis
pescado?“ Ellos contestaron: "No.“ Él les dice: "Echad la red a la derecha
de la barca y encontraréis.“ La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla,
por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice
a Pedro: "Es el Señor.“ Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba
desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se
acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien
metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas
brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: "Traed de
los peces que acabáis de coger.“ Simón Pedro subió a la barca y arrastró
hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y
aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: "Vamos,
almorzad”. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era,
porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo
da, y lo mismo el pescado.
Aunque no habían recibido de una manera
solemne el Espíritu Santo, los apóstoles se
sienten hermanados por el recuerdo de Jesús
para el trabajo de cada día.

                                   Estos eran
                                   pescadores
                                   y, después
                                   de caminar
                                   hasta
                                   Galilea, se
                                   ponen
                                   juntos a
                                   pescar.
Como el evangelio
nos habla muchas
veces en parábolas,
hoy les quiere
enseñar Jesús a sus
discípulos que en la
vida de apostolado,
que pronto
comenzarán, no
podrán hacer algo
positivo, si
permanecen
separados de él.
El evangelio comienza con pinceladas oscuras: el mar, la
noche, el trabajo infructuoso. El mar en la Biblia es un
símbolo de dificultad y muerte. La noche y las redes vacías
lo hace más triste. Es la “vida sin la presencia de Jesús”.
Pero se hizo presente Jesús cuando amanecía; o
“amanecía” porque se hizo presente Jesús. Todo
                 va a cambiar.
Jesús les preguntó si tenían pescado. Ellos
respondieron, de manera lacónica y sin duda un
poco amargada: “No”. No habían reconocido a
Jesús. Jesús pidió un pescado, porque va a dar
mucho más.
En nuestra vida muchas veces se presenta
Jesús a nuestro lado y quizá no le reconocemos,
porque estamos en otra onda. Quizá estamos en
 la noche y en nuestro corazón debe amanecer.

                                    Si estamos
                                    con el
                                    corazón
                                    abierto a
                                    Dios, Él hará
                                    un signo
                                    como lo hizo
                                    con aquellos
                                    apóstoles.
¿Qué les
impulsaría a
echar las redes,
cuando ya las
habían echado
muchas veces?
El hecho es que tuvieron un gran premio
a su obediencia o a su buena disposición,
al ver que las redes estaban llenas de
peces.
En ese momento, aquel discípulo que
 Jesús tanto quería le dice a Pedro:



                              “Es el
                              Señor”.
Al oír que era
   el Señor,
Simón Pedro,
que estaba sin
ropa, se ató la
  túnica y se
 echó al agua.
Sólo el que ama y
tiene una fe despierta
es capaz de descubrir
a Jesús. No siempre
es fácil, porque los
ropajes en que viene
envuelto el Señor son
a veces
desconcertantes. A
veces viene como
compañero de camino
o de trabajo, inquieto
por los sucesos del
día.
A veces es un anciano de temperamento difícil. O es una
persona que necesita que se le haga todo. Está en el
amigo o no amigo. Es familiar o extraño.




 Si hay un compartir o hay amor, Dios mismo va
           en nuestro mismo caminar.
Cuando el pobre nada tiene y aún reparte,




             Automático
cuando
    un
 hombre
tiene sed
  y agua
 nos da,
cuando el débil a su hermano
          fortalece,
va Dios
mismo
en
nuestro
mismo
caminar,
va Dios
mismo en
nuestro
mismo
caminar.
Cuando abunda el bien y llena
       los hogares,
cuando un hombre donde hay
     guerra pone paz,
cuando hermano le llamamos al
          extraño,
va Dios mismo en nuestro
     mismo caminar,
Hacer CLICK
Los demás discípulos se acercaron en la barca,
porque no distaban de tierra más que unos cien
   metros, remolcando la red con los peces.
Y encontramos una delicadeza por parte de
Jesús. Les tiene preparado un desayuno: Tiene
pan y en las brasas un pescado. Luego pondrían
                otros pescados.



                                    Y en
                                    hermandad
                                    toman el
                                    pan y los
                                    pescados.
Y ahora viene la
segunda parte del
evangelio de este día,
cuando Jesús le
reafirma o consolida
el primado a san
Pedro, a quien ya se lo
había prometido
cuando le dijo: “Te
daré las llaves del
Reino de los cielos”.
Ahora llegaba el
momento de la
entrega.
Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro:
"Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?" Él le
contestó: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Jesús le
dice: "Apacienta mis corderos." Por segunda vez le
pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?" Él le
contesta: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Él le
dice: "Pastorea mis ovejas." Por tercera vez le
pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Se
entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez
si lo quería y le contestó: "Señor, tú conoces todo, tú
sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis
ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te
ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas
viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará
adonde no quieras." Esto dijo aludiendo a la muerte
con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió:
"Sígueme."
Para ello Jesús le hace
un examen a san
Pedro. Pero no le
pregunta sobre
misterios de la Iglesia
o responsabilidades
según un código de
derecho canónico ni
siquiera sobre la
doctrina que Jesús
había enseñado. Le
pregunta sobre el
amor.
Se trata de amar a
Jesús hasta estar
dispuesto a dar la vida
por Jesús y por
aquellos a cuyo
cuidado se va a
comprometer. San
Pedro no va a
responder con
arrebatos y emociones
del momento.

   Con la experiencia de las caídas ha
   madurado, pero su amor ha crecido.
Son tres preguntas parecidas y tres confesiones de
amor. A cada confesión de amor por parte de Pedro,
Jesús le da un encargo y una responsabilidad sobre las
“ovejas y los corderos” del mismo Jesús.
En aquel ambiente oriental, en que se hablaba
mucho por símbolos, san Pedro va a entender
bien qué tendrá que hacer para ser un buen
“pastor” de todo aquel rebaño.
Jesús no le dice que va a ser alguien que domine. No va a
ser primer ministro o jefe de estado o de gobierno o
capitán general. Va a ser pastor. Esto significa ser guía o
conductor. No se trata de un liderazgo grandioso, sino
humilde, servicial y entregado.



 Su
 autoridad
 no va a ser
 de poder
 sino de
 servicio.
Este pastorear no será
fácil. A veces hasta
tendrá que enfrentarse
con las autoridades
establecidas para
defender a su rebaño y
para que quede clara la
gloria de Dios. Así se nos
presenta hoy en la 1ª
lectura una escena con
Pedro y otros apóstoles.


    Hechos     de    los
    apóstoles 5, 27b-32.
    40b-41
En aquellos días, el sumo sacerdote interrogó a los
     apóstoles y les dijo: “¿No os habíamos prohibido
  formalmente enseñar en nombre de ése? En cambio,
    habéis llenado Jerusalén con vuestra enseñanza y
   queréis hacernos responsables de la sangre de ese
  hombre”. Pedro y los apóstoles replicaron: “Hay que
  obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de
   nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros
 matasteis, colgándolo de un madero. la diestra de Dios
  lo exaltó, haciéndolo jefe y salvador, para otorgarle a
    Israel la conversión con el perdón de los pecados.
Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que
     Dios da a los que le obedecen”. Prohibieron a los
apóstoles hablar en nombre de Jesús y los soltaron. Los
   apóstoles salieron del Sanedrín contentos de haber
      merecido aquel ultraje por el nombre de Jesús.
Es importante
detenernos en la
frase que dicen
los apóstoles (san
Pedro sería el
primero) a las
autoridades: “Hay
que obedecer a
Dios antes que a
los hombres”.
En verdad que los principales entre los sacerdotes de
Israel debían estar un poco desorientados e intrigados.
Porque, habiendo muerto Jesús, creían que todo aquel
    “movimiento” debería haberse terminado, más
   conociendo la cobardía de aquellos que se decían
                  discípulos de Jesús.
Pero he aquí que ahora ven a estos discípulos más
valientes que el propio Maestro. Ellos no entendían que
  Jesús era verdadero Dios y que había resucitado. Y
menos entendían que habían recibido la fuerza y el amor
        del Espíritu Santo el día de Pentecostés.




   Ahora
   eran
   otros
   hombres.
¡Qué difícil es comprender
lo de “hay que obedecer a
Dios antes que a los
hombres”! Esta frase se
presta para diversos
entendidos. Hay, y ha
habido muchos, que se
creen iluminados. Hay
muchos que creen
demasiado en
revelaciones personales y
fantasiosas. Ha habido
varios fundadores de
sectas no bien sentados
en sus sentidos.
Nosotros, los católicos,
sabemos que muchas veces
el obedecer a Dios va unido
al hecho de seguir las
enseñanzas de aquellos que
son sucesores de los
obispos y especialmente al
sucesor de san Pedro. Por
esto muchas veces la
obediencia a Dios no va
unida con parte de nuestra
razón, cuando se separa del
amor.
Porque algo esencial en nuestra fe es que el mandato
principal de Jesús es el amor; y que “obediencia a Dios”
es lo mismo que amor. Por eso debemos comprender
todo lo que significa amar a Dios, amando a los demás,
porque “al atardecer de la vida” Dios nos va a juzgar,
como a san Pedro, esencialmente por el amor.
Automático
me
examinarán
del amor.
me
examinarán
del amor.
Si ofrecí
mi pan al
hambrien-
to,
si mis
manos
fueron
sus
manos,
si en mi
hogar le
quise
acoger.
Si ayudé a
     los
necesitados,
si en el
pobre
he visto
al
Señor,
me
encontraron
en su dolor.
me
examinarán
del amor.
Al atardecer de la vida
Que María
desde el cielo
interceda para
que estemos
felices con ella
alabando al
Señor.



   AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)
39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)
39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)Tito Ortega
 
20070203 (Vida Nueva)
20070203 (Vida Nueva)20070203 (Vida Nueva)
20070203 (Vida Nueva)apoyoajmc
 
EL SEMBRDOR 06 06 2010
EL SEMBRDOR 06 06 2010EL SEMBRDOR 06 06 2010
EL SEMBRDOR 06 06 2010Marco Mendoza
 
Jueves santo 1
Jueves santo 1Jueves santo 1
Jueves santo 1ayo05
 
Domingo de ramos
Domingo de ramosDomingo de ramos
Domingo de ramosmarbej
 
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo BDomingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo BSan José Ares
 
El diario-de-silas
El diario-de-silasEl diario-de-silas
El diario-de-silasOrgalatin
 
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturas
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturasDomingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturas
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturassanpablobaeza
 
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSVIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSframasg
 
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años)
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años) cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años)
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años) Girón, Santander
 
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»Opus Dei
 

La actualidad más candente (19)

39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)
39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)
39 sigueme tu (Estudio Bíblico en el Evangelio de Juan)
 
20070203 (Vida Nueva)
20070203 (Vida Nueva)20070203 (Vida Nueva)
20070203 (Vida Nueva)
 
EL SEMBRDOR 06 06 2010
EL SEMBRDOR 06 06 2010EL SEMBRDOR 06 06 2010
EL SEMBRDOR 06 06 2010
 
Material semana santa
Material semana santaMaterial semana santa
Material semana santa
 
Jueves santo 1
Jueves santo 1Jueves santo 1
Jueves santo 1
 
Domingo de ramos
Domingo de ramosDomingo de ramos
Domingo de ramos
 
Oracion para el jueves santo
Oracion para el jueves santoOracion para el jueves santo
Oracion para el jueves santo
 
III Domingo Pascua ciclo A
III Domingo Pascua ciclo AIII Domingo Pascua ciclo A
III Domingo Pascua ciclo A
 
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo BDomingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
Domingo XVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
 
El diario-de-silas
El diario-de-silasEl diario-de-silas
El diario-de-silas
 
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturas
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturasDomingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturas
Domingo 3 resurrección c 2013 salmo y lecturas
 
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSVIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
 
Viernes Santo
Viernes SantoViernes Santo
Viernes Santo
 
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años)
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años) cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años)
cartilla para niñ@s de escuela dominical (edad de 8 a 12 años)
 
Horas Santas Cuaresma 2011
Horas Santas Cuaresma 2011Horas Santas Cuaresma 2011
Horas Santas Cuaresma 2011
 
17. el profeta que habia de venir
17. el profeta que habia de venir17. el profeta que habia de venir
17. el profeta que habia de venir
 
Sp loc-08-16-jesus calmalatormenta
Sp loc-08-16-jesus calmalatormentaSp loc-08-16-jesus calmalatormenta
Sp loc-08-16-jesus calmalatormenta
 
Semana santa
Semana santaSemana santa
Semana santa
 
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»
Libro electrónico: «Catequesis del Papa Francisco sobre la Santa Misa»
 

Destacado (20)

Si se cumple la palabra
Si se cumple la palabraSi se cumple la palabra
Si se cumple la palabra
 
GameRankings - Video Game Reviews from around the Internet
GameRankings - Video Game Reviews from around the InternetGameRankings - Video Game Reviews from around the Internet
GameRankings - Video Game Reviews from around the Internet
 
Lección 6 lucas
Lección 6 lucasLección 6 lucas
Lección 6 lucas
 
La paz
La pazLa paz
La paz
 
Práctica 18
Práctica 18Práctica 18
Práctica 18
 
El canastodecarbon
El canastodecarbonEl canastodecarbon
El canastodecarbon
 
Proy vpcg[1]
Proy vpcg[1]Proy vpcg[1]
Proy vpcg[1]
 
Genesis
GenesisGenesis
Genesis
 
5. ensayo trinidad leonado boof
5. ensayo trinidad leonado boof5. ensayo trinidad leonado boof
5. ensayo trinidad leonado boof
 
Kurikulum dan Pembelajaran
Kurikulum dan PembelajaranKurikulum dan Pembelajaran
Kurikulum dan Pembelajaran
 
Orden
OrdenOrden
Orden
 
Santiagoelmayor
SantiagoelmayorSantiagoelmayor
Santiagoelmayor
 
Practica 22
Practica 22Practica 22
Practica 22
 
Electiva
ElectivaElectiva
Electiva
 
¿La vida que Dios quiere para ti?
¿La vida que Dios quiere para ti?¿La vida que Dios quiere para ti?
¿La vida que Dios quiere para ti?
 
Practica Corel Draw - Logo MasterCard
Practica Corel Draw - Logo MasterCardPractica Corel Draw - Logo MasterCard
Practica Corel Draw - Logo MasterCard
 
R2 2008 05
R2 2008 05R2 2008 05
R2 2008 05
 
Georg Kolb Media Relations Summit 2008 San Francisco
Georg Kolb   Media Relations Summit 2008   San FranciscoGeorg Kolb   Media Relations Summit 2008   San Francisco
Georg Kolb Media Relations Summit 2008 San Francisco
 
powerpoint marcangeloscar
powerpoint marcangeloscarpowerpoint marcangeloscar
powerpoint marcangeloscar
 
Natividad de jesus. (noche buena)
Natividad de jesus. (noche buena)Natividad de jesus. (noche buena)
Natividad de jesus. (noche buena)
 

Similar a Dom pas 3 c (1)

Yendo a Donde Tu No Quieres
Yendo a Donde Tu No QuieresYendo a Donde Tu No Quieres
Yendo a Donde Tu No QuieresJoe Garza
 
Misión evanxelizadora da comunidade
Misión evanxelizadora da comunidadeMisión evanxelizadora da comunidade
Misión evanxelizadora da comunidadediruab
 
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13charity8angel
 
14 de abril
14 de abril14 de abril
14 de abrilescmauxi
 
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13charity8angel
 
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10diruab
 
Ver y Creer en el Resucitado (pps)
Ver y Creer en el Resucitado (pps)Ver y Creer en el Resucitado (pps)
Ver y Creer en el Resucitado (pps)Ramón Rivas
 
Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19monica eljuri
 
experimento
experimentoexperimento
experimentogapersi
 
experimento
experimentoexperimento
experimentogapersi
 
Domingo iii pascua 18 04 10
Domingo iii pascua 18 04 10Domingo iii pascua 18 04 10
Domingo iii pascua 18 04 10Oscar
 
Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19monica eljuri
 

Similar a Dom pas 3 c (1) (20)

Dom pas 3_c
Dom pas 3_cDom pas 3_c
Dom pas 3_c
 
Yendo a Donde Tu No Quieres
Yendo a Donde Tu No QuieresYendo a Donde Tu No Quieres
Yendo a Donde Tu No Quieres
 
Misión evanxelizadora da comunidade
Misión evanxelizadora da comunidadeMisión evanxelizadora da comunidade
Misión evanxelizadora da comunidade
 
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
 
14 de abril
14 de abril14 de abril
14 de abril
 
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
Pascua 03 c nuevo comienzo 14 4-13
 
Pasc3C.pdf
Pasc3C.pdfPasc3C.pdf
Pasc3C.pdf
 
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013
Domingo 3º de Pascua. ciclo C. Día 14 de abril del 2013
 
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10
Remar mar adentro , Evanxeo 07 02 10
 
Dom ord 5 c
Dom ord 5 cDom ord 5 c
Dom ord 5 c
 
Nuestro gran proveedor
Nuestro gran proveedorNuestro gran proveedor
Nuestro gran proveedor
 
10-04-2016
10-04-201610-04-2016
10-04-2016
 
Ver y Creer en el Resucitado (pps)
Ver y Creer en el Resucitado (pps)Ver y Creer en el Resucitado (pps)
Ver y Creer en el Resucitado (pps)
 
3er Domingo de Pascua 2016.
3er Domingo de Pascua 2016.3er Domingo de Pascua 2016.
3er Domingo de Pascua 2016.
 
Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19
 
ex
exex
ex
 
experimento
experimentoexperimento
experimento
 
experimento
experimentoexperimento
experimento
 
Domingo iii pascua 18 04 10
Domingo iii pascua 18 04 10Domingo iii pascua 18 04 10
Domingo iii pascua 18 04 10
 
Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19Evangelio según san juan 21, 1 19
Evangelio según san juan 21, 1 19
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Diócesis de Mayagüez
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)Diócesis de Mayagüez
 

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
XXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo aXXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo a
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo aXVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
 
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo aDomingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 

Dom pas 3 c (1)

  • 2. En este domingo se lee la mayor parte del capítulo 21, que es el último del evangelio de san Juan. Según varios comentaristas, este capítulo se escribió tiempos después de lo anterior, quizá hasta por algún discípulo, pues parece terminado el evangelio al final del cap. 20.
  • 3. Quizá se escribió para realzar la idea de que la autoridad en la Iglesia estaba en el sucesor de san Pedro y no en el discípulo vivo. Veamos la primera parte del evangelio de hoy donde se narra la aparición de Jesús resucitado a siete discípulos que estaban de pesca:
  • 4. Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: "Me voy a pescar.“ Ellos contestan: "Vamos también nosotros contigo.“ Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: "Muchachos, ¿tenéis pescado?“ Ellos contestaron: "No.“ Él les dice: "Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis.“ La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: "Es el Señor.“ Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: "Traed de los peces que acabáis de coger.“ Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: "Vamos, almorzad”. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.
  • 5. Aunque no habían recibido de una manera solemne el Espíritu Santo, los apóstoles se sienten hermanados por el recuerdo de Jesús para el trabajo de cada día. Estos eran pescadores y, después de caminar hasta Galilea, se ponen juntos a pescar.
  • 6. Como el evangelio nos habla muchas veces en parábolas, hoy les quiere enseñar Jesús a sus discípulos que en la vida de apostolado, que pronto comenzarán, no podrán hacer algo positivo, si permanecen separados de él.
  • 7. El evangelio comienza con pinceladas oscuras: el mar, la noche, el trabajo infructuoso. El mar en la Biblia es un símbolo de dificultad y muerte. La noche y las redes vacías lo hace más triste. Es la “vida sin la presencia de Jesús”.
  • 8. Pero se hizo presente Jesús cuando amanecía; o “amanecía” porque se hizo presente Jesús. Todo va a cambiar.
  • 9. Jesús les preguntó si tenían pescado. Ellos respondieron, de manera lacónica y sin duda un poco amargada: “No”. No habían reconocido a Jesús. Jesús pidió un pescado, porque va a dar mucho más.
  • 10. En nuestra vida muchas veces se presenta Jesús a nuestro lado y quizá no le reconocemos, porque estamos en otra onda. Quizá estamos en la noche y en nuestro corazón debe amanecer. Si estamos con el corazón abierto a Dios, Él hará un signo como lo hizo con aquellos apóstoles.
  • 11.
  • 12. ¿Qué les impulsaría a echar las redes, cuando ya las habían echado muchas veces?
  • 13. El hecho es que tuvieron un gran premio a su obediencia o a su buena disposición, al ver que las redes estaban llenas de peces.
  • 14. En ese momento, aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: “Es el Señor”.
  • 15. Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba sin ropa, se ató la túnica y se echó al agua.
  • 16. Sólo el que ama y tiene una fe despierta es capaz de descubrir a Jesús. No siempre es fácil, porque los ropajes en que viene envuelto el Señor son a veces desconcertantes. A veces viene como compañero de camino o de trabajo, inquieto por los sucesos del día.
  • 17. A veces es un anciano de temperamento difícil. O es una persona que necesita que se le haga todo. Está en el amigo o no amigo. Es familiar o extraño. Si hay un compartir o hay amor, Dios mismo va en nuestro mismo caminar.
  • 18. Cuando el pobre nada tiene y aún reparte, Automático
  • 19. cuando un hombre tiene sed y agua nos da,
  • 20. cuando el débil a su hermano fortalece,
  • 23. Cuando abunda el bien y llena los hogares,
  • 24. cuando un hombre donde hay guerra pone paz,
  • 25. cuando hermano le llamamos al extraño,
  • 26. va Dios mismo en nuestro mismo caminar,
  • 28. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces.
  • 29. Y encontramos una delicadeza por parte de Jesús. Les tiene preparado un desayuno: Tiene pan y en las brasas un pescado. Luego pondrían otros pescados. Y en hermandad toman el pan y los pescados.
  • 30. Y ahora viene la segunda parte del evangelio de este día, cuando Jesús le reafirma o consolida el primado a san Pedro, a quien ya se lo había prometido cuando le dijo: “Te daré las llaves del Reino de los cielos”. Ahora llegaba el momento de la entrega.
  • 31. Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?" Él le contestó: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis corderos." Por segunda vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?" Él le contesta: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Él le dice: "Pastorea mis ovejas." Por tercera vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: "Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras." Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: "Sígueme."
  • 32. Para ello Jesús le hace un examen a san Pedro. Pero no le pregunta sobre misterios de la Iglesia o responsabilidades según un código de derecho canónico ni siquiera sobre la doctrina que Jesús había enseñado. Le pregunta sobre el amor.
  • 33. Se trata de amar a Jesús hasta estar dispuesto a dar la vida por Jesús y por aquellos a cuyo cuidado se va a comprometer. San Pedro no va a responder con arrebatos y emociones del momento. Con la experiencia de las caídas ha madurado, pero su amor ha crecido.
  • 34. Son tres preguntas parecidas y tres confesiones de amor. A cada confesión de amor por parte de Pedro, Jesús le da un encargo y una responsabilidad sobre las “ovejas y los corderos” del mismo Jesús.
  • 35. En aquel ambiente oriental, en que se hablaba mucho por símbolos, san Pedro va a entender bien qué tendrá que hacer para ser un buen “pastor” de todo aquel rebaño.
  • 36. Jesús no le dice que va a ser alguien que domine. No va a ser primer ministro o jefe de estado o de gobierno o capitán general. Va a ser pastor. Esto significa ser guía o conductor. No se trata de un liderazgo grandioso, sino humilde, servicial y entregado. Su autoridad no va a ser de poder sino de servicio.
  • 37. Este pastorear no será fácil. A veces hasta tendrá que enfrentarse con las autoridades establecidas para defender a su rebaño y para que quede clara la gloria de Dios. Así se nos presenta hoy en la 1ª lectura una escena con Pedro y otros apóstoles. Hechos de los apóstoles 5, 27b-32. 40b-41
  • 38. En aquellos días, el sumo sacerdote interrogó a los apóstoles y les dijo: “¿No os habíamos prohibido formalmente enseñar en nombre de ése? En cambio, habéis llenado Jerusalén con vuestra enseñanza y queréis hacernos responsables de la sangre de ese hombre”. Pedro y los apóstoles replicaron: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matasteis, colgándolo de un madero. la diestra de Dios lo exaltó, haciéndolo jefe y salvador, para otorgarle a Israel la conversión con el perdón de los pecados. Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que Dios da a los que le obedecen”. Prohibieron a los apóstoles hablar en nombre de Jesús y los soltaron. Los apóstoles salieron del Sanedrín contentos de haber merecido aquel ultraje por el nombre de Jesús.
  • 39. Es importante detenernos en la frase que dicen los apóstoles (san Pedro sería el primero) a las autoridades: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.
  • 40. En verdad que los principales entre los sacerdotes de Israel debían estar un poco desorientados e intrigados. Porque, habiendo muerto Jesús, creían que todo aquel “movimiento” debería haberse terminado, más conociendo la cobardía de aquellos que se decían discípulos de Jesús.
  • 41. Pero he aquí que ahora ven a estos discípulos más valientes que el propio Maestro. Ellos no entendían que Jesús era verdadero Dios y que había resucitado. Y menos entendían que habían recibido la fuerza y el amor del Espíritu Santo el día de Pentecostés. Ahora eran otros hombres.
  • 42. ¡Qué difícil es comprender lo de “hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”! Esta frase se presta para diversos entendidos. Hay, y ha habido muchos, que se creen iluminados. Hay muchos que creen demasiado en revelaciones personales y fantasiosas. Ha habido varios fundadores de sectas no bien sentados en sus sentidos.
  • 43. Nosotros, los católicos, sabemos que muchas veces el obedecer a Dios va unido al hecho de seguir las enseñanzas de aquellos que son sucesores de los obispos y especialmente al sucesor de san Pedro. Por esto muchas veces la obediencia a Dios no va unida con parte de nuestra razón, cuando se separa del amor.
  • 44. Porque algo esencial en nuestra fe es que el mandato principal de Jesús es el amor; y que “obediencia a Dios” es lo mismo que amor. Por eso debemos comprender todo lo que significa amar a Dios, amando a los demás, porque “al atardecer de la vida” Dios nos va a juzgar, como a san Pedro, esencialmente por el amor.
  • 47.
  • 49. Si ofrecí mi pan al hambrien- to,
  • 50.
  • 52. si en mi hogar le quise acoger.
  • 53. Si ayudé a los necesitados,
  • 54. si en el pobre he visto al Señor,
  • 55.
  • 57.
  • 59. Al atardecer de la vida
  • 60. Que María desde el cielo interceda para que estemos felices con ella alabando al Señor. AMÉN