SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 21
Descargar para leer sin conexión
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE NICARAGUA, LEÓN

   CENTRO UNIVERSITARIO REGIONAL “MARLON ZELEYA CRUZ”,
                        JINOTEGA




             CARRERA INGENIERIA EN AGROECOLOGIA TROPICAL

                         AGROECOLOGÍA




DAVID ESTRADA SANTANA
AGOSTO, 2011

Unidad I. Introducción a la Agroecología

Contenido: Concepto de Agroecología

Evolución del pensamiento agroecológico

Conceptos, enfoques, metas, y desafíos de la agroecología

Competencia: Comprende la dinámica del pensamiento propio de la agroecología,
sus raíces sus enfoques y el nuevo paradigma de la agricultura sostenible.

INTRODUCCION

El desarrollo de una agricultura eficiente y sustentable, una población sana y la
conservación de los fundamentos de la vida, exigen favorecer la opción de una
agricultura que fomente prácticas y técnicas amigables con el medio ambiente,
donde los agroquímicos sintéticos, todos tóxicos en mayor o menor grado, son
excluidos definitivamente.

La agroecología surge en Latinoamérica como respuesta a la crisis ecológica y
sobre todo frente a los graves problemas medioambientales y sociales generados
por el "desarrollismo". Pronto se muestra, también en Europa, como la ciencia
necesaria para interpretar el grave deterioro de los agrosistemas, que requerían
cada vez más la utilización de grandes cantidades de insumos para mantener sus
capacidades productivas, generando a su vez problemas de contaminación
ambiental y toxicológica.


En la búsqueda por restablacer una racionalidad más ecológica en la producción
agrícola, los científicos del agro han descuidado un punto clave en el desarrollo de
una agricultura más autosuficiente y sustentable: el conocimiento profundo de la
naturaleza del agroecosistema y los principios que regulan su funcionamiento.
Basado en nuevos resultados de investigación y descubrimientos prácticos, se
intenta en esta nueva edición de reenfatizar la importancia de la agroecología como
una disciplina que provee los principios ecológicos básicos para estudiar, diseñar y
manejar agroecosistemas que sean productivos y conservadores del recurso
natural, y que también sean culturalmente sensibles, socialmente justos y
económicamente viables.

La agroecología va más allá de una mirada uni-dimensional de los
agroecosistemas: de su genética, agronomía, edafología, etc. Esta abarca un
entendimiento de los niveles ecológicos y sociales de la coevolución, la estructura y
funcionamiento de los sistemas. La agroecología alienta a los investigadores a
conocer de la sabiduría y habilidades de los campesinos y a identificar el potencial
sin límite de re-ensamblar la biodiversidad a fin de crear sinergismos útiles que
doten a los agroecosistemas con la capacidad de mantenerse o volver a un estado
innato de estabilidad natural.



La agroecología como ciencia puede ser definida como "la disciplina científica que
enfoca el estudio de la agricultura desde una perspectiva ecológica, pretendiendo
construir un marco teórico cuyo fin es analizar los procesos agrarios desde una
perspectiva holística (global), incluyendo las perspectivas del espacio y del tiempo
y considerando ensamblados los problemas sociales, económicos y políticos como
partícipes activos y pasivos en la configuración y desarrollo de los sistemas
agrarios".

La agroecología, como ciencia de síntesis, pretende dar respuesta a estas
situaciones de desequilibrio mediante un análisis global. La agroecología se
manifiesta como una ciencia viva, una ciencia con corazón, una ciencia que no
pretende estar en el pasado, ni en los libros, ni en las elucubraciones de los
historiadores agrarios. Una ciencia que no tiene límites, ni es aséptica, ni ajena a la
realidad tangible de la agricultura moderna de principios de siglo XXI. Una ciencia
políticamente democrática, porque incorpora y tiene presente en su análisis a la
mayoría de los ciudadanos, constituida inevitablemente por los que aún tienen que
nacer. Una ciencia económicamente justa y solidaria, en cuanto valora la
multifuncionalidad de las parcelas agrarias, especialmente en los servicios que
prestan a la naturaleza los campos cultivados: manteniendo el paisaje, preservando
la biodiversidad, conservando los suelos, sosteniendo una población, su cultura,
sus ritos y sus tradiciones..., al margen del valor que puedan obtener sus productos
en los mercados internacionales. Una ciencia socialmente ética en la que aparece,
como una inexcusable obligación por parte de cualquier investigador vinculado,
introducir tales consideraciones en sus perspectivas de análisis. Por último la
agroecología se define agronómicamente sostenible, puesto que se dota de los
instrumentos científicos necesarios para el análisis y el diseño de sistemas agrarios
perdurables.

En la investigación agroecológica se considera a los agrosistemas como las
unidades fundamentales de estudio. En tales sistemas la transformación de la
energía, los procesos biológicos y las relaciones socioeconómicas son investigados
y analizados como un todo indivisible.

Por lo tanto al agroecólogo le interesa, no sólo la maximización de la producción
de un componente particular, sino más bien la optimización del agrosistema como
un todo. Es decir, se plantea la investigación como una serie de interacciones
complejas entre personas, cultivos, suelo, animales, etc. por lo tanto sus
herramientas de trabajo han de ser las estrategias que permitan aprovechar las
sinergias existentes entre los distintos componentes del agrosistema.

Desde el momento en que se plantea la necesidad de trabajar con unidades
mayores que el cultivo (una cuenca, una región agrícola) y con procesos (reciclado
de nutrientes), la especialización científica aparece como una barrera para un
conocimiento más global.

Integrar todos estos elementos constituye un esfuerzo muy importante para los
investigadores que intentan su construcción, ya que transciende la actuación de los
propios grupos interdisciplinares en el sentido de que, más que requerir una suma
de conocimientos, requiere que desde distintas áreas se piense en común,
construyendo pensamientos globales que sirvan para diseñar un nuevo y
compartido espacio teórico.

Evolución del pensamiento agroecológico

El uso contemporáneo del término agroecología data de los años 70, pero la ciencia
y la práctica de la agroecología son tan antiguos como los orígenes de la
agricultura.

A medida que los investigadores exploran las agriculturas indígenas, las que son
reliquias modificadas de formas agronómicas más antiguas, se hace más notorio
que muchos sistemas agrícolas desarrollados a nivel local, incorporan
rutinariamente mecanismos para acomodar los cultivos a las variables del medio
ambiente natural, y para protegerlos de la depredación y la competencia. Estos
mecanismos utilizan insumos renovables existentes en las regiones, así como los
rasgos ecológicos y estructurales propios de los campos, los barbechos y la
vegetación circundante.

En estas condiciones la agricultura involucra la administración de otros recursos
además del cultivo propio. Estos sistemas de producción fueron desarrollados para
disminuir riesgos ambientales y económicos y mantienen la base productiva de la
agricultura a través del tiempo. Si bien estos agroecosistemas pueden abarcar
infraestructuras tales como trabajos en terrazas, zanjas e irrigación, el conocimiento
agronómico descentralizado y desarrollado localmente es de importancia
fundamental para el desarrollo continuado de estos sistemas de producción.

El por qué esta herencia agrícola ha tenido relativamente poca importancia en las
ciencias agronómicas formales, refleja prejuicios que algunos investigadores
contemporáneos están tratando de eliminar. Tres procesos históricos han
contribuido en un alto grado a oscurecer y restar importancia al conocimiento
agronómico que fue desarrollado por grupos étnicos locales y sociedades no
occidentales: (1) la destrucción de los medios de codificación, regulación y
trasmisión de las prácticas agrícolas;

(2) la dramática transformación de muchas sociedades indígenas no occidentales y
los sistemas de producción en que se basaban como resultado de un colapso
demográfico, de la esclavitud y del colonialismo y de procesos de mercado, y (3) el
surgimiento de la ciencia positivista. Como resultado, han existido pocas
oportunidades para que las intuiciones desarrolladas en una agricultura más
holística se infiltraran en la comunidad científica formal. Más aún, esta dificultad
está compuesta de prejuicios, no reconocidos, de los investigadores en agronomía,
prejuicios relacionados con factores sociales tales como clase social, etnicidad,
cultura y sexo.

Históricamente, el manejo de la agricultura incluía sistemas ricos en símbolos y
rituales, que a menudo servían para regular las prácticas del uso de la tierra y para
codificar el conocimiento agrario de pueblos analfabetos (Ellen 1982, Conklin
1972).

La existencia de cultos y rituales agrícolas está documentada en muchas
sociedades, incluso las de Europa Occidental. De hecho, estos cultos eran un foco
de especial atención para la Inquisición Católica. Escritores sociales de la época
medieval tales como Ginzburg (1983) han demostrado cómo las ceremonias rurales
eran tildadas de brujería y cómo dichas actividades se convirtieron en focos de
intensa persecución.

Y no es sorprendente que cuando los exploradores españoles y portugueses de la
post-inquisición emprendieron sus viajes y la conquista europea se extendió por el
globo bajo el lema de «Dios, Oro y Gloria», como parte de un proyecto más amplio,
existieran actividades evangelizadoras, las que a menudo alteraron las bases
simbólicas y rituales de la agricultura en sociedades no occidentales. Estas
modificaciones se transformaron, y a menudo interfirieron con la transferencia
generacional y lateral del conocimiento agronómico local. Este proceso, junto con
las enfermedades, la esclavitud y la frecuente reestructuración de la base agrícola
de las comunidades rurales con fines coloniales y de mercado, a menudo
contribuyó a la destrucción o abandono de las tecnologías «duras» tales como los
sistemas de riego, y especialmente al empobrecimiento de las tecnologías
«blandas» (formas de cultivo, mezclas de cultivos, técnicas de control biológico y
manejo de suelos) de la agricultura local, la que depende mucho más de la
transmisión de tipo cultural.

La literatura histórica documenta cómo las enfermedades transmitidas por los
exploradores afectaron a las poblaciones nativas. Especialmente en el nuevo
mundo se dieron colapsos de poblaciones muy rápidamente y de una forma tan
devastadora que es difícil de imaginar. En algunas áreas hasta un 90% de la
población murió en menos de 100 años (Denevan 1976). Con ellos murieron
culturas y sistemas de conocimiento.

Los efectos desastrosos de las epidemias caracterizaron las primeras etapas del
contacto, pero otras actividades, especialmente la esclavitud asociada con las
plantaciones del nuevo mundo, también ejercieron impactos drásticos en la
población y, por lo tanto, en el conocimiento agrícola, hasta bien entrado el siglo
XIX.

Inicialmente, las poblaciones locales eran el blanco de las incursiones para obtener
esclavos, pero estos grupos a menudo podían escapar de la servidumbre. Los
problemas de enfermedad en los indios del nuevo mundo hicieron que no fueran
una fuerza ideal de trabajo. Por otro lado, las poblaciones africanas estaban
acostumbradas a las condiciones climáticas tropicales y tenían una resistencia
relativa a las enfermedades «europeas», por lo tanto ellos podían satisfacer las
pujantes necesidades de mano de obra para las plantaciones de azúcar y algodón.
Durante dos siglos, más de veinte millones de esclavos fueron transportados desde
Africa a varias plantaciones de esclavos en el nuevo mundo (Wolf 1982).

La esclavitud se impuso a la mejor fuerza laboral (jóvenes adultos, tanto hombres
como mujeres) y tuvo como resultado la pérdida de esta importante fuerza de
trabajo para la agricultura local y el abandono de los trabajos agrícolas a medida
que los pueblos trataron de evitar el convertirse en esclavos, retirándose a lugares
distantes de los traficantes de esclavos. La ruptura de sistemas de conocimientos,
ocasionada por la exportación de mano de obra, la erosión de las bases culturales
de la agricultura local y la mortalidad asociada a las guerras que eran estimuladas
por las incursiones en busca de esclavos, fue aumentada más adelante por la
integración de estos sistemas residuales a las redes mercantiles y coloniales.

El contacto europeo con gran parte del mundo no occidental no fue benéfico, y a
menudo involucró la transformación de los sistemas de producción para satisfacer
las necesidades de los centros burocráticos locales, los enclaves mineros y de
recursos, y del comercio internacional. En algunos casos esto se logró por medio de
la coerción directa, reorientando y manipulando las economías a través de la unión
de grupos elíticos locales, y en otros casos de hombres claves, y por intermedio de
intercambios.

Esta transición de las epistemologías cambió el enfoque de la naturaleza, de una
entidad orgánica, viviente, se convirtió en una máquina. De manera creciente este
enfoque hizo hincapié en el lenguaje científico, una forma de referirse al mundo
natural que esencialmente rechazaba toda otra forma de conocimiento científico
como superstición. En efecto, desde los tiempos de Condorcet y Comte, el
desarrollo de las ciencias se identifica con el triunfo de la razón sobre la
superstición. Esta posición, unida a un punto de vista muchas veces despectivo
sobre las habilidades de los pueblos rurales en su generalidad, y en especial las de
los pueblos colonizados, contribuyó más aún a oscurecer la riqueza de muchos
sistemas de conocimiento rural cuyo contenido era expresado en una forma
discursiva y simbólica. A causa de un mal entendido del contexto ecológico, de la
complejidad espacial y de la forma de cultivar propia de los agricultores no
formales, fue frecuentemente tildada despectivamente de desordenada.

El papel de la agroecología

La agricultura del futuro debe ser tanto sostenible como altamente productiva si se
desea producir alimentos para una creciente población humana. Estos retos
significan que no podemos simplemente abandonar completamente las prácticas
convencionales y retornar a las prácticas tradicionales indígenas. Aún cuando la
agricultura tradicional puede contribuir con invaluables modelos y prácticas para
desarrollar una agricultura sostenible, no puede producir la cantidad de alimentos
que requieren los centros urbanos v los mercados globales porque esta dirigida a
suplir las necesidades locales y a pequeña escala.
El llamado demanda un nuevo enfoque hacia la agricultura y desarrollo agrícola
construido sobre la base de la conservación de los recursos y otros aspectos de la
agricultura tradicional, local y de pequeña escala, y que al mismo tiempo
aproveche los conocimientos y métodos modernos de la ecología. Este enfoque está
incluido en la ciencia llamada agroecología, la cual se define como la aplicación de
conceptos y principios ecológicos para el diseño y manejo de agroecosistemas sostenibles.

La agroecología provee el conocimiento y metodología necesarios para desarrollar
una agricultura que sea, por un lado ambientalmente adecuado y por otro lado
altamente productivo y económicamente viable. Esta establece condiciones para el
desarrollo de nuevos paradigmas en agricultura, en parte porque prácticamente
elimina la distinción entre la generación de conocimiento y su aplicación. También
valoriza el conocimiento local empírico de los agricultores, el compartir este
conocimiento y su aplicación al objetivo común de sostenibilidad.

Los métodos y principios ecológicos constituyen las bases de la agroecología. Estos
son esenciales para determinar:
(1) Si una practica agrícola particular, un insumo o decisión de manejo es
sostenible, y (2) la base ecológica para decidir la estrategia de manejo y su impacto
a largo plazo. Conociendo lo anterior, se pueden desarrollar practicas que
reduzcan la compra de insumos externos, que disminuyan los impactos de esos
insumos cuando se deban usar, y permite establecer bases para diseñar sistemas
que ayuden a los agricultores a mantener sus granjas y sus comunidades.
Aún cuando el enfoque agroecológico comienza prestando atención a un
componente particular de un agroecosistemas y su posible alternativa de manejo,
durante el proceso establece las bases para muchas otras cosas. Aplicando el
enfoque en forma más amplia, nos permite examinar el desarrollo histórico de las
actividades agrícolas en una región y determinar las bases ecológicas para
seleccionar prácticas más sostenibles para esa zona. También nos puede ayudar a
encontrar las causas de los problemas que han emergido como resultado de
prácticas insostenibles.
Todavía más, el enfoque agroecológico nos ayuda a explorar las bases teóricas para
desarrollar modelos que pueden facilitar el diseño, las pruebas y la evaluación de
agroecosistemas sostenibles. Finalmente, el conocimiento ecológico de la
sostenibilidad de agroecosistemas, debe reestructurar el enfoque actual de la
agricultura con el objetivo de que la humanidad disponga de sistemas sostenibles
de producción de alimentos.

Contenido: Importancia de los sistemas sostenibles para la producción de
alimentos. Problemas de la agricultura moderna. Como operacionalizar la
agricultura sostenible. Economía ecológica y ecología política.

Competencia: Analiza la agricultura actual en Nicaragua, los factores socio-
económicos y el papel de la agroecología en el desarrollo de agroecosistemas
sostenibles

Importancia de los sistemas sostenibles para la producción de alimentos.
El aumento de la población mundial significa que la tierra cultivable por habitante
disminuye constantemente. La presión mayor se ejerce en el Cercano Oriente y en
África, regiones en que las densidades de población han aumentado en el 73 y el 66
por ciento respectivamente en un período de 20 años. Estas regiones tienen además
pocas posibilidades de elevar su producción, por la limitación de sus tierras
cultivables y la debilidad de su infraestructura.

Una cuestión capital en el futuro suministro de alimentos será el uso de los escasos
recursos de tierra y agua. Una conclusión inevitable es que hay que seguir
intensificando la producción de alimentos. Los progresos de la ciencia y la
tecnología han hecho esto posible en el pasado, y hay muchas razones para esperar
que así seguirá siendo en el futuro. Sin embargo, aun en zonas bien dotadas, el
impacto ambiental que los sistemas naturales y humanos pueden tolerar tiene sus
límites, si la ciencia agrícola no tiene en cuenta esos factores.
La escasez de alimentos y la subnutrición fueron grandes problemas que
condujeron no sólo al establecimiento de la FAO, sino también a una amplia
cooperación internacional en los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial.
En el decenio de 1950 se aceptaba como principio fundamental que el alimento
debía producirse en las regiones de consumo. Se consideró que los países en
desarrollo estaban especialmente necesitados, y se creyó que las inversiones en
tecnologías agrícolas modernas con sus correspondientes infraestructuras
impulsarían el desarrollo y unos constantes suministros de alimentos.
Gradualmente, se impusieron las preocupaciones ecológicas, a medida que el
público y las autoridades adquirían conciencia de los graves costos económicos y
humanos de la contaminación y la degradación de recursos.

Durante la segunda mitad del siglo XX, la agricultura ha sido muy exitosa en la
provisión de alimento a la creciente población humana.
En los cultivos básicos como trigo y arroz se han incrementado significativamente
los rendimientos, los precios se han reducido, la producción de alimentos
generalmente ha excedido el crecimiento de la población, y la hambruna cr6nica ha
disminuido. Este auge en la producción de alimento se debe principalmente, a los
avances científicos, e innovaciones tecnológicas que incluyen el desarrollo de
nuevas variedades de plantas, uso de fertilizantes y plaguicidas y el crecimiento de
la infraestructura de riego.

A pesar de su éxito, nuestros sistemas de producción de alimentos se encuentran
en el proceso de erosionar las bases fundamentales que los sostienen.
Paradójicamente, las innovaciones tecnológicas, las prácticas, y las políticas que
explican el incremento en la productividad, también están erosionando las bases
de esa productividad. Por un lado han abusado y degradando los recursos
naturales de los que depende la agricultura: suelo, agua, y diversidad génica. Por
otro lado han creado una dependencia en el uso de recursos no renovables como el
petróleo y también están fomentando un sistema que elimina la responsabilidad de
los agricultores y trabajadores del campo del proceso de producir alimentos. En
pocas palabras, la agricultura moderna es insostenible, a largo plazo no tiene el
potencial para producir suficiente alimento como demanda la población debida,
precisamente, a que esta erosionando las condiciones que la hacen posible.

Problemas de la agricultura moderna

Practicas de agricultura convencional
La agricultura convencional se basa en dos objetivos: la maximización de la
producci6n y de las ganancias. Para alcanzar estos objetivos se han desarrollado
prácticas que no consideran las poco entendidas consecuencias a largo plazo ni la
dinámica ecológica de los agroecosistemas. Las seis prácticas básicas que
constituyen la columna vertebral de la agricultura moderna son: labranza
intensiva, monocultivo, irrigación, aplicación de fertilizantes inorgánicos, control
químico de plagas y manipulación genética de los cultivos.
Cada una de ellas es usada por su contribución individual a la productividad, pero
como un conjunto de prácticas forman un sistema en el cual cada una depende de
la otra reforzando la necesidad, e usar todas las prácticas.
Las prácticas antes mencionadas también forman parte de una estructura que tiene
su propia lógica. La producción de alimentos se lleva a cabo como un proceso
industrial en el que las plantas asumen el papel de minifabricas, su producto se
maximiza por el uso de insumos, la eficiencia de la productividad se incrementa
mediante la manipulación de sus genes y, el suelo se convierte simplemente en el
medio en el cual las raíces crecen.

Labranza Intensiva
La agricultura convencional se ha basado desde hace mucho tiempo en la práctica
de arar el suelo en forma total, profunda y regular. El propósito de este arado
intenso es romper la estructura del suelo para permitir un mejor drenaje, un
crecimiento más rápido de las raíces, aireación y mayor facilidad para sembrar.
El arado se usa también para controlar arvenses y para incorporar al suelo residuos
de cultivos. Con la practica típica, es decir cuando la labranza intensiva se combina
con rotaciones cortas, el suelo es arado varias veces durante el año y en muchos
casos esto deja al suelo sin cobertura vegetal por largos periodos.
Para esto, frecuentemente se usa maquinaria pesada que realiza regularmente
pasadas. Irónicamente, la labranza intensiva tiende a degradar la calidad del suelo
en diferentes formas.

La materia orgánica se reduce debido a la ausencia de
Cobertura vegetal y el suelo se compacta por el paso frecuente de maquinaria
pesada. La falta de materia orgánica reduce la fertilidad del suelo y degrada su
estructura, incrementando su compactación. Esto implica adicionar nutrimentos y
usar mas y mas maquinaria para romper la compactación. La labranza intensiva
también incrementa significativamente la erosión del suelo debido al viento o al
agua.

Monocultivo
Durante las últimas décadas, los agricultores han adoptado cada vez mas el
monocultivo -siembra de un solo cultivo-, a menudo a gran escala. Ciertamente, el
monocultivo permite un uso más eficiente de la maquinaria para preparar el suelo,
sembrar, controlar arvenses y cosechar; también puede crear una economía de
escala con respecto a la compra de semillas, fertilizantes y plaguicidas. El
monocultivo es el tipo de producción natural de la agricultura con enfoque
industrial, donde el trabajo manual se minimiza y se maximiza el uso de insumos
con fuerte base tecnológica para incrementar la eficiencia y la productividad.
En muchas partes del mundo el monocultivo de productos para exportación ha
reemplazado a los sistemas tradicionales de policultivos de la agricultura de
subsistencia. Las técnicas de monocultivo se combinan muy Bien con otras
practicas de la agricultura moderna: el monocultivo tiende a favorecer la labranza
intensiva, el control químico de plagas, la aplicación de fertilizantes inorgánicos, el
riego y las variedades especializadas de cultivos. La relación del monocultivo con
los plaguicidas sintéticos es particularmente fuerte; las grandes áreas de cultivo de
una cola especie son mas susceptibles al ataque devastador de plagas y por tanto
requieren la protección mediante plaguicidas.

Aplicación de Fertilizantes Sintéticos
Los incrementos espectaculares en el rendimiento de cultivos que se han
observado en los últimos años se explican por el uso, amplio e intensivo, de
fertilizantes químicos sintéticos. En los Estados Unidos, la cantidad de fertilizante
aplicado a los cultivos cada año se incremento rápidamente después de la Segunda
Guerra Mundial, pasando de 9 millones de toneladas en 1940 a más de 47 millones
de toneladas en 1980. A nivel mundial, el uso de fertilizantes se incrementó 10
veces entre 1950 y 1992.
Los fertilizantes se producen en cantidades enormes a un costo relativamente bajo,
usando petróleo y depósitos minerales; pueden ser aplicados en forma fácil y
uniforme, satisfaciendo los requerimientos nutricionales esenciales de las plantas.
Debido a que estos productos satisfacen los requerimientos de las plantas a corto
plazo, los agricultores no prestan atención a la fertilidad del suelo a largo plazo e
ignoran los procesos que lo mantienen.
Los componentes minerales de los fertilizantes sintéticos son fácilmente lixiviados.
En sistemas con riego, la lixiviación puede ser particularmente seria.
Una gran cantidad del fertilizante aplicado termina en ríos, lagos y otros acuíferos,
donde pueden causar eutrofización; los fertilizantes también pueden lixiviarse
hacia los mantos acuíferos de donde se extrae agua potable, con la consecuente
amenaza para la salud humana. Adicionalmente, el precio de los fertilizantes es
variable; los agricultores no tienen control sobre su costo ya que depende de las
variaciones del precio del petróleo.

Irrigación
El agua es un factor limitante para la producción de alimentos en muchas partes
del mundo. El riego de cultivos con agua del subsuelo, reservas y ríos con cauces
modificados, ha sido importante para incrementarla producción y la cantidad de
tierra destinada a la agricultura. Se estima que solamente el 16% de la superficie
agrícola mundial posee riego; sin embargo, produce el 40% de los alimentos
(Serageldin 1995). Desafortunadamente, la agricultura con riego consume tal
cantidad de agua que en aquellas áreas donde existe irrigaci6n se ha notado un
efecto negativo significativo en la hidrología regional. Uno de los problemas es que
el agua del subsuelo se usa a una mayor velocidad que el de su recarga pluvial.
Este consumo excesivo puede ocasionar problemas geológicos y en áreas cercanas
al mar puede inducir la intrusión salina. Por tanto, usar agua del subsuelo significa
tomar el agua de las futuras generaciones.

En lugares donde el agua de riego proviene de ríos, la agricultura compite con las
necesidades de las áreas urbanas y con las de otras especies que dependen de ella
para su existencia. En sitios donde se han construido represas para almacenar
agua, usualmente se causan efectos ecológicos dramáticos en las zonas rio abajo. El
riego también tiene otro tipo de impacto: incrementa la posibilidad de lixiviación
de minerales provenientes de los fertilizantes usados, llevándolos desde los
campos de cultivo hasta los arroyos y ríos: también puede incrementar
significativamente el grado de erosión del suelo.




Control Químico de Plagas y Arvenses
Después de la Segunda Guerra Mundial, los plaguicidas sintéticos fueron la
novedad científica, ampliamente usados en la guerra del ser humano contra las
plagas y enfermedades que lo afectaban. Estos agentes químicos tenían como
atractivo ofrecer a los agricultores una solución definitiva contra las plagas que
afectaban sus cultivos y, por ende, a sus ganancias. Sin embargo, esta promesa ha
demostrado ser falsa. Los plaguicidas pueden bajar dramáticamente las
poblaciones de plagas a corto plazo, pero debido a que también eliminan a sus
enemigos naturales, las plagas rápidamente incrementan sus poblaciones a niveles
incluso mayores a los que tenía antes de aplicar estos químicos. Así, el agricultor se
ve forzado a usar más y más productos químicos. Esta dependencia a los
plaguicidas puede considerarse como una "adicción". Al ser expuestas
continuamente a plaguicidas las poblaciones de plagas quedan sujetas a una
selección natural intensiva que resulta en resistencia a los plaguicidas. Cuando la
resistencia se incrementa los agricultores se yen obligados a usar cantidades
mayores de plaguicidas u otros productos químicos que eventualmente
promoverán mayor resistencia por parte de las plagas.
A pesar que el problema de dependencia a plaguicidas es ampliamente reconocido,
muchos agricultores especialmente en países en desarrollo, no usan otras
opciones. La venta de plaguicidas ha ido en constante aumento, en 1994 se inform6
un record de 25 mil millones de dólares. Irónicamente, las pérdidas de cosechas
causadas por plagas se han mantenido constante a pesar del incremento en el uso
de plaguicidas (Pimentel et al. 1991).
Además de los altos costos por el uso de plaguicidas (incluyendo insecticidas,
fungicidas y herbicidas), también hay que tomar en cuenta los efectos negativos
que ocasionan al ambiente y a la salud humana.
Al aplicarse a los campos de cultivo, los plaguicidas pueden ser lavados o
lixiviados hacia corrientes de agua superficiales o subterráneos donde se
incorporan a la cadena alimenticia, afectando poblaciones de animales en cada
nivel trófico y persistiendo hasta por decenios.

Manipulación del Genoma Vegetal
Por milenios, la humanidad ha escogido cultivos por sus características especiales
así como la manipulación de especies vegetales fue una de las bases de la
agricultura. Así dio inicio la agricultura. Sin embargo, en décadas recientes los
avances tecnológicos han producido una revolución en la forma en que se pueden
manipular los genes de las plantas. Primero se desarrollaron técnicas de
cruzamiento que dieron origen a semillas híbridas, las cuales combinan
características deseadas de dos o más variedades de la misma especie. Las
variedades híbridas son más productivas que sus variedades similares no hibridas,
siendo así uno de los factores principales que explican el incremento en la
producci6n de alimentos durante la llamada "revolución verde". Sin embargo, las
variedades híbridas a menudo requieren condiciones óptimas para alcanzar todo
su potencial, esto implica la aplicación intensiva de fertilizantes inorgánicos y de
plaguicidas ya que no cuentan con la resistencia natural de sus antecesores.
Adicionalmente, las plantas hibridas no pueden producir semillas con el mismo
genoma que sus progenitores lo cual hace a los agricultores dependientes de los
productores comerciales de semillas.
Los recientes descubrimientos en ingeniería genética han permitido la creación de
variedades con información genética proveniente de diferentes organismos,
modificando sustancialmente el genoma original. Las variedades así formadas
todavía no son usadas ampliamente en agricultura, pero no hay duda que lo serán
si los criterios de decisión son solamente el rendimiento y las ganancias.
PORQUE LA AGRICULTURA CONVENCIONAL NO Es SOSTENIBLE

Todas las prácticas de manejo usadas en la agricultura convencional tienden a
favorecer la alta productividad a corto plazo, comprometiendo así la
productividad de los cultivos en el futuro. En consecuencia, cada vez es más
evidente que las condiciones necesarias para sostener la productividad se están
erosionando. Por ejemplo, en el decenio pasado todos los países que adoptaron las
prácticas de la "revolución verde" han experimentado una reducción en el
crecimiento anual de su sector agrícola. Por otra parte, en muchas áreas donde en
los arios 60 se institucionalizo el use de practicas modernas (p.e. semillas
mejoradas, el monocultivo y la aplicación de fertilizantes) para la producción de
granos, se ha notado que los rendimientos no se han incrementado o que incluso
han disminuido después de aumentos espectaculares en la producci6n. A nivel
mundial, el rendimiento de la mayoría de cultivos se ha mantenido, las reservas de
granos se están reduciendo y la producción de granos por persona ha decrecido
desde los años 80 (Brow 1997).
Los datos indican que después de una tendencia de incremento por muchos años,
la producción agrícola per cápita se estanco en los años 90. Esta situación es el
resultado de la reducción de la producción anual combinada con un crecimiento
logarítmico de la población.
Son muchas las formas en que la agricultura convencional perjudica la
productividad futura. Los recursos agrícolas como el suelo, el agua y la diversidad
genética han sido usados excesivamente y degradados, los procesos ecológicos
globales sobre los que depende la agricultura han sido alterados y las condiciones
sociales que permiten la conservación de los recursos han sido debilitadas y, en
algunos casos, desmanteladas.

Degradación del Suelo
De acuerdo con un estudio de las Naciones Unidas, en 1991 el 38% del suelo
cultivado a partir de la segunda Guerra Mundial había sido dañado debido a
prácticas agrícolas (Oldeman et al. 1991). La degradaci6n del suelo involucra la
salinización, la extracción excesiva de agua, la compactación, la contaminación por
plaguicidas, reducción en la calidad de la estructura del suelo, pérdida de
fertilidad y erosión. Aunque todas estas formas de degradación del suelo son
problemas severos, la erosión es el problema mas extendido. En África, Sur y Norte
América por ejemplo, la perdida de suelo debido a erosión eólica o hídrica es de 5-
10 t/ha/año, mientras que en Asia esto llega a 30 t/ha/ario. Si comparamos estos
valores con la
formaci6n de suelo que es aproximadamente de 1 t/ha/año, es obvio que en un
corto tiempo se ha perdido un recurso que se llevo siglos en formarse.
La relación causa-efecto entre la agricultura convencional y la erosión del suelo, es
directa. La labranza intensiva combinada con el monocultivo y las rotaciones de
cultivo cortas, hace que el suelo este expuesto al efecto erosivo del viento y la
lluvia. El suelo que se pierde de esta manera es rico en materia orgánica, el
componente de mayor valor. De manera similar, la irrigación es una causa directa
de erosión hídrica en suelos agrícolas.

Uso Excesivo y Perdida de Agua
La cantidad de agua dulce utilizable es limitada y se esta convirtiendo en un
recurso bastante escaso debido a la creciente demanda y competencia entre la
industria, las crecientes ciudades y agricultura. Algunos países tienen muy poca
agua para favorecer el crecimiento de su agricultura o industria. En muchos
lugares la demanda de agua se satisface extrayendo de acuíferos subterráneos
cantidades mayores que el de su reemplazo por lluvia; en otros lugares los ríos
están siendo drenados causando un efecto negativo en los ecosistemas acuáticos y
riparios y la vida silvestre dependiente de ellos.
La agricultura utiliza aproximadamente dos terceras partes del agua disponible a
nivel mundial, por tanto es una de las principales causas de la escasez del líquido
vital. La agricultura utiliza mucha agua en parte porque el uso es ineficiente. Los
cultivos aprovechan menos de la mitad del agua usada (Van Tuijl 1993), la mayor
parte se evapora o drena fuera del campo de cultivo. Algunas de estas pérdidas
son inevitables pero el gasto de este líquido seria menor si las prácticas agrícolas se
orientaran más a la conservación del agua que a la maximización de la agricultura.
Por ejemplo, se pueden usar técnicas de irrigación por goteo y en los casos en que
los cultivos como el arroz que demandan enormes cantidades de agua, podrían
ubicarse en lugares donde la precipitación pluvial es abundante.
Al tener un impacto fuerte en la reserva de agua dulce, la agricultura convencional
tiene un impacto en los patrones hídricos globales por la extracción de grandes
cantidades de agua subterránea, la agricultura ha causado una transferencia
masiva de los continentes a los océanos. Un estudio publicado en 1994 indica un
volumen de intrusión anual de 190 mil millones de metros cúbicos de agua y ha
elevado el nivel del mar en 1.1 cm (Sahagian et al. 1994). A nivel regional, donde la
irrigaci6n es practicada a gran escala,
La agricultura tiene impacto en la hidrología y microclima. Esto se debe a que el
agua se transfiere de su lugar original a campos de cultivo y al suelo de estos
provocando niveles mayores de evaporación y cambios en la humedad ambiental
que pueden afectar los patrones de precipitación pluvial. Estos cambios tienen un
impacto significativo en el ecosistema natural y en la vida silvestre.

Contaminación del Ambiente
La mayor contaminación del agua se debe a prácticas agrícolas por el uso de
fertilizantes, plaguicidas, sales y otros agroquímicos.
Los plaguicidas -aplicados con regularidad y en grandes cantidades, a menudo
mediante avionetas fácilmente llegan mas allá de los limites del área de cultivo
afectando a insectos benéficos y la vida silvestre y envenenando a los agricultores.
Los plaguicidas que llegan hasta riachuelos, ríos, lagos y eventualmente el mar,
pueden causar serios problemas a los ecosistemas acuáticos. También pueden
afectar otros ecosistemas en forma indirecta, al convertirse un pez afectado por los
plaguicidas en presa de un depredador, el plaguicida reduce la capacidad
reproductiva del depredador impactando así al ecosistema. Aun cuando los
plaguicidas persistentes como los organoclorados, como el DDT conocido por su
capacidad de mantenerse en el ecosistema por muchos decenios están siendo
usados cada vez menos en muchas partes del mundo, los plaguicidas que los
sustituyen; menos persistentes en el ambiente son a menudo mas tóxicos. Los
plaguicidas y otros agroquímicos también penetran hasta los acuíferos
subterráneos donde contaminan las fuentes de agua potable.

Dependencia de Insumos Externos
La agricultura convencional ha logrado altos rendimientos debido al incremento en
el uso de insumos agrícolas. Estos insumos incluyen tales como la irrigación
fertilizantes y plaguicidas, la energía usada para fabricar esos materiales y el
combustible necesario para operar la maquinaria agrícola y bombas de riego y la
tecnología también es una forma de insumo que se manifiesta en semilla hibrida,
nueva maquinaria y nuevos agroquímicos. Todos estos insumos son externos al
sistema agrícola; su uso intensivo tiene impacto en las ganancias del agricultor, en
el uso de recursos no renovables y en el control de la producción agrícola.
El uso prolongado de las prácticas convencionales implica mayor dependencia
hacia los insumos externos. En tanto la labranza intensiva y el monocultivo
degradan el suelo, la fertilidad dependerá más y más de los insumos derivados del
petróleo como el fertilizante
Nitrogenado y otros nutrimentos.
La agricultura no puede ser sostenible mientras dependa de insumos externos. En
primer lugar, los recursos naturales los cuales provienen los insumos, son no
renovables y de cantidades finitas. En segundo lugar, la dependencia a insumos
externos hace que el agricultor, las regiones y todo el país sean vulnerables a la
oferta de insumos, a las fluctuaciones de mercado y al incremento de los precios.

Perdida de Diversidad Genética
Durante la mayor parte de la historia de la agricultura, los humanos han
incrementado la diversidad genética de los cultivos a nivel mundial. Hemos sido
capaces de ello debido a dos factores; por un lado hemos seleccionado variedades
con características especiales para cada lugar mediante el fitomejoramiento y por
otro lado continuamente hemos intentado domesticar plantas silvestres,
enriqueciendo así nuestro banco de germoplasma. En las últimas décadas, sin
embargo, la diversidad genética de las plantas domesticadas se ha reducido.
Muchas variedades se han extinguido y muchas otras están en vías de hacerlo. Al
mismo tiempo, la base genética de la mayoría de los principales cultivos se ha
estado uniformando. Por ejemplo, el 70% del cultivo de maíz a nivel mundial
involucra solamente a seis variedades.
La perdida de la diversidad genética se debe principalmente al énfasis de la
agricultura convencional en la productividad a corto plazo, tanto de rendimiento
como de ganancias. Cuando se desarrollan variedades altamente productivas, se
tiende a adoptarlas y sustituir otras variedades así cuando estas posean otras
características deseables. La homogeneidad genética de los cultivos es consecuente
con la maximización del rendimiento ya que permite la estandarización de las
prácticas de manejo.
El problema consiste en que al incrementar la uniformidad genética del cultivo,
este se vuelve vulnerable al ataque de plagas y enfermedades que adquieren
resistencia tanto a los plaguicidas como a las defensas de las plantas. También el
cultivo se hace más vulnerable a los cambios climáticos y a otros factores
ambientales. El problema se vuelve mas grave cuando va acompañado de una
disminución del banco genético de cada cultivo, cada vez hay menos fuentes de
genes para incorporar resistencia o adaptaci6n a plagas o a cambios climáticos. La
importancia de contar con una gran reserva genética se ilustra con el siguiente
ejemplo. En 1968 una plaga atac6 el cultivo de sorgo en los Estados Unidos,
causando un daño estimado de US$ 100 millones. El año siguiente se invirtieron
US$ 50 millones en insecticidas para el control de esta plaga.

La Ecología política: una visión crítica, global y transformadora.

De la ciencia a la política

Término usado en biología, la “ecología” es en su origen, una disciplina científica.
Es la ciencia que estudia la relación triangular entre los individuos de una especie,
la actividad organizada de esta especie, y su medio ambiente, que es a la vez
condición y producto de esta actividad, condición de vida de esta especie. Sin
embargo, los hombres – al contrario que el resto de las especies – son animales no
sólo sociales sino también políticos.

El paso de la ecología como ciencia a la ecología como pensamiento político
introduce entonces la cuestión del sentido de lo que hacemos, lo cual implica una
serie de interrogaciones: ¿en qué medida nuestra organización social, la manera en
que producimos, en que consumimos modifican nuestro medio ambiente? Dicho
de otra manera, ¿cómo pensar la combinación, la interpenetración de estos factores
en su acción sobre el medio ambiente? ¿Favorecen o no a los individuos estas
modificaciones? La ecología política nos dice cuáles son los efectos de nuestros
comportamientos y prácticas, pero no es ella sino los hombres los que deben
escoger el modo de desarrollo que desean, en función de la evolución de los
valores en el debate público y democrático. Al tomar en serio los desequilibrios
ecológicos generados por la actividad humana, la ecología política cuestiona la
modernidad y desarrolla un análisis crítico del funcionamiento de nuestras
sociedades industriales y de la cultura occidental, así como los valores y conceptos
clave sobre los que descansa.

Una visión crítica y global del mundo
La ecología política entra entonces en el campo de la crítica y de la acción política
y, al igual que otras ideologías – socialismo, comunismo, liberalismo, etc., propone
una visión global de la sociedad, de su futuro, de las relaciones entre seres
humanos, de las relaciones entre éstos y su entorno natural y de las actividades
productivas humanas. La ecología política no es la parte medioambiental de un
programa político, sino que afecta directamente al corazón de las sociedades
humanas puesto que vincula la sostenibilidad ecológica con la justicia social, tanto
a nivel local como mundial.

No se puede hoy pensar un modelo de desarrollo que no tome en cuenta estas dos
facetas. No se puede hablar de un desarrollo que no sea al mismo tiempo humano
(justo) y sostenible. ¿Qué vale el bienestar de una sociedad y de sus miembros sin
que ese mundo tenga viabilidad a largo plazo para las generaciones futuras? ¿Qué
vale la sostenibilidad del mundo si mientras tanto las riquezas naturales y
productivas se quedan en manos de unos/as cuantos/as?

Por lo tanto, la ecología política propone un abanico completo de ideas y
actuaciones, siempre tomando en cuenta las relaciones íntimas que unen los
ecosistemas con las organizaciones sociales. En ningún momento puede
considerarse que la ecología política es una “ideología parcial”, ni puede reducirse
a otro pensamiento político (capitalista, comunista o social-demócrata – cada uno
con sus numerosas variantes). Surge en un momento histórico preciso y viene
dando respuestas a una determinada crisis social, ecológica y económica que los
otros pensamientos mencionados no sólo no habían previsto sino incluso
provocada. De hecho, la ecología política critica tanto a los movimientos de
derechas como a los de viejas izquierdas por ser “desarrollistas” y
“productivistas”, es decir, por ignorar las relaciones entre modelo de desarrollo,
desequibrios ecológicos e injusticia social.

Una visión transformadora
La ecología política busca a la vez sostenibilidad y justicia y, por lo tanto, ataca a
las propias bases de los sistemas socio-económicos productivistas actuales.
Propone un cambio radical de rumbo lo que le confiere, a largo plazo, una
dimensión profundamente transformadora y revolucionaria. Al mismo tiempo, no
rechaza el reformismo del día a día ni la “política de los pequeños pasos”. Este
camino, que hace una síntesis entre objetivos radicales a largo plazo y acciones
reformistas a corto plazo, es conocido como “reformismo radical”. Para llevar a
cabo este planteamiento, y por esencia, la ecología política escoge el camino del
pacifismo y de la democracia que se define ante todo como participativa.

Por último, la ecología política plantea la necesaria acción conjunta de los
movimientos sociales y políticos, y promueve la acción tanto dentro como fuera de
las instituciones, tomando en cuenta la fértil interacción continua de l a sociedad
civil con lo político. Ambas, sociedad civil y política, son las dos caras de una
misma moneda, o sea las dos piernas para caminar con equilibrio hacia el cambio.


Economía ecológica

La economía ecológica, es una corriente del pensamiento económico con
importante influencia teórica en nuestros días. La principal característica es su
carácter transdisciplinario, derivado de la necesidad de estudiar la relación entre
los ecosistemas naturales y el sistema económico, lo que demanda la participación
no sólo de economistas, sino también de cientistas naturales y otras disciplinas. De
manera que, a diferencia de la teoría económica
neoclásica-keynesiana, o su expresión en lo que se conoce como economía ambiental,
que parte de su propio instrumental económico para analizar los problemas
ambientales de origen antrópico, la teoría económica-ecológica pretende “abrirse”
para incorporar otras disciplinas, lo que correspondería más fielmente con el
carácter multidisciplinar que la problemática ambiental exige

La teoría de la economía ecológica se consolida durante los años setenta y ochenta
del siglo XX, y como respuesta a dos problemas. Por un lado, pretende ser una
respuesta teórica a un problema real: el de la crisis ambiental que desde los años
sesenta comienza a ser entendida como grave, y en gran parte resultado de las
actividades humanas. Por otro, procura construir un marco teórico más amplio que
el que la economía neoclásica-ambiental hegemónica tiene.
En este último sentido, la economía ecológica se construye como crítica a la
economía neoclásica-keynesiana ambiental.

La crítica a la economía neoclásica-keynesiana ambiental
La economía ecológica construye su teoría criticando a la teoría económica
neoclásica- keynesiana. Dos son las críticas de carácter general y más profundo. La
primera va dirigida al concepto de economía como un sistema cerrado.
Efectivamente, para la economía neoclásica-keynesiana, la actividad económica
constituye un sistema cerrado en sí mismo, tal cual el diagrama que sigue lo
ilustra:
Como puede verse en esta representación neoclásica del ciclo económico, las
empresas producen bienes y servicios, que son comprados por las familias que, a
su vez, ofrecen en el mercado capital, tierra y/o trabajo que es comprado por las
empresas y, así, sucesivamente. El sistema es cerrado, lo cual significa que no se
consideran entradas ni salidas del sistema. Cualquiera que preste atención podrá
notar que no es posible un proceso económico sin la incorporación de materiales
originados en la naturaleza y que estarían por fuera de ese diagrama, ni tampoco
un proceso económico que no genere desechos.

La economía ecológica propone un diseño diferente, como el siguiente

                  Materia prima                 Residuos materiales




             Energía útil               calor disipado
Este esquema considera al sistema económico como abierto, ya que recibe de fuera
tanto energía solar y formas derivadas, como materiales, y al mismo tiempo disipa
calor y lanza desperdicios al medio ambiente. Con este complemento
 a economía ecológica estaría contemplando precisamente las principales causas
humanas de la crisis ambiental, esto es, la depredación de la naturaleza a través de
la utilización de recursos naturales a un ritmo no recuperable, o la degradación de
la naturaleza, lanzando al medio contaminantes a un ritmo incapaz de ser
reciclado por los ecosistemas. Pero, queda pendiente el problema de cómo
incorporar al análisis económico elementos sin precio.

Las bases teóricas de la economía ecológica
El primer “enunciado” de la economía ecológica se deriva de concebir a la
economía como un proceso abierto dentro de un sistema mayor, el ecosistema
Tierra.
Eso significa que la economía no debe ser analizada en sí misma, sino en su
interrelación con los ciclos biogeoquímicos. Si adoptamos esta perspectiva, los
ecosistemas no son sólo una fuente de recursos para la actividad económica, sino
que, además, cumplen una amplia gama de funciones para el ser humano como ser
biológico y para las actividades que la sociedad humana desempeña.

Un segundo “enunciado” tiene que ver con el carácter no renovable de varios
recursos naturales y funciones ecosistémicas. La economía ecológica sostiene que el
ecosistema Tierra es cerrado en materiales, aunque abierto en energía solar. Esto
significa que la economía no puede crecer ilimitadamente, como la economía
neoclásica-keynesiana lo propone. El crecimiento estará, tarde o temprano, frenado
por razones físicas, antes que económicas. En cada rama de la actividad económica,
el ser humano se depara con materiales no renovables, o con la capacidad de
soporte de ciertos ciclos físico-químicos que no puede ignorar. De allí la necesidad
de políticas económicas que orienten hacia la utilización más eficiente de los
recursos, la sustitución de recursos no renovables por renovables, y la reducción de
los contaminantes que alteran los ciclos biogeoquímicos.
Por el contrario, y partiendo del criterio de la convertibilidad entre materia y
precio, la economía neoclásica-keynesiana supone la posibilidad de un crecimiento
económico ilimitado. Mientras para la crítica marxista a la economía ortodoxa, el
límite al crecimiento estaría dado por las contradicciones de clase, internas a la
propia sociedad humana, la economía ecológica descubre una nueva barrera, ya no
interna a la sociedad humana, sino externa: los límites físicos naturales.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologia
Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologiaCongreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologia
Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologiaadriecologia
 
Agroecologia altieri-toledo
Agroecologia altieri-toledoAgroecologia altieri-toledo
Agroecologia altieri-toledoJose Granuelly
 
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permacultura
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permaculturaAgricultura sostenible. Un acercamiento a la permacultura
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permaculturaAugustus Pendragon
 
La soberanía alimentaria desde la Agroecología
La soberanía alimentaria desde la AgroecologíaLa soberanía alimentaria desde la Agroecología
La soberanía alimentaria desde la Agroecologíaadriecologia
 
Recursos naturales maribyt
Recursos naturales maribytRecursos naturales maribyt
Recursos naturales maribytmaribyt brizuela
 
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasEstudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasGEOVAN21
 
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasEstudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasCATG Gastelú
 
Agricultura organica
Agricultura organicaAgricultura organica
Agricultura organicaChecha2017
 
Consulta alimentacion-impacto-ambiental
Consulta alimentacion-impacto-ambientalConsulta alimentacion-impacto-ambiental
Consulta alimentacion-impacto-ambientalCDAMAZ
 
Victor toledo
Victor toledoVictor toledo
Victor toledogatopavo
 
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA adriecologia
 
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...Instituto Universitario de Urbanística
 
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidad
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidadCardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidad
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidadSandra Amézquita Melo
 
Métodos complementarios para la Valoración de la Biodiversidad
Métodos complementarios para la Valoración de la BiodiversidadMétodos complementarios para la Valoración de la Biodiversidad
Métodos complementarios para la Valoración de la BiodiversidadJhonatan Furagaro
 
Presentación del Voluntariado Universitario
Presentación del Voluntariado UniversitarioPresentación del Voluntariado Universitario
Presentación del Voluntariado Universitariovoluntariado
 
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)Paola Castillo
 

La actualidad más candente (20)

Ecología política de la agricultura
Ecología política de la agriculturaEcología política de la agricultura
Ecología política de la agricultura
 
Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologia
Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologiaCongreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologia
Congreso socla2007 nuevos desarrollos sobre el marco teorico de la agroecologia
 
Agroecologia altieri-toledo
Agroecologia altieri-toledoAgroecologia altieri-toledo
Agroecologia altieri-toledo
 
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permacultura
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permaculturaAgricultura sostenible. Un acercamiento a la permacultura
Agricultura sostenible. Un acercamiento a la permacultura
 
La soberanía alimentaria desde la Agroecología
La soberanía alimentaria desde la AgroecologíaLa soberanía alimentaria desde la Agroecología
La soberanía alimentaria desde la Agroecología
 
Recursos naturales maribyt
Recursos naturales maribytRecursos naturales maribyt
Recursos naturales maribyt
 
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasEstudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
 
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales ProtegidasEstudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
Estudio De La PráCtica Del Ecoturismo En áReas Naturales Protegidas
 
Agricultura organica
Agricultura organicaAgricultura organica
Agricultura organica
 
Consulta alimentacion-impacto-ambiental
Consulta alimentacion-impacto-ambientalConsulta alimentacion-impacto-ambiental
Consulta alimentacion-impacto-ambiental
 
Victor toledo
Victor toledoVictor toledo
Victor toledo
 
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA
ANALISIS CRITICA DE LA AGRICULTURA MODERNA
 
Impacto Ambiental en la Orinoquia
Impacto Ambiental en la OrinoquiaImpacto Ambiental en la Orinoquia
Impacto Ambiental en la Orinoquia
 
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...
C-17-1_10 - Territorio y alimentación: "saboreando" el paisaje local. Eugenio...
 
Unidd i gutierrez
Unidd i gutierrezUnidd i gutierrez
Unidd i gutierrez
 
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidad
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidadCardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidad
Cardenas et al 2013 metodos complementariosparalavaloracionde la biodiversidad
 
Métodos complementarios para la Valoración de la Biodiversidad
Métodos complementarios para la Valoración de la BiodiversidadMétodos complementarios para la Valoración de la Biodiversidad
Métodos complementarios para la Valoración de la Biodiversidad
 
Jose angulo
Jose angulo Jose angulo
Jose angulo
 
Presentación del Voluntariado Universitario
Presentación del Voluntariado UniversitarioPresentación del Voluntariado Universitario
Presentación del Voluntariado Universitario
 
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)
Manejo de-los-recursos-naturales-para-la-conservacion-del-ecosistema-mayira (2)
 

Destacado

80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)
80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)
80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)Fernanda Ramirez
 
Proyecto pedagogico productivo huerta escolar- cer la curva
Proyecto pedagogico productivo   huerta escolar- cer la curvaProyecto pedagogico productivo   huerta escolar- cer la curva
Proyecto pedagogico productivo huerta escolar- cer la curvajuankcuadros
 
Proyecto de aula Huertas Orgánicas Escolares
Proyecto de aula  Huertas Orgánicas EscolaresProyecto de aula  Huertas Orgánicas Escolares
Proyecto de aula Huertas Orgánicas Escolareskarislibertad
 
Agroecología - Altieri
Agroecología - AltieriAgroecología - Altieri
Agroecología - Altieriadriecologia
 
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”Maria Fernanda
 
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta Escolar
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta EscolarProyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta Escolar
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta EscolarProyectoCPE2013
 

Destacado (9)

80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)
80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)
80 herramientas para_el_desarrollo_participativo (1)
 
Agroecologia
AgroecologiaAgroecologia
Agroecologia
 
Ptms
PtmsPtms
Ptms
 
Agroecologia ppt
Agroecologia pptAgroecologia ppt
Agroecologia ppt
 
Proyecto pedagogico productivo huerta escolar- cer la curva
Proyecto pedagogico productivo   huerta escolar- cer la curvaProyecto pedagogico productivo   huerta escolar- cer la curva
Proyecto pedagogico productivo huerta escolar- cer la curva
 
Proyecto de aula Huertas Orgánicas Escolares
Proyecto de aula  Huertas Orgánicas EscolaresProyecto de aula  Huertas Orgánicas Escolares
Proyecto de aula Huertas Orgánicas Escolares
 
Agroecología - Altieri
Agroecología - AltieriAgroecología - Altieri
Agroecología - Altieri
 
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”
Proyecto: “Siembro una planta y adorno mi escuela”
 
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta Escolar
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta EscolarProyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta Escolar
Proyecto Pedagógico de Aula: Mi Huerta Escolar
 

Similar a Folleto agroecología

Monografía Agroecología y Ecología Agricola
Monografía Agroecología y Ecología AgricolaMonografía Agroecología y Ecología Agricola
Monografía Agroecología y Ecología AgricolaDariana Monsalve
 
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".gmsrosario
 
Agroecologia1[1]
Agroecologia1[1]Agroecologia1[1]
Agroecologia1[1]ceap1609
 
Agroecocedat nº1
Agroecocedat nº1Agroecocedat nº1
Agroecocedat nº1CEDATUNESR
 
Agreocologia
AgreocologiaAgreocologia
AgreocologiaPadilla23
 
El Concepto De Permacultura
El Concepto De PermaculturaEl Concepto De Permacultura
El Concepto De Permaculturakatherinn
 
Gestion del trabajo en la produccion agroecologia
Gestion del trabajo en la produccion agroecologiaGestion del trabajo en la produccion agroecologia
Gestion del trabajo en la produccion agroecologiaKimberlyn Piñeros Herrera
 
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptx
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptxpresentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptx
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptxReggieBrownHernndezC
 
QUE ES AGROECOLOGIA.pptx
QUE ES AGROECOLOGIA.pptxQUE ES AGROECOLOGIA.pptx
QUE ES AGROECOLOGIA.pptxENZO ACOSTA
 
Ecología de sistemas agrarios
Ecología de sistemas agrariosEcología de sistemas agrarios
Ecología de sistemas agrariosquimica3016
 
]APORTES A LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...
]APORTES A  LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...]APORTES A  LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...
]APORTES A LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI... PEDRO PACHECO
 
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014Crónicas del despojo
 
1 lectura ecológica
1 lectura ecológica1 lectura ecológica
1 lectura ecológicakeysi2000
 

Similar a Folleto agroecología (20)

Monografía Agroecología y Ecología Agricola
Monografía Agroecología y Ecología AgricolaMonografía Agroecología y Ecología Agricola
Monografía Agroecología y Ecología Agricola
 
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".
Visita a la Asamblea Popular "El Ombú".
 
Trabajo unidad 1
Trabajo unidad 1Trabajo unidad 1
Trabajo unidad 1
 
Bases de la agroecologia
Bases de la agroecologiaBases de la agroecologia
Bases de la agroecologia
 
AGROECOLOGIA .pptx
AGROECOLOGIA .pptxAGROECOLOGIA .pptx
AGROECOLOGIA .pptx
 
Agroecologia altieri 1
Agroecologia altieri 1Agroecologia altieri 1
Agroecologia altieri 1
 
Agroecologia1[1]
Agroecologia1[1]Agroecologia1[1]
Agroecologia1[1]
 
AGROECOLOGIA.pptx
AGROECOLOGIA.pptxAGROECOLOGIA.pptx
AGROECOLOGIA.pptx
 
Agroecocedat nº1
Agroecocedat nº1Agroecocedat nº1
Agroecocedat nº1
 
Diapositivas gbi
Diapositivas gbiDiapositivas gbi
Diapositivas gbi
 
Agreocologia
AgreocologiaAgreocologia
Agreocologia
 
El Concepto De Permacultura
El Concepto De PermaculturaEl Concepto De Permacultura
El Concepto De Permacultura
 
Gestion del trabajo en la produccion agroecologia
Gestion del trabajo en la produccion agroecologiaGestion del trabajo en la produccion agroecologia
Gestion del trabajo en la produccion agroecologia
 
La Agroecología y su Impacto Social.
La Agroecología y su Impacto Social.La Agroecología y su Impacto Social.
La Agroecología y su Impacto Social.
 
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptx
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptxpresentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptx
presentacion_de_marco_y_politicas_agroecologicas.pptx
 
QUE ES AGROECOLOGIA.pptx
QUE ES AGROECOLOGIA.pptxQUE ES AGROECOLOGIA.pptx
QUE ES AGROECOLOGIA.pptx
 
Ecología de sistemas agrarios
Ecología de sistemas agrariosEcología de sistemas agrarios
Ecología de sistemas agrarios
 
]APORTES A LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...
]APORTES A  LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...]APORTES A  LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...
]APORTES A LA SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD DEL QUINDI...
 
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014
Revista Nyeleni num 20, diciembre 2014
 
1 lectura ecológica
1 lectura ecológica1 lectura ecológica
1 lectura ecológica
 

Último

Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfDescripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfCarol Andrea Eraso Guerrero
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Edith Liccioni
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaFarid Abud
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.monthuerta17
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSdarlingreserved
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Gonella
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdflizcortes48
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).hebegris04
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJOLeninCariMogrovejo
 
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAmor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAlejandrino Halire Ccahuana
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1juandiegomunozgomez
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaMarco Camacho
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosGustavoCanevaro
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfdeBelnRosales2
 

Último (20)

Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfDescripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
 
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
 
Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
 
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdfAmor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
Amor o egoísmo, esa es la cuestión por definir.pdf
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
 
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIUUnidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
 
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptxAcuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
 

Folleto agroecología

  • 1. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE NICARAGUA, LEÓN CENTRO UNIVERSITARIO REGIONAL “MARLON ZELEYA CRUZ”, JINOTEGA CARRERA INGENIERIA EN AGROECOLOGIA TROPICAL AGROECOLOGÍA DAVID ESTRADA SANTANA
  • 2. AGOSTO, 2011 Unidad I. Introducción a la Agroecología Contenido: Concepto de Agroecología Evolución del pensamiento agroecológico Conceptos, enfoques, metas, y desafíos de la agroecología Competencia: Comprende la dinámica del pensamiento propio de la agroecología, sus raíces sus enfoques y el nuevo paradigma de la agricultura sostenible. INTRODUCCION El desarrollo de una agricultura eficiente y sustentable, una población sana y la conservación de los fundamentos de la vida, exigen favorecer la opción de una agricultura que fomente prácticas y técnicas amigables con el medio ambiente, donde los agroquímicos sintéticos, todos tóxicos en mayor o menor grado, son excluidos definitivamente. La agroecología surge en Latinoamérica como respuesta a la crisis ecológica y sobre todo frente a los graves problemas medioambientales y sociales generados por el "desarrollismo". Pronto se muestra, también en Europa, como la ciencia necesaria para interpretar el grave deterioro de los agrosistemas, que requerían cada vez más la utilización de grandes cantidades de insumos para mantener sus capacidades productivas, generando a su vez problemas de contaminación ambiental y toxicológica. En la búsqueda por restablacer una racionalidad más ecológica en la producción agrícola, los científicos del agro han descuidado un punto clave en el desarrollo de una agricultura más autosuficiente y sustentable: el conocimiento profundo de la naturaleza del agroecosistema y los principios que regulan su funcionamiento. Basado en nuevos resultados de investigación y descubrimientos prácticos, se intenta en esta nueva edición de reenfatizar la importancia de la agroecología como una disciplina que provee los principios ecológicos básicos para estudiar, diseñar y manejar agroecosistemas que sean productivos y conservadores del recurso natural, y que también sean culturalmente sensibles, socialmente justos y económicamente viables. La agroecología va más allá de una mirada uni-dimensional de los agroecosistemas: de su genética, agronomía, edafología, etc. Esta abarca un
  • 3. entendimiento de los niveles ecológicos y sociales de la coevolución, la estructura y funcionamiento de los sistemas. La agroecología alienta a los investigadores a conocer de la sabiduría y habilidades de los campesinos y a identificar el potencial sin límite de re-ensamblar la biodiversidad a fin de crear sinergismos útiles que doten a los agroecosistemas con la capacidad de mantenerse o volver a un estado innato de estabilidad natural. La agroecología como ciencia puede ser definida como "la disciplina científica que enfoca el estudio de la agricultura desde una perspectiva ecológica, pretendiendo construir un marco teórico cuyo fin es analizar los procesos agrarios desde una perspectiva holística (global), incluyendo las perspectivas del espacio y del tiempo y considerando ensamblados los problemas sociales, económicos y políticos como partícipes activos y pasivos en la configuración y desarrollo de los sistemas agrarios". La agroecología, como ciencia de síntesis, pretende dar respuesta a estas situaciones de desequilibrio mediante un análisis global. La agroecología se manifiesta como una ciencia viva, una ciencia con corazón, una ciencia que no pretende estar en el pasado, ni en los libros, ni en las elucubraciones de los historiadores agrarios. Una ciencia que no tiene límites, ni es aséptica, ni ajena a la realidad tangible de la agricultura moderna de principios de siglo XXI. Una ciencia políticamente democrática, porque incorpora y tiene presente en su análisis a la mayoría de los ciudadanos, constituida inevitablemente por los que aún tienen que nacer. Una ciencia económicamente justa y solidaria, en cuanto valora la multifuncionalidad de las parcelas agrarias, especialmente en los servicios que prestan a la naturaleza los campos cultivados: manteniendo el paisaje, preservando la biodiversidad, conservando los suelos, sosteniendo una población, su cultura, sus ritos y sus tradiciones..., al margen del valor que puedan obtener sus productos en los mercados internacionales. Una ciencia socialmente ética en la que aparece, como una inexcusable obligación por parte de cualquier investigador vinculado, introducir tales consideraciones en sus perspectivas de análisis. Por último la agroecología se define agronómicamente sostenible, puesto que se dota de los instrumentos científicos necesarios para el análisis y el diseño de sistemas agrarios perdurables. En la investigación agroecológica se considera a los agrosistemas como las unidades fundamentales de estudio. En tales sistemas la transformación de la
  • 4. energía, los procesos biológicos y las relaciones socioeconómicas son investigados y analizados como un todo indivisible. Por lo tanto al agroecólogo le interesa, no sólo la maximización de la producción de un componente particular, sino más bien la optimización del agrosistema como un todo. Es decir, se plantea la investigación como una serie de interacciones complejas entre personas, cultivos, suelo, animales, etc. por lo tanto sus herramientas de trabajo han de ser las estrategias que permitan aprovechar las sinergias existentes entre los distintos componentes del agrosistema. Desde el momento en que se plantea la necesidad de trabajar con unidades mayores que el cultivo (una cuenca, una región agrícola) y con procesos (reciclado de nutrientes), la especialización científica aparece como una barrera para un conocimiento más global. Integrar todos estos elementos constituye un esfuerzo muy importante para los investigadores que intentan su construcción, ya que transciende la actuación de los propios grupos interdisciplinares en el sentido de que, más que requerir una suma de conocimientos, requiere que desde distintas áreas se piense en común, construyendo pensamientos globales que sirvan para diseñar un nuevo y compartido espacio teórico. Evolución del pensamiento agroecológico El uso contemporáneo del término agroecología data de los años 70, pero la ciencia y la práctica de la agroecología son tan antiguos como los orígenes de la agricultura. A medida que los investigadores exploran las agriculturas indígenas, las que son reliquias modificadas de formas agronómicas más antiguas, se hace más notorio que muchos sistemas agrícolas desarrollados a nivel local, incorporan rutinariamente mecanismos para acomodar los cultivos a las variables del medio ambiente natural, y para protegerlos de la depredación y la competencia. Estos mecanismos utilizan insumos renovables existentes en las regiones, así como los rasgos ecológicos y estructurales propios de los campos, los barbechos y la vegetación circundante. En estas condiciones la agricultura involucra la administración de otros recursos además del cultivo propio. Estos sistemas de producción fueron desarrollados para disminuir riesgos ambientales y económicos y mantienen la base productiva de la
  • 5. agricultura a través del tiempo. Si bien estos agroecosistemas pueden abarcar infraestructuras tales como trabajos en terrazas, zanjas e irrigación, el conocimiento agronómico descentralizado y desarrollado localmente es de importancia fundamental para el desarrollo continuado de estos sistemas de producción. El por qué esta herencia agrícola ha tenido relativamente poca importancia en las ciencias agronómicas formales, refleja prejuicios que algunos investigadores contemporáneos están tratando de eliminar. Tres procesos históricos han contribuido en un alto grado a oscurecer y restar importancia al conocimiento agronómico que fue desarrollado por grupos étnicos locales y sociedades no occidentales: (1) la destrucción de los medios de codificación, regulación y trasmisión de las prácticas agrícolas; (2) la dramática transformación de muchas sociedades indígenas no occidentales y los sistemas de producción en que se basaban como resultado de un colapso demográfico, de la esclavitud y del colonialismo y de procesos de mercado, y (3) el surgimiento de la ciencia positivista. Como resultado, han existido pocas oportunidades para que las intuiciones desarrolladas en una agricultura más holística se infiltraran en la comunidad científica formal. Más aún, esta dificultad está compuesta de prejuicios, no reconocidos, de los investigadores en agronomía, prejuicios relacionados con factores sociales tales como clase social, etnicidad, cultura y sexo. Históricamente, el manejo de la agricultura incluía sistemas ricos en símbolos y rituales, que a menudo servían para regular las prácticas del uso de la tierra y para codificar el conocimiento agrario de pueblos analfabetos (Ellen 1982, Conklin 1972). La existencia de cultos y rituales agrícolas está documentada en muchas sociedades, incluso las de Europa Occidental. De hecho, estos cultos eran un foco de especial atención para la Inquisición Católica. Escritores sociales de la época medieval tales como Ginzburg (1983) han demostrado cómo las ceremonias rurales eran tildadas de brujería y cómo dichas actividades se convirtieron en focos de intensa persecución. Y no es sorprendente que cuando los exploradores españoles y portugueses de la post-inquisición emprendieron sus viajes y la conquista europea se extendió por el globo bajo el lema de «Dios, Oro y Gloria», como parte de un proyecto más amplio, existieran actividades evangelizadoras, las que a menudo alteraron las bases simbólicas y rituales de la agricultura en sociedades no occidentales. Estas
  • 6. modificaciones se transformaron, y a menudo interfirieron con la transferencia generacional y lateral del conocimiento agronómico local. Este proceso, junto con las enfermedades, la esclavitud y la frecuente reestructuración de la base agrícola de las comunidades rurales con fines coloniales y de mercado, a menudo contribuyó a la destrucción o abandono de las tecnologías «duras» tales como los sistemas de riego, y especialmente al empobrecimiento de las tecnologías «blandas» (formas de cultivo, mezclas de cultivos, técnicas de control biológico y manejo de suelos) de la agricultura local, la que depende mucho más de la transmisión de tipo cultural. La literatura histórica documenta cómo las enfermedades transmitidas por los exploradores afectaron a las poblaciones nativas. Especialmente en el nuevo mundo se dieron colapsos de poblaciones muy rápidamente y de una forma tan devastadora que es difícil de imaginar. En algunas áreas hasta un 90% de la población murió en menos de 100 años (Denevan 1976). Con ellos murieron culturas y sistemas de conocimiento. Los efectos desastrosos de las epidemias caracterizaron las primeras etapas del contacto, pero otras actividades, especialmente la esclavitud asociada con las plantaciones del nuevo mundo, también ejercieron impactos drásticos en la población y, por lo tanto, en el conocimiento agrícola, hasta bien entrado el siglo XIX. Inicialmente, las poblaciones locales eran el blanco de las incursiones para obtener esclavos, pero estos grupos a menudo podían escapar de la servidumbre. Los problemas de enfermedad en los indios del nuevo mundo hicieron que no fueran una fuerza ideal de trabajo. Por otro lado, las poblaciones africanas estaban acostumbradas a las condiciones climáticas tropicales y tenían una resistencia relativa a las enfermedades «europeas», por lo tanto ellos podían satisfacer las pujantes necesidades de mano de obra para las plantaciones de azúcar y algodón. Durante dos siglos, más de veinte millones de esclavos fueron transportados desde Africa a varias plantaciones de esclavos en el nuevo mundo (Wolf 1982). La esclavitud se impuso a la mejor fuerza laboral (jóvenes adultos, tanto hombres como mujeres) y tuvo como resultado la pérdida de esta importante fuerza de trabajo para la agricultura local y el abandono de los trabajos agrícolas a medida que los pueblos trataron de evitar el convertirse en esclavos, retirándose a lugares distantes de los traficantes de esclavos. La ruptura de sistemas de conocimientos, ocasionada por la exportación de mano de obra, la erosión de las bases culturales
  • 7. de la agricultura local y la mortalidad asociada a las guerras que eran estimuladas por las incursiones en busca de esclavos, fue aumentada más adelante por la integración de estos sistemas residuales a las redes mercantiles y coloniales. El contacto europeo con gran parte del mundo no occidental no fue benéfico, y a menudo involucró la transformación de los sistemas de producción para satisfacer las necesidades de los centros burocráticos locales, los enclaves mineros y de recursos, y del comercio internacional. En algunos casos esto se logró por medio de la coerción directa, reorientando y manipulando las economías a través de la unión de grupos elíticos locales, y en otros casos de hombres claves, y por intermedio de intercambios. Esta transición de las epistemologías cambió el enfoque de la naturaleza, de una entidad orgánica, viviente, se convirtió en una máquina. De manera creciente este enfoque hizo hincapié en el lenguaje científico, una forma de referirse al mundo natural que esencialmente rechazaba toda otra forma de conocimiento científico como superstición. En efecto, desde los tiempos de Condorcet y Comte, el desarrollo de las ciencias se identifica con el triunfo de la razón sobre la superstición. Esta posición, unida a un punto de vista muchas veces despectivo sobre las habilidades de los pueblos rurales en su generalidad, y en especial las de los pueblos colonizados, contribuyó más aún a oscurecer la riqueza de muchos sistemas de conocimiento rural cuyo contenido era expresado en una forma discursiva y simbólica. A causa de un mal entendido del contexto ecológico, de la complejidad espacial y de la forma de cultivar propia de los agricultores no formales, fue frecuentemente tildada despectivamente de desordenada. El papel de la agroecología La agricultura del futuro debe ser tanto sostenible como altamente productiva si se desea producir alimentos para una creciente población humana. Estos retos significan que no podemos simplemente abandonar completamente las prácticas convencionales y retornar a las prácticas tradicionales indígenas. Aún cuando la agricultura tradicional puede contribuir con invaluables modelos y prácticas para desarrollar una agricultura sostenible, no puede producir la cantidad de alimentos que requieren los centros urbanos v los mercados globales porque esta dirigida a suplir las necesidades locales y a pequeña escala. El llamado demanda un nuevo enfoque hacia la agricultura y desarrollo agrícola construido sobre la base de la conservación de los recursos y otros aspectos de la agricultura tradicional, local y de pequeña escala, y que al mismo tiempo aproveche los conocimientos y métodos modernos de la ecología. Este enfoque está
  • 8. incluido en la ciencia llamada agroecología, la cual se define como la aplicación de conceptos y principios ecológicos para el diseño y manejo de agroecosistemas sostenibles. La agroecología provee el conocimiento y metodología necesarios para desarrollar una agricultura que sea, por un lado ambientalmente adecuado y por otro lado altamente productivo y económicamente viable. Esta establece condiciones para el desarrollo de nuevos paradigmas en agricultura, en parte porque prácticamente elimina la distinción entre la generación de conocimiento y su aplicación. También valoriza el conocimiento local empírico de los agricultores, el compartir este conocimiento y su aplicación al objetivo común de sostenibilidad. Los métodos y principios ecológicos constituyen las bases de la agroecología. Estos son esenciales para determinar: (1) Si una practica agrícola particular, un insumo o decisión de manejo es sostenible, y (2) la base ecológica para decidir la estrategia de manejo y su impacto a largo plazo. Conociendo lo anterior, se pueden desarrollar practicas que reduzcan la compra de insumos externos, que disminuyan los impactos de esos insumos cuando se deban usar, y permite establecer bases para diseñar sistemas que ayuden a los agricultores a mantener sus granjas y sus comunidades. Aún cuando el enfoque agroecológico comienza prestando atención a un componente particular de un agroecosistemas y su posible alternativa de manejo, durante el proceso establece las bases para muchas otras cosas. Aplicando el enfoque en forma más amplia, nos permite examinar el desarrollo histórico de las actividades agrícolas en una región y determinar las bases ecológicas para seleccionar prácticas más sostenibles para esa zona. También nos puede ayudar a encontrar las causas de los problemas que han emergido como resultado de prácticas insostenibles. Todavía más, el enfoque agroecológico nos ayuda a explorar las bases teóricas para desarrollar modelos que pueden facilitar el diseño, las pruebas y la evaluación de agroecosistemas sostenibles. Finalmente, el conocimiento ecológico de la sostenibilidad de agroecosistemas, debe reestructurar el enfoque actual de la agricultura con el objetivo de que la humanidad disponga de sistemas sostenibles de producción de alimentos. Contenido: Importancia de los sistemas sostenibles para la producción de alimentos. Problemas de la agricultura moderna. Como operacionalizar la agricultura sostenible. Economía ecológica y ecología política. Competencia: Analiza la agricultura actual en Nicaragua, los factores socio- económicos y el papel de la agroecología en el desarrollo de agroecosistemas sostenibles Importancia de los sistemas sostenibles para la producción de alimentos.
  • 9. El aumento de la población mundial significa que la tierra cultivable por habitante disminuye constantemente. La presión mayor se ejerce en el Cercano Oriente y en África, regiones en que las densidades de población han aumentado en el 73 y el 66 por ciento respectivamente en un período de 20 años. Estas regiones tienen además pocas posibilidades de elevar su producción, por la limitación de sus tierras cultivables y la debilidad de su infraestructura. Una cuestión capital en el futuro suministro de alimentos será el uso de los escasos recursos de tierra y agua. Una conclusión inevitable es que hay que seguir intensificando la producción de alimentos. Los progresos de la ciencia y la tecnología han hecho esto posible en el pasado, y hay muchas razones para esperar que así seguirá siendo en el futuro. Sin embargo, aun en zonas bien dotadas, el impacto ambiental que los sistemas naturales y humanos pueden tolerar tiene sus límites, si la ciencia agrícola no tiene en cuenta esos factores. La escasez de alimentos y la subnutrición fueron grandes problemas que condujeron no sólo al establecimiento de la FAO, sino también a una amplia cooperación internacional en los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial. En el decenio de 1950 se aceptaba como principio fundamental que el alimento debía producirse en las regiones de consumo. Se consideró que los países en desarrollo estaban especialmente necesitados, y se creyó que las inversiones en tecnologías agrícolas modernas con sus correspondientes infraestructuras impulsarían el desarrollo y unos constantes suministros de alimentos. Gradualmente, se impusieron las preocupaciones ecológicas, a medida que el público y las autoridades adquirían conciencia de los graves costos económicos y humanos de la contaminación y la degradación de recursos. Durante la segunda mitad del siglo XX, la agricultura ha sido muy exitosa en la provisión de alimento a la creciente población humana. En los cultivos básicos como trigo y arroz se han incrementado significativamente los rendimientos, los precios se han reducido, la producción de alimentos generalmente ha excedido el crecimiento de la población, y la hambruna cr6nica ha disminuido. Este auge en la producción de alimento se debe principalmente, a los avances científicos, e innovaciones tecnológicas que incluyen el desarrollo de nuevas variedades de plantas, uso de fertilizantes y plaguicidas y el crecimiento de la infraestructura de riego. A pesar de su éxito, nuestros sistemas de producción de alimentos se encuentran en el proceso de erosionar las bases fundamentales que los sostienen. Paradójicamente, las innovaciones tecnológicas, las prácticas, y las políticas que explican el incremento en la productividad, también están erosionando las bases de esa productividad. Por un lado han abusado y degradando los recursos
  • 10. naturales de los que depende la agricultura: suelo, agua, y diversidad génica. Por otro lado han creado una dependencia en el uso de recursos no renovables como el petróleo y también están fomentando un sistema que elimina la responsabilidad de los agricultores y trabajadores del campo del proceso de producir alimentos. En pocas palabras, la agricultura moderna es insostenible, a largo plazo no tiene el potencial para producir suficiente alimento como demanda la población debida, precisamente, a que esta erosionando las condiciones que la hacen posible. Problemas de la agricultura moderna Practicas de agricultura convencional La agricultura convencional se basa en dos objetivos: la maximización de la producci6n y de las ganancias. Para alcanzar estos objetivos se han desarrollado prácticas que no consideran las poco entendidas consecuencias a largo plazo ni la dinámica ecológica de los agroecosistemas. Las seis prácticas básicas que constituyen la columna vertebral de la agricultura moderna son: labranza intensiva, monocultivo, irrigación, aplicación de fertilizantes inorgánicos, control químico de plagas y manipulación genética de los cultivos. Cada una de ellas es usada por su contribución individual a la productividad, pero como un conjunto de prácticas forman un sistema en el cual cada una depende de la otra reforzando la necesidad, e usar todas las prácticas. Las prácticas antes mencionadas también forman parte de una estructura que tiene su propia lógica. La producción de alimentos se lleva a cabo como un proceso industrial en el que las plantas asumen el papel de minifabricas, su producto se maximiza por el uso de insumos, la eficiencia de la productividad se incrementa mediante la manipulación de sus genes y, el suelo se convierte simplemente en el medio en el cual las raíces crecen. Labranza Intensiva La agricultura convencional se ha basado desde hace mucho tiempo en la práctica de arar el suelo en forma total, profunda y regular. El propósito de este arado intenso es romper la estructura del suelo para permitir un mejor drenaje, un crecimiento más rápido de las raíces, aireación y mayor facilidad para sembrar. El arado se usa también para controlar arvenses y para incorporar al suelo residuos de cultivos. Con la practica típica, es decir cuando la labranza intensiva se combina con rotaciones cortas, el suelo es arado varias veces durante el año y en muchos casos esto deja al suelo sin cobertura vegetal por largos periodos. Para esto, frecuentemente se usa maquinaria pesada que realiza regularmente pasadas. Irónicamente, la labranza intensiva tiende a degradar la calidad del suelo en diferentes formas. La materia orgánica se reduce debido a la ausencia de
  • 11. Cobertura vegetal y el suelo se compacta por el paso frecuente de maquinaria pesada. La falta de materia orgánica reduce la fertilidad del suelo y degrada su estructura, incrementando su compactación. Esto implica adicionar nutrimentos y usar mas y mas maquinaria para romper la compactación. La labranza intensiva también incrementa significativamente la erosión del suelo debido al viento o al agua. Monocultivo Durante las últimas décadas, los agricultores han adoptado cada vez mas el monocultivo -siembra de un solo cultivo-, a menudo a gran escala. Ciertamente, el monocultivo permite un uso más eficiente de la maquinaria para preparar el suelo, sembrar, controlar arvenses y cosechar; también puede crear una economía de escala con respecto a la compra de semillas, fertilizantes y plaguicidas. El monocultivo es el tipo de producción natural de la agricultura con enfoque industrial, donde el trabajo manual se minimiza y se maximiza el uso de insumos con fuerte base tecnológica para incrementar la eficiencia y la productividad. En muchas partes del mundo el monocultivo de productos para exportación ha reemplazado a los sistemas tradicionales de policultivos de la agricultura de subsistencia. Las técnicas de monocultivo se combinan muy Bien con otras practicas de la agricultura moderna: el monocultivo tiende a favorecer la labranza intensiva, el control químico de plagas, la aplicación de fertilizantes inorgánicos, el riego y las variedades especializadas de cultivos. La relación del monocultivo con los plaguicidas sintéticos es particularmente fuerte; las grandes áreas de cultivo de una cola especie son mas susceptibles al ataque devastador de plagas y por tanto requieren la protección mediante plaguicidas. Aplicación de Fertilizantes Sintéticos Los incrementos espectaculares en el rendimiento de cultivos que se han observado en los últimos años se explican por el uso, amplio e intensivo, de fertilizantes químicos sintéticos. En los Estados Unidos, la cantidad de fertilizante aplicado a los cultivos cada año se incremento rápidamente después de la Segunda Guerra Mundial, pasando de 9 millones de toneladas en 1940 a más de 47 millones de toneladas en 1980. A nivel mundial, el uso de fertilizantes se incrementó 10 veces entre 1950 y 1992. Los fertilizantes se producen en cantidades enormes a un costo relativamente bajo, usando petróleo y depósitos minerales; pueden ser aplicados en forma fácil y uniforme, satisfaciendo los requerimientos nutricionales esenciales de las plantas. Debido a que estos productos satisfacen los requerimientos de las plantas a corto plazo, los agricultores no prestan atención a la fertilidad del suelo a largo plazo e ignoran los procesos que lo mantienen. Los componentes minerales de los fertilizantes sintéticos son fácilmente lixiviados. En sistemas con riego, la lixiviación puede ser particularmente seria.
  • 12. Una gran cantidad del fertilizante aplicado termina en ríos, lagos y otros acuíferos, donde pueden causar eutrofización; los fertilizantes también pueden lixiviarse hacia los mantos acuíferos de donde se extrae agua potable, con la consecuente amenaza para la salud humana. Adicionalmente, el precio de los fertilizantes es variable; los agricultores no tienen control sobre su costo ya que depende de las variaciones del precio del petróleo. Irrigación El agua es un factor limitante para la producción de alimentos en muchas partes del mundo. El riego de cultivos con agua del subsuelo, reservas y ríos con cauces modificados, ha sido importante para incrementarla producción y la cantidad de tierra destinada a la agricultura. Se estima que solamente el 16% de la superficie agrícola mundial posee riego; sin embargo, produce el 40% de los alimentos (Serageldin 1995). Desafortunadamente, la agricultura con riego consume tal cantidad de agua que en aquellas áreas donde existe irrigaci6n se ha notado un efecto negativo significativo en la hidrología regional. Uno de los problemas es que el agua del subsuelo se usa a una mayor velocidad que el de su recarga pluvial. Este consumo excesivo puede ocasionar problemas geológicos y en áreas cercanas al mar puede inducir la intrusión salina. Por tanto, usar agua del subsuelo significa tomar el agua de las futuras generaciones. En lugares donde el agua de riego proviene de ríos, la agricultura compite con las necesidades de las áreas urbanas y con las de otras especies que dependen de ella para su existencia. En sitios donde se han construido represas para almacenar agua, usualmente se causan efectos ecológicos dramáticos en las zonas rio abajo. El riego también tiene otro tipo de impacto: incrementa la posibilidad de lixiviación de minerales provenientes de los fertilizantes usados, llevándolos desde los campos de cultivo hasta los arroyos y ríos: también puede incrementar significativamente el grado de erosión del suelo. Control Químico de Plagas y Arvenses Después de la Segunda Guerra Mundial, los plaguicidas sintéticos fueron la novedad científica, ampliamente usados en la guerra del ser humano contra las plagas y enfermedades que lo afectaban. Estos agentes químicos tenían como atractivo ofrecer a los agricultores una solución definitiva contra las plagas que afectaban sus cultivos y, por ende, a sus ganancias. Sin embargo, esta promesa ha demostrado ser falsa. Los plaguicidas pueden bajar dramáticamente las poblaciones de plagas a corto plazo, pero debido a que también eliminan a sus enemigos naturales, las plagas rápidamente incrementan sus poblaciones a niveles incluso mayores a los que tenía antes de aplicar estos químicos. Así, el agricultor se
  • 13. ve forzado a usar más y más productos químicos. Esta dependencia a los plaguicidas puede considerarse como una "adicción". Al ser expuestas continuamente a plaguicidas las poblaciones de plagas quedan sujetas a una selección natural intensiva que resulta en resistencia a los plaguicidas. Cuando la resistencia se incrementa los agricultores se yen obligados a usar cantidades mayores de plaguicidas u otros productos químicos que eventualmente promoverán mayor resistencia por parte de las plagas. A pesar que el problema de dependencia a plaguicidas es ampliamente reconocido, muchos agricultores especialmente en países en desarrollo, no usan otras opciones. La venta de plaguicidas ha ido en constante aumento, en 1994 se inform6 un record de 25 mil millones de dólares. Irónicamente, las pérdidas de cosechas causadas por plagas se han mantenido constante a pesar del incremento en el uso de plaguicidas (Pimentel et al. 1991). Además de los altos costos por el uso de plaguicidas (incluyendo insecticidas, fungicidas y herbicidas), también hay que tomar en cuenta los efectos negativos que ocasionan al ambiente y a la salud humana. Al aplicarse a los campos de cultivo, los plaguicidas pueden ser lavados o lixiviados hacia corrientes de agua superficiales o subterráneos donde se incorporan a la cadena alimenticia, afectando poblaciones de animales en cada nivel trófico y persistiendo hasta por decenios. Manipulación del Genoma Vegetal Por milenios, la humanidad ha escogido cultivos por sus características especiales así como la manipulación de especies vegetales fue una de las bases de la agricultura. Así dio inicio la agricultura. Sin embargo, en décadas recientes los avances tecnológicos han producido una revolución en la forma en que se pueden manipular los genes de las plantas. Primero se desarrollaron técnicas de cruzamiento que dieron origen a semillas híbridas, las cuales combinan características deseadas de dos o más variedades de la misma especie. Las variedades híbridas son más productivas que sus variedades similares no hibridas, siendo así uno de los factores principales que explican el incremento en la producci6n de alimentos durante la llamada "revolución verde". Sin embargo, las variedades híbridas a menudo requieren condiciones óptimas para alcanzar todo su potencial, esto implica la aplicación intensiva de fertilizantes inorgánicos y de plaguicidas ya que no cuentan con la resistencia natural de sus antecesores. Adicionalmente, las plantas hibridas no pueden producir semillas con el mismo genoma que sus progenitores lo cual hace a los agricultores dependientes de los productores comerciales de semillas. Los recientes descubrimientos en ingeniería genética han permitido la creación de variedades con información genética proveniente de diferentes organismos, modificando sustancialmente el genoma original. Las variedades así formadas todavía no son usadas ampliamente en agricultura, pero no hay duda que lo serán si los criterios de decisión son solamente el rendimiento y las ganancias.
  • 14. PORQUE LA AGRICULTURA CONVENCIONAL NO Es SOSTENIBLE Todas las prácticas de manejo usadas en la agricultura convencional tienden a favorecer la alta productividad a corto plazo, comprometiendo así la productividad de los cultivos en el futuro. En consecuencia, cada vez es más evidente que las condiciones necesarias para sostener la productividad se están erosionando. Por ejemplo, en el decenio pasado todos los países que adoptaron las prácticas de la "revolución verde" han experimentado una reducción en el crecimiento anual de su sector agrícola. Por otra parte, en muchas áreas donde en los arios 60 se institucionalizo el use de practicas modernas (p.e. semillas mejoradas, el monocultivo y la aplicación de fertilizantes) para la producción de granos, se ha notado que los rendimientos no se han incrementado o que incluso han disminuido después de aumentos espectaculares en la producci6n. A nivel mundial, el rendimiento de la mayoría de cultivos se ha mantenido, las reservas de granos se están reduciendo y la producción de granos por persona ha decrecido desde los años 80 (Brow 1997). Los datos indican que después de una tendencia de incremento por muchos años, la producción agrícola per cápita se estanco en los años 90. Esta situación es el resultado de la reducción de la producción anual combinada con un crecimiento logarítmico de la población. Son muchas las formas en que la agricultura convencional perjudica la productividad futura. Los recursos agrícolas como el suelo, el agua y la diversidad genética han sido usados excesivamente y degradados, los procesos ecológicos globales sobre los que depende la agricultura han sido alterados y las condiciones sociales que permiten la conservación de los recursos han sido debilitadas y, en algunos casos, desmanteladas. Degradación del Suelo De acuerdo con un estudio de las Naciones Unidas, en 1991 el 38% del suelo cultivado a partir de la segunda Guerra Mundial había sido dañado debido a prácticas agrícolas (Oldeman et al. 1991). La degradaci6n del suelo involucra la salinización, la extracción excesiva de agua, la compactación, la contaminación por plaguicidas, reducción en la calidad de la estructura del suelo, pérdida de fertilidad y erosión. Aunque todas estas formas de degradación del suelo son problemas severos, la erosión es el problema mas extendido. En África, Sur y Norte América por ejemplo, la perdida de suelo debido a erosión eólica o hídrica es de 5- 10 t/ha/año, mientras que en Asia esto llega a 30 t/ha/ario. Si comparamos estos valores con la formaci6n de suelo que es aproximadamente de 1 t/ha/año, es obvio que en un corto tiempo se ha perdido un recurso que se llevo siglos en formarse.
  • 15. La relación causa-efecto entre la agricultura convencional y la erosión del suelo, es directa. La labranza intensiva combinada con el monocultivo y las rotaciones de cultivo cortas, hace que el suelo este expuesto al efecto erosivo del viento y la lluvia. El suelo que se pierde de esta manera es rico en materia orgánica, el componente de mayor valor. De manera similar, la irrigación es una causa directa de erosión hídrica en suelos agrícolas. Uso Excesivo y Perdida de Agua La cantidad de agua dulce utilizable es limitada y se esta convirtiendo en un recurso bastante escaso debido a la creciente demanda y competencia entre la industria, las crecientes ciudades y agricultura. Algunos países tienen muy poca agua para favorecer el crecimiento de su agricultura o industria. En muchos lugares la demanda de agua se satisface extrayendo de acuíferos subterráneos cantidades mayores que el de su reemplazo por lluvia; en otros lugares los ríos están siendo drenados causando un efecto negativo en los ecosistemas acuáticos y riparios y la vida silvestre dependiente de ellos. La agricultura utiliza aproximadamente dos terceras partes del agua disponible a nivel mundial, por tanto es una de las principales causas de la escasez del líquido vital. La agricultura utiliza mucha agua en parte porque el uso es ineficiente. Los cultivos aprovechan menos de la mitad del agua usada (Van Tuijl 1993), la mayor parte se evapora o drena fuera del campo de cultivo. Algunas de estas pérdidas son inevitables pero el gasto de este líquido seria menor si las prácticas agrícolas se orientaran más a la conservación del agua que a la maximización de la agricultura. Por ejemplo, se pueden usar técnicas de irrigación por goteo y en los casos en que los cultivos como el arroz que demandan enormes cantidades de agua, podrían ubicarse en lugares donde la precipitación pluvial es abundante. Al tener un impacto fuerte en la reserva de agua dulce, la agricultura convencional tiene un impacto en los patrones hídricos globales por la extracción de grandes cantidades de agua subterránea, la agricultura ha causado una transferencia masiva de los continentes a los océanos. Un estudio publicado en 1994 indica un volumen de intrusión anual de 190 mil millones de metros cúbicos de agua y ha elevado el nivel del mar en 1.1 cm (Sahagian et al. 1994). A nivel regional, donde la irrigaci6n es practicada a gran escala, La agricultura tiene impacto en la hidrología y microclima. Esto se debe a que el agua se transfiere de su lugar original a campos de cultivo y al suelo de estos provocando niveles mayores de evaporación y cambios en la humedad ambiental que pueden afectar los patrones de precipitación pluvial. Estos cambios tienen un impacto significativo en el ecosistema natural y en la vida silvestre. Contaminación del Ambiente La mayor contaminación del agua se debe a prácticas agrícolas por el uso de fertilizantes, plaguicidas, sales y otros agroquímicos.
  • 16. Los plaguicidas -aplicados con regularidad y en grandes cantidades, a menudo mediante avionetas fácilmente llegan mas allá de los limites del área de cultivo afectando a insectos benéficos y la vida silvestre y envenenando a los agricultores. Los plaguicidas que llegan hasta riachuelos, ríos, lagos y eventualmente el mar, pueden causar serios problemas a los ecosistemas acuáticos. También pueden afectar otros ecosistemas en forma indirecta, al convertirse un pez afectado por los plaguicidas en presa de un depredador, el plaguicida reduce la capacidad reproductiva del depredador impactando así al ecosistema. Aun cuando los plaguicidas persistentes como los organoclorados, como el DDT conocido por su capacidad de mantenerse en el ecosistema por muchos decenios están siendo usados cada vez menos en muchas partes del mundo, los plaguicidas que los sustituyen; menos persistentes en el ambiente son a menudo mas tóxicos. Los plaguicidas y otros agroquímicos también penetran hasta los acuíferos subterráneos donde contaminan las fuentes de agua potable. Dependencia de Insumos Externos La agricultura convencional ha logrado altos rendimientos debido al incremento en el uso de insumos agrícolas. Estos insumos incluyen tales como la irrigación fertilizantes y plaguicidas, la energía usada para fabricar esos materiales y el combustible necesario para operar la maquinaria agrícola y bombas de riego y la tecnología también es una forma de insumo que se manifiesta en semilla hibrida, nueva maquinaria y nuevos agroquímicos. Todos estos insumos son externos al sistema agrícola; su uso intensivo tiene impacto en las ganancias del agricultor, en el uso de recursos no renovables y en el control de la producción agrícola. El uso prolongado de las prácticas convencionales implica mayor dependencia hacia los insumos externos. En tanto la labranza intensiva y el monocultivo degradan el suelo, la fertilidad dependerá más y más de los insumos derivados del petróleo como el fertilizante Nitrogenado y otros nutrimentos. La agricultura no puede ser sostenible mientras dependa de insumos externos. En primer lugar, los recursos naturales los cuales provienen los insumos, son no renovables y de cantidades finitas. En segundo lugar, la dependencia a insumos externos hace que el agricultor, las regiones y todo el país sean vulnerables a la oferta de insumos, a las fluctuaciones de mercado y al incremento de los precios. Perdida de Diversidad Genética Durante la mayor parte de la historia de la agricultura, los humanos han incrementado la diversidad genética de los cultivos a nivel mundial. Hemos sido capaces de ello debido a dos factores; por un lado hemos seleccionado variedades con características especiales para cada lugar mediante el fitomejoramiento y por otro lado continuamente hemos intentado domesticar plantas silvestres, enriqueciendo así nuestro banco de germoplasma. En las últimas décadas, sin embargo, la diversidad genética de las plantas domesticadas se ha reducido.
  • 17. Muchas variedades se han extinguido y muchas otras están en vías de hacerlo. Al mismo tiempo, la base genética de la mayoría de los principales cultivos se ha estado uniformando. Por ejemplo, el 70% del cultivo de maíz a nivel mundial involucra solamente a seis variedades. La perdida de la diversidad genética se debe principalmente al énfasis de la agricultura convencional en la productividad a corto plazo, tanto de rendimiento como de ganancias. Cuando se desarrollan variedades altamente productivas, se tiende a adoptarlas y sustituir otras variedades así cuando estas posean otras características deseables. La homogeneidad genética de los cultivos es consecuente con la maximización del rendimiento ya que permite la estandarización de las prácticas de manejo. El problema consiste en que al incrementar la uniformidad genética del cultivo, este se vuelve vulnerable al ataque de plagas y enfermedades que adquieren resistencia tanto a los plaguicidas como a las defensas de las plantas. También el cultivo se hace más vulnerable a los cambios climáticos y a otros factores ambientales. El problema se vuelve mas grave cuando va acompañado de una disminución del banco genético de cada cultivo, cada vez hay menos fuentes de genes para incorporar resistencia o adaptaci6n a plagas o a cambios climáticos. La importancia de contar con una gran reserva genética se ilustra con el siguiente ejemplo. En 1968 una plaga atac6 el cultivo de sorgo en los Estados Unidos, causando un daño estimado de US$ 100 millones. El año siguiente se invirtieron US$ 50 millones en insecticidas para el control de esta plaga. La Ecología política: una visión crítica, global y transformadora. De la ciencia a la política Término usado en biología, la “ecología” es en su origen, una disciplina científica. Es la ciencia que estudia la relación triangular entre los individuos de una especie, la actividad organizada de esta especie, y su medio ambiente, que es a la vez condición y producto de esta actividad, condición de vida de esta especie. Sin embargo, los hombres – al contrario que el resto de las especies – son animales no sólo sociales sino también políticos. El paso de la ecología como ciencia a la ecología como pensamiento político introduce entonces la cuestión del sentido de lo que hacemos, lo cual implica una serie de interrogaciones: ¿en qué medida nuestra organización social, la manera en que producimos, en que consumimos modifican nuestro medio ambiente? Dicho de otra manera, ¿cómo pensar la combinación, la interpenetración de estos factores en su acción sobre el medio ambiente? ¿Favorecen o no a los individuos estas modificaciones? La ecología política nos dice cuáles son los efectos de nuestros comportamientos y prácticas, pero no es ella sino los hombres los que deben escoger el modo de desarrollo que desean, en función de la evolución de los
  • 18. valores en el debate público y democrático. Al tomar en serio los desequilibrios ecológicos generados por la actividad humana, la ecología política cuestiona la modernidad y desarrolla un análisis crítico del funcionamiento de nuestras sociedades industriales y de la cultura occidental, así como los valores y conceptos clave sobre los que descansa. Una visión crítica y global del mundo La ecología política entra entonces en el campo de la crítica y de la acción política y, al igual que otras ideologías – socialismo, comunismo, liberalismo, etc., propone una visión global de la sociedad, de su futuro, de las relaciones entre seres humanos, de las relaciones entre éstos y su entorno natural y de las actividades productivas humanas. La ecología política no es la parte medioambiental de un programa político, sino que afecta directamente al corazón de las sociedades humanas puesto que vincula la sostenibilidad ecológica con la justicia social, tanto a nivel local como mundial. No se puede hoy pensar un modelo de desarrollo que no tome en cuenta estas dos facetas. No se puede hablar de un desarrollo que no sea al mismo tiempo humano (justo) y sostenible. ¿Qué vale el bienestar de una sociedad y de sus miembros sin que ese mundo tenga viabilidad a largo plazo para las generaciones futuras? ¿Qué vale la sostenibilidad del mundo si mientras tanto las riquezas naturales y productivas se quedan en manos de unos/as cuantos/as? Por lo tanto, la ecología política propone un abanico completo de ideas y actuaciones, siempre tomando en cuenta las relaciones íntimas que unen los ecosistemas con las organizaciones sociales. En ningún momento puede considerarse que la ecología política es una “ideología parcial”, ni puede reducirse a otro pensamiento político (capitalista, comunista o social-demócrata – cada uno con sus numerosas variantes). Surge en un momento histórico preciso y viene dando respuestas a una determinada crisis social, ecológica y económica que los otros pensamientos mencionados no sólo no habían previsto sino incluso provocada. De hecho, la ecología política critica tanto a los movimientos de derechas como a los de viejas izquierdas por ser “desarrollistas” y “productivistas”, es decir, por ignorar las relaciones entre modelo de desarrollo, desequibrios ecológicos e injusticia social. Una visión transformadora La ecología política busca a la vez sostenibilidad y justicia y, por lo tanto, ataca a las propias bases de los sistemas socio-económicos productivistas actuales. Propone un cambio radical de rumbo lo que le confiere, a largo plazo, una dimensión profundamente transformadora y revolucionaria. Al mismo tiempo, no rechaza el reformismo del día a día ni la “política de los pequeños pasos”. Este camino, que hace una síntesis entre objetivos radicales a largo plazo y acciones
  • 19. reformistas a corto plazo, es conocido como “reformismo radical”. Para llevar a cabo este planteamiento, y por esencia, la ecología política escoge el camino del pacifismo y de la democracia que se define ante todo como participativa. Por último, la ecología política plantea la necesaria acción conjunta de los movimientos sociales y políticos, y promueve la acción tanto dentro como fuera de las instituciones, tomando en cuenta la fértil interacción continua de l a sociedad civil con lo político. Ambas, sociedad civil y política, son las dos caras de una misma moneda, o sea las dos piernas para caminar con equilibrio hacia el cambio. Economía ecológica La economía ecológica, es una corriente del pensamiento económico con importante influencia teórica en nuestros días. La principal característica es su carácter transdisciplinario, derivado de la necesidad de estudiar la relación entre los ecosistemas naturales y el sistema económico, lo que demanda la participación no sólo de economistas, sino también de cientistas naturales y otras disciplinas. De manera que, a diferencia de la teoría económica neoclásica-keynesiana, o su expresión en lo que se conoce como economía ambiental, que parte de su propio instrumental económico para analizar los problemas ambientales de origen antrópico, la teoría económica-ecológica pretende “abrirse” para incorporar otras disciplinas, lo que correspondería más fielmente con el carácter multidisciplinar que la problemática ambiental exige La teoría de la economía ecológica se consolida durante los años setenta y ochenta del siglo XX, y como respuesta a dos problemas. Por un lado, pretende ser una respuesta teórica a un problema real: el de la crisis ambiental que desde los años sesenta comienza a ser entendida como grave, y en gran parte resultado de las actividades humanas. Por otro, procura construir un marco teórico más amplio que el que la economía neoclásica-ambiental hegemónica tiene. En este último sentido, la economía ecológica se construye como crítica a la economía neoclásica-keynesiana ambiental. La crítica a la economía neoclásica-keynesiana ambiental La economía ecológica construye su teoría criticando a la teoría económica neoclásica- keynesiana. Dos son las críticas de carácter general y más profundo. La primera va dirigida al concepto de economía como un sistema cerrado. Efectivamente, para la economía neoclásica-keynesiana, la actividad económica constituye un sistema cerrado en sí mismo, tal cual el diagrama que sigue lo ilustra:
  • 20. Como puede verse en esta representación neoclásica del ciclo económico, las empresas producen bienes y servicios, que son comprados por las familias que, a su vez, ofrecen en el mercado capital, tierra y/o trabajo que es comprado por las empresas y, así, sucesivamente. El sistema es cerrado, lo cual significa que no se consideran entradas ni salidas del sistema. Cualquiera que preste atención podrá notar que no es posible un proceso económico sin la incorporación de materiales originados en la naturaleza y que estarían por fuera de ese diagrama, ni tampoco un proceso económico que no genere desechos. La economía ecológica propone un diseño diferente, como el siguiente Materia prima Residuos materiales Energía útil calor disipado
  • 21. Este esquema considera al sistema económico como abierto, ya que recibe de fuera tanto energía solar y formas derivadas, como materiales, y al mismo tiempo disipa calor y lanza desperdicios al medio ambiente. Con este complemento a economía ecológica estaría contemplando precisamente las principales causas humanas de la crisis ambiental, esto es, la depredación de la naturaleza a través de la utilización de recursos naturales a un ritmo no recuperable, o la degradación de la naturaleza, lanzando al medio contaminantes a un ritmo incapaz de ser reciclado por los ecosistemas. Pero, queda pendiente el problema de cómo incorporar al análisis económico elementos sin precio. Las bases teóricas de la economía ecológica El primer “enunciado” de la economía ecológica se deriva de concebir a la economía como un proceso abierto dentro de un sistema mayor, el ecosistema Tierra. Eso significa que la economía no debe ser analizada en sí misma, sino en su interrelación con los ciclos biogeoquímicos. Si adoptamos esta perspectiva, los ecosistemas no son sólo una fuente de recursos para la actividad económica, sino que, además, cumplen una amplia gama de funciones para el ser humano como ser biológico y para las actividades que la sociedad humana desempeña. Un segundo “enunciado” tiene que ver con el carácter no renovable de varios recursos naturales y funciones ecosistémicas. La economía ecológica sostiene que el ecosistema Tierra es cerrado en materiales, aunque abierto en energía solar. Esto significa que la economía no puede crecer ilimitadamente, como la economía neoclásica-keynesiana lo propone. El crecimiento estará, tarde o temprano, frenado por razones físicas, antes que económicas. En cada rama de la actividad económica, el ser humano se depara con materiales no renovables, o con la capacidad de soporte de ciertos ciclos físico-químicos que no puede ignorar. De allí la necesidad de políticas económicas que orienten hacia la utilización más eficiente de los recursos, la sustitución de recursos no renovables por renovables, y la reducción de los contaminantes que alteran los ciclos biogeoquímicos. Por el contrario, y partiendo del criterio de la convertibilidad entre materia y precio, la economía neoclásica-keynesiana supone la posibilidad de un crecimiento económico ilimitado. Mientras para la crítica marxista a la economía ortodoxa, el límite al crecimiento estaría dado por las contradicciones de clase, internas a la propia sociedad humana, la economía ecológica descubre una nueva barrera, ya no interna a la sociedad humana, sino externa: los límites físicos naturales.