Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Fernando Savater: El valor de educar

12.423 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Fernando Savater: El valor de educar

  1. 1. Este libro supone una reflexión de la educación desde el optimismo, a través delos diferentes capítulos: el aprendizaje humano, los contenidos de la enseñanza, eleclipse de la familia, la disciplina de la libertad, hacia una humanidad sin humanidadesy educar es universalizar. Para hacer el trabajo de este libro he seleccionado algunasfrases que me han llamado la atención y he hecho mi propia reflexión al respecto.Antes de dar paso a la reflexión he de decir que este libro me ha resultado muyinspirador, invita a la reflexión y destaco la carta que escribe a la ministra evidenciandola necesidad de un cambio del sistema educativo“La verdadera educación no sólo consiste en enseñar a pensar sino también enaprender a pensar sobre lo que se piensa” “Lo importante es enseñar a aprender. Elarte de enseñar a aprender consiste en formar fábricas y no almacenes”. Ambas frases hablan sobre el aprendizaje humano y el meta-conocimiento.Esto me remite directamente a la competencia de aprender a aprender. Hoy en díaaspiramos a una educación más completa y además queremos que los alumnos seancapaces de aprender a lo largo de toda la vida. Por ello buscamos una educación quehaga libre a los individuos para poder evolucionar de forma independiente, es decir, laeducación pretende no dar soluciones, sino herramientas para llegar a ellas.“Cada vez con mayor frecuencia, los padres y otros familiares a cargo de los niñossienten desánimo o desconcierto ante la tarea de formar las pautas mínimas de suconciencia social y las abandonan a los maestros, mostrando luego tanta mayor
  2. 2. irritación ante los fallos de éstos cuanto que no dejan de sentirse oscuramenteculpables por la obligación que rehúyen”. La coordinación entre familias y el centro educativo es un factor fundamentalpara lograr la calidad educativa. Pero esta coordinación también es necesaria paralograr ciudadanos cívicos, comprometidos con las normas y reglas sociales eimplicados en su comunidad. Es decir, es algo más profundo que alcanzar loscontenidos escolares, es partir de un proyecto educativo que también sea un proyectosocial y de esta manera realmente la educación realmente será un valor añadido parala sociedad, para que pueda avanzar y desarrollarse. Se dice que actualmente vivimosuna crisis de económica, pero también una crisis de valores, en cierto sentido nos hacegado el nuevo capitalismo y hemos perdido de vista los valores fundamentales,menos atrayentes a primera vista, pero más verdaderos. Todos los centros educativosy los maestros son conscientes de que con esta coordinación entre el espacioeducativo escolar y el familiar se avanzaría mucho más. El problema es que muchasfamilias no sienten esta necesidad, bien porque no creen que sea su labor, o bienporque no saben cómo hacerlo. Sería muy interesante que los centros educativosofrecieran de forma más normalizada escuelas de padres, donde se sensibilizara sobreesta necesidad, se dieran pautas y se canalizaran las buenas intenciones que muchasfamilias tienen, aunque a veces se ven faltos de herramientas para llevarlas a cabo.Fernando Savater también hace referencia a la falta de empatía que algunas familiasmuestran a los maestros, a través de estas escuelas de padres también podríatrabajarse este tipo de actitudes y cambiar la mentalidad para trabajar en la mismadirección, y no en direcciones opuestas. Aunque también es justo decir que la mayoríade las familias son agradecidas y respetosas con el trabajo de los maestros.“En demasiadas ocasiones, los padres no educan para ayudar a crecer al hijo sinopara satisfacerse modelándolo a la imagen y semejanza de lo que ellos quisieranhaber sido, compensando así carencias y frustraciones propias”. Actualmente vivimos una corriente de descubrir talentos, esta corriente tratade encontrar aquella cualidad de cada individuo que le hace único y diferente a losdemás. Una vez descubierta ha de desarrollarse y potenciarse. Esta corriente sería el
  3. 3. antídoto perfecto para esta forma equívoca que la frase transmite sobre la educaciónde los hijos. No tratar que tu hijo sea lo que tu deseas, sino descubrirle a él como unapersona única y diferente a las demás y a través de las experiencias descubrir cuálesson sus intereses, y habilidades y de esta manera ayudarle a desarrollarse comopersona y potenciarle sus puntos fuertes.Otro antídoto contra esta tipo de pensamiento es fomentar el desarrollo integral denuestros alumnos, tal y como recoge la L.O.E. Puede decirse que una persona que sedesarrolla de forma integral, valorando de forma equitativa los distintos aspectos de larealidad: social, afectivo, cognitivo, motor…será una persona equilibrada, libre de esascarencias y frustraciones, y de esta manera cuando forme una familia igualmentetratará de educar a su hijo/a en el equilibrio, evitando prácticas dañinas.“No es que los pequeños no deseen saber; pero su curiosidad es mucho másinmediata y menos metódica que lo exigido para aprender”. Esta frase refleja el cambio que de forma inminente necesita la educación. Lateoría sobre psicología del aprendizaje a avanzado mucho, ya sabemos muchas teoríassobre los principios psicopedagógicos y que es lo más conveniente para aprender. Sinembargo nuestro sistema educativo sigue anclado en un tipo de escuela tradicionalque no da respuesta a las necesidades reales de los alumnos. Tenemos que acercar lasescuelas a la vida real.“Poco importa lo que se enseñe, con tal de que se despierten la curiosidad y el gustode aprender”. “Hay que ser capaz de ponerse en el lugar de los que estánapasionados por cualquier cosa menos por la materia cuyo estudio va a iniciarse”. Esta frase refleja un detalle muy importante, en el cole y en la familia, loimportante no son solo los contenidos, sino las capacidades y las competencias.Favorecer la autonomía, el aprender a aprender, la iniciativa, acercarnos a susintereses para llevarles a nuestro terreno, pero siempre partiendo de los alumnos,como centro de nuestra intervención educativa.“La diversidad cultural es el modo propio de expresarse la común raíz humana, suriqueza y generosidad”. –
  4. 4. Esta frase la he elegido porque la considero muy importante el momento en elque vivimos. Vivimos en un mundo globalizado, en constante movimiento y por ellohemos de adaptarnos a la realidad de nuestras aulas, que es diversa. Diversa en cuantoa estilos de aprendizaje, ritmos de aprendizaje, formas de entender y vivir la vida,nacionalidades, idiomas…Esto ha de condicionar desde como planteamos nuestraprogramación: ha de ser abierta y flexible para que todos se vean reflejados, y tambiénen las actitudes y modelos que transmitimos a los alumnos, si nosotros vemos ladiversidad como riqueza, los alumnos así lo entenderán también.

×