SlideShare una empresa de Scribd logo

Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana

Patty G.
Patty G.
Patty G.Radiologic Technologist

La naturaleza humana - Pretaca

Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana

1 de 24
Descargar para leer sin conexión
Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana
Francisco Petrarca se le ha llamado
el “padre del humanismo” y “el
primer moderno”. No sólo fue un
simple admirador de la literatura de
la Antigüedad, sino también un
iniciador de la redención crítica y la
corrección de los antiguos textos.
Fue amigo y consejero político de
papas y príncipes, reformador de la
enseñanza e ídolo popular.
Dice en su autobiográfica Carta a la
posteridad: “Aunque puede haber
sido arrebatado por el fuego de la
juventud, o por mi ardiente carácter,
aborrecí siempre estos pecados
desde el fondo de mi alma”
Era ortodoxo en sus creencias y nunca dejó de sentirse
influido por el ideal de la cristiandad monástica; se veía
atraído por los valores de la naturaleza, la vida y la
sociedad.
Petrarca fue un humanista en el más amplio sentido de
la palabra, tanto en su significado técnico o profesional,
como en su acepción moral. Su sensibilidad para el gozo
de la vida, con su respeto subyacente por los impulsos
naturales, derivaba de su propia naturaleza y del estudio
que hizo de los literatos de la Antigüedad.
Petrarca fue audazmente independiente. Atacaba a la
astrología y luchaba contra la superstición y, sin
embargo; era insensible ante el valor y la importancia
cada vez más grande de la ciencia natural.
La lectura trata de una carta que Petrarca le hace a
Dionisio da Borgo San Sepolcro, que le narra cómo es
que ascendió al monte Ventoux.
Él buscaba compañía para ascender, en la carta
menciona que siempre estuvo revisando todos los puntos
a favor y en contra de cada uno de los compañeros y
amigos que tenía pero que ninguno de ellos lograba ser
el ideal para emprender dicha aventura; terminó llendo
con su hermano que siempre esta con él y ya se saben sus
ventajas y desventajas.
Narra como es que, aunque tenía muchos deseos de subir
la montaña el siempre se iba por el camino más fácil (a
diferencia de su hermano que se iba por el más
complicado) para evitar la fatiga, cosa que a final de
cuentas resultó peor de lo que esperaba, por tratar de
evitarse fatiga; salía lo contrario y repitió muchas veces
ese mismo error.
Después de ello tomó un descanso y hecho a volar su
imaginación y luego le empezó a leer las confesiones a su
hermano y al ver que su hermano estaba interesado en su
lectura, él nuevamente se inundó en sus pensamientos y
se dio cuenta de lo que estaba admirando arriba del
monte Ventoux, que no se volvería a repetir y que
realmente valía la pena todo el esfuerzo realizado hasta
ese momento.
XII y XIII fue una resurrección espiritual mucho mas
inequívoca , si bien las fuerzas operantes de la Edad
Media, que en el siglo XVI se revelaron como
destructoras del viejo orden, no produjeron una
revolución fundamental en las formas del pensamiento
humano.
Llamamos Renacimiento a la época que se caracteriza
por la creciente prevalencia de actitudes e intereses que
hasta entonces había desempeñado un papel secundario
en la vida de Europa occidental.
Publicidad

Recomendados

La filosofía griega
La filosofía griegaLa filosofía griega
La filosofía griegaPatty G.
 
San AgustíN
San AgustíNSan AgustíN
San AgustíNANIBAL13
 
Deberes renacimiento
Deberes renacimientoDeberes renacimiento
Deberes renacimientoKata Nuñez
 
Aportaciones del cristianismo y la edad media a la filosofía
Aportaciones del cristianismo y la edad media a la filosofíaAportaciones del cristianismo y la edad media a la filosofía
Aportaciones del cristianismo y la edad media a la filosofíaUNADM
 
Agustín de Hipona
Agustín de HiponaAgustín de Hipona
Agustín de Hiponajdomachfer
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Edad Media - Humanismo y Reforma
Edad Media - Humanismo y ReformaEdad Media - Humanismo y Reforma
Edad Media - Humanismo y ReformaSolange Noguera
 
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.Ailen018
 
Leidy lorena perdomo
Leidy lorena perdomoLeidy lorena perdomo
Leidy lorena perdomoPERDOMO96
 
Filosofia en la edad media
Filosofia en la edad mediaFilosofia en la edad media
Filosofia en la edad mediafilosofia5to
 
La Filosofía Medieval árabe y Judía
La Filosofía Medieval árabe y JudíaLa Filosofía Medieval árabe y Judía
La Filosofía Medieval árabe y Judíaminervagigia
 
El caso lutero delemau
El caso lutero delemauEl caso lutero delemau
El caso lutero delemauDiego Zamora
 
Patricio carvaja aspecto politIco de calvino
Patricio carvaja aspecto politIco de calvinoPatricio carvaja aspecto politIco de calvino
Patricio carvaja aspecto politIco de calvinoDiego Zamora
 
Filosofia renacentista
Filosofia renacentistaFilosofia renacentista
Filosofia renacentistamonaclaro
 
presentación filosofía escolástica
presentación filosofía escolásticapresentación filosofía escolástica
presentación filosofía escolásticadanielagomez1993
 
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos Lutero
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos LuteroC:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos Lutero
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos LuteroANA HENRIQUEZ ORREGO
 

La actualidad más candente (20)

Edad Media - Humanismo y Reforma
Edad Media - Humanismo y ReformaEdad Media - Humanismo y Reforma
Edad Media - Humanismo y Reforma
 
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.
El Pueblo Hebreo, El Cristianismo, Los Derechos Humanos entre otros.
 
Leidy lorena perdomo
Leidy lorena perdomoLeidy lorena perdomo
Leidy lorena perdomo
 
patrologia-tema22
patrologia-tema22patrologia-tema22
patrologia-tema22
 
Linea de tiempo
Linea de tiempo Linea de tiempo
Linea de tiempo
 
Razón y Fe de San Agustín al Medievo
Razón y Fe de San Agustín al MedievoRazón y Fe de San Agustín al Medievo
Razón y Fe de San Agustín al Medievo
 
Filosofia en la edad media
Filosofia en la edad mediaFilosofia en la edad media
Filosofia en la edad media
 
La Filosofía Medieval árabe y Judía
La Filosofía Medieval árabe y JudíaLa Filosofía Medieval árabe y Judía
La Filosofía Medieval árabe y Judía
 
Filosofia medieval 10º
Filosofia medieval 10ºFilosofia medieval 10º
Filosofia medieval 10º
 
Linea de tiempo
Linea de tiempoLinea de tiempo
Linea de tiempo
 
El caso lutero delemau
El caso lutero delemauEl caso lutero delemau
El caso lutero delemau
 
Linea de tiempo.
Linea de tiempo.Linea de tiempo.
Linea de tiempo.
 
La filosofía cristiana
La filosofía cristianaLa filosofía cristiana
La filosofía cristiana
 
Patricio carvaja aspecto politIco de calvino
Patricio carvaja aspecto politIco de calvinoPatricio carvaja aspecto politIco de calvino
Patricio carvaja aspecto politIco de calvino
 
filosofos medievales
filosofos medievalesfilosofos medievales
filosofos medievales
 
Filosofia renacentista
Filosofia renacentistaFilosofia renacentista
Filosofia renacentista
 
Edad Media
Edad MediaEdad Media
Edad Media
 
presentación filosofía escolástica
presentación filosofía escolásticapresentación filosofía escolástica
presentación filosofía escolástica
 
Filosofia medieval3
Filosofia medieval3Filosofia medieval3
Filosofia medieval3
 
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos Lutero
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos LuteroC:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos Lutero
C:\Fakepath\Delemeau, La Reforma, Textos Lutero
 

Destacado

Filosofia renacentista
Filosofia renacentistaFilosofia renacentista
Filosofia renacentistaYara Lp Alfaro
 
PERSONAJES DEL RENACIMIENTO
PERSONAJES DEL RENACIMIENTOPERSONAJES DEL RENACIMIENTO
PERSONAJES DEL RENACIMIENTOrenacereuropeo
 
El renacimiento y el humanismo
El renacimiento y el humanismoEl renacimiento y el humanismo
El renacimiento y el humanismoalciramenjivar
 
5 Personajes Científicos del Renacimiento Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...
5 Personajes Científicos del Renacimiento   Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...5 Personajes Científicos del Renacimiento   Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...
5 Personajes Científicos del Renacimiento Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...Fabiola Aranda
 
La relacion Enfermera Paciente-Lic Rifo
La relacion Enfermera Paciente-Lic RifoLa relacion Enfermera Paciente-Lic Rifo
La relacion Enfermera Paciente-Lic RifoClinica de imagenes
 
Actividad de metacognicion etapa 3
Actividad de metacognicion etapa 3Actividad de metacognicion etapa 3
Actividad de metacognicion etapa 3Arleethz Sinthia
 
Filosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientoFilosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientorafael felix
 
Grecia y roma herencia clasica ii
Grecia y roma herencia clasica iiGrecia y roma herencia clasica ii
Grecia y roma herencia clasica iiramoncortes
 
comunicacion y relacion enfermera- paciente
comunicacion y relacion enfermera- pacientecomunicacion y relacion enfermera- paciente
comunicacion y relacion enfermera- pacienteChechu Cooks
 
Power point renacimiento
Power point renacimientoPower point renacimiento
Power point renacimientoNuri Cruz
 

Destacado (16)

Filosofos del renacimiento
Filosofos del renacimientoFilosofos del renacimiento
Filosofos del renacimiento
 
Actividad integradora 2
Actividad integradora 2Actividad integradora 2
Actividad integradora 2
 
Filosofia renacentista
Filosofia renacentistaFilosofia renacentista
Filosofia renacentista
 
PERSONAJES DEL RENACIMIENTO
PERSONAJES DEL RENACIMIENTOPERSONAJES DEL RENACIMIENTO
PERSONAJES DEL RENACIMIENTO
 
El renacimiento y el humanismo
El renacimiento y el humanismoEl renacimiento y el humanismo
El renacimiento y el humanismo
 
5 Personajes Científicos del Renacimiento Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...
5 Personajes Científicos del Renacimiento   Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...5 Personajes Científicos del Renacimiento   Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...
5 Personajes Científicos del Renacimiento Oscar Alvarez Paulina Colomo y Ca...
 
La relacion Enfermera Paciente-Lic Rifo
La relacion Enfermera Paciente-Lic RifoLa relacion Enfermera Paciente-Lic Rifo
La relacion Enfermera Paciente-Lic Rifo
 
Actividad de metacognicion etapa 3
Actividad de metacognicion etapa 3Actividad de metacognicion etapa 3
Actividad de metacognicion etapa 3
 
Filosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientoFilosofia del renacimiento
Filosofia del renacimiento
 
Grecia y roma herencia clasica ii
Grecia y roma herencia clasica iiGrecia y roma herencia clasica ii
Grecia y roma herencia clasica ii
 
Edad Media: humanismo
Edad Media: humanismoEdad Media: humanismo
Edad Media: humanismo
 
Renacimiento y humanismo
Renacimiento y humanismoRenacimiento y humanismo
Renacimiento y humanismo
 
Humanismo y Renacimiento
Humanismo  y  RenacimientoHumanismo  y  Renacimiento
Humanismo y Renacimiento
 
comunicacion y relacion enfermera- paciente
comunicacion y relacion enfermera- pacientecomunicacion y relacion enfermera- paciente
comunicacion y relacion enfermera- paciente
 
Power point renacimiento
Power point renacimientoPower point renacimiento
Power point renacimiento
 
El Renacimiento
El RenacimientoEl Renacimiento
El Renacimiento
 

Similar a Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana

Similar a Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana (20)

RENACIMIENTO, NEOCLASICISMO, ROMANTICISMO.
RENACIMIENTO, NEOCLASICISMO, ROMANTICISMO.RENACIMIENTO, NEOCLASICISMO, ROMANTICISMO.
RENACIMIENTO, NEOCLASICISMO, ROMANTICISMO.
 
Humanismo
HumanismoHumanismo
Humanismo
 
Renacimiento 1
Renacimiento  1Renacimiento  1
Renacimiento 1
 
Pedrodevalencia
PedrodevalenciaPedrodevalencia
Pedrodevalencia
 
El Renacimiento en la literatura castellana
El Renacimiento en la literatura castellanaEl Renacimiento en la literatura castellana
El Renacimiento en la literatura castellana
 
Renacimiento 1 lírica
Renacimiento 1 líricaRenacimiento 1 lírica
Renacimiento 1 lírica
 
Literatura universal
Literatura universalLiteratura universal
Literatura universal
 
Literatura universal
Literatura universalLiteratura universal
Literatura universal
 
Filosofía Renacentista,Humanismo,Autores
Filosofía Renacentista,Humanismo,AutoresFilosofía Renacentista,Humanismo,Autores
Filosofía Renacentista,Humanismo,Autores
 
La posada del silencio nº 63, curso v
La posada del silencio nº 63, curso vLa posada del silencio nº 63, curso v
La posada del silencio nº 63, curso v
 
Generalidades renacimiento
Generalidades renacimientoGeneralidades renacimiento
Generalidades renacimiento
 
Renacimiento
RenacimientoRenacimiento
Renacimiento
 
El ciclo se mueve
El ciclo se mueveEl ciclo se mueve
El ciclo se mueve
 
Humanismo
HumanismoHumanismo
Humanismo
 
Humanismo
HumanismoHumanismo
Humanismo
 
El Humanismo
El HumanismoEl Humanismo
El Humanismo
 
El humanismo
El humanismoEl humanismo
El humanismo
 
El humanismo
El humanismoEl humanismo
El humanismo
 
Power point renacimiento
Power point renacimientoPower point renacimiento
Power point renacimiento
 
San agustin vida
San agustin vidaSan agustin vida
San agustin vida
 

Más de Patty G.

Fisica medica
Fisica medicaFisica medica
Fisica medicaPatty G.
 
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICA
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICACONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICA
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICAPatty G.
 
Iniciación a la filosofía
Iniciación a la filosofíaIniciación a la filosofía
Iniciación a la filosofíaPatty G.
 
Fraude cibernético
Fraude cibernéticoFraude cibernético
Fraude cibernéticoPatty G.
 
Producción de los rayos x
Producción de los rayos xProducción de los rayos x
Producción de los rayos xPatty G.
 
Capitulo XI - Rayos x
Capitulo XI - Rayos xCapitulo XI - Rayos x
Capitulo XI - Rayos xPatty G.
 
Rayos x Generalidades
Rayos x GeneralidadesRayos x Generalidades
Rayos x GeneralidadesPatty G.
 
Principios Basicos Ecografia
Principios Basicos EcografiaPrincipios Basicos Ecografia
Principios Basicos EcografiaPatty G.
 
Contrastes utilizados en radiologia
Contrastes utilizados en radiologiaContrastes utilizados en radiologia
Contrastes utilizados en radiologiaPatty G.
 
Mamografia Kopans
Mamografia KopansMamografia Kopans
Mamografia KopansPatty G.
 
Problemas soluciones en Ecografia Doppler
Problemas soluciones en Ecografia DopplerProblemas soluciones en Ecografia Doppler
Problemas soluciones en Ecografia DopplerPatty G.
 
Diagnostico por ecografia Segunda Edicion
Diagnostico por ecografia Segunda EdicionDiagnostico por ecografia Segunda Edicion
Diagnostico por ecografia Segunda EdicionPatty G.
 
Medios de contraste radiologico
Medios de contraste radiologicoMedios de contraste radiologico
Medios de contraste radiologicoPatty G.
 
Ecografia segundo trimestre
Ecografia segundo trimestreEcografia segundo trimestre
Ecografia segundo trimestrePatty G.
 
Basic radiology, 2nd ed.
Basic radiology, 2nd ed.Basic radiology, 2nd ed.
Basic radiology, 2nd ed.Patty G.
 
Cohen&Sivit Ecografia fetal y pediatrica
Cohen&Sivit  Ecografia fetal y pediatricaCohen&Sivit  Ecografia fetal y pediatrica
Cohen&Sivit Ecografia fetal y pediatricaPatty G.
 
Nuevo león Como Estado Emprendedor
Nuevo león Como Estado EmprendedorNuevo león Como Estado Emprendedor
Nuevo león Como Estado EmprendedorPatty G.
 

Más de Patty G. (20)

Fisica medica
Fisica medicaFisica medica
Fisica medica
 
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICA
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICACONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICA
CONFIGURACIÓN RED INALÁMBRICA
 
Iniciación a la filosofía
Iniciación a la filosofíaIniciación a la filosofía
Iniciación a la filosofía
 
Fraude cibernético
Fraude cibernéticoFraude cibernético
Fraude cibernético
 
Producción de los rayos x
Producción de los rayos xProducción de los rayos x
Producción de los rayos x
 
Capitulo XI - Rayos x
Capitulo XI - Rayos xCapitulo XI - Rayos x
Capitulo XI - Rayos x
 
Rayos x Generalidades
Rayos x GeneralidadesRayos x Generalidades
Rayos x Generalidades
 
Rayos X
Rayos X Rayos X
Rayos X
 
Principios Basicos Ecografia
Principios Basicos EcografiaPrincipios Basicos Ecografia
Principios Basicos Ecografia
 
Contrastes utilizados en radiologia
Contrastes utilizados en radiologiaContrastes utilizados en radiologia
Contrastes utilizados en radiologia
 
Mamografia Kopans
Mamografia KopansMamografia Kopans
Mamografia Kopans
 
Problemas soluciones en Ecografia Doppler
Problemas soluciones en Ecografia DopplerProblemas soluciones en Ecografia Doppler
Problemas soluciones en Ecografia Doppler
 
Diagnostico por ecografia Segunda Edicion
Diagnostico por ecografia Segunda EdicionDiagnostico por ecografia Segunda Edicion
Diagnostico por ecografia Segunda Edicion
 
Medios de contraste radiologico
Medios de contraste radiologicoMedios de contraste radiologico
Medios de contraste radiologico
 
Fetal MRI
Fetal MRIFetal MRI
Fetal MRI
 
Ecografia segundo trimestre
Ecografia segundo trimestreEcografia segundo trimestre
Ecografia segundo trimestre
 
Basic radiology, 2nd ed.
Basic radiology, 2nd ed.Basic radiology, 2nd ed.
Basic radiology, 2nd ed.
 
Body MRI
Body MRIBody MRI
Body MRI
 
Cohen&Sivit Ecografia fetal y pediatrica
Cohen&Sivit  Ecografia fetal y pediatricaCohen&Sivit  Ecografia fetal y pediatrica
Cohen&Sivit Ecografia fetal y pediatrica
 
Nuevo león Como Estado Emprendedor
Nuevo león Como Estado EmprendedorNuevo león Como Estado Emprendedor
Nuevo león Como Estado Emprendedor
 

Último

Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfProceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfJorgecego
 
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"elizabethauquilla123
 
10-Operadores+comparación.pdf
10-Operadores+comparación.pdf10-Operadores+comparación.pdf
10-Operadores+comparación.pdfVictor Zapata
 
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdf
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdfAlexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdf
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdfalexlasso65
 
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁClaude LaCombe
 
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaLasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaalexlasso65
 
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETE
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETELasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETE
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETEalexlasso65
 
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdf
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdfCasco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdf
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdfAngelaCasco1
 
Presentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio EduPresentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio Edumariajosecasadobueno
 
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docx
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docxEJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docx
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docxnelsontobontrujillo
 
El Poder del Liderazgo Goleman HB2 Ccesa007.pdf
El Poder del Liderazgo Goleman  HB2  Ccesa007.pdfEl Poder del Liderazgo Goleman  HB2  Ccesa007.pdf
El Poder del Liderazgo Goleman HB2 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdfEL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdf
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdfAuquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdf
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdfAngelaCasco1
 
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdfEncuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptx
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptxEL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptx
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptxnelsontobontrujillo
 

Último (20)

Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfProceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
 
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
 
10-Operadores+comparación.pdf
10-Operadores+comparación.pdf10-Operadores+comparación.pdf
10-Operadores+comparación.pdf
 
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdf
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdfAlexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdf
Alexander Lasso_Marco Garzón_Tarea #4.pdf
 
PPT: Tu amor es grande hasta los cielos IASD
PPT: Tu amor es grande hasta los cielos IASDPPT: Tu amor es grande hasta los cielos IASD
PPT: Tu amor es grande hasta los cielos IASD
 
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
 
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielos
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielosSesión: Tu amor es grande hasta los cielos
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielos
 
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaLasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
 
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETE
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETELasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETE
Lasso_Anthony_Tarea_2.pdf, EVOLUCION DE INTERNETE
 
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdf
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdfCasco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdf
Casco_Angela_Práctica_Infopedagogía4.pdf
 
Presentación Probabilidad y estadística.pptx
Presentación Probabilidad y estadística.pptxPresentación Probabilidad y estadística.pptx
Presentación Probabilidad y estadística.pptx
 
Presentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio EduPresentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio Edu
 
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docx
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docxEJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docx
EJERCICIO TOMÁS Y LA ENERGÍA ELÉCTRICA.docx
 
El Poder del Liderazgo Goleman HB2 Ccesa007.pdf
El Poder del Liderazgo Goleman  HB2  Ccesa007.pdfEl Poder del Liderazgo Goleman  HB2  Ccesa007.pdf
El Poder del Liderazgo Goleman HB2 Ccesa007.pdf
 
Grupo_8_Tarea_3 (1).pdf
Grupo_8_Tarea_3 (1).pdfGrupo_8_Tarea_3 (1).pdf
Grupo_8_Tarea_3 (1).pdf
 
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdfEL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
 
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdf
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdfAuquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdf
Auquilla_Paola_y_Casco_Angela_Práctica_2.pdf
 
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdfEncuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
 
SISTEMA LOCOMOTOR.pptx
SISTEMA LOCOMOTOR.pptxSISTEMA LOCOMOTOR.pptx
SISTEMA LOCOMOTOR.pptx
 
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptx
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptxEL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptx
EL SISTEMA CARDIO-RESPIRATORIO.pptx
 

Nuevas actitudes hacia la naturaleza humana

  • 2. Francisco Petrarca se le ha llamado el “padre del humanismo” y “el primer moderno”. No sólo fue un simple admirador de la literatura de la Antigüedad, sino también un iniciador de la redención crítica y la corrección de los antiguos textos. Fue amigo y consejero político de papas y príncipes, reformador de la enseñanza e ídolo popular. Dice en su autobiográfica Carta a la posteridad: “Aunque puede haber sido arrebatado por el fuego de la juventud, o por mi ardiente carácter, aborrecí siempre estos pecados desde el fondo de mi alma”
  • 3. Era ortodoxo en sus creencias y nunca dejó de sentirse influido por el ideal de la cristiandad monástica; se veía atraído por los valores de la naturaleza, la vida y la sociedad. Petrarca fue un humanista en el más amplio sentido de la palabra, tanto en su significado técnico o profesional, como en su acepción moral. Su sensibilidad para el gozo de la vida, con su respeto subyacente por los impulsos naturales, derivaba de su propia naturaleza y del estudio que hizo de los literatos de la Antigüedad. Petrarca fue audazmente independiente. Atacaba a la astrología y luchaba contra la superstición y, sin embargo; era insensible ante el valor y la importancia cada vez más grande de la ciencia natural.
  • 4. La lectura trata de una carta que Petrarca le hace a Dionisio da Borgo San Sepolcro, que le narra cómo es que ascendió al monte Ventoux. Él buscaba compañía para ascender, en la carta menciona que siempre estuvo revisando todos los puntos a favor y en contra de cada uno de los compañeros y amigos que tenía pero que ninguno de ellos lograba ser el ideal para emprender dicha aventura; terminó llendo con su hermano que siempre esta con él y ya se saben sus ventajas y desventajas.
  • 5. Narra como es que, aunque tenía muchos deseos de subir la montaña el siempre se iba por el camino más fácil (a diferencia de su hermano que se iba por el más complicado) para evitar la fatiga, cosa que a final de cuentas resultó peor de lo que esperaba, por tratar de evitarse fatiga; salía lo contrario y repitió muchas veces ese mismo error. Después de ello tomó un descanso y hecho a volar su imaginación y luego le empezó a leer las confesiones a su hermano y al ver que su hermano estaba interesado en su lectura, él nuevamente se inundó en sus pensamientos y se dio cuenta de lo que estaba admirando arriba del monte Ventoux, que no se volvería a repetir y que realmente valía la pena todo el esfuerzo realizado hasta ese momento.
  • 6. XII y XIII fue una resurrección espiritual mucho mas inequívoca , si bien las fuerzas operantes de la Edad Media, que en el siglo XVI se revelaron como destructoras del viejo orden, no produjeron una revolución fundamental en las formas del pensamiento humano. Llamamos Renacimiento a la época que se caracteriza por la creciente prevalencia de actitudes e intereses que hasta entonces había desempeñado un papel secundario en la vida de Europa occidental.
  • 7. Si en medio del goce de las más amplias perspectivas algunos se marearon con la belleza y la lujuria de la vida en su mas plena riqueza, muchos mas se vieron vacilar, mal dispuestos a aceptarla y, como Bruno, abandonaron la casa paterna sin aventurarse entre las glorias del mundo. Era el noble entusiasmo de la juventud, y lo que se necesitaba era el duro y penoso trabajo de la madurez. La gradual acumulación de excedentes y la mayor existencia de objetivos físicos, el crecimiento de la población urbana, el aumento del deseo de conocer, hizo que los hombres se interesaran más y más por si mismos y por su ambiente.
  • 8. La iglesia, que había sido la conductora de la sociedad urbana, fue remplazada por la burguesía, la gran clase media. Ya no era el servicio de Dios en el amor cristiano sino la prosperidad de la clase media lo que constituía el ideal de la sociedad. Este nuevo espíritu consistía en el fondo, en un creciente interés por la vida humana que puede vivirse sobre la tierra, dentro de los limites del espacio y el tiempo, sin la necesaria referencia a ningún otro destino en el mas allá o en la vida ultaterrena. La vida de la carne y del espíritu combinadas en un hombre no es un mal si no un bien.
  • 9. A través de la baja edad media hubo una corriente de canciones vulgares que ensalzaban un franco goce de la vida y de sus placeres, tanto mas libre en su exuberancia animal cuanto que vivían subrosa, por así decirlo fuera del circulo. Cada vez que surgía una literatura laica y vernácula reflejaba por doquier el mismo goce pagano de los bienes de la vida. Los trovadores de gaya Provenza, cuyo de elite en la vida y su artificial escape de ella encolerizaba al severo dominico e incitaba al papa a la sangrienta cruzada albigense, convirtieron la caballería cristiana en una glorificación del amor humano.
  • 10. Los primero estudiantes tenían un amor por los clásicos tan intenso como el de los intelectuales del siglo XIV Juan de Salisbury, el discípulo de Abelardo, hacia colecciones le los poetas latinos u se gozaba en su lectura. En Dante ambos intereses son igualmente vividos: esta empapado en la antigua Roma y se sirve de símbolo los cristianos y paganos por igual a través de su gran obra. Petrarca que tenía 17 años a la muerte de Dante, marcha a la vanguardia de este cambio.
  • 11. Petrarca y Bruni representan el primer entusiasmo; los eruditos siguientes se hicieron más críticos e influyentes. La demanda de saber parecía insaciable. Hacia 1500 todos los principales países de Europa estaban dotados de los medios para producir una rápida multiplicación de libros. Las consecuencias para la vida intelectual fueron tremendas. Por primera vez surgían escuelas en las ciudades como lugares de aprendizaje para personas que no pertenecían al clero. El más grande de estos apóstoles renacentistas, el holandés Erasmo, editaba la biblia minando con sutiles estocadas el ideal y el sistema de la Edad Media, y preparando el camino para la rebelión contra la iglesia que habría de acongojarlo sin remedio.
  • 12. Los eruditos hallaban en la literatura de Grecia y Roma el árido campo de la crítica contextual, las herramientas de la gramática, la débil luz de la pasión erudita; hallaban los periodos de cicerón y las reglas de Quintiliano. El platonismo del renacimiento, si bien carecía de la plenitud vital del poeta griego y se perdía en las vaguedades del misticismo neoplatónico, de la astrología y de la magia, y de extrañas ciencias ocultas compuestas de ensueños árabes y judíos, por lo menos había vuelto a ganar su gozo en la belleza.
  • 13. Atemperado por la cordura de Aristóteles, Spencer introducía a Platón en el servicio de la reina virgen y llevaba a las verdes praderas de Inglaterra una belleza fantasmal y romántica. Esta época creía muy seriamente con el poeta de los mitos que: “El alma más digna nacerá poeta, amante, filósofo, músico o artista”.
  • 14. Todo esto significaba naturalmente, una rebelión contra la ética cristiana: el lugar del amor, goza en el ejercicio de los poderes que Dios le ha dado al hombre; el lugar de la obediencia a la voluntad de Dios, la libertad y la responsabilidad bajo la supervisión de la razón; en lugar de la fe, la intrépida búsqueda del intelecto. El mas profundo y atrevido de todos los italianos Lorenzo Valla, demolomedor de la Urdida donación de Constantina, sobre la que el papado apoyaba sus pretensiones legales a la soberanía temporal, y critico testarudo e la vulgata latina, en su obra sobre la vida monástica niega todo valor al ascetismo. Y la santidad, y en su tratado sobre el placer sintoniza con epicúreo que coloca el bien supremo en el placer sereno.
  • 15. Tres famosos aforismos atribuidos a Italianos expresan muy bien este espíritu: “Tu sigues objetos infinitos, yo sigo lo infinito; tu colocas tus escalas en los cielos yo sobre la tierra para no buscar tan alto ni caer tan bajo” — Cosimo de Medicis “Si nosotros Caresemos de religiosidad ¿por qué habiamos de impedir a otros que la tengan?” — Papa Julio II “Gozemos del papado ahora que Dios nos los ha dado a nosotros”. — León X, de los Médicis
  • 16. Los italianos se revelaron, en mil formas de belleza, contra la etica cristiana por puro deleite cultivaron todos los impulsos naturales, de sus bellas artes. Con Leonardo estudiaban insesatamente no la superficie si no el alma de las cosas, buscando por todas las artes y las ciencias poner al descubierto la sonrisa vital de Mona lisa. O bien, con Miguel Angel provocaban deliberadamente la rigida belleza del hombre fuerte en la angustia de la pasion, sin detenerse, o en el valiente artificio Benbenuto Cellini.
  • 17. Ya no habrá muros ni campanas que llaman a deberes ni frailes ni monjas; solo habrá mujeres hermosas y hombres apuestos viviendo juntos en agradable compañía. El Renacimiento se había convertido en la ética, mas puritana, de la virtud de la clase media. También el humanismo alemán, siempre inclinado a olvidar el fin del enriquecimiento de la vida en su preocupación por medios ásperos y duros. No pasaban la vida en las leyes, en los estatutos o en las reglamentaciones si no de acuerdo a su propio placer arbitrio. En toda la estricta reglamentación de la orden solo había una sola clausula: “has lo que quieras”. Porque los hombres libres, bien nacidos, bien educados, y habituados a las buenas compañías tienen naturalmente un instinto y acicate que los impulsa hacia las visiones y las aleja del vicio que se llama honor.
  • 18. El holandés Robrandt sabia mirar muy bien la vida objetivamente en su belleza y plenitud, y sin embargo, por la inevitable obscuridad que destaca la luz, señala el misterio de las invisibles cosas interiores y los inexplorados continentes del espíritu. Shakespeare era demasiado artista, simpatizaba demasiado con el espíritu italiano para expresar verdaderamente todos los aspectos de las aspiraciones inglesas. El humanismo tenia un interés practico en las fuerzas interiores de la naturaleza humana, y poco le importaban las creencias del hombre acerca de una perspectiva mas amplia de la vida.
  • 19. La corriente marea del interés por la vida humana en este mundo, que no ofrecía una nueva respuesta al viejo problema de la salvación sobrenatural, sino que más bien lo alejaba gradualmente de la escena, tomo formas variadas en diferentes espíritus. Estas variedades del espíritu humanístico, las más importantes de las cuales eran las diferencias entre el norte y el sur, era una de las mas tempranas indicaciones de las nuevas formas nacionalistas en que habría de correr la vida europea. Las nacionalidades que arraigaban en tradiciones diversas y acaso debían algo a las antiguas diferencias de los troncos latinos y barbaros, tomaron forma sobre todo por la divergencia de los intereses económicos y las condiciones naturales de Italia y Alemania.
  • 20. El espíritu moderno simpatiza con Erasmo, representante de ideales. Erasmo era sin duda la encarnación del ideal humanista tanto en sus defectos como en sus virtudes, sus intereses mas estrechos reflejan las limitaciones de la actitud humanista y explican su impotencia ante las fuerzas mas profundas de la época, su mayor preocupación se dirigía hacia el pasado, no hacia el creciente futuro, era el hombre mas civilizado de su tiempo; tenia arraigada fe en que el hombre estaba destinado a ser animal. Se enorgullecía de cristianizar el Renacimiento y humanizar el cristianismo veía en Jesús un maestro moral iluminado y en la filosofía de Cristo la vida de la razón animada por in amor benevolente, para Erasmo, los Evangelios y los griegos se mezclaban en una sola religión. Erasmo concluyo su existencia como el humanismo en sentido estricto, fue desapareciendo gradualmente, rechazado tanto por los clérigos de antaño como por los nuevos profetas.
  • 21. La figura del gentleman y la imagen de la sociedad comercial, prospera y laboriosa, son ideales de clase complementarios, uno es pagano y aristocrático y procede de Italia; el otro es protestante e industrial y se forjo en Alemania. El gentleman era el producto compuesto del caballero cortesano de la caballería idealizada y de las dotes artísticas y humanísticas de las ciudades comerciales. En Italia había igualdad entre los ricos, los nobles y los que habían llegado por sus propios medios; para brillar se requería un brillo personal que casi desplazaba todo lo demás. Así se creo un nuevo tipo: el Hombre universal. En Italia los más grandes ejemplos de este uomo universale fueron los artistas ditos, hombres como Miguel Ángel o el más grande de todos.
  • 22. En Holanda y Alemania surgió el ideal de una sociedad que pudiera prestar apoyo a estos dioses. La nueva concepción de la dignidad de una sociedad humana, en la que las profesiones son intrínsecamente buenas y la frugalidad, la laboriosidad y el trabajo productivo se elevan a virtudes cardinales, si bien hallo su mejor formulación en Lutero. La reforma protestante en manos de Lutero y de sus camaradas en modo alguno era un movimiento que buscara elevar el nivel moral de la sociedad; en realidad, desde el punto de vista ético, sus primeros resultados fueron de evidente degradación y sordidez.
  • 23. Los protestantes que creían que la salvación era cosa puramente religiosa y amoral y no se preocupaban en absoluto por el perfeccionamiento ético del hombre- en otras palabras, que creían que la salvación resultaba de la fe, no de las obras-hallaban vacio el antiguo ideal cristiano del dualismo y el ascetismo y en cambio veían la posibilidad de llenarlo con cualquier cosa que la vida humana considerase mas adecuada. Creían con Lutero en “la libertad del hombre cristiano” su ética se basaba en la profunda intuición psicológica de que la vida mas noble debe nacer de “la confianza en vez del temor, de la libertad en vez de la esclavitud, de la gratitud en vez del deseo de recompensa, del amor por los demás en vez del pensamiento egoísta”. Así Lutero libera al hombre de todo sistema moral teológico o sobrenatural. Para el la ética no es ya una píldora dorada sino la piedra de toque de la religión.
  • 24. Los seres humanos somos únicos y somos capaces de crear un mundo propio al pensar y reflexionar, es decir, que somos capaces de producir nuestras propias realidades a través de nuestra forma de percibir las cosas en nuestra vida. Es así como se muestra en esta unidad y en diferentes capítulos con la rebelión hacia la ética cristiana y el gobierno con su espíritu humanista.