SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 64
Descargar para leer sin conexión
Ciclo C
Hoy las lecturas nos
hablan de un gran
proyecto que Dios tiene
para la humanidad, del
que san Juan en el
Apocalipsis, 2ª lectura
de hoy, nos habla como
“un cielo nuevo y una
tierra nueva”.
Ap 21, 1-5a
Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva,
porque el primer cielo y la primera tierra han
pasado, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa,
la nueva Jerusalén, que descendía del cielo,
enviada por Dios, arreglada como una novia que
se adorna para su esposo. Y escuché una voz
potente que decía desde el trono: "Ésta es la
morada de Dios con los hombres: acampará entre
ellos. Ellos serán su pueblo, y Dios estará con
ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus
ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni
dolor. Porque el primer mundo ha pasado." Y el
que estaba sentado en el trono dijo: "Todo lo
hago nuevo."
Hay una promesa en la Biblia que es
para ti y es para mi.
Automático
Hay una promesa en la Biblia que
es para ti y es para mi.
Cielo
nuevo y
tierra
nueva
donde
vamos a
vivir.
¡Ah! que tu te vas y yo también
a la nueva Jerusalén.
¡Ah! que tu te vas y yo también a la
nueva Jerusalén.
Me voy con
Él, me voy
con El. Yo
no me
quedo, me
voy con Él.
Me voy con
Él, me voy
con El. Yo
no me
quedo, me
voy con Él.
Hacer CLICK
Este proyecto no es lo mismo que la Iglesia; pero
la Iglesia es un gran medio para llegar al proyecto
de Dios, que Jesús llamaba “el Reino de Dios”.
Este proyecto de Dios es como una ciudad santa donde
resuenen los himnos de alabanza al Señor, donde
resuene la voz amorosa de Dios y todos la sigan.
Pero cuando en la Biblia se habla del cielo nuevo y la
tierra nueva, como en Isaías y en la 2ª carta de san Pedro,
de alguna manera y en cierto grado se refiere a la vida
actual, “cuando reine la justicia”, como dice san Pedro.
De una
manera plena
podemos
decir que no
llegará hasta
que
lleguemos a
la vida
eterna.
Para muchos es una utopía, porque cuando uno mira la
dura y dramática realidad de nuestra vida no parece cierto
eso de que: “Dios enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya
no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor”.
Y nuestra
sociedad no
se parece a
una “novia
engalanada”,
sino que es
como una
máquina sin
entrañas.
El Reino de Dios, que será sobre todo en la otra vida,
cuando sea perfecto, dice Jesús que ya está entre
nosotros. Es una realidad viva y operante que puede estar
en nuestro interior, pero también en la sociedad; que es
como un tesoro escondido y tiene la fuerza del fermento
de una semilla.
Si crees en Cristo, sabes
que Dios se ha
derramado en tu corazón,
y entonces Él reina en ti.
Si vives en la justicia,
Dios enjuga las lágrimas
de tu rostro y te
considera como su
“novia engalanada”.
Tienes en ti la fuente de
la dicha; pero hay que
alcanzarla, a veces “con
esfuerzo y violencia”.
Y hay que buscarlo. Entonces ¿Qué debemos hacer para
encontrar ese cielo y tierra nueva? O dicho de otro modo:
¿Qué debemos hacer para que esta tierra sea algo nuevo
y mejor? Primeramente sabemos que es cosa de Dios, de
la gracia;
pero es
también una
tarea nuestra.
Para eso
viene ahora el
evangelio de
hoy.
Estaba Jesús con los
apóstoles en la
“Última Cena”, la
noche antes de morir.
No tiene mucho
tiempo y no les puede
dar muchas
advertencias nuevas;
pero sí les da “un
mandamiento nuevo”,
por el cual harán
realidad que sea
verdad “una tierra
nueva”. Juan 13, 31-
33a. 34-35.Dice así:
Cuando salió Judas del cenáculo, dijo
Jesús: "Ahora es glorificado el Hijo del
hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios
es glorificado en él, también Dios lo
glorificará en sí mismo: pronto lo
glorificará.
Hijos míos, me queda poco de estar con
vosotros.
Os doy un mandamiento nuevo: que os
améis unos a otros; como yo os he amado,
amaos también entre vosotros. La señal por
la que conocerán todos que sois discípulos
míos será que os amáis unos a otros."
Dice el evangelio
que había salido
Judas del cenáculo.
Es como si
hubieran salido las
tinieblas y entrase
una luz nueva.
Jesús se siente
como ensanchado
en el corazón y lo
abre de par en par a
sus discípulos para
glorificar a Dios.
Les llama a los apóstoles “hijos míos” o más bien:
“hijitos”. Es una expresión de ternura, como la que
emplea para dirigirse a su padre: “Abba” que quiere
decir: “papaíto” o algo correspondiente en ternura.
Cuando uno se despide para mucho tiempo de una
persona amada, quisiera decir muchas cosas: consejos,
recomendaciones, decirles que no les olvidará, pedirles
al menos recuerdos. Pero cuando no hay tiempo, les dice
lo más importante.
Lo más importante para Jesús es el mandamiento del
amor. Seguro que lo habría dicho muchas veces, pero
ahora se trataba de “un mandamiento nuevo”.
Os doy un mandamiento nuevo.
Automático
como
yo os
amé.
Cuando todos os améis igual
que hermanos,
lograréis
echar del
mundo la
opresión.
Cuando todos trabajéis por la justicia,
estaréis gritando al mundo mi evangelio.
Sólo quiero
que la
gente os
reconozca
por el sello
inconfundi-
ble de mi
amor.
El amor es el único camino que los
hombres tienen para ir a Dios.
Os doy un mandamiento nuevo:
Hacer CLICK
El amor más que un
mandamiento es una
necesidad. Si al
menos los cristianos
nos quisiéramos,
como dice Jesús,
hubiéramos echado la
mayoría del mal y de
las injusticias,
vendría la paz y
vendría un cielo
nuevo y una tierra
nueva.
El amor es lo que
verdaderamente
necesitamos. Es
como la savia para
el árbol, es como
nuestro aliento. El
amor no es uno o
varios actos, sino
es una vida. Es el
aliento del discípulo
de Cristo.
Jesús no lo podría mandar, si antes Él no
hubiera amado. Por eso dice que améis como yo
os he amado. Él va delante, es el ejemplo a
seguir. Y es un amor en grado superlativo.
A veces nos decía que
debemos amar “como
a nosotros mismos”.
Es decir, primero no
hacer a los demás lo
que no queremos para
nosotros. Pero más
aún: hacer a los
demás de una manera
positiva lo que
queremos para
nosotros.
Pero hay un grado mayor,
aunque muchos no lo
comprendan. Y es amar a
los demás como debemos
amar a Dios, que es con
todo el corazón. Y esto
porque Jesús ha querido
identificarse con el
prójimo, con el pobre, con
el necesitado. Y quiere
que veamos en los demás
la presencia del Redentor.
Pero hoy Jesús en el
evangelio nos marca un
grado mayor. Nos dice que
debemos amar “como Él
nos ha amado”. Esto
podríamos decir que es
imposible, porque no
somos Dios; pero el hecho
es que en cierto sentido
nos podemos convertir en
Dios. Dios ha derramado
en nosotros el Espíritu
que ama dentro de
nosotros y por medio de
nosotros.
Y esta es la gran novedad del mandamiento de
Jesús. Con la gracia de Dios, podemos amar
como Jesús nos ha amado.
La palabra amor siempre ha estado en toda la historia de
la humanidad; pero casi siempre mezclada con mucho
egoísmo. Suele significar pasión, afecto, placer, gusto,
sensualidad o sexualidad, Cuando se dice “te quiero”,
suele significar: me gustas, eres algo grato para mi.
Eso es puro
materialismo.
Por eso los primeros
cristianos, que solían
hablar en griego, una
lengua muy rica,
encontraron varias
palabras para expresar el
amor. Existía el “eros”,
de lo cual procede lo
erótico. Pero encontraron
la palabra “ágape”, que
tradujeron por “caridad”.
Aun la caridad suele
indicar limosna o
beneficencia, sin llegar a
lo íntimo y verdadero.
El amor de Jesucristo es algo más. Es toda una vida. Es
amar sin condiciones, sin límites. San Pedro ponía
límites cuando preguntaba si bastaba con perdonar
siete veces. Jesús le respondió que había que hacerlo
siempre.
Nosotros solemos poner condiciones en el amor: si me
agrada, si me cae bien, si me corresponde o me lo
agradece, si se porta bien. Jesús no pone condiciones
para amar. Es gratuito y universal.
Nos ama
aunque no lo
merezcamos,
aunque le
traicionemos.
En la Iglesia
puede haber
muchas cosas
importantes, pero
lo más
importante es el
amar y amar de
verdad.
Automático
Lo importante es amar…
Lo
importante
es amar, es
amar de
verdad.
Hacer CLICK
A veces nos cuesta meter en la mente y en el corazón
que la señal de los cristianos es amar. El Islam suele
distinguirse por la sumisión a Dios; el budismo por su
santa indiferencia; el hinduismo por su ascesis;
el judaísmo por
su sentido de
pueblo elegido.
El cristianismo se debe distinguir por el amor. Y sin
embargo muchos cristianos no se distinguen de los no
cristianos. Algunos se distinguen por los ritos,
instituciones, quizá imágenes y tradiciones.
Todo eso
puede ser
muy bueno;
pero lo
importante
es el amor.
En la Iglesia siempre ha habido personas y
grupos más o menos grandes que sí han dado
ejemplo en el amor, en la caridad, en la unión de
corazones.
Desde las
primeras
comunidades
cristianas de
quienes se
decía:
“Mirad cómo
se aman”.
Hay muchos grupos, unos haciendo votos y otros no,
donde se comparte todo y reina la paz y la alegría, aunque
con tribulaciones, porque estamos en camino. Pero su
vida está envuelta en otra atmósfera.
Es como si
fuese una
nueva
tierra.
Para conseguirlo debemos amar como Jesús: amar a
quien no nos ama, a quien nunca nos perdona, a los de
cerca y a los de lejos, amar a la naturaleza y
especialmente a los necesitados. Es como si fuese una
nueva tierra.
Y
encontra-
remos la
felicidad.
Ama
también a
quien no te
quiere y al
que nunca
te perdona.
Automático
Ama sobre todo a quien carece
de consuelo y de cariño
Ama a la gente que está a tu lado;
no la traiciones nunca en la vida.
Ama a la luna y a las estrellas,
porque ellas brillan también por amor.
Ama al que
no tiene
amigos, al
que vive
siempre
solo,
Ama sobre todo a quien no cree,
más
que
nadie
de tu
amor.
Ama a los
niños
abandonados
que nunca
han visto
una sonrisa.
Ama a los pobres y
marginados, para que
encuentren la
felicidad.
Con María
que nos
espera en
el cielo.
AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Las cuatro leyes espirituales
Las cuatro leyes espiritualesLas cuatro leyes espirituales
Las cuatro leyes espiritualesLucas Mata
 
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno Colombia
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno ColombiaEntrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno Colombia
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno ColombiaMilton Matheus
 
El amor de dios ♥.pptx
El amor de dios ♥.pptx El amor de dios ♥.pptx
El amor de dios ♥.pptx ceciliaq24
 
4 leyes espirituales
4 leyes espirituales4 leyes espirituales
4 leyes espiritualesdairorivero76
 
21. una revelacion del padre celestial
21. una revelacion del padre celestial21. una revelacion del padre celestial
21. una revelacion del padre celestialFray Domingo Cosenza
 
Jesús, el camino al padre
Jesús, el camino al padreJesús, el camino al padre
Jesús, el camino al padreLuis Kun
 
El verdadero significado de la semana santa
El verdadero significado de la semana santaEl verdadero significado de la semana santa
El verdadero significado de la semana santaCarlos Alberto Villa
 
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power PointLección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Pointjespadill
 
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?emaita
 
03 por los siglos
03 por los siglos03 por los siglos
03 por los sigloschucho1943
 
Hacia una iglesia saludable xi
Hacia una iglesia saludable xiHacia una iglesia saludable xi
Hacia una iglesia saludable xiiglesia de dios
 
Expiación y perdón
Expiación y perdónExpiación y perdón
Expiación y perdónJorge Tinoco
 

La actualidad más candente (19)

Las cuatro leyes espirituales
Las cuatro leyes espiritualesLas cuatro leyes espirituales
Las cuatro leyes espirituales
 
Cinco verdades de la palabra de Dios
Cinco verdades de la palabra de DiosCinco verdades de la palabra de Dios
Cinco verdades de la palabra de Dios
 
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno Colombia
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno ColombiaEntrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno Colombia
Entrenamiento Cubo de Evangelismo (EvangeCube) Iglesia del Nazareno Colombia
 
El amor de dios ♥.pptx
El amor de dios ♥.pptx El amor de dios ♥.pptx
El amor de dios ♥.pptx
 
4 leyes espirituales
4 leyes espirituales4 leyes espirituales
4 leyes espirituales
 
21. una revelacion del padre celestial
21. una revelacion del padre celestial21. una revelacion del padre celestial
21. una revelacion del padre celestial
 
11 03 t2011_en espíritu y verdad
11 03 t2011_en espíritu y verdad11 03 t2011_en espíritu y verdad
11 03 t2011_en espíritu y verdad
 
10 03 t2011_la adoración del exilio a la restauración
10 03 t2011_la adoración del exilio a la restauración10 03 t2011_la adoración del exilio a la restauración
10 03 t2011_la adoración del exilio a la restauración
 
10.dios ha visitado a su pueblo
10.dios ha visitado a su pueblo10.dios ha visitado a su pueblo
10.dios ha visitado a su pueblo
 
Jesús, el camino al padre
Jesús, el camino al padreJesús, el camino al padre
Jesús, el camino al padre
 
El verdadero significado de la semana santa
El verdadero significado de la semana santaEl verdadero significado de la semana santa
El verdadero significado de la semana santa
 
Plan de Salvación
Plan de SalvaciónPlan de Salvación
Plan de Salvación
 
El nuevo pacto
El nuevo pactoEl nuevo pacto
El nuevo pacto
 
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power PointLección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | La Salvación | Escuela Sabática Power Point
 
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?
Dios te ama ¿te sientes amado por Dios?
 
03 por los siglos
03 por los siglos03 por los siglos
03 por los siglos
 
Hacia una iglesia saludable xi
Hacia una iglesia saludable xiHacia una iglesia saludable xi
Hacia una iglesia saludable xi
 
Expiación y perdón
Expiación y perdónExpiación y perdón
Expiación y perdón
 
LA SALVACION
LA SALVACIONLA SALVACION
LA SALVACION
 

Similar a Dom pas 5 c

Del libro del profeta jeremías
Del libro del profeta jeremíasDel libro del profeta jeremías
Del libro del profeta jeremíasDanilo Ramirez
 
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014Angela Brito
 
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptx
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptxTEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptx
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptxJacoboValerio1
 

Similar a Dom pas 5 c (20)

Del libro del profeta jeremías
Del libro del profeta jeremíasDel libro del profeta jeremías
Del libro del profeta jeremías
 
La Santísima Trinidad
La Santísima TrinidadLa Santísima Trinidad
La Santísima Trinidad
 
Sermon1328
Sermon1328Sermon1328
Sermon1328
 
Taller bíblico 04
Taller bíblico 04Taller bíblico 04
Taller bíblico 04
 
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo aDomingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
 
Caminoalacruz all
Caminoalacruz allCaminoalacruz all
Caminoalacruz all
 
LECTURA ORANTE - QUINTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - QUINTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - QUINTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - QUINTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
 
Dom cua 1 b
Dom cua 1 bDom cua 1 b
Dom cua 1 b
 
III Domingo ordinario ciclo A
III Domingo ordinario ciclo AIII Domingo ordinario ciclo A
III Domingo ordinario ciclo A
 
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
 
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014
Notas elena leccion 10, sabado 06 de setembro 2014
 
Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)
 
Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)
 
Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)Bautismo del señor_b_(201 5)
Bautismo del señor_b_(201 5)
 
Palabra de-vida-mayo-2012
Palabra de-vida-mayo-2012Palabra de-vida-mayo-2012
Palabra de-vida-mayo-2012
 
La resurrección
La resurrecciónLa resurrección
La resurrección
 
Dom ord 3
Dom ord 3 Dom ord 3
Dom ord 3
 
Palabra de Vida Enero 2016
Palabra de Vida Enero 2016Palabra de Vida Enero 2016
Palabra de Vida Enero 2016
 
Pentecostés
PentecostésPentecostés
Pentecostés
 
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptx
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptxTEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptx
TEMA 4 - La mejor noticia del Apocalipsis.pptx
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Diócesis de Mayagüez
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)Diócesis de Mayagüez
 

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
XXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo aXXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo a
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo aXVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
 

Dom pas 5 c

  • 2. Hoy las lecturas nos hablan de un gran proyecto que Dios tiene para la humanidad, del que san Juan en el Apocalipsis, 2ª lectura de hoy, nos habla como “un cielo nuevo y una tierra nueva”. Ap 21, 1-5a
  • 3. Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra han pasado, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que se adorna para su esposo. Y escuché una voz potente que decía desde el trono: "Ésta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo, y Dios estará con ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque el primer mundo ha pasado." Y el que estaba sentado en el trono dijo: "Todo lo hago nuevo."
  • 4. Hay una promesa en la Biblia que es para ti y es para mi. Automático
  • 5. Hay una promesa en la Biblia que es para ti y es para mi.
  • 7.
  • 8. ¡Ah! que tu te vas y yo también a la nueva Jerusalén.
  • 9. ¡Ah! que tu te vas y yo también a la nueva Jerusalén.
  • 10. Me voy con Él, me voy con El. Yo no me quedo, me voy con Él.
  • 11. Me voy con Él, me voy con El. Yo no me quedo, me voy con Él. Hacer CLICK
  • 12. Este proyecto no es lo mismo que la Iglesia; pero la Iglesia es un gran medio para llegar al proyecto de Dios, que Jesús llamaba “el Reino de Dios”.
  • 13. Este proyecto de Dios es como una ciudad santa donde resuenen los himnos de alabanza al Señor, donde resuene la voz amorosa de Dios y todos la sigan.
  • 14. Pero cuando en la Biblia se habla del cielo nuevo y la tierra nueva, como en Isaías y en la 2ª carta de san Pedro, de alguna manera y en cierto grado se refiere a la vida actual, “cuando reine la justicia”, como dice san Pedro. De una manera plena podemos decir que no llegará hasta que lleguemos a la vida eterna.
  • 15. Para muchos es una utopía, porque cuando uno mira la dura y dramática realidad de nuestra vida no parece cierto eso de que: “Dios enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor”. Y nuestra sociedad no se parece a una “novia engalanada”, sino que es como una máquina sin entrañas.
  • 16. El Reino de Dios, que será sobre todo en la otra vida, cuando sea perfecto, dice Jesús que ya está entre nosotros. Es una realidad viva y operante que puede estar en nuestro interior, pero también en la sociedad; que es como un tesoro escondido y tiene la fuerza del fermento de una semilla.
  • 17. Si crees en Cristo, sabes que Dios se ha derramado en tu corazón, y entonces Él reina en ti. Si vives en la justicia, Dios enjuga las lágrimas de tu rostro y te considera como su “novia engalanada”. Tienes en ti la fuente de la dicha; pero hay que alcanzarla, a veces “con esfuerzo y violencia”.
  • 18. Y hay que buscarlo. Entonces ¿Qué debemos hacer para encontrar ese cielo y tierra nueva? O dicho de otro modo: ¿Qué debemos hacer para que esta tierra sea algo nuevo y mejor? Primeramente sabemos que es cosa de Dios, de la gracia; pero es también una tarea nuestra. Para eso viene ahora el evangelio de hoy.
  • 19. Estaba Jesús con los apóstoles en la “Última Cena”, la noche antes de morir. No tiene mucho tiempo y no les puede dar muchas advertencias nuevas; pero sí les da “un mandamiento nuevo”, por el cual harán realidad que sea verdad “una tierra nueva”. Juan 13, 31- 33a. 34-35.Dice así:
  • 20. Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: "Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros."
  • 21. Dice el evangelio que había salido Judas del cenáculo. Es como si hubieran salido las tinieblas y entrase una luz nueva. Jesús se siente como ensanchado en el corazón y lo abre de par en par a sus discípulos para glorificar a Dios.
  • 22. Les llama a los apóstoles “hijos míos” o más bien: “hijitos”. Es una expresión de ternura, como la que emplea para dirigirse a su padre: “Abba” que quiere decir: “papaíto” o algo correspondiente en ternura.
  • 23. Cuando uno se despide para mucho tiempo de una persona amada, quisiera decir muchas cosas: consejos, recomendaciones, decirles que no les olvidará, pedirles al menos recuerdos. Pero cuando no hay tiempo, les dice lo más importante.
  • 24. Lo más importante para Jesús es el mandamiento del amor. Seguro que lo habría dicho muchas veces, pero ahora se trataba de “un mandamiento nuevo”.
  • 25. Os doy un mandamiento nuevo. Automático
  • 27. Cuando todos os améis igual que hermanos, lograréis echar del mundo la opresión.
  • 28. Cuando todos trabajéis por la justicia, estaréis gritando al mundo mi evangelio.
  • 29. Sólo quiero que la gente os reconozca por el sello inconfundi- ble de mi amor.
  • 30. El amor es el único camino que los hombres tienen para ir a Dios.
  • 31. Os doy un mandamiento nuevo:
  • 33. El amor más que un mandamiento es una necesidad. Si al menos los cristianos nos quisiéramos, como dice Jesús, hubiéramos echado la mayoría del mal y de las injusticias, vendría la paz y vendría un cielo nuevo y una tierra nueva.
  • 34. El amor es lo que verdaderamente necesitamos. Es como la savia para el árbol, es como nuestro aliento. El amor no es uno o varios actos, sino es una vida. Es el aliento del discípulo de Cristo.
  • 35. Jesús no lo podría mandar, si antes Él no hubiera amado. Por eso dice que améis como yo os he amado. Él va delante, es el ejemplo a seguir. Y es un amor en grado superlativo.
  • 36. A veces nos decía que debemos amar “como a nosotros mismos”. Es decir, primero no hacer a los demás lo que no queremos para nosotros. Pero más aún: hacer a los demás de una manera positiva lo que queremos para nosotros.
  • 37. Pero hay un grado mayor, aunque muchos no lo comprendan. Y es amar a los demás como debemos amar a Dios, que es con todo el corazón. Y esto porque Jesús ha querido identificarse con el prójimo, con el pobre, con el necesitado. Y quiere que veamos en los demás la presencia del Redentor.
  • 38. Pero hoy Jesús en el evangelio nos marca un grado mayor. Nos dice que debemos amar “como Él nos ha amado”. Esto podríamos decir que es imposible, porque no somos Dios; pero el hecho es que en cierto sentido nos podemos convertir en Dios. Dios ha derramado en nosotros el Espíritu que ama dentro de nosotros y por medio de nosotros.
  • 39. Y esta es la gran novedad del mandamiento de Jesús. Con la gracia de Dios, podemos amar como Jesús nos ha amado.
  • 40. La palabra amor siempre ha estado en toda la historia de la humanidad; pero casi siempre mezclada con mucho egoísmo. Suele significar pasión, afecto, placer, gusto, sensualidad o sexualidad, Cuando se dice “te quiero”, suele significar: me gustas, eres algo grato para mi. Eso es puro materialismo.
  • 41. Por eso los primeros cristianos, que solían hablar en griego, una lengua muy rica, encontraron varias palabras para expresar el amor. Existía el “eros”, de lo cual procede lo erótico. Pero encontraron la palabra “ágape”, que tradujeron por “caridad”. Aun la caridad suele indicar limosna o beneficencia, sin llegar a lo íntimo y verdadero.
  • 42. El amor de Jesucristo es algo más. Es toda una vida. Es amar sin condiciones, sin límites. San Pedro ponía límites cuando preguntaba si bastaba con perdonar siete veces. Jesús le respondió que había que hacerlo siempre.
  • 43. Nosotros solemos poner condiciones en el amor: si me agrada, si me cae bien, si me corresponde o me lo agradece, si se porta bien. Jesús no pone condiciones para amar. Es gratuito y universal. Nos ama aunque no lo merezcamos, aunque le traicionemos.
  • 44. En la Iglesia puede haber muchas cosas importantes, pero lo más importante es el amar y amar de verdad.
  • 46. Lo importante es amar, es amar de verdad. Hacer CLICK
  • 47. A veces nos cuesta meter en la mente y en el corazón que la señal de los cristianos es amar. El Islam suele distinguirse por la sumisión a Dios; el budismo por su santa indiferencia; el hinduismo por su ascesis; el judaísmo por su sentido de pueblo elegido.
  • 48. El cristianismo se debe distinguir por el amor. Y sin embargo muchos cristianos no se distinguen de los no cristianos. Algunos se distinguen por los ritos, instituciones, quizá imágenes y tradiciones. Todo eso puede ser muy bueno; pero lo importante es el amor.
  • 49. En la Iglesia siempre ha habido personas y grupos más o menos grandes que sí han dado ejemplo en el amor, en la caridad, en la unión de corazones. Desde las primeras comunidades cristianas de quienes se decía: “Mirad cómo se aman”.
  • 50. Hay muchos grupos, unos haciendo votos y otros no, donde se comparte todo y reina la paz y la alegría, aunque con tribulaciones, porque estamos en camino. Pero su vida está envuelta en otra atmósfera. Es como si fuese una nueva tierra.
  • 51. Para conseguirlo debemos amar como Jesús: amar a quien no nos ama, a quien nunca nos perdona, a los de cerca y a los de lejos, amar a la naturaleza y especialmente a los necesitados. Es como si fuese una nueva tierra. Y encontra- remos la felicidad.
  • 52. Ama también a quien no te quiere y al que nunca te perdona. Automático
  • 53.
  • 54. Ama sobre todo a quien carece de consuelo y de cariño
  • 55.
  • 56. Ama a la gente que está a tu lado; no la traiciones nunca en la vida.
  • 57. Ama a la luna y a las estrellas, porque ellas brillan también por amor.
  • 58. Ama al que no tiene amigos, al que vive siempre solo,
  • 59.
  • 60. Ama sobre todo a quien no cree,
  • 62. Ama a los niños abandonados que nunca han visto una sonrisa.
  • 63. Ama a los pobres y marginados, para que encuentren la felicidad.
  • 64. Con María que nos espera en el cielo. AMÉN