SlideShare una empresa de Scribd logo
El cristianismo en el 
contexto imperial romano
A. Pax romana y difusión del 
cristianismo 
Ara Pacis
La pax romana 
• Se inicia en el gobierno del emperador Augusto y se prolonga 
hasta fines del siglo II. 
• Se caracterizó por su orden, seguridad, centralización y 
bienestar colectivo para los romanos y los pueblos 
conquistados. 
• Paulatina extensión de la ciudadanía romana a los pueblos 
conquistados. Disminuye gastos y requerimientos de las 
campañas militares. 
• La paz en las provincias permitió al Imperio proveerse de los 
recursos humanos y naturales necesarios. 
• Incremento de provincias evitó la concentración del poder en 
manos de los funcionarios. 
• Incremento de burocracia: trajo consigo un crecimiento 
considerable de los impuestos. 
• Principales beneficiados: agricultores y comerciantes, 
especialmente los últimos, quienes comunicaban unas 
comunidades con otras.
1.d. el cristianismo en el contexto imperial romano
Difusión del cristianismo 
 La pax romana permitió la circulación de militares y 
mercaderes cristianos por todo el Imperio. No tanto 
circulación de esclavos. 
 Presencia del cristianismo en las grandes ciudades romanas: 
Roma, Alejandría y Antioquia. En cada ciudad un obispo, en 
las grandes patriarca 
 Debilitamiento de la fe pagana de los dioses de Roma. 
 Recepción de los cultos orientales mistéricos en el mundo 
romano. 
 El uso de lenguas comunes también benefició la expansión del 
cristianismo. 
 Posteriormente surge una preocupación entre ciertos sectores 
conservadores preocupados por la difusión del cristianismo 
entre los sectores acomodados de Roma.
Cultos mistéricos 
Mitra 
Io e Isis 
Culto a Isis
Asia Menor es la patria del culto a la gran madre Cibeles, la 
diosa de la fecundidad. Su culto se difundió en el mundo 
helenístico, y en 204 se introdujo en Roma. El amante de 
Cibeles, Attis, fue venerado junto con ella, dando lugar a un 
culto mistérico salvaje y orgiástico, con un cuerpo sacerdotal 
a su servicio: el de los "Galos". Un culto muy similar es el 
proveniente de la ciudad de Byblos (Siria), 
hacia Atargatis (diosa de la naturaleza) y su esposo Adonis, 
festejado anualmente con motivo de su muerte y vuelta a la 
vida. 
Estos tres cultos mistéricos, tan similares (Isis-Osiris, 
Cibeles-Attis, Atargatis-Adonis) revelan cómo el sentimiento 
del hombre antiguo se encontraba dominado por la tragedia 
de la muerte y por el deseo de la resurrección, representado 
en los tres dioses varones. Fue este aspecto, esta respuesta, lo 
que hizo que estas religiones tuvieran buena acogida en 
Roma y Grecia, donde la religión tradicional no ofrecía 
ninguna respuesta a estos interrogantes.
Representaciones del más allá dominaban también el culto 
mistérico de Mitra, que se manifestó también con mayor 
fuerza sólo cuando el cristianismo se había consolidado ya 
externa e internamente. Este culto tiene su origen en Persia, 
se perfecciona en Capadocia y se propaga por Oriente y 
Occidente, encontrando una extraordinaria acogida en 
Roma. Se trataba de un culto masculino, cuyos adeptos eran 
mayoritariamente soldados romanos. Su figura central era 
Mitra, dios persa de la luz, el cual rapta un toro puesto bajo 
la potestad de la luna, y lo mata por mandato de Apolo. El 
aspirante debía pasar por siete grado de iniciación hasta ser 
perfecto discípulo de Mitra. Tenían gran importancia los 
banquetes rituales.
La gran masa de pueblo se dirigía a las esferas más bajas de la 
superstición, que siempre habían encontrado una mayor difusión y 
heterogeneidad. 
En la cima estaba la ciencia astrológica, que daba a las estrellas un 
determinado influjo sobre el destino humano. Gran importancia 
tuvo la escuela astrológica de Coo, fundada en 280 a.C. Gran 
importancia tuvo el hecho de que la filosofía estoica se pusiera de 
parte de la astrología, al considerar el determinismo que pesa sobre 
el desarrollo del mundo. 
Poseidonio dio a la astrología el carácter de auténtica ciencia, lo que 
le dio gran consideración, tanto, que emperadores romanos como 
Tiberio tenían un cuerpo de astrólogos a su servicio, y otros (Marco 
Aurelio) hicieron templos-observatorios: los Septizonios. Una gran 
cantidad de literatura, dirigida a clases altas y bajas, persuadió a los 
lectores en la creencia en un destino determinado por las estrellas.
Una vía de salida para el destino dado por las estrellas era la magia, 
que por medio de prácticas misteriosas se empeñaba en sujetar el 
poder de los astros. Estas formas de superstición venían de oriente, 
en que se mezclaban instintos primordiales del hombre, angustia, 
odio, morbo y escalofrío. La creencia en la magia tiene como 
presupuesto el fuerte temor de los demonios, que desde el IV siglo 
a.C. se difundió por el mundo heleno: el mundo entero estaría lleno 
de demonios, extraños seres entre los dioses y los hombres, de los 
cuales son muchos los que quieren perjudicar al hombre, pero cuyo 
poder puede venir conjurado con la magia. 
Con la magia se conecta la creencia en un significado misterioso de 
los sueños, y su interpretación, que llegó a tener gran éxito, sobre 
todo en Egipto. Dos fenómenos estaban relacionados con este hecho: 
la consulta a los oráculos de los templos, y la existencia de una 
literatura sobre el tema (v.g., los Libri Sibillini).
General era también la fe en los milagros, sobre todo en recuperar 
la salud perdida. Así se explica la gran expansión del culto al dios 
médico ASCLEPIO, cuyos templos eran centros de 
peregrinaciones. 
Este panorama ofrecía obstáculos al naciente cristianismo: era 
demasiado grande el contraste entre el culto al emperador y a un 
condenado a muerte; era peligroso hacer frente al culto de estado; 
era "absurdo" contraponer las exigencias del Evangelio al 
desorden moral de las religiones orientales. Pero también es cierto 
que facilitó la acogida de la nueva religión el sentido de vacío 
provocado por la caída de las religiones tradicionales. El nuevo 
mensaje podía atraer a los disgustados con lo hasta entonces 
existente. Pero sobre todo fue el descubrimiento de una salvación 
incomparable, lo que trajo la clave del éxito del cristianismo.
DIOS DESCONOCIDO
No todo fue fácil para la Iglesia… 
 La Iglesia fundada por Jesucristo tropieza 
desde el inicio con un ambiente religioso, 
político y social en que abundan la 
injusticia y la corrupción. La corrupción 
comenzaba en los gobernadores y jefes 
religiosos y se extendía a todos los 
estratos de la sociedad. En ese ambiente 
los cristianos fueron creciendo y 
resolviendo las dificultades que surgían.
B.Choque con el imperio 
 ¿Como insertar la fe cristiana en 
el mundo grecorromano?, en 
que había tantas religiones 
politeístas, se daba culto de 
adoración al emperador, 
abundaban los vicios, y las 
ideas filosóficas no siempre 
concordaban con el Evangelio. 
¿Qué hacer?
¿Por qué chocan con el imperio? 
• La comunidad cristiana acoge a todos los 
hombres, porque son iguales y libres ante Dios 
y salvados por Cristo. 
• A sólo Dios hay que dar culto. 
• Hay que llevar una vida de austeridad, de 
pureza y de caridad con los necesitados.
Varias fueron las calumnias populares 
que se levantaron contra los 
cristianos: 
 1. Los cristianos son ateos: porque no participaban en el 
culto a los dioses oficiales, ni en el culto idolátrico al 
emperador. Esto amenaza el equilibrio de la ciudad, pues – 
según la opinión popular- los dioses se sienten ofendidos y 
se vengan enviando calamidades tales como inundaciones, 
terremotos, epidemias, incursiones de los bárbaros. También 
se decía que los cristianos daban culto a un asno o a un 
bandido condenado a muerte en una cruz. 
 2. Los cristianos practican el incesto: los paganos 
pensaban que, si los cristianos se reunían en banquetes 
nocturnos, era para entregarse a orgías y a las peores 
torpezas entre hermanos y hermanas. 
 3. Los cristianos son antropófagos: por no comprender la 
eucaristía, los paganos pensaban que el cuerpo que comen y 
la sangre que beben eran los de un niño, sacrificado 
ritualmente.
Había también objeciones y 
calumnias de los sabios y políticos 
contra los cristianos 
1. Los cristianos son unos pobres hombres 
ignorantes y pretenciosos: son gente reclutada entre 
las clases sociales inferiores, aprovechando su 
credulidad. Ponen en entredicho los valores de la 
civilización romana y minan la autoridad del padre de 
familia dado que el Cristianismo reconocía la 
dignidad de las mujeres y de los niños. No olvidemos 
que en el mundo pagano la mujer y el niño no valían 
prácticamente nada; simplemente se les toleraba: a 
la mujer, porque trabajaba en casa y criaba los hijos; 
y a los niños, porque después serían mayores. 
2. Los cristianos son malos ciudadanos: porque no 
participan en los cultos de la ciudad ni en el culto 
imperial, no aceptan las costumbres de los 
antepasados, y rechazan formar parte de la 
magistratura y del ejército.
 3. La doctrina cristiana se opone a la razón: 
Dios, perfecto e inmutable, no puede rebajarse 
a ser un niño pequeño. La resurrección de los 
cuerpos es una formidable mentira. El Dios 
pacífico del Nuevo Testamento está en 
contradicción con el dios guerrero del Antiguo 
Testamento. Los cuatro relatos de la pasión se 
contradicen. Los ritos cristianos son inmorales. 
El bautismo fomenta los vicios, al pensar que 
un poco de agua perdona de una vez todos los 
pecados.
PADRES APOLOGISTAS 
 Defendieron a la Iglesia de las acusaciones, 
elaborando así una primera teología. Entre ellos, 
el gran Orígenes, primer teólogo cristiano; san 
Justino (mártir en 165), y Tertuliano en su obra 
Apologética, y un autor desconocido que 
escribió la carta a Diogneto. Contestan así a las 
calumnias y acusaciones:
• “Nada hay secreto entre nosotros”: “estamos 
presentes por todas partes, tenemos las mismas 
actividades que vosotros, los mismos alimentos y 
los mismos vestidos. Lo único que rechazamos es 
acudir a los templos y asistir a los espectáculos del 
anfiteatro”. 
• “Sois vosotros los que tenéis costumbres 
nefastas”: la sociedad romana practicaba el 
infanticidio y el aborto, dos cosas que los 
cristianos no aceptamos, por ser un crimen. 
Además, la sociedad romana exaltaba el 
desenfreno de la sexualidad hasta el paroxismo, 
contando las hazañas amorosas de los dioses y 
tolerando el intercambio de esposas.
 “El cristianismo es una doctrina conforme a la razón”: 
nada hay en el cristianismo que se oponga a la 
razón. Es verdad que algunos apologistas 
defendieron el cristianismo atacando la religión 
pagana con poco tacto y caridad, por ejemplo, 
Tertuliano, que era muy impulsivo. Pero, en general, 
los cristianos fueron respetuosos de los paganos, y 
trataban de evangelizar más con el ejemplo que con 
la palabra. 
 “Los cristianos somos buenos ciudadanos”: los 
apologistas no cesan de proclamar su lealtad al 
estado, siguiendo lo que dicen la carta a los romanos 
en 13, 1-7 y la primera carta 1 Pedro en 2, 13. Y 
aunque no consideran al emperador como divino, sin 
embargo le obedecen y rezan por él. Además pagan 
sus impuestos. Y si no aceptaban formar parte de la 
magistratura y del ejército, era porque, tarde o 
temprano, estarían en contradicción con el evangelio, 
dado que estaban obligados a participar en 
ceremonias idolátricas y a ejercer la violencia
Nerón les acusa de 
Incendiar Roma
“¡Cristianos a las fieras!” 
• Ante la expansión del cristianismo el imperio 
romano tuvo miedo, pues no quería que nadie le 
hiciera sombra. Varios emperadores se sirvieron 
de cualquier catástrofe para echar la culpa a los 
cristianos, pues causas justas para perseguirlos no 
había. Resulta también una ironía de la historia 
constatar quien cometió tan grande injusticia 
contra los cristianos fue el imperio romano, el 
inventor del derecho
Razones de las persecuciones 
• Se confunde a los cristianos con los judíos. 
• Surgimiento de corrientes mesiánicas. 
• Conversión de los paganos que dejaban de lado el culto de 
sus divinidades. 
• Se creían que los ritos cristianos eran escandalosos. 
(Mágicos, maléficos). 
• Las comunidades eran vistas como gestoras de desórdenes 
públicos (etnia cerrada y sospechosa, asociaciones) e incluso 
privados (esposas, hijas). 
• En el siglo III van a reflejar la preocupación estatal por 
consolidar su autoridad en las localidades aumentando el 
tamaño del ejército y el boato y parafernalia de la imagen del 
emperador. Limpieza étnica, centralización del poder.
Persecuciones y expansión del 
cristianismo 
• Actitud de los mártires era 
difundida de forma oral y escrita. 
• Aquellos cristianos que abjuraron 
de su fe, luego se arrepintieron y la 
consolidaron. 
• Se elevó el protagonismo de los 
líderes cristianos exaltando su 
heroísmo, autocontrol y 
autodisciplina. 
• Eran perseguidos los líderes, pero 
los fieles no eran tocados. 
• Brindaba una organización 
comunitaria (inclusiva, niños y 
mujeres), sentido y vida eterna 
después de la muerte.
Así comenzaron las persecuciones 
de los emperadores romanos. 
• La primera de todas, la de Nerón (54-68) que incendió 
Roma, expuso a los cristianos a los mordiscos de las 
fieras, crucificó a muchos de ellos y los cubrió de 
resina y brea para que sirvieran de antorchas que 
iluminaran el Circo de Nerón (hoy la plaza de san 
Pedro). En esta persecución de Nerón murió 
crucificado Pedro, el primer Papa, en el año 64, y en el 
año 67 Pablo, por decapitación. Ambos, Pedro y Pablo, 
fueron primeramente encerrados en la cárcel 
Mamertina. Más tarde fueron muriendo también los 
demás apóstoles; algunos de ellos martirizados, según 
cuenta la tradición.
PERSECUCIONES ESPORÁDICAS 
• En el contexto general de la antigua Roma las 
persecuciones de los cristianos constituyen una 
excepción. 
• Pruebas: escritores cristianos como Tertuliano hacen 
especial hincapié en el hecho de que los cristianos en 
todas partes colaboran en las tareas de la vida cotidiana, 
siempre que lo puedan hacer sin idolatría ni inmoralidad 
• la imagen que presenta la vida en el Estado romano, una 
vez terminado el conflicto, es, según muestran los 
escritos, por ejemplo, de Ambrosio y de Jerónimo, 
completamente la de un sistema de orden y derecho 
esencialmente tranquilo
• El carácter esporádico de las persecuciones —y 
consiguientemente la tan amplia como efectiva 
libertad de los cristianos durante los primeros 
siglos— explica también hechos como los que 
siguen: a partir del siglo II, 
las comunidades cristianas pudieron comprar 
tierras y erigir iglesias, y hasta promover (y 
ganar) un proceso al respecto (la comunidad de 
Roma en el 230 contra los posaderos romanos); 
a mediados del siglo II, Justino dirigía en Roma 
su propia escuela pública; pudo surgir, en fin, 
una vasta literatura cristiana. El llamado período 
de las catacumbas fue una excepción.
3) ÉPOCA DE PERSECUCIONES. 
Las persecuciones. 
No fue continua hubo grandes épocas de paz, pero 
siempre estaa latente la amenaza) 
Como castigos les expropiaban sus bienes, la prisión, el 
destierro, los trabajos forzados, las torturas y, en 
muchos casos la muerte. 
Muchos cristianos entregaron su vida antes que renunciar 
a sus creencias. 
A estos se les llamo “ mártires “, que significa del griego 
testigos. 
Las persecuciones no lograron acabar con el cristianismo 
sino que, “ la sangre de los mártires se transformó en 
semilla de nuevos cristianos”. 
.
3) ÉPOCA DE PERSECUCIONES. 
Las catumbas, una Iglesia bajo tierra 
Las catacumbas son galerías subterráneas 
en las que los primitivos cristianos 
enterraban a sus muertos y practicaban 
ceremonias de culto. 
Los cristianos no practicaban la 
incineración. 
Las catacumbas llegaron a ser complejos 
laberintos de varias alturas. En un 
principio solo eran cementerios, pero 
con el tiempo se convirtieron en lugares 
de peregrinación y de culto, pues allí 
estaban enterrados muchos mártires. 
Durante las persecuciones sirvieron, en 
casos excepcionales, como lugar de 
refugio momentáneo y para la 
celebración de la eucaristía. 
.
Principales persecuciones 
•Domiciano (81-96). 
Comienza en el 92En el año 95 
degüella a Flavio Clemente 
(cónsul y primo suyo) y a su 
mujer Flavia Domitila, por 
"ateísmo". Murieron muchos y 
otros fueron torturados. Por 
ejemplo, san Juan Evangelista 
fue metido en una caldera de 
aceite hirviendo. Desterrado a 
la isla de Patmos, escribió el 
Apocalipsis y su Evangelio y 
las tres epístolas. Murió 
alrededor del año 101.
•Trajano (98-117). 
Mártires: S. Ignacio de 
Antioquía (110), S. 
Simeón, obispo de 
Jerusalén (120 años de 
edad y pariente del 
Señor). 
•Marco Aurelio (161- 
180). Mártires: En el año 
165 San Justino y 6 
compañeros y los 
mártires de Lyon (177).
• Septimio Severo (193-211). Publica un 
decreto contra los catecúmenos ("ne fiant 
christiani..."). Mártires: Stas. Perpetua y 
Felicidad en Africa, Leónidas (padre de 
Orígenes) en Alejandría. 
• Maximino el Tracio (235-238). Mártires: S. 
Hipólito y S. Ponciano. 
• Decio (249-251). Es la mayor persecución 
hasta entonces. Se publica un decreto 
general de persecución a quienes no 
ofrecieran sacrificios (la supplicatio) que se 
exigía especialmente a los obispos.
El desencadenamiento de la persecución estuvo 
relacionado con el hecho de que los cristianos se 
negaron a tomar parte en los sacrificios oficiales que 
habían sido prescritos en todo el imperio para impetrar 
protección contra una epidemia. El edicto decía que 
todos los súbditos del imperio estaban oficialmente 
obligados a ofrecer el sacrificio y que, eventualmente, 
podían ser forzados a ello. Se establecieron 
comisiones sacrificiales ante las cuales todos, junto 
con sus mujeres e hijos, debían sacrificar y hacerse 
extender un justificante, un «libelo». (Se conservan muchas 
solicitudes de estos «libelos», con los correspondientes justificantes firmados, 
refrendados y fechados)..
•Hubo toda una serie de 
mártires, (S. Fabián, papa) y 
aún más de confesores, pero 
también hubo muchos que, 
entibiados por el largo período 
de paz precedente, apostataron 
(lapsi; entre los cuales no 
faltaron clérigos y obispos). 
Algunos consiguieron el libelo 
sin haber sacrificado; después 
de la persecución, este tipo de 
apostasía fue tratado por la 
Iglesia con cierta benevolencia
La persecución de Decio terminó con la entrada de los 
godos en la Dacia. El emperador sucumbió en la 
batalla contra ellos. Sus medidas contra los cristianos 
fueron mantenidas por el emperador Valeriano (253- 
260). Mas esto no sucedió hasta el año 257, tras un 
repentino cambio de actitud respecto a los cristianos, 
lo que nuevamente pone de manifiesto cuán oscuro era 
el fundamento jurídico de las persecuciones. Este 
ataque, por otra parte, se desencadenó con más 
calculada minuciosidad; iba dirigido directamente 
contra los elementos más significados de la Iglesia: el 
clero, las asambleas de la comunidad, los jueces y 
senadores cristianos. Prohíbe la liturgia y los 
cementerios.
•Y en 258 uno contra los 
eclesiásticos y laicos que 
tenían algún cargo importante. 
•Eran condenados a trabajos 
forzados, a muerte, o a pasar a 
la condición de esclavos. 
•Mártires: S. Sixto II 
(sorprendido celebrando Misa 
con cuatro diáconos en las 
catacumbas de S. Calixto), S. 
Lorenzo (que murió cuatro días 
después), S. Cipriano (258), S. 
Fructuoso (obispo de 
Tarragona).
Galieno, hijo de Valeriano, nada más 
ser constituido único emperador en el 
260, derogó los edictos de 
persecución. Comenzó entonces, 
sobre la base de una tolerancia fáctica 
(no jurídica), una época de paz de 
cuarenta años, que fue de gran 
importancia 
La organización interna de la Iglesia pudo avanzar sin 
impedimentos, y otro tanto su crecimiento por todo el 
imperio y en todas las capas sociales. Con ello, la 
Iglesia se fortaleció tanto que la tormenta que luego se 
desencadenaría ya no pudo afectarla de una manera 
decisiva.
Durante este período la Iglesia 
logró sobre todo superar 
plenamente el prejuicio público 
contra los cristianos. En la última 
persecución apenas participó la 
plebe; Atanasio nos cuenta que 
los paganos muchas veces 
protegían y ocultaban a los 
perseguidos de sus perseguidores
7 La vida de los primeros cristianos 
9 
LOS CRISTIANOS EN EL IMPERIO 
Hablamos de Dios 
9 
Los cristianos en el Imperio Romano 
ROMANO 
LOS CRISTIANOS 
No admitían que el 
emperador fuera 
considerado como 
un dios. 
Eran considerados 
ateos porque no 
adoraban a los 
dioses del Imperio. 
Eran 
despreciados por 
los intelectuales y 
los filósofos. 
Despreciaban 
determinadas 
costumbres: 
juegos y ejército. 
64 
Nerón 
81-86 
Domiciano 
98-117 
Trajano 
165 
Marco 
Aurelio 
202 
Septimio 
Severo 
235 
Máximo 
249-251 
Decio 
257-258 
Valeriano 
303-305 
Diocleciano 
PERSECUCIONES 
LOCALES 
PERSECUCIONES 
GENERALES

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La iglesia en la edad moderna
La iglesia en la edad modernaLa iglesia en la edad moderna
La iglesia en la edad moderna
María del Rosario Vera Quispe
 
Las persecuciones del imperio romano a los cristianos
Las persecuciones del imperio romano a los cristianosLas persecuciones del imperio romano a los cristianos
Las persecuciones del imperio romano a los cristianos
Adrián Corral
 
Taller 1 y 2 historia del cristianismo
Taller 1 y 2 historia del cristianismoTaller 1 y 2 historia del cristianismo
Taller 1 y 2 historia del cristianismo
pabcolgom
 
Los primeros siglos del cristianismo
Los primeros siglos del cristianismoLos primeros siglos del cristianismo
Los primeros siglos del cristianismo
Santuario Jesus Nazareno
 
Palestina en tiempos de jesus
Palestina en tiempos de jesusPalestina en tiempos de jesus
Palestina en tiempos de jesus
lpujser
 
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
fsagrado
 
Introducción a la Biblia
Introducción a la BibliaIntroducción a la Biblia
Introducción a la Biblia
Marian Calvo
 
La iglesia perseguida 1
La iglesia perseguida 1La iglesia perseguida 1
La iglesia perseguida 1
givari
 
Nacimiento de la Iglesia Católica
Nacimiento de la Iglesia CatólicaNacimiento de la Iglesia Católica
Nacimiento de la Iglesia Católica
institutoslr
 
Iglesia perseguida
Iglesia perseguidaIglesia perseguida
Iglesia perseguida
Luis Cuervo
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
clasesteologia
 
La iglesia imperial
La iglesia imperialLa iglesia imperial
La iglesia imperial
givari
 
El Apocalipsis - Introducción
El Apocalipsis - IntroducciónEl Apocalipsis - Introducción
El Apocalipsis - Introducción
Montse de Paz
 
Historia del cristianismo
Historia del cristianismoHistoria del cristianismo
Historia del cristianismo
lyns12
 
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
maria2057
 
Período intertestamentario
Período intertestamentarioPeríodo intertestamentario
Período intertestamentario
lslsls
 
GRECIA CLASICA
GRECIA CLASICAGRECIA CLASICA
Reforma y Contrarreforma Religiosa.
Reforma y Contrarreforma Religiosa.Reforma y Contrarreforma Religiosa.
Reforma y Contrarreforma Religiosa.
Juan Luis
 
Enseñanza sobre la Carta de Santiago
Enseñanza sobre la Carta de SantiagoEnseñanza sobre la Carta de Santiago
Enseñanza sobre la Carta de Santiago
Carlos Mauricio Iriarte
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
Bruno Mauricci
 

La actualidad más candente (20)

La iglesia en la edad moderna
La iglesia en la edad modernaLa iglesia en la edad moderna
La iglesia en la edad moderna
 
Las persecuciones del imperio romano a los cristianos
Las persecuciones del imperio romano a los cristianosLas persecuciones del imperio romano a los cristianos
Las persecuciones del imperio romano a los cristianos
 
Taller 1 y 2 historia del cristianismo
Taller 1 y 2 historia del cristianismoTaller 1 y 2 historia del cristianismo
Taller 1 y 2 historia del cristianismo
 
Los primeros siglos del cristianismo
Los primeros siglos del cristianismoLos primeros siglos del cristianismo
Los primeros siglos del cristianismo
 
Palestina en tiempos de jesus
Palestina en tiempos de jesusPalestina en tiempos de jesus
Palestina en tiempos de jesus
 
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
3 la iglesia de los primeros siglos s i iv
 
Introducción a la Biblia
Introducción a la BibliaIntroducción a la Biblia
Introducción a la Biblia
 
La iglesia perseguida 1
La iglesia perseguida 1La iglesia perseguida 1
La iglesia perseguida 1
 
Nacimiento de la Iglesia Católica
Nacimiento de la Iglesia CatólicaNacimiento de la Iglesia Católica
Nacimiento de la Iglesia Católica
 
Iglesia perseguida
Iglesia perseguidaIglesia perseguida
Iglesia perseguida
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
 
La iglesia imperial
La iglesia imperialLa iglesia imperial
La iglesia imperial
 
El Apocalipsis - Introducción
El Apocalipsis - IntroducciónEl Apocalipsis - Introducción
El Apocalipsis - Introducción
 
Historia del cristianismo
Historia del cristianismoHistoria del cristianismo
Historia del cristianismo
 
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
Cristianismo antiguo e imperio romano[1]
 
Período intertestamentario
Período intertestamentarioPeríodo intertestamentario
Período intertestamentario
 
GRECIA CLASICA
GRECIA CLASICAGRECIA CLASICA
GRECIA CLASICA
 
Reforma y Contrarreforma Religiosa.
Reforma y Contrarreforma Religiosa.Reforma y Contrarreforma Religiosa.
Reforma y Contrarreforma Religiosa.
 
Enseñanza sobre la Carta de Santiago
Enseñanza sobre la Carta de SantiagoEnseñanza sobre la Carta de Santiago
Enseñanza sobre la Carta de Santiago
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
 

Destacado

Expansion del cristianismo y persecusiones
Expansion del cristianismo y persecusionesExpansion del cristianismo y persecusiones
Expansion del cristianismo y persecusiones
Yolanda Escajadillo
 
Inicio xtianos
Inicio xtianosInicio xtianos
Inicio xtianos
maria2057
 
El cristianismo
El cristianismoEl cristianismo
El cristianismo
doloreshelguera
 
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUAÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
evagallardoclares
 
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
octaviojave
 
Arte paleocristiano
Arte paleocristianoArte paleocristiano
Arte paleocristiano
home
 
Plan de salvacion
Plan de salvacionPlan de salvacion
Plan de salvacion
maria2057
 
Taller 3 historia del cristianismo
Taller 3 historia del cristianismoTaller 3 historia del cristianismo
Taller 3 historia del cristianismo
pabcolgom
 
Ara Pacis
Ara PacisAra Pacis
Ara Pacis
gloriglo
 
Ara pacis powerpoint
Ara pacis powerpointAra pacis powerpoint
Ara pacis powerpoint
sergio19891
 
El cristianismo primitivo[1]
El cristianismo primitivo[1]El cristianismo primitivo[1]
El cristianismo primitivo[1]
maria2057
 
Persecuciones de los romanos a los cristianos
Persecuciones de los romanos a los cristianosPersecuciones de los romanos a los cristianos
Persecuciones de los romanos a los cristianos
M. Fátima Martínez Marqués
 
Ss ceibos 2012
Ss ceibos 2012Ss ceibos 2012
Ss ceibos 2012
historiadelaiglesia
 
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. MadridEncuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
Nestor Mora Nuñez
 
Semana santa clase liturgica 2012
Semana santa clase liturgica 2012Semana santa clase liturgica 2012
Semana santa clase liturgica 2012
historiadelaiglesia
 
Pensamientos 0 del papa francisco
Pensamientos 0 del papa franciscoPensamientos 0 del papa francisco
Pensamientos 0 del papa francisco
Nestor Mora Nuñez
 
patrologia-tema29
patrologia-tema29patrologia-tema29
patrologia-tema29
clasesteologia
 
Triptico 14-ok
Triptico 14-okTriptico 14-ok
Triptico 14-ok
Nestor Mora Nuñez
 
La pasion
La pasionLa pasion
Herejías II
Herejías IIHerejías II
Herejías II
iasdcentenario
 

Destacado (20)

Expansion del cristianismo y persecusiones
Expansion del cristianismo y persecusionesExpansion del cristianismo y persecusiones
Expansion del cristianismo y persecusiones
 
Inicio xtianos
Inicio xtianosInicio xtianos
Inicio xtianos
 
El cristianismo
El cristianismoEl cristianismo
El cristianismo
 
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUAÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
ÁLBUM DE LA EDAD ANTIGUA
 
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
Pax americana octavio-jave_alcalde (1)
 
Arte paleocristiano
Arte paleocristianoArte paleocristiano
Arte paleocristiano
 
Plan de salvacion
Plan de salvacionPlan de salvacion
Plan de salvacion
 
Taller 3 historia del cristianismo
Taller 3 historia del cristianismoTaller 3 historia del cristianismo
Taller 3 historia del cristianismo
 
Ara Pacis
Ara PacisAra Pacis
Ara Pacis
 
Ara pacis powerpoint
Ara pacis powerpointAra pacis powerpoint
Ara pacis powerpoint
 
El cristianismo primitivo[1]
El cristianismo primitivo[1]El cristianismo primitivo[1]
El cristianismo primitivo[1]
 
Persecuciones de los romanos a los cristianos
Persecuciones de los romanos a los cristianosPersecuciones de los romanos a los cristianos
Persecuciones de los romanos a los cristianos
 
Ss ceibos 2012
Ss ceibos 2012Ss ceibos 2012
Ss ceibos 2012
 
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. MadridEncuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
Encuentro de Peregrinos Tierra Santa. Madrid
 
Semana santa clase liturgica 2012
Semana santa clase liturgica 2012Semana santa clase liturgica 2012
Semana santa clase liturgica 2012
 
Pensamientos 0 del papa francisco
Pensamientos 0 del papa franciscoPensamientos 0 del papa francisco
Pensamientos 0 del papa francisco
 
patrologia-tema29
patrologia-tema29patrologia-tema29
patrologia-tema29
 
Triptico 14-ok
Triptico 14-okTriptico 14-ok
Triptico 14-ok
 
La pasion
La pasionLa pasion
La pasion
 
Herejías II
Herejías IIHerejías II
Herejías II
 

Similar a 1.d. el cristianismo en el contexto imperial romano

004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
FabianAlejandroDelga2
 
La medicina-en-el-cristianismo
La medicina-en-el-cristianismoLa medicina-en-el-cristianismo
La medicina-en-el-cristianismo
julio cesar castro guerrero
 
El Cristianismo
El CristianismoEl Cristianismo
09 Pp Xtnos
09 Pp Xtnos09 Pp Xtnos
09 Pp Xtnos
historiadelaiglesia
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
alealcantararo
 
Ágora y la caída del imperio romano
Ágora y la caída del imperio romanoÁgora y la caída del imperio romano
Ágora y la caída del imperio romano
Alondra RoOque
 
Surgimiento y expansión del cristianismo
Surgimiento y expansión del cristianismoSurgimiento y expansión del cristianismo
Surgimiento y expansión del cristianismo
Pablo Molina Molina
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
Michelle295
 
Libro no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
Libro  no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012Libro  no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
Libro no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
Gran Fratervidad Tao Gnostica Espiritual Org
 
La Iglesia en el Imperio Romano
La Iglesia en el Imperio RomanoLa Iglesia en el Imperio Romano
La Iglesia en el Imperio Romano
Mercedes
 
El Cristianismo,Tema2
El Cristianismo,Tema2El Cristianismo,Tema2
El Cristianismo,Tema2
profe07
 
Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval
Fernando de los Ángeles
 
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptxTema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
EliezerRomero11
 
Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval
Fernando de los Ángeles
 
Cristianismo y Filosofía
Cristianismo y FilosofíaCristianismo y Filosofía
Cristianismo y Filosofía
jose.antonio.paredes
 
El cristianismo en la antigua roma
El cristianismo en la antigua romaEl cristianismo en la antigua roma
El cristianismo en la antigua roma
Citlali Abigail Rodriguez
 
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptxTema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Colegio
 
Cristianismo y pensamiento
Cristianismo y pensamientoCristianismo y pensamiento
Cristianismo y pensamiento
mjestebang
 
Libro de verdades de la fe católica
Libro de verdades de la fe católicaLibro de verdades de la fe católica
Libro de verdades de la fe católica
BRIAN MOORE
 
Religión en Roma.pptx
Religión en Roma.pptxReligión en Roma.pptx
Religión en Roma.pptx
david88rodri
 

Similar a 1.d. el cristianismo en el contexto imperial romano (20)

004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
004 ROMA Y EL CRISTIANISMO.pptx
 
La medicina-en-el-cristianismo
La medicina-en-el-cristianismoLa medicina-en-el-cristianismo
La medicina-en-el-cristianismo
 
El Cristianismo
El CristianismoEl Cristianismo
El Cristianismo
 
09 Pp Xtnos
09 Pp Xtnos09 Pp Xtnos
09 Pp Xtnos
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Ágora y la caída del imperio romano
Ágora y la caída del imperio romanoÁgora y la caída del imperio romano
Ágora y la caída del imperio romano
 
Surgimiento y expansión del cristianismo
Surgimiento y expansión del cristianismoSurgimiento y expansión del cristianismo
Surgimiento y expansión del cristianismo
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Libro no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
Libro  no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012Libro  no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
Libro no 01 la iglesia romana la guerra final año 2.012
 
La Iglesia en el Imperio Romano
La Iglesia en el Imperio RomanoLa Iglesia en el Imperio Romano
La Iglesia en el Imperio Romano
 
El Cristianismo,Tema2
El Cristianismo,Tema2El Cristianismo,Tema2
El Cristianismo,Tema2
 
Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval
 
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptxTema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
 
Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval Tema 2 la iglesia medieval
Tema 2 la iglesia medieval
 
Cristianismo y Filosofía
Cristianismo y FilosofíaCristianismo y Filosofía
Cristianismo y Filosofía
 
El cristianismo en la antigua roma
El cristianismo en la antigua romaEl cristianismo en la antigua roma
El cristianismo en la antigua roma
 
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptxTema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
Tema 02. Trastornando el mundo en Grupos Pequeños..pptx
 
Cristianismo y pensamiento
Cristianismo y pensamientoCristianismo y pensamiento
Cristianismo y pensamiento
 
Libro de verdades de la fe católica
Libro de verdades de la fe católicaLibro de verdades de la fe católica
Libro de verdades de la fe católica
 
Religión en Roma.pptx
Religión en Roma.pptxReligión en Roma.pptx
Religión en Roma.pptx
 

Más de David Galarza Fernández

Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptxInforme-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
David Galarza Fernández
 
Liturgia resumen
Liturgia resumenLiturgia resumen
Liturgia resumen
David Galarza Fernández
 
Pobreza y desigualdad
Pobreza y desigualdadPobreza y desigualdad
Pobreza y desigualdad
David Galarza Fernández
 
Educar en el valor de la ley en primaria
Educar en el valor de la ley en primariaEducar en el valor de la ley en primaria
Educar en el valor de la ley en primaria
David Galarza Fernández
 
Cuaresma
CuaresmaCuaresma
Reflexión navideña
Reflexión navideñaReflexión navideña
Reflexión navideña
David Galarza Fernández
 
Contexto histórico de vicente de paul
Contexto histórico de vicente de paulContexto histórico de vicente de paul
Contexto histórico de vicente de paul
David Galarza Fernández
 
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
David Galarza Fernández
 
Transhumanismo
TranshumanismoTranshumanismo
Transhumanismo
David Galarza Fernández
 
Laudato sii
Laudato siiLaudato sii
Doctrina social
Doctrina socialDoctrina social
Doctrina social
David Galarza Fernández
 
18.8. ritos en la iglesia católica
18.8. ritos en la iglesia católica18.8. ritos en la iglesia católica
18.8. ritos en la iglesia católica
David Galarza Fernández
 
1 valores y educación
1   valores y educación1   valores y educación
1 valores y educación
David Galarza Fernández
 
Iconografía de los vicios
Iconografía de los viciosIconografía de los vicios
Iconografía de los vicios
David Galarza Fernández
 
Liturgiadelashoras
LiturgiadelashorasLiturgiadelashoras
Liturgiadelashoras
David Galarza Fernández
 
42. no mentirás
42. no mentirás42. no mentirás
42. no mentirás
David Galarza Fernández
 
El primer mandamiento
El primer mandamientoEl primer mandamiento
El primer mandamiento
David Galarza Fernández
 
Tema 13. terminalidad y eutanasia2
Tema 13. terminalidad y eutanasia2Tema 13. terminalidad y eutanasia2
Tema 13. terminalidad y eutanasia2
David Galarza Fernández
 
Tema 5. la bioética personalista
Tema 5. la bioética personalistaTema 5. la bioética personalista
Tema 5. la bioética personalista
David Galarza Fernández
 
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioéticaTema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
David Galarza Fernández
 

Más de David Galarza Fernández (20)

Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptxInforme-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
Informe-Evolución-de-la-Familia-en-España_2021_IPF_.pptx
 
Liturgia resumen
Liturgia resumenLiturgia resumen
Liturgia resumen
 
Pobreza y desigualdad
Pobreza y desigualdadPobreza y desigualdad
Pobreza y desigualdad
 
Educar en el valor de la ley en primaria
Educar en el valor de la ley en primariaEducar en el valor de la ley en primaria
Educar en el valor de la ley en primaria
 
Cuaresma
CuaresmaCuaresma
Cuaresma
 
Reflexión navideña
Reflexión navideñaReflexión navideña
Reflexión navideña
 
Contexto histórico de vicente de paul
Contexto histórico de vicente de paulContexto histórico de vicente de paul
Contexto histórico de vicente de paul
 
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
9. aprendizaje significativo, MÉTODO INDUCTIVO Y DEDUCTIVO
 
Transhumanismo
TranshumanismoTranshumanismo
Transhumanismo
 
Laudato sii
Laudato siiLaudato sii
Laudato sii
 
Doctrina social
Doctrina socialDoctrina social
Doctrina social
 
18.8. ritos en la iglesia católica
18.8. ritos en la iglesia católica18.8. ritos en la iglesia católica
18.8. ritos en la iglesia católica
 
1 valores y educación
1   valores y educación1   valores y educación
1 valores y educación
 
Iconografía de los vicios
Iconografía de los viciosIconografía de los vicios
Iconografía de los vicios
 
Liturgiadelashoras
LiturgiadelashorasLiturgiadelashoras
Liturgiadelashoras
 
42. no mentirás
42. no mentirás42. no mentirás
42. no mentirás
 
El primer mandamiento
El primer mandamientoEl primer mandamiento
El primer mandamiento
 
Tema 13. terminalidad y eutanasia2
Tema 13. terminalidad y eutanasia2Tema 13. terminalidad y eutanasia2
Tema 13. terminalidad y eutanasia2
 
Tema 5. la bioética personalista
Tema 5. la bioética personalistaTema 5. la bioética personalista
Tema 5. la bioética personalista
 
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioéticaTema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
Tema 1. orígenes, difusión y definición de la bioética
 

1.d. el cristianismo en el contexto imperial romano

  • 1. El cristianismo en el contexto imperial romano
  • 2. A. Pax romana y difusión del cristianismo Ara Pacis
  • 3. La pax romana • Se inicia en el gobierno del emperador Augusto y se prolonga hasta fines del siglo II. • Se caracterizó por su orden, seguridad, centralización y bienestar colectivo para los romanos y los pueblos conquistados. • Paulatina extensión de la ciudadanía romana a los pueblos conquistados. Disminuye gastos y requerimientos de las campañas militares. • La paz en las provincias permitió al Imperio proveerse de los recursos humanos y naturales necesarios. • Incremento de provincias evitó la concentración del poder en manos de los funcionarios. • Incremento de burocracia: trajo consigo un crecimiento considerable de los impuestos. • Principales beneficiados: agricultores y comerciantes, especialmente los últimos, quienes comunicaban unas comunidades con otras.
  • 5. Difusión del cristianismo  La pax romana permitió la circulación de militares y mercaderes cristianos por todo el Imperio. No tanto circulación de esclavos.  Presencia del cristianismo en las grandes ciudades romanas: Roma, Alejandría y Antioquia. En cada ciudad un obispo, en las grandes patriarca  Debilitamiento de la fe pagana de los dioses de Roma.  Recepción de los cultos orientales mistéricos en el mundo romano.  El uso de lenguas comunes también benefició la expansión del cristianismo.  Posteriormente surge una preocupación entre ciertos sectores conservadores preocupados por la difusión del cristianismo entre los sectores acomodados de Roma.
  • 6. Cultos mistéricos Mitra Io e Isis Culto a Isis
  • 7. Asia Menor es la patria del culto a la gran madre Cibeles, la diosa de la fecundidad. Su culto se difundió en el mundo helenístico, y en 204 se introdujo en Roma. El amante de Cibeles, Attis, fue venerado junto con ella, dando lugar a un culto mistérico salvaje y orgiástico, con un cuerpo sacerdotal a su servicio: el de los "Galos". Un culto muy similar es el proveniente de la ciudad de Byblos (Siria), hacia Atargatis (diosa de la naturaleza) y su esposo Adonis, festejado anualmente con motivo de su muerte y vuelta a la vida. Estos tres cultos mistéricos, tan similares (Isis-Osiris, Cibeles-Attis, Atargatis-Adonis) revelan cómo el sentimiento del hombre antiguo se encontraba dominado por la tragedia de la muerte y por el deseo de la resurrección, representado en los tres dioses varones. Fue este aspecto, esta respuesta, lo que hizo que estas religiones tuvieran buena acogida en Roma y Grecia, donde la religión tradicional no ofrecía ninguna respuesta a estos interrogantes.
  • 8. Representaciones del más allá dominaban también el culto mistérico de Mitra, que se manifestó también con mayor fuerza sólo cuando el cristianismo se había consolidado ya externa e internamente. Este culto tiene su origen en Persia, se perfecciona en Capadocia y se propaga por Oriente y Occidente, encontrando una extraordinaria acogida en Roma. Se trataba de un culto masculino, cuyos adeptos eran mayoritariamente soldados romanos. Su figura central era Mitra, dios persa de la luz, el cual rapta un toro puesto bajo la potestad de la luna, y lo mata por mandato de Apolo. El aspirante debía pasar por siete grado de iniciación hasta ser perfecto discípulo de Mitra. Tenían gran importancia los banquetes rituales.
  • 9. La gran masa de pueblo se dirigía a las esferas más bajas de la superstición, que siempre habían encontrado una mayor difusión y heterogeneidad. En la cima estaba la ciencia astrológica, que daba a las estrellas un determinado influjo sobre el destino humano. Gran importancia tuvo la escuela astrológica de Coo, fundada en 280 a.C. Gran importancia tuvo el hecho de que la filosofía estoica se pusiera de parte de la astrología, al considerar el determinismo que pesa sobre el desarrollo del mundo. Poseidonio dio a la astrología el carácter de auténtica ciencia, lo que le dio gran consideración, tanto, que emperadores romanos como Tiberio tenían un cuerpo de astrólogos a su servicio, y otros (Marco Aurelio) hicieron templos-observatorios: los Septizonios. Una gran cantidad de literatura, dirigida a clases altas y bajas, persuadió a los lectores en la creencia en un destino determinado por las estrellas.
  • 10. Una vía de salida para el destino dado por las estrellas era la magia, que por medio de prácticas misteriosas se empeñaba en sujetar el poder de los astros. Estas formas de superstición venían de oriente, en que se mezclaban instintos primordiales del hombre, angustia, odio, morbo y escalofrío. La creencia en la magia tiene como presupuesto el fuerte temor de los demonios, que desde el IV siglo a.C. se difundió por el mundo heleno: el mundo entero estaría lleno de demonios, extraños seres entre los dioses y los hombres, de los cuales son muchos los que quieren perjudicar al hombre, pero cuyo poder puede venir conjurado con la magia. Con la magia se conecta la creencia en un significado misterioso de los sueños, y su interpretación, que llegó a tener gran éxito, sobre todo en Egipto. Dos fenómenos estaban relacionados con este hecho: la consulta a los oráculos de los templos, y la existencia de una literatura sobre el tema (v.g., los Libri Sibillini).
  • 11. General era también la fe en los milagros, sobre todo en recuperar la salud perdida. Así se explica la gran expansión del culto al dios médico ASCLEPIO, cuyos templos eran centros de peregrinaciones. Este panorama ofrecía obstáculos al naciente cristianismo: era demasiado grande el contraste entre el culto al emperador y a un condenado a muerte; era peligroso hacer frente al culto de estado; era "absurdo" contraponer las exigencias del Evangelio al desorden moral de las religiones orientales. Pero también es cierto que facilitó la acogida de la nueva religión el sentido de vacío provocado por la caída de las religiones tradicionales. El nuevo mensaje podía atraer a los disgustados con lo hasta entonces existente. Pero sobre todo fue el descubrimiento de una salvación incomparable, lo que trajo la clave del éxito del cristianismo.
  • 13. No todo fue fácil para la Iglesia…  La Iglesia fundada por Jesucristo tropieza desde el inicio con un ambiente religioso, político y social en que abundan la injusticia y la corrupción. La corrupción comenzaba en los gobernadores y jefes religiosos y se extendía a todos los estratos de la sociedad. En ese ambiente los cristianos fueron creciendo y resolviendo las dificultades que surgían.
  • 14. B.Choque con el imperio  ¿Como insertar la fe cristiana en el mundo grecorromano?, en que había tantas religiones politeístas, se daba culto de adoración al emperador, abundaban los vicios, y las ideas filosóficas no siempre concordaban con el Evangelio. ¿Qué hacer?
  • 15. ¿Por qué chocan con el imperio? • La comunidad cristiana acoge a todos los hombres, porque son iguales y libres ante Dios y salvados por Cristo. • A sólo Dios hay que dar culto. • Hay que llevar una vida de austeridad, de pureza y de caridad con los necesitados.
  • 16. Varias fueron las calumnias populares que se levantaron contra los cristianos:  1. Los cristianos son ateos: porque no participaban en el culto a los dioses oficiales, ni en el culto idolátrico al emperador. Esto amenaza el equilibrio de la ciudad, pues – según la opinión popular- los dioses se sienten ofendidos y se vengan enviando calamidades tales como inundaciones, terremotos, epidemias, incursiones de los bárbaros. También se decía que los cristianos daban culto a un asno o a un bandido condenado a muerte en una cruz.  2. Los cristianos practican el incesto: los paganos pensaban que, si los cristianos se reunían en banquetes nocturnos, era para entregarse a orgías y a las peores torpezas entre hermanos y hermanas.  3. Los cristianos son antropófagos: por no comprender la eucaristía, los paganos pensaban que el cuerpo que comen y la sangre que beben eran los de un niño, sacrificado ritualmente.
  • 17. Había también objeciones y calumnias de los sabios y políticos contra los cristianos 1. Los cristianos son unos pobres hombres ignorantes y pretenciosos: son gente reclutada entre las clases sociales inferiores, aprovechando su credulidad. Ponen en entredicho los valores de la civilización romana y minan la autoridad del padre de familia dado que el Cristianismo reconocía la dignidad de las mujeres y de los niños. No olvidemos que en el mundo pagano la mujer y el niño no valían prácticamente nada; simplemente se les toleraba: a la mujer, porque trabajaba en casa y criaba los hijos; y a los niños, porque después serían mayores. 2. Los cristianos son malos ciudadanos: porque no participan en los cultos de la ciudad ni en el culto imperial, no aceptan las costumbres de los antepasados, y rechazan formar parte de la magistratura y del ejército.
  • 18.  3. La doctrina cristiana se opone a la razón: Dios, perfecto e inmutable, no puede rebajarse a ser un niño pequeño. La resurrección de los cuerpos es una formidable mentira. El Dios pacífico del Nuevo Testamento está en contradicción con el dios guerrero del Antiguo Testamento. Los cuatro relatos de la pasión se contradicen. Los ritos cristianos son inmorales. El bautismo fomenta los vicios, al pensar que un poco de agua perdona de una vez todos los pecados.
  • 19. PADRES APOLOGISTAS  Defendieron a la Iglesia de las acusaciones, elaborando así una primera teología. Entre ellos, el gran Orígenes, primer teólogo cristiano; san Justino (mártir en 165), y Tertuliano en su obra Apologética, y un autor desconocido que escribió la carta a Diogneto. Contestan así a las calumnias y acusaciones:
  • 20. • “Nada hay secreto entre nosotros”: “estamos presentes por todas partes, tenemos las mismas actividades que vosotros, los mismos alimentos y los mismos vestidos. Lo único que rechazamos es acudir a los templos y asistir a los espectáculos del anfiteatro”. • “Sois vosotros los que tenéis costumbres nefastas”: la sociedad romana practicaba el infanticidio y el aborto, dos cosas que los cristianos no aceptamos, por ser un crimen. Además, la sociedad romana exaltaba el desenfreno de la sexualidad hasta el paroxismo, contando las hazañas amorosas de los dioses y tolerando el intercambio de esposas.
  • 21.  “El cristianismo es una doctrina conforme a la razón”: nada hay en el cristianismo que se oponga a la razón. Es verdad que algunos apologistas defendieron el cristianismo atacando la religión pagana con poco tacto y caridad, por ejemplo, Tertuliano, que era muy impulsivo. Pero, en general, los cristianos fueron respetuosos de los paganos, y trataban de evangelizar más con el ejemplo que con la palabra.  “Los cristianos somos buenos ciudadanos”: los apologistas no cesan de proclamar su lealtad al estado, siguiendo lo que dicen la carta a los romanos en 13, 1-7 y la primera carta 1 Pedro en 2, 13. Y aunque no consideran al emperador como divino, sin embargo le obedecen y rezan por él. Además pagan sus impuestos. Y si no aceptaban formar parte de la magistratura y del ejército, era porque, tarde o temprano, estarían en contradicción con el evangelio, dado que estaban obligados a participar en ceremonias idolátricas y a ejercer la violencia
  • 22. Nerón les acusa de Incendiar Roma
  • 23. “¡Cristianos a las fieras!” • Ante la expansión del cristianismo el imperio romano tuvo miedo, pues no quería que nadie le hiciera sombra. Varios emperadores se sirvieron de cualquier catástrofe para echar la culpa a los cristianos, pues causas justas para perseguirlos no había. Resulta también una ironía de la historia constatar quien cometió tan grande injusticia contra los cristianos fue el imperio romano, el inventor del derecho
  • 24. Razones de las persecuciones • Se confunde a los cristianos con los judíos. • Surgimiento de corrientes mesiánicas. • Conversión de los paganos que dejaban de lado el culto de sus divinidades. • Se creían que los ritos cristianos eran escandalosos. (Mágicos, maléficos). • Las comunidades eran vistas como gestoras de desórdenes públicos (etnia cerrada y sospechosa, asociaciones) e incluso privados (esposas, hijas). • En el siglo III van a reflejar la preocupación estatal por consolidar su autoridad en las localidades aumentando el tamaño del ejército y el boato y parafernalia de la imagen del emperador. Limpieza étnica, centralización del poder.
  • 25. Persecuciones y expansión del cristianismo • Actitud de los mártires era difundida de forma oral y escrita. • Aquellos cristianos que abjuraron de su fe, luego se arrepintieron y la consolidaron. • Se elevó el protagonismo de los líderes cristianos exaltando su heroísmo, autocontrol y autodisciplina. • Eran perseguidos los líderes, pero los fieles no eran tocados. • Brindaba una organización comunitaria (inclusiva, niños y mujeres), sentido y vida eterna después de la muerte.
  • 26. Así comenzaron las persecuciones de los emperadores romanos. • La primera de todas, la de Nerón (54-68) que incendió Roma, expuso a los cristianos a los mordiscos de las fieras, crucificó a muchos de ellos y los cubrió de resina y brea para que sirvieran de antorchas que iluminaran el Circo de Nerón (hoy la plaza de san Pedro). En esta persecución de Nerón murió crucificado Pedro, el primer Papa, en el año 64, y en el año 67 Pablo, por decapitación. Ambos, Pedro y Pablo, fueron primeramente encerrados en la cárcel Mamertina. Más tarde fueron muriendo también los demás apóstoles; algunos de ellos martirizados, según cuenta la tradición.
  • 27. PERSECUCIONES ESPORÁDICAS • En el contexto general de la antigua Roma las persecuciones de los cristianos constituyen una excepción. • Pruebas: escritores cristianos como Tertuliano hacen especial hincapié en el hecho de que los cristianos en todas partes colaboran en las tareas de la vida cotidiana, siempre que lo puedan hacer sin idolatría ni inmoralidad • la imagen que presenta la vida en el Estado romano, una vez terminado el conflicto, es, según muestran los escritos, por ejemplo, de Ambrosio y de Jerónimo, completamente la de un sistema de orden y derecho esencialmente tranquilo
  • 28. • El carácter esporádico de las persecuciones —y consiguientemente la tan amplia como efectiva libertad de los cristianos durante los primeros siglos— explica también hechos como los que siguen: a partir del siglo II, las comunidades cristianas pudieron comprar tierras y erigir iglesias, y hasta promover (y ganar) un proceso al respecto (la comunidad de Roma en el 230 contra los posaderos romanos); a mediados del siglo II, Justino dirigía en Roma su propia escuela pública; pudo surgir, en fin, una vasta literatura cristiana. El llamado período de las catacumbas fue una excepción.
  • 29. 3) ÉPOCA DE PERSECUCIONES. Las persecuciones. No fue continua hubo grandes épocas de paz, pero siempre estaa latente la amenaza) Como castigos les expropiaban sus bienes, la prisión, el destierro, los trabajos forzados, las torturas y, en muchos casos la muerte. Muchos cristianos entregaron su vida antes que renunciar a sus creencias. A estos se les llamo “ mártires “, que significa del griego testigos. Las persecuciones no lograron acabar con el cristianismo sino que, “ la sangre de los mártires se transformó en semilla de nuevos cristianos”. .
  • 30. 3) ÉPOCA DE PERSECUCIONES. Las catumbas, una Iglesia bajo tierra Las catacumbas son galerías subterráneas en las que los primitivos cristianos enterraban a sus muertos y practicaban ceremonias de culto. Los cristianos no practicaban la incineración. Las catacumbas llegaron a ser complejos laberintos de varias alturas. En un principio solo eran cementerios, pero con el tiempo se convirtieron en lugares de peregrinación y de culto, pues allí estaban enterrados muchos mártires. Durante las persecuciones sirvieron, en casos excepcionales, como lugar de refugio momentáneo y para la celebración de la eucaristía. .
  • 31. Principales persecuciones •Domiciano (81-96). Comienza en el 92En el año 95 degüella a Flavio Clemente (cónsul y primo suyo) y a su mujer Flavia Domitila, por "ateísmo". Murieron muchos y otros fueron torturados. Por ejemplo, san Juan Evangelista fue metido en una caldera de aceite hirviendo. Desterrado a la isla de Patmos, escribió el Apocalipsis y su Evangelio y las tres epístolas. Murió alrededor del año 101.
  • 32. •Trajano (98-117). Mártires: S. Ignacio de Antioquía (110), S. Simeón, obispo de Jerusalén (120 años de edad y pariente del Señor). •Marco Aurelio (161- 180). Mártires: En el año 165 San Justino y 6 compañeros y los mártires de Lyon (177).
  • 33. • Septimio Severo (193-211). Publica un decreto contra los catecúmenos ("ne fiant christiani..."). Mártires: Stas. Perpetua y Felicidad en Africa, Leónidas (padre de Orígenes) en Alejandría. • Maximino el Tracio (235-238). Mártires: S. Hipólito y S. Ponciano. • Decio (249-251). Es la mayor persecución hasta entonces. Se publica un decreto general de persecución a quienes no ofrecieran sacrificios (la supplicatio) que se exigía especialmente a los obispos.
  • 34. El desencadenamiento de la persecución estuvo relacionado con el hecho de que los cristianos se negaron a tomar parte en los sacrificios oficiales que habían sido prescritos en todo el imperio para impetrar protección contra una epidemia. El edicto decía que todos los súbditos del imperio estaban oficialmente obligados a ofrecer el sacrificio y que, eventualmente, podían ser forzados a ello. Se establecieron comisiones sacrificiales ante las cuales todos, junto con sus mujeres e hijos, debían sacrificar y hacerse extender un justificante, un «libelo». (Se conservan muchas solicitudes de estos «libelos», con los correspondientes justificantes firmados, refrendados y fechados)..
  • 35. •Hubo toda una serie de mártires, (S. Fabián, papa) y aún más de confesores, pero también hubo muchos que, entibiados por el largo período de paz precedente, apostataron (lapsi; entre los cuales no faltaron clérigos y obispos). Algunos consiguieron el libelo sin haber sacrificado; después de la persecución, este tipo de apostasía fue tratado por la Iglesia con cierta benevolencia
  • 36. La persecución de Decio terminó con la entrada de los godos en la Dacia. El emperador sucumbió en la batalla contra ellos. Sus medidas contra los cristianos fueron mantenidas por el emperador Valeriano (253- 260). Mas esto no sucedió hasta el año 257, tras un repentino cambio de actitud respecto a los cristianos, lo que nuevamente pone de manifiesto cuán oscuro era el fundamento jurídico de las persecuciones. Este ataque, por otra parte, se desencadenó con más calculada minuciosidad; iba dirigido directamente contra los elementos más significados de la Iglesia: el clero, las asambleas de la comunidad, los jueces y senadores cristianos. Prohíbe la liturgia y los cementerios.
  • 37. •Y en 258 uno contra los eclesiásticos y laicos que tenían algún cargo importante. •Eran condenados a trabajos forzados, a muerte, o a pasar a la condición de esclavos. •Mártires: S. Sixto II (sorprendido celebrando Misa con cuatro diáconos en las catacumbas de S. Calixto), S. Lorenzo (que murió cuatro días después), S. Cipriano (258), S. Fructuoso (obispo de Tarragona).
  • 38. Galieno, hijo de Valeriano, nada más ser constituido único emperador en el 260, derogó los edictos de persecución. Comenzó entonces, sobre la base de una tolerancia fáctica (no jurídica), una época de paz de cuarenta años, que fue de gran importancia La organización interna de la Iglesia pudo avanzar sin impedimentos, y otro tanto su crecimiento por todo el imperio y en todas las capas sociales. Con ello, la Iglesia se fortaleció tanto que la tormenta que luego se desencadenaría ya no pudo afectarla de una manera decisiva.
  • 39. Durante este período la Iglesia logró sobre todo superar plenamente el prejuicio público contra los cristianos. En la última persecución apenas participó la plebe; Atanasio nos cuenta que los paganos muchas veces protegían y ocultaban a los perseguidos de sus perseguidores
  • 40. 7 La vida de los primeros cristianos 9 LOS CRISTIANOS EN EL IMPERIO Hablamos de Dios 9 Los cristianos en el Imperio Romano ROMANO LOS CRISTIANOS No admitían que el emperador fuera considerado como un dios. Eran considerados ateos porque no adoraban a los dioses del Imperio. Eran despreciados por los intelectuales y los filósofos. Despreciaban determinadas costumbres: juegos y ejército. 64 Nerón 81-86 Domiciano 98-117 Trajano 165 Marco Aurelio 202 Septimio Severo 235 Máximo 249-251 Decio 257-258 Valeriano 303-305 Diocleciano PERSECUCIONES LOCALES PERSECUCIONES GENERALES