SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 9
Descargar para leer sin conexión
Estudiantes de la Biblia
2ª. Corintios
Verso x Verso. Capítulo 4 (1ª. Parte)
Por: Humberto Rendón Rojas
www.estudiantesdelabiblia.com
www.estudiantesdelabiblia.com
2
Autor del comentario: Humberto Rendón Rojas
Transcripción: Humberto Rendón Rojas
Capítulo 4 (1ª. Parte) La luz que resplandece: El
conocimiento del evangelio
El apóstol Pablo continúa expresando las implicaciones del ministerio a cargo
de quienes han comprendido la responsabilidad de compartir el evangelio de
Jesucristo en el contexto del nuevo pacto, pues el mensaje de Yeshúa tuvo ese
propósito, anunciar las buenas nuevas y enseñar en qué consisten esas buenas
nuevas y no continuar proclamando un mensaje como lo hacen quienes no
tienen la revelación del Hijo de Dios, pues como lo expresó Pablo, en ellos y
en todos aquellos que siguen esa forma de doctrina, continúan con las
consecuencias de aquel velo en el corazón, el velo que impide ver la gloria de
Dios reflejada en la manifestación gloriosa del Hijo de Dios.
Y en ese mismo contexto Pablo continúa hablando del ministerio (servicio) de
quienes enseñan la Palabra de Dios a otros y compara ese ministerio fidedigno
con otros servicios a cargo de quienes se conducen con astucia, adulterando
la Palabra de verdad, un aspecto que muchos ministerios de hoy en día pasan
por alto por causa de la distracción que generan otras actividades con las que
al modo personal de las personas pretenden influir de forma positiva en las
personas sin darse cuenta de que en ello, están dejando de predicar al Mesías
y el reino que vino a anunciar para preparar vidas para la eternidad y en su
ánimo personal se predican a ellos mismos, echando a perder una
oportunidad maravillosa para cumplir con el propósito al que fueron llamados;
2 Corintios 4.- 1 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la
misericordia que hemos recibido, no desmayamos…
Pablo hablando de sí mismo y de los demás apóstoles y de todos los que
enseñan la Palabra de Dios fielmente a su llamado confirma que no
desmayamos a esa fidelidad, no nos cansamos de mantenernos firmes en el
propósito del ministerio al que hemos sido llamados por cuanto que hemos
www.estudiantesdelabiblia.com
3
sido llamados a ser siervos de Yeshúa no por nuestra competencia, no por
nuestros méritos ni experiencia, sino solo por su misericordia.
La palabra “misericordia” en el griego es la palabra “ἐλεέω eleéo” y se traduce
como “compasión por gracia divina”, es aquí donde se define el llamado que
hace Dios y que se diferencia de tomar la decisión de compartir lo que las
personas entienden de la Palabra de Dios. De acuerdo a las palabras de Pablo,
el ministerio que recibió fue un regalo, por misericordia y ello en base a la
gracia que sería la influencia divina en él para desempeñar ese servicio no
conforme a su pericia sino conforme a la manifestación del Espíritu de Dios;
• 1 Corintios 12.- 4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu
es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.
6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas
en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del
Espíritu para provecho…
Así es que es por ése regalo que el compromiso de todo siervo es no desmayar,
no cansarse de perseverar en el servicio fiel sabiendo y confiando que en todo
lo que hacemos conforme a la manifestación del Espíritu de Dios que nos ha
sido dada, siempre será Dios el que de forma sobrenatural haga la obra, de tal
manera que nosotros solo somos transmisores de su Palabra;
2 Corintios 4.- 2 Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no
andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios…
Esto es lo que debe hacer toda persona que recibe el llamado a predicar la
Palabra de Dios, sin embargo es necesario entender a qué se refirió Pablo al
hablar de lo oculto y vergonzoso ya que no está hablando de aspectos aislados
que no tienen nada que ver con prácticas comunes en la predicación que
muchos llevan a cabo, recordemos que Pablo está hablando desde capítulos
anteriores del ministerio que es ejercido fielmente y que como resultado de
esa fidelidad, las vidas de los creyentes están a la vista de todos en
comparación a quienes ejercen un servicio medrando la Palabra de Dios con
tal de sacar un provecho.
Así es que Pablo no está hablando de actividades ocultas y vergonzosas que
nada tienen que ver con las cosas que hacen muchos que hablan de la Palabra
www.estudiantesdelabiblia.com
4
de Dios, sino que Pablo se refirió precisamente a todas esas actividades que
ante las personas pueden ser públicas y disfrazadas de buenas intenciones y
de pretender ayudar a la gente pero que en realidad, en lo oculto, tienen el
propósito de beneficiarse a sí mismos, esto, hablando de los falsos maestros.
Por ejemplo, hoy en día, algunos ministerios organizan muchas actividades
como pueden ser excursiones en las iglesias, los llamados retiros espirituales,
congresos, ahora las congregaciones de las llamadas raíces hebreas, las
organizaciones de las fiestas bíblicas, campamentos, etc. En muchas de esas
actividades, aunque no en todos los casos, hay quienes las organizan siempre
buscando sacar un provecho económico bajo el pretexto de “apoyar al
ministerio” y aunque las personas lo saben, lo consienten porque piensan que
está bien “apoyar al ministerio”; el problema es que eso que se realiza y que
tiene que ver con la astucia de las personas, se consolida en lo oculto y se
convierte en vergonzoso cuando es reprochado por las personas.
De manera que el uso de la astucia en el ministerio, puede llegar a generar
conductas en nosotros mismos con las cuales sin darnos cuenta quizás,
adulteramos la Palabra de Dios. La palabra “adulterando” que utilizó el apóstol
Pablo en este pasaje, en el griego viene de la raíz “δόλος dólos” y se traduce
como “entrampar, truco, señuelo, engaño”. Esto significa que el tipo de
astucia de la que habló Pablo es utilizada con el propósito de crear actividades
que en realidad son un truco, son un señuelo para engañar a los creyentes.
Pablo habló de la misma actitud que caracterizó a la serpiente que engañó a
Eva; en el griego la palabra que utilizó Pablo para la palabra “astucia” es la
palabra “πανουργία panourgía” que se traduce como “destreza, habilidad en
sentido malo, truco o mañosería, artimaña;
• Génesis 3.- 1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales
del campo que Jehová Dios había hecho…
La apalabra hebrea para “astuta” es la palabra “arúm” que se traduce
“mediante la idea tal vez de suavidad) ser astuto, artero (por lo general en
sentido peyorativo): astuta y secretamente; así que el concepto nos remite
una vez más a lo oculto y vergonzoso como lo refirió Pablo que como
consecuencia lógica deriva en adulterar la Palabra de Dios;
www.estudiantesdelabiblia.com
5
2 Corintios 4.- 2… sino por la manifestación de la verdad recomendándonos
a toda conciencia humana delante de Dios…
Por el contrario, Pablo refirió que el ministerio que ejerció fue en base a la
manifestación de la verdad, un servicio que frente a los creyentes les
recomendaba a Pablo y a los demás siervos a toda conciencia humana delante
de Dios, dando por sentado que los creyentes, la mayoría de ocasiones no son
conscientes del engaño en el que ya de antemano se encuentran inmersos,
mientras que en muchos otros, por causa de la conciencia es que son avisados
para evitar ser entrampados y evitar participar conscientemente de todo
aquello que se encuentra muy lejos de recibir el fruto de un servicio fiel al
propósito de la divulgación del nuevo pacto;
2 Corintios 4.- 3 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que
se pierden está encubierto…
Y este es el peligro de quienes al ser inconscientes de participar de un falso
evangelio, simplemente cuando escuchan el evangelio que predicó Pablo, que
es el evangelio de Jesucristo, el mismo mensaje que hoy compartimos los que
hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, aquellas personas que se
encuentran habituadas al engaño, el cual muchas veces es consentido incluso,
simplemente no entienden éste evangelio verdadero, les es encubierto como
si tuvieran un velo en su mente y en su corazón;
2 Corintios 4.- 4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de
los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria
de Cristo, el cual es la imagen de Dios…
Aquí Pablo involucra por supuesto a sus hermanos del pueblo judío junto con
cualquier otro creyente que embelesados en cualquier falso ministerio como
en cualquier falso evangelio, todos aquellos que a pesar de pertenecer a una
religión, en realidad al ser incrédulos por causa de la actitud religiosa, se
pierden y no pueden entender el verdadero evangelio porque satanás que es
el dios de este siglo ha cegado su entendimiento, satanás ha sido autorizado
para que todas esas personas no puedan recibir la luz del evangelio y con ello
sean impedidos para recibir la revelación de Jesucristo en la propia doctrina
que fue difundida por los apóstoles a través de sus ministerios y que hoy
continúa siendo difundida por los siervos fieles a su llamado;
www.estudiantesdelabiblia.com
6
2 Corintios 4.- 5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a
Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.
6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que
resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la
gloria de Dios en la faz de Jesucristo…
Y aquí Pablo explica la hipótesis en que las personas son consideradas
incrédulas al afirmar que en esas personas ha sido cegado el entendimiento
para recibir el mensaje de Pablo que es el verdadero evangelio, porque se han
negado a recibir el mensaje que no contiene astucia ni sabiduría humana ni
excelencia de palabras, porque esas personas prefirieron mensajes medrados,
inflados, adulterados y al haberse negado a recibir el mensaje sencillo de la
Palabra de verdad, automáticamente a quien rechazaron fue, no a Pablo, sino
a Jesucristo mismo, pues como dijo Pablo, no nos predicamos a nosotros
mismos sino a Yeshúa como nuestro Señor, como nuestra autoridad y a
nosotros pero no como en nuestras personas sino como siervos de ustedes los
creyentes por amor al Señor.
Así es que a los incrédulos satanás les ha cegado su entendimiento porque en
ellos no se cumple el propósito de la luz divina que fue el propósito desde la
creación. Pablo hace referencia a Génesis capítulo 1:
• Génesis 1.- 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas
estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la
faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la
luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas…
Esto lo expresó Pablo para poner en contexto el propósito divino por el que la
luz resplandeció ante las tinieblas, porque las tinieblas no prevalecerían en
todo aquel que viene a la luz de la gloria de Yeshúa; el evento de la creación
de la luz fue el anuncio profético de la declaración del propio Yeshúa que es
descrito por Pablo y por el apóstol Juan como el autor de la luz ante las
tinieblas que no prevalecerían;
• Mateo 16.- 18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca
edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella…
www.estudiantesdelabiblia.com
7
En el contexto de la declaración de Pedro y de la iglesia, el Hades representa
todo aquello que tiene que ver con el engaño que por medio de la enseñanza
(doctrina) que no tiene sustento en la Palabra de Dios ni el fundamento de la
enseñanza de Yeshúa, sino que tiene el propósito de mantener en la oscuridad
de la ignorancia, en tinieblas, a aquellos que son engañados por las artimañas
del maligno a través de los falsos maestros;
• Juan 1.- 1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo
era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él
fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4 En él
estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas
resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella…
Tanto el apóstol Pablo como el apóstol Juan entendieron que Jesucristo es el
único conducto que provee del conocimiento de la gloria de Dios, por eso
Pablo lo expresa como la faz de Jesucristo en relación al conocimiento de su
doctrina, la luz que resplandece en los corazones de quienes por amor al Señor
enseñan, comparten a otros lo que para muchos, aún permanece encubierto;
2 Corintios 4.- 7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la
excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros…
El apóstol Pablo está haciendo una referencia al profeta Jeremías, así es que
para entender las palabras de Pablo al hablar de éste tesoro y de la excelencia
de Dios, es necesario entender la profecía que ilustra el trabajo de Dios en las
vidas de los creyentes;
• Jeremías 18.- 1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2
Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. 3 Y
descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.
4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió
y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. 5 Entonces vino a
mí palabra de Jehová, diciendo: 6 ¿No podré yo hacer de vosotros como
este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que, como el barro
en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.
7 En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar,
www.estudiantesdelabiblia.com
8
y derribar, y destruir. 8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad
contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado
hacerles, 9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar
y para plantar. 10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo
mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle…
Las palabras de Dios a Jeremías fueron en el sentido de que el Señor es el
Alfarero, un Alfarero hace y vuelve a hacer a una misma vasija que se haya
roto en su mano, la potestad de Dios sobre Israel es incuestionable y es
permanente, pues de la misma manera en que Dios advirtió que Él es el que
nos forma para ser edificados y plantados cuando hemos regresado a Dios por
medio de Jesucristo, es de esa misma manera en que Pablo se refiere al
hermoso tesoro como al evangelio que es atesorado por aquellos que han sido
formados como vasijas de barro por el Creador justo para guardar en nosotros
esa excelente riqueza.
Así es que el tesoro es el evangelio glorioso y lo llevamos en nuestros vasos de
barro y esta analogía que usó el apóstol Pablo en relación a la luz que refleja
la gloria de Jesucristo por el conocimiento de su doctrina es algo que como
una alegoría podemos referir en cuento a los simbolismos de aquel evento
sobrenatural en que Gedeón reunió a 300 hombres para derrotar al ejército
de los madianitas. De acuerdo a las instrucciones de Dios, cada hombre tenía
en sus manos un shofar en una mano y en la otra, un cántaro, es decir, una
vasija de barro, pero cada cántaro estaba vacío y lo único que tenía dentro
era una tea encendida, es decir, una luz, esa luz fue puesta dentro de la vasija
de barro para que no fuera vista a los ojos del enemigo y cuando estuvieron
frente a los madianitas, ellos emitieron un grito: “¡Por la espada de Jehová y
de Gedeón!” al tiempo que tocaron las trompetas, y quebraron los cántaros
que llevaban en sus manos y no fue hasta que aquellas vasijas de barro se
rompieron, que la luz pudo brillar en la oscuridad, y aquellos que no pudieron
ver la luz murieron por la confusión, (esto es, la falta de entendimiento)
porque no pudieron comprender que esa luz era el reflejo de la gloria de Dios
que acompaña a los ejércitos de Israel.
Así es que mantengamos firme nuestra convicción, como aquellos soldados
que acompañaron a Gedeón, para que la luz que resplandece en las tinieblas
permanezca en nuestros corazones con el objetivo de que continuemos
www.estudiantesdelabiblia.com
9
siendo iluminados del vasto conocimiento de la gloria de Dios en la faz de
Jesucristo…
De tal manera que para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de los
que enseñan su Palabra, es necesario que efectivamente los creyentes sean
vasijas formadas y transformadas por el Alfarero y esto solo es a través de la
formación en carácter que provee la doctrina de Jesucristo…

Más contenido relacionado

Similar a 2 Corintios 4 (1a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evangelio.pdf

Los falsos maestros
Los falsos maestrosLos falsos maestros
Los falsos maestrosEstado
 
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...Humberto Rendon
 
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdfHumberto Rendon
 
REVELACION DE DIOS.pdf
REVELACION DE DIOS.pdfREVELACION DE DIOS.pdf
REVELACION DE DIOS.pdfJULIANREYES79
 
La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaevangeliocompleto
 
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdfHumberto Rendon
 
2a Corintios verso por verso
2a Corintios verso por verso2a Corintios verso por verso
2a Corintios verso por versoYosef Sanchez
 
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdfHumberto Rendon
 
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020PEDROLOPEZ485
 
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdfHumberto Rendon
 
Dei Verbum Popular
Dei Verbum PopularDei Verbum Popular
Dei Verbum PopularP S
 
Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?
 Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios? Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?
Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?Humberto Rendon
 

Similar a 2 Corintios 4 (1a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evangelio.pdf (20)

Los falsos maestros
Los falsos maestrosLos falsos maestros
Los falsos maestros
 
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (2a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
 
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...
2 Corintios 4 (2a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evange...
 
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf
2 Corintios 6 (1ª. Parte) La salvación es hoy.pdf
 
Como obreros aprobados
Como obreros aprobadosComo obreros aprobados
Como obreros aprobados
 
REVELACION DE DIOS.pdf
REVELACION DE DIOS.pdfREVELACION DE DIOS.pdf
REVELACION DE DIOS.pdf
 
La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divina
 
El don de interpretar profecias
El don de interpretar profeciasEl don de interpretar profecias
El don de interpretar profecias
 
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf
2 Corintios 12 (2a. Parte) El aguijón en la carne...pdf
 
2a Corintios verso por verso
2a Corintios verso por verso2a Corintios verso por verso
2a Corintios verso por verso
 
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
2 Corintios 11 (1a. Parte) No predicamos a otro Mesías.pdf
 
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (1ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
 
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
1 Corintios 3 (2ª. Parte) El fundamento de nuestra fe.pdf
 
Escuela Para Pastores
Escuela Para PastoresEscuela Para Pastores
Escuela Para Pastores
 
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020
Nuestra biblia-inspirada-por-dios-feb.-12-2020
 
Tito
TitoTito
Tito
 
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf
1 Corintios 12 (2a. Parte) Los dones otorgados con propósitos divinos.pdf
 
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf
2 Corintios 3 Cartas escritas por el Mesías.pdf
 
Dei Verbum Popular
Dei Verbum PopularDei Verbum Popular
Dei Verbum Popular
 
Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?
 Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios? Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?
Lucas 12 ¿Quién es el que niega al Hijo de Dios?
 

Más de Humberto Rendon

2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf
2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf
2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdfHumberto Rendon
 
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdf
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdfMarcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdf
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdfHumberto Rendon
 
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdfHumberto Rendon
 
1.- 2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx
1.-  2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx1.-  2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx
1.- 2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docxHumberto Rendon
 
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdfHumberto Rendon
 
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdfHumberto Rendon
 

Más de Humberto Rendon (19)

2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf
2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf
2 Corintios 13 Examinemos si estamos en la fe.pdf
 
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf
2 Corintios 12 (1a. Parte) El aguijón en la carne.pdf
 
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf
2 Corintios 10 Vivimos en la carne, pero no militamos en la carne.pdf
 
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 9 (3a. Parte) La gracia de dar.pdf
 
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (2ª. Parte) La gracia de dar.pdf
 
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf
2 Corintios 8 (1ª. Parte) La gracia de dar.pdf
 
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf
2 Corintios 5 (1ª. Parte) El destino anhelado.pdf
 
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdf
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdfMarcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdf
Marcos 11 ¡Hosanna al Rey!.pdf
 
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf
2 Corintios 2 Contristar al Espíritu de Dios.pdf
 
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf
2 Corintios 1 (2ª. Parte) El regalo de la consolación.pdf
 
1.- 2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx
1.-  2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx1.-  2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx
1.- 2 Corintios 1 (1ª. Parte) El regalo de la consolación.docx
 
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf
1 Corintios 16 Contribuciones a los creyentes en Jerusalén.pdf
 
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (4ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
 
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (3ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
 
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (2ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
 
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
1 Corintios 15 (1ª. Parte) La resurrección de los muertos.pdf
 
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (2a. Parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
 
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
1 Corintios 14 (1a. parte) El don de lenguas y el don de profecía.pdf
 
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf
1 Corintios 13 El amor, el mayor don de Dios.pdf
 

Último

DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...Martin M Flynn
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productommartinezmarquez30
 
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024Bergarako Udala
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Gonella
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOEveliaHernandez8
 
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/F
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/FEl PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/F
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/FJulio Lozano
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaFarid Abud
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).hebegris04
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoJosé Luis Palma
 
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAHISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAJesus Gonzalez Losada
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfdeBelnRosales2
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdflizcortes48
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.monthuerta17
 
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdf
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdfAcuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdf
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdfmiriamguevara21
 
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxPresentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxRosabel UA
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaMarco Camacho
 
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE 9-4-24 (1).docx
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE     9-4-24 (1).docx4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE     9-4-24 (1).docx
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE 9-4-24 (1).docxMagalyDacostaPea
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 

Último (20)

DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías producto
 
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024
Campaña Verano 2024 en Bergara - Colonias 2024
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
 
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/F
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/FEl PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/F
El PROGRAMA DE TUTORÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN INTEGRAL PTA/F
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
 
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAHISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
 
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdf
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdfAcuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdf
Acuerdo 05_04_24 Lineamientos del CTE.pdf
 
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxPresentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
 
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE 9-4-24 (1).docx
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE     9-4-24 (1).docx4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE     9-4-24 (1).docx
4° SES MATE DESCOMP. ADIT. DE NUMEROS SOBRE CASOS DE DENGUE 9-4-24 (1).docx
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 

2 Corintios 4 (1a. Parte) La luz que resplandece - El conocimiento del evangelio.pdf

  • 1. Estudiantes de la Biblia 2ª. Corintios Verso x Verso. Capítulo 4 (1ª. Parte) Por: Humberto Rendón Rojas www.estudiantesdelabiblia.com
  • 2. www.estudiantesdelabiblia.com 2 Autor del comentario: Humberto Rendón Rojas Transcripción: Humberto Rendón Rojas Capítulo 4 (1ª. Parte) La luz que resplandece: El conocimiento del evangelio El apóstol Pablo continúa expresando las implicaciones del ministerio a cargo de quienes han comprendido la responsabilidad de compartir el evangelio de Jesucristo en el contexto del nuevo pacto, pues el mensaje de Yeshúa tuvo ese propósito, anunciar las buenas nuevas y enseñar en qué consisten esas buenas nuevas y no continuar proclamando un mensaje como lo hacen quienes no tienen la revelación del Hijo de Dios, pues como lo expresó Pablo, en ellos y en todos aquellos que siguen esa forma de doctrina, continúan con las consecuencias de aquel velo en el corazón, el velo que impide ver la gloria de Dios reflejada en la manifestación gloriosa del Hijo de Dios. Y en ese mismo contexto Pablo continúa hablando del ministerio (servicio) de quienes enseñan la Palabra de Dios a otros y compara ese ministerio fidedigno con otros servicios a cargo de quienes se conducen con astucia, adulterando la Palabra de verdad, un aspecto que muchos ministerios de hoy en día pasan por alto por causa de la distracción que generan otras actividades con las que al modo personal de las personas pretenden influir de forma positiva en las personas sin darse cuenta de que en ello, están dejando de predicar al Mesías y el reino que vino a anunciar para preparar vidas para la eternidad y en su ánimo personal se predican a ellos mismos, echando a perder una oportunidad maravillosa para cumplir con el propósito al que fueron llamados; 2 Corintios 4.- 1 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos… Pablo hablando de sí mismo y de los demás apóstoles y de todos los que enseñan la Palabra de Dios fielmente a su llamado confirma que no desmayamos a esa fidelidad, no nos cansamos de mantenernos firmes en el propósito del ministerio al que hemos sido llamados por cuanto que hemos
  • 3. www.estudiantesdelabiblia.com 3 sido llamados a ser siervos de Yeshúa no por nuestra competencia, no por nuestros méritos ni experiencia, sino solo por su misericordia. La palabra “misericordia” en el griego es la palabra “ἐλεέω eleéo” y se traduce como “compasión por gracia divina”, es aquí donde se define el llamado que hace Dios y que se diferencia de tomar la decisión de compartir lo que las personas entienden de la Palabra de Dios. De acuerdo a las palabras de Pablo, el ministerio que recibió fue un regalo, por misericordia y ello en base a la gracia que sería la influencia divina en él para desempeñar ese servicio no conforme a su pericia sino conforme a la manifestación del Espíritu de Dios; • 1 Corintios 12.- 4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho… Así es que es por ése regalo que el compromiso de todo siervo es no desmayar, no cansarse de perseverar en el servicio fiel sabiendo y confiando que en todo lo que hacemos conforme a la manifestación del Espíritu de Dios que nos ha sido dada, siempre será Dios el que de forma sobrenatural haga la obra, de tal manera que nosotros solo somos transmisores de su Palabra; 2 Corintios 4.- 2 Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios… Esto es lo que debe hacer toda persona que recibe el llamado a predicar la Palabra de Dios, sin embargo es necesario entender a qué se refirió Pablo al hablar de lo oculto y vergonzoso ya que no está hablando de aspectos aislados que no tienen nada que ver con prácticas comunes en la predicación que muchos llevan a cabo, recordemos que Pablo está hablando desde capítulos anteriores del ministerio que es ejercido fielmente y que como resultado de esa fidelidad, las vidas de los creyentes están a la vista de todos en comparación a quienes ejercen un servicio medrando la Palabra de Dios con tal de sacar un provecho. Así es que Pablo no está hablando de actividades ocultas y vergonzosas que nada tienen que ver con las cosas que hacen muchos que hablan de la Palabra
  • 4. www.estudiantesdelabiblia.com 4 de Dios, sino que Pablo se refirió precisamente a todas esas actividades que ante las personas pueden ser públicas y disfrazadas de buenas intenciones y de pretender ayudar a la gente pero que en realidad, en lo oculto, tienen el propósito de beneficiarse a sí mismos, esto, hablando de los falsos maestros. Por ejemplo, hoy en día, algunos ministerios organizan muchas actividades como pueden ser excursiones en las iglesias, los llamados retiros espirituales, congresos, ahora las congregaciones de las llamadas raíces hebreas, las organizaciones de las fiestas bíblicas, campamentos, etc. En muchas de esas actividades, aunque no en todos los casos, hay quienes las organizan siempre buscando sacar un provecho económico bajo el pretexto de “apoyar al ministerio” y aunque las personas lo saben, lo consienten porque piensan que está bien “apoyar al ministerio”; el problema es que eso que se realiza y que tiene que ver con la astucia de las personas, se consolida en lo oculto y se convierte en vergonzoso cuando es reprochado por las personas. De manera que el uso de la astucia en el ministerio, puede llegar a generar conductas en nosotros mismos con las cuales sin darnos cuenta quizás, adulteramos la Palabra de Dios. La palabra “adulterando” que utilizó el apóstol Pablo en este pasaje, en el griego viene de la raíz “δόλος dólos” y se traduce como “entrampar, truco, señuelo, engaño”. Esto significa que el tipo de astucia de la que habló Pablo es utilizada con el propósito de crear actividades que en realidad son un truco, son un señuelo para engañar a los creyentes. Pablo habló de la misma actitud que caracterizó a la serpiente que engañó a Eva; en el griego la palabra que utilizó Pablo para la palabra “astucia” es la palabra “πανουργία panourgía” que se traduce como “destreza, habilidad en sentido malo, truco o mañosería, artimaña; • Génesis 3.- 1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho… La apalabra hebrea para “astuta” es la palabra “arúm” que se traduce “mediante la idea tal vez de suavidad) ser astuto, artero (por lo general en sentido peyorativo): astuta y secretamente; así que el concepto nos remite una vez más a lo oculto y vergonzoso como lo refirió Pablo que como consecuencia lógica deriva en adulterar la Palabra de Dios;
  • 5. www.estudiantesdelabiblia.com 5 2 Corintios 4.- 2… sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios… Por el contrario, Pablo refirió que el ministerio que ejerció fue en base a la manifestación de la verdad, un servicio que frente a los creyentes les recomendaba a Pablo y a los demás siervos a toda conciencia humana delante de Dios, dando por sentado que los creyentes, la mayoría de ocasiones no son conscientes del engaño en el que ya de antemano se encuentran inmersos, mientras que en muchos otros, por causa de la conciencia es que son avisados para evitar ser entrampados y evitar participar conscientemente de todo aquello que se encuentra muy lejos de recibir el fruto de un servicio fiel al propósito de la divulgación del nuevo pacto; 2 Corintios 4.- 3 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto… Y este es el peligro de quienes al ser inconscientes de participar de un falso evangelio, simplemente cuando escuchan el evangelio que predicó Pablo, que es el evangelio de Jesucristo, el mismo mensaje que hoy compartimos los que hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, aquellas personas que se encuentran habituadas al engaño, el cual muchas veces es consentido incluso, simplemente no entienden éste evangelio verdadero, les es encubierto como si tuvieran un velo en su mente y en su corazón; 2 Corintios 4.- 4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios… Aquí Pablo involucra por supuesto a sus hermanos del pueblo judío junto con cualquier otro creyente que embelesados en cualquier falso ministerio como en cualquier falso evangelio, todos aquellos que a pesar de pertenecer a una religión, en realidad al ser incrédulos por causa de la actitud religiosa, se pierden y no pueden entender el verdadero evangelio porque satanás que es el dios de este siglo ha cegado su entendimiento, satanás ha sido autorizado para que todas esas personas no puedan recibir la luz del evangelio y con ello sean impedidos para recibir la revelación de Jesucristo en la propia doctrina que fue difundida por los apóstoles a través de sus ministerios y que hoy continúa siendo difundida por los siervos fieles a su llamado;
  • 6. www.estudiantesdelabiblia.com 6 2 Corintios 4.- 5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo… Y aquí Pablo explica la hipótesis en que las personas son consideradas incrédulas al afirmar que en esas personas ha sido cegado el entendimiento para recibir el mensaje de Pablo que es el verdadero evangelio, porque se han negado a recibir el mensaje que no contiene astucia ni sabiduría humana ni excelencia de palabras, porque esas personas prefirieron mensajes medrados, inflados, adulterados y al haberse negado a recibir el mensaje sencillo de la Palabra de verdad, automáticamente a quien rechazaron fue, no a Pablo, sino a Jesucristo mismo, pues como dijo Pablo, no nos predicamos a nosotros mismos sino a Yeshúa como nuestro Señor, como nuestra autoridad y a nosotros pero no como en nuestras personas sino como siervos de ustedes los creyentes por amor al Señor. Así es que a los incrédulos satanás les ha cegado su entendimiento porque en ellos no se cumple el propósito de la luz divina que fue el propósito desde la creación. Pablo hace referencia a Génesis capítulo 1: • Génesis 1.- 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas… Esto lo expresó Pablo para poner en contexto el propósito divino por el que la luz resplandeció ante las tinieblas, porque las tinieblas no prevalecerían en todo aquel que viene a la luz de la gloria de Yeshúa; el evento de la creación de la luz fue el anuncio profético de la declaración del propio Yeshúa que es descrito por Pablo y por el apóstol Juan como el autor de la luz ante las tinieblas que no prevalecerían; • Mateo 16.- 18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella…
  • 7. www.estudiantesdelabiblia.com 7 En el contexto de la declaración de Pedro y de la iglesia, el Hades representa todo aquello que tiene que ver con el engaño que por medio de la enseñanza (doctrina) que no tiene sustento en la Palabra de Dios ni el fundamento de la enseñanza de Yeshúa, sino que tiene el propósito de mantener en la oscuridad de la ignorancia, en tinieblas, a aquellos que son engañados por las artimañas del maligno a través de los falsos maestros; • Juan 1.- 1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella… Tanto el apóstol Pablo como el apóstol Juan entendieron que Jesucristo es el único conducto que provee del conocimiento de la gloria de Dios, por eso Pablo lo expresa como la faz de Jesucristo en relación al conocimiento de su doctrina, la luz que resplandece en los corazones de quienes por amor al Señor enseñan, comparten a otros lo que para muchos, aún permanece encubierto; 2 Corintios 4.- 7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros… El apóstol Pablo está haciendo una referencia al profeta Jeremías, así es que para entender las palabras de Pablo al hablar de éste tesoro y de la excelencia de Dios, es necesario entender la profecía que ilustra el trabajo de Dios en las vidas de los creyentes; • Jeremías 18.- 1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. 3 Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. 4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. 5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que, como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel. 7 En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar,
  • 8. www.estudiantesdelabiblia.com 8 y derribar, y destruir. 8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles, 9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar y para plantar. 10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle… Las palabras de Dios a Jeremías fueron en el sentido de que el Señor es el Alfarero, un Alfarero hace y vuelve a hacer a una misma vasija que se haya roto en su mano, la potestad de Dios sobre Israel es incuestionable y es permanente, pues de la misma manera en que Dios advirtió que Él es el que nos forma para ser edificados y plantados cuando hemos regresado a Dios por medio de Jesucristo, es de esa misma manera en que Pablo se refiere al hermoso tesoro como al evangelio que es atesorado por aquellos que han sido formados como vasijas de barro por el Creador justo para guardar en nosotros esa excelente riqueza. Así es que el tesoro es el evangelio glorioso y lo llevamos en nuestros vasos de barro y esta analogía que usó el apóstol Pablo en relación a la luz que refleja la gloria de Jesucristo por el conocimiento de su doctrina es algo que como una alegoría podemos referir en cuento a los simbolismos de aquel evento sobrenatural en que Gedeón reunió a 300 hombres para derrotar al ejército de los madianitas. De acuerdo a las instrucciones de Dios, cada hombre tenía en sus manos un shofar en una mano y en la otra, un cántaro, es decir, una vasija de barro, pero cada cántaro estaba vacío y lo único que tenía dentro era una tea encendida, es decir, una luz, esa luz fue puesta dentro de la vasija de barro para que no fuera vista a los ojos del enemigo y cuando estuvieron frente a los madianitas, ellos emitieron un grito: “¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!” al tiempo que tocaron las trompetas, y quebraron los cántaros que llevaban en sus manos y no fue hasta que aquellas vasijas de barro se rompieron, que la luz pudo brillar en la oscuridad, y aquellos que no pudieron ver la luz murieron por la confusión, (esto es, la falta de entendimiento) porque no pudieron comprender que esa luz era el reflejo de la gloria de Dios que acompaña a los ejércitos de Israel. Así es que mantengamos firme nuestra convicción, como aquellos soldados que acompañaron a Gedeón, para que la luz que resplandece en las tinieblas permanezca en nuestros corazones con el objetivo de que continuemos
  • 9. www.estudiantesdelabiblia.com 9 siendo iluminados del vasto conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo… De tal manera que para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de los que enseñan su Palabra, es necesario que efectivamente los creyentes sean vasijas formadas y transformadas por el Alfarero y esto solo es a través de la formación en carácter que provee la doctrina de Jesucristo…