Salud e higiene

125 visualizaciones

Publicado el

sabrina garcia. UTS MERIDA

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
125
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Salud e higiene

  1. 1. *
  2. 2. La salud es la condición de todo ser vivo que goza de un absoluto bienestar tanto a nivel físico como a nivel mental y social. Es decir, el concepto de salud no sólo da cuenta de la no aparición de enfermedades o afecciones sino que va más allá de eso. En otras palabras, la idea de salud puede ser explicada como el grado de eficiencia del metabolismo y las funciones de un ser vivo a escala micro (celular) y macro (social). Salud
  3. 3. * La salud física, corresponde a la capacidad de una persona de mantener el intercambio y resolver las propuestas que se plantea. Esto se explica por la historia de adaptación al medio que tiene el hombre, por lo que sus estados de salud o enfermedad no pueden estar al margen de esa interacción * La salud mental, el rendimiento óptimo dentro de las capacidades que posee, relacionadas con el ámbito que la rodea. La salud radica en el equilibrio de la persona con su entorno de ese modo, lo que le implica una posibilidad de resolución de los conflictos que le aparecen * La salud social, que representa una combinación de las dos anteriores: en la medida que el hombre pueda convivir con un equilibrio psicodinámico, con satisfacción de sus necesidades y también con sus aspiraciones, goza de salud social.
  4. 4. Del francés hygiène, el término higiene se refiere a la limpieza y el aseo, ya sea del cuerpo como de las viviendas o los lugares públicos. Se puede distinguir entre la higiene personal o privada (cuya aplicación es responsabilidad del propio individuo) y la higiene pública (que debe ser garantizada por Estado). La higiene también está vinculada a la rama de la medicina que se dedica a la conservación de la salud y la prevención de las enfermedades. En este caso, el concepto incluye los conocimientos y técnicas que deben ser aplicados para controlar los factores que pueden tener efectos nocivos sobre la salud.
  5. 5. La higiene la podemos dividir en los siguientes ambientes: La higiene Mental se refiere al conjunto de valores y hábitos que nos ayudan a relacionarnos de mejor forma con los demás y nos hacen sentirnos valorados, respetados y apreciados dentro de un grupo social. Higiene individual o personal: Comprende el mantenimiento del buen estado de salud del individuo. Aseo de su cuerpo y de sus vestidos, higiene de sus alimentos, etc. Higiene general o pública: Se refiere a la higiene de la población: salubridad del suelo, construcción de viviendas higiénicas, suministro de agua potable, eliminación de residuos, inspección de alimentos, servicios sanitarios, etc. Higiene Social: Comprende la higiene de las edades: infancia, pubertad, juventud, vejez. Higiene Ocupacional: Preceptos profilácticos y medidas de bioseguridad que deben observarse en las profesiones, en las industrias y en toda clase de trabajo.
  6. 6. Una buena higiene no solo mejora nuestra salud física sino que también nos hace sentir mejor psicológicamente. Esto puede parecer una locura, pero así es: las personas con pelo sucio, mal olor corporal, ropa en mal estado, dientes faltantes y otros signos de mala higiene, a medida son discriminados. Estos son algunos de los hábitos de higiene más básicos:
  7. 7. Ducharse con regularidad: Una buena ducha incluye cuerpo y pelo, aunque no es necesario que sea todos los días, principalmente en el cabello. El cuerpo genera piel muerta constantemente, la cual necesita ser eliminada para que no provoque enfermedades. Debemos darle especial cuidado a las áreas con pliegues y arrugas, y luego de la ducha secar bien todas las zonas de la piel para reducir las probabilidades de piel seca y agrietada. Podemos lavar el cabello con mayor o menor regularidad según nuestro tipo de pelo, pero siempre debemos cepillarlo antes de lavarlo para quitar la capa de suciedad más superficial. Debemos cepillar el pelo todos los días y lavar el peine o cepillo con jabón cada vez que nos lavamos el pelo. Cortarse las uñas: El buen cuidado de uñas de manos y pies evitará infecciones. Además, los pies deben mantenerse limpios y secos para evitar hongos y el mal olor. El talco es un buen aliado para luego del baño, ya que nos permitirá mantener los pies secos. Las uñas siempre deben cortarse rectas, no en curva, y se evitará el encarnamiento de las mismas sin usar zapatos ajustados o de taco muy alto. Lavarse los dientes: Debemos cepillarnos los dientes después de cada comida, si no podemos, aunque sea hacerlo dos veces al día. Además, debemos incorporar el hilo dental y le enjuague bucal en nuestra rutina. Esto minimizará la acumulación de bacterias en la boca, lo que nos evitará las molestas caries y otras enfermedades, principalmente afecciones en las encías, que pueden afectar a los dientes e incluso al corazón. Debemos cambiar con regularidad –tres meses– el cepillo de dientes.
  8. 8. Lavarse las manos: Debemos lavarnos las manos antes de comer, luego de ir al baño, después de toser y estornudar, luego de manipular basura. Es bueno tener alcohol en gel cuando sabemos que no tendremos agua y jabón disponibles. Afeitado y depilación: Antes de afeitarse o depilarse cualquier área del cuerpo, debemos lavarla muy bien con agua y jabón y secarla. Utilizar los productos adecuados, cambiar las cuchillas con regularidad y mantener una buena higiene de los aparatos para depilar Dormir bien: Muchos no lo consideran exactamente un tema de higiene, pero lo cierto es que dormir al menos siete horas diarias reforzará nuestro sistema inmunológico. Higiene de la ropa: Debemos cambiar la ropa regularmente, principalmente la ropa interior y la de cama. La primera debe cambiarse todos los días, y la ropa de cama al menos una vez cada dos semanas. No debemos compartir toalla con otras personas, y estas deben secarse siempre muy bien.
  9. 9. Un hombre no está bien hasta que sea feliz, sano, y próspero; y la felicidad, la salud, y la prosperidad son el resultado de un ajuste armonioso del interior con el exterior del hombre. James Allen

×