SlideShare una empresa de Scribd logo
PRESENTACIÓN
La ansiedad es una problemática atemporal. Considerada por muchos
sólo un sentimiento, por otro un trastorno, es una consulta recurrente en
psicología.
Hay profesionales que la consideran un trastorno propio de nuestro
tiempo, una problemática actual debido al estilo de vida moderno y a la
constante búsqueda de lo inmediato. Sin embargo, es cierto también que
la ansiedad ha existido siempre.
Según la Organización mundial de la salud, la ansiedad es un trastorno
que afecta a 260 millones de personas alrededor del mundo.
Existen estudios que sugieren que es la “epidemia” en nuestro país. El
último Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental realizado,
arroja resultados que sugieren y concluyen que la ansiedad representa la
patología mental más frecuente en los argentinos.
Las redes sociales, internet y la información en línea facilitan el acceso
a todo el mundo; quien puede acceder a información (certificada o no)
sobre cuáles son los síntomas más comunes de la ansiedad, así como de
otras patologías, trastornos, etc.
Es por esto que no es casual que cada vez haya más consultas de
pacientes que atribuyen ciertos síntomas o sensaciones a la ansiedad,
pudiendo el profesional confirmar el diagnóstico o no.
A la vez, es muy frecuente encontrar pacientes que no llegan con una
idea de que es la ansiedad, sin embargo, podemos establecer cierta
correlación con el diagnóstico. Esto por supuesto dependerá de la línea
teórica que siga el profesional.
En Campo Psi Recursos pensamos en que es beneficioso para cualquier
terapia contar con herramientas de abordaje diseñadas para cada caso.
Por supuesto que el caso por caso no significa “patología a patología”, sino
más bien teniendo en cuenta la individualidad subjetiva de cada paciente.
Sin embargo, existen herramientas clínicas que pueden ayudar al
paciente a mantenerse activo dentro de su terapia; y complementando a
las entrevistas semanales, se puede lograr potenciar las expectativas
clínicas.
En este cuadernillo encontrará actividades, reflexiones, información,
hojas de registros, consejos, alternativas, etc. Es importante situar este
paquete de recursos como lo que es: recursos complementarios a una
terapia profesional, y no constituyen herramientas de diagnóstico,
tratamiento o autoayuda.
Son herramientas que recomendamos a los profesionales de la salud;
psicólogos específicamente, y que los pacientes deben usar dentro del
dispositivo clínico.
El marco teórico en el cual se inscriben es la terapia cognitivo
conductual, pudiendo de todas maneras ser utilizados como herramientas
por profesionales con otras orientaciones clínicas.
En las siguientes páginas encontrará información de cómo utilizarlo;
información para profesionales e información para pacientes. Así como
también información específica sobre qué es la ansiedad, cuáles son los
síntomas, así como también actividades específicamente pensadas para
pacientes que la sufren.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Prohibida su venta
y divulgación sin autorización
Nuestro equipo de trabajo dentro de Campo Psi recursos es compuesto
por profesionales psicólogos y psicopedagogos. Por lo cual nuestro
enfoque a la hora de crear nuestros materiales es estrictamente
profesional, basado en nuestra experiencia clínica con pacientes propios y
en la formación académica que tenemos.
Detectamos diversas situaciones dentro del consultorio y las volcamos
como necesidades de abordaje; de allí surgen los distintos materiales que
tenemos disponibles, sea para niños, adolescentes o adultos.
En este caso en particular, el cuadernillo que tiene en manos es el
resultado de observar que a nuestras consultas clínicas llegan todos los
meses pacientes con síntomas que podrían corresponder a la ansiedad.
Por lo cual, el material se centra en ofrecer herramientas clínicas que
complementen a la terapia que usted realice como profesional, y no
constituyen en sí mismas herramientas diagnósticas o de tratamiento
propiamente dichas. Es decir; son herramientas complementarias.
Recomendamos utilizar este cuadernillo como guía de planificación de
las sesiones. Así mismo su utilidad debe darse después de sesiones
preliminares en donde usted ya ha tenido suficientes entrevistas con su
paciente, ha aplicado una batería de psicodiagnóstico (si correspondiere) y
ha establecido un diagnóstico presuntivo.
Nuestra recomendación es que utilice este cuadernillo habiendo
realizado ya todos los pasos anteriores, pues eso le dará la suficiente
información al respecto de la persona que tiene en frente y la
responsabilidad de poder decidir qué caminos terapéuticos seguir.
No es recomendable comenzar a trabajar con el cuadernillo desde la
primera sesión.
A la vez; respecto a trabajar con un mismo cuadernillo en diferentes
pacientes, dependerá de su elección. El beneficio de adquirir material
digital es que puede utilizarlo con todos sus pacientes, pues le permite
imprimir las veces que necesite. También puede imprimir por secciones o
por actividades determinadas, decidiendo cuales son más útiles para usted
según el caso.
Las actividades y técnicas no siguen un orden establecido y no se trata
de un cuadernillo “sesión a sesión”. Le recomendamos hojear todo el
cuadernillo a fin de conocer lo que ofrece y después decidir con cuales
actividades/técnicas trabajar según sus pacientes. Pero es importa aclarar
que no es necesario ir trabajando hoja por hoja ni tampoco sesión por
sesión.
¿A qué población está destinado el presente cuadernillo? De acuerdo a
los ejercicios, recomendamos para adolescentes mayores desde los 16
años, jóvenes adultos, adultos de mediana edad y también (dependiendo
el caso) adultos mayores. Respecto a éste último grupo, dependerá del
grado de deterioro cognitivo de la persona, ya que las actividades
requieren reflexión, escritura y conversación.
También, puede utilizar las fichas anexas, que se tratan de fichas
imprimibles; en formato individual, que puede utilizar como recurso para
darle al paciente actividades para reflexionar y resolver en su casa. Se
tratan de ejercicios que promueven y continúan al trabajo realizado en la
sesión, en consonancia con los temas tratados, y que permiten que el
paciente continúe el trabajo de introspección y autoanálisis por su cuenta.
¡Bienvenido!
Queremos contarle que somos Campo Psi Recursos, los autores del
cuadernillo de trabajo que tiene en sus manos. El profesional que lo está
asistiendo guiará su tratamiento, este cuadernillo es solo una herramienta
más dentro de la terapia.
Dentro de él encontrará diferentes partes;
 Información que le recomendamos que lea atentamente y
que pueda ampliar de ser necesario, buscando más información que
disipen sus dudas y charlando con su terapeuta. Acceder a
información que nos permita entender qué es lo que sentimos, que
permita poner en palabras aquellas sensaciones muchas veces
inexplicables, es muy beneficioso.
 Actividades de presentación, que requerirá que usted haga el
esfuerzo de contar sobre su vida en general, sobre su historia, sobre
los hechos de su vida.
 Actividades en relación a los síntomas que presenta; estos le
van a permitir poder diferenciarlos, esclarecerlos, clasificarlos, y de
alguna manera mantener un “orden” dentro de todo lo que usted
siente y por lo cual llegó a su terapia.
 Actividades-técnicas que le darán herramientas de abordaje
dentro de momentos críticos. Es importante utilizar dichas
herramientas con el acompañamiento de su terapeuta y/o familia.
Algo muy importante a tener en cuenta es que este cuadernillo es un
libro de autoayuda.
Si usted ha accedido a él por cuenta propia, sin haber realizado una
consulta con un profesional competente, le recomendamos realizarla.
Esto se debe a que cuando diseñamos el cuadernillo lo hicimos
pensando en un dispositivo clínico de abordaje profesional; es decir que
este cuadernillo y sus actividades forman un complemento; no se debe
realizar las actividades por el paciente sólo.
Es importante contar con la presencia de un profesional con cual leer
las consignas, charlarlas, comentar para qué le van a servir, desarrollarlas
y comentar su efecto posterior.
Si usted decide trabajar el cuadernillo por su cuenta, posiblemente
sienta que no la ayuda o que sus “ejercicios” son simples. Sin embargo, al
realizarlos dentro de un dispositivo clínico, en donde usted estará
acompañado, contenido y asistido por un profesional; el resultado final es
totalmente distinto, pues a la par de estas actividades el profesional
acompañará con su técnica.
Le recomendamos que cualquier duda lo hable con su psicólogo.
La ansiedad tiene muchas formas. Y se presenta de diversas maneras.
Y ante situaciones diferentes.
No existe “LA” ansiedad como un término totalmente aplicable a todos los
pacientes que la padecen. Tampoco es cuestión de ir tachando síntomas de una lista
interminable de sensaciones mentales o fisiológicas. Porque la ansiedad que viva
usted es diferente a la vivida por otra persona; cada uno tiene sus matices e
intensidades que dependen de la personalidad y la subjetividad de cada uno.
Sin embargo podemos revisar las diferentes definiciones científicas a fin de
entender más acerca de la ansiedad.
La organización mundial de la salud considera que se trata de trastorno de
ansiedad y considera que se tratan de problemas habituales de salud mental que
afectan a la productividad y el trabajo. Considerada por la OMS como la primera
causa de discapacidad laboral en el mundo. Y arroja la cifra de que 260 millones de
personas en el mundo la sufren.
Según el manual diagnóstico DSM-IV se trata de una aparición temporal y aislada
de miedo o malestar intenso, acompañada de cuatro o más síntomas entre los cuales
se enumeran palpitaciones, sudoración, temblores, fatiga, sensación de ahogo,
nauseas, inestabilidad, mareo, desmayo, parestesias, apnea, etc. Estos síntomas por
separado y porciones de tiempo determinadas no constituyen un diagnóstico
determinado. El manual ofrece diversos criterios a la hora de establecer un
diagnóstico diferenciado, en el cual poder establecer además si se trata de ansiedad
generalizada o diferentes ‘subtipos’ de ansiedad entre las que se enumeran la
agorafobia, ataque de pánico, fobia específica, etc.
Más allá de las cuestiones estrictamente científicas en relación a diagnosticar o no
la ansiedad, es importante entender que cada experiencia clínica es diferente.
Y en lo que respecta a poder formular una definición más coloquial del término,
diremos que la ansiedad es una reacción emocional. Y como una reacción
propiamente dicha se desarrolla ante un estímulo, que en el caso de la ansiedad
llamaremos eventos desencadenantes.
Dicha respuesta o reacción emocional es necesaria para la supervivencia del ser
humano. Es decir, la ansiedad tiene un componente de protección y por lo tanto de
saludable: la ansiedad es una respuesta emocional que intenta proteger al sujeto
ante un peligro, real o imaginario.
Como respuesta ante un posible o eventual peligro se constituye como sano en
porciones justas. Sin embargo, existen situaciones en las cuales la ansiedad alcanza
niveles de intensidad poco manejables para el sujeto, ocasionando una serie de
síntomas que el paciente sufre en el cuerpo.
Si existe una forma sencilla de definir la ansiedad es el temor a que algo malo
suceda. Esto conlleva a una sensación anticipatoria que produce una serie de
síntomas físicos y emocionales relacionados a lo que suponemos que va a salir mal.
Es importante recalcar el sentido temporal de esta definición: la ansiedad es el
miedo a algo que aun NO ha ocurrido y que suponemos que en el futuro nos va a
producir angustia. La ansiedad es un exceso de futuro, asociado a una dificultad para
mantenerse en el presente.
El querer evitar ese malestar (por aquello malo “que va a suceder”) arrastra a la
persona a un terreno de pánico, en donde cada vez que se piensa en lo que va a
suceder y se busca evitar que suceda, la persona se encuentra desvalida, pues
confirma que no se siente con los recursos necesarios para hacerle frente a esa
eventual situación.
Podemos decir entonces que una forma de definir la ansiedad es el miedo al
miedo. Miedo a la angustia.
La persona se auto-coloca a sí misma en una postura de incapacidad, “soy incapaz
de lidiar con esto”, y por lo tanto el cuerpo reacciona con una serie de síntomas que
intentan protegerlo.
Es por eso que debemos empezar por reconocer que la ansiedad en sí no es del
todo “mala”, pues se trata de una respuesta protectora.
En términos de quien la vive la ansiedad es una sensación que llega sin aviso, de la
nada.
Un estado general de molestias físicas, emocionales y mentales. Un estado de
miedo, inquietud, angustia, confusión. Una sensación de no tener control sobre uno
mismo. Sin capacidad de tener poder sobre tu cuerpo y tu mente.
Posiblemente se viva como un oleaje de emociones incontrolables, que abruman y
ahogan. Que en algunos casos la persona puede sentir incluso que puede morir.
Sin duda alguna; es totalmente tratable y con la ayuda de un profesional, usted
puede sentir que nuevamente toma el control de su vida.
Me falta el aire y me cuesta respirar. Me ahogo.
Siento taquicardia.
Me sudan las manos o el cuerpo.
Me duele la cabeza.
Me duele el estómago. Tengo nauseas.
Siento que me tiembla y se me afloja el cuerpo.
Siento vértigo.
Pierdo el apetito
Tengo mucho apetito. No me siento satisfecho.
Me da sueño
No puedo dormirme.
No tengo energía.
Me siento muy inquieto
Bajo
grado de
ansiedad
Alto
grado de
ansiedad
Evitación
Conocer nuevas personas
Comer en lugares públicos
Beber con otras personas en lugares públicos
Llegar tarde a un lugar donde hay personas.
Hablar con personas que tienen autoridad
Dar un examen
Hacer una presentación o dar una charla ante un público
Ir a una fiesta
Trabajar mientras lo están observando
Llamar por teléfono a alguien desconocido
Hacer un pedido en una tienda
Ir al medico
Orinar en servicios públicos
Ser el centro de atención
Dar su punto de vista en una reunión
Expresar desacuerdo o desaprobación a otra persona
Mirar a los ojos a alguien
Viajar
Intentar hablar con una persona que le interesa
Pedir un reembolso de una compra a una tienda
Dar una orden o directiva
Ofrecer una fiesta o una reunión
Decir que no.
Encargarse de una responsabilidad laboral
Marcar el error a otra persona
Hacer deportes o ir al gimnasio
Bailar en una fiesta
Viajar en transporte publico
Preguntar por una dirección en la calle
Quizás sientas que la ansiedad es tu peor pesadilla. Y pensar en tener que
“aceptarla” como parte de tu vida, cuando viniste aquí justamente a intentar
deshacerte de ella, suena hasta ilógico.
Sin embargo, un paso fundamental para superarla es justamente aceptarla. Ya
que eso implica aceptar su verdadera cara: la ansiedad no supone un peligro para ti.
Y al desenmascarar esta faceta de esa pesadilla, el proceso de superación es más
sencillo.
En pocas palabras, aceptar la ansiedad es dejar de luchar contra ella. Ya que lo
contrario a la aceptación es la negación, la resistencia, el quejarse de lo que sucede,
el renegar de su existencia, y una serie de pensamientos negativos, culposos y que en
definitiva generan más expectativa y ansiedad, que ocasionan a la vez los síntomas
de los que ya hablamos. Es decir; es como querer combatir ansiedad con más
ansiedad.
Aceptar la ansiedad no es no hacer nada para sentirte mejor. Sino que implica
conectarte con tus emociones y sensaciones de manera consciente y dar espacio a
permitirte sentir y fluir con ellas. El poder vivir la ansiedad de manera consciente, va
a ocasionar algo muy beneficioso: entenderás que no supone un peligro real para ti.
Además de ello, dejas de culparte por lo que sucede, dejas de victimizarte por lo
que estas sintiendo, dejas de culpar a los demás, asumes responsabilidades de
ciertas cosas y aceptas que no tienes control de otras, reconoces la realidad y estas
dispuesto a escuchar el mensaje que tu mismo cuerpo te está dando.
Aceptar no implica no sentir dolor, si no que estás más preparado para hacerle
frente. No aceptar toda esa energía que es la ansiedad solo ocasiona que se haga
más intenso y se escape de tus manos. Si lo aceptas como parte de la vida, tienes
consciencia de lo que sucede, tu cuerpo tiene más herramientas por lo tanto se
relajará más fácilmente, y tu mente encuentra la manera de ver las cosas con más
claridad.
Si logras aceptar la ansiedad podrás descubrir más cosas sobre ti mismo.
Como hemos hablado al principio; la ansiedad es una forma de intentar
protegerte. Opera como un mecanismo de defensa.
La función de la ansiedad mantener al cuerpo activo, dispuesto a enfrentar
situaciones de peligro, aunque por supuesto sus síntomas se sienten como si
fueran el auténtico peligro.
La sensación de peligro que siente la persona viene dada justamente por la
dificultad de anticiparse a ciertos eventos. Y es que la ansiedad tiene causas y
desencadenantes.
Es importante diferenciarlos: una causa no es lo mismo que el disparador o
desencadenante.
Las causas de cuestiones emocionales (entre las que entra la ansiedad)
tienen que ver con cuestiones de nuestra personalidad; patrones de conductas,
factores que operan a nivel de pensamiento, estilos de pensamiento y estilos
de vida, costumbres, reglas y pautas que hemos heredado y adquirido a lo largo
de la vida. Y que direccionan la forma en la cual nos comportamos.
Los desencadenantes son más bien situaciones de la vida cotidiana, que
suceden de un momento a otro y que pueden activar en nuestra mente una
serie de factores que se relacionan directamente a las causas mencionadas.
Es decir la ansiedad está allí en nosotros, latente (ocasionada por diferentes
patrones, creencias, costumbres, etc., que venimos arrastrando) y cuando
ocurren ciertas situaciones específicas del quehacer cotidiano que se
relacionan a esos patrones preestablecidos y adquiridos, los síntomas
ansiógenos se ponen en marcha, pues todo indica que esa situación nos pone
en peligro.
Y el cuerpo y la mente reaccionan.
Es común en las consultas escuchar “me dio ansiedad porque me pidieron
una presentación oral frente a todos mis compañeros”; o “me da ansiedad
cuando la gente me mira fijo”.
Estas son situaciones, que llamaremos eventos desencadenantes. No son la
causa de la ansiedad: digamos que son la gota que rebalsa el vaso de la
ansiedad… un vaso que vienen lleno (de prejuicios, patrones, reglas, creencias,
etc.) desde hace mucho tiempo. Encontrar “la causa real” implica trabajar en
un proceso interno de autoconocimiento, para el cual la terapia es muy
beneficiosa. Por lo cual, felicidades, estas en el camino correcto.
Pero hablemos de esos eventos desencadenantes. Ocurren todo el tiempo. Y
sin aviso.
No es posible controlarlas; pues se tratan de situaciones ambientales,
relacionales. Tienen que ver con los otros más que con nosotros. Y poder
entender que es imposible luchar para que no ocurra, quita un peso enorme de
encima de tus hombros. Pero es posible anticiparse a ello, pronto hablaremos
de ello.
Estos disparadores por sí solos quizás no ocasionarían ansiedad a cualquier
persona. No todas las personas tienen ansiedad cuando se les encarga disertar
en una reunión, o cuando su jefe les encarga una tarea de mucha
responsabilidad, por ejemplo. Entonces; ¿Por qué a ti? ¿Por qué te sucede a ti?
Para esto es importante volver a las causas; ellas son las verdaderas
‘responsables’ de lo que te sucede. Trabajar de raíz en terapia te dará las
respuestas. Y sobre todo te dará la posibilidad de entender que los eventos
desencadenantes por sí solos no son situaciones de peligros. Podrás quitarle el
peso de cargarlos negativamente con tanta energía y expectativa, y sobre todo
dejarás de huir de ellos.
Es decir: trabajando en las causas reales de tu ansiedad, podrás entender
que no siempre que te encarguen una disertación frente a tu jefe y compañeros
de trabajo sentirás ansiedad; que no necesariamente cambiar de colegio es
malo, que no siempre que alguien te mira fijo sentirás todos esos síntomas.
Vamos desmarañando creencias y mitos en pos de crecer.
Registro semanal
Preocuparnos supone un excesivo intento de la mente por anticipar el
futuro.
Preocupaciones: pre-ocupación, ocuparse ante de que ocurra, ocuparse
cuando aún no es una realidad.
Si lo miramos como una forma de anticipar y “estar preparados” quizás nos
preguntemos; ¿pero entonces que tiene de malo?
Sin embargo, el ocuparse de algo que aún no ha ocurrido implicar cargar a la
mente y al cuerpo de energía que no tiene sentido de ser. Ocupar la mente en
cosas que aún no sucedieron y sobre todo pensar en que cuando sucedan
saldrá todo mal; solo desconecta del presente, no permite ver la realidad con la
claridad suficiente, y aumenta la tensión corporal.
Si lo piensas sincera y detenidamente las preocupaciones nunca suponen
algo positivo; son una serie de pensamientos sobre algo que va a ocurrir,
cargados de sensaciones negativas de que algo va a resultar mal, lo que los
vuelve muchas veces incontrolables.
Las personas que viven preocupadas son expertas generadoras de
problemas: siempre están descubriendo “posibles problemas” pero con la
mente lo suficiente ocupada en esas preocupaciones, son incapaces de generar
respuestas o soluciones prácticas.
La preocupación es útil solo cuando moviliza a actuar; sin embargo, una
persona con ansiedad rara vez podrá responder: su cuerpo es incontrolable. Si
la respuesta es de parálisis no sirve para nada.
Aprender a identificar de que nos preocupamos y poder diferenciar entre
cuales son los escenarios posibles de una situación nos da más herramientas
para hacer frente a cualquier evento.
Tal como hemos visto en el cuadro de las primeras hojas, la ansiedad es un
círculo vicioso. Y entre circulo, los pensamientos son una parte importante en
mantener ese circuito funcionando.
Ante el ejemplo de tener que exponer frente a un grupo de personas, usted
comienza a sentir los síntomas de la ansiedad y el pensamiento inicial es “no lo
voy a poder hacer, lo haré mal”, lo cual genera la sensación de incapacidad ante
una situación que lo deja desvalido, y los síntomas se incrementan, taquicardia,
hiperventilación, sudoración, etc…
Entonces el pensamiento aparece de nuevo, pero más determinante: “siento
que me estoy quedando sin aire”, “siento que me estoy muriendo”.
¿Le suena parecido? Sucede todo el tiempo. Y estos pensamientos solo
ocasionan que la cadena siga avanzando.
Por supuesto que aprender a lidiar con estos pensamientos no es tan
sencillo como aconsejar sencillamente “pon tu mente en blanco”.
Lo importante es trabajar con ellos; tener registro de lo que pasa por su
mente en esos momentos, tenerlos presentes y poder analizarlos para
encontrar una vía de trabajo. Esto permitirá clarificarlos, clasificarlos y sobre
todo determinar si son preocupaciones reales o no.
Siempre recuerde que los pensamientos que se ocasionan en el círculo de la
ansiedad son errores de pensamiento, distorsiones cognitivas de la realidad.
Una persona ansiosa tiende a pensar de manera distorsionada, porque toda la
carga negativa que arrastra desde la causa misma de la ansiedad (de la cual ya
hablamos) es excesivo para una persona.
Usted puede cambiar su forma de pensar; no está condenado a sentir
siempre lo mismo.
Sería interesante que puedas hacerte una sencilla pregunta: ¿Todo lo que
sientes es ansiedad?
Quizás tu respuesta inicial sea ‘no’, y está bien. Pero entonces; ¿Qué más
sientes? Esta es una pregunta mucho mas compleja de lo que parece, pues
alude directamente a nuestro conocimiento sobre las emociones.
Y tal vez sientas que no hay nada que alguien te pueda explicar sobre las
emociones, porque ya sabes cuales son. Sin embargo, cuando una persona está
luchando con su ansiedad, normalmente asocia toda emoción a ella. Y es
importante diferenciar lo que sentimos para poder gestionar de manera
correcta dichas emociones.
Entonces si queremos ‘repasar’ las emociones que conocemos,
seguramente diremos que son la alegría, la tristeza, la ira, la tranquilidad, el
miedo, etc. Es tal cual; sin embargo, las emocionen conviven entre sí y en una
misma situación podemos pasar por diferentes estados emociones sin que eso
suponga un trastorno.
Es normal poder sentir diferentes emociones confrontándose entre sí,
aunque eso suponga muchas veces la sensación de “no sé qué me pasa”, “me
siento feliz, pero a la vez con miedo”, “tengo un montón de sensaciones que no
son que son”, etc.
Todo ese embrollo emocional habla, más que de falta de conocimiento de
las emociones, de la dificultad de conectarnos con ellas. Sabemos que están
ahí, sabemos que suceden, pero no nos permitirnos vivirlas, sentirlas,
experimentarlas en el cuerpo y la mente.
Si te pidiera en estos momentos que nombres sensaciones físicas o
pensamientos que ocurren cuando estás feliz, posiblemente puedas nombrar
un par, pero quizás sean por lo que “supones que debería sentirse”.
No te sientas mal, no te ocurre solo a ti.
Normalmente vivimos las emociones en automático. Rara vez nos
detenemos a pensar en el aquí y el ahora para conectar con eso que estamos
sintiendo.
Y cuando hablamos de ansiedad todo eso se potencia, por lo que ya venimos
hablando. Y generalmente asociamos a la ansiedad con una o dos emociones
negativas; miedo y angustia. Pero la ansiedad es un estado en el que confluyen
muchas emociones juntas. Y no se tratan de “emociones negativas”.
Tachar una emoción de negativa genera la necesidad de evitar sentir eso. Y
vivimos en un estado constante en el cual intentamos evitar sentir dolor, sentir
miedo, sentir angustia. Y deseando poder sentirnos felices. Muchas veces
confundiendo felicidad con euforia o con un estado en el cual “nada malo
pasa”. En todo caso podemos hablar de emociones agradables o desagradables,
pero nada tiene que ver con lo bueno o malo.
Pensar el miedo o la angustia como negativo solo los intensifica. Las
emociones existen y aparecen porque necesitan que les prestes atención, al
evitarlas solo lograrás que se hagan más fuertes a fin de “ser escuchadas”. Y
además bloqueas las emociones más agradables, pues al evitar sentir te
desconectas del presente incluso de aquellas cosas que si te gustaría
experimentar.
Las emociones son energía que fluye por el cuerpo; taparlas acumula toda
esa carga que luchará por salir de algún modo u otro. Y allí es cuando explotas.
¿Te ha sucedido que alguna vez que ante una situación que no consideras
demasiado complejas terminas explotando en ira, frustración, enojo y quizás
peleando o discutiendo con otras personas? ¿O que de pronto ante cualquier
cosa que te suceda lloras desconsoladamente intento explicar que no sabes
porque sientes esas ganas de llorar?
Todo eso es por esas veces en las cuales intentaste ponerle un tapón
emocional a tu mente. Lo cual es normal, al pensar en que vivimos una
sociedad que reprime, diseñada para esconder las emociones, de las cuales
poco nos hablan. Pero siempre hay tiempo para comenzar a hablar de ellas.
Registro semanal
Es un poco contradictorio pensar en esto de “anticipar” cuando venimos
sosteniendo que la ansiedad se ocasiona justamente por ese exceso de futuro
incierto que nos desconcierta y pone a funcionar ese pensamiento catastrófico.
Pero cuando hablamos de anticipar para prevenir no hablamos de pensar en
que todo va a resultar en algo mal. Si no de pensar de manera ordenada en las
posibilidades de que ocurran determinadas cosas.
Para esto, es necesario poder clarificar de antemano las cosas que nos
sucede y que sentimos. Es decir; hablar de ellas, anotarlas, registrarlas, etc. Así
podremos identificar cuáles son las situaciones que más temor nos ocasionan y
poder actuar sobre ellas para tratar de anticipar nuestra reacción.
Esto es importante marcar: no podemos controlar los eventos que ocurran,
por más intención que pongamos a anticiparnos a ellos. Podemos anticiparnos
a ellos para controlar lo que sintamos, lo que nos produzcan y tener
herramientas claras y concisas sobre como actuar.
Es decir; trabajemos para que una vez que sucedan poder tener la mente
fría, en blanco, el pensamiento clarificado ya que habremos pensado en el
posible escenario previamente y tendremos más posibilidades de salir de esa
situación sin sentirnos desvalidos.
Anticipar para prevenir supone pensar en que eso que tememos es posible
que pase pero que tenemos todo lo necesario para hacerle frente; somos
capaces de enfrentar y de lograr lidiar con ello.
Implica pensar en el miedo con la mente fría cuando no está bloqueada por
la ansiedad, lo cual nos permite pensar “si estuviera en esta situación, ¿que
podría hacer?”. A nivel cognitivo eso ocasiona tranquilidad, pues en el
momento en que realmente ocurra (si sucede) estaremos listos para ella.
No es ninguna novedad que en este preciso momento estás respirando. Lo
hacemos todos, lo sabemos hacer desde que nacemos y es lo que nos mantiene
vivos.
Todo ser humano sabe respirar. Lo hacemos de manera automática. Sin
embargo, no todos saben utilizar su respiración.
Usar la respiración para tu beneficioso implica respirar de manera
consciente, lo cual tiene un efecto relajante y tranquilizador para la mente.
¿Alguna vez te has puesto a pensar en que es lo que le pasa a tu cuerpo cada
vez que respiras? ¿Te detuviste a ver que sensaciones tienes con cada
inhalación y exhalación? ¿Conoces cual es tu ritmo? ¿Qué profundidad
alcanzas? ¿Te das cuenta cuando tu respiración pasa por diferentes tiempos?
Seguramente no, porque respiramos sin pensarlo. Es un reflejo. Pero si le
prestáramos atención podríamos utilizarla a favor nuestro.
Respirar de manera consciente implica darse cuenta de que estas respirando
en el momento en el que estas respirando. Es prestarle atención a como el aire
ingresa y sale. Es tan sencillo como tomar contacto con tu interior y con ese
proceso de purificación corporal.
Y es beneficioso pues te conecta al momento presente. La ansiedad
normalmente te lleva al futuro. La respiración consciente te trae de vuelta al
aquí y ahora.
Te conecta a tus latidos que si te fijas van en sincronía con tu respiración; a
latidos más acelerados respiración más acelerada, menos oxígeno y por lo tanto
mas taquicardia. Y viceversa. La respiración consciente logra una entrada y
salida de aire más fluida, y por lo tanto más tranquila, logrando disminuir el
ritmo cardiaco y por ende logrando relajar el cuerpo.
Practicar la respiración te ayudará en formas que ni siquiera te imaginas.
El mindfulness es la disciplina que pregona la atención plena. Consiste en
practicar estar en el presente, estar consciente de manera intencional de lo que
hacemos y lo que sentimos sin juzgar o rechazar ninguna sensación.
Es una disciplina que se utiliza mucho en meditación; por los números
beneficios para encontrar la calma y la tranquilidad.
Conectarse al presente es una herramienta muy útil para quienes, como
usted, sufren ansiedad. Por lo cual, aprender acerca de ella y practicar las
técnicas mindfulness o de atención plena le ayudarán mucho a su proceso
terapéutico.
Los beneficios que se obtiene propician obtener una nueva mirada acerca de
los problemas, menos catastrófica y más real (más acertada según la realidad y
no enfocada en las distorsiones cognitivas que de las que venimos hablando), el
poder enfocarse en las fortalezas y no en las debilidades, y la capacidad de salir
de manera más sana de las crisis, lo que lleva a sentir momentos de calma y
paz.
Para meditar con atención plena no se necesita grandes cosas, sin embargo
si nunca has meditado puedes solicitar ayuda a tu terapeuta para guiarte en tus
primeros pasos hacia estas técnicas. También practicar diferentes técnicas
disponibles en la red. O sencillamente destinar 5 minutos a hacerlo por tu
cuenta: encontrar un lugar cómodo, acomodarte en una posición cómoda
(acostada o sentada), y respirar lentamente y de manera consciente (utilizando
la técnica aquí expuesta o la de las fichas), intentando conectar mentalmente
con el momento presente en el cual estás, prestando atención a lo que te rodea
y expulsando de tu mente todo pensamiento que no sea el presente.
Solo respirar. Poco a poco será más sencillo.
Escribe aquí tus apreciaciones sobre tu
recorrido con este cuadernillo
Y en qué cosas sientes que te ha ayudado….

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Tratamiento cognitivo conductual tdah
Tratamiento cognitivo conductual tdahTratamiento cognitivo conductual tdah
Tratamiento cognitivo conductual tdah
Enrique Emberley Moreno
 
La familia como sistema2
La familia como sistema2La familia como sistema2
La familia como sistema2
*Esther Claver Turiégano
 
Código de ética profesional(psicologia peru)
Código de ética profesional(psicologia peru)Código de ética profesional(psicologia peru)
Código de ética profesional(psicologia peru)
David Choi
 
15793791 como-cautivar-mujeres
15793791 como-cautivar-mujeres15793791 como-cautivar-mujeres
15793791 como-cautivar-mujeres
leafar5956
 
TDAH en Adolescentes ADHD
TDAH en Adolescentes ADHDTDAH en Adolescentes ADHD
TDAH en Adolescentes ADHD
Juan David Palacio O
 
Terapia Cognitiva con niños y adolescentes
Terapia Cognitiva con niños y adolescentesTerapia Cognitiva con niños y adolescentes
Terapia Cognitiva con niños y adolescentes
LarissaMartinez28
 
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdfPLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
GerardoMazariegos3
 
Orientación educativa en los adolescentes con TDAH
Orientación educativa en los adolescentes con TDAHOrientación educativa en los adolescentes con TDAH
Orientación educativa en los adolescentes con TDAH
Fundación CADAH TDAH
 
Terapia familiar
Terapia familiarTerapia familiar
Terapia familiar
bonita69
 
Técnicas de Psicoterapia Breve
Técnicas de Psicoterapia BreveTécnicas de Psicoterapia Breve
Técnicas de Psicoterapia Breve
PSICOLOGIA Y EDUCACION INTEGRAL A.C.
 
Introducción a la Terapia cognitivo conductual
Introducción a la Terapia cognitivo conductualIntroducción a la Terapia cognitivo conductual
Introducción a la Terapia cognitivo conductual
Laura O. Eguia Magaña
 
Psicogerontologia 1
Psicogerontologia  1Psicogerontologia  1
Psicogerontologia 1
Katherine Parra Ruggero
 
Informe y resultados en psicoterapia grupal
Informe y resultados en psicoterapia grupalInforme y resultados en psicoterapia grupal
Informe y resultados en psicoterapia grupal
Veronica Suarez
 
2. codigo deontologico del psicologo
2. codigo deontologico del psicologo2. codigo deontologico del psicologo
2. codigo deontologico del psicologo
Angie Botia
 
Tecnicas terapeuticas
Tecnicas terapeuticasTecnicas terapeuticas
Tecnicas terapeuticas
Universidad Bicentenaria De Aragua
 
Terapia familiar guia
Terapia familiar guiaTerapia familiar guia
Terapia familiar guia
Sylvia Alvarez Chavarria
 
Encuentra tu pesona vitamina.docx
Encuentra tu pesona vitamina.docxEncuentra tu pesona vitamina.docx
Encuentra tu pesona vitamina.docx
JoseRenatoPasaperaCa
 
Counseling
CounselingCounseling
Counseling
Erika Gr
 
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedad
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedadBarranquet Protocolo trastornos de ansiedad
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedad
Vicente Ramon Cabedo Garcia
 
Psicología del Adulto. Presentación
Psicología del Adulto. PresentaciónPsicología del Adulto. Presentación
Psicología del Adulto. Presentación
DavianaFalcon1
 

La actualidad más candente (20)

Tratamiento cognitivo conductual tdah
Tratamiento cognitivo conductual tdahTratamiento cognitivo conductual tdah
Tratamiento cognitivo conductual tdah
 
La familia como sistema2
La familia como sistema2La familia como sistema2
La familia como sistema2
 
Código de ética profesional(psicologia peru)
Código de ética profesional(psicologia peru)Código de ética profesional(psicologia peru)
Código de ética profesional(psicologia peru)
 
15793791 como-cautivar-mujeres
15793791 como-cautivar-mujeres15793791 como-cautivar-mujeres
15793791 como-cautivar-mujeres
 
TDAH en Adolescentes ADHD
TDAH en Adolescentes ADHDTDAH en Adolescentes ADHD
TDAH en Adolescentes ADHD
 
Terapia Cognitiva con niños y adolescentes
Terapia Cognitiva con niños y adolescentesTerapia Cognitiva con niños y adolescentes
Terapia Cognitiva con niños y adolescentes
 
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdfPLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
PLAN TERAPEUTICO ESTRES .pdf
 
Orientación educativa en los adolescentes con TDAH
Orientación educativa en los adolescentes con TDAHOrientación educativa en los adolescentes con TDAH
Orientación educativa en los adolescentes con TDAH
 
Terapia familiar
Terapia familiarTerapia familiar
Terapia familiar
 
Técnicas de Psicoterapia Breve
Técnicas de Psicoterapia BreveTécnicas de Psicoterapia Breve
Técnicas de Psicoterapia Breve
 
Introducción a la Terapia cognitivo conductual
Introducción a la Terapia cognitivo conductualIntroducción a la Terapia cognitivo conductual
Introducción a la Terapia cognitivo conductual
 
Psicogerontologia 1
Psicogerontologia  1Psicogerontologia  1
Psicogerontologia 1
 
Informe y resultados en psicoterapia grupal
Informe y resultados en psicoterapia grupalInforme y resultados en psicoterapia grupal
Informe y resultados en psicoterapia grupal
 
2. codigo deontologico del psicologo
2. codigo deontologico del psicologo2. codigo deontologico del psicologo
2. codigo deontologico del psicologo
 
Tecnicas terapeuticas
Tecnicas terapeuticasTecnicas terapeuticas
Tecnicas terapeuticas
 
Terapia familiar guia
Terapia familiar guiaTerapia familiar guia
Terapia familiar guia
 
Encuentra tu pesona vitamina.docx
Encuentra tu pesona vitamina.docxEncuentra tu pesona vitamina.docx
Encuentra tu pesona vitamina.docx
 
Counseling
CounselingCounseling
Counseling
 
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedad
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedadBarranquet Protocolo trastornos de ansiedad
Barranquet Protocolo trastornos de ansiedad
 
Psicología del Adulto. Presentación
Psicología del Adulto. PresentaciónPsicología del Adulto. Presentación
Psicología del Adulto. Presentación
 

Similar a Cuadernillo trabajo y manejo de ansiedad

Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinicoCuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
MaraGarcaNez2
 
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicos
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicosCuadernillo de depresion. ejercicios practicos
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicos
missnadja1
 
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinicoCuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
MaraGarcaNez2
 
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidadesGuia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
Juan Carlos Jiménez
 
Terapia cognitivo Conductual luzmer
Terapia cognitivo Conductual luzmerTerapia cognitivo Conductual luzmer
Terapia cognitivo Conductual luzmer
LuzmerBriceo1
 
Tarea
Tarea Tarea
Tarea
HatMC
 
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptxDIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
paranoidgcm
 
Trastornos Psicológicos
Trastornos PsicológicosTrastornos Psicológicos
Trastornos Psicológicos
LynetteRojas1
 
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizajeTrabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
YudelkysEsperanza
 
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdfADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
AnahiAndreaZabala
 
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdf
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdfAdios Ansiedad. David D. Burns.pdf
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdf
ssuserc645df
 
Gómez_Actividad 10.docx
Gómez_Actividad 10.docxGómez_Actividad 10.docx
Gómez_Actividad 10.docx
CGGZ87
 
Guia de ejercicios basados en la psicología positiva
Guia de ejercicios basados en la psicología positivaGuia de ejercicios basados en la psicología positiva
Guia de ejercicios basados en la psicología positiva
Ricardo Gómez Vecchio
 
Transtorno del Pánico.pptx
Transtorno del Pánico.pptxTranstorno del Pánico.pptx
Transtorno del Pánico.pptx
YHURIKOYHAILGUTIERRE
 
Tutoria albamiranda
Tutoria albamirandaTutoria albamiranda
Tutoria albamiranda
Alba Miranda
 
Tipos de terapia- g3.pdf
Tipos de terapia- g3.pdfTipos de terapia- g3.pdf
Tipos de terapia- g3.pdf
PitoSabando
 
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
Inspira y Avanza
 
Guia para el_tratamiento_de_los_trastorn
Guia para el_tratamiento_de_los_trastornGuia para el_tratamiento_de_los_trastorn
Guia para el_tratamiento_de_los_trastorn
DeliaMartinez37
 
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogosAlgunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
Franck Palacios
 
INFORME 7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
INFORME  7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdfINFORME  7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
INFORME 7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
YHONMONTESPALOMINO1
 

Similar a Cuadernillo trabajo y manejo de ansiedad (20)

Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinicoCuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo depresion para trabajar a nivel clinico
 
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicos
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicosCuadernillo de depresion. ejercicios practicos
Cuadernillo de depresion. ejercicios practicos
 
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinicoCuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
Cuadernillo autoestima para trabajar a nivel clinico
 
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidadesGuia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
Guia sobre "mindfulness" para manejar las adversidades
 
Terapia cognitivo Conductual luzmer
Terapia cognitivo Conductual luzmerTerapia cognitivo Conductual luzmer
Terapia cognitivo Conductual luzmer
 
Tarea
Tarea Tarea
Tarea
 
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptxDIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
DIAPOSITIVAS DE TCC CONCEPTUALIZACION.pptx
 
Trastornos Psicológicos
Trastornos PsicológicosTrastornos Psicológicos
Trastornos Psicológicos
 
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizajeTrabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
Trabajo final de infoctecnologia para el aprendizaje
 
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdfADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
ADIOS ANSIEDAD DAVID BURNS.pdf
 
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdf
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdfAdios Ansiedad. David D. Burns.pdf
Adios Ansiedad. David D. Burns.pdf
 
Gómez_Actividad 10.docx
Gómez_Actividad 10.docxGómez_Actividad 10.docx
Gómez_Actividad 10.docx
 
Guia de ejercicios basados en la psicología positiva
Guia de ejercicios basados en la psicología positivaGuia de ejercicios basados en la psicología positiva
Guia de ejercicios basados en la psicología positiva
 
Transtorno del Pánico.pptx
Transtorno del Pánico.pptxTranstorno del Pánico.pptx
Transtorno del Pánico.pptx
 
Tutoria albamiranda
Tutoria albamirandaTutoria albamiranda
Tutoria albamiranda
 
Tipos de terapia- g3.pdf
Tipos de terapia- g3.pdfTipos de terapia- g3.pdf
Tipos de terapia- g3.pdf
 
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
Cómo prevenir la ansiedad una guía práctica, sencilla y directa.
 
Guia para el_tratamiento_de_los_trastorn
Guia para el_tratamiento_de_los_trastornGuia para el_tratamiento_de_los_trastorn
Guia para el_tratamiento_de_los_trastorn
 
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogosAlgunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
Algunas ideas equivocadas acerca de los psicólogos
 
INFORME 7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
INFORME  7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdfINFORME  7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
INFORME 7 DICIEMBRE MENSUAL MARIA LISSETTE ASTORGA HUAMANI - copia (2).pdf
 

Último

VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIAVICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
yoselinrocio1
 
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdfNefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
guerreromariana2
 
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
PauloLandaeta
 
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdfEsquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
Javeriana Cali
 
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blancomi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
Silvana nicolle Murillo tejeda
 
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptxSESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
ladamadeverde7
 
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
Juan Rodrigo Tuesta-Nole
 
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptxnutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
samuelsullca31
 
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y  MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptxESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y  MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
KatiRodriguezLondris
 
Colocación de batas y guantes quirúrgicos
Colocación de batas y guantes quirúrgicosColocación de batas y guantes quirúrgicos
Colocación de batas y guantes quirúrgicos
amolveran
 
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexualsalud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
valerieachulla
 
El estrés , suni solano soras enfermería 1 b
El estrés , suni solano soras  enfermería 1 bEl estrés , suni solano soras  enfermería 1 b
El estrés , suni solano soras enfermería 1 b
sunisola17
 
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
Juan Rodrigo Tuesta-Nole
 
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdfFarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
ntbaptista
 
Fibrilación auricular en el adulto mayor
Fibrilación auricular en el adulto mayorFibrilación auricular en el adulto mayor
Fibrilación auricular en el adulto mayor
Alejandro Paredes C.
 
Organos y partes del sistema circulatorio
Organos y partes del sistema circulatorioOrganos y partes del sistema circulatorio
Organos y partes del sistema circulatorio
Cinthia Iza
 
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptxResinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
MIRIAMAYDEENRIQUEZSA
 
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
UDMAFyC SECTOR ZARAGOZA II
 
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
WikipediaGoogle
 

Último (20)

VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIAVICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
VICENTE DIAMANTE LIBRO DE OTORRINOLARINGOLOGIA
 
(2024-06-11). INCONTINENCIA URINARIA.pptx
(2024-06-11). INCONTINENCIA URINARIA.pptx(2024-06-11). INCONTINENCIA URINARIA.pptx
(2024-06-11). INCONTINENCIA URINARIA.pptx
 
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdfNefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
Nefropatias, infecciones de vías urinarias bajas pdf
 
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
Modulo 4 Fatiga.pptx FF-HH en Aviacion 4
 
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdfEsquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
Esquizofrenia 2024 medicina familiar.pdf
 
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blancomi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
mi comunidad (sector Monterrey) Poste blanco
 
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptxSESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
SESIÓN 11_RECLAMOS Y DENUNCIAS_SUSALUD.pptx
 
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
15 de Junio 2024: Dia mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en l...
 
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptxnutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
nutrición y dieta alver sullca Huaman 1B.pptx
 
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y  MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptxESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y  MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
ESTRUCTURA Y FUNCIONES MACROSCÓPICA Y MICROSCÓPICA DEL SISTEMA.pptx
 
Colocación de batas y guantes quirúrgicos
Colocación de batas y guantes quirúrgicosColocación de batas y guantes quirúrgicos
Colocación de batas y guantes quirúrgicos
 
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexualsalud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
salud salud para mejorar y tener una adecuada salud sexual
 
El estrés , suni solano soras enfermería 1 b
El estrés , suni solano soras  enfermería 1 bEl estrés , suni solano soras  enfermería 1 b
El estrés , suni solano soras enfermería 1 b
 
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
SARCOPENIA Y OBESIDAD SARCOPÉNICA EN EL ADULTO MAYOR 2024
 
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdfFarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
FarmacoFlash Veterinaria España_ resumenes.pdf
 
Fibrilación auricular en el adulto mayor
Fibrilación auricular en el adulto mayorFibrilación auricular en el adulto mayor
Fibrilación auricular en el adulto mayor
 
Organos y partes del sistema circulatorio
Organos y partes del sistema circulatorioOrganos y partes del sistema circulatorio
Organos y partes del sistema circulatorio
 
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptxResinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
Resinas FARMACOGNOSIAAAAAAAAAAAAAAA.pptx
 
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
(2024-06-18). Papel de iSGLT2 en ICardiaca (PPT)
 
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
424243010-Incisiones-de-La-Pared-Abdominal-1.pptx
 

Cuadernillo trabajo y manejo de ansiedad

  • 1.
  • 2. PRESENTACIÓN La ansiedad es una problemática atemporal. Considerada por muchos sólo un sentimiento, por otro un trastorno, es una consulta recurrente en psicología. Hay profesionales que la consideran un trastorno propio de nuestro tiempo, una problemática actual debido al estilo de vida moderno y a la constante búsqueda de lo inmediato. Sin embargo, es cierto también que la ansiedad ha existido siempre. Según la Organización mundial de la salud, la ansiedad es un trastorno que afecta a 260 millones de personas alrededor del mundo. Existen estudios que sugieren que es la “epidemia” en nuestro país. El último Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental realizado, arroja resultados que sugieren y concluyen que la ansiedad representa la patología mental más frecuente en los argentinos. Las redes sociales, internet y la información en línea facilitan el acceso a todo el mundo; quien puede acceder a información (certificada o no) sobre cuáles son los síntomas más comunes de la ansiedad, así como de otras patologías, trastornos, etc. Es por esto que no es casual que cada vez haya más consultas de pacientes que atribuyen ciertos síntomas o sensaciones a la ansiedad, pudiendo el profesional confirmar el diagnóstico o no. A la vez, es muy frecuente encontrar pacientes que no llegan con una idea de que es la ansiedad, sin embargo, podemos establecer cierta correlación con el diagnóstico. Esto por supuesto dependerá de la línea teórica que siga el profesional. En Campo Psi Recursos pensamos en que es beneficioso para cualquier terapia contar con herramientas de abordaje diseñadas para cada caso. Por supuesto que el caso por caso no significa “patología a patología”, sino más bien teniendo en cuenta la individualidad subjetiva de cada paciente.
  • 3. Sin embargo, existen herramientas clínicas que pueden ayudar al paciente a mantenerse activo dentro de su terapia; y complementando a las entrevistas semanales, se puede lograr potenciar las expectativas clínicas. En este cuadernillo encontrará actividades, reflexiones, información, hojas de registros, consejos, alternativas, etc. Es importante situar este paquete de recursos como lo que es: recursos complementarios a una terapia profesional, y no constituyen herramientas de diagnóstico, tratamiento o autoayuda. Son herramientas que recomendamos a los profesionales de la salud; psicólogos específicamente, y que los pacientes deben usar dentro del dispositivo clínico. El marco teórico en el cual se inscriben es la terapia cognitivo conductual, pudiendo de todas maneras ser utilizados como herramientas por profesionales con otras orientaciones clínicas. En las siguientes páginas encontrará información de cómo utilizarlo; información para profesionales e información para pacientes. Así como también información específica sobre qué es la ansiedad, cuáles son los síntomas, así como también actividades específicamente pensadas para pacientes que la sufren. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución- NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Prohibida su venta y divulgación sin autorización
  • 4. Nuestro equipo de trabajo dentro de Campo Psi recursos es compuesto por profesionales psicólogos y psicopedagogos. Por lo cual nuestro enfoque a la hora de crear nuestros materiales es estrictamente profesional, basado en nuestra experiencia clínica con pacientes propios y en la formación académica que tenemos. Detectamos diversas situaciones dentro del consultorio y las volcamos como necesidades de abordaje; de allí surgen los distintos materiales que tenemos disponibles, sea para niños, adolescentes o adultos. En este caso en particular, el cuadernillo que tiene en manos es el resultado de observar que a nuestras consultas clínicas llegan todos los meses pacientes con síntomas que podrían corresponder a la ansiedad. Por lo cual, el material se centra en ofrecer herramientas clínicas que complementen a la terapia que usted realice como profesional, y no constituyen en sí mismas herramientas diagnósticas o de tratamiento propiamente dichas. Es decir; son herramientas complementarias. Recomendamos utilizar este cuadernillo como guía de planificación de las sesiones. Así mismo su utilidad debe darse después de sesiones preliminares en donde usted ya ha tenido suficientes entrevistas con su paciente, ha aplicado una batería de psicodiagnóstico (si correspondiere) y ha establecido un diagnóstico presuntivo. Nuestra recomendación es que utilice este cuadernillo habiendo realizado ya todos los pasos anteriores, pues eso le dará la suficiente información al respecto de la persona que tiene en frente y la responsabilidad de poder decidir qué caminos terapéuticos seguir. No es recomendable comenzar a trabajar con el cuadernillo desde la primera sesión.
  • 5. A la vez; respecto a trabajar con un mismo cuadernillo en diferentes pacientes, dependerá de su elección. El beneficio de adquirir material digital es que puede utilizarlo con todos sus pacientes, pues le permite imprimir las veces que necesite. También puede imprimir por secciones o por actividades determinadas, decidiendo cuales son más útiles para usted según el caso. Las actividades y técnicas no siguen un orden establecido y no se trata de un cuadernillo “sesión a sesión”. Le recomendamos hojear todo el cuadernillo a fin de conocer lo que ofrece y después decidir con cuales actividades/técnicas trabajar según sus pacientes. Pero es importa aclarar que no es necesario ir trabajando hoja por hoja ni tampoco sesión por sesión. ¿A qué población está destinado el presente cuadernillo? De acuerdo a los ejercicios, recomendamos para adolescentes mayores desde los 16 años, jóvenes adultos, adultos de mediana edad y también (dependiendo el caso) adultos mayores. Respecto a éste último grupo, dependerá del grado de deterioro cognitivo de la persona, ya que las actividades requieren reflexión, escritura y conversación. También, puede utilizar las fichas anexas, que se tratan de fichas imprimibles; en formato individual, que puede utilizar como recurso para darle al paciente actividades para reflexionar y resolver en su casa. Se tratan de ejercicios que promueven y continúan al trabajo realizado en la sesión, en consonancia con los temas tratados, y que permiten que el paciente continúe el trabajo de introspección y autoanálisis por su cuenta.
  • 6. ¡Bienvenido! Queremos contarle que somos Campo Psi Recursos, los autores del cuadernillo de trabajo que tiene en sus manos. El profesional que lo está asistiendo guiará su tratamiento, este cuadernillo es solo una herramienta más dentro de la terapia. Dentro de él encontrará diferentes partes;  Información que le recomendamos que lea atentamente y que pueda ampliar de ser necesario, buscando más información que disipen sus dudas y charlando con su terapeuta. Acceder a información que nos permita entender qué es lo que sentimos, que permita poner en palabras aquellas sensaciones muchas veces inexplicables, es muy beneficioso.  Actividades de presentación, que requerirá que usted haga el esfuerzo de contar sobre su vida en general, sobre su historia, sobre los hechos de su vida.  Actividades en relación a los síntomas que presenta; estos le van a permitir poder diferenciarlos, esclarecerlos, clasificarlos, y de alguna manera mantener un “orden” dentro de todo lo que usted siente y por lo cual llegó a su terapia.  Actividades-técnicas que le darán herramientas de abordaje dentro de momentos críticos. Es importante utilizar dichas herramientas con el acompañamiento de su terapeuta y/o familia. Algo muy importante a tener en cuenta es que este cuadernillo es un libro de autoayuda. Si usted ha accedido a él por cuenta propia, sin haber realizado una consulta con un profesional competente, le recomendamos realizarla.
  • 7. Esto se debe a que cuando diseñamos el cuadernillo lo hicimos pensando en un dispositivo clínico de abordaje profesional; es decir que este cuadernillo y sus actividades forman un complemento; no se debe realizar las actividades por el paciente sólo. Es importante contar con la presencia de un profesional con cual leer las consignas, charlarlas, comentar para qué le van a servir, desarrollarlas y comentar su efecto posterior. Si usted decide trabajar el cuadernillo por su cuenta, posiblemente sienta que no la ayuda o que sus “ejercicios” son simples. Sin embargo, al realizarlos dentro de un dispositivo clínico, en donde usted estará acompañado, contenido y asistido por un profesional; el resultado final es totalmente distinto, pues a la par de estas actividades el profesional acompañará con su técnica. Le recomendamos que cualquier duda lo hable con su psicólogo.
  • 8.
  • 9.
  • 10.
  • 11. La ansiedad tiene muchas formas. Y se presenta de diversas maneras. Y ante situaciones diferentes. No existe “LA” ansiedad como un término totalmente aplicable a todos los pacientes que la padecen. Tampoco es cuestión de ir tachando síntomas de una lista interminable de sensaciones mentales o fisiológicas. Porque la ansiedad que viva usted es diferente a la vivida por otra persona; cada uno tiene sus matices e intensidades que dependen de la personalidad y la subjetividad de cada uno. Sin embargo podemos revisar las diferentes definiciones científicas a fin de entender más acerca de la ansiedad. La organización mundial de la salud considera que se trata de trastorno de ansiedad y considera que se tratan de problemas habituales de salud mental que afectan a la productividad y el trabajo. Considerada por la OMS como la primera causa de discapacidad laboral en el mundo. Y arroja la cifra de que 260 millones de personas en el mundo la sufren. Según el manual diagnóstico DSM-IV se trata de una aparición temporal y aislada de miedo o malestar intenso, acompañada de cuatro o más síntomas entre los cuales se enumeran palpitaciones, sudoración, temblores, fatiga, sensación de ahogo, nauseas, inestabilidad, mareo, desmayo, parestesias, apnea, etc. Estos síntomas por separado y porciones de tiempo determinadas no constituyen un diagnóstico determinado. El manual ofrece diversos criterios a la hora de establecer un diagnóstico diferenciado, en el cual poder establecer además si se trata de ansiedad generalizada o diferentes ‘subtipos’ de ansiedad entre las que se enumeran la agorafobia, ataque de pánico, fobia específica, etc. Más allá de las cuestiones estrictamente científicas en relación a diagnosticar o no
  • 12. la ansiedad, es importante entender que cada experiencia clínica es diferente. Y en lo que respecta a poder formular una definición más coloquial del término, diremos que la ansiedad es una reacción emocional. Y como una reacción propiamente dicha se desarrolla ante un estímulo, que en el caso de la ansiedad llamaremos eventos desencadenantes. Dicha respuesta o reacción emocional es necesaria para la supervivencia del ser humano. Es decir, la ansiedad tiene un componente de protección y por lo tanto de saludable: la ansiedad es una respuesta emocional que intenta proteger al sujeto ante un peligro, real o imaginario. Como respuesta ante un posible o eventual peligro se constituye como sano en porciones justas. Sin embargo, existen situaciones en las cuales la ansiedad alcanza niveles de intensidad poco manejables para el sujeto, ocasionando una serie de síntomas que el paciente sufre en el cuerpo. Si existe una forma sencilla de definir la ansiedad es el temor a que algo malo suceda. Esto conlleva a una sensación anticipatoria que produce una serie de síntomas físicos y emocionales relacionados a lo que suponemos que va a salir mal. Es importante recalcar el sentido temporal de esta definición: la ansiedad es el miedo a algo que aun NO ha ocurrido y que suponemos que en el futuro nos va a producir angustia. La ansiedad es un exceso de futuro, asociado a una dificultad para mantenerse en el presente. El querer evitar ese malestar (por aquello malo “que va a suceder”) arrastra a la persona a un terreno de pánico, en donde cada vez que se piensa en lo que va a suceder y se busca evitar que suceda, la persona se encuentra desvalida, pues confirma que no se siente con los recursos necesarios para hacerle frente a esa eventual situación. Podemos decir entonces que una forma de definir la ansiedad es el miedo al miedo. Miedo a la angustia. La persona se auto-coloca a sí misma en una postura de incapacidad, “soy incapaz de lidiar con esto”, y por lo tanto el cuerpo reacciona con una serie de síntomas que intentan protegerlo. Es por eso que debemos empezar por reconocer que la ansiedad en sí no es del todo “mala”, pues se trata de una respuesta protectora.
  • 13. En términos de quien la vive la ansiedad es una sensación que llega sin aviso, de la nada. Un estado general de molestias físicas, emocionales y mentales. Un estado de miedo, inquietud, angustia, confusión. Una sensación de no tener control sobre uno mismo. Sin capacidad de tener poder sobre tu cuerpo y tu mente. Posiblemente se viva como un oleaje de emociones incontrolables, que abruman y ahogan. Que en algunos casos la persona puede sentir incluso que puede morir. Sin duda alguna; es totalmente tratable y con la ayuda de un profesional, usted puede sentir que nuevamente toma el control de su vida.
  • 14.
  • 15.
  • 16. Me falta el aire y me cuesta respirar. Me ahogo. Siento taquicardia. Me sudan las manos o el cuerpo. Me duele la cabeza. Me duele el estómago. Tengo nauseas. Siento que me tiembla y se me afloja el cuerpo. Siento vértigo. Pierdo el apetito Tengo mucho apetito. No me siento satisfecho. Me da sueño No puedo dormirme. No tengo energía. Me siento muy inquieto
  • 17. Bajo grado de ansiedad Alto grado de ansiedad Evitación Conocer nuevas personas Comer en lugares públicos Beber con otras personas en lugares públicos Llegar tarde a un lugar donde hay personas. Hablar con personas que tienen autoridad Dar un examen Hacer una presentación o dar una charla ante un público Ir a una fiesta Trabajar mientras lo están observando Llamar por teléfono a alguien desconocido Hacer un pedido en una tienda Ir al medico Orinar en servicios públicos Ser el centro de atención Dar su punto de vista en una reunión Expresar desacuerdo o desaprobación a otra persona Mirar a los ojos a alguien Viajar Intentar hablar con una persona que le interesa Pedir un reembolso de una compra a una tienda Dar una orden o directiva Ofrecer una fiesta o una reunión Decir que no. Encargarse de una responsabilidad laboral Marcar el error a otra persona Hacer deportes o ir al gimnasio Bailar en una fiesta Viajar en transporte publico Preguntar por una dirección en la calle
  • 18. Quizás sientas que la ansiedad es tu peor pesadilla. Y pensar en tener que “aceptarla” como parte de tu vida, cuando viniste aquí justamente a intentar deshacerte de ella, suena hasta ilógico. Sin embargo, un paso fundamental para superarla es justamente aceptarla. Ya que eso implica aceptar su verdadera cara: la ansiedad no supone un peligro para ti. Y al desenmascarar esta faceta de esa pesadilla, el proceso de superación es más sencillo. En pocas palabras, aceptar la ansiedad es dejar de luchar contra ella. Ya que lo contrario a la aceptación es la negación, la resistencia, el quejarse de lo que sucede, el renegar de su existencia, y una serie de pensamientos negativos, culposos y que en definitiva generan más expectativa y ansiedad, que ocasionan a la vez los síntomas de los que ya hablamos. Es decir; es como querer combatir ansiedad con más ansiedad. Aceptar la ansiedad no es no hacer nada para sentirte mejor. Sino que implica conectarte con tus emociones y sensaciones de manera consciente y dar espacio a permitirte sentir y fluir con ellas. El poder vivir la ansiedad de manera consciente, va a ocasionar algo muy beneficioso: entenderás que no supone un peligro real para ti. Además de ello, dejas de culparte por lo que sucede, dejas de victimizarte por lo que estas sintiendo, dejas de culpar a los demás, asumes responsabilidades de ciertas cosas y aceptas que no tienes control de otras, reconoces la realidad y estas dispuesto a escuchar el mensaje que tu mismo cuerpo te está dando. Aceptar no implica no sentir dolor, si no que estás más preparado para hacerle frente. No aceptar toda esa energía que es la ansiedad solo ocasiona que se haga más intenso y se escape de tus manos. Si lo aceptas como parte de la vida, tienes consciencia de lo que sucede, tu cuerpo tiene más herramientas por lo tanto se relajará más fácilmente, y tu mente encuentra la manera de ver las cosas con más claridad. Si logras aceptar la ansiedad podrás descubrir más cosas sobre ti mismo.
  • 19.
  • 20.
  • 21. Como hemos hablado al principio; la ansiedad es una forma de intentar protegerte. Opera como un mecanismo de defensa. La función de la ansiedad mantener al cuerpo activo, dispuesto a enfrentar situaciones de peligro, aunque por supuesto sus síntomas se sienten como si fueran el auténtico peligro. La sensación de peligro que siente la persona viene dada justamente por la dificultad de anticiparse a ciertos eventos. Y es que la ansiedad tiene causas y desencadenantes. Es importante diferenciarlos: una causa no es lo mismo que el disparador o desencadenante. Las causas de cuestiones emocionales (entre las que entra la ansiedad) tienen que ver con cuestiones de nuestra personalidad; patrones de conductas, factores que operan a nivel de pensamiento, estilos de pensamiento y estilos de vida, costumbres, reglas y pautas que hemos heredado y adquirido a lo largo de la vida. Y que direccionan la forma en la cual nos comportamos. Los desencadenantes son más bien situaciones de la vida cotidiana, que suceden de un momento a otro y que pueden activar en nuestra mente una serie de factores que se relacionan directamente a las causas mencionadas. Es decir la ansiedad está allí en nosotros, latente (ocasionada por diferentes patrones, creencias, costumbres, etc., que venimos arrastrando) y cuando ocurren ciertas situaciones específicas del quehacer cotidiano que se relacionan a esos patrones preestablecidos y adquiridos, los síntomas ansiógenos se ponen en marcha, pues todo indica que esa situación nos pone en peligro. Y el cuerpo y la mente reaccionan.
  • 22. Es común en las consultas escuchar “me dio ansiedad porque me pidieron una presentación oral frente a todos mis compañeros”; o “me da ansiedad cuando la gente me mira fijo”. Estas son situaciones, que llamaremos eventos desencadenantes. No son la causa de la ansiedad: digamos que son la gota que rebalsa el vaso de la ansiedad… un vaso que vienen lleno (de prejuicios, patrones, reglas, creencias, etc.) desde hace mucho tiempo. Encontrar “la causa real” implica trabajar en un proceso interno de autoconocimiento, para el cual la terapia es muy beneficiosa. Por lo cual, felicidades, estas en el camino correcto. Pero hablemos de esos eventos desencadenantes. Ocurren todo el tiempo. Y sin aviso. No es posible controlarlas; pues se tratan de situaciones ambientales, relacionales. Tienen que ver con los otros más que con nosotros. Y poder entender que es imposible luchar para que no ocurra, quita un peso enorme de encima de tus hombros. Pero es posible anticiparse a ello, pronto hablaremos de ello. Estos disparadores por sí solos quizás no ocasionarían ansiedad a cualquier persona. No todas las personas tienen ansiedad cuando se les encarga disertar en una reunión, o cuando su jefe les encarga una tarea de mucha responsabilidad, por ejemplo. Entonces; ¿Por qué a ti? ¿Por qué te sucede a ti? Para esto es importante volver a las causas; ellas son las verdaderas ‘responsables’ de lo que te sucede. Trabajar de raíz en terapia te dará las respuestas. Y sobre todo te dará la posibilidad de entender que los eventos desencadenantes por sí solos no son situaciones de peligros. Podrás quitarle el peso de cargarlos negativamente con tanta energía y expectativa, y sobre todo dejarás de huir de ellos. Es decir: trabajando en las causas reales de tu ansiedad, podrás entender que no siempre que te encarguen una disertación frente a tu jefe y compañeros de trabajo sentirás ansiedad; que no necesariamente cambiar de colegio es malo, que no siempre que alguien te mira fijo sentirás todos esos síntomas. Vamos desmarañando creencias y mitos en pos de crecer.
  • 23.
  • 25. Preocuparnos supone un excesivo intento de la mente por anticipar el futuro. Preocupaciones: pre-ocupación, ocuparse ante de que ocurra, ocuparse cuando aún no es una realidad. Si lo miramos como una forma de anticipar y “estar preparados” quizás nos preguntemos; ¿pero entonces que tiene de malo? Sin embargo, el ocuparse de algo que aún no ha ocurrido implicar cargar a la mente y al cuerpo de energía que no tiene sentido de ser. Ocupar la mente en cosas que aún no sucedieron y sobre todo pensar en que cuando sucedan saldrá todo mal; solo desconecta del presente, no permite ver la realidad con la claridad suficiente, y aumenta la tensión corporal. Si lo piensas sincera y detenidamente las preocupaciones nunca suponen algo positivo; son una serie de pensamientos sobre algo que va a ocurrir, cargados de sensaciones negativas de que algo va a resultar mal, lo que los vuelve muchas veces incontrolables. Las personas que viven preocupadas son expertas generadoras de problemas: siempre están descubriendo “posibles problemas” pero con la mente lo suficiente ocupada en esas preocupaciones, son incapaces de generar respuestas o soluciones prácticas. La preocupación es útil solo cuando moviliza a actuar; sin embargo, una persona con ansiedad rara vez podrá responder: su cuerpo es incontrolable. Si la respuesta es de parálisis no sirve para nada. Aprender a identificar de que nos preocupamos y poder diferenciar entre cuales son los escenarios posibles de una situación nos da más herramientas para hacer frente a cualquier evento.
  • 26.
  • 27.
  • 28.
  • 29.
  • 30.
  • 31.
  • 32. Tal como hemos visto en el cuadro de las primeras hojas, la ansiedad es un círculo vicioso. Y entre circulo, los pensamientos son una parte importante en mantener ese circuito funcionando. Ante el ejemplo de tener que exponer frente a un grupo de personas, usted comienza a sentir los síntomas de la ansiedad y el pensamiento inicial es “no lo voy a poder hacer, lo haré mal”, lo cual genera la sensación de incapacidad ante una situación que lo deja desvalido, y los síntomas se incrementan, taquicardia, hiperventilación, sudoración, etc… Entonces el pensamiento aparece de nuevo, pero más determinante: “siento que me estoy quedando sin aire”, “siento que me estoy muriendo”. ¿Le suena parecido? Sucede todo el tiempo. Y estos pensamientos solo ocasionan que la cadena siga avanzando. Por supuesto que aprender a lidiar con estos pensamientos no es tan sencillo como aconsejar sencillamente “pon tu mente en blanco”. Lo importante es trabajar con ellos; tener registro de lo que pasa por su mente en esos momentos, tenerlos presentes y poder analizarlos para encontrar una vía de trabajo. Esto permitirá clarificarlos, clasificarlos y sobre todo determinar si son preocupaciones reales o no. Siempre recuerde que los pensamientos que se ocasionan en el círculo de la ansiedad son errores de pensamiento, distorsiones cognitivas de la realidad. Una persona ansiosa tiende a pensar de manera distorsionada, porque toda la carga negativa que arrastra desde la causa misma de la ansiedad (de la cual ya hablamos) es excesivo para una persona. Usted puede cambiar su forma de pensar; no está condenado a sentir siempre lo mismo.
  • 33.
  • 34.
  • 35.
  • 36.
  • 37. Sería interesante que puedas hacerte una sencilla pregunta: ¿Todo lo que sientes es ansiedad? Quizás tu respuesta inicial sea ‘no’, y está bien. Pero entonces; ¿Qué más sientes? Esta es una pregunta mucho mas compleja de lo que parece, pues alude directamente a nuestro conocimiento sobre las emociones. Y tal vez sientas que no hay nada que alguien te pueda explicar sobre las emociones, porque ya sabes cuales son. Sin embargo, cuando una persona está luchando con su ansiedad, normalmente asocia toda emoción a ella. Y es importante diferenciar lo que sentimos para poder gestionar de manera correcta dichas emociones. Entonces si queremos ‘repasar’ las emociones que conocemos, seguramente diremos que son la alegría, la tristeza, la ira, la tranquilidad, el miedo, etc. Es tal cual; sin embargo, las emocionen conviven entre sí y en una misma situación podemos pasar por diferentes estados emociones sin que eso suponga un trastorno. Es normal poder sentir diferentes emociones confrontándose entre sí, aunque eso suponga muchas veces la sensación de “no sé qué me pasa”, “me siento feliz, pero a la vez con miedo”, “tengo un montón de sensaciones que no son que son”, etc. Todo ese embrollo emocional habla, más que de falta de conocimiento de las emociones, de la dificultad de conectarnos con ellas. Sabemos que están ahí, sabemos que suceden, pero no nos permitirnos vivirlas, sentirlas, experimentarlas en el cuerpo y la mente. Si te pidiera en estos momentos que nombres sensaciones físicas o pensamientos que ocurren cuando estás feliz, posiblemente puedas nombrar un par, pero quizás sean por lo que “supones que debería sentirse”.
  • 38. No te sientas mal, no te ocurre solo a ti. Normalmente vivimos las emociones en automático. Rara vez nos detenemos a pensar en el aquí y el ahora para conectar con eso que estamos sintiendo. Y cuando hablamos de ansiedad todo eso se potencia, por lo que ya venimos hablando. Y generalmente asociamos a la ansiedad con una o dos emociones negativas; miedo y angustia. Pero la ansiedad es un estado en el que confluyen muchas emociones juntas. Y no se tratan de “emociones negativas”. Tachar una emoción de negativa genera la necesidad de evitar sentir eso. Y vivimos en un estado constante en el cual intentamos evitar sentir dolor, sentir miedo, sentir angustia. Y deseando poder sentirnos felices. Muchas veces confundiendo felicidad con euforia o con un estado en el cual “nada malo pasa”. En todo caso podemos hablar de emociones agradables o desagradables, pero nada tiene que ver con lo bueno o malo. Pensar el miedo o la angustia como negativo solo los intensifica. Las emociones existen y aparecen porque necesitan que les prestes atención, al evitarlas solo lograrás que se hagan más fuertes a fin de “ser escuchadas”. Y además bloqueas las emociones más agradables, pues al evitar sentir te desconectas del presente incluso de aquellas cosas que si te gustaría experimentar. Las emociones son energía que fluye por el cuerpo; taparlas acumula toda esa carga que luchará por salir de algún modo u otro. Y allí es cuando explotas. ¿Te ha sucedido que alguna vez que ante una situación que no consideras demasiado complejas terminas explotando en ira, frustración, enojo y quizás peleando o discutiendo con otras personas? ¿O que de pronto ante cualquier cosa que te suceda lloras desconsoladamente intento explicar que no sabes porque sientes esas ganas de llorar? Todo eso es por esas veces en las cuales intentaste ponerle un tapón emocional a tu mente. Lo cual es normal, al pensar en que vivimos una sociedad que reprime, diseñada para esconder las emociones, de las cuales poco nos hablan. Pero siempre hay tiempo para comenzar a hablar de ellas.
  • 39.
  • 41. Es un poco contradictorio pensar en esto de “anticipar” cuando venimos sosteniendo que la ansiedad se ocasiona justamente por ese exceso de futuro incierto que nos desconcierta y pone a funcionar ese pensamiento catastrófico. Pero cuando hablamos de anticipar para prevenir no hablamos de pensar en que todo va a resultar en algo mal. Si no de pensar de manera ordenada en las posibilidades de que ocurran determinadas cosas. Para esto, es necesario poder clarificar de antemano las cosas que nos sucede y que sentimos. Es decir; hablar de ellas, anotarlas, registrarlas, etc. Así podremos identificar cuáles son las situaciones que más temor nos ocasionan y poder actuar sobre ellas para tratar de anticipar nuestra reacción. Esto es importante marcar: no podemos controlar los eventos que ocurran, por más intención que pongamos a anticiparnos a ellos. Podemos anticiparnos a ellos para controlar lo que sintamos, lo que nos produzcan y tener herramientas claras y concisas sobre como actuar. Es decir; trabajemos para que una vez que sucedan poder tener la mente fría, en blanco, el pensamiento clarificado ya que habremos pensado en el posible escenario previamente y tendremos más posibilidades de salir de esa situación sin sentirnos desvalidos. Anticipar para prevenir supone pensar en que eso que tememos es posible que pase pero que tenemos todo lo necesario para hacerle frente; somos capaces de enfrentar y de lograr lidiar con ello. Implica pensar en el miedo con la mente fría cuando no está bloqueada por la ansiedad, lo cual nos permite pensar “si estuviera en esta situación, ¿que podría hacer?”. A nivel cognitivo eso ocasiona tranquilidad, pues en el momento en que realmente ocurra (si sucede) estaremos listos para ella.
  • 42.
  • 43.
  • 44.
  • 45.
  • 46.
  • 47. No es ninguna novedad que en este preciso momento estás respirando. Lo hacemos todos, lo sabemos hacer desde que nacemos y es lo que nos mantiene vivos. Todo ser humano sabe respirar. Lo hacemos de manera automática. Sin embargo, no todos saben utilizar su respiración. Usar la respiración para tu beneficioso implica respirar de manera consciente, lo cual tiene un efecto relajante y tranquilizador para la mente. ¿Alguna vez te has puesto a pensar en que es lo que le pasa a tu cuerpo cada vez que respiras? ¿Te detuviste a ver que sensaciones tienes con cada inhalación y exhalación? ¿Conoces cual es tu ritmo? ¿Qué profundidad alcanzas? ¿Te das cuenta cuando tu respiración pasa por diferentes tiempos? Seguramente no, porque respiramos sin pensarlo. Es un reflejo. Pero si le prestáramos atención podríamos utilizarla a favor nuestro. Respirar de manera consciente implica darse cuenta de que estas respirando en el momento en el que estas respirando. Es prestarle atención a como el aire ingresa y sale. Es tan sencillo como tomar contacto con tu interior y con ese proceso de purificación corporal. Y es beneficioso pues te conecta al momento presente. La ansiedad normalmente te lleva al futuro. La respiración consciente te trae de vuelta al aquí y ahora. Te conecta a tus latidos que si te fijas van en sincronía con tu respiración; a latidos más acelerados respiración más acelerada, menos oxígeno y por lo tanto mas taquicardia. Y viceversa. La respiración consciente logra una entrada y salida de aire más fluida, y por lo tanto más tranquila, logrando disminuir el ritmo cardiaco y por ende logrando relajar el cuerpo. Practicar la respiración te ayudará en formas que ni siquiera te imaginas.
  • 48.
  • 49. El mindfulness es la disciplina que pregona la atención plena. Consiste en practicar estar en el presente, estar consciente de manera intencional de lo que hacemos y lo que sentimos sin juzgar o rechazar ninguna sensación. Es una disciplina que se utiliza mucho en meditación; por los números beneficios para encontrar la calma y la tranquilidad. Conectarse al presente es una herramienta muy útil para quienes, como usted, sufren ansiedad. Por lo cual, aprender acerca de ella y practicar las técnicas mindfulness o de atención plena le ayudarán mucho a su proceso terapéutico. Los beneficios que se obtiene propician obtener una nueva mirada acerca de los problemas, menos catastrófica y más real (más acertada según la realidad y no enfocada en las distorsiones cognitivas que de las que venimos hablando), el poder enfocarse en las fortalezas y no en las debilidades, y la capacidad de salir de manera más sana de las crisis, lo que lleva a sentir momentos de calma y paz. Para meditar con atención plena no se necesita grandes cosas, sin embargo si nunca has meditado puedes solicitar ayuda a tu terapeuta para guiarte en tus primeros pasos hacia estas técnicas. También practicar diferentes técnicas disponibles en la red. O sencillamente destinar 5 minutos a hacerlo por tu cuenta: encontrar un lugar cómodo, acomodarte en una posición cómoda (acostada o sentada), y respirar lentamente y de manera consciente (utilizando la técnica aquí expuesta o la de las fichas), intentando conectar mentalmente con el momento presente en el cual estás, prestando atención a lo que te rodea y expulsando de tu mente todo pensamiento que no sea el presente. Solo respirar. Poco a poco será más sencillo.
  • 50.
  • 51.
  • 52.
  • 53.
  • 54.
  • 55.
  • 56.
  • 57. Escribe aquí tus apreciaciones sobre tu recorrido con este cuadernillo Y en qué cosas sientes que te ha ayudado….